Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Lo que las ventas de autos de lujo pueden enseñarte acerca de cómo funciona el dinero

Por Robert Kiyosaki | Publicado en Educación Financiera | 20 de octubre, 2017

Robert KiyosakiA todo el mundo le encanta comprar cosas lindas. Aquellos que dicen que no… bueno, son mentirosos que no pueden permitirse las buenas cosas.

Desde antes de que podamos incluso hablar, estamos cableados para seguir la próxima cosa brillante. También estamos cableados para consumir tanto como podamos. Es el principio de la escasez que hemos heredado de nuestros días de cazadores-recolectores. Nunca sabes cuándo no tendrás lo que necesitas, así que mejor consume todo lo que puedas hoy.

Esto explica por qué tantas personas tienen dificultades para controlar sus gastos. Y explica por qué las deudas del consumidor están peligrosamente cerca de lo que estaban antes de la Gran Recesión del 2008. Según CNN Money, en 2016, “la deuda de los hogares aumentó 460.000 millones de dólares, el mayor aumento en casi una década”. Según el artículo, la deuda total de los hogares es ahora de 12,58 billones de dólares; sí, billones a finales de 2016.

Parece que nunca aprendemos… y que estamos condenados a repetir nuestros errores.

Alta velocidad

En la actualidad, hay una euforia en los mercados que desafía los fundamentos. Hace unas semanas, el Promedio Industrial Dow Jones superó el récord de 21.000 puntos. Está siendo apodado el “Trump Bump”, con las acciones subiendo 5% desde que asumió el cargo. Al parecer, los mercados se sienten muy bien acerca de la agenda política del Presidente Trump… y están apostando por su implementación.

¿Qué tan genial se sienten?

Bien según el Wall Street Journal, “Las ventas de vehículos fabricados por Bentley de Volkswagen AG, Ferrari SpA, Maserati Fiat Automobiles NV, Porsche AG y BMW AG Rolls-Royce saltado un estimado de 18% desde las elecciones presidenciales del 8 de noviembre 8 hasta enero, comparado con el mismo período en 2016, según Autodata Corp. Eso supera con creces las ganancias que estas marcas de lujo había logrado en los 10 meses anteriores.

En el artículo de WSJ “¿Qué debes comprar cuando Trump gane? Un Bentley,” el escritor Chester Dawson explica este golpe en las ventas de los automóviles de lujo: “Bautizado como ‘el efecto riqueza’ por los economistas, las ganancias percibidas en los valores de las carteras pueden impulsar a los compradores de valor neto ultra alto a fanfarronear con activos duros como el arte fino, los bienes raíces y los autos de lujo. Algunos en la industria automotriz también están viendo un ‘Trump bump’ basado en las expectativas del estímulo fiscal y posibles recortes de impuestos bajo la nueva administración que impulsará las ganancias corporativas y mantendrá las acciones en ascenso.”

Un Patrimonio Neto alto no es igual a una inteligencia financiera alta

Esto demuestra que “un valor neto ultra alto” no es igual a una inteligencia financiera ultra-alta. Comprar artículos de lujo sólo porque el mercado está sobrecalentando es la definición misma de contar tus huevos antes de que empollen.

En la mayoría de los casos, las personas que están comprando estos artículos de lujo no lo están haciendo porque sean realmente más ricos. Lo están haciendo porque se ven más ricos en el papel. Ellos no han vendido sus acciones. Simplemente tienen acciones que, por ahora, tienen un valor más alto. Pero uno sólo tiene que mirar a la burbuja de las “punto com” a principios del 2000 y el colapso inmobiliario de finales de los 2000s para darse cuenta de que la riqueza en papel y la riqueza verdadera son dos cosas diferentes.

La historia en el WSJ sobre autos de lujo llamó mi la atención porque es un buen paralelo a otra historia que me gusta contar sobre cuando quería un Bentley (cuyas ventas están arriba un 10,8% de acuerdo con el WSJ desde Trump, coincidentemente).

Cómo comprar un Bentley

Hace algunos años, hablé con mi esposa, Kim, acerca de mi deseo de comprar un nuevo Bentley. Ambos estuvimos de acuerdo en que sería fácil para mí pagar el coche en efectivo. Teníamos el dinero. Pero tener el dinero no era el problema. Como grandes creyentes en la mentalidad (y la gratificación retrasada) ambos estuvimos de acuerdo con que había una mejor manera para mí de conseguir el asiento del conductor de este nuevo sueño.

Tanto Kim como yo nos sentamos y determinamos lo que costaría el nuevo automóvil mensualmente, lo que nuestro flujo de efectivo tendría que ser. Entonces, juntos (y esto fue divertido) fuimos de compras no por un nuevo Bentley sino por un nuevo activo que pagará el Bentley.

Kim y yo encontramos un gran activo, y después de seis meses tuvimos suficiente flujo de efectivo del activo para pagar los costos mensuales de mi nuevo auto, y algo más. Lo mejor de todo este ejercicio no sólo es que tengo mi nuevo Bentley, sino que también me quedé con un activo que tiene flujo de dinero positivo y que está aumentando mi riqueza, y no sólo haciéndome ver rico en papel.

Dos formas de ver la riqueza

Esta es una historia sencilla, pero importante. Hay dos formas de ver la riqueza. Una es en el papel. Así es como la mayoría de las noticias, y francamente, la mayoría de los contadores la ven. El balance tradicional es humo y espejos, trucos de contabilidad para hacerte lucir más rico de lo que eres.

La otra manera de ver la riqueza es la forma de Padre Rico. Es mucho más simple. Está basado en esta importante verdad. Un activo es cualquier cosa que ponga dinero en tus bolsillos. Un pasivo es cualquier cosa que te saque dinero de tus bolsillos.

Dada esta definición de riqueza, los activos en papel que crecen en valor sin proporcionarte un flujo de dinero no son activos. Son en realidad pasivos ya que tuviste que pagar de tu bolsillo por ellos. Sólo se convierten en activos cuando los vendes. Pero eso no es ventajoso porque entonces sólo te quedas con efectivo en la mano. Y el efectivo es, como la electricidad, una moneda corriente. Debe moverse a otro sitio para tener valor. De lo contrario, muere. En el caso de la electricidad, muere rápidamente. En el caso del efectivo, muere lentamente, erosionado con el tiempo por la inflación.

Los ultra ricos que están comprando nuevos Porches, Maseraties y Bentleys en esta subida de los mercados son aquellos que están gastando riqueza que realmente no tienen. Espero que les salga bien. Pero si la historia es un indicador, no lo hará. Pero, tienen buenos abogados para rescatarlos.

Lo que es más aterrador es cuando la clase media empieza a seguir su ejemplo. Ellos son los que siempre son eliminados. Y cuando la clase media empieza a gastar como los ricos (endeudándose a niveles del 2008) es momento de estar atentos. Los mercados están listos para colapsar.

Como dije en MarketWatch este mes, creo que el peor colapso en la bolsa está aún por llegar. La pregunta es, ¿Serás una víctima, o estará listo para prosperar en él?

Publicado originalmente en Blog.Reibox.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB