Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Lo ‘friki’ puede ser muy rentable si se acompaña de una gestión profesional

Por Ignacio Pons | Publicado en Negocios | 6 de junio, 2018

frikiLlevar una afición un paso más allá y crear una empresa en torno a ella es igual de peligroso como sinónimo de éxito, ya que existe el riesgo de que no haya la suficiente gente que comparta los gustos.

La clave, según Paco Sales, fundador de la tienda de camisetas frikis El Señor Miyagi, es “diversificar mucho la oferta. De modo que podamos atraer tanto a los amantes de las películas y cómics más exitosos, hasta los seguidores de temas minoritarios”.

Mientras que para Jesús Marugán, responsable digital de la tienda de Cómics AkiraComics, “es fundamental en estos negocios dedicarles mucho trabajo y hacer una buena gestión. Por eso, aunque sea un negocio que vende bien, porque siempre hay clientes interesados, puedes facturar muchísimo y no ganar nada porque en este sector faltan buenos gestores económicos“.

Quizás, al imaginar quién puede formar parte del público friki se piense que es un número reducido de personas. Unos cuantos a los que les gusta la ciencia ficción…

Sin embargo, El Señor de los Anillos, Star Wars, o más actuales como Juego de Tronos son temáticas que han arraigado en la cultura, por lo que el término friki “engloba a más gente de lo que a priori pueda parecer, ya que cualquier persona, principalmente hombre, de entre 20 y 45 años con interés por el cine, las series o los cómics, estaría incluido”, afirma Sales.

Incluso, Marugán considera que “es un público fiel, ya que busca un lugar donde sentirse arropado por otros que comparten sus gustos, que no son tan habituales”.

El papel de las redes sociales

El éxito de estas compañías se debe en gran parte a la promoción que hacen a través de redes sociales, ya que “nuestro público se maneja muy bien por ellas”, señala Sales. Y, en ellas, los concursos y ofertas son la vía para involucrarlos.

En este mismo entorno, las tiendas online juegan un papel fundamental, ya que permiten darse a conocer y llegar allí donde no hay una tienda física. Sin embargo, la mayoría de ventas sigue saliendo de los locales, según cuenta Sales. Además, para Marugán, “siempre quedarán las tiendas físicas, ya que el online, en este sector, no permite recibir los consejos del vendedor y atender consultas”.

Por último, Sales considera que “aunque haya más o menos competencia, lo importante es encontrar un estilo propio”. Aunque Marugán afirma que en estos negocios “la competencia es feroz tanto con pequeños locales como con grandes cadenas, por lo que es fundamental innovar en un mercado que muchos no piensan que tenga margen para el cambio, como introducir apps o servicios distintos”.

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB