Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Las ventajas (y las desventajas) del miedo… y cómo usarlo para alcanzar la libertad financiera

Publicado en Educación Financiera | 5 de junio, 2015

Kim KiyosakiPor Kim Kiyosaki

“El que no está todos los días conquistando algún miedo, no ha aprendido el secreto de la vida.” – Ralph Waldo Emerson

Todos tenemos miedos. Y cuando se trata de invertir, es un simple hecho que muchas mujeres somos temerosas. La pregunta que escucho una y otra vez, sobre todo de los inversores que están a punto de empezar es: “¿Cómo puedo superar mi miedo?”

El primer paso, les digo, es saber que no estás solo! Todo el mundo tiene miedo cuando llega el momento de comprar la primera vivienda de alquiler o invertir en ese primer negocio. Cada vez que comprometas tu dinero (duramente ganado) en una inversión, te encontrarás con el miedo esperándote.

Las ventajas de miedo

El miedo tiene su lado positivo. Nos alerta a posibles situaciones que amenazan nuestra vida. Tal vez sientas miedo cuando oyes un ruido extraño durante la noche. Piensas que alguien pudo haber irrumpido en tu casa, e inmediatamente tomas las medidas necesarias.

El miedo puede aparecer cuando te encuentras caminando solo por un parque sin luz en la noche, por lo que buscas rápidamente el camino más seguro para salir de allí. Si estás conduciendo en una cegadora tormenta de nieve, el miedo te hará sentir que tienes que detenerte a un lado de la carretera hasta que la tormenta se calme.

El miedo, en muchos casos, nos mantiene vivos; esa es una ventaja significativa.

El miedo también es útil cuando se trata de invertir. Cada vez que entramos en un terreno que no es familiar y desconocido, un poco de miedo puede ser algo bueno. Puede motivarnos mirar un poco más en profundidad los números de la propiedad de alquiler o ver el informe especial en televisión sobre la industria de la que compramos acciones.

Un toque de miedo puede mantenernos en nuestros sitios y (en ocasiones) evitar errores costosos. Aquí es donde el miedo nos puede servir.

Las desventajas de miedo

El medo también tiene un lado destructivo. Si bien nos puede advertir de los acontecimientos que amenazan nuestras vidas, también puede ser un asesino; un asesino de sueños, de oportunidades, de nuestro crecimiento personal y nuestra pasión, de vivir nuestra vida al máximo.

La cara del miedo es perjudicial cuando nos paraliza; cuando quedamos inmovilizados y no hacemos nada. Decimos: “No” a la oportunidad de forma automática, sin siquiera pensarla. Todo lo que podemos ver son las cosas que van a salir mal.

Cuando esto pasa, escupimos todas las razones por las que la inversión es un mal, arriesgado y tonto negocio que emprender. El miedo a cometer errores, perder dinero, y decepcionarnos personalmente gana.

Convertir el miedo en un activo

El miedo puede ser el activo más importante que tengamos. Cada vez que el miedo aparezca (y que esté claro que no es una situación que amenace nuestra vida) significa que tienes la oportunidad de crecer y expandirte.

Como cité al principio de este artículo, si no estás todos los días conquistando algún miedo, no has aprendido el secreto de la vida.

A menudo es a través del proceso de enfrentar nuestros miedos cuando más crecemos. Y cuando llegas al otro lado, ¡es emocionante! No eres la misma persona que eras antes.

Piénsalo de esta manera: El miedo es lo que nos hace crecer. En lugar de temerle al miedo, míralo directamente a los ojos y entiende que simplemente has descubierto tu siguiente nivel de crecimiento.

Publicado originalmente en richdad.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB