Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Las únicas dos reglas que necesitas saber para tener éxito en el trabajo y en la vida

Por Vivian Giang | Publicado en Desarrollo Personal | 23 de abril, 2016

éxitoHay tres habilidades que necesitas para tener éxito financiero: hacer dinero, conservar el dinero, hacer crecer al dinero. James Altucher sólo es bastante bueno para hacer dinero.

“Varias veces comencé un negocio, lo vendí, hice un montón de dinero, y entonces, básicamente, perdí todo que hice, ya sean $50 millones o $5 millones o lo que fueran, le dice a Fast Company. “Siempre tengo la tendencia de perder todo lo que hice.”

En algún momento, Altucher comenzó a pensar en las rutinas y hábitos que tenía mientras estaba ganando dinero fundando y administrando más de 20 empresas, invirtiendo en más de 30 empresas, asesorando a otras 50 empresas privadas (que hacían de $0 a mil millones en ingresos), publicando un puñado de libros, incluyendo el próximo The Rich Employee, y realizando una serie de podcasts, incluyendo el próximo con Stephen J. Dubner de Freakonomics llamado La Pregunta del día.

Hay algunas reglas simples, como beber café como la primera cosa de la mañana y 20 minutos antes de escribir para “encender tu cerebro, hacerte ir al baño, limpiar tu cuerpo antes de encender tu corazón.” Luego, está su regla del 30%, que básicamente dice que todos deben cortar o reescribir al menos el 30% de su obra maestra después de creer que lo terminaron. Luego, hay algunas reglas más complicadas que requieren un poco de matemáticas, como la regla 4/64 y la regla 30/150/millones. Pero, en concreto, hay dos reglas que siempre han llevado de vuelta a Altucher al éxito cada vez que se caía y lo perdía todo.

A continuación tienes sus dos reglas por la que vive y trabaja:

LA REGLA POR LA CUAL VIVIR

Altucher estuvo enfocado en hacer ligeras mejoras (aproximadamente 1% al día) en cuatro áreas específicas de su vida de manera intermitente durante los últimos seis años. Cuando pasa un tiempo sin hacerlas, se encuentra con que fracasa rápidamente. Por lo que, durante los últimos seis años, ha sido firme en trabajar para mejorar su salud física, emocional, mental y espiritual.

“Estas cuatro cosas contribuyeron muchísimo en mi éxito y entonces, cuando dejo de hacerlas, lo pierdo todo y entonces tengo que empezar desde cero, dice.

“Si no haces esto, nada más funcionará”, afirma.

He aquí cómo funciona:

1. Física: Una mejora en la salud física podría significar cualquier cosa, desde mejores hábitos de alimentación, sueño o ejercicios. Según Altucher, tu cuerpo es el promedio de las cinco cosas que comes. Si estás comiendo comida basura, tu cuerpo está hecho de basura. Si tus hábitos poco saludables te están haciendo enfermar o teniéndote débil, no tendrás la energía para lograr el éxito de ninguna manera.

2. Emocional: Una mejora en la salud emocional significa hacer el esfuerzo para estar solamente alrededor de las personas que te apoyan. Otra de las reglas de Altucher es que eres el promedio de las cinco personas que te rodean, así que si estás rodeado de personas que no te están apoyando e inspirando, entonces estás desperdiciando tu tiempo.

“Si estás rodeado de personas que te están arrastrando emocionalmente hacia abajo, no vas a tener buenas ideas”, dice, lo que significa que debes elegir a tus amigos sabiamente porque ellos realmente impactan en tu éxito.

3. Mental: Para Altucher, una mejora en la salud mental significa escribir 10 ideas todos los días “para mantener el músculo de las ideas tan agudo como sea posible.” Sabemos que nuestros cerebros son inherentemente perezosos y, básicamente, eligen el mismo camino una y otra vez si se lo permitimos. Para mantener tu cerebro ágil, básicamente tienes que ejercitarlo constantemente.

Al escribir sus ideas, Altucher generalmente elige un tema o tópico para empezar.

“Las tres primeras son fáciles porque probablemente ya estaba pensando en ellas en algún lugar de mi mente, pero entonces, alrededor de la quinta o sexta, empieza a ponerse físico y sientes como si estuvieras haciendo ejercicio”, dice Altucher. “Sientes como si te doliera el cerebro un poquito. Y sigues teniendo buenas ideas y para la décima, sentirás como que tu músculo de ideas se ha ejercitado.”

Luego, usualmente tira sus ideas. A veces, si está escribiendo ideas para una empresa, las envía a la empresa junto con una nota que dice: “hey, me encanta tu compañía, aquí tienes algunas ideas para ti. De hecho, gastaría más dinero con ustedes si implementaras cualquiera de estas ideas.” A veces responden y te encuentras con más oportunidades financieras. Pero ese no es el punto de esta práctica mental.

“La idea es, si ejercitas tu músculo de ideas por tres o seis meses, realmente lo sentirás en tu cerebro”, explica Altucher. Te convertirás en una máquina de ideas. Y la meta es estar en un constante estado de máquina de ideas.”

4. Espiritual: Una mejora en la salud espiritual simplemente significa estar agradecido todos los días.

“Siento que no puedes tener gratitud en tu mente al mismo tiempo que arrepentimientos y ansiedad”, explica Altucher. “Cada vez que sentía remordimientos o ansiedad, los cambiaba por gratitud.” Después de todo, tus pensamientos son el promedio de las cinco cosas en las que más piensas, según Altucher.

LA REGLA POR LA CUAL TRABAJAR

La mayoría de nosotros hemos oído hablar de la regla de las 10.000 horas hecha famosa por Malcolm Gladwell (Outliers), el cual básicamente dice que si practicas en cualquier campo por 10.000 horas (en cualquier momento entre tus cinco y 30 años de vida) te convertirás en un maestro en ello.

Cuando eres un maestro, básicamente eres el mejor en tu campo. Según Altucher, no tienes que ser el mejor del mundo para tener éxito en la vida. Y de hecho, es posible que desperdicies décadas de tiempo practicando cuando podrías estar aprendiendo cosas nuevas.

“A menudo, 1.000 horas es suficiente para llegar al Top 10 del mundo”, dice Altucher. “Estar entre los 10 primeros también te hará ganar un montón de dinero”, porque no muchas personas son capaces de reconocer las sutilezas que a menudo se aprenden en las 9.000 horas restantes.

Sin embargo, hay dos atajos que pueden ponerte a la par con el título de maestro:

1. Toma dos campos que ames y combínalos. “Digamos que me gustan los negocios y la moda”, dice Altucher. “Puedo estudiar ambos por 500 horas cada uno y ser el mejor del mundo en la intersección.”

2. Lo que muchos aprenden entre las 1.000 y 10.000 horas, es saber que hacer si algo imprevisible ocurre. Por ejemplo, si eres un piloto de carreras, comprobar todos los espejos retrovisores constantemente en caso de que un coche se dirijas hacia ti para chocarte. Si estás constantemente analizando los peores escenarios y mitigando todos los riesgos, dice Altucher, entonces básicamente eres un maestro en tu campo porque nada más será capaz de arruinarte.

Pero al final, Altucher admite que no hay reglas y, de hecho, deberías romper todas las reglas hechas por otras personas tan a menudo como puedas. Sólo usa las que funcionen para ti.

“Creo que estudiar a las personas exitosas es bueno, te muestra los rasgos de éxito que tienen,” dice. “Pero igual tienes que construir tus propios rasgos de éxito, y esa construcción viene de dentro.”

Publicado originalmente en TrucosParaVivirMejor.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB