Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Por qué las grandes empresas ya no requieren de una gran fuerza laboral

Por Kim Kiyosaki | Publicado en Educación Financiera | 25 de agosto, 2017

Kim KiyosakiDurante muchos años hemos predicado el Cuadrante de Flujo de Dinero en Rich Dad.

El cuadrante CASHFLOW se divide en cuatro tipos de personas.

• E es para empleados
• A es para auto-empleados o especialista
• D es para dueños de grandes empresas
• I es para inversores

En el lado izquierdo del cuadrante están los Es y As. Ellos pagan la mayoría en impuestos y negocian su tiempo por dinero.

En el lado derecho del cuadrante están los Ds e Is. Ellos pagan los menores impuestos y crean o invierten en activos que producen flujo de dinero para ellos incluso cuando están durmiendo.

El cuadrante D es donde la gente va a crear los grandes negocios. Durante muchos años, para crear un gran negocio, necesitabas crear una gran fuerza de trabajo también. No era raro que las empresas que ganaban millones tuvieran cientos de personas trabajando para ellos.

Esto es porque un gran negocio exitoso es un negocio a escala, donde los sistemas y procesos se llevan a cabo, ganan dinero para el propietario, incluso cuando el propietario no está trabajando.

¿Cuál es la diferencia entre los auto-empleados y los grandes negocios?

Muchas personas se confunden inicialmente por la diferencia entre una persona A (Auto-empleado) y una D (Dueño de grandes negocios). La diferencia entre un negocio A y un negocio D es que tú trabaja para tu negocio A, pero tu negocio D trabaja para ti. Esto significa que tu negocio D está automatizado. Tus empleados siguen tus sistemas y saben qué hacer sin que les digas nada.

Hoy en día, sin embargo, ya no necesitas de una gran fuerza de trabajo (o incluso cualquier fuerza de trabajo en absoluto) para poder construir un negocio grande y rentable. Los empleados, si bien siguen siendo valiosos, no son la única opción.

Gracias a la tecnología, la mayoría de los sistemas y procesos empresariales pueden automatizarse utilizando sistemas de tu computadora y software, permitiendo que tu negocio funcione sin ti.

El poder del contratista

Pero la tecnología no es la única herramienta en tu cinturón de herramientas. Muchas empresas exitosas ahora están aprovechando el poder de la economía contratista. Como Inc. informa:

Cerca del 90 por ciento [de las pequeñas empresas] dijeron ser optimistas sobre las perspectivas de sus empresas para el primer trimestre de 2016. El setenta por ciento dijo que obtendrá ganancias, y sólo el seis por ciento dijeron que tendrán pérdidas. Todo esto es a pesar de que la economía, mientras crece, se está expandiendo a una tibia tasa de alrededor del 2,5 por ciento.

Pero las encuestas no toman en cuenta un cambio no tan sutil que está teniendo lugar en torno a la contrataciones desde la última recesión. Como Uber y Task Rabbit y Instacart dan testimonio, las empresas ya no necesitan tener empleados a tiempo completo. Pueden confiar en un suministro aparentemente interminable de trabajadores subcontratados, de los cuales hay unos 3 millones en los EE.UU.

El autor del artículo, Jeremy Quittner, comparte la historia de Jacob Wood, un minorista online que vende camisetas para hombres a través de su tienda woodiesclo.com.

De acuerdo con Quittner, Woodies se sostiene únicamente con contratistas para mantener este negocio, el cual gana cientos de miles de dólares, corriendo.

Wood, por otra parte, dirige una empresa global totalmente basada en trabajadores contratados. La empresa se basa en cinco diseñadores y desarrolladores web en Europa del Este, una fábrica en Tailandia que crea cada pedido, y la empresa de logística que envía las camisas. Los contratistas de desarrollo obtienen casi $ 70 la hora.

La ventaja es clara. Usando el trabajo de contratistas, Woods ahorra significativos gastos generales tales como seguros de salud y los impuestos de nómina, por no mencionar el espacio de oficinas, y es capaz de invertir ese dinero en su negocio. Hace mucho dinero, está creciendo y opera internacionalmente, todo sin un solo empleado.

Él construyó un sistema que trabaja para él, no al revés.

¿Qué puedes construir tú?

Publicado originalmente en Blog.Reibox.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB