Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Las formas para ser feliz mientras haces dinero

Publicado en Interés General | 22 de junio, 2016

felizUna de las principales preocupaciones que pueden tener las personas hoy en día es conseguir el dinero suficiente para satisfacer sus necesidades pero también para conseguir esas comodidades que hacen que la vida sea mucho más fácil y sencilla de llevar.

En sí, dependiendo de su perspectiva, el dinero sí puede ser comprar la felicidad y es por eso que hay un interés particular por acumularlo que puede variar en grados, según las metas y personalidad de cada quien.

Entonces, si usted se pone a pensar en cuáles son esas fuentes de las que puede obtenerlo, encontrará que, a parte de su trabajo, podría considerar en montar un negocio propio, tener un segundo trabajo, apretarse el cinturón al máximo renunciando a esos pequeños placeres de la vida o vendiendo algunas cosas.

En fin, mírelo desde el ángulo del que lo mire, puede que ello implique un poco de desgaste, inversión de tiempo y de paciencia que no todas las personas tienen.

Con esto, The Muse señala algunas de las alternativas que usted puede poner en práctica que satisfarán dos de esas condiciones que usted busca: ser feliz y obtener más dinero:

1. Una nueva habilidad

Hoy en día usted cuenta con una gran variedad de posibilidades para seguir entrenando a su cerebro y enseñarle nuevas habilidades y adquirir nuevos conocimientos, lo cual se puede traducir, también, en una fuente de ingresos. Por un lado, si se trata de algo relacionado con su trabajo, es algo que puede hacer que su jefe y la empresa para la que trabaja, valoren más y, con el tiempo, quizá se traduzca en un aumento o en un ascenso.

Pero si no, igual se tratan de conocimientos que puede añadir en su hoja de vida. Ahora, si se trata de algo totalmente nuevo como, por ejemplo, la programación, usted está haciendo una inversión que le daría ventajas a nivel profesional.

Lo mismo sucede con los idiomas. Concentrarse en dominar y perfeccionar uno adicional a la lengua materna, le dará grandes ventajas, tanto para su profesión como para convertirse en profesor y dictar un par de clases que le generen ingresos extra.

2. Trabajo freelance

Y en algo que le guste y que trabaje a su propio ritmo bajo sus propias condiciones. Muchas personas hacen del trabajo independiente o por cuenta propia su principal fuente de ingresos pero, para otros, es una alternativa de conseguir un dinero extra haciendo algo que les gusta en el tiempo libre. Incluso, existen profesiones que tienden a dominar este mercado del freelance, encontrando excelentes oportunidades.

Incluso, si usted es bueno digitando, dibujando, traduciendo o escribiendo, ya puede encontrar alternativas por internet en las que puede poner a la venta estas habilidades.

3. Pida lo que vale

Bueno, sabemos que hacer esto puede no ser tan satisfactorio. Pero lo que sucede es que muchas personas le huyen a pedir un aumento salarial por el temor de que le digan que no y que sean estigmatizados luego de ello. Pero, ¿y si sí se lo dan? Negociar el salario se trata de todo un arte que no necesariamente tiene que ser tortuoso, sino que tiene que tener unas tácticas particulares para hacerlo.

Esto implica también hacer una valoración actual de su trabajo y sus habilidades: qué ha aprendido, qué experiencia ha adquirido, cuántos nuevos conocimientos tiene y, con ello, compararse con el mercado para saber si es hora de seguir creciendo dentro de su empresa o si definitivamente será mejor buscar alternativas fuera.

Sea feliz para ganar más

Una última estrategia que también sugerimos es que, el simple hecho de que usted sea feliz, también hace que gane más dinero. Así lo señala una investigación del University College London y la Escuela de Economía de Londres, donde se muestra la relación que existe entre la satisfacción con la vida y mayores ingresos salariales.

Incluso, esto se aplica especialmente para los jóvenes quienes, luego de obtener un grado profesional y empezar a crecer profesionalmente, tienen un mayor optimismo que también se relaciona con la autoestima y la imagen que proyectan, a diferencia de dejarse llevar por el estrés de querer ascender rápidamente.

Y si el dinero no es lo que lo hace feliz…

También hay una solución. Una publicación de la Universidad de Standford señala un estudio en el que se discute cómo la felicidad es, de hecho, una consecuencia de las opciones que toma la gente. Entonces la sugerencia que hacen es que si siente que el dinero no es algo que definitivamente le ayude a sentirse satisfecho, debe reconsiderar la forma en la que está invirtiendo su tiempo: las actividades, las personas, las situaciones y demás.

Así mismo, es por eso que las personas que, aunque tienen salarios altos y cargos profesionales gerenciales, puede que no sientan la misma felicidad de una persona que gane menos por el sencillo hecho de que maneja su tiempo a su antojo sin tener que rendir cuentas o estar siempre encerrado en una oficina, efectivamente, hay momentos en los que tener un menor sueldo puede hacerlo más feliz.

Fuente: finanzaspersonales

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB