Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Las finanzas personales tienen cuatro puntos cardinales. Parte VI

Por Joan Lanzagorta | Publicado en Educación Financiera | 21 de marzo, 2018

finanzas personales(Última parte de seis)

Hemos hablado en esta serie de los cuatro puntos cardinales de las finanzas personales, pilares sobre los cuales se construye un plan financiero personal.

Las finanzas personales, como siempre hemos dicho, son una herramienta importante para alcanzar calidad de vida, para hacer un mejor uso de nuestro dinero y enfocarlo o destinarlo, principalmente, a lo que verdaderamente es importante para cada uno de nosotros.

Para algunas personas, algo que es fundamental es la libertad. Es sin duda uno de los valores más frecuentes: la capacidad de decidir, la cual puede manifestarse de distintas maneras:

• Estar dispuestos a medir las consecuencias de nuestras decisiones y asumirlas.

• Desafiar las barreras que nos hemos impuesto, romper paradigmas, pero también aceptar y valorar nuestras propias limitaciones como seres humanos.

• Tener la posibilidad de crear.

• Poder tomar decisiones que no sólo nos satisfagan como individuos sino que también beneficien a la sociedad. Muchos empresarios tienen esta idea.

• Crear sinergias con otros, sumar y hacer más juntos de lo que podríamos lograr de manera individual.

La libertad financiera es, simplemente, alcanzar la capacidad económica que necesitamos para poder decidir.

Muy poca gente en este mundo nace con libertad financiera: con recursos que sus padres o abuelos lograron forjar, riqueza que es heredada y transmitida en generaciones. Casi todos tenemos que trabajar muchísimo y construirla poco a poco para nosotros.

La única forma de hacerlo es a través de una buena planeación financiera personal, que nos permita destinar nuestros recursos hacia el logro de los objetivos que nos hemos trazado, a través de estos puntos cardinales de los que hemos hablado en esta serie.

¿Para qué quieres libertad financiera?

Puede haber muchos motivos detrás, por ejemplo:

1.- Libertad para el retiro.

Uno de los aspectos que más nos deberían importar, pero también el que menos tomamos en cuenta.

Todos nos pasamos la vida trabajando, cuidando de nuestros hijos y buscando un sustento en nuestros años de juventud. Merecemos por lo tanto vivir un retiro no sólo digno y cómodo, sino feliz. Con la libertad de hacer aquello que tanto hemos postergado por tanto tiempo. Sin depender de nadie más que de nosotros mismos.

2.- Libertad para la educación de nuestros hijos.

En un mundo tan competitivo, los que tenemos la fortuna de ser padres buscamos dar a nuestros hijos las mayores oportunidades posibles.

Tener la libertad para lograrlo, para que ellos puedan acceder a los mejores colegios y universidades, es una meta ineludible. Nuestros hijos merecen eso, y mucho más de nosotros.

3.- Libertad para tener una vivienda propia.

Nuestra casa o departamento es el centro de un hogar. Es donde transcurre nuestra vida.

Tener la libertad de tener una vivienda propia es hacer nuestro este sueño de felicidad que todo ser humano tiene: brindar un hogar a la familia donde haya amor, donde se sueñe, donde se viva, donde nuestros pequeños se desarrollen. Además, una vivienda propia constituye un patrimonio familiar importantísimo.

4.- Libertad para soñar.

Esto quizá para muchos venga después de alcanzar las tres mencionadas anteriormente, pero no por ello es menos importante. Es el verdadero sentimiento de la libertad, aquél que sabiendo que tenemos controlados los aspectos más importantes de todo ser humano (retiro, educación, vivienda), nos permite ir más allá.

Para unos esta libertad es un bono que nos da la vida por la disciplina de haber consolidado distintos planes de ahorro e inversión para todas las demás. Para otros es la que nos da una motivación adicional para disfrutar de nuestra vida. La que nos permite realizarnos, alcanzar más: viajar, comer bien o dedicarnos a lo que más nos gusta.

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB