Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Las buenas noticias dependen de ti

Por Jose Iribas | Publicado en Desarrollo Personal | 5 de abril, 2018

buenas noticiasAunque al leer el periódico o al ver el telediario a veces no lo parezca, el mundo está lleno de buenas noticias. Buenas noticias propiciadas por pequeñas acciones de muchas buenas personas. De personas concretas, anónimas, como por ejemplo tú que me lees.

Porque las buenas noticias dependen de lo que hagamos cada uno de nosotros. Dependen por ello, también, de ti.

Es verdad que es mucho más “noticiable” -dicen que así lo enseñan en las facultades de Comunicación- lo de “hombre muerde perro” que lo de “perro muerde hombre”, pero te aseguro que esto último es más común. Y lo sabes.

De cualquier manera, a base de leer, de ver o escuchar titulares sobre una lóbrega parte de la realidad -que desgraciadamente también existe-, podemos perdernos el brillo, la luz y el color a chorros de tantas acciones buenas, positivas, responsables; llevadas a cabo por personas honestas, esforzadas, competentes y generosas; que son las más.

De hombres y mujeres que cada día madrugan para -desde allí donde la vida les ha puesto- intentar hacer su trabajo lo mejor posible, sacar adelante a su familia y servir a la sociedad de la que forman parte.

Y ya es hora de que ocupen los titulares. Hoy quiero brindarles a ellos mi post.

Permitidme, además, una licencia adicional como consejero de Educación: dejadme que lo haga, en mi caso, poniendo como ejemplo de buen hacer a tantas madres, a tantos padres, a tantos alumnos o alumnas, a sus profes; a tantos profesionales del ámbito educativo, desde el conserje o la persona encargada de la limpieza al director o directora del centro.

En el trabajo bien hecho de cada uno de ellos, en su actuación responsable, nos jugamos cada día nuestro futuro como sociedad. Y eso sí que son palabras mayores.

En cualquier caso, peques y jóvenes están en buenas manos: en este caso, las de sus familias y las de sus escuelas, además de las del resto de la “tribu”, tribu en la que, como siempre, tienen que ganar los buenos. En ello estamos.

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB