Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Las 10 reglas del éxito de Stephen Downes – Parte II

Publicado en Interés General | 13 de julio, 2010

6.Como Comunicarse Claramente

Comunicarse claramente es, en mayor parte, una cuestión de saber lo que quieres decir, y luego emplear algunas herramientas simples para decirlo. La parte más difícil de todo esto probablemente sea saber lo que uno quiere decir. Pero es mejor invertir tiempo en asegurarse de entender lo que quieres decir que escribir un montón de cosas tratando de dejarlo más o menos claro.

Saber qué decir es usualmente una cuestión de estructura. Los escritores profesionales emplean un pequeño conjunto de estructuras bastante estandard. Por ejemplo, algunos escritores, prefieren artículos (o hasta libros enteros!) conformados por una lista de puntos, como este artículo. Otra estructura, usualmente llamada ‘estilo pirámide’ es utilizada por periodistas – la historia completa se narra en el primer párrafo, y cada párrafo luego de este ofrece detalles de cada vez menos importancia.

Dentro de esta estructura general, los escritores dan argumentos, explicaciones, descripciones o definiciones, a veces las combinan. Cada uno de estos tiene una estructura que los caracteriza. Un argumento, por ejemplo, tendrá una conclusión, un punto que el escritor quiere que creas. La conclusión será avalada por un conjunto de premisas. Uniendo las premisas y la conclusión te dará un conjunto de indicadores. La palabra “entonces”, por ejemplo, apunta a la conclusión.

Aprender a escribir claramente es cuestión de aprender sobre las herramientas, y luego practicar su aplicación. La mejor manera de aprender como estructurar lo que escribes probablemente sea llegar a dar discursos sin anotaciones. Esto te forzará a emplear una estructura clara (una que puedas recordar!) y a mantenerla. Escribiré más sobre esto, pero por ahora, lee el libro de Keit Spicer’s, Winging It.

Adicionalmente, domina las herramientas que usan los profesionales. Aprende la estructura de los argumentos, explicaciones, descripciones y definiciones. Aprende las palabras indicadoras utilizadas para ayudar a los lectores a navegar esas estructuras. Domina la gramática básica para evitar que tus oraciones sean ambigüas. Puedes encontrar información sobre todo esto en línea.

Luego practica escribir todos los días. Una buena manera de practicar es unirse a un periódico estudiantil o voluntario – escribir en equipo, para un público, con un plazo a cumplir, te forzará a trabajar mas rápido, lo que es útil, porque es más rápido escribir claramente que escribir mal. Si no hay un periódico, crea uno, o comienza un blog de noticias.

7.Como Aprender

Tu cerebro consiste de billones de neuronas que están conectadas entre sí. Aprender, es esencialmente, formar conjuntos de esas conexiones. Tu cerebro siempre está aprendiendo, estes estudiando matemáticas o mirando el cielo, porque estas conexiones se forman continuamente. La diferencia de lo que aprendes está en cómo lo aprendes.

Cuando aprendes, estás tratando de crear patrones de conectividad en tu cerebro. Estás tratando de conectar neuronas entre sí, y de fortalecer esa conexión. Esto se consigue repitiendo conjuntos de comportamientos o experiencias. Aprender es una cuestión de práctica y repetición.

Así, cuando aprendes algo – desde ‘2+2=4’ hasta los principios de la mecánica cuántica – necesitas repetirlo una y otra vez, para poder hacer crecer esta conexión neuronal. A veces la gente aprende repitiendo palabras en voz alta – esta forma de aprendizaje de memoria solía ser popular no hace mucho. Tomar notas mientras alguien habla también es bueno, porque puedes escucharlo una vez, y luego repetirlo cuando lo escribes.

Piensa sobre aprender como lanzar una pelota de baseball. Alguien puede explicar todo sobre esto, y puedes entenderlo todo, pero todavía debes lanzar la bola tí mismo miles de veces para que puedas volverte bueno haciéndolo. Debes hacer crecer tus conexiones de neuronas de la misma manera en que harías crecer tus músculos.

Algunas personas piensan que aprender es recordar un conjunto de hechos. Puede ser eso, a veces, pero aprender es más parecido a reconocer que recordar. Porque estás tratando de construir redes de conexiones entre neuronas, es mejor aprender conectado a un todo que partes desconectadas, donde el todo conectado que estás aprendiendo en un dominio tiene el mismo patrón del todo conectado que ya conoces en otro dominio. Aprender en un dominio, entonces, se convierte en una cuestión de reconocer ese patrón.

A veces los patrones que usamos son muy artificiales, como en ‘todo buen muchacho merece un dulce’ (‘every good boy deserves fudge’) la oración que nos ayuda a recordar notas musicales. En otros casos, y más utilmente, el patrón está relacionado con las leyes d ela naturaleza, principios lógicos o matemáticos, el flujo de la historia, como algo funciona como unidad o algo parecido. Hacer dibujos usualmente ayuda a las personas a encontrar patrones (que es la razón por la cual los mapas mentales y mapas de concepto son populares).

En efecto, deberías tomar el estudio de matemáticas, historia, ciencia y mecánica como el estudio de arquetipos, patrones básicos que reconocerás una y otra vez. Pero esto significa que cuando estudies estas disciplinas, deberías preguntarte, “cuál es el patron” (y no solamente “cuáles son los hechos”. Y hacer esta pregunta hará que aprendas estas disciplinas sin mayor dificultad.

Aprender para aprender es lo mismo que aprender cualquier otra cosa. Toma práctica. Deberías aprender algo cada día – una palabra al azar del diccioinario, o una item al azar de Wikipedia. Cuando estes aprendiendo esto, no lo estudies simplemente aislado, sino busca patrones – ¿Cabe dentro de un patron que ya conoces? ¿Es una cosa de un tipo que ya conoces? Adhiere esta palabra o concepto a tu conocimiento existente utilizándolo de alguna manera – escribe en un blog e inclúyelo, o crea un dibujo explicándolo.

Siempre piensa sobre cómo estás aprendiendo y lo que estás aprendiendo en cualquier momento. Recuerda, siempre estás aprendiendo – lo que significa que necesitarás preguntar, ¿qué estás aprendiendo cuando estás mirando televisión, haciendo compras, conduciendo un automóvil, jugando al baseball? ¿Qué clase de patrones están siendo creados? ¿Qué tipo de patrones están siendo reforzados? ¿Cómo puedes tomar control de este proceso?

8.Como Mantenerse Saludable

Como una cuestión de consideración práctica, la manuntención de tu salud tiene dos componentes importantes: minimizar la exposición a enfermedades o toxinas, y mantener el cuerpo físico.

Minimizar la exposición a enfermedades y toxinas es más que nada una cuestión de limpieza y orden. Cosas simples – como mantener el alcohol de madera en el garage, y no en el mueble de la cocina – minimizan el riesgo de envenenamiento accidental. Limpiar las superficies donde se concina y la comida misma, reduce casi completamente el riesgo de contaminación bacterial. Lavar tus manos regularmente previene la transmisión de viruses y enfermedades incubados por el ser humano.

De manera similar, algunos de los temas más controversiales hoy en día en la educación, son esencialmente cuestiones sobre cómo prevenir y advertir sobre la exposición a toxinas y enfermedades. En resumen: si tienes relaciones sexuales con otra persona estás facilitando la transmisión de enfermedades, así que debes protegerte. Actividades como tomar alcohol, comer cosas con un alto nivel de grasas, fumar, y tomar drogas son esencialmente la introducción de toxinas en tu sistema, así que hazlo moderadamente, y cuando los niveles de toxinas sean significantes, no lo hagas.

La manuntención personal probablemente sea más importante todavía, ya que las mayores amenazas a la salud son generalmente aquellas que están relacionadas con el deterioro físico. Los objetos de nutrición y ejercicio adecuados deberían ser aprendidos y practicados. Sin convertirte en un fanático de lo saludable (y quién lo es?) es, de cualquier manera, útil el saber qué comidas y qué tipo de acciones pueden beneficiarte, y crear un hábito del comer comidas buenas y practicar dichas acciones.

Busca mantenerte activo cada día de alguna manera – ve al trabajo o colegio en bicicleta, camina algunos kilómetros, practica algún deporte, o ejercita. Además, todos los días, ingiere una comida que sea “buena para tí”, que consista de proteínas y minerales (como carne, vegetales, o soja y fruta). Si tu escuela no te provee el ejercicio y los alimentos apropiados, exígelos! No puedes aprender nada si te encuentras enfermo o hambriento! Sino, consigue establecer un programa alternativo tú mismo, y empléalo durante el mediodía.

Finalmente, recuerda: nunca deberás justificar proteger tu propia vida y salud. Si no quieres hacer algo es porque crees que no es seguro, en ese caso es tu derecho absoluto el negarte a hacerlo. Las consecuencias – cualquier consecuencia – es mejor que dejar convencerte de lo contrario.

9.Como Valorarte A Ti Mismo

Quizás sea cínico decir que la sociedad es una conspiración gigante para conseguir que te sientas mal sobre tí mismo, pero no sería del todo incorrecto tampoco. Los publicistas hacen que te sientas mal para que compres sus productos, los políticos hacen que dudes de tí mismo para conseguir una ventaja en la competición.

Puedes tener todo el conocimiento y todas las habilidades en el mundo, pero no tienen significado si no te sientes personalmente autorizado a usarlas; es como ser dueño de un Lamborghini y no tener licencia de conducir. Luce brillante en la puerta de tu casa, pero no estás ganando nada a menos que lo manejes.

Valorarte a tí mismo es parcialmente una cuestión de desarrollo personal, y parcialmente una cuestión de elección. Para valorarte a tí mismo, necesitas sentir que eres digno de valoración, pero usualmente ayuda probartelo a tí mismo llegando a algún objetivo, aprendiendo alguna habilidad, o ganando algún tipo de distinción. Y para poder valorarte, debes decir “Yo soy valioso.”

Este punto es importante.

Como pensamos sobre nosotros mismos es una cuestión tanto de aprender como de cualquier otra cosa. Si alguien te dice que no eres valioso una y otra vez, y si no haces nada para contrarestar eso, entonces llegarás a creer que no eres digno de valoración, porque así es como tus conexiones entre neuronas se formarán. Pero si repites, y crees, y actúas de una manera que demuestre y que te diga a tí mismo una y otra vez, soy valioso, entonces ahí es cuando llegarás a creer.

¿Qué es valorarse a sí mismo? De hecho son muchas cosas. Por ejemplo, es el creer que eres lo suficientemente bueno como para tener una opinión, una voz, y un voto de decisión, que tus contribuciones importan. Es creer que eres capáz, que puedes aprender a hacer cosas nuevas y a ser creativo. Es tu habilidad de ser independiente, y no dejar a la merced de una persona en partícular o institución tu bienestar personal, y autonomo, capáz de tomar tus propias deciciones y vivir tu vida de tu manera.

Todas estas cosas son tuyas por derecho. Pero nunca te serán cedidas. Debes tomarlas, creyendo en tí mismo (no importa lo que otra persona diga) y siendo autónomo.

Tu escuela no tiene una clase sobre esto (y hasta quizás estén activamente tratando de debilitar tu autonomía y autoestima; cuídate de esto). Debes tomar el mando de tu propio sentido de autovaloración.

Hazlo todos los días. Dí a tí mismo que eres inteligente, que eres fresco, eres fuerte, eres muy bueno, y todo lo que quieras ser. Dílo en voz alta, en la mañana – escondido en el ruido de la ducha, si debe ser, pero dílo. Luego, practica estos atributos. Sé inteligente al (dí) resolver un crucigrama. Sé fresco al vestirte con lo que tú consideras como moda. Se fuerte al hacer algo que te habías dicho ibas a hacer. Sé bueno al llevar a cabo una buena acción. Y cada vez que lo hagas, recuérdate que de hecho, lo has llevado a cabo.

10.Como Vivir Con Significado

Probablemente ésto sea lo más difícil de parender, y lo último enseñado.

Vivir con significado es en realidad una combinación de varias cosas. Es, en un sentido, tu dedicación a algún propósito o meta. Pero es también, tu sentido de apreciación y dedicación al aquí y ahora. Y finalmente, es darse cuenta de que tu lugar en el mundo, tu significado, es algo que debes crear tú mismo.

Demasiada gente vive sin razón en absoluto. Buscan hacer más y más dinero, o buscan ser famosos, o ser poderosos, y más allá de que obtengan estos objetivos o no, se encuentran con que sus vidas están vacías y no tienen significado. Esto es porque tienen medios y fines confundidos – dinero, fama y poder son cosas que la gente busca para hacer lo que vale la pena hacer.

¿Qué Cosas Valen La Pena Hacer?

Esa decisión depende de tí. Yo he elegido dedicar mi vida a ayudar a gente tener una educación. Otros buscan curar enfermedades, explorar el espacio, adorar a Dios, criar una familia, diseñar autos, u obtener iluminación.

Si no decides qué vale la pena hacer, alguien lo decidirá por tí, y en algún punto de tu vida te darás cuenta de que no has hecho absolutamente nada de lo que vale la pena hacer. Así que invierte un poco de tiempo, hoy, pensando sobre lo que vale la pena hacer. Puedes cambiar de opinión mañana. Pero comienza, por lo menos, a direccionarte hacia algún lado.

Segundo, a veces pensado como ‘vivir el momento’. Es esencialmente entender que controlas tus pensamientos. Tus pensamientos no tienen poder sobre tí; lo único que importa es el momento presente. Si piensas sobre algo – alguna esperanza, algún fracaso, algún miedo – ese pensamiento no puede lastimarte, y tú mismo eliges si vas a confiar en ese pensamiento o no.

Otro aspecto es el siguiente: lo que estás haciendo en este momento es lo que más quieres hacer. Ahora puede que pienses, “De ninguna manera! Preferiría estar en Malibu Beach!” Pero si realmente quisieras estar en Malibu Beach, estarías allí. La razón por la cual no lo estás es porque has elegido otras prioridades en tu vida – a tu familia, tu trabajo, tu país.

Cuando te das cuenta de que tienes el poder de elegir lo que estás haciendo, te das cuenta de que tienes el poder de elegir las consecuencias. Lo que significa que las consecuencias – hasta consecuencias malas – son, en su mayoría, una cuestión de elección.

Habiendo dicho esto, este entendimiento te libera.

Piensa en esto, como lector – lo que significa es que lo que más quería hacer con mi tiempo en este momento es escribir este artículo para que tú – sí, tú – lo leas. Y hast todavía más impresionantemente, sé, como escritor, que lo que tú más quieres hacer en este momento, todavía más que estar en Malibu, es leer mis palabras. Me hace querer escribir algo más significante – y me da una manera de darle significado a mi vida.

Sobre el Autor

Stephen Downes es un oficial senior de investigación con el Consejo Nacional de Investigación de Canada en Moncton, New Brunswick, Canada. Afiliado al Instituto por la Tecnología de Información del Consejo, Stephen Downes trabaja con el Grupo de Investigación de E-Learning. Su principal foco profesional incluye investigación y desarrollo en e-learning, trabar y ayudar organizaciones a mejorar su posición competitiva en el mercado, y aumentar el conocimiento y la distribución de información a través de artículos, reportes y análisis escritos como también a través de la participación en conferencias y seminarios locales e internacionales. Visita el website de Stephen Downes para aprender más sobre él.

Fuente: taringa.net

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB