Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Las 10 frases “mantra” para usar si quieres emprender

Publicado en Negocios | 14 de Diciembre, 2016

emprenderCuando usted está en su oficina, mira a su alrededor y siente que hay algo que le falta porque no se siente del todo satisfecho o “completo”, puede pasar por su mente la idea de tener su negocio propio.

Entonces, empieza a fantasear con lo que podría hacer y cada momento de su vida puede convertirse en una oportunidad para idear un producto o servicio innovador que satisfaga las necesidades de cierto grupo de personas o empresas.

Y mientras lo hace, puede consultar a amigos cercanos o familiares qué opinan sobre esas ideas y probablemente mientras unos lo alienten a hacerlo, otras personas le dirán que es algo que no se ve prometedor y que puede poner en riesgo su vida profesional, porque “no es fácil”, porque usted “no está en la rosca” o simplemente “porque la situación está complicada.”

Ante eso, aquí las diez frases que debe usar como “mantra” o motivación constante si definitivamente usted considera que lo suyo es tener su negocio propio:

1. Nunca es tarde para aprender a emprender:

ya sea porque la idea se le ocurrió recién egresado de la universidad o porque un día, después de trabajar 20 años en una empresa, se cansó y decidió ser feliz dando un nuevo rumbo a su vida.

2. Las buenas ideas pueden venir de cualquier lugar:

así esté en la ducha, mientras vaya en un trancón o durante el último viaje de vacaciones en el que encontró una nueva oportunidad para ofrecer un servicio de turismo.

Con esto, la cuestión siempre es mantener la mente abierta y estar totalmente despierto a cualquier tipo de situaciones que puedan llegar a presentársele en su día a día.

3. Un emprendedor es capaz de crear valor para los demás con recursos limitados,

por medio de la satisfacción de sus necesidades, lo cual hace de forma creativa: una de las principales características de los emprendedores es buscar soluciones a los problemas de una forma totalmente extraña y distinta a como cualquier persona lo haría.

Sea eficiente, use lo que ya tiene y póngalo a su disposición. Nunca se deje limitar por los recursos.

4. Persiga sus pasiones y sueños:

Diviértase con lo que hace.

La clave para ser feliz y sentirse exitoso en su emprendimiento es que, a través de lo que hace a diario, ponga todo de usted y lo haga sin estrés ni presiones de ningún tipo, que sienta que entre más lo hace, más satisfacción propia obtiene.

5. No le tema a los “no”:

Habrá muchos al comienzo. Sea perseverante y paciente. “Roma no se construyó en un solo día”, reza un dicho popular.

E incluso, con el tiempo, usted entenderá por qué hubo situaciones y momentos en los que le negaron las cosas y que, en caso de que se hubieran dado de forma positiva, las consecuencias de ello no hubieran sido favorables.

6. No le tema a los fracasos:

Aprenda de ellos. Puede que tenga solamente un fracaso, ya sea con su idea, con la estrategia de venta o con la financiación; pero también puede que tenga tres o diez.

Todo depende de usted, de su capacidad de persistencia y de las formas en las que busque seguir creciendo profesionalmente, ya sea a través de asesorías o inversión en educación que lo forme como un empresario.

7. Como emprendedor, necesitará mucho más tiempo,

dedicación y concentración en su proyecto que en un trabajo normal. Pero al final, comprobará que valió la pena.

Se dará cuenta que para lograr algo grande, los esfuerzos iniciales deben ser de la misma dimensión, así que si es algo en lo que realmente usted siente que puede tener éxito, no dude en poner todo el empeño en ello para hacerlo realidad.

8. Tener confianza en usted y en lo que hace es una actitud ganadora, que lo impulsará a alcanzar sus sueños:

más allá de que su idea de negocio resulte o no, gran parte del éxito dependerá de la actitud con la que usted asuma las situaciones que le sucedan y cómo las aproveche y las ponga a su favor, con el fin de convertirlas en experiencias positivas de formación.

9. Reconozca el valor del trabajo en equipo:

aunque usted nació “solito” y seguramente morirá “solito”, contar con el apoyo de las personas adecuadas así como con sus conocimientos y experiencias le ayudará a evitar cometer errores que pueden resultarle bastantes costosos.

Además, recuerde: “dos cabezas siempre piensan mejor que una”.

10. Desarrolle la capacidad para solucionar pequeños retos y obtener recursos, contactos y clientes necesarios para el funcionamiento de sus ideas:

una vez usted queda inmerso en el mundo del emprendimiento, tiene que empezar a desarrollar habilidades gerenciales que le ayudarán a ser mucho más eficiente y productivo en su negocio: el networking y la capacitación permanente serán sus mejores aliadas.

Fuente: finanzaspersonales

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB