Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Las 10 características del buen gerente y emprendedor

Por José Alberto Carpio | Publicado en Negocios | 15 de octubre, 2018

emprendedor

El líder exitoso siempre se cuestiona y pregunta cómo puede mejorar

Me llamó poderosamente la atención un mensaje de texto que me envió un antiguo estudiante de la universidad, quien me consultaba lo siguiente: ¿qué es ser un buen administrador de empresas?

Cuando natura lo da, el emprendedor nace, y ese es Francisco Campos, un profesional universitario que desde las aulas demostró ser un extraordinario emprendedor, deseoso de desarrollar negocios de calidad en el sector de alimentos y bebidas.

Desde que fue mi alumno, le he dado seguimiento y los grandes gerentes deberían copiarle algunos aspectos.

La primera característica observable fue su deseo de tener éxito en su negocio y su cuestionamiento continuo de cómo ser mejor, lo cual comenzó con una pregunta que me hizo hace muchos años: ¿dónde puedo leer notas sobre cómo mejorar mi conocimiento gerencial para poder crecer más?

La segunda característica que observé fue precisamente el principio de querer crecer ordenadamente y para eso preguntó: para ir desarrollando mi negocio con más puntos de venta, ¿qué debo tener en cuenta para poder crecer ordenadamente?

Es claro que no estaba en zona de confort y no se conformaba con tener un solo negocio, sino que veía grandes oportunidades en el mercado.

La tercera característica es que él siempre está en la línea, dialogando con sus clientes, tomando decisiones y corrigiendo errores si los hay.

Muchos grandes gerentes podrían decir que no tienen tiempo para eso y tienen personas que realizan esa labor. Sin embargo, si un gerente, por más alto que esté, no tiene participación en la línea, no tendrá oportunidad de mejorar el negocio. En la línea es donde se conoce la verdad y son los clientes quienes la dicen.

Diez cualidades

Mi experiencia como profesional, académico, emprendedor y gerente, me llevan a concluir que para llegar a ser un buen administrador o gerente se requiere los siguiente:

1. Conocer el negocio. Estar en la línea tomando decisiones y corrigiendo errores.

2. Definir hacia dónde quiere llevar el negocio.

3. Tener conciencia de sus capacidades y sus limitaciones. Podrá contar con competencias técnicas y blandas, pero es necesario no solamente que las tenga, sino que las ponga en práctica.

4. El estilo gerencial deberá variar según la posición competitiva de la empresa.

5. Conocer el mercado y determinar cuáles son sus necesidades y demandas.

6. Definitivamente, el éxito de una empresa y su crecimiento irá en función de su cultura organizacional y la satisfacción de su equipo; razón por la cual un buen administrador debe velar por la creación de una cultura de calidad. Usted decide cuál teoría quiere desarrollar, todas tienen sus pros y sus contras.

7. Nunca pierda el control y tenga claros sus indicadores. He observado gerentes de grandes empresas, que ante su junta directiva todo lo ponen perfecto y en la realidad, la empresa tiene un futuro incierto. Esto es muy marcado cuando la empresa es muy sólida financieramente o bien cuando es una empresa del Estado.

Por eso, el consejo para los miembros de las directivas, es que vayan a la línea. Recuerden que es sumamente sencillo confundir los números.

8. Permita que los clientes valoren el producto o servicio, pero no caiga en la trampa de que le pasan el formulario de evaluación a los que demuestran satisfacción; eso es siquiátrico.

He observado cómo algunas empresas llevan un sistema de evaluación de la satisfacción y establecen una cantidad de encuestas para los clientes y el mismo trabajador que es evaluado es el que entrega la encuesta al cliente. Difícilmente, entregará el sondeo a un consumidor que está insatisfecho por el servicio que él mismo le brindó.

9. Establezca sistemas de calidad centrados en el cliente y brinde comodidad y respeto. Piense que el tiempo de ellos es tan valioso como el suyo.

10. No se desgaste en lo que no le genere valor; que no lo haga perder su tiempo.

Seguidamente de plantear estos diez puntos, me tomé la atribución de preguntarle a Francisco cuál es la esencia de un emprendedor y de un buen administrador.

Esto fue lo que respondió:

“Durante algún tiempo, he pensado que uno debe tener claro cuál es su misión en la vida, para qué vinimos a este mundo. Al igual que en las empresas, dicha misión nos dará sentido y dirección cuando el mar esté bravo o la noche muy oscura.

“Por otro lado, he analizado la importancia de tener paz interna, pues así, uno puede tomar mejores decisiones en su vida y en su empresa, de hecho en todo campo de acción en el que nos encontremos.

“Sin norte, ni paz, las decisiones que se tomen en la empresa pueden no ser las mejores y su resultado fatal.

“Ser emprendedor no es fácil y a veces hay que ‘aguantar palo’, pero le da a uno la oportunidad de desarrollar todas nuestras capacidades.

“Es una decisión que necesita mucho convencimiento por parte de la persona que quiere tomar este camino (emprendedurismo), pero también te da muchas alegrías y te llena mucho. No todo el mundo tiene este tipo de pensamiento, ni no todo el mundo tiene la fuerza para aguantar y alcanzar un gran partido dentro de este tipo de cancha.

“Las ideas para ser un buen administrador van a ser mi guía para seguir luchando por desarrollar todo mi potencial”.

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB