Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

La verdadera razón de porqué todavía no has comenzado tu negocio

Por Kim Kiyosaki | Publicado en Educación Financiera | 14 de Abril, 2017

Kim KiyosakiEn una reciente encuesta hecha en Reino Unido, el gigante de las redes sociales Facebook reveló algunas cosas interesantes respecto a las mujeres y el espíritu emprendedor.

Como Elite Business publicó, una de cada diez mujeres quiere lanzar su propia empresa, pero:

– 72% sintieron que no podían identificar un modelo femenino a seguir administrando un negocio como el que quieren establecer
– 37% no se sentían listas
– 25% carecían de confianza
– 24% no sentían que poseían las habilidades empresariales necesarias para dar el salto
– 34% se ven frenadas por no tener acceso a la financiación

Curiosamente, todas estas razones se reducen a una sola cosa, ven el mundo como uno de escasez. (Escribí recientemente sobre la mentalidad de escasez y por qué es tan peligrosa para las mujeres. Lee aquí.)

Cuando se trata de una mentalidad de escasez, ¿cuál es la causa? Muy a menudo, creo que es el miedo. Concretamente, se trata del miedo al fracaso.

Piensa en la lista de razones de arriba de por qué las mujeres no inician un negocio.

Modelos a seguir

Si bien tener un modelo a seguir es sin dudas algo bueno, no es necesario para iniciar un negocio. Ese es el miedo a no tener los conocimientos y el poder dentro de ti para tener éxito.

¿Lista o no?

No sentirte lista es una vaga sensación de no tener los pies en la realidad. ¿Cuando alguien se siente lista para iniciar un negocio? ¿Hacer un movimiento? ¿Tener una familia? Nunca estás lista; sólo lo haces. De nuevo, no estar lista realmente significa que no estas preparada para la posibilidad de fracasar.

Confianza

La falta de confianza es una manifestación directa del miedo. Como dijo Gandhi una vez, “Tus creencias se convierten en tus pensamientos, tus pensamientos se convierten en tus palabras, tus palabras se convierten en tus acciones, tus acciones se convierten en tus hábitos, tus hábitos se convierten en tus valores, tus valores se convierten en tu destino.”

Si crees que no tienes confianza, tu destino será nunca tener confianza. Si crees que el fracaso es malo (no lo es!), tu destino será nunca tomar riesgos que puedan llevarte al fracaso.

Habilidades

Una vez conocí a un tipo que nunca salió de la escuela. En serio. Tenía tres… TRES doctorados diferentes, y nunca tuvo un trabajo. En el momento en que finalmente terminó la escuela, estaba en los últimos años de sus 40s y si bien tenía habilidades, ninguna era comercializable.

Podríamos modificar un viejo dicho aquí y decir, aquellos que pueden hacerlo; aquellos que creen que no pueden sólo estudiar.

No hay nada malo con siempre crecer y estudiar; de hecho, es esencial para el éxito. Las personas más exitosas saben que el aprendizaje nunca termina. Pero las mejores lecciones provienen de intentar y fallar.

Las habilidades de negocios no se enseñan. Son adquiridas. Y las habilidades de los emprendedores solo se adquieren siendo uno.

Muéstrame el dinero

En mi experiencia, hay un montón de dinero ahí fuera para financiar tu negocio. La pregunta es, ¿crees en tu negocio lo suficiente como para buscar y pedir tenazmente financiación por él?

Una vez más, la mayoría de la gente se esconde tras la excusa de que no tienen dinero porque secretamente tienen miedo de fracasar y perder el dinero de la gente. Si te sientes de esa manera, nunca lograrás despegar.

La realidad es que la mayoría de los inversores comprenden el riesgo de invertir en un negocio, y que muchas empresas fracasan. Es parte del viaje, tanto para el emprendedor como para el inversor. Pero si huelen el miedo, no van a invertir.

Si has usado alguna de las excusas anteriores (o cualesquiera otras) cuando se trata de lograr tus sueños emprendedores, es hora de bajar a la realidad. Enfrenta el hecho de que el verdadero problema es el miedo al fracaso y deshazte de él desde la raíz. Sólo entonces las excusas se derretirán y el trabajo será hecho.

Publicado originalmente en Blog.Reibox.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB