Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

La velocidad mata – La competencia

Publicado en Negocios | 24 de Febrero, 2011

Donald TrumpVe directo al punto

Desafortunadamente, estoy con frecuencia en el extremo receptor en conversaciones con gente que no edita sus pensamientos antes de hablar. Mientras ellos divagan, me digo a mí mismo: “¿Cuánto tiempo les tomará llegar al punto? Podría haber volado a Australia, y ellos todavía estarían despegando.”

En los negocios no hay lugar para balbucear, no importa que tan colorido creas que hables. Hagas lo que hagas, se breve, rápido y ve directo al punto. Ser conciso es de buena educación, demuestra que usted respeta el tiempo de las demás personas. La mayoría de las personas, cuando tienen que escuchar discursos interminables, se retuercen, sus mentes empiezan a vagar, o frecuentemente dejan de escuchar. En lugar de llegar al punto, los habladores aburren a sus audiencias.

Antes de entrar en asociación con el empresario brasileño Ricardo Bellino del Trump Realty Brasil, que será el mayor complejo de golf y residencial en América Latina, le di sólo tres minutos para explicar su idea. Yo estaba muy ocupado y no estaba dispuesto a escuchar una presentación. Así que esperé a que declinara. No sólo Ricardo aceptó mis condiciones, sino que hizo una gran presentación en el tiempo asignado, tanto que yo quede fascinado con el trato. Ahora somos socios. Es increíble lo que la gente puede hacer cuando tienen un  límite de tiempo.

Date límites de tiempo a ti mismo. Practica dando tu presentación en menos de cinco minutos, y luego bájalo a tres minutos. Cualquier cosa más larga parecerá una conferencia. Edítalo tú mismo cortando todo lo que no sea absolutamente necesario. Las personas que hablen contigo agradecerán que destiles tu discurso a su esencia. Si tienen preguntas, preguntarán, que es lo que quieres.

La Información innecesaria en las presentaciones largas es como el correo basura. Todo el mundo odia el correo basura, especialmente la gente ocupada. Nadie quiere poner en orden cosas irrelevantes. En lugar de entregar basura verbal, limita tu discurso a sólo la información necesaria.

“The way to success” de Donald Trump

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB