Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

La vela de tu vida

Por Germán Antelo Solozábal | Publicado en Interés General | 30 de marzo, 2016

velaHace una semana atrás estaba en un muy bonito sitio, bien decorado, con una fantástica música ambiental, delicados aromas y mientras esperaba a un cliente, me quedé observando tres velas.

Dos de ellas estaban consumidas casi por la mitad pero tenían la particularidad que su luz era muy baja, casi nada diría. La otra estaba más consumida que estas pero su luz era totalmente inspiradora, porque me transmitía mucha vida y tranquilidad al mismo tiempo.

Rápidamente asocié esta imagen con nuestras vidas, que son parecidas como una vela, una vez que se enciende se irá consumiendo hasta llegar al final. Con las vidas humanas sucede más o menos lo mismo, nacemos y tenemos un tiempo limitado para vivir, pero no sabemos cuando se termina el ciclo.

Muchas personas todavía tienen mucha vela por agotar pero la luz que emiten es muy difusa, sin potencia y parece como que se apaga de un momento a otro. Pero siguen funcionando igual, dejando que la vida pase, total ya habrá tiempo para SER feliz. Pero pareciera que no tienen en cuenta, es que en algún momento la vela de la vida se consumirá completamente y no tendrá ya más tiempo.

Las personas se toman mucho tiempo en estar atascadas en el sufrimiento, en hacer caso a sus saboteadores mediante las creencias limitantes, a no actuar por miedo a equivocarse, le temen al que dirán (por más que digan que no), a no reconocer una cierta vulnerabilidad (algo que tenemos todos) y entonces con todo esto pasan a la inacción. La excusa es que necesitan tiempo y reflexionar, pero estos períodos se tornan interminables y mientras tanto su luz es casi nula.

Es lógico y normal que no estemos siempre a tope, que nuestra luz no sea espectacular siempre, es más se necesitan en la vida momentos de reflexión y crisis, pero para cambiar, aprender, explorar, modificar creencias y volver a la acción. Lo que es muy perjudicial para ti, permitirte largos períodos donde tu luz no brilla y al mismo tiempo tu vela de la vida se consume sin que te des cuenta.

El problema es que muchas veces se vive con el personaje que hemos creado, producto de creencias limitantes y ciertos patrones de comportamiento, que nos hacen creer que ésa es la única realidad y no hay otra. Con lo cual la persona se empeña en querer obtener resultados diferentes a los conocidos, utilizando los mismos métodos y conductas de siempre.

Sino cambias tu manera de pensar, aprendes nuevas cosas y las experimentas, jamás podrás cambiar tu realidad, vivirás con los mismos problemas de siempre y estarás en mismo lugar, rodeado de todas aquellas cosas que no te gustan. Pero sino quieres cambiar, porque hace falta mucha paciencia, perseverancia, sufrir y tener incertidumbres, me parece muy bien, es tú decisión; pero te aconsejo que no te quejes ni le eches la culpa a los demás, porque tu has elegido que tu vela se consuma dando casi nada de luz.

Pero si has decidido que tu vela dé una luz potente, transmita vida, tranquilidad, ganas de mirarla y estar cerca de ella, ¡¡¡atrévete al cambio!!! Resucita tu ESENCIA, lo que eres, destierra el personaje de la negatividad, de la desidia y de la mediocridad, ¡¡¡TU PUEDES!!!. Con paciencia, perseverancia, valentía, fallos, experiencias y tus talentos podrás volver a SER una fantástica vela que da mucha luz a quienes te rodean.

¿Cómo es la vela de tu vida a día de hoy?

Fuente: gerant05

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB