Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

La poderosa influencia de las palabras

Por Todd Polke | Publicado en Interés General | 2 de febrero, 2016

ColumnaUno de los mejores hábitos que puedes tener es que transmitas pasión y emoción cuando hablas. Las palabras y la forma en que las dices tienen una poderosa influencia en tu búsqueda del éxito en la vida.

¿Notaste lo apagadas que las palabras de la mayoría de las personas parecen ser? A menudo, aburridas en el mejor caso, y la única vez que parecen tener un énfasis adicional real es cuando alguien está enojado o en un lugar negativo. Piensa en esto por un momento, ¿cuáles son las respuestas más comunes que escuchas cuando le preguntas a alguien, “Cómo estás”?

Éstas son algunas que yo escucho:

“Bien, supongo.”
“No tan mal.”
“No preguntes.”
“Eh…”
“Bien.”
O si alguien realmente muestra una muesca feliz, dice, “Estoy bien”.

¿Te emocionó leer estas respuestas? ¿Cómo puedes tener un lenguaje así y esperar estar totalmente eufórico sobre tu vida? ¿Cómo puedes transmitir pasión y energía si hablas de la vida de esta manera?

Siempre me obligo a usar, como un hábito, pasión y energía en mis palabras.

Hace un par de años, en una de las empresas con las que consulté, desarrollé la reputación y el apodo de “tipo feliz”, cortesía de la recepcionista y un número de otros en la oficina. La chica de recepción hablaba con el personal y los visitantes durante todo el día, y escuchaba estas mismas respuestas que escribí más arriba una y otra vez; pero yo siempre le contestaba con algo tipo “terroríficamente fantástico” o “increíble”, así que me convertí en el “tipo feliz”.

Cuando era entrenador personal desde hace muchos años, era conocido como el hombre ‘sensacional’, porque así era como contestaba a cualquiera de este tipo de preguntas. Esa fue la reputación que desarrollé y me siguió en cada parte de mi vida desde entonces. ¿Por qué la gente lo recuerda? Simplemente porque era muy diferente a las respuestas estándar, o el lenguaje que el 99% de las otras personas usan.

¿Por qué es importante todo esto? El lenguaje, las palabras y el tono que utilizas detrás de esas palabras juegan un papel muy importante en el desarrollo y mantenimiento de la mente y actitud de un campeón. Cuando hablas y piensas de manera apasionada, enérgica y positiva, es muy difícil tener cualquier pensamiento negativo o permitir que la negatividad de cualquier otra persona te derribe. Y admítelo, ser negativo es agotador; y te hace sentir terrible.

¿Alguna vez estuviste cerca de alguien que es simplemente negativo o que se queja por todo, todo el tiempo? Yo los llamo vampiros de energía; ellos chupan la fuerza vital de ti. Yo digo, preséntalos unos a otros y luego huye de ellos, lejos, muy lejos.

Por otra parte, ¿Qué pasa cuando estás cerca de alguien que es positivo todo el tiempo y que dice con pasión sus palabras?, ¿Cómo te hace sentir? ¿Más enérgico? ¿Tiendes a querer pasar más tiempo con ellos? ¿Te sientes enaltecido y motivado? Todos sabemos que la respuesta es “Sí”.

¿Qué pasa si te convirtieras como esas personas? No por alguien más, sino por ti mismo. Cuando usas un lenguaje positivo, apasionado y edificante, te sientes genial, te sientes más enérgico, tiendes a moverte más rápidamente hacia tus metas y sueños, las personas quieren estar cerca de ti, te admiran, y desarrollas la reputación y la identidad de ser una persona positiva, enérgica, motivada, exitosa y feliz. Estás en el camino a convertirte en la mejor versión de ti. Dime, no te gustaría que este tipo de reputación te siga a todas partes!

Mi desafío para ti es empezar a poner más pasión en tus palabras. No tengas miedo de lo que los demás piensen de ti. Las personas se preguntarán en qué andas o qué te pasó. Incluso podrían pensar que te uniste a una secta; pero al mismo tiempo les encantará, si se trata de personas con las que vale la pena pasar tu tiempo y vale la pena mantener en tu círculo íntimo.

Lo que los demás piensen de ti no es tu problema, tu problema es lo que tú piensas sobre ti mismo, y cómo te hablas a ti mismo y sobre tu vida. Nunca subestimes el poder de tu lenguaje. Tus palabras y tu actitud son como imanes que, o atraen negatividad, o atraen éxito a tu vida.

Pearl Strachan dijo, “Manéjate con cuidado, porque las palabras tienen más poder que las bombas atómicas. “Que esto sea de forma positiva o negativa, depende totalmente de ti.

Fuente: blog.reibox.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB