Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

La pasión y el liderazgo son el corazón del éxito

Publicado en Negocios | 20 de octubre, 2011

Richard BransonA menudo me preguntan si he encontrado el secreto (o al menos una respuesta coherente) para triunfar en la construcción de negocios. Así que me puse a pensar en lo que caracteriza a los muchos proyectos exitosos de Virgin, y más importante, a las cosas que salieron mal cuando no lo hicimos bien. Como reflejo de 40 años, aquí tengo estos cinco «secretos».

1. Disfruta de lo que estás haciendo: Debido a que iniciar un negocio es un trabajo muy duro, que requiere una gran cantidad de tiempo, es mejor que lo disfrutes. Cuando empecé Virgin en un sótano en el oeste de Londres, no pensé en construir un imperio de negocios. Lo construí para crear algo que disfrute y que me pagara las cuentas.

No hubo un gran plan o estrategia. El nombre mismo no fue elegido estratégicamente. Una noche, unos amigos y yo estábamos conversando con un par de copas encima y decidimos llamar a nuestro grupo Virgin, ya que todos éramos nuevos en los negocios. El nombre se quedó ya que tuvo cierto encanto.

Para mí, crear un negocio es acerca de crear algo de lo que estar orgulloso, juntar personas talentosas y crear algo que haga una verdadera diferencia en las vidas de otras personas.

Una mujer de negocios o un hombre de negocios no son diferentes de un artista. Lo que tienes al iniciar una empresa es un lienzo en blanco y hay que llenarlo. Así como un buen artista tiene que conseguir que todos los detalles estén bien sobre el lienzo, un empresario o empresaria tiene que conseguir que cada pequeño detalle esté bien cuando está creando una empresa para que tenga éxito. Sin embargo, a diferencia de una obra de arte, los negocios nunca se terminan. Evolucionan constantemente.

Si un empresario se propone hacer una verdadera diferencia en las vidas de otras personas, y lo logra, él o ella será capaz de pagar las cuentas y tener un negocio exitoso.

2. Crear algo que se destaque. No importa si tienes un producto, servicio o una marca, no es fácil comenzar una compañía y sobrevivir y prosperar en el mundo moderno. De hecho, tienes que hacer algo radicalmente diferente si quieres crear una marca en la actualidad.

Mira a las empresas más exitosas de los últimos 20 años. Microsoft, Google o Apple, por ejemplo, sacudieron un sector por hacer algo que no se había hecho nunca y por estar constantemente innovando. Ellos se encuentran ahora entre las fuerzas dominantes.

3. Crea algo con lo que todo el que trabaje ti, este realmente orgulloso. Las empresas generalmente consisten en un grupo de personas, y ellos son tus mayores activos.

4. Se un buen líder. Como líder, tienes que ser un muy buen oyente. Tienes que conocer tu propia mente, pero no tiene sentido imponer tus puntos de vista a los demás sin algún debate. Nadie tiene el monopolio de las buenas ideas y los buenos consejos.

Sal, escucha a la gente, saca a la gente fuera, y aprende de ellos. Como líder también tienes que ser extremadamente bueno en alabar a la gente. Nunca critique a las personas abiertamente, nunca pierdas la calma, y siempre llena de elogios a tus colegas por un trabajo bien hecho.

Las personas prosperan si son elogiadas. Por lo general, no necesitan que les digan cuando hacen las cosas mal ya que la mayoría de las veces lo saben. Si alguien no está funcionando, no te deshagas automáticamente de él o ella. Una empresa debe ser realmente una familia. Así que ve si hay otro trabajo dentro de la empresa donde se adapte mejor. En la mayoría de los casos, encontrarás algo para cada tipo de personalidad.

5. Se visible. Un buen líder no se queda atascado detrás del escritorio. Nunca he trabajado en una oficina (Siempre lo hice desde mi casa) – pero siempre salgo y conozco personas. Pareciera que estoy viajando todo el tiempo pero siempre tengo un bloc de notas en mi bolsillo trasero para anotar preguntas, inquietudes o buenas ideas.

Si estoy en un avión de Virgin Atlantic, hago algunas salidas para conocer a todo el personal y a muchos de los pasajeros. Si te encuentras con un grupo de miembros de la tripulación de Virgin Atlantic, te vas a encontrar con al menos 10 sugerencias o ideas. Si no las escribo, puede que recuerde sólo una el día siguiente. Al escribirlas, me acuerdo de las 10.

Sal y estrecha la mano de todos los pasajeros en el avión, y de nuevo van a haber personas con algún problema o que tengan alguna sugerencia.

Escríbelo, asegúrate de anotar sus nombres, obtener sus e-mails, y asegúrate de, al día siguiente, responderles.

Por supuesto, yo trato de asegurarme de nombrar CEOs que tengan la misma filosofía. De esta forma podemos manejar un amplio grupo de empresas de la misma manera en que un pequeño empresario maneja un negocio familiar, manteniéndolo sensible y amigable.

Cuando estás construyendo un negocio desde cero, la palabra clave durante muchos años es «supervivencia». Es difícil sobrevivir. Al principio no tienes ni el tiempo ni la energía para preocuparte por la salvar el mundo. Sólo tienes que luchar por asegurarte de que puedas pagar las cuentas. Literalmente, toda tu concentración tiene que estar en sobrevivir. Obviamente, si no sobrevives, sólo recuerda que la mayoría de las empresas fracasan y que las mejores lecciones son generalmente extraídas de fracaso. No debes desanimarte demasiado. Sólo levántate e inténtalo de nuevo.

© 2010 Richard Branson

Branson es el fundador de Virgin Group. Mantiene un blog en www.virgin.com/richard-branson/blog. Lo puedes seguir en Twitter en http://twitter.com/richardbranson. Las preguntas de los lectores serán respondidas en futuras columnas. Por favor, envíelas a [email protected] Incluya su nombre, país, dirección de correo electrónico y el nombre de la página web o publicación donde leyó la columna.

Fuente: http://www.businessday.co.za/Articles/Content.aspx?id=92276

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB