Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

La otra vida de éxito de Venus Williams

Por Rubén Pérez Serrano | Publicado en Interés General | 8 de agosto, 2017

venus williamsVenus Williams es sin lugar a dudas uno de los grandes iconos del tenis femenino y por extensión del tenis. Muchos años en el circuito, número uno del mundo y numerosos torneos de Grand Slam que han caído en sus manos.

En el mundo del tenis la hermana mayor de las Williams ha hecho realidad muchos de sus sueños. En el mundo empresarial y de la moda, a este paso, los va a conseguir prácticamente todos también. Ha sido entrevistada por la revista Inc donde desvela esos anhelos empresariales que han ido aflorando en los últimos años en ella. Ser la mejor y darlo absolutamente todo son objetivos que también en los negocios le han servido para llegar muy alto.

“Siempre soñé con ser empresaria. Ha sido uno de mis objetivos vitales de siempre”, confiesa Venus, que dirige su propia empresa, EleVen by Venus, dedicada a la moda deportiva de mujer, centrada especialmente en el tenis, el yoga, el fitness o el baile. Pero no solo eso. La mayor de las Williams también fundó V-Starr Interiors, una firma de diseño de interiores centrada en lujosas residencias en el marco de hoteles y clubs de tenis.

La propia Venus explica el porqué del nombre de su marca. “Eleven (once en español), es más que diez. Se trata de alcanzar lo mejor de ti, forzar hasta el límite y llegar a la victoria. Aunque no llegues a eso, sí que has podido vivir el viaje”, expone Venus, que ha tratado plasmar los valores que día tras día y torneo tras torneo ha ido dejando en sus propias firmas.

Para Venus el compaginar estas dos facetas no es algo precisamente complicado. “Cuando eres atleta, esto ya lo tienes que hacer pronto en tu carrera. Por lo que yo decidí ver esto no como una limitación sino como una oportunidad. He estado siempre centrada en generar otros objetivos más allá del tenis”, comenta la mayor de las hermanas Williams.

Venus sabe utilizar su propia marca en el tenis como escaparate. Ella misma es la modelo que luce los equipos que luego salen a la venta. Algunos de ellos realmente curiosos y con una intención bien clara. “Todos mis vestidos en los Juegos Olímpicos estaban basados en Wonder Woman. Cuando sales ahí, así es como te sientes. Quiero sentirme como si fuera capaz de cualquier cosa“, cuenta Venus, que desgrana de dónde le viene esa inclinación por los negocios.

“En casa, no se nos permitía ser solo deportistas. Teníamos que estudiar también. Nuestro padre nos enseñó a ser empresarias. Viajábamos a cualquier torneo y él nos ponía un cassette sobre adquisición de propiedades”, recuerda Venus. “Serena tenía 8 años y yo 9. Teníamos que escuchar cómo hacer dinero de eso. No entendíamos mucho obviamente. Pero eso no importaba. Lo que realmente quería nuestro padre era inculcarnos esa multi-disciplinariedad, esa mentalidad de ser emprendedor, de labrarte tu propio camino“, explica.

Richard Williams, el padre de las hermanas más famosas del tenis, también fue un gran emprendedor en su día. Invirtió en dos de sus hijas para convertirlas en estrellas del tenis mundial. Y triunfó. Los genes Williams triunfan allá por donde van.

“En una pista de tenis, solo estoy yo. Soy muy dura conmigo misma, porque soy yo la que tengo que hacer todo el trabajo. En los negocios, no soy tan dura conmigo o con mi equipo. En el tenis creo en un solo ganador. Lo grande de los negocios es que no hay un solo ganador. Hay sitio de sobra para que ganen todos. Me encanta eso”, relata Venus.

Fuente: puntodebreak

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB