Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

La mejor herramienta para lograr tu libertad financiera desde cero

Publicado en Educación Financiera | 18 de abril, 2014

Kim KiyosakiPor Kim Kiyosaki

Entendiendo la diferencia entre activos y pasivos

En el mundo de la educación financiera, hay principios fundamentales que son imposibles de omitir cuando estamos hablando de dinero e inversiones. Comienza por los estados financieros: La declaración de ingresos, la hoja de balance y el estado del cash flow (flujo de dinero).

Notarás que el estado financiero presentado aquí no es tu estado financiero contable tradicional. Eso es porque nos gusta mantener las cosas simples.

EF-500

Declaración de Ingresos y Gastos

La Declaración de Ingresos y Gastos se compone de:

• Los ingresos (dinero que fluye hacia ti), y

• Los gastos (dinero que fluyen fuera de ti).

Ingresos

Todos los ingresos que desembocan en tu casa fluyen a través de la columna de ingresos de la declaración de ingresos. Esto incluye los tres tipos de ingresos:

1. Ingreso Ganado

Este es el ingreso por el que trabajas y que incluye tu salario, propinas y comisiones de tu trabajo o negocio.

2. Ingreso Portafolio

Los ingresos de tu portafolio incluyen ganancias de cualquier venta de inversiones. Estas ganancias de capital pueden provenir de vender acciones, negocios y bienes raíces.

3. Ingresos Pasivos

Estos son ingresos de alquileres, sociedades limitadas en las que inviertes dinero, pero no participas activamente, y otros negocios similares. Los ingresos pasivos también pueden provenir de los intereses de las cuentas de ahorro, bonos, certificados de depósito (CD), dividendos de acciones, derechos de patentes de invenciones, y regalías de libros, canciones y otras obras originales.

Es importante señalar que cada uno de estos tipos de ingresos se gravan a una tasa diferente. Los Ingresos Ganados se gravan al más alto nivel. El gobierno toma la mayor porción del dinero por el que trabajas tan duro en tu trabajo o negocio. Los ingresos de portafolio se gravan a una tasa menor. Los Ingresos Pasivos son gravados a la tasa más baja. Cuando inviertes en renta pasiva, tu dinero está trabajando para ti, además de que puedes conservar más de ese dinero, ya que se le aplica la taza impositiva más baja.

Gastos

Estos son los gastos mensuales que pagas cada mes, incluyendo cosas como el pago de la hipoteca (o el pago del alquiler), pago del auto, préstamos, alimentos, gasolina o gas, servicios públicos, seguros, ropa, comidas afuera, facturas médicas, y así sucesivamente.

La Hoja de Balance

La hoja de Balance se compone de:

• Activos (cosas que ponen dinero en tu bolsillo), y

• Pasivos (cosas que sacan dinero de tu bolsillo).

Activos

Mi definición de activo no es la definición que oirás de tu contador tradicional. El contador convencional te dirá que un activo es “algo de valor monetario que es propiedad de una persona o empresa.” Según esta definición, tu despertador y tus platos para comer podrían considerarse activos!

La mayoría de los contadores se vuelven locos con esta definición porque quieren clasificar tus acciones, tus joyas, tu residencia personal, tus autos y tus fondos de inversión como activos. Para mí, nada de esto tiene valor hasta el día en que los venda.

Usando mi definición: Un activo es algo que pone dinero en tus bolsillos, ya sea que trabajes o no.

¿Por qué usar esta definición? Porque un reloj, y algunos platos y bowls no te acercarán a tu sueño financiero, sino algo que ponga dinero en tus bolsillos sin importar si trabajas o no.

Pasivos

Una vez más, me voy a pelear con la definición tradicional de un pasivo. La mayoría de los contadores profesionales te dirán que un pasivo es “una obligación de pagar una cantidad que se adeuda a los acreedores, ya sea un individuo o una organización.”

Mi definición va de otro modo: Un pasivo es algo que saca dinero de tus bolsillos.

Puedes ver el dilema. La mayoría pondría en su lista su Mercedes como un activo o “algo de valor”. Sin embargo, yo pondría al Mercedes como un pasivo ya que cada mes saca dinero de tus bolsillos. “¡Pero ya está pagado!” me dirías. El préstamo por el coche puede que ya esté pagado, pero ¿qué pasa con la gasolina, puestas a punto, reparaciones, y el seguro?

La lucha más importante que tenemos en The Rich Dad Company es cuando le decimos a la gente que su casa, su residencia personal, no es un activo. Hemos recibido muchas críticas por ello, especialmente cuando el mercado inmobiliario estaba en alza y la gente estaba tomando préstamos, respaldándolos con sus casas, a veces por montos dos o tres veces mayores. No fue hasta que el mercado inmobiliario colapsó y la gente descubrió que debían más por sus casas de lo que valían antes, que comenzaron a comprender que sus casas no eras un activo.

¿Por qué entender los estados financieros es importante?

El problema con que la gente llame a sus activos pasivos, es que crean que están en una mejor situación financiera de la que realmente están. Cuando la economía se dio vuelta, muchas personas se vieron obligadas a enfrentar la realidad. Ahora se están dando cuenta de lo que tienen, y de cuánto tiempo podrán realmente sobrevivir financieramente.

Es por eso que el concepto de “patrimonio neto” significa muy poco en el mundo real. Cuando los contadores calculan tu patrimonio neto, ellos ponen todo menos el fregadero de la cocina. En la mayoría de los casos, para poder tener el monto en dólares que tu contador asegura que es tu patrimonio neto, tendrías que vender casi todo lo que posees – en el momento en que el mercado comience a colapsar.

Esto no significa que no debas comprarte una casa o un BMW o un nuevo reloj Cartier. Sólo significa que no debes engañarte a ti mismo pensando que tus pasivos (cosas que sacan dinero de tus bolsillos) son activos.

Una vez que entiendas la diferencia entre activos y pasivos, y la forma de clasificarlos en tus estados financieros, se te hará mucho más fácil ver donde realmente estás financieramente… y cómo construir una hoja de ruta hacia tu cielo financiero.

Publicado originalmente en RichDad.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB