Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

La estafa de los ricos #5: Ahorra dinero

Publicado en Educación Financiera | 22 de noviembre, 2013

Robert KiyosakiPor Robert Kiyosaki

Este es el quinto artículo en una serie que llamé Las estafas de los ricos (Rich Dad Scams), donde señalo las estafas que los ricos usan para mantener a los pobres y a los de clase media, pobres. Las estafas de los ricos que hemos identificado son, simplemente, las cosas que nos enseñaron sobre el dinero que están equivocadas. Que nos impiden llegar a ser ricos.

Son las ideas que los ricos han integrado en la sociedad para mantenerte a ti pobre y a ellos ricos. Por desgracia, están tan arraigadas en nuestras mentes, que puede ser muy difícil reconocerlas como mentiras.

Hoy, voy a cubrir la estafa de los ricos #5, “ahorra dinero.”

El tiempo y el dinero cambian

“Si ahorras dinero, tendrás dinero.” “Ahorra dinero para un día lluvioso.” “Un centavo ahorrado es un centavo ganado”. Estas son lecciones comunes que los padres les enseñan a sus hijos sobre el dinero. Por desgracia, hay un gran problema con ellas: son mentiras.

El gran problema con la estafa de los ricos #5, “ahorra dinero”, es que solía ser verdad. Hace una o dos generaciones, ahorrar dinero servia para algo. Podías apartar cierta cantidad de dinero y usarlo en tu retiro. Tus padres o tus abuelos puede que hayan hecho precisamente eso, y les funcionó. Pero lo que les funcionó a ellos puede no funcionar para ti en la economía actual. Para entender esto, debes entender la historia del dinero (Nota EPR: la historia es similar y vale para casi todos los países en la actualidad).

En 1971, Richard Nixon sacó a los Estados Unidos del patrón oro, el sistema por el que cada dólar en la economía estaba respaldado por el valor de un dólar en oro que el país poseía. Cuando Nixon hizo esto, desestabilizó la economía y le dio la patada inicial a la inflación y una serie de otros factores que afectan el poder de tu dinero. Antes de 1971, el dinero era dinero, respaldado por el valor del oro. Si ahorrabas el 10 por ciento de tus ingresos cada año, podría convertirse en lo suficiente para jubilarte. Después de 1971, el dinero se convirtió en una moneda que podía subir y bajar en valor, con nada de valor que lo respalde, más que la buena fe y el crédito de los Estados Unidos. Es por eso han habido tantas fluctuaciones, picos y valles, en la economía.

Dinero real

El dinero es algo que mantiene su valor, el cual es un concepto diferente en la moneda, la cual es una representación de ese valor. Cuando EE.UU. abandonó el patrón oro, el dólar dejó de ser realmente dinero y se convirtió en una moneda. El dinero es algo que mantiene su valor. La moneda fluctúa en valor, y el dólar ha seguido perdiendo valor desde 1971.

Actualmente, los ahorradores son perdedores. ¿Por qué? El banco te paga una tasa de interés por tus ahorros más baja que la tasa de inflación. En esencia, esto significa que tu dinero en el banco pierde más valor del que gana con el tiempo. Es una propuesta perdedora para ahorrar. El dólar que ahorres hoy, valdrá menos dentro de un año.

Si, en cambio, como un empresario o un inversor, pones ese dólar a trabajar para ti, entonces tendrás la oportunidad de obtener un retorno que sea mucho mayor a la inflación. Tendrás la oportunidad de ganar dinero, en lugar de perderlo.

El colapso de las monedas

Históricamente, una vez que el dinero no esté basado en algo concreto (como el oro), sus días están contados. Una vez que tu dinero no sea más que un pedazo de papel que realmente sólo represente deuda, una moneda, ¿Cómo podría sostenerse a sí mismo?… No puede.

Mi equipo y yo somos todos grandes creyentes en diversificar en oro y plata, representaciones concretas reales de dinero, no monedas. Los metales preciosos han sido las verdaderas medidas de riqueza durante miles de años. Si aprendemos de la historia, vemos que las monedas colapsan. El oro es consistente. Es dinero de verdad.

Haciendo que tu dinero trabaje

Así que, si no puedes poner tu dinero en el banco, ¿Qué puedes hacer? La respuesta es ponerte agresivo. Poner dinero en el banco es pasivo. Poner tu dinero en el mundo es ponerlo a trabajar. ¿Por qué poner tu dinero en el banco, en el que va a perder valor, cuando puedes ponerlo a trabajar para ti en activos donde puedas convertir tu dinero en más dinero? Eso suena como una mejor idea para mí. En lugar de creer en la estafa de los ricos #5, “ahorra dinero”, te animo a invertir tu dinero en activos que tengan flujo de dinero positivo. Ese es el verdadero camino hacia la riqueza.

Publicado originalmente en RichDad.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB