Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

La diferencia entre la educación tradicional y la educación financiera

Publicado en Educación Financiera | 28 de febrero, 2014

Robert KiyosakiPor Robert Kiyosaki

Cómo convertirse en un capitalista

Dentro de unas semanas, en todo el país, la escuela comenzará para los jóvenes. El comienzo de clases es un momento agitado y emocionante para los padres, y uno de orgullo. Todos los buenos padres quieren darles a sus hijos una ventaja en la vida, y la sabiduría convencional dice que si les va bien en la escuela, es una de las mejores ventajas que le puedes dar a un niño.

Rara vez, sin embargo, nos detenemos y preguntamos: “¿Por qué?”

¿Qué les están enseñando a nuestros hijos las escuelas? ¿Es realmente la información que necesitan para tener éxito en la vida? ¿Están siendo enseñados a pensar por sí mismos y a resolver problemas? ¿O les están enseñando a cumplir órdenes y seguir las reglas? ¿Tendrán realmente una ventaja en la vida?

La respuesta, que exploro en profundidad en mi último libro Why “A” Students Work for “C” Students, es que nuestras escuelas no preparan a nuestros niños para que tengan éxito en la vida; a menos que quieran ser buenos empleados sin saber sobre el dinero, las inversiones, o los negocios.

Si queremos que nuestros hijos tengan éxito en el mundo del dinero, debemos buscar educación mas allá de nuestras escuelas.

Como piensan la mayoría de los padres

Mi mamá y mi papá querían que tuviera un éxito en el cuadrante “E” (Empleado) y “A” (Auto-empleado) del Cuadrante del Flujo de dinero. Mi padre me sugirió que fuera a la escuela, obtuviera mi doctorado, lo que él mismo hizo, y trabajara para el gobierno o subiera la escalera corporativa en el cuadrante “E”. Mi madre, una enfermera registrada, quería que fuese un doctor en medicina en el cuadrante “S”.

Mamá y Papá creían en las escuelas tradicionales como las universidades, facultades de derecho y las escuelas de medicina. Ellos valoraban las buenas calificaciones, títulos y credenciales, como el título de abogado o el título de médico.

Así es como la mayoría de los padres piensan.

Pensando de forma diferente sobre la educación

Mi Padre Rico me sugirió que me convirtiera en un capitalista. Eso significaba que tenía que estudiar las habilidades necesarias para tener éxito en los cuadrantes “D” (Dueños de negocios) e “I” (inversores).

Mi Padre Rico creía en la educación, pero no en el tipo de educación en el que mi Padre Pobre creía. En lugar de ir a la escuela, mi Padre Rico se inscribió en seminarios y cursos que mejoraron sus negocios y sus habilidades para invertir. También tomó cursos de desarrollo personal. Él no estaba interesado en las calificaciones o credenciales. Quería habilidades de la vida real que le dieran fuerzas y destrezas operativas para los cuadrantes “D” e “I”.

Hay dos tipos de educaciones

Cuando estaba en la secundaria, mi Padre Rico a menudo viajaba a Honolulu para asistir a seminarios sobre el espíritu emprendedor e inversiones. Un día, cuando le dije a mi Padre Pobre que mi Padre Rico estaba yendo a una clase de ventas, mi Padre Pobre se echó a reír. No podía entender por qué alguien querría aprender a vender, especialmente si las horas de clase no se aplicaban como crédito para un título universitario avanzado. Mi Padre Pobre miraba hacia abajo sobre mi padre rico, quien nunca había terminado la escuela secundaria.

Gracias a que tuve dos papás con diferentes actitudes sobre la educación, me di cuenta de que había dos tipos de escuelas. Las escuelas tradicionales eran para aquellos que querían tener éxito en los cuadrantes “E” y “A”. Sin embargo, el otro tipo de educación, la educación financiera, era para los que querían tener éxito en los cuadrantes “D” e “I”.

Mi historia

En 1973, regresé de Vietnam. Había llegado el momento para mí de decidir a qué padre que iba a seguir. ¿Iba a seguir los pasos de mi Padre Pobre y volver a la escuela para convertirse en un “E” o “A”, o tomaría el camino de mi Padre Rico y me convertiría en un “D” o “I”, y convertirme con el tiempo en un capitalista?

Ese año, mi padre rico me sugirió tomar clases sobre inversiones inmobiliarias. Me dijo: “Si quieres ser un capitalista exitoso, debes saber cómo obtener capital y cómo utilizar la deuda para hacer dinero.” Seguí su consejo y asistí a un taller de tres días sobre inversiones inmobiliarias. Fue el comienzo de mi educación en el mundo de los capitalistas.

Unos meses más tarde, después de buscar en más de 100 propiedades, compré mi primera casa para alquiler en la isla Maui, con financiación de la deuda del 100 por ciento y aún así poniendo $25 de cashflow en mis bolsillos cada mes. Mi educación en la vida real había comenzado. Estaba aprendiendo a usar el dinero de otras personas (DOP) para hacer dinero, una habilidad que un verdadero capitalista debe saber.

En 1974, mi contrato con el Cuerpo de Marines termino, y tomé un trabajo en Xerox Corporation en Hawai, no porque quisiera subir por la escalera corporativa, sino porque Xerox tenía el mejor programa de entrenamiento de ventas. Una vez más, todo esto era parte del programa de educación financiera de mi Padre Rico, para entrenarme para convertirme en un capitalista.

En 1994, Kim y yo éramos financieramente libres, nunca necesitaríamos de un empleo o de una empresa o de un plan de jubilación del gobierno. Mi Padre Rico estaba en lo correcto. Mi educación podría hacerme libre, pero no la educación que se encuentra en las escuelas tradicionales.

Lo más probable es que estés bien instruido en la educación tradicional. Todos fuimos a la escuela cuando niños, y la mayoría de nosotros asistimos a la universidad. Pero si estás interesado en la educación financiera, a veces no sabemos por donde empezar. Es por eso que Kim y yo comenzamos The Rich Dad Company, para ofrecer la mejor educación financiera a través de libros, herramientas interactivas, conferencias, coaching y clases sobre negocios e inversiones. Incluso si no le echas un vistazo a ninguna de las herramientas de educación financiera que ofrecemos, te animo a buscar la educación financiera que proporcione alguien más. Es así de importante.

Publicado originalmente en RichDad.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Comentarios

  1. 1 28/02/2014 - Gastón:

    Gracias querido Robert por compartir tu sabiduría. Saludos!

  2. 2 26/08/2014 - Inteligencia Emocional para trabajar mejor | Enfoque Inteligente:

    […] quieres tener éxito en la era de la información, entre más rápido desarrolles tu inteligencia emocional y financiera, más rápido te sentirás […]

Subir »
FB