Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

La diferencia decisiva entre las personas exitosas y no exitosas

Publicado en Desarrollo Personal | 11 de enero, 2014

Persona exitosaEres una de esas personas que adoran celosamente a las personas exitosas y piensan, “¿Por qué no soy exitoso? ¿Por qué no he conseguido la fama (aunque trabajo duro todos los días)? ¿Qué hay de malo en mí?”

Debido a estas preguntas y dudas, puede que pierdas la motivación para hacer constantemente el trabajo que te apasiona. Puede que reflexiones: “No parece que esté alcanzando el éxito, no importa lo que haga. Todos los demás alcanzan el éxito tan fácilmente”.

Si éste es tu caso, sigue leyendo

La incapacidad de ver la imagen completa

Cuando piensas: “Ellos llegaron a su nivel de éxito tan fácilmente”, o, “Hay algo malo en mí y en el trabajo que hago”, no estás viendo la imagen completa.

En primer lugar, pensar que las personas exitosas lo lograron de la noche a la mañana, es simplemente una ilusión. De hecho, les tomo varios “de la noche a la mañana” llegar a su actual nivel de éxito. En segundo lugar, tuvieron que trabajar muy duro antes de que el éxito toque sus puertas. Y debido a que alcanzar el éxito les tomó mucho más tiempo que simplemente una noche, tuvieron que ser persistentes y consistentes en sus acciones.

Pero incluso si los dos puntos anteriores son verdaderos cuando se trata de alcanzar el éxito, todavía hay una diferencia crucial entre las personas exitosas y no exitosas.

Viviendo en la zona de confort

Tomemos a una persona promedio, Joe o Jane. Él o ella está viviendo una vida cómoda y casi haciendo las mismas cosas todos los días. Las cosas van muy bien y sin problemas. No hay piedras en el camino, no tienen decisiones difíciles que tomar. En otras palabras, él o ella está viviendo dentro de una zona de confort.

Por otro lado, echémosle un vistazo a Sean, el exitoso. A pesar de que sin duda también tiene su propia zona de confort, también está continuamente empujándose a sí mismo fuera de esa zona. Falla todo el tiempo, pero utiliza eso como experiencias de aprendizaje para modificar su comportamiento. En otras palabras, está dispuesto a hacer cosas que el ciudadano medio (Joe) no; incluso si esas cosas lo ponen en un estado incómodo de vez en cuando.

Este es el trato: Incluso si extender tu zona de confort puede sentirse desagradable, los beneficios pueden ser enormes y podrás alcanzar tus metas mucho más rápidamente. Pero si no estás dispuesto a hacer nada que ponga tu zona de confort en peligro (al menos temporalmente) entonces, alcanzar el éxito y lograr grandes cosas te tomará muchísimo más tiempo.

Ahora, incluso si ya entendiste que debes expandir tu zona de confort, hay tres cosas principales que tratarán de detenerte:

• No tienes la confianza suficiente para tomar acciones
• Le tienes miedo al fracaso
• Le tienes miedo al rechazo de otras personas

Aunque esta lista de obstáculos parezca imposible de afrontar, no deberías tener miedo. De hecho, puedes superarlos si quieres!

Sal de tu zona de confort

Así que, ¿Cómo expandes tu zona de confort y alcanzas el éxito más rápido?

En primer lugar, date cuenta de que incluso si piensas (erróneamente) que fracasarás, lo más probable es que esa sensación esté solo en tu cabeza. Y después de todo, ¿qué es fallar? ¿Llamarías a alguien fracasado; incluso si lo ves empujándose a si mismo a hacer cosas a las que le tenía miedo? ¡Yo no lo haría! De hecho, me gustaría darle a esa persona un gran respeto por hacer algo que otros no están dispuestos a hacer.

En segundo lugar, una vez que tomes acción en las cosas que temes, tu auto-confianza tomará un gran impulso y te encontrarás gritando: “Diablos, Pude hacerlo! pude hacerlo!” No puedo decirte cuántas veces me he sentido así después de haber logrado algo que erróneamente identifiqué como imposible de hacer.

Por último, puede que pienses que la gente te perciba como estúpido o te rechace si tomas acciones arriesgadas. Bueno, adivina qué, ¡A quién le importa! ¿Por qué tendrás que permitir que los pensamientos o las reacciones de alguien más dicten tu felicidad?

Una vez que te deshagas de esos temores y expectativas irracionales,  y comiences a tomar acción, ya estarás 90% más adelante que aquellos que no están dispuestos a hacer nada que los ponga incómodos. Piensa en esto. El simple acto de EMPEZAR es algo que la mayoría no están dispuestos a hacer. Empieza y ya estarás por delante.

Además, algo divertido pasa cuando tomas acción: Algo que creías que asustaba, eventualmente se vuelve tan natural, que ya no requiere de ningún esfuerzo. Sólo tienes que ser coherente con tus acciones y hacer la tarea temida sin importa qué.

Que comience la transformación

Hay muchas maneras de expandir tu zona de confort y lo que sientes como zona de confort expandida, puede no sentirlo así otra persona.

Para poder expandir tu zona, haz lo siguiente:

1. Entender que todos (incluso las personas exitosas) comenzamos desde cero. Ellos tuvieron que tomar los mismos pasos que tendrás que tomar tú para poder conseguir el éxito.

2. Deja de lado los miedos irracionales. Piensa: “Estoy haciendo algo que la mayoría de las personas no están dispuestas a hacer; es por eso que estoy por delante de ellos.”

3. Entiende que por sólo tomar acción, serás capaz de hacer avanzar las cosas hacia adelante. Además, tan pronto como tomes acción en algo que hayas temido hacer, te convertirás en una persona más fuerte y te sentirás bien contigo mismo, lo que genera confianza.

4. Comienza de a poco. Por ejemplo, si quieres llegar a ser un orador público, no tienes que comenzar por hablar delante de una audiencia de miles de personas. Comienza con tus amigos y los miembros de tu familia y, entonces, expándelo desde allí.

5. Si tienes un blog, empieza a entrevistar personas, iniciar un podcast y, en algún momento, ten tus propios seminarios sobre el tema que te guste.

6. Toma acción consistentemente (preferiblemente a diario), las cuales te lleven a lo que llamo “la zona de in-confort” al menos un poco.

7. Una vez que la zona de in-confort se vuelva parte de tu zona de confort, tratar de hacer algo más grande y más espeluznante (como hablar en una sala con 20 personas, usando el ejemplo de hablar en público).

Recuerda, hay dos acciones clave que debes recordar:

• a) Comienza de a poco
• b) Expande tu zona de confort constantemente (preferiblemente a diario).

Tomando estos pasos, será capaz de mejorar tu auto-confianza y comenzarás a diferenciarte de la multitud. Cuando estás dispuesto a hacer las cosas que temes, empiezas a ver posibilidades que antes no existían.

A ti: ¿Cómo manejas las cosas que te dan miedo y que te ponen en la zona de in-confort? ¿Tienes algún consejo para expandir exitosamente tu zona de confort?

Por Timo Kiander. Timo, a.k.a. Productive Superdad, enseña Superdad WAHD superdad productivity para padres que trabajan desde su hogar. Si deseas ser más productivo en tu vida, aquí tienes 222 of his best Tips for Becoming a Productivity Superstar.

Publicado originalmente en DumbLittleMan.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB