Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

El juez invitado de ‘Shark Tank’ Chris Sacca se ha retirado de invertir en startups, está es la forma en que invertía y que lo hizo multimillonario

Por Richard Feloni | Publicado en Negocios | 12 de septiembre, 2017

Reibox BlogEl multimillonario capitalista de riesgo Chris Sacca sorprendió a muchos en el mundo de la tecnología el miércoles cuando anunció que se retiraba de la inversión en startups.

Después de pasar un tiempo en una oficina de Silicon Valley para el bufete de abogados Fenwick & West y luego en Google, Sacca se fue por su cuenta y fundó Lowercase Capital en 2007. Construyó su reputación y fortuna con inversiones iniciales en compañías como Facebook, Uber y Twitter.

A finales de 2014, fue presentado ante una audiencia más general en el podcast “Startup” (en el proceso de adaptación a la televisión por Zach Braff) y luego ante millones más cuando se unió a la exitosa serie “Shark Tank” como inversionista invitado el siguente año.

Sacca, conocido por sus camisas de vaquero, escribió en el blog de Lowercase Capital esta semana que estaba “colgando las espuelas” y alejándose de las inversiones en startups y “Shark Tank” para enfocarse en su joven familia y otros proyectos. Continuará asesorando a las compañías en las que ha invertido, pero su socio en Lowercase Capital, Matt Mazzeo, manejará la cartera. Sacca también dijo que lanzará su propio podcast e insinuó la participación en un proyecto político que no implica la candidatura a la presidencia.

En el 2015, Sacca le dijo al autor de “The 4-Hour Workweek”, e inversionista tecnológico Tim Ferriss en un episodio del podcast de Ferriss que su habilidad para detectar y desarrollar startups que se convertirían en compañías multimillonarias provino de casi 20 años de experiencia y el asesoramiento de inversores veteranos como Josh Kopelman de First Round, Tony Conrad de True Ventures, y Hans Swildens de Industry Ventures.

Él señaló que la suerte está involucrada y que su intuición puede estar apagada a veces (todavía lamenta la negativa a financiar Airbnb e ignorar una temprana consulta por email de Bobby Murphy, cofundador de Snapchat) pero su filosofía de inversión lo convirtió en uno de los principales nombres del Valle en la última década.

Aquí están los cuatro elementos que citó.

1. Invierte sólo si puedes agregar valor a la empresa.

Cuando Sacca y su socio en Lowercase Capital Matt Mazzeo deciden invertir su dinero en una empresa, también se están comprometiendo a ser asesores de sus fundadores. Sacca dijo que si va a hacer ese compromiso, no necesita pensar que va a poder ver a la startup salir a bolsa, pero, explicó, “Necesito saber que puedo hacer un impacto material para hacer que sea más probable que tenga éxito.”

2. Invierte en una empresa que ya sea genial.

Cualquier persona con un trabajo regular tiene que trabajar en los proyectos que se le asigna, quieran o no. Sacca dijo que los inversores novatos están a menudo tan acostumbrados a esta mentalidad que se dejan demasiado abiertos a los acuerdos.

“Cuando te metes a invertir, tu postura del defecto debe ser ‘no,’ porque la mayoría de las ofertas apestan,” dijo. “La mayoría de las tratos no van a ganar dinero, la mayoría de las empresas fracasarán y la tentación siempre será ver tu primer acuerdo como, ‘OK, sé que puedo serle útil a estos chicos, sé que puedo hacer esta cosa mejor.’ Y así tus primeros tratos son siempre los peores.

3. “Date la oportunidad de hacerte rico.”

Sacca aprendió que es importante construir una cartera que permita oportunidades para ganar dinero de los “unicornios” (raras compañías de mil millones de dólares) y éxitos moderados al no intentar hacer demasiadas cosas a la vez, entrando a un precio lo suficientemente bajo y haciendo inversiones con una perspectiva a largo plazo.

4. Está orgulloso del trato.

Sacca dijo que no está dispuesto a hacer concesiones sobre su integridad cuando hace un trato, y eso funcionó para él.

“Hay cosas que dejé pasar por las que no me arrepiento en absoluto,” dijo.

Algunos ejemplos que mencionó son negocios publicitarios que colocaban anuncios engañosos en dominios mal escritos, servicios de suscripción que son intencionalmente difíciles de cancelar, productos basados en afirmaciones no fundamentadas y redes sociales que utilizaban contenido anónimo.

“Parecía una buena manera de ganar dinero,” dijo Sacca, “pero no tengo que explicarle a mis hijos que así es como hice mi dinero.”

Publicado originalmente en Blog.Reibox.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB