Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Inversiones que debes hacer en ti y en tu negocio

Por Mónica Moyano | Publicado en Desarrollo Personal | 2 de agosto, 2016

inversionesHay una frase que siempre digo a las personas que aprecio y quiero ayudar, y es que “Nada es gratis”. Y quiero que te quede claro que no estoy hablando únicamente de dinero.

Te digo esto porque no quiero que percibas ni que pienses que las cosas se consiguen solas y de manera sencilla, sino que detrás hay mucho más.

Montar tu propio negocio, vivir de tu talento y conocimiento y alcanzar el estilo de vida que deseas es algo que requiere una inversión por tu parte.

Para que veas a qué me refiero quiero compartir contigo los 3 tipos de inversión que deberías hacer si quieres ver montado tu propio negocio cuanto antes:

1. Invierte en tiempo

El tiempo es un recurso indispensable en el que vas a tener que invertir.

Es posible que actualmente estés trabajando y dispongas de menos tiempo libre para llevar a cabo tu Plan B. Si es éste tu caso, organízate y procura sacar como mínimo una hora al día para trabajar en él.

Si por el contrario dispones de todo tu tiempo, partes con algo más de ventaja. Pero ten cuidado porque en este caso el tiempo se puede convertir en un arma de doble filo a la hora de poner en marcha de tu negocio.

Si dispones de mucho tiempo, es fácil que decidas aprender e implementar a tu ritmo. El peligro está en alargar el tiempo de aprendizaje y en posponer el momento para dar el gran salto. Supongo que esto tiene algo que ver con el llamado “Síndrome del estudiante” y esa sensación de que no puedes lanzarte en tu negocio porque todavía no lo sabes todo.

Lo que sí que quiero que te quede claro, es que tanto en un caso como en el otro, vas a tener que sacrificar tiempo de ocio para enfocarte con energía en tu propósito. En tu Sueño. En tu negocio.

Invierte tu tiempo de manera inteligente, en tareas y acciones realmente efectivas de las que puedas ver resultados a corto, medio y largo plazo.

2. Invierte en formación y acompañamiento

Como sabes, la llegada de Internet y su uso masivo a partir de los años 90 puso a nuestro alcance muchísima información que años atrás ni siquiera hubiésemos soñado tener, y mucho menos de manera gratuita.

Con los años la información existente en esta red se ha multiplicado y ha crecido de manera exponencial hasta el punto de que hoy en día resulta complicado discernir cuál es el mejor contenido.

Este cúmulo de información ha hecho que sea muy fácil caer en la tentación de querer recopilar el máximo de información de aquí y de allí, sin orden ni concierto, e intentar implementarla sin ningún tipo de estrategia que vaya más allá de acumular información, invertir muchísimo más tiempo del necesario en implementarla y tratar de no invertir un sólo céntimo en ti ni en los conocimientos que harán que te lances y veas crecer tu negocio, lo que lamentablemente te va a llevar a posponer también tus resultados.

Entiendo a todas aquellas personas que lo hacen porque en algún momento yo también lo hice.

Hoy puedo decir que afortunadamente cambió mi mentalidad.

A mí también me llevó un tiempo aprender que yo sola no podía llegar a donde deseaba, y que era necesario invertir en formación y acompañamiento de calidad. Y es que cuando caminamos solos nuestros avances son pocos y lentos, y nuestros resultados inferiores, o incluso a veces ni siquiera llegan. Querer hacerlo todo tú no siempre es la mejor solución. Créeme.

Si quieres poner tu negocio a funcionar y generar tus propios ingresos es necesario que pases a la acción y lo pongas en marcha cuanto antes.

Y si para ello necesitas ayuda de algún tipo no pasa nada. Invertir en formación o contar con el apoyo de otros profesionales es algo positivo para ti. Esto acortará tu curva de aprendizaje y el tiempo necesario para ver resultados.

Invierte en formación de calidad

Existen cursos, seminarios, talleres y programas de formación de expertos que te van a ayudar muchísimo. Aunque tengas que invertir tu dinero en ello. Ésta es una buena manera de aprender y filtrar los conocimientos esenciales para tu negocio sin perderte en el camino.

Hay muchos profesionales que con sus conocimientos te pueden ayudar a implementar estrategias que dan resultados en menos tiempo, con lo cual vas a obtener un retorno de tu inversión antes.

Apóyate en un coach o un mentor

Estas personas pueden ayudarte a avanzar en tu propósito con mayor seguridad y rapidez, a enfocarte, a guiarte paso a paso y a no cometer los errores que ellos cometieron antes.

3. Invierte en esfuerzo

Prepárate para trabajar duro

Prepárate porque vas a tener que esforzarte en crear el negocio que deseas. Vas a tener que cambiar tu mentalidad y ser más flexible. Vas a tener que ser fuerte y aprender a levantarte cuando algo no salga como esperabas. Vas a tener que aprender a perseverar día tras día. Vas a tener que abrir tu mente, hacer cosas nuevas y corregir las que no funcionan. Y vas a tener que aprender a sonreír a pesar de las adversidades.

Entiendo que tu deseo es tan fuerte y tu motivación (tu famoso por qué) tan elevada que vas a esforzarte y vas a darlo todo por conseguirlo. Porque te pregunto…

¿De qué te sirve soñar con tener tu propio negocio y tu vida deseada si después no vas a luchar por conseguirlo?

Estas son las 3 vías en las que te animo a invertir para hacer realidad tu sueño, montar tu propio negocio y verlo crecer: tiempo, formación y acompañamiento, y mucho esfuerzo.

Si lo deseas, tú también puedes hacerlo. Mientras dejas pasar tu tiempo estás perdiendo oportunidades para conseguirlo.

Fuente: monicamoyano

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Comentarios

  1. 1 3/08/2016 - felipe:

    excelente información de donde eres y si me puedes recomendar alguien que aconpañe y me entrene

Subir »
FB