Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"
Estás en Interés General:

De todo un poco sobre los negocios y una vida llena de riquezas

01Spania GTA. Quince coches de lujo al año

Este es el caso de una firma española que fabrica coches deportivos de lujo y que basa su éxito en la lista de espera que generan sus ediciones limitadas. Empezaron fabricando cuatro coches anuales y ahora están en 15.

“Vendemos un coche con una configuración como el que vende una joya. Un artículo muy exclusivo. Nuestro cliente valora que sea un coche totalmente propio, que no sean reconocidos productos de otros vehículos; una producción artesanal”, explica Domingo Ochoa, su fundador.

Ediciones limitadas

Ochoa asegura que con más dinero disponible habrían podido ir más rápido (su primer coche salió al mercado en 2008), pero tampoco tendrían muchos más clientes de los actuales. La escasez es la clave del éxito de su negocio.

“Si yo fabrico 15 coches al año, sólo 15 clientes en todo el mundo pueden tener un Spania al año. Tenemos lista de espera”, apunta. Esa limitación de la oferta influye directamente en el precio a pagar, que es un reflejo de la inversión que tienes que hacer en la fabricación, aunque también hay un punto especulativo.

Nuestro coche en fábrica vale 870.000 euros (impuestos aparte). Pagani y Koenigsegg, nuestros competidores directos, se venden por un millón o dos millones de euros. O sea que, probablemente, en un breve plazo de tiempo incrementemos nuestro valor de venta hasta 1.200.000 o 1.300.000 euros, mejorando algunas terminaciones y calidades, pero, sobre todo, porque ya tenemos ese cliente captado que nos conoce como marca en el mercado.

Eso es lo más complicado. Que te reconozcan a nivel internacional como una marca que es apetecible de compra porque genera exclusividad es un trabajo un tanto más arduo y duro que producir el propio coche”.

Ediciones limitadas para aumentar precio

El aumento de precio se lo piden los propios distribuidores internacionales. “Porque cuando un cliente va a comprar un Pagani y le piden un millón y medio de euros, ve que el Spania tiene las características iguales o mejores en prestaciones y, sin embargo, le cuesta la mitad de precio. Y duda. Es un tema de especulación y de posicionamiento de mercado. Es importante que tengamos un precio parecido a nuestra competencia para que nuestro cliente no sienta que está comprando un producto más pobre”.

En su caso, la limitación de clientes es propia, porque el público al que se dirigen es muy amplio. “Multimillonarios en el mundo con capacidad de comprar un Spania sin pestañear hay millones. Sólo en Dubái me pueden comprar mi coche más de 50.000 personas. Yo produzco 15. Imagínate. Y sólo te estoy dando un dato de un país. En China, un millón y medio de personas podrían comprarlo. Pero si aumentamos la producción no podemos subir el precio tan arriba. De hecho, Lamborghini lanza un modelo de tres o cinco unidades, muy exclusivo, que venden en tres millones de euros. Y se los quitan de las manos. No salen ni al mercado”.

Ventajas e inconvenientes

La ventaja de este tipo de negocios es que el beneficio es muy rápido. Porque no cuesta vender el producto y a buen precio. El inconveniente es que hay que crear la marca y no es fácil. Nosotros hemos sabido crearla tras siete años.

Estamos en una facturación por encima de los 10 millones de euros y queremos aumentarla subiendo precio y diversificando nuestra oferta. Entrar en el segmento de las berlinas de lujo. Lo que tenemos claro es que no podemos fabricar más de 50 coches al año; 25 deportivos y 25 berlinas”.

Restaurante Mercès One. El restaurante de una sola mesa

02¿Puede ser rentable un restaurante que sólo dispone de una mesa y que funciona exclusivamente bajo reserva? Sí, si lo tomamos como una pata más de un negocio de restauración que engloba eventos de catering y tienda deli, además del restaurante.

“Por sí solo, no sería rentable. Pero tampoco da pérdidas. Como parte del grupo, me aporta el lugar donde pongo mi I+D en la cocina, donde practicamos los platos nuevos para ver si tienen éxito. Para dar soluciones a mis clientes”, explica Mercè Solernou, su fundadora.

Diferenciarse de la competencia

“Es también una forma de diferenciarme del resto de la oferta de Barcelona. Lo abrí antes de los Juegos Olímpicos. Entonces era un producto que no existía en la ciudad. Hay restaurantes con reservados, pero al entrar y salir te ven otras personas.

Esto es un espacio completamente privado y personalizado. Está pensado como un reservado para un cliente y sus invitados. O un grupo de amigos que se juntan para hacer una degustación gastronómica. Es una mesa completamente personalizada. Si vienen 17, se monta una mesa estilo imperial. Si vienen dos, una mesa redonda”, continúa esta restauradora.

Una herramienta de marketing

El restaurante funciona bajo reserva. Y sí, alguna vez la mesa se queda sin poner. Aunque muy pocas veces. ¿El tipo de cliente? “Normalmente gente que celebra algo. Un aniversario, una pedida o una cena de Navidad. O un grupo de amigos que piden un producto concreto de temporada”, explica Mercè Solernou, quien asegura que la idea se la dieron los propios clientes.

“Venía de un restaurante con cinco o seis mesas y la gente me pedía esto. Les hice caso. Así me distingo, soy diferente de la oferta que hay. El inconveniente es que solo no es rentable, pero no todo en una empresa es la parte monetaria. Está también la imagen, el servicio, fidelizar a los clientes… sin olvidar que es también una excelente herramienta de marketing”.

Tinámica. Un servicio de consultoría ‘boutique’

03¿Una empresa con un desarrollo de software big data y que no tiene un modelo de negocio escalable?

“Es porque el planteamiento es de boutique, de empresa muy especializada. En el momento que tengas muchos clientes, cambias el modelo. Si te vuelves intensivo en clientes, al final tienes que crecer en personas y no es el planteamiento que tenemos. La idea es seguir siendo pequeños, pero muy especializados”, explica Enrique Serrano, CEO de Tinámica.

En la actualidad tienen 20 clientes, prácticamente todos grandes empresas conocidas e intensivas en datos.

“Lo que hacemos es ayudar al cliente a que pueda analizar todos los datos que tiene, tanto internos como externos, para que pueda ponerlos en alto valor. Que consiga con ellos grandes multiplicadores de negocio: un incremento drástico en márgenes, más cuota de mercado, nuevos clientes, expansión en otras geografías, reducción de costes…. Siempre incrementos o decrementos de más de dos dígitos”, añade Serrano.

Asesoría hiperespecializada

En realidad, es un trabajo más de asesoría y analítica avanzada que de tecnología. “No se trata sólo de implantar la tecnología, sino también de ayudarles a analizar la información y ver el impacto que tiene en el negocio. Pero hay clientes que prefieren hacer su parte de analítica y sólo nos encargan la tecnología. Es un servicio muy personalizado. No vendemos producto, es un traje a medida del cliente. Son proyectos muy complejos”. La empresa es rentable a partir de tres o cuatro clientes.

Y una cartera más grande no lleva aparejada un incremento de rentabilidad. “El peligro de muchas empresas es que no saben crecer. No saben poner un límite y se vienen abajo. Nosotros decimos que no a muchos proyectos que no encajan o que vemos que no tenemos ancho de banda o que estamos ya con trabajo. Los vamos poniendo en cola. Ésa es nuestra forma de trabajar”, comenta Serrano.

¿La ventaja de este modelo?

“Que al ser un servicio tan exclusivo y adaptado tienes poca competencia. Puedes dedicar más tiempo al cliente y eres más ágil y con más calidad. El inconveniente, que nos cuesta encontrar gente preparada para estos perfiles tan especializados. Además, al trabajar con tecnología punta tenemos que incorporar siempre lo último que sale en tecnología de dato. Y tres, tienes que intentar ser el mejor. Tus estándares de calidad y de excelencia tienen que estar por encima de la media”.

Una cartera con recurrencia y continuidad

Para que la pérdida de alguno de estos grandes clientes no se lleve la mitad de la facturación, “hay que encontrar un equilibrio”. En nuestro caso no pasar de veinte clientes y en los que hay una mezcla de clientes con proyectos pequeños, clientes con proyectos grandes, clientes recurrentes… Así, cuando se te cae un uno grande no te afecta demasiado.

Nuestros proyectos tienen principio y fin. Luego hay clientes que pueden encadenar con otros proyectos o también te puedes quedar a asesorar al cliente o ayudándole a la actualización, mantenimiento… Yo creo que es difícil tener clientes para toda la vida. Lo normal son periodos de tres y cinco años, que está muy bien. Y la clave para el negocio está en que haya recurrencia. Que después del proyecto les ayudemos en otro frente. Que surja otra necesidad. De hecho, con el 70% de nuestros clientes es así. Hay una continuidad y una recurrencia”.

Recursos de mercado. Clientes con mucha exclusividad

04Una cartera de entre 15 y 20 clientes por la propia exigencia de la actividad: la comunicación corporativa. “En este sector manejamos información confidencial. Información sensible. Y además está el tema de la oportunidad de comunicación.

Si trabajas para dos empresas competidoras y te sale una oportunidad de comunicación, ¿a quién de las dos se la ofreces? Son los motivos por los que nos vemos obligados a firmar acuerdos de exclusividad. Por tanto, tenemos poca capacidad de tener clientes”, explica Jaime Ávila, director general de recursos de Mercado.

Evitar corsés

El problema de esta forma de trabajar es que no te puedes especializar en un sector concreto. Como están haciendo ahora muchas agencias de comunicación. “Cuando vas a captar un cliente te pregunta si eres especialista y le tienes que convencer que precisamente si está teniendo lugar la entrevista es porque no tienes ningún cliente de su sector o que sea competencia”, añade Ávila.

Una forma de trabajar que limita la capacidad de crecimiento del negocio.

“Trabajamos en exclusividad con todos los clientes. Es decir, sólo tenemos un cliente por sector. Ahora bien, se puede reducir esta limitación buscando sinergias positivas. Si trabajo para un bufete como Iure, que está muy especializado en mercantil y concursos, puedo trabajar para un bufete especializado en penal y también para una escuela de másteres jurídicos. No entran en conflicto. Ahora lo importante es que todos lo sepan y lo hayan aceptado”, comenta Ávila.

Un posicionamiento muy claro

“Con esta forma de trabajar más, que un problema de rentabilidad hay un problema de capacidad de crecimiento. La rentabilidad al final no depende tanto de la cantidad de clientes como del margen bruto. Es decir, de la relación entre costes fijos y margen bruto.

Si tienes una estructura de costes fijos pequeña, adaptada a este tipo de negocio, se produce rentabilidad. Ahora lo que tienes es un techo de crecimiento. Pero es nuestro modelo. En agencias de comunicación las estructuras grandes no las entiendo porque se descuida la calidad y aparecen conflictos de oportunidades y conflictos de intereses.

En 24 años de actividad, tenemos una plantilla de 7 a 10 empleados y una facturación media de 350.000 a 450.000 euros. Es una actividad que genera pocos ingresos, pero bastante seguros”, asegura.

Warren BuffettYa sea que tengas un buen negocio o que apenas estés empezando, ten mucho cuidado para que tu idea no caiga por la borda. No te apegues tanto a tus propias ideas para que después no quieras escuchar los conocimientos de aquellos que ven la vida de forma diferente.

En su libro, “Más allá de la irracionalidad” (The Upside of Irrationality), el psicólogo Dan Ariely se refiere al fenómeno de estar apegado a una filosofía como la “teoría del cepillo de dientes”. Como cuando usas un cepillo de dientes, todos necesitan y tienen una filosofía en la que creen, pero nadie quiere creer en la de otras personas.

Hacer a un lado tus creencias y teorías requiere cierto grado de apertura y coraje, especialmente cuando llegas a sentir que ya tienes todas las respuestas sobre cierto tema. Después de todo, ya seas un emprendedor u otro tipo de líder, tus seguidores muchas veces esperarán verte convencido cuando tomas una decisión.

Los individuos más progresivos son demasiado seguros de sí mismos como para admitir que no siempre saben todo. En lugar de eso, siempre están buscando más conocimientos.

¿Cómo encuentran ese tipo de inspiración? Son lo suficientemente humildes como para admirar a alguien que pueda ayudarlos para ver más allá de lo que saben. Como decía Isaac Newton “Si he visto más lejos, es porque me paré sobre los hombros de gigantes”.

Aquí hay tres grandes ejemplos de mentoría:

1. La guía de Warren Buffett.

Este hombre, importante en el mundo de los inversionistas, encontró a su mentor en Benjamin Graham. Después de leer el libro de Graham “El inversionista inteligente” (The Intelligent Investor) en 1949, el autor se convirtió en el ídolo de Buffett.

Este texto cambió no sólo su filosofía de inversión, sino también el curso de su vida. Buffett aplicó a la Escuela de Negocios de Columbia en donde Graham era profesor. Ahí se conocieron en persona. Después, Graham lo contrató en su empresa y los dos construyeron una amistad que ayudó a que Buffett se convirtiera en el inversionista millonario que es hoy.

2. La inspiración de George Soros.

Como Buffett, Soros buscó a su mentor de forma parecida. El inversionista multimillonario es un creyente del principio del falibilismo, la noción filosófica que afirma que todo lo que alguien cree puede ser incorrecto y por lo tanto vale la pena cuestionarse.

Esta creencia ha ayudado a Soros a retar y mantenerse a la vanguardia de la sabiduría prevaleciente del mercado. Estas ideas, sin embargo, vienen del filósofo y antiguo profesor de economía en la Escuela de Londres, Karl Popper, un mentor que Soros buscó intencionalmente. Como Soros reveló, eligió estudiar con Popper después de que su libro “La sociedad abierta y sus enemigos” (The Open Society and Its Enemies) le causó una buena impresión.

3. El consejero de Simon Cowell.

El productor de importantes programas de televisión como American Idol recurrió a un mentor multimillonario británico llamado Sir Phillip Green después de sentirse un poco frustrado.

En una entrevista, Cowell dijo que había experimentado dificultades para asimilar ciertas cosas. “Trataba de asimilar todo, mi negocio, los artistas, los shows, todo. Green es muy amable y tiene las mejores intenciones. Se convirtió en alguien en quien puedo confiar, hace que me sienta cómodo y me ayuda a encontrar soluciones”, dijo Cowell.

Lo más seguro es que un mentor tenga muy poco tiempo, pero si hablas en serio respecto a tu éxito y puedes encontrar formas de impresionarlo con tu pasión, tienes grandes probabilidades de que se interese en tu viaje personal.

No fue sino hasta que tomé el gran riesgo de renunciar a mi trabajo y pasé dos años investigando y escribiendo un libro que mi mentor me adoptó y me compartió sus conocimientos y oportunidades.

No te preocupes si todavía estás luchando por encontrar a un mentor, en lugar de eso toma en cuenta esta frase: “Cuando un estudiante está listo, el maestro aparecerá”.

desaprenderDesde temprana edad en los colegios se obliga a obedecer a alguien con más autoridad, lo que da como resultado que, a medida que se desarrolla el individuo, se iba perdiendo un poco mas aquella libertad absoluta e imparable que tenemos cada uno de nosotros, aquella adrenalina por hacer lo que queremos, esa energía para equivocarnos una y otra vez (y aprendiendo en el proceso) además de la carencia de importancia de lo que piensan los demás.

Es hasta algunos años después que te das cuenta que eres libre de pensamiento y acto, que puedes hacer las cosas más increíbles que quieras así muchos estén en contra. ¿Pero qué pasaría si desde niño tuvieras la oportunidad de ser educado para ser líder, ser libre y creativo, ser emprendedor?

En Empowerment Campus ya nos estamos encargando de esto. El emprendimiento es en definitiva una de las actividades que mayor potencial tiene para incrementar las tasas de empleo y generar bienestar socioeconómico.

Ahora bien, si tú hubieras sido educado en emprendimiento creativo desde niño ¿consideras que hubieras iniciado tu emprendimiento a una edad más temprana o a la misma edad?

Ahora imagina que a tu hijo, hija, sobrinos, amigos o vecinos fueran educados con una metodología creada por profesionales en negocios y con apoyo pedagógico que además busca fortalecer el pensamiento en liderazgo, habilidades comunicativas y por supuesto pensamiento creativo para la resolución de conflictos y generación de ideas que conlleven a soluciones.

¿Qué edad es propicia para emprender?

Recordemos la noticia de Caine Monroy el niño de 9 años que decidió tener su propia empresa de entretenimiento con juegos para todos los gustos; no hay edad para el que quiere ser independiente y tomar sus propias decisiones, para emprender se necesita pasión, perseverancia, paciencia y muchas ganas.

Algunos podrían pensar que enseñar a emprender a corta edad puede interferir con el tiempo libre de esparcimiento y juego de los niños, y por esto mismo se ha desarrollado el programa educativo con tiempos programados para tener claros los periodos que son de estudio – emprendimiento y aquellos periodos de ocio y juego permitiendo que el niño tenga un completo desarrollo y libertad.

Mira algunas cosas para desaprender del colegio:

Copiar el comportamiento aceptado.

Algunos profesores pueden buscar que todos los alumnos piensen igual, recuerda que eres una persona promedio a menos que hagas mil veces mejor lo que hacen los demás o si haces lo que los demás no se atreven a hacer, así estarás por fuera del promedio y estarás en contra del status quo lo que conlleva a la innovación

Ser controlado.

Toma tus propias decisiones, no hagas lo que los demás quieren sino lo que tú quieres hacer para mejorar

Si te critican estas equivocado.

Los que hemos emprendido sabemos muy bien que, si te critican, probablemente algo estás haciendo bien.

Nadie critica eufóricamente si sabe que estas fallando, entre mas fuertes criticas recibas es probable que estés en el camino correcto. Escucha criticas, trata de aprender de esas críticas pero no te desalientes

Haz lo mismo que hicieron otros.

“Copia a Zuckerberg y tendrás una empresa como Facebook. Copia a Edison y obtendrás mil ideas de negocio. Copia a Steve Jobs para tener una empresa tan cautivadora como Apple”. Si copias a otros no significa que vas a tener los mismos resultados. Si quieres ser como ellos, piensa diferente y actúa diferente

steve jobsEl liderazgo de Steve Jobs se lo reconoce por sus rasgos fuertes, que lo encasillarían en el tipo AUTOCRATICO, enfocado fuertemente al resultado.

En una de las últimas entrevistas dadas por él, reconoce que APPLE se maneja como un gran start-up, esto quiere decir, que tienen equipos responsables de áreas muy generales en la empresa. Reconoce que no tienen comités, y que lo que hacen, es reunirse con equipos de trabajo y atender los problemas y necesidades inmediatas, muy poca burocracia y controles.

El tipo de liderazgo ejercido por Jobs, se ajusta a las necesidades de este tipo de organización, en la que se trabaja con innovación en productos, mucha creatividad y esto no admite un ecosistema con excesos de controles, que podrían entorpecer el proceso creativo.

El resultado es único, difícil de repetir, porque principalmente se requiere de un líder con las características de Jobs para mantenerlo operando, tal es así, que cuando el es retirado de APPLE en 1985, se inicia un proceso de caída en la organización. Es mucho más sencillo controlar una organización estructurada con sistemas y actividades repetitivas.

En otra organización del sector que trabaja en software, GOOGLE, pese a que su producto requiere innovarse permanentemente, los dueños han optado por dar mas libertad a sus empleados, a tal punto que dan un 10% de su tiempo, para que trabajen en sus propios proyectos.

¿Qué modelo es el correcto?, tal vez no sería esta la pregunta apropiada.

Lo cierto es que Jobs, nos deja un legado, con su empresa y productos. Difícil de repetir y de seguir, ¡Seguramente!

Para los directivos de APPLE, no les ha de ser muy fácil mantener ese ritmo de creación, pero es la cultura que han heredado, cualquier cambio en esta forma de llevar la empresa, requeriría ser meditado y aplicado con mucho cuidado.

Personalmente prefiero una empresa liderada por un equipo. Da la impresión de que mucho de lo que se hacía en APPLE, requería de la forma de ver y hacer las cosas de Jobs. Esto haría que la organización dependa del genio, estado de ánimo y salud del líder.

Estructurar equipos de trabajos con metas claras y objetivos medibles, con un sistema de incentivos, ligado directamente al resultado podría ser más sostenible.

Las cualidades de un buen directivo vienen dadas de acuerdo al tipo de organización y el éxito del directivo va de la mano en la medida, que este puede liderar el colectivo y la organización a su cargo. No existe una lista de rasgos o características que aseguren como debe ser el mejor líder, es decir el mejor directivo.

Pero si existe la posibilidad de hablar de un líder adaptado a las circunstancias de la organización, los macro resultados de la gestión del Directivo, líder, se centran en el desempeño y la satisfacción, que se obtenga como resultado de su gestión y la sostenibilidad del procesos creado. Son principalmente estos dos elementos los que servirán para definir qué tan efectivo es el liderazgo de un Directivo.

Los riesgos de un liderazgo como el desempeñado por Jobs se pueden abordar desde dos perspectiva:

La primera desde el punto de vista de la organización, inversionistas, empleados, y demás grupos de interés, buscan que además de generar beneficios, la organización, posea u sistema que le de sostenibilidad en el tiempo. Afortunadamente para Apple y sus grupos de interés los nuevos administradores han sabido hacerlo bien, e incluso aparentemente los rendimientos han mejorado, en relación al tiempo en que lidero Jobs. Es probable que Apple este transitando de ese estado de START-UP en el que administraba Jobs. A un estado más estructurado.

La segunda perspectiva la hago desde el individuo, Jobs. El estilo de liderazgo en el que se privilegia el logro de los objetivos, pasando a segundo plano la relación con las personas, conlleva una fuerte carga emocional, ya que al anteponer los resultados a las personas, tarde o temprano pasara factura a la salud del líder. Sin duda Jobs fue un personaje con carisma y un visionario, dispuesto a pagar el precio necesario para obtener los resultados esperados.

Toda organización, al igual que todo individuo es diferente una de otra. El carisma y la visión son irrepetibles y son mas o menos efectiva en la medida que los resultados lo demuestren.

En la misma organización, estas dos características deben ir cambiando en la medida que la empresa transita por los diferentes estados de su crecimiento.

Carisma y visión son importantes, y pueden ser potenciados enormemente en la medida que se complementan con capacitación y educación en los diferentes aspectos a manejarse en la industria que se encuentre. No es lo mismo manejar un start-up de 10 personas, que dirigir una empresa de 10.000 (diez mil) persona.

Observar a Jobs, una persona de 55 años hablar de su forma de liderar y de operar Apple, me lleva a la reflexión, de si ese estilo de liderazgo habrá influido en algo a su estado de salud.

Para los que hemos dirigido personal, seguramente reconocemos que es difícil separar completamente el aspecto emotivo del desempeño de los negocios. Se puede lograr un mismo resultado de diferentes formas.

Que el modelo de Jobs ha tenido éxito, de eso no hay la menor duda, su obra se recordara por un buen tiempo. Que perdure y su estilo de liderar y dirigir sea parte de la filosofía de administración es un poco menos probable.

Los modelos a estudiar generalmente requieren de estructuras más fuertes en términos de equipos, con metodologías más estructuradas y sistemas de control. De esa manera podrían sostenerse y controlarse a largo plazo.

La forma de liderar, como si fuese un start-up, que utilizaba Jobs, es necesaria en una etapa del proceso de crecimiento de una organización, inevitable para volverse sostenible en el tiempo, debe pasar a otros estados, los que sin duda le darán mayor resistencia a las eventualidades que se presentan en las industrias. Con el tiempo se deja de depender del fundador, el cual tiene limitaciones para mantener en control todos los procesos de cambios que se dan en su industria y en el entorno social.

En el caso de APPLE los nuevos administradores, están llevando la organización a nuevos estados y hasta el momento les ha dado resultado, al menos así indican los valores de las acciones de APPLE, nos queda seguir observando su desempeño, para analizar y aprender de este proceso.

jim rohnSin importar qué tan difícil o dolorosa sea la situación por la que estés pasando, es tu mentalidad la que permite o no que esta te afecte.

Las personas exitosas viven las mismas experiencias y situaciones que la mayoría, así que esta no es la razón por la cual son diferentes. Ellos también viven momentos difíciles como tú, pero es su mentalidad y son los pensamientos que albergan en su mente lo que los hace distintos y sobresalir sobre los demás.

El término mantra proviene de man- (‘mente’ en sánscrito) y el sufijo instrumental -tra, lo que podría traducirse literalmente como “Instrumento mental”.

Recuerda que si quieres conseguir resultados distintos en tu vida tendrás que hacer algo diferente, así que aquí tienes 10 “instrumentos mentales” que cargarán tu mente con un combustible único para lograr tus sueños.

1. “Eres responsable por los pensamientos que albergas en tu mente en cualquier momento. Tienes la capacidad de pensar lo que desees. Así que inclusive todas tus actitudes y comportamientos negativos y autodestructivos se han originado en la manera que has elegido pensar”

– Wayne Dyer

Tienes dos opciones cada vez que enfrentas una dificultad o reto en tu vida: puedes mirar los aspectos positivos o hundirte en cada circunstancia negativa. Al final no importa qué tan difícil sea la situación, lo importante es tu decisión de cómo abordar el problema.

No se trata de obviar la realidad y simplemente pensar que todo estará mejor, sino entender que si bien hay dificultades que debes enfrentar, con una mentalidad positiva podrás sacarle una mayor ventaja a esta situación y salir adelante.

Después de todo, de esto se tratan las dificultades, de salir con la certeza de que eres lo suficientemente fuerte para enfrentar una dificultad y quedarte con aprendizajes, no con tristezas.

2. “Solo aquellos que están dormidos no cometen errores

– Ingvar Kamprad         

Las personas exitosas cometen más errores que el promedio ya que tienen claro que los errores no son el antónimo del éxito (algo que no entiende la mayoría), sino un paso más en su camino.

Cuando cometes un error significa que estás aprendiendo algo nuevo, que te estás exponiendo a una nueva realidad, a nuevos retos y sobretodo a nuevas oportunidades de mejorar.

Sin embargo, esto tampoco significa que las personas exitosas pasen su vida buscando equivocarse, y mucho menos cometer el mismo error varias veces. La importancia de los errores no radica en ellos sino en el aprendizaje. Así que cada error es una oportunidad para aprender algo nuevo.

3. “El sabio no es el hombre que proporciona las respuestas correctas, es el que formula las preguntas correctas”

– Claude Lévi Strauss

Uno de los mayores problemas de las personas es que piensan que los más inteligentes y exitosos son aquellos que tiene una mayor cantidad de respuestas a preguntas. Admiramos a quienes tienen una solución para todo, y no a quien hace las preguntas indicadas.

Hazte la siguiente pregunta, ¿cuándo fue la última vez que aprendiste algo cuando eras tú quien estaba hablando? Ahí está el problema, no aprendiste nada.

Las personas exitosas entienden que el valor de las preguntas se debe a que éstas pueden llevarlos al siguiente nivel y les permiten conocer otros puntos de vista, otras razones y fundamentos.

Así que la próxima vez que te sientas muy tentado a expresar tus ideas, considera la posibilidad de formular una pregunta. Sin lugar a dudas aprenderás mucho más.

4. “Odio cómo piensa la gente con el ‘vaso medio vacío’ cuando en realidad está casi lleno. Estoy agradecido cuando tengo una gota más en el vaso porque sé exactamente qué hacer con ella”

– Gary Vaynerchuk

La gratitud no solo es sinónimo de éxito, es el reflejo de la mentalidad de aquellas personas que aprecian hasta el más simple detalle en sus vidas. Si tú no te sientes agradecido por cada cosa que tienes en tu vida, sin importar su tamaño o valor, difícilmente lograrás alcanzar tus objetivos.

Todos los días en la mañana agradece por lo que tienes; desde la cama donde duermes, por la comida que tienes sobre tu mesa hasta por las personas que te acompañan en tu vida. Ser agradecido significa que aprecias lo que tienes, lo que has logrado y que estás dispuesto a trabajar por alcanzar nuevas cosas.

Es importante que no confundas gratitud con conformismo, ya que este último implica que no tienes la mentalidad para mirar hacia el futuro y prefieres quedarte con lo que has cosechado en tu pasado.

5. “Asume responsabilidad personal. No puedes cambiar las circunstancias, las estaciones o el viento, pero te puedes cambiar a ti mismo. Eso es algo que tienes a tu cargo”

– Jim Rohn

Las personas que consiguen grandes cosas en su vida tienen una cosa clara: su vida no es una cuestión de azar, es el resultado de sus pensamientos, acciones y responsabilidades.

Si tú no estás dispuesto a responsabilizarte por tus acciones y resultados nunca serás lo que esperas lograr. ¿Por qué? Porque esta actitud implica que tú no estás a cargo de tu vida, que no eres el conductor de tu carrera, que no crees posible que tus actos afecten tu futuro

Así que sé responsable de tus actos, que si bien no puedes definir como será tu camino al éxito, si este tendrá muchas curvas o altibajos, sí puedes definir cómo vas a manejar y superar cada dificultad.

6. “El tiempo, la perseverancia y diez años de intentos eventualmente te hará ver como un éxito de la noche a la mañana”

– Biz Stone

Vivimos en una sociedad donde se premia a quien tiene resultados en el corto plazo. Pensamos que casos de éxito como Mark Zuckerberg tomaron algunos meses, que Elon Musk triunfó en su primer intento y que Bill Gates siempre tuvo claro lo que haría con su vida…

Falso.

Nos han vendido esta idea porque lo único que vemos son los resultados, no el proceso. Creemos que todo siempre ha sido color de rosa desde el comienzo y que estos personajes son unos afortunados por causa del destino.

Sin embargo la realidad se ubica en el proceso, en años de esfuerzos y sacrificios que nadie ve ni entiende y que toca lidiar en soledad. Ahí radia el éxito, en la capacidad de superar estos momentos para que más adelante alguien venga y te pregunte cómo hiciste para lograrlo tan rápido.

La invitación es a que tengas una visión de largo plazo, que pienses en una carrera de resistencia y no de velocidad, que te enfoques en tu propósito de vida por medio de pequeños objetivos.

No permitas que la “demanda de resultados inmediatos” te haga sentir que fracasaste o que nunca alcanzarás algo grande en tu vida; ten una visión más allá de esto y enfócate en el largo plazo.

 

7. “Vive como si fueras a morir mañana. Aprende como si fueras a vivir siempre”

– Mahatma Gandhi

El éxito depende de muchos factores, uno de ellos es entender que el aprendizaje no se limita a una escuela o universidad. El aprendizaje no se trata de memorizar unas cuantas fórmulas o tener el mejor promedio de tu carrera profesional.

El aprendizaje se trata de adquirir el mayor conocimiento y experiencia de cada situación que enfrentas. Pregúntate todos los días qué puedes aprender de lo que estás viviendo; puede ser una metodología de trabajo, una estrategia de ventas, a cómo tratar a otras personas, a conectarte profesionalmente…

Sácale el máximo provecho a tu vida y utiliza cada día que tienes para aprender algo nuevo. No para “verte” más inteligente, sino para construir una mejor versión personal.

8. “Rodéate solo de personas que van a levantarte a lo más alto”

– Oprah Winfrey

Hasta que no entiendas que las personas que te rodean pueden elevarte para alcanzarlas o hundirte para nivelarte con ellas, nunca escogerás sabiamente con quien compartir la mayor parte tu tiempo.

En otras palabras, cuando entiendas la importancia de la persona que tienes a tu lado, podrás valorar tu tiempo y finalmente hacer lo necesario para ser exitoso.

Tú podrás rodearte de personas que solo hablen de fiesta, chismes y cosas banales; o puedes estar acompañado de personas que hablen de negocios, inversiones y de maneras de mejorar su vida. Es tu elección escoger que calidad de información le ingresarás a tu mente.

Recuerda que eres el promedio de las personas con las cuales pasas la mayor parte de tu tiempo. Analiza y mira qué tan exitosos y qué tan modelos a seguir son para tu vida, ya que al final, terminarás pareciéndote a ellos.

9. “Lo más curioso acerca del juego de la vida es que cuando nos rehusamos a conformarnos con segundos lugares y decidimos salir tras lo mejor de lo mejor, generalmente lo obtenemos”

– Somerset Maugham

Las personas no están dispuestas a ser parte del promedio que vive su vida como si tuvieran varias oportunidades si ésta no resulta.

Todas las mañanas rompe tu zona de confort. Rompe con tu rutina y con tus miedos que te tienen estancado con expectativas muy altas, pero con temor de hacerlas realidad. Aquí tienes algunas alternativas para lograrlo:

• Levántate una hora antes y haz ejercicio
• Lee un libro cuando tengas ganas de ver televisión
• Deja de fumar y tomar alcohol este fin de semana
• Cambia la música por un audiolibro o podcast
• Haz esa llamada al cliente que tanto llevas planeando
• Crea un blogy expresa tus opiniones e ideas
• Guarda tu teléfono por dos horas
• Haz todo aquello que el promedio no hace…te aseguro que tendrás resultados fuera de lo normal

10. “El éxito está conectado con la acción. La gente exitosa se mantiene en movimiento. Cometen errores pero nunca se dan por vencido”

– Conrad Hilton

Finalmente, el mayor mantra de las personas exitosas es que sus logros y nivel de vida se deben a una sola cosa: ellos han hecho algo al respecto.

Ellos no hablan que quieren ser exitosos, tampoco se lo imaginan y muchos menos se quedan con su imagen mental de lo que quieren alcanzar… ellos trabajan por ello, ejecutan y hacen realidad.

Es por esto que hay errores, soledades, miedos e incertidumbre; porque la mayoría de personas no está dispuesta a hacer lo que sea necesario para lograr este nivel de vida, y porque lamentablemente le temen hasta a la posibilidad de ser exitosos.

Así que la invitación es que vivas según estos mantras, pero que hagas algo al respecto. Actúa, equivócate, siente miedo y duda de ti, pero nunca dejes de intentarlo. Esto es lo que te llevará al éxito.

poquerLos juegos de azar han inspirado películas entretenidas y, en otros casos, grandes cintas que han merecido premios.

Hollywood y no otro centro del cine lleva la delantera de producciones que han usado el vértigo de los juegos de azar para capturar audiencias. En otras ocasiones, nos pueden ayudar a aprender algunas lecciones para el mundo de los negocios.

Hablando de esas películas, por ejemplo, hay una escena divertida de La Gran Estafa (Ocean’s eleven) donde Rusty (interpretado por Brad Pitt) le enseña póquer a un grupo de jóvenes estrellas de la farándula. Consejos como no mostrar demasiada ansiedad, no mirar mucho las cartas, tratar de esperar a los demás para tomar información, pueden ser aplicados al mundo de las inversiones.

De hecho, grandes inversionistas como David Einhorn, Steve Cohen, Steve Schonfeld y Carl Ichan se encuentran entre el grupo de los principales inversores, que también pasan a ser jugadores de cartas. Y según el portal Ideasdeinversión.com, hay firmas en Wall Street, como Toro Trading, que creen que las habilidades en este juego de cartasson transferibles a la cotización en bolsa y las incorporaron a sus programas de entrenamiento. Pero antes, le contamos un poco más de este extendido juego de azar.

En el libro ‘Póquer para dummies’, de autoría de Richard D. Harroch, Lou Krieger y Gerard Sierra, se explica un poco sobre su origen. Hay señales que, por su nombre, inició en Francia, pero sus raíces siguen siendo un tema de debate, además guarda similitud con un juego persa y, por supuesto, se cree que nació en el viejo oeste de Estados Unidos, donde se volvió un tema cultural.

El póquer cayó en desgracia porque se relacionaba con rufianes y malas compañías, además de que las películas de western lo asoció con trampas y problemas que terminaban en muertes. Lo cierto es que el mismo cine lo elevó a la categoría de juego de inteligencia, tal vez por las películas de James Bond de antes y ahora y también al auge que logró en los 80 y 90 gracias a los torneos mundiales de póquer, que entregaban jugosas recompensas.

El auge de Internet y la televisión paga que transmitía esos torneos multimillonarios en Las Vegas terminó por darle impulso a esta modalidad, donde la forma de jugar más popular es el Texas Hold’em. Hay póquer abierto, cerrado, de cartas comunes, comunitarias o compartidas o póquer surtido. En todas las formas hay diferentes modalidades donde las categorías más comunes son: el Hold’em, póquer tapado, seven card stud, Omaha hold’em y póquer 224.

Usted puede aprender a jugar en sitios online que permiten partidas sin pedirle que abra una cuenta de dinero real, o simplemente con amigos que sepan. Y mientras aprende, le contamos qué lecciones puede aplicar a las inversiones, cuando se familiarice con las técnicas de este juego.

#1. Necesita conocer su propia estrategia

David Einhorn, gestor de fondos renombrado y jugador de póquer, mencionó en un discurso los diferentes tipos de jugadores que hay y cómo sus estrategias se traducen a la inversión.

“Suelta a tipos agresivos y jugarán muchas manos (en casi cualquier juego de cartas) y tratarán de ganar un montón de pequeños botes. Son los traders de intradía de las mesas de póquer. Otros juegan cualquier As o cualquier Rey o dos cartas altas… Yo les compararía con aquellos que operan en exceso sólo posiciones largas en índices. Luego están las rocas. Estas personas se sientan a esperar manos ganadoras (parejas de cartas altas o un As, un Rey…) ¿Podría ser esto en lo que se está convirtiendo Berkshire Hathaway?”, dijo.

Algo parecido hacen los inversores que tienen sus propias estrategias y juegan de maneras diferentes. Algunos, como Chris Ferguson se basan en las probabilidades matemáticas, otro como Gus Hansen son más emocionales. La parte más importante es: identifique cuál es su estrategia para evitar la tentación de ‘perderse’. Las emociones deben mantenerse bajo control.

Un gran jugador como Daniel Negreanu, ganador de la pulsera de oro de varios torneos, ha dicho que “tener estabilidad emocional y control emocional es clave tanto para invertir como para el póquer”.

#2. Hay que gestionar muy bien las fichas

En el póquer es suficiente tener una cierta cantidad de fichas en la mesa. En Texas Hold’em es posible recuperar el dinero antes de perderlo todo con un par de cuatros frente a dos cartas mejores y ser uno de los que mejores chances tiene de ganar, pero ese resultado es similar a lanzar una moneda al aire. Ese no es un buen lugar para apostar todo el dinero.

Para los inversores, esto se traduce en diversificar los activos (equivalente a jugar póquer en varias manos al mismo tiempo en la mesa) lo cual es de mucha importancia. Hay que anticiparse y medir la relación riesgo/beneficio de cada mano.

Los jugadores más veteranos conocen la probabilidad de que en una buena carta llegue en cualquier momento del juego. Ese conocimiento les permite apostar basándose en el valor esperado (EV) de su mano. Del mismo modo, los expertos en inversiones asignan un valor a sus activos apoyados en modelos que proyectan en el crecimiento futuro y flujos del precio.

#3. Sea selectivo al jugar. La mayoría de las veces tocará retirarse

Los mejores jugadores abandonan más del 90% las manos iniciales que reciben. Del mismo modo, los inversionistas no necesariamente arriesgan en todas las empresas que llegan a sus oídos, y abandonan. Su astucia les permite discriminar cuidadosamente entre las opciones y esperan las oportunidades para generar ganancias.

#4. Asuntos de posición

Una de las variables más interesantes del póquer es quién ocupa la posición inicial de la mesa y quién cierra. Normalmente, el jugador que habla al final puede quedarse con el pozo, sin dejar que los demás jugadores vean las cartas. También, el lugar donde está jugando determina de quién está ganando y perdiendo fichas.

En el mercado, la posición en la vida debería desempeñar un papel en la selección de activos. No arriesga igual alguien de edad mayor que escoge acciones de alto retorno para un ingreso estable que alguien joven que puede recuperarse de las pérdidas y que está dispuesto a tener sus recursos en varios fondos.

La razón por la cual usted está en el mercado debería reflejarse en la elección que hace de los activos.

#5. Observe a las personas, pero no siga su consejo

Después de un par de manos perdidas, es importante que recoja la mayor cantidad posible de información de los demás competidores. Tal vez, observando cómo mueven sus fichas, puede notar si están débiles o fuertes con sus cartas.

A menos que usted sea un inversor muy experimentado, se está mejor cuando se observa los movimientos que hacen los demás, en vez de tratar de interpretar los vaivenes del mercado por su cuenta. Ya sea en la bolsa o el juego, no pierda la oportunidad de recoger más conocimientos.

mantener calmaLa mayoría de nosotros ha experimentado ese momento terrible en que nos damos cuenta de que cometimos un error grave. Tal vez fue una equivocación al sumar al hacer un presupuesto o tal vez un olvido al momento de reservar un lugar para una reunión importante. Los detalles son diferentes, pero en algún punto, todos hemos sentido un momento de pánico.

Los errores son inevitables, pero el secreto para superarlos es mantener la calma.

Un nuevo estudio de la Harvard Business School muestra que casi todos tratamos de mantener la cabeza fría de maneras equivocadas. Las personas que dan la bienvenida a las crisis – tanto que los obstáculos los emocionan -, se desempeñan mejor que aquellos que tratan de forzar la calma.

“Las personas creen que estar muy tranquilos es la mejor manera de manejar la ansiedad, pero puede ser difícil y poco efectivo”, dice la autora del estudio Allison Wood Brooks.

“Cuando las personas sienten nervios y tratan de sosegarse a la fuerza, piensan en todas las cosas que pueden hacer mal”.

Mantener la compostura, el enfoque y la efectividad bajo presión se pueden lograr con la mentalidad correcta. Las personas que manejan bien las crisis son capaces de canalizar sus emociones para producir el comportamiento que necesitan.

En otras palabras, transforman la ansiedad en energía y emoción.

Esto no puede pasarte si no pones tu cerebro en línea con la lógica correcta.

Sí, cometer un error puede ser humillante. Es posible que te grite tu jefe y que la equivocación se refleje en tu evaluación, pero lo más seguro es que no te despidan, pierdas tu casa, tengas que vivir en tu carro o cualquier otro escenario catastrófico que te estás imaginando por la ansiedad.

Si te cuesta trabajo poner las cosas en perspectiva, solo hazte estas dos preguntas simples: “¿Qué es lo peor que puede pasar como resultado de tu error?” y “¿Esto será importante en cinco años?”. Tus respuestas a estas cuestiones deben poner fin a cualquier historia de terror que te estés contando. Te darás cuenta de que estás entrando en pánico solo por miedo a la vergüenza. Una vez que superes esa parte, puedes crecer tu confianza para mejorar las cosas.

Para ayudarte a mejorar la perspectiva, piensa en aquellas situaciones que hayan sido peores que la tuya. Seguramente, hay personas dentro de tu propia empresa que han cometido errores peores y que están bien. Esos errores que crees que son legendarios en realidad no tuvieron mayor impacto en ellos.

Recuerda: eres más que un mal momento. Un error no te define.

Después, necesitas reconocer que las personas de verdad están menos enfocadas en ti de lo que crees.

Es muy fácil sentir que estás en el “ojo del huracán”. Te sientes avergonzado y te preocupa tu trabajo. Cuanto más te sientes juzgado por los demás, más alimentas tu ansiedad. Pero tu jefe, y todos tus compañeros, pasan más tiempo superando el mal momento que en ti. Y eso es justo lo que tú también debes hacer.

Debes recordar que las demás personas no tendrán tiempo de criticarte hasta que se haya calmado la tormenta, por lo que es indispensable que seas parte de la solución.

Ahora, necesitas magnificar tu lógica

Nada te ayuda a mantener la cabeza en el lugar correcto como el pensamiento lógico.

Una vez que hayas frenado el pánico, debes hacerte estas preguntas fácticas: “¿Qué pasó exactamente?”, “¿Cuáles son las repercusiones posibles?”, “¿Hay tiempo de frenar estas repercusiones?”, “¿Qué gente se necesita para superar la crisis?”, “Si es muy tarde para paliar los efectos, ¿cómo podemos mitigar el daño?”

No dejes que tu mente se pierda en recriminaciones absurdas, sobre todo contra ti mismo.

Finalmente, toma acciones

Una vez que hayas determinado qué paso y tengas la mente en el lugar correcto, es tiempo de manejar la situación. Posponer el arreglo de una crisis solo aumenta el nerviosismo; inyectar tu energía en mejorar las cosas es una gran distracción contra la ansiedad.

Recuerda, emocionarse por el reto de levantarse de las cenizas te ayudará a hacer un gran papel.

No seas tan duro contigo mismo

Nadie es perfecto. Hasta las personas más exitosas cometen errores graves. El primer automóvil de Henry Ford fracasó después de solo 18 meses; Oprah Winfrey fue calificada como no apta para ser presentadora de televisión cuando empezó a trabajar; a Walt Disney lo despidieron de un periódico por falta de creatividad.

Recriminarte no te ayudará y ciertamente, no impulsará a que resuelvas el problema.

Reibox Blog

4. Olvida a los primeros movedores. Se un seguidor rápido.

“Tuve esa idea, pero me ganaron.” ¿Dijiste eso alguna vez? De acuerdo, ahora eres oficialmente un quejica. Porque estabas equivocado.

Estabas en realidad en la mejor posición. La investigación muestra que el tipo que empieza en segundo lugar es más probable que gane.

Vía “Smartcuts: cómo los hackers, innovadores, e iconos aceleran el éxito”:

…Peter Golder y Gerard Tellis, de la Universidad del Sur de California, publicaron un estudio en 1993 para ver si la evidencia histórica respaldaba la afirmación de que los pioneros del mercado eran más propensos a tener éxito. Investigaron lo que ocurrió con 500 marcas en 50 categorías de productos, desde pasta de dientes hasta grabadoras de vídeo, máquinas de fax y goma de mascar.

Sorprendentemente, la investigación mostró que el 47% de los primeros movedores no. Sólo alrededor de la mitad de las empresas que empezaron a vender un producto en primer lugar seguían siendo los líderes del mercado cinco años después, y sólo el 11% de los primeros movedores seguían siendo líderes del mercado a largo plazo.

Por el contrario, los líderes tempranos (las compañías que tomaron el control de la cuota de mercado de un producto después de que los primeros movedores los iniciaron) tuvieron solamente una tasa de fracaso del 8%. 53% de las veces en el estudio de Golder y Teller, un líder temprano se convirtió en el líder del mercado en una categoría.

Cuando eres el primero, tienes que perder mucho tiempo y energía para descubrir las mejores prácticas. Cuando estás en segundo lugar, sólo puedes jugar a “seguir al líder”.

Dan Coyle dijo que las dos palabras más importantes a la hora de mejorar son “alcanzar” y “mirar”.

Alcanzar: Sigue tratando de mejorar.
Mirar: Estudia y emula a los que son mejores que tú.

No es demasiado tarde. Estás a tiempo.

Así que el timing no es tan importante como pensabas y puedes aprender de los que vinieron antes que tú. Pero ¿qué pasa cuando necesitas ideas originales?

5. ¿Quieres ser más creativo? Añade restricciones.

Cuando tienes limitaciones, no puedes tomar la ruta fácil. Las restricciones te obligan a pensar. Y a menudo, a menos que seamos forzados, no pensamos mucho en absoluto.

Cuando se nos desafía, tenemos que ser originales.

Vía “Smartcuts: Cómo los hackers, innovadores, e iconos aceleran el éxito”:

Las restricciones hacen del haiku una de las movimientos poéticos más famosos del mundo. Nos dan límites que dirigen nuestro enfoque y nos permiten ser más creativos. Esto es, coincidentemente, por qué las pequeñas startups frecuentemente tienen ideas innovadoras. Comienzan con tan pocos recursos que se ven obligados a encontrar soluciones simplificadoras.

Uno de los comentarios más profundos en DVD que escuche fue de Robert Rodríguez comentando su película, El Mariachi .

Hizo una película de 90 minutos con sólo 7000 dólares. Tal presupuesto incomprensible bajo lo obligó a repensar cada parte de la cinematografía.

Él no tenía una plataforma rodante así que ató la cámara a una silla de ruedas.

A los críticos les encantó su edición, pero la única razón por la que cortó la película fue porque su equipo de grabación barato perdía la sincronía durante largas tomas.

Tú no necesitas libertad para ser creativo. Necesitas restricciones.

Así que, la creatividad proviene de las limitaciones, pero tus metas, bueno, tienen que ir en una dirección totalmente opuesta…

6. “Es más fácil hacer algo 10 veces mejor que hacer algo 10% mejor”.

Esa línea es de Astro Teller, jefe de Google X. Esos son los chicos que construyen coches sin conductor y otras cosas supercool.

Cuando intentas hacer algo 10% mejor, tu cerebro se carga con todo el equipaje que vino antes. No tienes espacio para maniobrar.

Cuando dices 10 veces mejor, tienes que reinventar todo el proceso. Te hace pensar en grande. Tiras las viejas reglas y empiezas de nuevo. Así lo dice Shane:

Si estás apuntando para un 10% de mejora vas a trabajar dentro de los límites convencionales de lo que normalmente sucede en tu producto o industria. Si dices que esto tiene que ser 10 veces mejor, entonces eso te obliga a volver al primer principio de que es lo más esencial. Esta es una forma de forzar la reinvención, que es de lo que la innovación realmente se trata.

Y cuando en sueñas grande, la gente quiere unirse a ti. Los medios quieren hablar de ti. Los capitalistas de riesgo quieren tirarte dinero a ti. La ambición es un multiplicador de fuerza. Así lo dice Shane:

Si estás trabajando en un negocio que tiene poco potencial, va a serte difícil contratar grandes talentos para ello. Pero si tu misión es llevar a los humanos a Marte, es más fácil atraer a los científicos más grandes del mundo. Por lo tanto, es realmente el apoyo, y no sólo de los empleados y los inversores, lo que necesitas si estás haciendo algo grande, sino también de los clientes, de la prensa y el universo que necesita conspirar para que tengas éxito.

Y, quizás lo más importante, cuando piensas x10 en lugar de 10%, te comportas de manera diferente.

Las investigaciones demuestran cuándo te fijas objetivos más audaces y atrevidas, trabajas más duro que cuando son razonables. Así lo dice Shane:

Subconscientemente, realmente nos esforzamos más duro cuando vamos tras objetivos más grandes, más elevados, más difíciles. Las investigaciones demuestran que las personas que se fijan metas más altas terminan superando a sus compañeros o a ellos mismos porque se esfuerzan más o porque se obligan a encontrar soluciones más creativas, alternativas y no convencionales a los problemas.

Así que sueña en grande. No, aún más grande.

Estas son algunas buenas ideas. Vamos a redondear y terminar con la única cosa que absolutamente necesitas recordar.

Resumiendo

Estás son las herramientas de Shane para lograr un éxito más grande y rápido:

1. Olvídate de “pagar tus cuentas”.
2. Encuentra a tu Yoda fuera de la oficina.
3. Ver a otros fallar te ayuda a tener éxito.
4. Olvida a los primeros movedores.Se un seguidor rápido.
5. ¿Quieres ser más creativo?Añade restricciones.
6. “Es más fácil hacer algo 10 veces mejor que hacer algo 10% mejor”.

Eso es mucho para recordar. Así que si olvidas todo lo que acabas de leer, ¿cuál es la única cosa que necesitas tener en cuenta? Le pregunté a Shane eso y esto es lo que dijo:

El error que todos nosotros cometemos es que no retrocedemos lo suficiente como para preguntar, “¿Por qué estamos haciendo las cosas de esta manera?

De hecho, debemos primero preguntarnos, “¿Por qué estamos haciendo esto en primer lugar?” Pero desde luego preguntar “¿Por qué estamos haciéndolo de esta manera?” A menudo, la respuesta es: “Porque esa es la forma en que la gente siempre lo ha hecho en el pasado“; y ese es un problema si deseas avanzar más rápido o si deseas salir de la meseta en la que estás.

Así que mira a tu alrededor hoy a las cosas importantes y pregúntate porqué las estás haciendo de esa manera.

¿Hay alguna manera mejor? ¿Alguna forma más rápida, más efectiva y más divertida?

Más a menudo que no, apuesto a que la hay.

problemasLos problemas, dificultades y contrariedades que se presentan en la vida tienen un conjunto de características que es necesario conocer y comprender apropiadamente para interactuar con ellas. De esta manera se facilita mucho la tarea de solucionarlas.

Afortunadamente la naturaleza de los conflictos no es completamente aleatoria: tiene una estructura, responde a una mecánica, presenta un estado y un sistema interdependiente con su entorno.

Se puede conocer su dinámica de la misma manera que se conoce la de un fenómeno natural: un huracán, un tornado, una tormenta. Puede entenderse cómo se forman, cómo se desenvuelven, qué tan graves son, cuanto pueden durar y qué daños pueden provocar. Al igual que estos otros fenómenos naturales, pueden predecirse y dar margen a la anticipación.

Un problema puede tener el carácter de un tornado en la vida de una persona y provocar fuertes emociones: ansiedad, angustia, miedo.

Introducirse en el conocimiento profundo de la naturaleza de los problemas es una inversión que produce sustanciales réditos. En ello está comprometida la calidad de vida de las personas y su potencial de realización plena.

Evaluemos acá algunos aspectos básicos (la naturaleza de éste artículo no permite más extensión):

En primer lugar, es importante diferenciar los problemas en sí mismos de sus causas y sus efectos.

Lo primero, es decir la identificación precisa de las causas, constituye el factor principal para encontrar la solución del problema. Lo segundo, la identificación y tratamiento de sus efectos, determinará si la solución puede, o no, llevarse a cabo.

El entendimiento de esta relación causal permite ser eficiente en la resolución de conflictos.

Un error importante es entender el Problema como una sola e indivisible entidad y enfocarlo con una visión holística. La inevitable carga emocional que los problemas provocan contribuye a la comisión de este error. Pocas veces se alcanza a comprender toda la relación causal. Y esto es más grave entre que mayor e intempestivo es el Problema.

Lo primero que provoca la aparición del problema es una reacción. Los pensamientos y las acciones se sitúan de inmediato en los efectos de la relación causal.

Allí se dirigen la atención y los esfuerzos.

Habitualmente este comportamiento tiene un contenido altamente emotivo y por ello mismo confunde más la comprensión integral del Problema y dificulta su solución posterior. Tarde se inicia el acercamiento reflexivo hacia el problema para visualizarlo mejor y entenderlo, y por supuesto, más tarde aún el proceso de identificar y evaluar sus causas.

Cuando llega el momento de Resolver el Problema, la dificultad de la tarea queda íntimamente relacionada con el carácter de las primeras reacciones y con el grado de entendimiento que se alcanzó de sus causas. Y en la mayoría de los casos ocurre lo siguiente: la reacción inicial ante el Problema no ayudó en nada y terminó por aumentar los efectos negativos.

Interactuar de esta manera con los problemas es riesgoso y de ningún provecho.

Probablemente el resultado más lamentable (y el más costoso) que produce este circuito vicioso sea la negación de un hecho fundamental de la naturaleza de los problemas: y es que cada uno de ellos representa una Oportunidad.

Los problemas son siempre potenciales oportunidades, más allá de la gravedad que tengan o de la contrariedad que ocasionen.

Emerger victorioso de un problema cambia el estado de una persona: la hace crecer, la fortalece, aumenta su experiencia y capacidad de enfrentar futuras contrariedades.

La forma de terminar con el circuito vicioso radica en la capacidad de Controlar las reacciones que se adoptan ante el surgimiento de los problemas. Cuando el Problema surge ya nada puede hacerse respecto a él, simplemente ya está allí. Pero esto es una cosa y otra muy distinta la forma que tomen las reacciones. Sobre ellas si se puede tener control.

Las reacciones ante el problema deben estar desprovistas, en la mayor medida posible, de carga emocional.

Las emociones son el combustible que los problemas precisan para tomar cuerpo y crecer. Las reacciones más serenas, las menos emotivas son las que moderan los efectos negativos que trae el Problema. Las de carácter opuesto convierten a las personas precisamente en el factor de menor ayuda.

El Problema en sí es sólo un conjunto de hechos, algo completamente impersonal; son las personas quienes le insuflan vida y lo convierten en una entidad activa y dominante. Entonces el Problema crece y muta de un estado a otro volviéndose ingobernable.

Controlar las reacciones ante el Problema no es tarea fácil y en ello precisamente radica aquello que diferencia a la mayoría de la gente de los pocos que salen airosos de la contrariedad. Para superar beneficiosamente el conflicto es indispensable reprimir el estado emocional y activar la racionalidad.

La primera reacción cuando se presenta el Problema debe ser solamente una larga pausa, lo más larga posible. No hacer y no decir nada: desactivar los circuitos nerviosos. Inmediatamente después debe activarse la razón y enfocarla estrictamente en el análisis y la evaluación del Problema, es decir los hechos concretos que éste presenta.

En esta tarea es recomendable tomar todo el tiempo que fuese posible, el tiempo debe jugar siempre a favor de la solución y no del Problema.

Luego del análisis Racional, la cabeza sustituye al estómago en el establecimiento de una primera respuesta. Esta primera respuesta debe ser sólo eso: una aproximación a la solución, un acto que “acote el terreno” en el que se desenvuelven los hechos, un esfuerzo para evitar que el Problema tome mayor proporción de la que ya ha alcanzado. Esta primera respuesta es una aplicación de “paños fríos” a la situación.

La persona entrenada para encarar problemas con ventaja desarrolla mucha habilidad en esto. Un “paño frío” básico es la serenidad que pueda exhibirse. Esto ayuda mucho para contar con el apoyo de las personas que están alrededor.

Otro “paño frío” útil es la comunicación activa con todas las personas que puedan verse involucradas en la solución del problema, informándoles de los hechos y evitando que tomen cualquier acción que proyecte el Problema más allá de los límites que están siendo fijados. Igualmente con prontitud deben establecerse los conductos autorizados para el tratamiento del problema.

La primera respuesta tiene mucho que ver con ordenar la situación y evitar el caos que con frecuencia provocan los problemas.

La Solución de fondo surge como producto de un análisis exhaustivo de las Causas. Aquí el tiempo debe ser necesariamente un aliado. Esta es una etapa completamente racional, la mente determina las pautas conceptuales y las acciones a seguir. De aquí surgen las respuestas profundas, en materia y en tiempo; soluciones que no solo resuelvan favorablemente la problemática sino que establezcan también fundamentos para que los hechos no se vuelvan a repetir con facilidad.

La Solución no solo debe resolver el Problema, también tiene que superarlo, hasta un punto en que el estado final de las cosas exceda en calidad y en beneficio al estado original.

Alcanzar este nivel tampoco es sencillo y constituye otro factor que diferencia nítidamente a las personas. La mayoría de la gente no siempre sale victoriosa de su relación con las adversidades, otro grupo menor apenas las resuelve, pero en definitiva son muy pocos los que consiguen salir de los problemas en un estado mejor del que tuvieron en su inicio.

Por último existen dos cosas adicionales que deben hacerse:

1.- Un inventario del Problema. Esto enriquece la experiencia y permite desarrollar prevenciones ante la probabilidad que el hecho se repita en el futuro.

2.- ¿Qué Oportunidad se puede identificar como producto del Problema? La respuesta a esto es puro crecimiento. En este punto los problemas se transforman en una condición favorable y consuman la paradoja. Imprimiendo esfuerzo para encontrar esta respuesta se sella la victoria, demostrándole al mundo que se forma parte de ése grupo reducido de hombres que en situaciones favorables o adversas solo extrae de la vida lo mejor que ésta ofrece.

Me tomo la licencia de concluir esta reflexión con algunas líneas que forman parte de mi propia experiencia en la relación con los Problemas:

Al final de esta historia que no ha concluido, después de un largo camino lleno de sinuosidades, cuestas empinadas y descensos vertiginosos, hermosas visiones rodeadas de brillante luz e imágenes ocultas por poderosa oscuridad, la vida me ha permitido descubrir una amistad como no hay otra: mi amistad con los Problemas.

Esta amistad tiene bases simples, se fundamenta en una relación sencilla. Y como todo lo simple y lo sencillo en este mundo es a la vez grandioso y conmovedor.

La base fundamental de la Amistad que tengo con los Problemas es ésta: ¡Nada en esta vida me ha hecho CRECER más que mi constante interacción con ellos! Ningún maestro ha sido más sabio, nadie me ha brindado más oportunidades, ningún consejo ha sido menos egoísta, nada ha resultado más estimulante.

Mi relación con los Problemas ha permitido, además, que descubra la esencia del Amor, amor para conmigo mismo por esa capacidad inagotable que se tiene para superar las dificultades, amor para con los otros a quienes se tiene que recurrir para vencer la adversidad y a quienes debe protegerse; y sobretodo amor para con la Vida que sin cansancio nos demuestra que tras toda noche oscura y fría siempre sale el Sol.

Reibox Blog

Todos queremos el éxito. Y nos gustaría tenerlo rápido. Pero sólo podemos trabajar tanto tiempo y tan duro. La cultura del más-más-más tiene sus límites ¿Qué hacer?

Decidí preguntarle a alguien que conozca estas cosas: Shane Snow.

Shane es el autor del bestseller “Smartcuts: Cómo los hackers, innovadores, e iconos aceleran el éxito”.

Él investigó y buscó a la gente y las compañías que consiguen éxito rápidamente probando cosas nuevas, rompiendo las reglas y tomando atajos; o, como Shane los llama, smartcuts.

¿Cuál es un tema constante en todo el libro? El pensamiento lateral. El secreto para tener éxito más rápido no es trabajar más, es trabajar diferente.

Esto dice Shane:

Pensamiento Lateral es el proceso de resolver problemas a través de diferentes ángulos de lo que cabría esperar. No sucede cuando haces más de las mismas cosas. Así que simplemente trabajar más duro puede no lograr una meta como repensar el enfoque que estás tomando. El pensamiento lateral es acerca de entrar en una mentalidad de romper las reglas que no son reglas realmente; son sólo las formas convencionales de como se hacían las cosas en el pasado.

El libro está cargado de estrategias probadas, anti-intuitivas para ayudarte a mejorar más rápido. Shane y yo hablamos de ellas.

De acuerdo, ya sabes de qué se trata, vamos a por ello.

1. Olvídate de “pagar tus cuentas”.

Si pagar tus cuentas fuera esencial, no habría hijos prodigios ni Zuckerberg multimillonarios.

Mirando la investigación, Shane se dio cuenta de que los mejores presidentes tenían menos experiencia en política. Así lo dice Shane:

Los mejores presidentes de Estados Unidos tuvieron, de hecho, menos tiempo en la política que los peores presidentes de Estados Unidos. En todo tipo de industrias, lo que se ve es que los más rápidos y los más exitosos no suelen ser los que tienen más experiencia.

Lo que los patrones muestran es que las personas que tienden a cambiar de caminos, cambiar de diferentes escaleras o carreras diferentes, terminan acumulando más habilidades, más flexibilidad y más de este pensamiento crítico y lateral los cuales les permite hacer avances y superar a sus pares mucho más rápido que otros.

Y esto se alinea con la investigación del profesor de Harvard Gautam Mukunda: son los atípicos renegados los que hacen los grandes cambios.

A menudo, cuando las personas hablan de la importancia de pagar tus cuentas, tienen miedo de fracasar o temen infringir las reglas.

Jugar a lo seguro puede ayudarte a hacerlo “muy bien”; pero rara vez es la forma de llegar a la cima o llegar rápidamente.

Así que no tienes que sufrir por años antes de poder tomar tu oportunidad. Pero necesitas aprender. ¿Dónde es el mejor lugar para obtener ayuda?

2. Encuentra a tu Yoda fuera de la oficina.

La investigación de Shane inicialmente investigó el dicho de que los mentores no te ayudan a salir adelante. Y Shane reaccionó de la misma manera que yo…

¿El Sr. Miyagi no ayudó? ¿Morpheus no ayudó? ¿Yoda era inútil? HEREJÍA.

Así que Shane cavó más profundo. Resultó que la mentoría formal no funcionaba. ¿Ese tipo que te asignan para guiarte en la oficina? Cero efecto en tu carrera.

¿Pero y los mentores que buscas por tu cuenta? Boom. Te llevan al siguiente nivel de manera increíble. Pero, ¿cuál es la diferencia entre los dos?

Los mentores necesitan preocuparse por ti.

Así lo dice Shane:

En las grandes relaciones de mentoría, el mentor no sólo se preocupa por lo que estás aprendiendo, sino que se preocupa por cómo vas en tu vida. Están contigo para el largo plazo. Están dispuestos a decir: “No”, y decirte que lo que estás haciendo está mal. Esas clases de relaciones producen grandes resultados en términos de futuros salarios y felicidad.

Y la preocupación va en ambos sentidos.

Si no sientes un vínculo con tu mentor y no te abres, no obtendrás lo máximo de ellos. Tienes que preocuparte por ellos también. Así lo dice Shane:

Un mentor orgánico se basa en la amistad y la vulnerabilidad. Necesitas ser abierto sobre lo que te tiene asustado y qué te está pasando. Los buenos mentores no sólo guían tu práctica, ellos también guían tu viaje. Eso es lo que ves en Star Wars y Karate Kid.

Olvídate del tonto “mentor” que te asignó el trabajo o la escuela. Adopta el sistema Dagobah. Ve a “encerar, pulir ” los coches de algún viejo hombre japonés.

Encuentra un profesor por el que te preocupes y que se preocupe por ti, y no sólo estarás en camino a una gran carrera, estarás en camino hacia una vida primordial.

Así que los mentores informales pueden realmente hacer la diferencia. ¿De qué otra manera puedes seguir mejorando? La respuesta podría sorprenderte…

3. Observar a otros fracasar te ayuda a tener éxito.

No hacer a otros fallar, no sirve. Pero ver a los demás estropearlo todo te ayuda a aprender.

Es un atajo para evitar un sesgo cognitivo poco conocido que Shane descubrió en su investigación.

Cuando los cirujanos intentaban aprender un nuevo procedimiento, ¿quienes mejoraron más? Los que vieron a otros cometer errores.

Así lo dice Shane:

Los cirujanos que hicieron cirugías exitosas tendieron a seguir mejorando, pero los cirujanos que lo hacian mal en las cirugías empeoraron aún más. Y si veías a tu compañero tener éxito en una cirugía, no te ayudaba en absoluto. Pero, paradójicamente, si veías a tu compañero fallar en una cirugía, tú de hecho mejorabas.

¿Huh? ¿Entonces, a menos que seas bueno desde el primer día, la única manera de mejorar es ver cómo otras personas fracasan? ¿Por qué?

Porque tu cerebro está tratando de evitar que te sientas mal contigo mismo. Por lo que te miente.

Cuando lo arruinas, pones excusas. “No es mi culpa. El sol me daba en mis ojos”. Cuando ves que alguien más lo hace bien, dices: “Bueno, por supuesto, lo haría así.”

Pero cuando ves a alguien arruinándolo, te dices “Whoa, mejor no hacer eso.” Así lo dice Shane:

Si eres un cirujano cardíaco y tu paciente muere en la mesa de operaciones, vas a decir, “Oh, el paciente estaba en mal estado. Oh, no había suficiente tiempo. Oh, era difícil de ver. La incisión no estaba muy limpia…” Culpas de tus fracasos a cosas que están fuera de tu control. Pero cuando ves una cirugía, no eres responsable y eres capaz de ser objetivo. “Oh, hicieron eso mal, nota para mí mismo. No debería hacer eso.”

Es una de las diferencias fundamentales entre la mentalidad de un principiante y un experto. Los principiantes necesitan ánimo para no renunciar.

Pero los expertos aman la retroalimentación negativa. Ese es el secreto de cómo siguen mejorando. Así lo dice Shane:

Los expertos llegaron a un lugar donde no lo toman personalmente y pueden tomar la retroalimentación negativa como retroalimentación sobre la actividad en lugar de cómo algo personal. Y eso es lo que debes hacer.

Convierte el fallo en retroalimentación y luego convierte la retroalimentación en pasos ejecutables.

Mentores, ver a otros fallar… estás aprendiendo mucho. Pero ¿y si llegaste tarde?…

(Continuará…)

ensenanEn la escuela, en la universidad, en la casa, nos enseñan a ser pobres porque el éxito y el dinero están reñidos con la ética. Promovemos la modestia, porque superar cierto nivel es una insolencia.

En las interrogantes sobre el futuro, muchos jóvenes dirán que lo suyo es ser abogados, médicos, ingenieros, porque esa es la línea tradicional del éxito.

La suma de títulos parecen dar cuenta de la dimensión de nuestro intelecto, sin que nos percatemos que solo son un indicador de cuánto gastamos en nuestra educación. Ignoramos que se invierte (gasto al margen) cuando lo que depositamos se multiplica, lo que no ocurrirá mientras sigamos enganchados del ancla que nos hunde o nos estanca.

Abogados, médicos, ingenieros…la mayoría siempre trabajando para alguien ¿Algún joven de veinte responderá que quiere ser empresario? ¿Alguno nos sorprenderá con su aspiración a la libertad financiera? ¿Habrá quien se atreva a desafiar la normalidad admitiendo su deseo de riqueza?

Ser ricos

Ser vendedor es un oficio menor y pretender ser rico vendiendo, una utopía. Gran error.

Siempre se debe estar bajo el paraguas de un empleador. Gran error.

Nadie requiere del marketing en su formación. Gran error.

Vendemos cosas y vendemos ideas, pero también nos vendemos a nosotros mismos y lo hacemos todo el tiempo. Ser social es vivir sometido a la necesidad de vender, de persuadir al otro. Quizás hasta esta línea, el criterio de este artículo le parezca inmoral, porque en el Perú el éxito es “inmoral”.

Nadie gusta de llamar la atención, pese a que aún el odio vende; porque el perfil bajo no conduce sino a las sombras. Se educa para la pobreza y se infiere que si la escasez viene de natura porque así nos tocó, por designio, karma o condenación, es de suyo resignarse a quedarse allí.

El emprendedurismo, el marketing y las ventas son una “mala palabra” en los estratos económicos bajos. Es un provocador despropósito que quien (tras tocar el fondo) esté alcanzando la libertad financiera se atreva desde un artículo a proponer que el dinero no es una necesidad, un artificio para sobrevivir sino un sueño legítimo por realizar. ¿Blasfemia? Si dejó de leer estas líneas es que, en efecto, a usted lo educaron para ser pobre, pobre a perpetuidad.

Incluso en el mundo intelectual (el que más ha tocado y conoce este columnista), el objetivo nunca es “hacer dinero”, es trabajar para otros cuando menos, es ganar un prestigio; pocos estarían convencidos de la legitimidad de su riqueza.

Algunos liberales, Adam Smith incluido desde la raíz doctrinaria, justificarán el sistema porque la “codicia” del capitalista siempre beneficiará al conjunto, será el filántropo voluntario, el egoísta heroico, el gestor de los empleos ¿Se han percatado? Hasta los liberales necesitan justificar la legitimidad de la riqueza. No extraña que en el mundo el 10% de las personas esté destinado a hacerla en los más altos negocios, mientras que el 90% sobreviva en una economía de escasez y necesidad.

Escuchaba a un gran vendedor, al mejor de todos, expresarse de sus maestros. Algunos de ellos enseñaban Finanzas, otros Mercadotecnia y alguno Gestión Empresarial. Al interrogarlos, descubrió que ninguno era empresario, ni rico ni libre, tampoco aspiraban a serlo, apenas nadaban en la comodidad de sus vidas austeras. Por alguna razón y sin saberlo, pretendían enseñar a ser ricos a otros, pero solo enseñaban a administrar lo que en teoría no estaba llamado nunca a crecer.

Vale decir que su magisterio carecía del imperio de la pasión, del crédito del Know How vivencial… pero allí estaban, aconsejando a otros, bajo el derrotero de sus propios límites y la medianía de sus propias ambiciones.

¿Se crispó frente a esta última palabra como ante una invocación maliciosa? “El dinero, fuente de todos los males”, dirán algunos, que flotan, precisamente, en el pantano del malvivir ¿Tan mal nos llevamos con el dinero?

No existen profesionales en ventas, porque por debajo de todos los oficios se considera al de vendedor (que nunca admitirá que lo es), pero el vendedor (dejando de jugar con los términos) es un empresario y empresarios somos todos cuando sin mando de por medio la emprendemos en aquello que nos va a redituar…y a redituar bien.

Si reparamos en el automóvil nuevo del vecino, fruncimos el ceño para presumir que alguna irregularidad hubo de por medio. Si un rico va preso, no falta quien lo tome como una reivindicación.

Cuando la cultura del éxito y de la riqueza se imprima en lo que Jung llamaba nuestro “inconsciente colectivo”, podremos, por fin, aspirar a una vida mejor.

perder tiempoEste artículo cuenta la historia en primera persona de Juan, español de 55 años, padre de familia y que trabaja desde muy joven en el mundo de la construcción. Esta es su historia:

No paraba de escuchar que el internet ha abierto un mundo de oportunidades de negocio totalmente nuevas y revolucionarias y que de ello, especialmente, se estaban aprovechando los más jóvenes.

También me decían que en este medio no afectaba la edad, el género, la raza ni cualquier otra cuestión referente a las características propias de la persona y que, por esta razón, había infinidad de posibilidades de negocio en su interior más allá de las clásicas ofrecidas por el mercado tradicional. Sin embargo, no me lo acababa de creer aunque por Facebook ya veía como las publicaciones de tu blog personal, Blogtimista, se comentaban y tenían muchos likes.

Yo sólo había escuchado hablar de los ‘YouTubers’, es decir, de aquellos que se ponen detrás de una cámara, graban todo aquello de lo que se tienen conocimientos y lo publican a través de la plataforma YouTube con el objetivo de generar ingresos mediante el número de visitas recibidas. Sin embargo, me parecía, y me lo sigue pareciendo, una pérdida de tiempo.

¿Blogger? ¿Qué es eso?

No voy a engañar a nadie. Yo soy una de esas personas que, desde bien jovencito, estuve trabajando en la construcción como albañil de sol a sol. Hoy he sorteado la crisis y, más o menos, puedo decir que no me va mal.

Eso sí, como mucho, me da para poner un plato de comida en la mesa cada día y darme algún capricho personal, pero poco más. Respecto a lo de ahorrar es mejor no hacer mención.

Sin embargo, hace ya algún tiempo, empecé a darme cuenta de que mi hijo pequeño pasaba demasiado tiempo frente al ordenador. La verdad es que, visto todo lo que aparece en las noticias cada día, estaba un poco preocupado. A pesar de ello, cada vez que le preguntaba, me decía que estaba ‘trabajando’, a lo que yo le respondía que se saliera a la calle a entregar currículums.

Un buen día vi que a casa llegó una carta de la Seguridad Social para mi hijo. Cuando le pregunté que era, la respuesta me dejó atónito: ¡Se había dado de alta en la Seguridad Social como autónomo! Increíble.

Le dije que era una locura, que no tenía ingresos, pero me contestó que no me preocupara, que pronto iba a convencerme de que no había nada que temer. Al cabo de un par de días me mostró un ingreso en su cuenta de más de 2000 euros, el cual había recibido por su trabajo como blogger.

Efectivamente, mi hijo cobraba mucho más que yo y ni siquiera sabía cómo.

Una tarde de plática con él y muchas horas indagando por Internet me hicieron darme cuenta de que mi hijo tenía espíritu emprendedor y que, además, ser blogger es una profesión muy seria, no una moda pasajera como todo este tiempo había creído.

Al llegar a esta conclusión me ayudaron los datos que encontré de un informe de Wordpress que decía que 95% de los blogs creados son abandonados durante su primer año de vida, mientras que casi el 99% nunca llegan a generar ingresos reales. Mi hijo lo sabía, y aún así confío en ser parte de ese 1% restante.

Es cierto que ser blogger, debido a las características intrínsecas de Internet, es una opción al alcance de cualquier persona. Ahora bien, una cosa es crear un blog personal, y otra muy diferente es hacerlo rentable. Y es que para ello se requiere de conocimientos SEO, de encontrar un nicho de mercado con una necesidad que esté pendiente de satisfacer, proveer de contenidos de calidad y, lo más complicado, calar en el público.

Diferentes tipos de bloggers

También pude comprender que hay tantos tipos de bloggers como de blogs, evidentemente. Si bien es cierto que mi hijo me habló de los blogs de nicho, de marca, corporativos o de red privada, lo cierto que es que, para su caso, prefirió centrarse solo en los personales y en los profesionales sin marca pues ambos persiguen una misma finalidad: hacer dinero por encima de cualquier otra cosa. Además, era exactamente lo que él hacía.

Los blogs personales, probablemente, eran los que se atienen mejor a esa idea preconcebida que yo tenía en mi cabeza. Es decir, una persona cualquiera se anima a escribir acerca de cualquier tema que domine y lo publica en la web. Después, si genera interés, acaba recibiendo visitas, de las cuales tiene ingresos por publicidad.

Sin embargo, de los blogs profesionales sin marca no tenía ni idea. Sin duda, esta área es mucho más amplia y abarca infinidad de casos.

Por ejemplo, parece ser que hay webs que crean blogs ‘satélites’ que redireccionan al portal principal o a una tienda online determinada.

De este modo, consiguen generar ingresos mediante dos vías: los del blog en sí mismo y los del portal principal. Puede parecer un poco complejo pero, al comprender cómo se obtienen ingresos a través de Google, todo queda mucho más claro.

Cómo gana dinero mi hijo siendo blogger

Antes hablé de que existen dos grandes categorías de blogs. Pues bien, en este también voy a hablar de las dos formas que existen de ganar dinero mediante este tipo de portales, las cuales, además, son totalmente complementarias.

La primera forma de generar ingresos a través de un blog es mediante Google Adsense, es decir, la plataforma de inserción publicitaria de Google.

En este sentido, una vez registrado y publicado el portal, dicha plataforma se encarga de insertar tres espacios publicitarios, los cuales suelen ser un ‘Megabanner’ de 728 x 90 píxeles para la cabecera, un banner estándar de 468 x 60 en la parte inferior del artículo y un ‘Skyscraper’ de 120 x 600 en uno de los laterales, generalmente el derecho.

De media, por cada 1000 visitas que tenga un blog genera un euro de ingresos. Así que, si se trata de un blog que recibe esta cifra cada día, se encontraría con la paradoja de que apenas obtiene 30 euros mensuales de beneficio.

Si se tiene en cuenta que, para conseguir ese número de visitas, lo normal es emplear unas 10 horas semanales, lo mejor es ni siquiera echar el cálculo de cuál es la retribución por cada una de ellas.

Evidentemente, estas cifras son muy bajas, pero, como me dijo mi hijo, no deben llevar al desaliento. Sobre todo, porque, como dije anteriormente, hay otra vía para obtener ingresos y porque conseguir visitas requiere tiempo y conocimientos SEO.

Los programas de afiliados, la fórmula de ganar dinero más factible a corto y medio plazo

Un programa de afiliados es, en pocas palabras, un sistema que permite a los blogs obtener beneficios mediante la venta de un producto por comisiones.

Por ejemplo, si un sujeto tiene un blog, se adhiere al programa de afiliados de Amazon y crea un artículo sobre la Play Station 4 que redirecciona a la tienda online, el blogger ganará una comisión por cada cliente que haya accedido a este popular ‘marketplace’ a través de su enlace y compre la videoconsola.

Es difícil determinar la cuantía de una comisión en un programa de afiliados pues estas suelen oscilar dependiendo de quién lo ponga en práctica y del producto que se venda. Sin embargo, continuando con el ejemplo de Amazon, es posible llegar a obtener hasta un 10% del precio final del producto, una cifra que no está nada mal.

Por ejemplo, si mi hijo escribe el artículo que da pie a comprar la Play Station 4 que he comentado, la cual suele tener un precio que ronda los 300 euros, 30 serían para él, es decir, la misma cantidad que obtendría por tener un blog con 1000 visitas diarias.

Esto me hizo ver que, mientras Google Adsense o cualquier otro proveedor de publicidad genera ingresos pasivos en el portal, el programa de afiliados los produce de forma activa. Por lo tanto, ambos sistemas se relacionan como si de vasos comunicantes o un bucle se tratase ya que, cuantas más visitas tenga el blog, más posibilidades habrás de vender el producto asociado y generar una comisión.

Asimismo, cuantos más productos se vendan, más difusión tendrá el blog y mayor número de visitas obtendrá. Así gana dinero mi hijo como blogger.

La combinación de la publicidad con un programa de afiliados es la mejor opción para ganar dinero a través de un blog.

Evidentemente, al igual que casi todo en la vida, se requiere de tiempo, esfuerzo y dedicación. Incluso de un tiempo de aprendizaje mediante el que dominar los conceptos básicos que el entorno web propone en estos momentos tales como el SEO y que redundan en un mayor número de visitantes.

A mí me ha costado mucho como padre entender en qué consistía la profesión de blogger de mi hijo y cómo conseguía obtener ingresos. Pero, tras todo lo que he contado aquí, creo que queda más o menos claro que me he quedado con el tema.

Así que, si un día te encuentras mi situación, te animo a que apoyes a tu hijo. Y es que sin duda, de esto se puede vivir.

resultadosLo primero que te sugiero, es algo que NO debes hacer. Y es desesperarte, enojarte, frustrarte y abandonar.

Es decir, acepta tus emociones, pero que no quede en eso, en una manifestación de un estado emocional. Si de verdad quieres lograr un objetivo puntual, debes hacer algo más. Y para eso, tendrás que armar una estrategia.

Antes que nada tienes que aceptar que debes cambiar algo. Seguramente has oído la famosa frase de Einstein que dice algo así “si quieres resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”. Creo que es una muy buena base para empezar a trabajar en tu estrategia.

Haz una lista de todas las cosas que hiciste para lograr tu objetivo y evalúalas. Analiza cuáles de ellas han tenido resultados y cuáles no. E identifica cuáles de esos resultados te han acercado o alejado de tu objetivo.

De esa forma, tendrás una base para saber cuáles de tus acciones deberías cambiar (porque evidentemente no están haciendo nada por ayudarte a cumplir tu objetivo) y cuáles de ellas puedes continuar haciendo o tal vez modificándolas un poco tendrás un nuevo paso de acción.

1. Identifica si lo que quieres lograr es a corto plazo o mediano plazo.

Esto te servirá para enfocar correctamente cada uno de los pasos de acción con un potencial resultado.

Por ejemplo, no es lo mismo querer mejorar el rendimiento de tus actividades laborales y optimizar tu agenda (resultado a corto plazo que puedes lograr en un día o una semana, dependiendo de qué acciones tomes) que lograr balancear tu vida personal con tus obligaciones laborales.

Este último punto requiere del primero (ese es el primer paso de la estrategia) pero también de muchas otras cosas que tendrás que hacer y percibir, y te tomará un poco más de tiempo.

2. Concéntrate en tu objetivo.

Es importante que determines que esto es lo que quieres lograr y que no te distraerás con otras situaciones que ocurran.

Nadie tiene un solo objetivo por cumplir cada vez, pero sí puedes elegir cuál es tu prioridad. Así, cada vez que armes tu planificación del día o la semana, este objetivo estará en primer lugar y podrás darle más espacio a las acciones que quieras hacer para acercarte a él.

3. Persiste en tu plan de acción.

Si realmente quieres conseguir algo, no desistas de tu objetivo ante el primer tropiezo. Eso sí, tampoco camines ciegamente hacia él sin tener en cuenta lo que se cruza por tu camino.

Evalúa cada acción y si no obtuvo el resultado que esperabas, cambia algo. Si te equivocaste, aprende de tu error y proponte hacerlo diferente la próxima vez. Pero no abandones la carrera.

Con estas claves puedes armar una estrategia de evaluación de tus resultados y, si no son los que esperas, sigue estos consejos para re-encauzar tus acciones y acercarte más a tu meta.

enamorarseEn cuestión de relaciones de pareja hay dos tipos de personas: quienes suelen ser muy dependientes del otro y quienes por el contrario suelen ser tan despegados que prefieren tener más de un amor a la vez y sin compromiso alguno.

El amor tiene sus ventajas y desventajas, pues cuando las cosas funcionan a las mil maravillas y usted se entiende muy bien con su pareja, lo que suele desencadenar es una mejor energía para trabajar, un mejor semblante en su día a día y un buen relacionamiento con los demás, por su puesto una situación emocional muy estable, puesto que considera que tiene un gran apoyo a su lado, por si en algún momento se le llega a presentar un problema inesperado.

Pero, si por el contrario después de tener un idilio de amor, las cosas por ‘x o y’ motivo se empiezan a dañar, los efectos pueden ser negativos en el ámbito personal y laboral, hay personas que incluso después de meses de vivir una ‘tusa’ terminan siendo despedidas en su trabajo por su mala actitud.

Tanto les preocupa el amor a ciertas personas que creen y sienten que ‘el mundo se les vino encima’ y que no tendrán las fuerzas suficientes para dar un nuevo paso y comenzar. En fin, todo depende de la capacidad de resiliencia que se tenga para asumir los obstáculos que de alguna manera nos pone la vida.

Lo único cierto es que la afirmación de: “solo se puede ser feliz y exitoso cuando se tiene a alguien al lado”, se puede ratificar si la persona que lo acompaña o por la que se disgusta cuando hay una discusión, es un apoyo importante, más no, un impedimento para que usted esté tranquilo y pueda desarrollarse como persona y profesionalmente.

En este sentido, lo que usted debe evaluar es si esta persona le está aportando algo y si su proyecto de vida va encaminado a lo que su pareja también quiere para el futuro de los dos.

Incluso, personalidades importantes como el inversionista Warren Buffet, el emprendedor en ciencia y tecnología, Elon Musk, o el ex presidente Barack Obama han asegurado que sin una pareja a su lado no hubieran podido lograr la fortuna que hoy amasan y los triunfos que han alcanzado.

En el lanzamiento del vehículo Modelo 3 de Tesla a mediados de 2017, Musk reveló en una entrevista para la revista Rolling Stone que estaba pasando por una ruptura, él fundador y director de Tesal admitió que “si no estoy enamorado, si no estoy con una compañera a largo plazo, no puedo ser feliz”.

De acuerdo con Make It de CNBC, Musk estaba saliendo con la actriz australiana Amber Heard durante un año, pero finalmente no se entendieron y la relación terminó de una forma amigable.

Para Musk fue muy difícil continuar con sus obligaciones laborales, él aseguró en la entrevista que “estaba realmente enamorado y esto me dolió mucho”.

Además agregó que durante el evento de lanzamiento de su empresa, tuvo que sacar las energía suficientes de donde no las tenía para parecer que todo iba bien: “se requirió toda la fuerza para poder hacer el evento del Modelo 3 y no parecer el tipo más deprimido… durante la mayor parte de este día, me puse nervioso, bebí un par de Red Bulls, pase el rato con personas positivas y luego, tuve que decirme a mí mismo: ‘tengo a todas estas personas dependiendo de mí. De acuerdo, hazlo!‘”.

El millonario en una de sus fotos de Instagram escribió que su divorcio se debió en gran parte a las obligaciones laborales suyas y de su ex esposa, pues mantener una relación sólida a distancia es bastante complicado.

El inversionista Warren Buffet por su parte, también ha asegurado en algunas entrevistas que “es mucho más divertido lograr cosas en la vida con una compañera”, él califica a su difunta esposa como “la mejor maestra de todas”, ya que, muchas de las cosas que él sabe sobre inversión las aprendió a ella. Susan Thompson, fue también presidenta de la fundación Buffet.

Otros millonarios y exitosos concuerdan que la clave de su éxito se la deben a su pareja. Es el caso del ex presidente Barack Obama, quien atribuyó sus hazañas políticas durante la presidencia a su esposa Michelle Obama: “ella no solo ha sido una gran primera dama, ella ha sido todo mi apoyo”.

Sin embargo, no son solo las esposas las que apoyan a sus maridos, la cantante Beyonce ha indicado en algunas oportunidades que su esposo, el rapero Jay – Z, le ha ayudado fuertemente con su fundación: “yo no sería la mujer que soy, si no tuviera un hogar con este hombre”.

Las situaciones de los famosos no son las únicas que indican que tener una buena pareja hace a una persona mucho más exitosa. Pues un estudio realizado por la Universidad de Carnegie Mellon encontró que la gente que tiene apoyo de sus parejas tiene mayor oportunidad de ser exitosos en la vida.

Es más, el estudio indica que la forma como las personas ayudan a sus parejas con sus proyectos de vida, son las siguientes:

• Expresan entusiasmo por las oportunidades de su pareja.
• Tranquilizan a su pareja cuando están desanimados o tienen alguna dificultad.
• Discuten de los beneficios de tomar nuevos roles y desafíos, tanto para la pareja como para la relación.

Reibox Blog

Trabajé en banca, trabajé en startups, construí programas multimillonarios, construí mi propia empresa. Y trabajé de bartender. (Como, este año.)

Las personas en todas estas áreas de trabajo tienen un montón sorprendente de cosas en común. Siempre hay personas que sufren del síndrome de impostor de vez en cuando. Personas que son astutas estirando una sola tarea para llenar una tarde entera. Personas que son cerradas, que juegan juegos políticos, personas que son perezosas y otros que aspiran a hacer mucho más.

La única diferencia real entre los camareros y los dueños de negocios se reduce a una sola cosa…

No es lo que leen

No es levantarse temprano

No es inteligencia

Hay algunas personas inteligentes que reciben salarios, y hay personas que ganan medio millón al año que son totalmente no-intelectuales.

No es ejercicio

Muchas personas exitosas se ejercitan, te admitiré eso. Pero un montón de personas “no exitosas” se ejercitan también. Y no todas las personas “exitosas” lo hacen.

Conozco cocineros que son fanáticos del cross fits, y millonarios que no sueñan con terminar en sudor. Francamente, yo digo “datos insuficientes” sobre si “ejercitarse” es realmente la causa, una correlación o quizás simplemente una coincidencia.

No es suerte

Tal vez algunos tienen ventajas en la vida, pero también hay tantos que tienen ventajas y las dejan pasar, y muchos más que encontraron sus propias “ventajas“.

Es increíble el número de camareros, por ejemplo, que trabajaron para financiar o tener su propio negocio (yo incluida, en ambas cosas.) La razón por la que son camareros no es porque “no obtuvieron el éxito”; es porque optaron por no hacer nada, abandonaron, o lo dejarlo ir.

Ni siquiera es necesario “trabajar duro”

Puedes trabajar duro como camarero; y seguirás siendo un camarero (aunque probablemente un camarero exitoso, si eso es lo que quieres.)

La diferencia es decidir.

Ejemplo: ¿Qué quieres hacer? Tienes que dirigir ese trabajo duro y ajetreo en algo específico.

Es decidir una vez. Y luego decidir de nuevo cada día después de eso.

La diferencia entre las personas que quieren algo más y las personas que lo tienen es simple:

Un grupo decidió, y siguió decidiendo, y el otro no.

Un grupo estableció un estándar más alto que el otro.

Y se aferraron a ese estándar una y otra vez después de eso.

Un grupo se comprometió y se mantuvo comprometido. Eligieron algo, y lo eligieron otra vez trabajando por él. Y el otro no.

Un grupo tiene agallas. La única razón por la que uno despierta en las mañanas con el tipo de cosas que creen que quieren es porque sabían que los querían. No tomaron otra alternativa como respuesta, y mantuvieron ese estándar en todo lo que hicieron durante todo el tiempo que les llevó llegar.

“Decidir” no es fácil (y puede que ni siquiera sea simple), pero el lado bueno: está disponible para todos. Incluyéndote.

Mark ZuckerbergMark Zuckerberg, el fundador de Facebook, es sin duda uno de los empresarios más exitosos del mundo.

Con tan sólo 24 años de edad se convirtió en multimillonario más joven del mundo, y su página web ha llegado a más de 900 millones de usuarios activos. Tal vez lo más impresionante de todo, es que logro sus éxitos a través de un proyecto que comenzó en su dormitorio de la universidad.

A continuación se presentan 7 características de Mark Zuckerberg que juegan un papel importante en sus éxitos.

1) Realmente creía en lo que estaba haciendo

Se necesita mucha dedicación para tener éxito y esta debe mantenerse no sólo durante las horas de oficina.

Mientras que los amigos de Mark Zuckerberg frecuentaban fiestas el permanecía en su habitación de la residencia universitaria concentrado en el trabajo de codificación de su sitio web hasta temprano en la mañana. Es muy difícil invertir horas y horas de duro trabajo necesario para construir una empresa desde cero, sin creer verdaderamente en el proyecto y disfrutar de lo que se está haciendo.

2) Está siempre dispuesto a aceptar las críticas

En su ascenso hasta convertirse en la red social más popular del mundo, Facebook ha sufrido una buena cantidad de reveses. La empresa ha sido objeto de demandas judiciales de los antiguos socios fundadores y de varias batallas legales sobre la confidencialidad de la información, que incluso llevaron a que Facebook sea vetada de forma intermitente en varios países.

A través de pura determinación y por tener la piel muy gruesa, Mark Zuckerberg y su equipo se han mantenido fuertes en la adversidad, siendo conscientes de los peligros y con la esperanza de maniobrar alrededor de cualquier reto que se les presente.

3) Ama soñar en grande

No mucha gente se atrevería a creer que un proyecto que había comenzado en su dormitorio de la universidad acabaría convirtiéndose en un fenómeno mundial.

Si bien es poco probable que Mark Zuckerberg se fijara el objetivo de alcanzar los mil millones de usuarios desde el primer día, está claro que él siempre tenía grandes ideas sobre el éxito de su compañía y su visión global para el futuro.

4) No tiene miedo de asumir grandes riesgos

Cuando recaudo dinero para financiar las operaciones de Facebook, Mark Zuckerberg, tomó una serie de riesgos importantes. Evitaba los grandes inversores, cancelaba reuniones e ignoraba las llamadas de teléfono importantes, sólo para aumentar la demanda. Con el tiempo, él tenía doce sociedades de inversión grandes que pugnaban por financiar su sitio.

Aunque la mayoría de la gente habría sentido demasiado miedo por perderse una oportunidad, Zuckerberg y el resto del equipo de Facebook cree en su producto lo suficiente como para esperar.

A menudo se dice que estar el mundo de los negocios, sin tomar riesgos es el mayor riesgo a tomar. Por desgracia, cuando se ha trabajado muy duro en un proyecto, atreverse a asumir riesgos puede ser una lucha. Sin embargo, al no dejar que el miedo ingrese en el camino de una gran decisión, usted puede asegurarse de que está optando por la mejor opción para su proyecto.

5) Aprendió la importancia de la exclusividad

Cuando Facebook empezó sólo estaba disponible para los miembros de las principales universidades americanas, Harvard, Yale, Dartmouth, etc, por tanto estudiantes de otras universidades de todo el país querían ser parte de este exclusivo club.

Cuando los grandes inversores escucharon por primera vez sobre el proyecto, ni siquiera pudieron acceder al sitio ya que para el registro se requería tener una dirección de correo de tipo .edu que solo usan los estudiantes universitarios. Al mantener el sitio exclusivo, Mark Zuckerberg, se aseguró de que la oferta nunca fuera mayor que la demanda y que Facebook sea un premio muy codiciado.

6) Nunca se dejó intimidar por la competencia

Cuando Mark Zuckerberg, lanzó por primera vez su proyecto tuvo una gran competencia proveniente de más de 20 sitios similares, y todos estaban en una posición mucho mejor que Facebook. MySpace podría presumir de más de 5 millones de usuarios, Friendster había recaudado $ 13 millones en inversión, y Orkut fue respaldado por Google.

Mientras que muchos empresarios han tirado la toalla ante la mera idea de una dura competencia con gigantes, la perseverancia de Zuckerberg y su equipo finalmente dio sus frutos.

7) Tuvo clara su misión y vio a través de ella

Zuckerberg dijo una vez que su misión era “hacer el mundo más abierto”. Hoy en día Facebook une a familiares que estuvieron perdidos por mucho tiempo, reporta conflictos en las zonas donde está prohibida la libertad de expresión, y ha sido una herramienta útil en la planificación de levantamientos contra los gobiernos opresivos.

La comprensión de su objetivo principal y no distraerse con actividades improductivas, fue la mejor manera de asegurar el logro de sus metas.

En resumen, los logros de Mark Zuckerberg no son producto de la suerte. Él ganó todo lo que tiene a través de una combinación de trabajo duro, pasión y coraje para soñar en grande. Nunca renuncio a tomar riesgos y avanzo en su proyecto sin temor a sus fuertes competidores, siguiendo este camino es posible que cualquier emprendedor llegue a tener el mismo éxito.

geniosHistoriadores, científicos, novelistas, músicos… los genios de la historia se han destacado en ámbitos muy diversos, pero todos tienen algo en común: se atrevieron a ir un paso más allá, aunque su audacia les haya valido ser tachados de locos.

Ciertamente, los emprendedores tenemos mucho que aprender de estas personalidades destacadas.

Aquí, 10 grandes enseñanzas que pueden ser aplicadas al mundo de los negocios… y a la vida en general.

1. “Con frecuencia, los sueños más alocados son los más profundos”.

– Sigmund Freud, psicoanalista austriaco.

2. “Debes aprender las reglas del juego, y después, jugarlo mejor que cualquier otra persona”.

– Albert Einstein, físico alemán.

3. “La libertad es lo que haces con lo que te sucede”.

– Jean-Paul Sartre, filósofo y escritor francés.

4. “El secreto de la genialidad es cargar con el espíritu de un niño hasta la edad adulta… es decir, nunca perder tu entusiasmo”.

– Aldous Huxley, escritor británico.

5. “Estudia a tu enemigo, conócete a ti mismo y podrás pelear cien batallas con éxito”.

– Sun Tzu, estratega militar chino y autor de El arte de la guerra.

6. “Cambia tu vida hoy mismo. No le apuestes al futuro: Actúa ahora, no demores más”.

– Simone de Beauvoir, escritora y filósofa francesa.

7. “Nada contribuye más a serenar la mente que un propósito fijo”.

– Mary Shelley, escritora británica, autora de Frankenstein.

8. “Nada es absoluto. Todo cambia, todo se mueve, todo gira, todo vuela y todo se va”.

– Frida Kahlo, pintora y poetisa mexicana.

9. “Un sueño que se sueña en soledad es sólo un sueño. Un sueño que se sueña en conjunto es una realidad”.

– John Lennon, músico y compositor británico. Nuestro beatle favorito.

10. “La inteligencia es la habilidad de adaptarse al cambio”.

– Stephen Hawking, físico teórico británico.

noSin duda alguna, el emprendimiento es la acción de comenzar con alguna cosa o negocio. Se trata básicamente de construir algo nuevo y atractivo para las demás personas, es la oportunidad de tener algo para consolidarlo y hacerlo crecer.

La palabra “emprendimiento” se ha convertido en una moda o por lo menos en Colombia sí, ya que, según los datos del Reporte Global de Emprendimiento AGER 2016, el 89% de las personas tiene una actitud positiva hacia el emprendimiento y el 80% cuenta con potencial para iniciar con un negocio.

Y es que, son muchas las personas que a diario se aburren de su trabajo, de su zona de confort o de la estabilidad que deciden arriesgarse y crear un negocio que les permita surgir. De acuerdo con el estudio, los aspectos más atractivos que motivan a una persona a emprender son: la independencia (41%), la compatibilidad con la familia (40%), la realización personal (40%), el segundo ingreso (38%) y la alternativa para el desempleo (24%).

Aunque las cifras en Colombia son alentadoras en cuanto a la oportunidad de emprendimiento en diferentes sectores, hay un problema que ha hecho que muchos de los que se deciden por emprender fracasen o deserten al poco tiempo de haber arrancado con el negocio, se trata de algunos elementos como los conocimientos jurídicos y los financieros, pues si bien muchas veces la gente tiene un buen emprendimiento y la pasión, no tienen idea de cómo hacer para que “la caja registradora suene”, afirma Jaime Rincón, rector de la CUN, Corporación Unificada Nacional de Educación Superior.

Al igual que un líder, algunos emprendedores nacen y otros se hacen, en Colombia por ejemplo, según explica Rincón, la mejor característica que tiene el emprendedor es la necesidad, porque ahí se da la inspiración, es más, por eso es que muchos emprendedores nacen de las crisis, ellos encontraron en un momento de desesperación o preocupación una respuesta y en ella encontraron el éxito.

En aquellos momentos, como el desempleo o una calamidad doméstica, usted tiene la posibilidad incluso de encontrar las habilidades que no conocía, quizá porque la necesidad lo obligó a salir del confort y a tomar algún camino inmediato. Entonces, puede pasar que se descubra como un muy buen vendedor o como un generador de ideas estrella.

Así las cosas, antes de que se frustre con el emprendimiento que tiene en mente, o que se limite por no tener la más mínima idea de por dónde o cómo comenzar, le recomendamos que lea estos ítems con mucha atención, para que su emprendimiento llegue más lejos:

1. No hacer un plan de negocio:

Tenga claro qué quiere hacer y por qué, si no tiene un norte se va a perder.

Lo primero que debe tener en cuenta es la sostenibilidad del negocio, hágase esta pregunta ¿La idea genera valor, cómo y por qué? Es muy importante que el emprendimiento realmente tenga un impacto económico y que además sea sostenible. La clave está en que no haga lo mismo que los demás, innove así el producto o servicio ya exista. Después de eso tome un papel y un lápiz y organícese.

2. No tomar riesgos:

Todo emprendedor sabe con certeza cuándo comienza el negocio pero jamás cómo termina, pero esto no debe ser un impedimento para seguir adelante, lo importante es tomar el riesgo, porque usted debe retarse a sí mismo, si los miedos no lo dejan hacer nada, llénese de actitud y afróntelos ¡Tírese al charco!

Una forma de mitigar riesgos es buscar un socio, pero que la persona que escoja no debe ser únicamente para que colabore con inversión, más bien, debe ser alguien con sinergia, que se interese en el negocio y aporte en otras formas diferentes al financiero.

3. No claudique en la primera caída:

Lo ideal es que sea resiliente ante los inconvenientes, pues no todo puede ser siempre un paraíso de flores. Algunas veces habrán problemas, pero el detalle está en saber encontrar la solución. Seguramente si usted tiene claro qué quiere lograr, lo va sacar adelante “ante viento y marea”.

4. No concretar la idea:

Deje de divagar entre una y otra cosa, “no sueñe con los ojos abiertos” si quiere hacer algo, hágalo de inmediato, empiece sin tanto rodeo.

Algunas preguntas como estas lo pueden orientar ¿Qué tengo que hacer para lograrlo? ¿Por dónde arranco? ¿Dónde estoy? y ¿Para dónde voy?

5. No crea que se va a volver rico:

Rincón afirma que “no se debe volver emprendedor para ser rico, pues estaría cogiendo el camino que no es, si usted lo hace es porque tiene un sueño, una pasión y después el dinero solo llegará por añadidura”.

ideasPara innovar se necesita crear un mapa y olvidarse.

1. Tener un desafío en mente: 

El reto estratégico es tener un reto sin solución aparente.

2. Buscar la solución: 

Con el problema en la mano, hay que buscar soluciones para cada parte del desafío, como en un rompecabezas. El objetivo es crear un inventario de precedentes pertinentes para la solución, un resumen de lo que funciona. Cuanto mejor y más grande sea la lista, es posible que contenga el conjunto crítico a conectar para producir una innovación.

La innovación estratégica no está sólo en las mejores prácticas de la propia industria, sino en las de los negocios en general.

3. Entrenar el lado creativo: 

Comienza por armar una mesa de precedentes del inventario de lo que funciona que ofrezca soluciones probadas para cada pieza del rompecabezas.

En la ‘matriz de percepción’, las columnas enumeran los componentes del reto estratégico a abordar, y las filas una serie de empresas que aplican esos componentes. En este momento entra la creatividad para buscar conexiones y así encontrar una idea innovadora. Un último aspecto es la recombinación inteligente que surge cuando la mente está relajada.

A veces se debe descansar del problema, de la repetición desordenada y frustrante. Crear la presencia de ánimo y las circunstancias para activar el yo inconsciente no es una disciplina fácil.

La teoría del océano azul.

Para convertir un producto o servicio que participa en un océano rojo a otro de un azul se pueden utilizar cuatro procedimientos.

El mapa estratégico de un sector, define qué factores influyen sobre el valor, y permite preguntarse e investigar qué cambios se deberían hacer en algunas variables: eliminarlas o reducirlas, aumentarlas o crear otras. Eliminar o reducir se refieren al costo, aumentar o crear se relacionan con el valor.

Luego de las preguntas vendrá la acción. Crear es generar ideas, innovar llevarlas a la práctica. No basta con tener grandes ideas, hay que contar con mecanismos eficaces para desarrollarlas. Además una idea es copiada en 5 minutos.

La teoría del océano azul enseña a empresas o profesionales, cansados de competir en océanos rojos infectados de tiburones, que luchan por una porción de la torta, cómo salir del mercado. Se puede innovar sin generar valor y generar valor usando de otro modo el conocimiento existente.

Una trampa común es correr detrás de la última novedad o tecnología. Swatch cambió sin innovación tecnológica. Los japoneses invadían el mercado con relojes digitales. Swatch realizó un movimiento táctico brillante. Creó el segundo reloj de diseño atractivo y económico, convirtiéndose en la mayor empresa de relojes del mundo.
Otra empresa, Callaway Golf, creó su océano azul aumentando el tamaño de la cabeza del palo de golf y atrajo a los que no jugaban por temor al ridículo y a los golfistas insatisfechos.

Pensamiento creativo deliberado:

Hay estrategias para pensar de forma productiva y no reproductiva. Son comunes en los genios creativos, a lo largo de la historia.

1. Encontrar perspectivas que nunca se emplearon o nadie comentó.

Leonardo da Vinci sabía que para conocer la forma de un problema, debía reestructurarlo. Sentía que la primera vez que lo enfrentaba estaba condicionado a resolverlo de la manera habitual. Si se deja incubar la solución, el mismo problema se reconstruye y se convierte en uno nuevo.

2. Visualización creativa. 

Cuando Einstein examinaba un problema, lo reformulaba de todas las formas posibles, incluyendo el uso de diagramas. Luego visualizaba soluciones, y creía que las palabras como tales no jugaban un papel significativo en el proceso creador. En la construcción de la teoría de la relatividad se imaginó a sí mismo viajando en la punta de un rayo de luz.

3. Producir una cuota mínima y equivocarse 

Thomas Edison presentó más de 1000 patentes. Edison se asignaba una cuota mínima de ideas. Agradecía cada error, en la invención de la lámpara eléctrica recién tuvo éxito en el ensayo número 1000. Error bueno es error nuevo.

4. Recombinar ideas, imágenes y conceptos. 

Las leyes de la herencia en las que se basa la genética, son obra del monje Gregor Mendel, quien combinó matemáticas y biología para crear una nueva ciencia. Los medios de difusión surgieron de combinar el linotipo de Mergenthaler, que hizo posible el periódico de impresión rápida en escala, con la publicidad pensada por Pulitzer.

5. Formar relaciones inusuales.

Pavlov relacionó la saliva del perro con la presentación de la comida y de allí surgió la teoría de los reflejos condicionados. Morse inventó la estación de relevo para señales telegráficas observando las estaciones de relevo de caballos. Finsen observó al gato que se movía hacia el sol en el tejado para idear la lámpara de rayos ultravioletas.

6. Pensar en los polos opuestos. 

El físico Niels Bohr creía que uniendo cosas opuestas se suspende el pensamiento y la mente se mueve a un nuevo nivel. Esta habilidad para imaginar la luz tanto como onda, como partícula, lo condujo al principio de complementariedad.

Suspender el pensamiento lógico permite crear nuevas formas. Schaffer descubrió el papel viendo como las avispas lo obtenían de los árboles y revolucionó el precario método de obtenerlo de trapos viejos.

7. Pensar con metáforas. 

Aristóteles consideraba a la metáfora como una señal de genialidad. Creía que los que perciben semejanzas entre áreas separadas de la existencia y las enlazan, tienen un don especial. Lilienthal inventó el planeador por comparación con las alas de las aves.

8. Detectar oportunidades. 

Al fallar, hay que hacer algo distinto. Es el principio del accidente creativo. Los fracasos son productivos si analizamos la causa. No hay que preguntar ¿Por qué fallé?” sino “¿Qué hice?” Fleming ideó la penicilina viendo como el moho contaminaba su plato.

9. Distinguir el azar de la buena suerte.

Cuando la manzana que luego se haría famosa, cayó sobre la cabeza de Newton, él aprovechó la oportunidad para crear la Ley de la Gravedad. Antes, muchas personas, durante siglos, la vieron caer sin saber observar.

10. Investigar la causa desconocida de un efecto. 

El planeta Neptuno se descubrió suponiendo su existencia a través de investigar la causa de las perturbaciones en el movimiento de Urano.

11. Satisfacer deseos. 

Wartemann inventó la estilográfica al perder un negocio por tinta derramada.

No hay mejor práctica que una buena teoría. Edison dijo una vez que “el genio es un 10 % de inspiración y un 90 de transpiración”. El entrenamiento es el ensayo que une el saber con la acción y acorta la distancia entre lo que es y lo que todavía no se logró.

Resiliencia.

Es el poder de la adversidad. El deseo siempre encuentra su límite: los recursos, el tiempo, las reglas y la técnica, pero el inconsciente maneja infinitos repertorios para conectarse con las voces de la inspiración y de la realización.

El obstáculo y el error son oportunidades. Lincoln perdió 49 elecciones antes de ser presidente de los EEUU. El error es la materia prima del aprendizaje, la adversidad se convierte en un bien para el que aprovecha la fuerza del adversario o cuando al caer se levanta apoyándose en el lugar en que cayó.

Cambiarse a sí mismo. La vida enseña que la dificultad engendra soluciones. Cuando la arenilla penetra en la ostra, ésta segrega una sustancia que se endurece y la convierte en perla. La ostra transforma el error, hace de la intrusa una parte de sí misma, la adapta a su naturaleza.

La mala educación castiga el error y premia a quien lo oculta, el que no hace no se equivoca pero tampoco aprende. Watson, presidente de IBM dijo: el buen juicio viene de la experiencia, la experiencia viene del mal juicio.

Mirando hacia adentro el inconsciente es el alimento del creador, mirando hacia fuera, el error, el accidente y los límites pueden ser perlas, si se los sabe cultivar.

Administrar la Fábrica de ideas.

El procedimiento es simple:

1) Recoger ideas a través de un buzón de sugerencias y volcarlas en un tanque receptor.
2) Priorizar las que poseen valor, originalidad y viabilidad.
3) Elegir las mejores.
4) Implementarlas.
5) Evitar el modelo bohemio de calentar la pava y que otros se tomen el mate.
6) Consolidar la alianza estratégica entre el deseo del individuo y el propósito de la organización.

El control de gestión enfoca el objetivo. Los costos son organizar, premiar y participar en los resultados a los creadores de ideas exitosas.

Cree su industria creativa.

Arquímedes fue convocado por el rey que sospechaba de una estafa en la mezcla de oro y plata de su corona. Como científico se esforzó pero no podía averiguarlo. Una tarde se durmió en la bañera, expulsó agua, despertó excitado y corrió desnudo gritando Eureka: lo hallé.

Luego preparó un experimento. Comparó la expulsión de agua de una corona de oro, otra de plata y la del rey, todas de igual peso. Y nació el Principio de Arquímedes.

Un psiquiatra interroga una paciente sobre si es mejor vaciar la bañera con el vaso, la jarra o el balde. El loco le sugiere quitar el tapón. Hay un discurso supuestamente racional, dominante en nuestra cultura. Pero un loco es loco hasta que tiene éxito. A partir de entonces será un genio.

Tenemos dos orejas, dos ojos y una sola lengua. Es para escuchar y observar el doble de lo que decimos.

La principal función del cerebro es crear ideas, innovar es llevarlas a la práctica. La idea surge si se atraviesa la barrera lógica, esto ocurre cuando el hemisferio izquierdo dominante rebaja su control. Así una de las pelotitas que tira el derecho supera la barrera y llega a la conciencia. Los lugares de la creatividad suelen ser la cama, el baño y el colectivo, allí surgen las mejores ideas.

El trabajo debe completarse, las ideas hay que anotarlas en una página, sino vuelan y se las lleva el viento. Otra página se dedica a registrar personas que conocemos o que conviene conocer.

Las ideas surgen y se concretan con otras, mediante alianzas estratégicas múltiples. Al repasar y hacer crecer estas dos páginas surgen conexiones y posibles proyectos (es la tercera página). La cuarta es para los proyectos en ejecución. Recuerde que el que falla al planear, planea fracasar. Para concretar un sueño, primero hay que tenerlo.

Y como dijo Walt Disney “si lo puedes soñar lo puedes hacer”.

metasEl 1 de enero es una de esas fechas en las que nos proponemos metas y objetivos. Es el momento en el que muchas personas dicen hasta aquí, tengo que cambiar, dar otro rumbo a mi vida, voy a hacer un gran viaje o los clásicos “prometo hacer más deporte” o “juro que no voy a fumar más”.

Propósitos sueños, deseos… de nosotros depende que no se queden solo en la intención. Echemos la vista atrás, ¿Hemos cumplidos los propósitos del año pasado? Si no ha sido así, en este artículo voy a hablar sobre una serie de puntos que considero claves a la hora de alcanzar nuestras metas y que espero sea de utilidad para los propósitos actuales y futuros.

En mi caso también durante años, había estado estableciendo objetivos muchos de ellos sin llegar a realizarlos. Me dejaba inspirar por el momento y me sentía muy animado, pero unas semanas más tarde me daba cuenta de que no seguía nada de lo que había anotado. Y pasado el tiempo y como el desarrollo personal es mi pasión me pregunté qué es lo que hace que estos se cumplan o no.

Me di cuenta que si uno no ha conseguido sus objetivos es porque muy probablemente el subconsciente tiene un objetivo contradictorio y no se ha conseguido una armonización y una comunicación efectiva entre el consciente y el subconsciente.

Entonces para alcanzar nuestras metas debemos sincronizar las cuatro partes de nuestro cerebro para la obtención de nuestras metas (hemisferio izquierdo, hemisferio derecho, cerebelo y cerebro reptiliano).

Lo que describo a continuación son algunas de las claves que favorecen este proceso.

Para empezar con demasiada frecuencia las personas ni siquiera empezamos a perseguir un objetivo, por temor al fracaso, o empezamos a perseguirlo y como no obtenemos resultados inmediatos abandonamos demasiado pronto o lo que es peor cuando nos encontramos a pocos pasos de la meta.

Escribir un objetivo es, claro está, el primer paso, y la mayoría de la gente ni siquiera lo hace. Te puedo decir que personalmente he experimentado que el simple hecho de poner las ideas por escrito empieza a hacerlas más posibles, ya que el proceso de escritura ayuda a cristalizar el pensamiento y a establecer un compromiso con uno mismo.

Cuando lo hagas por escrito debes hacerlo en positivo, en presente y en formato SMART, es decir:

1. Específicos(Specific): Claros sobre qué, dónde, cuándo y cómo va a cambiar la situación;
2. Medibles(Measurable): que sea posible cuantificar los fines y beneficios;
3. Realizables (Achievable): que sea posible lograr los objetivos (conociendo los recursos y las capacidades a disposición de la comunidad);
4. Realistas (Realistic): que sea posible obtener el nivel de cambio reflejado en el objetivo;
5. Limitado en tiempo (Time Bound): estableciendo el periodo de tiempo en el que se debe completar cada uno de ellos.

Tras observar, analizar y estudiar desde mi punto de vista uno de los factores fundamentales a la hora de tener grandes posibilidades de alcanzar tu objetivo y armonizarse con el subconsciente es tener una “Razón Poderosa, un Motivo”.

El “motivo”, siempre precede al “cómo hacerlo” y es un punto que debemos meditar. El motivo que nos lleva a buscar una solución, es más importante que la solución misma. El motivo siempre viene primero. Nunca intentemos resolver los problemas o lograr algo, si nos faltan motivos para hacerlo o lograrlo. Por lo tanto a la hora de plantearnos un objetivo debemos tener un “porque” muy poderoso (En la escala del 1 al 10 tiene que ser de un 9 o 10) sino frente a las dificultades del camino, con gran probabilidad abandonaremos.

Motivos poderosos son aquellos que están alineados con nuestro propósito vital, o nos hacen vibrar o nos hacen alejarnos del dolor intenso, del peligro o de aquellos problemas que no nos dejan dormir, o son una necesidad urgente. Por lo tanto los “gustaría” se suelen debilitar con el tiempo por carecer del sentido de urgencia.

Si quieres alcanzar un me “gustaría” o “debería” conviértelo en un me gusta o debo, generando en el momento un compromiso que te resulte prácticamente irrenunciable. Por ejemplo, si quieres aprender ingles, pero no lo “necesitas”, aprovecha el momento en el que tienes el ánimo y establécete una obligación, contrato o compromiso público con fecha cercana, como por ejemplo realizar una conferencia o presentación en ingles para alguna organización, en 4 o 6 meses, etc. Utiliza las fuerzas de la presión de forma inteligente en sentido positivo.

Siempre podemos escalar la montaña más alta, si tenemos motivación suficiente, pero sin motivación, ni el mejor equipo, ni las lecciones más detalladas de cómo hacerlo nos pueden llevar allá. Podemos tener todas las soluciones, pero nunca resolveremos los problemas si no estamos motivados. Por otra parte, podemos tener éxito con una sola motivación buena, aunque tal vez no tengamos la solución.

Los motivos atraen soluciones. La vida, misteriosamente, tiene todas las soluciones para hacer bien las cosas, pero solamente las revela a las personas que tienen suficiente motivación.

Tal vez trabajas todos los días sólo para “ganar suficiente dinero para pagar las cuentas”. Sin embargo, ése no es un motivo muy estimulante. Es mejor tener un “buen motivo” que te saque de la cama todas las mañanas y te mantenga despierto hasta muy tarde, que una docena que sólo te motivan a darte la vuelta y rezar para que llegue el viernes.

Si eres capaz y todavía no has llegado donde quieres llegar, posiblemente carezcas de esos buenos motivos. ¿Qué te motiva a hacer bien las cosas? ¿Qué te ilusiona, te hace vibrar, soñar? Elabora una lista de motivos tan poderosos que nunca más te falte inspiración (motivos familiares, económicos, personales, profesionales, etc) No lo olvides….tal vez no tengas todas las respuestas ahora mismo, pero puedes obtener las respuestas si tienes motivación.

Si existe alguna otra habilidad que he visto en las personas que han alcanzado realmente sus más elevados deseos, ése es un nivel increíble de persistencia. Estas personas pueden cambiar su aproximación todas las veces que sea necesario, pero no abandonarán su visión de fondo.

Creo que la vida está poniendo a prueba constantemente nuestro nivel de compromiso, y las mayores recompensas se hallan reservadas a quienes demuestran un compromiso inacabable para actuar hasta conseguirlo. Ese poder de resolución es capaz de mover montañas, pero debe ser constante y consistente. Por muy simplista que pueda parecer, eso sigue siendo, el denominador común que separa a aquellos que viven sus sueños de aquellos otros que viven en la lamentación.

Después de tener razones poderosas y un profundo compromiso lo más importante que puedes hacer para alcanzar tus objetivos consiste en asegurarse que, en cuanto los hayas puesto por escrito, empieces a crear inmediatamente impulso.

La forma más poderosa de continuar este impulso consiste en emprender una acción inmediata, hasta el paso más pequeño (una llamada telefónica, un compromiso, establecer un plan inicial) será suficiente para progresar. Luego, debes desarrollar una lista de cosas sencillas que puedas hacer cada día, durante los diez días siguientes para generar hábito. Date cuenta que la persistencia deja atrás incluso al talento como el recurso más valioso y efectivo para crear una vida de calidad.

Ahora que ya dispones de objetivos que te inspiran de verdad, que te impulsarán hacia delante, tienes que hacerlos tan atractivos que los sientas como reales en tu sistema nervioso.

Para esto, en primer lugar, elimina cualquier obstáculo, previendo cuáles se te pueden presentar y afróntalos con mucha antelación. Luego, establece compromisos con personas que sepas que te sostendrán para alcanzar un nivel más elevado. Refuerza tus nuevos caminos neurales mediante el ensayo continuo, la repetición y la intensidad emocional. Experimenta la sensación de lograr tus objetivos al menos dos veces al día.

Idealmente, debes visualizarte y experimentar como los vives consiguiéndolos, cuanto más vivida sea la experiencia más potente será el mensaje que mandaras a tu subconsciente, el cual será el motor para que alcances tus objetivos. Idealmente hazlo una vez por la mañana y otra vez por la noche justo antes de irte a dormir. Recordar que la repetición es la manera más efectiva de fijar ideas en nuestra mente.

Es necesario tener una convicción “obsesiva” en la consecución de nuestros objetivos. Como dice Anthony Robbins “un futuro convincente crea un sentido dinámico del crecimiento. Sin eso, sólo estamos vivos a medias. Tener un futuro convincente no es nada accesorio, sino una necesidad. No sólo nos permite alcanzar nuestros objetivos, sino participar del profundo sentido de la alegría, la contribución y el crecimiento que dan significado a la propia vida”.

Aunque muchas veces conocemos lo que debemos hacer, el disponer de un experto es el factor clave determinante para clarificar, comprometernos y seguir un programa personal que nos ayude a superar nuestros obstáculos y obtener el tipo de resultados que estamos buscando. En relación a esto te hago las siguientes preguntas:

¿Cuáles son los mayores obstáculos que te detienen para alcanzar lo que tú quieres ahora?

¿Cuánto dinero e insatisfacción te este suponiendo no conseguir tus objetivos?

¿Qué otras cosas podrías conseguir si alcanzarás estos objetivos?

¿Qué significaría esto para ti?

No te rindas, lucha por aquello que quieres.

Hasta pronto.

 

 

 

Subir »
FB