Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"
Estás en Interés General:

De todo un poco sobre los negocios y una vida llena de riquezas

liderazgoConforme escribo esta columna, me pregunto qué más puedo ofrecerte que sea realmente nuevo y útil en tu búsqueda de mayor productividad y mejores resultados.

Esto es importante para mí pues ya son muchas las columnas que he escrito sobre el tema y me molestaría mucho (y creo que a ti también) repetir otra vez lo mismo.

La realidad es que el liderazgo efectivo no cuenta con respuestas fáciles. Hoy día, ser líder tiene poco o nada que ver con tener autoridad jerárquica, dar instrucciones o asignar tareas. Incluso nuestra concepción del líder visionario y carismático se queda corta, pues cada vez es más difícil predecir el futuro e inspirar a las personas hacia un objetivo común que ni siquiera sabemos cuál será dada la complejidad actual.

Por ende, es evidente para muchos de nosotros que las fórmulas del pasado simplemente ya no funcionan.

Así las cosas, el liderazgo requerido tiene que ver más con facilitar la creatividad, innovación y acción de otros, que con trazar el camino que deberán seguir. Pensando en esto, me viene a la mente la palabra generatividad, no solo en términos de su definición común según el psicoanalista Erik Erikson, de guiar a las siguientes generaciones, sino en su sentido más amplio de diseñar y orquestar las condiciones que generan y a la vez propician un entorno donde continuamente se gestan nuevos paradigmas, conversaciones, acciones y resultados.

Para mí, ese es el liderazgo que requieren nuestras organizaciones; un liderazgo que más que enseñarles el camino a los demás los empodera para que ellos sean quienes vayan abriendo camino. Este liderazgo tiene que ver más con facultar al otro que con enaltecer al líder; más con propiciar el cambio que con encabezarlo; más con aprender que con enseñar; más con prácticas flexibles que con mejores prácticas; y está más basado en hacer preguntas que en proveer respuestas.

Theodore Roosevelt, el vigésimo sexto Presidente de los Estados Unidos y considerado por muchos el primer presidente moderno, dijo una vez: “El mejor ejecutivo es aquel con suficiente sentido para elegir a las personas correctas para hacer lo que se requiere hacer y el suficiente autocontrol para no inmiscuirse en sus asuntos mientras lo hacen”. En esencia, Roosevelt habla de un liderazgo capaz de quitarse del camino de los demás hacia el éxito.

Esto difiere muchísimo de nuestra concepción actual de liderazgo, donde el líder encabeza al grupo y dirige sus movimientos. Será entonces, quizá, que el trabajo del líder actual tiene que ver con facilitación del liderazgo del otro en lugar de la ejecución de su propio liderazgo.

A continuación, enlisto 10 elementos de este estilo de liderazgo facilitativo:

1. Elige a las personas correctas y dale la bienvenida a su liderazgo

John Wooden, considerado el mejor entrenador de baloncesto en la historia de la NCAA dijo una vez: “Sea lo que sea que hagas en la vida, rodéate de personas inteligentes que discutan contigo.

Un gran líder sabe que los objetivos que buscamos alcanzar son el resultado de la colaboración abierta y efectiva de un grupo de personas altamente capaces. Por ende, su primer paso en la búsqueda de dicho logro es identificar y contratar a esas personas, así como darles la libertad y el poder de cuestionarle.

2. Dedícate a generar las condiciones propicias para su éxito

Una vez que cuentas con las personas correctas, tu trabajo no consiste en guiarlas, pues es evidente que tú no tienes las respuestas. En lugar de ello, dedícate a generar las condiciones que propicien su éxito, tales como el espacio físico, los recursos financieros, el tiempo, el apoyo y la autoridad de avanzar la acción hacia el logro.

3. Facilita el diálogo

Para encontrar maneras nuevas, creativas e innovadoras de hacer las cosas, es necesario que exista el diálogo, un término importantísimo en lo que se refiere a todo progreso, pero totalmente trillado por nuestra falta de comprensión y abuso en su mención.

Diálogo es el intercambio de ideas y opiniones con el objetivo de entender realmente el punto de vista del otro sin el deseo de convencerle del tuyo.

4. Cuestiona todo

En un mundo cuya única constante es el cambio, es esencial que cuestionemos todo y que entendamos de una vez por todas que las fórmulas del pasado, incluyendo las nuestras, ya no funcionan.

El líder facilitativo sabe esto y genera constantemente una exploración y cuestionamiento del status quo, ayudando a los demás a entender que ello es totalmente deseable y apoyando al grupo a mantener la incomodidad de hacerlo en niveles manejables.

5. Enfócate en lo positivo

Para contrarrestar la tensión natural que un auténtico diálogo y cuestionamiento del status quo generan es importante enfocarte en lo positivo: aquellas cosas que vale la pena resaltar y que dan vida a nuestro operar individual y colectivo e interacción interpersonal.

Hacerlo, además, genera energía que aumenta el deseo de seguir operando e interactuando.

6. Piensa como diseñador

Los diseñadores son conocidos por generar y probar una multitud de ideas mediante prototipos y pilotos. Esto difiere mucho de nuestra manera de generar e implementar estrategias en el mundo de los negocios, donde forzosamente queremos encontrar la estrategia a seguir.

Para tener éxito en un mundo tan complejo y cambiante como el que vivimos, es necesario que pienses como diseñador y pruebes muchas opciones.

7. Celebra los fracasos

Si vamos a probar varias opciones, seguramente tendremos varios fracasos. En lugar de interpretarlos como algo malo, celebra cada uno de ellos como un paso más en tu aprendizaje hacia lo que sí funciona.

8. Reconoce los logros

Otra característica importante del líder facilitativo, es su capacidad de reconocer constantemente a las personas y los logros que se vayan obteniendo en el camino, sin importar qué tan pequeños sean. Hacerlo genera un montón de energía para seguir esforzándonos y es realmente apreciado por la persona que recibe dicho reconocimiento.

9. Fomenta y gestiona una narrativa generativa

Algunos expertos organizacionales afirman que en los sistemas humanos (léase grupos, equipos u organizaciones), la realidad no es algo objetivo, sino un producto intersubjetivo que construimos mediante nuestras narrativas colectivas. Así las cosas, términos como bueno, malo, éxito, fracaso, avance, difícil, fácil, etc. son relativos y viven en las conversaciones que tenemos.

Un líder facilitativo sabe esto y se dedica a fomentar y gestionar dicha narrativa en lugar de gestionar y controlar a las personas.

10. Toma acciones totalmente nuevas

En última instancia, es importante que tomes acción; pero no cualquier tipo de acción, sino acciones totalmente nuevas, incluso consideradas descabelladas. Recuerda que todo logro de la humanidad (el automóvil, el avión, la computadora, el internet, etc.) fue en algún momento la idea descabellada de alguien.

puerta abiertaEstos están siendo unos días de auténtica eclosión y alegría.

Personas que empiezan a conseguir sus objetivos, que dan los primeros pasos en dirección a ellos, algunas se han quitado el sueño de las orejas, otras han encontrado el coraje que buscaban para enfrentarse a sus miedos y han sido capaces de dar el paso que necesitaban.

Personas todas ellas con altísimos niveles de autoexigencia que apenas creían en ellas mismas tras esa máscara de perfección y cumplimiento. Definieron un objetivo, diseñaron un plan pensando en grande y lo cumplieron, con sufrimiento, con esfuerzo, y es que no hay éxito sin ese cóctel.

Ayer mismo recibía un correo de una de ellas que me contaba su camino entre la desesperación y su cima. Necesitó empoderarse, ver que era capaz de Ser quien quería ser, que podía dar el paso, ya fuera hacer esa llamada, cruzar esa puerta o tener esa conversación pendiente.

La verdad es que me puso la piel de gallina, ya que he tenido el privilegio de vivir una parte de su tránsito de las sombras a las luces y sé que no ha sido un camino fácil, que ha sido un camino en el que ha tenido que ir desmontando, una por una, creencias que la ligaban a un estado que no era el suyo pero que ella pensaba que sí y, lo que es peor, que no podía escapar de ahí.

Los goznes de las puertas que esas personas han tenido que abrir, lloraban por el oxido depositado de años y años de estar cerradas, han tenido que engrasarlos, abrirlos poco a poco y en pequeñas dosis hasta que se han visto capaces para abrirlas de par en par.

¡¡Que grandes sois!! Tú, y tú, y también tú sabéis que hablo de vosotros, que mi admiración es para ti por esa valentía, por ese coraje que pensaste que no estaba ahí y que yo veía en tu interior.

Disfrutar del momento, ver como la Vida se ha vuelto un poco más grande, un poco más Vida, acabando con años de limitaciones que solo estaban en tu cabeza.

¿Cómo es estar ahí?, ¿Cómo es haberlo conseguido?

patriotsConvertirse en el coach de un equipo en la NFL es aceptar una posición peligrosa, donde los aplausos y el apoyo de los aficionados pueden transformarse en descontento y duras críticas si la temporada termina mal para su equipo.

En ese mundo, el entrenador de los New England Patriots, Bill Belichick, destaca como un caso extraño. Los seguidores del equipo expresan su confianza en el talento del coach con una frase que hace referencia al lema nacional de Estados Unidos: “En Bill confiamos”.

No es en balde. En las 16 temporadas bajo el mando de Belichick, los “Pats” han logrado un récord de 188 victorias y 69 derrotas para un porcentaje ganador de .719%; el tercero más alto en la historia de la NFL.

W. Carl Hester, profesor de Administración de Negocios en la Escuela de Negocios de Harvard, destaca algunas lecciones que líderes y negocios pueden aprender del entrenador principal de los actuales ganadores de la NFL.

1. Una visión clara

El coach de los Patriotas llega a cada partido con una visión clara de lo que quiere lograr. “No lo gana todo, pero en general, tiene una visión bastante clara que se sustenta en trabajo duro, horas de dedicación y un análisis extenso que realiza con el resto de su staff”, observa Hester.

2. Sé un comunicador efectivo

La comunicación que Bellichik tiene al interior del equipo es muy efectiva. Es capaz de llevar su visión y explicar su significado a cada jugador y transformarlo en acciones sobre el terreno de juego.

Además, mezcla esta comunicación con una dosis de motivación para impulsar a su equipo.

3. Conoce a tu rival

Comprender los movimientos del equipo contrario y tener la estrategia correcta para dominar el juego y ganar es clave en los partidos.

Hester destaca que es necesario hacer todo el análisis necesario para conocer a tu competencia, pero también para saber cuáles son tus fortalezas y debilidades (o las de tu empresa).

Después viene el momento de la “práctica”, piensa en ciertos escenarios posibles y cómo los enfrentarías, tanto tú como el resto de tu equipo, por lo que hay que prepararlos. Hester menciona que es difícil explicar a cada jugador exactamente qué tiene que hacer ante una contingencia, pero sí saben lo que el entrenador espera que hagan, pueden tomar las decisiones que consideren convenientes para lograrlo.

4. Sé auténtico

A Bellichick se le conoce por creer profundamente en la preparación, poner gran atención a los detalles y enfocarse tanto en la tarea que tiene enfrente como en las consecuencias que sus acciones pueden tener a largo plazo, pero eso no significa que todos los líderes deben ser exactamente como él.

Los líderes y directores tienen diferentes estilos y no podemos decir que un modelo sea el mejor para todos. Pero los más efectivos son, ante todo, auténticos y fieles a sí mismos”, señala Hester.

5. Construye un gran equipo

Aunque es la autoridad principal del equipo, a Bellichick también se le conoce por delegar autoridad a un círculo de coordinadores y asistentes de confianza, a quienes da el poder de manejar aspectos clave del equipo.

Para construir a un buen equipo de colaboradores se necesita tanto de la labor de los directivos, como el interés de la empresa por reclutar y retener al talento.

Como líder, lo mejor es construir un ambiente de confianza en el equipo y empoderar a los demás para probar su capacidad de análisis y pensamiento creativo.

Belichick no nació siendo entrenador principal. Tuvo sus días de trabajo duro, análisis detallado y de saber que notaba cosas que su superior no; así que probablemente valora eso en otras personas”, dice Hester.

formas de pensarPensamientos como esos son el principal motivo por el cual muchas personas deciden abandonar sus proyectos y dejar sus ideas en el tintero, sin saber que están desperdiciando grandes oportunidades de negocios.

La clave para conseguir el éxito está en superar esos temores y establecer grandes metas, por más difícil que estas parezcan.

Te dejamos una recopilación de 6 pensamientos que impiden tu éxito y que debes evitar a toda costa si quieres convertirte en un verdadero emprendedor.

1. No soy un experto

Nadie nace siendo un experto, tienes que convertirte en uno. Es una labor de largo aliento que demanda mucho esfuerzo y persistencia, pero recuerda, los conocimientos que ganes te acompañarán siempre. En vez de pensar si eres un experto, mejor pregúntate: ¿Dónde puedo aprender lo que necesito?

2. Ya se ha hecho

Es verdad que muy pocas ideas son nuevas y, a menos de que crees una cura para todas las enfermedades, no vas a ser revolucionario. Sin embargo, eso no significa que no puedas ser creativo. Siempre puedes darle un enfoque personalizado, ya sea en el producto en sí o en la forma en la que lo vendes.

3. No tengo los contactos

“Todo se logra con contactos”, es lo que se repite hoy en día, y es verdad. Los contactos importan mucho si quieres llegar a ser conocido y exitoso.

Sin embargo, lo que en un principio es una limitación, puede convertirse en una oportunidad en el futuro. Si crees que no tienes los contactos suficientes, busca una manera de conseguirlos. Ya sea a través de amigos y familiares, intenta llegar a las personas que crees que puedan ayudarte a alcanzar el éxito. Con el auge de las redes sociales y la tecnología, ya no hay excusas.

4. No tengo dinero

Muchas personas exitosas provienen de familias adineradas, es verdad. Pero, también son muchos los que empezaron sin tener nada y se convirtieron luego en grandes empresarios, famosos a nivel mundial. Existen muchas ideas de negocios que no requieren una gran inversión y que puedes empezar desde tu casa. Asimismo, también existen diversos métodos de financiación a los que puedes recurrir.

5. Yo soy así

“Soy inconstante, desordenado, estoy en las nubes, etc.”, es lo que suelen repetirse muchas personas como excusa del porqué no logran ascender de puesto, conseguir un mejor trabajo, tener mejores calificaciones, etc. Está bien reconocer los defectos, pero, ¿por qué no cambiarlos?

Modificar tus malos hábitos depende únicamente de tu voluntad. Finalmente, verás los resultados no sólo en tu vida laboral, sino también en la personal.

6. No es para mí

A todos les cuesta salir de su zona de confort. Nos gusta sentirnos cómodos y protegidos, y somos reticentes a probar cosas nuevas. Por culpa de esto, podríamos dejar pasar una muy buena idea de negocio. La clave está en saber combatir el miedo y asumir el riesgo. ¿Quién sabe? Quizás terminamos descubriendo nuevas pasiones, al mismo tiempo que alcanzamos el éxito.

fines de semanaCuando algo nuevo está por comenzar muchos de nosotros nos solemos tomar el tiempo para reflexionar sobre nuestras vidas, mirando hacia atrás en el pasado con miras a encarar lo que se viene hacia el futuro.

Reflexionamos sobre los éxitos, fracasos y eventos destacados que poco a poco la historia de nuestra vida nos va generando. Este proceso de auto-reflexión ayuda a mantener nuestra conciencia de dónde hemos estado y hacia dónde queremos ir y es, ciertamente, pertinente a la organización y preservación de nuestros sueños, metas, aspiraciones y deseos.

Un ejercicio de auto-reflexión similar al que estoy planteando se podría realizar semana a semana con el fin de aprovechar el ciclado renovativo que acontece. Este proceso de auto-reflexión podría encararse mediante una perspectiva mayeutica, es decir, a través de la indagación personal mediada por un proceso de cuestionamiento, de interrogación para y sobre uno mismo.

Este sábado, ¿Por qué no plantearnos este ejercicio? Valga la siguiente lista de preguntas que les estoy facilitando, como un benchmark o referencia para la realización del ejercicio de auto-reflexión.

Espero les agraden y sirvan:

¿Qué aprendí la semana pasada?

Si ves que no puedes responder a esta pregunta tal vez sea el momento de procurar un cambio. Sin importar la edad que uno tenga, siempre deberíamos aprender algo nuevo cada semana. ¿No les parece?

¿Cuál fue mi mayor logro en la última semana?

Al reflexionar sobre nuestros logros aumentamos la auto-confianza, lo cual, favorece nuestra satisfacción y dicha.

¿Cuál fue el momento más memorable de la semana pasada y por qué?

Esta pregunta nos permite reflexionar y discriminar lo que es para nosotros importante de lo que puede resultar efímero o irrelevante.

¿Qué es lo que necesito prioritariamente para realizarme durante esta semana que empieza?

Esto nos permite discriminar entre lo importante y lo secundario arrojando luz sobre las tareas dignas de atención.

¿Qué puedo hacer ahora mismo para hacer que la semana próxima sea menos estresante?

Esta pregunta nos permite organizarnos con miras al trajín que se viene.

¿Con qué he combatido o resistido recientemente que también podría afectarme la semana próxima?

La idea aquí es aprender de nuestras luchas pasadas y equiparnos mejor para futuros acontecimientos vinculados a ellas.

¿Cuál fue durante la semana pasada, la mayor fuente de pérdida de tiempo?

Con miras a concientizarlo y mantenernos alejado de esto en el futuro próximo. Programar la instalación de barreras contra nuestras distracciones puede sernos de gran ayuda.

¿Estoy cargando algún “exceso de equipaje” que lastraré la próxima semana y que ahora podría eliminar?

El desorden físico, el desorden mental, la distracción en banalidades, etc. Eliminar lo innecesario y sostener lo necesario nos hará sentir mucho más livianos.

¿Qué he estado evitando hacer, que tengo que hacer?

Siempre hay cosas nimias que dejamos para hacer más adelante y que nos bloquean. Qué mejor que programar su rápida realización

¿Qué oportunidades tenemos por desarrollar aquí y ahora?

Hagamos un plan concreto para ir en su búsqueda y realización.

¿Hay alguien con quien debería hablar y aún no lo he hecho?

La comunicación con miras a resolver los problemas o conflictos antes de que se agraven puede ayudarnos a evitar futuros dolores de cabeza. Conviene siempre mantenerse abierto a la comunicación con los que te rodean.

¿Hay alguien que merece un gran “gracias”?

Tómate el tiempo cada semana para agradecer a las personas que te han ayudado. Este nimio amable gesto no pasará desapercibido.

¿Cómo podría ayudar a alguien más la semana que viene?

La forma más fácil de conseguir lo que uno quiere es ayudando a otros a obtener lo que quieren, tal vez no se entienda esto tan fácilmente, pero funciona. Si ayudamos a otros, ellos se acordarán de uno cuando necesitemos su ayuda.

¿Cuáles son mis 3 metas para los próximos 3 años?

No se puede progresar en la vida si no configuramos metas realistas y sostenidas.

¿Alguna de mis acciones recientes se orientó a la consecución de realizar mis metas?

Si la respuesta es no, algo deberíamos cambiar.

¿Cuál es mi siguiente paso?

Conocer el siguiente paso es la clave para el cumplimiento de la totalidad de nuestro plan expresado en nuestras metas.

¿A qué estaré mirando durante la semana próxima?

La respuesta puede actuar como una gran fuente de motivación. Si no existe nada, programar algo que esperar.

¿Cuáles son mis miedos y temores?

Consciente de ellos podemos, poco a poco, procurar ir hacia la concientización y disolución de los mismos. Se trata de tomar pasos lentos con pie de plomo…

¿De qué estoy muy agradecido?

Es una manera inteligente de mantener nuestras cosas en perspectiva.

Si supiera que tengo sólo una semana de vida, ¿Que elegiría hacer?

Otro recordatorio útil… La vida es corta. Hagamos los que nos gusta, pasemos más tiempo con las personas que nos importan, fluyamos, gocemos de lo que nos queda de vida.

crecimientoEn tiempos donde crear tu propio negocio es la opción para desarrollar una carrera llena de éxitos…

¿Quieres que tu emprendimiento crezca?

¿Quieres mejores resultados y no sabes cómo lograrlo?

Para cumplirlo, la compañía sueca Oriflame lanzó el Programa Adrenaline, un sistema de crecimiento acelerado, que asegura el desarrollo de tu carrera y recomienda que, para tener éxito en tus propios negocios, debes tener claro ciertos objetivos fáciles para conseguir tus metas.

Acá te dejamos las recomendaciones para aprender de las mejores prácticas para que puedas usar en tu negocio.

1. Piensa en que montar un negocio no es solo ganar dinero, también es ganar aprendizaje

Tienes que tener un espíritu de querer aprender de todo. Manejar un emprendimiento es aprendizaje continuo. Plantéate primero qué tipo de negocio quieres crear, y con qué proyección a futuro. Así no perderás de vista tus objetivos.

2. No pierdas de vista tus objetivos

Céntrate en el valor y en el momento de tus objetivos. Trabaja paso a paso, desafíate a ti mismo como un afán motivador de conseguir tus metas. Este consejo te ayudará a correr riesgos que siempre son necesarios para enfrentar tus miedos y por, sobre todo, salir de tu zona de confort.

3. Ten paciencia

Ningún éxito es inmediato y todos alguna vez fueron principiantes. Como una vez lo aseguro el propio Steve Jobs “si miras de cerca verás que la mayoría de las historias de éxito ‘inmediato’ tomaron mucho tiempo”.

No temas invertir tiempo a tus propias metas.

4. Aprende de tus errores

Cuando aprendes de tus errores, te acercas más al éxito. Los mejores maestros son los fracasos.

5. Conoce a tu industria

Entender verdaderamente tu industria clave de éxito. Debes conocer quiénes serán tus consumidores, cómo tratarlos, con quién tratar y cómo puedes ofrecer soluciones que les sirva a tu entorno. ¡Siempre quédate pendiente de lo que pasa en tu industria, eso es vital para lograr tus metas!

6. Rodéate de personas clave

Las personas que aportan constructivamente a tus metas son las que deben quedarse, para eso existe el trabajo en equipo, personas que buscan el éxito propio, pero siempre siendo un aporte. Construye un buen equipo, nadie triunfa por sí solo, de alguna u otra forma necesitarás apoyo. Así generas redes de contacto que serán vitales para alcanzar objetivos que están fuera de tu alcance.

7. Persigue tu felicidad

Cuando tienes el sentimiento de comenzar algo nuevo, es porque buscas después de todo estar en armonía y equilibrio con tu vida. Eso es parte de conseguir tus sueños y por supuesto, tu felicidad.

Aprovecha las instancias que otorgan empresas como Oriflame para alcanzar tus sueños, generando redes de contacto en base a tus propios tiempos y con tus propios recursos. Al iniciar tu negocio, debes hacerlo en algo que verdaderamente te apasione. Debes tomar en cuenta qué si vas a hacer algo el resto de tu vida, por lo menos tiene que ser algo que te motive a realizarlo.

jeff bezosJeff Bezos, fundador de Amazon, no es ajeno a los titulares por sus bizarras prácticas, a veces por sus controversiales prácticas de negocios. Si se trata de innovar en el mundo editorial o hacer que sus empleados paguen por el estacionamiento, no es un hombre aburrido.

Lo ames o lo odies, es difícil ignorar el éxito de Bezos como un hombre de negocios. Recientemente fue nombrado como el quinto hombre más rico del mundo por la revista Forbes, con una fortuna valuada en 45,200 millones de dólares.

Pero, ¿qué es lo que hace este empresario multimillonario cuando no está trabajando? ¿Cuáles son sus aficiones, pasiones e intereses fuera de dominar el mercado minorista en línea en Estados Unidos? ¿Qué le podemos aprender a este hombre de éxito?

1. Duerme… mucho

En una entrevista con Wall Street Journal, Bezos habló sobre la importancia de dormir. Esta característica contrasta con la mayoría de los CEO que solo duermen alrededor de cuatro horas por noche. No Bezos. Él se asegura de tener un sueño de ocho horas.

Bezos cree que el sueño es la mejor cura contra el estrés y el exceso de trabajo. Existen diversas historias que dicen que incluso ha llevado su cama de dormir a la oficina, al punto de que ha tomado siestas extras en días complicados.

Además, no utiliza relojes con alarmas, pues ha hablado de las ventajas de despertarse de forma natural. Un buen número de científicos del sueño están de acuerdo con su forma de pensar.

2. Tiene un increíble hobby

El hobby de Bezos es tan élite, caro que sólo es conocido por él. Cuando tiene la oportunidad, pasa el tiempo peinando los océanos en búsqueda de naves espaciales desechadas por la NASA.

Debido a que la mayor parte de la nave espacial se desprende de los transbordadores espaciales en pleno vuelo, no hay lugar para descartar dónde encontrar los pedazos de naves, excepto en el fondo del océano. Bezos ha convertido esto en su hobby, trabajando con equipos submarinos (a veces con su familia) para recuperar estas reliquias históricas. En una ocasión dedicó tres semanas a la búsqueda de un cohete bajo el agua.

3. Crea proyectos para sí mismo

Porque la operación de Amazon no es lo suficientemente demandante para él, Bezos ha tomado otros proyectos. Por ejemplo, compró el periódico The Washington Post, uno de los periódicos más prestigiosos de Estados Unidos. No ha cambiado mucho al respecto, salvo sus tiempos de carga en línea.

Y antes de que Elon Musk hiciera tendencia, en 2000 Bezos empezó una compañía llamada Blue Origin LLC. ¿El propósito? Dar a todos la oportunidad de viajar al espacio exterior.

También está tratando de que Amazon pueda entregar paquetes en drones. Claro, si el gobierno lo permite.

4. Se pasa sus mañanas haciendo lo que él quiere

A diferencia de Steve Jobs, que quería comer el desayuno todos los días con el fin de “recordar decisiones”, Bezos ha hecho un esfuerzo por mantenerlo fresco. Hay una historia de Bezos en donde ordenó pulpo del Mediterráneo con tocino y yogur para entender a otro CEO, que eventualmente compró.

Las rutinas reglamentadas por la mañana no son para todos, y Bezos es un firme partidario de dejar que la mañana sea natural. Es por eso que no planifica reuniones matutinas y prefiere pasar el tiempo con sus seres queridos.

5. Es un hombre de familia

Irónicamente, el padre biológico de Bezos ni siquiera sabía que estaba vivo hasta hace poco. Afortunadamente el propio Bezos es mucho mejor padre. Le da prioridad a su familia, y (como Elon Musk), tiene una grande.

Él siempre da tiempo para su familia durante el desayuno, va con su esposa e hijos a las excursiones submarinas y hace todo lo posible por estar involucrado, incluso con su intenso y loco horario.

Es seguro decir que Bezos hace casi todo lo que él quiere. Pero, sí hay una cosa que podemos aprender de su vida personal, es que las personas con más éxito en el mundo siguen siendo sólo humanos. Durante un día típico, Bezos pone a su familia y la salud, literalmente, por delante de su negocio. ¿Qué pasa contigo?

vales muchoNo minimices tu valor comparándote con otros. Son esas diferencias lo que nos hace seres especiales.

No idealices tus metas basado en lo que otras personas crean que es importante. Sólo tú sabes lo que es mejor para ti.

Nunca tomes en vano las cosas cercanas a tu corazón. Aférrate a ellas como te aferras a la vida, pues sin ellas la vida no tiene sentido.

No permitas que tu vida se resbale por tus dedos, viviendo en el pasado o viviendo en el futuro. Vive tu vida un día a la vez y podrás disfrutar todos los días de tu vida.

No te rindas cuando aún no tienes algo qué ofrecer. Nada es realmente en vano hasta el momento en que tú decides dejar de intentarlo.

No tengas miedo de encontrar riesgos mientras aprendes a vivir. Es un hilo muy frágil lo que nos une a los demás.

No le cierres la puerta al amor diciendo que es difícil de encontrar. La manera más rápida de encontrar amor es dando amor. La manera más rápida de perder al amor es aferrándonos muy fuerte a él.

No rechaces tus sueños, mantén la esperanza. Si no tienes esperanza no tienes un propósito.

No corras por la vida tan rápido que olvides, no solamente dónde has estado sino hacia dónde vas. La vida no es una carrera sino una jornada para ser saboreada a cada paso que des.

ser mejorNo puede obtener un título de emprendimiento, y aún si pudieras, encontrarías que es virtualmente imposible aprender solo por tu cuenta cómo ser un emprendedor influyente.

En su lugar, las mejores lecciones vienen con la experiencia y solo al practicar hábitos benéficos con regularidad puedes empezar a destacarte en liderazgo, toma de decisiones, adaptabilidad y negociación.

Aquí hay 50 acciones que puedes empezar a poner en funcionamiento para ser un mejor emprendedor.

1. Lee.Ya sean libros de ficción o realistas, al leer obtienes nuevas perspectivas que expanden tu mente.

2. Mantente informados.Ve las noticias y pon atención a lo que sucede con tu industria y con el mundo. El conocimiento es oro.

3. Asiste a las conferencias de tu industria. Conoce a tus colegas y actualízate de los nuevos desarrollos de tu sector.

4. Observa a tus competidores. Si lanzan un nuevo producto, serás el primero en saberlo.

5. Crea nuevas reglas para ti. Fija nuevas limitaciones como limitar tus periodos de distracción o atreverte a hacer cosas que nunca antes hubieras intentado.

6. Aprende nuevas tecnologías. Las plataformas modernas pueden mejorar casi cualquier proceso, así que te conviene observar los nuevos productos que salgan.

7. ¡Ten hobbies! La pasión es el centro de la vida de cualquier emprendedor exitoso. Encuentra aficiones estimulantes y divertidas que te inspiren.

8. Habla con extraños. Nunca sabes a quien podrías conocer. ¿Un nuevo socio? ¿Un mentor? ¿Un inversionista? ¿Un empleado?

9. Haz networking. Hacer una red de contactos también te ayuda a fortalecer tu reputación.

10. Da algo a tu comunidad. Haz trabajo voluntario si tienes el tiempo de hacerlo. Conocerás a nuevas personas y harás del mundo un lugar mejor.

11. Mantén una actitud de disponibilidad con tu equipo. Cada día, escucha sus preguntas, preocupaciones y conversaciones.

12. Minimiza tus decisiones. No pierdas tiempo en elecciones pequeñas. Concéntrate en las grandes.

13. Encuentra maneras de mejorar todo. Observa tu mundo con un ojo crítico y siempre busca el potencial de mejora.

14. Medita. Te dará claridad de mente, reduce el estrés y te ayudará a estar más enfocado.

15. Duerme bien. Ocho horas de sueño te harán estar más saludable, física y mentalmente.

16. Come bien. Los carbohidratos complejos, las proteínas y las grasas saludables alimentan tu cerebro.

17. Haz ejercicio físico. Esto te ayudará a mejorar tu pensamiento crítico, concentración y memoria.

18. Haz ejercicio mental. También puedes entrenar tu cerebro con juegos y acertijos.

19. Haz un análisis FODA de TODO. Estudia fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas de tus decisiones.

20. Da el extra. Trata de alcanzar la excelencia hasta en las cosas más simples de la vida.

21. Adáptate. Acostúmbrate a cambiar tus planes rápidamente y a tener resiliencia.

22. Continúa tu educación. Aprende algo nuevo cada día.

23. Invierte en tu interior. Aprovecha el tiempo para mejorar tu persona.

24. Prueba cosas nuevas. Nunca sabes de dónde podría venir tu próxima fuente de inspiración.

25. Empieza en pequeño. Cada vez que pruebes cosas nuevas, empieza con poco y lentamente. Puedes crecer después.

26. Recompensa el trabajo duro. Siempre muestra gratitud con tu equipo.

27. Corta la negatividad. Elimina las malas actitudes en cuanto las veas.

28. Reduce el estrés de todos. La ansiedad es contagiosa, así que debes hacer lo que puedas para eliminarla de tu equipo.

29. Encuentra nuevas pasiones. De nuevo, el amor es la clave del éxito de un emprendedor. Busca el tuyo en todos los lugares posibles.

30. Enfócate en la perspectiva del consumidor. Tus clientes son lo que impulsa a tu negocio. Prioriza sus necesidades.

31. Usa los números. Aprende a ver todo lo referente a tu negocio en términos de costo – beneficio.

32. Mantén la calma. No importa que tan caótica se ponga una situación, sé la persona más calmada del lugar.

33. Da retroalimentación. Deja que las personas sepan cómo están trabajando. Honestamente.

34. Escucha la retroalimentación. Acepta que no eres perfecto y descubre cómo puedes mejorar.

35. Sé humilde. No dejes que tu ego se apodere de tu personalidad.

36. Forma nuevas sociedades. Siempre existe la oportunidad de generar relaciones mutuamente beneficiosas con otros profesionales.

37. Trabaja con mentores. Habla con personas que tengan más experiencia y escucha lo que tienen que decirte.

38. Confía en tus instintos. Los datos son útiles, pero tienen un límite. No ignores lo que te dice tu corazón.
39. Sé paciente. Recuerda la importancia de tener aguante durante el día.

40. Acepta los retos. Toma riesgos y acepta los desafíos en todas las áreas de tu vida.

41. Experimenta nuevas rutinas. Trata de hacer tu trabajo de diferentes maneras para maximizar tu eficiencia.

42. Sé frugal. No gastes tiempo o dinero en cosas inútiles a menos que tengan un valor verdadero para tu vida y tu negocio.

43. Ten conversaciones difíciles. No dejes que los miedos o las ansiedades eviten que digas las cosas que son necesarias.

44. Vive tu marca. Incorpora los valores de tu negocio en tu vida diaria.

45. Deja de juzgar. No tortures a las personas cuando cometen errores. Ayúdales a aprender.

46. Mantén la atmósfera ideal. Inyecta tu mundo con personalidad y vida, desde tu oficina hasta tu habitación.

47. Elimina las distracciones crónicas. Si algo te aleja de cumplir tus sueños, déjalo ir.

48. Automatiza lo que puedas. Reduce las acciones manuales delegando tareas y apoyándote de la tecnología.

49. Olvida la idea de la perfección. Nunca serás infalible, así que olvídate de intentarlo. Mejor, concéntrate en mejorar continuamente.

50. Guarda tiempo personal. Mantente sano al destinar momentos solo para ti.

A pesar de estos buenos hábitos, no existe el emprendedor perfecto o el emprendedor que logra el éxito de la noche a la mañana. Sin embargo, estas prácticas te ayudarán a ser más feliz y a alcanzar tus metas.

Reibox BlogMark Twain lo dijo mejor: “Come una rana viva a primera hora de la mañana, y nada peor te pasará el resto del día.”

Aquí tienes como los mejores líderes empresariales del mundo preparan cada una de sus mañanas para el éxito y la motivación.

Richard Branson

En una publicación en su blog el 2014, el empresario explicó por qué se despierta a las 5 de la mañana: “Soy capaz de hacer un poco de ejercicio y pasar tiempo con mi familia, lo que me pone en un gran marco mental antes de dedicarme a los negocios.”

Jack Dorsey

Para hacer tiempo para una meditación de 30 minutos, el CEO de Square también se levanta temprano, a las 5 de la mañana. Después, Dorsey completa un entrenamiento y luego prepara su propio café.

Tory Burch

La fundadora de su marca de moda epónima se despierta a las 5:45 de la mañana, revisa los correos electrónicos, saca a sus tres hijos de la cama y hace ejercicios durante 45 minutos. A menudo, ella sale de su casa con el pelo mojado; prefiriendo velocidad por sobre esfuerzo, y como se ve cuando “se seca naturalmente.”

Arianna Huffington

La cofundadora de The Huffington Post es una firme creyente del valor del sueño. Ella necesita ocho horas de descanso por noche; relajándose con un baño caliente y sal de Epsom. Ella comienza su mañana con 30 minutos de meditación.

Steve Jobs

En su discurso de apertura en Stanford en 2005, el difunto cofundador de Apple nos contó lo que se pregunta cada mañana: “Si hoy fuera el último día de mi vida, ¿querría hacer lo que estoy a punto de hacer hoy? Si la respuesta era negativa durante demasiados días seguidos, sabía que tendría que cambiar algo.”

Benjamin Franklin

El inventor norteamericano estableció un precedente para los emprendedores cuando escribió en su autobiografía de 1791 que cada mañana debía: “Levantarse, lavarse y dirigir unas palabras a la poderosa bondad [Dios]”. También escribió ” Early Rising: A Natural, Social, and Religious Duty.”

Michelle Phan

La celebridad de Internet y cofundadora de Ipsy le dijo a Inc. que a menudo se despierta a las 5:30 de la mañana para responder los comentarios de los usuarios en su canal de YouTube.

Elon Musk

El famoso fundador de SpaceX y Tesla divide su tiempo entre Los Ángeles y Bay Area, conduciendo para su trabajo en su Modelo S. Sus primeras llamadas telefónicas (alrededor de las 10 am) son para periodistas y candidatos de trabajo, o llamadas en conferencia.

Gary Vaynerchuk

El cofundador de VaynerMedia se despierta a las 6 am y toma su teléfono en el baño para leer las noticias. Antes de salir de casa, abraza a sus hijos por “cinco minutos”, y llama a un miembro de su familia mientras conduce al trabajo.

Jeff Bezos

El fundador y CEO de Amazon dijo que tiene ocho horas de sueño cada noche, y evita tener reuniones en la mañana para desayunar con su esposa.

Vivir MejorSi bien la escuela significa más ayuda para guiar a sus hijos hacia el éxito, los niños realmente sólo pasan la mitad de sus horas despiertos en la escuela durante el año académico, lo que significa que gran parte de su crecimiento todavía se hace en casa.

De hecho, las investigaciones de la Universidad Estatal de Carolina del Norte, la Universidad Brigham Young y la Universidad de California, Irvine, descubrieron que la participación de los padres es un factor más significativo en el rendimiento académico del niño que las cualidades de la propia escuela.

Para averiguar lo que los padres pueden hacer en casa para ayudar a sus hijos a superarse, les pedimos a los profesores de todas partes que lo sopesen.

Más de 40 maestros compartieron algunas buenas sugerencias e incluimos algunas de nuestras favoritas aquí:

Lee

Léeles, lee con ellos y haz que te lean.

-Katie Westfield, maestra de historia de noveno y décimo grado en Boston

* Nota del editor: Fomentar buenos hábitos de lectura fue la respuesta más popular entre los profesores encuestados.

Cenar juntos

Creo que las comidas familiares son un tiempo para ponerse al día de la vida del otro. Cuando los niños y los padres pueden conversar sobre lo que les sucedió durante el día, lo bueno y lo malo, creo que los padres son capaces de obtener la mejor visión de la vida de sus hijos. La comunicación constante es una de las muchas claves para el éxito a lo largo de la vida.

-Un maestro de segundo grado en la ciudad de Nueva York

Sé un buen modelo a seguir

Si quieres que lean, sé un lector primero. Si quieres que mejoren sus habilidades de escritura, empieza a escribir cartas a tus hijos. ¿Quieres que les vaya bien en Matemáticas? ¡Deja de decirles que odias las matemáticas!

– Un profesor de quinto grado

Deja que los niños experimenten la vida

No se trata solo de libros.

-Anónimo

Ten grandes expectativas para tus hijos

Sé que muchos padres trabajan duro, y no puedo pedirles que pasen más tiempo con sus hijos porque a veces no pueden. Sé que algunos de ellos no pueden sentarse y ayudarles con la tarea porque o no tienen el tiempo o tampoco lo consiguen.

Lo mejor que pueden hacer es esperar la excelencia de sus hijos, porque si no obtienen un 10, es probable que se acerque a él. Si las expectativas se fijan en un 5, entonces no intentarán obtener algo mejor que eso. Se trata de establecer esas expectativas para que tu hijo esté intrínsecamente motivado a hacer lo mejor que puede, incluso cuando no estés cerca. Y para algunos, un 5 es lo mejor que pueden y eso está bien, también.

-Jennifer, maestra de quinto grado en North Brunswick, Nueva Jersey

Oblígalos a apagar las pantallas

Me gustaría que más padres le leyeran a sus hijos y los animen a leer. También creo que los padres deberían animar a sus hijos a caminar, a mirar las nubes y a jugar afuera. Los adolescentes de hoy pasan casi 11 horas en frente de las pantallas. Me asusta. Es como si no supieran cómo estar solos, y me preocupa lo que eso le hará al pensamiento independiente.

-Un profesor de inglés en una escuela privada en Nueva York

No dejes que sean perezosos

Asegúrate de que hayan hecho su tarea!

-Un maestro de estudios sociales de séptimo grado en la ciudad de Nueva York

Involúcrate

Inevitablemente, los padres que vienen a las conferencias son los padres de los niños a los que les está yendo bien. Algunos padres ni siquiera se dan cuenta de que sus hijos están fallando. No responden a los mensajes de voz, no comprueban su correo electrónico, no vienen a las conferencias. No le preguntes a tu hijo cómo le va en la escuela, porque él te va a decir que está bien y no tiene tarea. Pregúntale al profesor.

-Rebecca Rosen, maestra de inglés de noveno grado en la ciudad de Nueva York

Trabajar con los maestros, no contra ellos

Asegúrate de que tu hijo sepa que tú y el maestro están en la misma página en términos de disciplina, éxito académico, salud social y emocional. El niño no debe pensar que los padres los salvarán del maestro cuando no tomen decisiones sabias.

-Amanda Brooks, directora educativa de una escuela preescolar de la ciudad de Nueva York

llenarse de polvo¿Alguna vez ha construido una casa?

Si su respuesta es no, seguramente habrá visto hacerlo.

Al principio, parece que nada estuviera pasando… La preparación del sitio, la excavación y los cimientos parecen llevar largo tiempo y el progreso es apenas notable. Luego, empiezan a aparecer las paredes y entonces las cosas parecen asumir un ritmo más rápido.

Es verdad que la levantamiento de las paredes y el techo suceden rápidamente. La forma de la nueva estructura parece más familiar y uno encuentra más “consistencia” en el proyecto. El progreso es más remarcable… pero las apariencias podrían estar engañándonos.

El trabajo requerido para los cimientos puede que no sea demasiado “sexy”, o puede no mostrar un rápido progreso como lo hacen las paredes; pero todos sabemos que es necesario. Simplemente imagine qué sucedería, si empezáramos a levantar paredes y vigas apoyándonos en la tierra Sería algo tonto ¿no es cierto? Ninguno de nosotros pensaría en construir su casa, sin construir primero un firme cimiento.

Sin embargo todavía, vemos las vidas de personas -e incluso de enormes compañías- construidas con pequeños (o ningún) cimiento. En la prisa de hacer que las cosas sucedan rápidamente, o de crear productos y transformarlos inmediatamente en ganancias, construyen cimientos débiles.

En los últimos años hemos visto las miles de punto.com que se desvanecieron, sin importar el lugar del mundo donde se hallaban. Se pusieron de pie rápidamente (como una casa, con techo y paredes). Las cosas sucedieron tan rápido en el final de los noventa, que nadie parecía preocuparse por ver si había algún tipo de cimiento sustentando estas estructuras. Aún hoy, casos como el de Enron -o más recientemente el de Worldcom- nos muestran cómo, empresas que parecen sumamente grandes y bien establecidas pueden desplomarse por tener cimientos débiles… fundaciones débiles.

Las fundaciones de las que hablo, tanto para las personas como para las compañías, son sus valores y propósitos.

Quienes hemos redactado nuestro “Enunciado de Misión Personal” no hemos encontrado la tarea fácil. Nadie nos prometió que lo sería… Pero “llenarnos de polvo” para sumergirnos en la construcción personal y asegurarnos así que las fundaciones son sólidas, tampoco es dramático. Simplemente vale la pena… Y la palabra “vale” cobra aquí todo su sentido.

Clarificando nuestros valores, sabiendo quiénes somos, qué nos importa realmente y lo que deseamos hacer, podemos tener algo que se ponga de pie firmemente. Podemos construir el fruto de nuestro esfuerzo sobre una base sólida.

Este proceso nos hace más fácil el tomar decisiones, porque tenemos una estructura para poder evaluar nuestras decisiones. También ahorramos tiempo, porque podemos enfocarnos en aquello que realmente importa; sin perderlo persiguiendo cosas que no sirven a nuestro propósito. Tenemos una claridad y un poder que son “tangibles”, podemos sentirlos. Y, en el proceso, podemos “atraer” el éxito en lugar de perseguirlo.

No solamente nos conocemos mejor, sino que posibilitamos que otros nos conozcan. Nos hacemos conocidos por nuestros valores y nuestro propósito. Es parte de nuestra identidad. En el caso de una compañía, se transforma en el ADN corporativo: en su razón de ser.

Sí, a veces puede parecer lento y no siempre podemos ver un rápido progreso… pero construir una fundación firme de valores y propósito nos proveerá el apoyo que necesitamos, para lograr el éxito real y duradero.

emprendedoraEl emprendimiento trae consigo libertad y flexibilidad de horarios, pero también conlleva mucha responsabilidad y disciplina.

¿Quieres saber si tienes lo que se necesita para ser dueño de tu propio negocio?

 Aquí van siete señales de poseer potencial emprendedor.

1. Tomas la iniciativa

Ser capaz de dar el “primer paso” es fundamental para un emprendedor. Nadie está a tus espaldas diciéndote cuándo tienes que hacer las cosas. No necesitas pedir permiso para irte de vacaciones y no hay reloj que esté midiendo cuánto tiempo pasas en la oficina. Por eso sin un fuerte autocontrol, tu trabajo puede pasar a segundo plano.

¿Cómo saber si tienes esa capacidad de iniciativa? Observa si has participado en causas que no tengan compensación monetaria como caridades, grupos universitarios o iniciativas de cambio. Este tipo de actividades son indicativas de una personalidad decisiva.

2. Tienes pasión

Una actitud apática difícilmente genera éxito emprendedor. No podrás superar los obstáculos que se te presenten si no amas genuinamente lo que haces. Es muy raro que los negocios primerizos triunfen de la noche a la mañana. Sin una pasión innegable por la industria en la que estás entrando, será difícil que te mantengas a flote entre las decepciones y los tiempos difíciles.

3. Te gusta la gente

Ser alguien que prefiera la soledad no descarta el potencial emprendedor, pero no tener sentido social sí. Saber relacionarse con las personas es indispensable para poner un negocio ya que la comunicación es un elemento fundamental para hacer relaciones. Sin esta habilidad se te dificultará conocer socios, cerrar tratos y hasta atraer clientes.

4. No te rindes

Los emprendedores de verdad no “tiran la toalla” ante la primera dificultad. Lograr el éxito requiere perseverancia y la capacidad de pensar fuera de los estándares comunes. No todo va a salir exactamente como lo planeaste y personas, leyes, trámites y demás pueden convertirse rápidamente en obstáculos para que tu negocio crezca. Debes poseer la capacidad de seguir intentando o probar nuevos caminos para superar estas dificultades.

5. Eres un pensador creativo

La creatividad no es una característica exclusiva de escritores y artistas, también es un componente común entre los emprendedores. Una investigación encontró que 75% de las personas con negocios propios suelen tener patrones de pensamiento innovadores. ¿Por qué? Tener una buena oferta de negocio requiere ser capaz de encontrar nuevas soluciones a problemas comunes.

6. Eres competitivo

Hay una razón por la que las personas deportistas suelen ser emprendedoras: el deseo de actuar conforme a una estrategia y ganar se traduce bien en los negocios. Si eres el tipo de persona que se anima al enfrentar un poco de rivalidad, puede que tengas lo necesario para emprender. Ser un poco competitivo te forzará a no solo ser bueno, sino a ser el mejor.

7. Trabaja duro

Si eres el tipo de individuo que le gusta ir por la vida haciendo solo lo absolutamente necesario, el emprendimiento no es para ti. Los dueños de negocios propios no tienen miedo del trabajo y están dispuestos a sacrificar parte de su tiempo personal para forjar un patrimonio.

No olvides, como emprendedor (como en muchas otras instancias de la vida) lo que das es lo que recibes.

metasLas metas son los peldaños de la escalera que te lleva al logro de esos sueños que tienes ahí dentro, y que mantienen tu vida encendida y en evolución permanente.

Con base en esas metas, te propones objetivos, pensando en lo deseas, en tus gustos y habilidades, y comienzas a caminar con paso firme hacia lo que te propongas.

Al considerar el logro de metas, te darás cuenta que no puedes centrarte en una sola, porque tu vida se mueve en varios campos.

Así mismo las metas son diferentes. Veamos:

Clasificación de las metas

Las metas, según la dimensión o área las podemos agrupar en cuatro categorías:

1. Personales: Son las que te propones cumplir para darle sentido a tu existencia y te van a dar el valor como persona única e irrepetible.

2. Familiares: Pueden ser a corto plazo, por ejemplo: Mantener contacto frecuente con tu familia lejana, visitándolos 1 vez al mes. A mediano plazo, ahorrar dinero para llevar de viaje en navidad a mis padres. A largo plazo, en 5 años, comprar una casa para los abuelos.

3. Profesionales: En el trabajo que estés desempeñando debes proponerte metas que te lleven a crecer como profesional y que sean de beneficio para la empresa o entidad donde laboras.

4. Financieras: Son de suma importancia para ti y los tuyos. Alcanzar tus metas de dinero en un derecho. Una razón por la cual las personas no obtienen dinero abundante en porque no se proponen metas financieras. Como no planean a futuro, en cualquier evento o emergencia, el presupuesto se ve afectado y llega el desequilibrio económico.

Aspectos a tener en cuenta al establecer metas

Dado que las metas son tan importantes para tus logros, en el momento de establecerlas, debes tener en cuenta los siguientes aspectos:

• Que sean concretas.
• Que sean tuyas.
• Que estén enunciadas en forma positiva.
• Que sean alcanzables, así signifiquen un reto.

Otros aspectos que requieren atención para el establecimiento de las metas correctas, son:

• Cristaliza tus pensamientos.
• Ten un plan escrito.
• Fija plazos de ejecución.
• Mantén un deseo ardiente por lo que deseas alcanzar.
• Confía en ti y en tus habilidades.
• Desarrolla una fuerte determinación de seguir adelante.
• Céntrate en la realidad.

Si tienes claridad sobre los diferentes tipos de metas y asimilas los aspectos relevantes para establecerlas, podrás plantearlas con la certeza que lograrás el éxito en lo que te propongas. De ahí la importancia de establecer metas en cada una de las áreas de tu vida para lograr el éxito.

Algo bien importante es que necesitas conocerte a fondo y ser capaz de describir la imagen que tienes de ti mismo, sin aumentar ni disminuir tus cualidades y aspectos por mejorar. Esto te ayuda a ser consciente del camino que debes recorrer y de las facilidades o dificultades que tienes para llegar hasta el final.

Reibox BlogContratar es una de las cosas más importantes que enfrentamos cada día.

Las cambiantes prioridades y los hábitos de trabajo de la fuerza laboral seguirán cambiando drásticamente en el futuro.

Para asegurar que el proceso de contratación esté estrechamente relacionado con la cultura que buscamos en nuestra organización, contratamos según cuatro factores críticos:

1. Pasión

Si las personas no están apasionadas por lo que hacen, serán menos eficaces para la organización y la cultura.

Cuando hablo de pasión, me refiero a cómo el candidato describe, “por qué este trabajo y por qué ahora.” Debes tener algunas preguntas a mano para averiguar si tu candidato representará la empresa y a ti como el líder.

La gente puede estar apasionada por cualquier cosa. Si estoy buscando a alguien en finanzas o contabilidad, quiero que ese alguien sea una apasionada por los números, ya que eso garantizará que la organización funcione de manera eficiente. Alguien que no está apasionado por su campo ralentiza a todo el equipo y se lo describe a menudo como “perder el tiempo”.

2. Habilidades

Cada uno de nosotros tenemos alrededor de tres o cuatro habilidades y rasgos en los que somos buenos y que a menudo nos referimos a ellas como nuestras fortalezas. La pasión y las habilidades van de la mano. En la entrevista, determina las habilidades que cada candidato afirma poseer. Haz una profunda inmersión en esas habilidades y cómo se relacionan con sus pasiones. Habilidad sin pasión es ese trabajo que todo el mundo odia.

Como líderes, no queremos que nadie en nuestro equipo vea su posición como un trabajo más! Nunca me enfoco en las debilidades, por lo que al enfocarme en las fortalezas, las habilidades del individuo mejoran con el tiempo.

3. Relaciones

Enfrentémoslo, todos hemos llegado a los niveles alcanzados a través de nuestras relaciones y saber cómo desarrollarlas.

Las relaciones no son sólo externas sino internas. Tampoco las obtienes por accidente. Se basan en trabajo duro y compromiso. Todos queremos trabajar y tratar con clientes o vendedores en los que confiamos, por lo que las relaciones positivas son fundamentales para que esto funcione. Los candidatos para oportunidades en nuestro equipo deben mostrar y demostrar su capacidad para crear relaciones. Las relaciones son el fuego que enciende la organización a nuevos niveles. El punto es que “todo se trata de relaciones.”

4. Compromiso

Todo el mundo quiere empleados, socios, vendedores y clientes comprometidos con nuestra empresa. Nadie puede sentirse cómodo con su compromiso con la visión si las empresas no están comprometidas con los miembros de su equipo. Las personas comprometidas saben que no siempre se trata del sueldo o los beneficios, sino de trabajar en un ambiente libre de miedo. Los miembros de nuestro equipo deben estar comprometidos con los demás y con la organización. Invertir en los miembros del equipo y el deseo continuo de ser desafiados y reconocidos recae sobre el líder de la organización.

Este sistema generalmente funciona para muchas empresas, pero es una inversión inicial. Se trata de conocer realmente a las personas que permites trabajar en tu equipo o, lo que es más importante, en tu círculo interior de personas.

Vivir MejorAunque estaba destinado exclusivamente a su autor, Meditaciones conserva una honestidad y filosofía de la que podemos aprender incluso hoy.

Qué podemos aprender de Marco Aurelio:

Se agradecido por la crítica

El emperador profesa una actitud de bienvenida la crítica, e insiste en que la verdad no es tan mala como la alternativa: “Es la verdad que busco, y la verdad nunca daña a nadie. Lo que nos perjudica es persistir en el autoengaño y la ignorancia.”

Está bien estar decepcionado con la trayectoria de tu vida

Aurelio recibió la mejor educación disponible de su tiempo, y sus clases le causaron una impresión significativa.

Tal vez en otra vida hubiera sido un erudito. Pero no podemos vivir dos vidas, un hecho que Aurelio aborda. “Sólo porque hayas abandonado tus esperanzas de convertirte en un gran pensador o científico,” escribe, “no renuncies a alcanzar la libertad, alcanzar la humildad, servir a los demás, obedecer a los dioses.”

Esto es un chasquido procedente del hombre más poderoso de Roma, quien insiste en que tal vez habría preferido otro llamado. Todo el mundo tiene sus decepciones, pero incluso en nuestras decepciones, todavía hay mucho buen trabajo que podemos hacer alrededor nuestro.

Se paciente con las faltas de los demás

Un desafío recurrente para la paz estoica (y la vida en general) es la frustración con otros. “En cierto sentido,” escribe, “la gente es nuestra apropiada ocupación. Es nuestro trabajo hacerles bien y soportarlos.” Mucho más fácil decirlo que hacerlo.

Otras personas son angustiantes e ilógicas. Puede ser muy frustrante simplemente mirarlos, pero debemos resistir nuestros primeros impulsos: Qué cruel es prohibirle a la gente querer lo que piensan que es bueno para ellos.

-Pero no es bueno para ellos.

Entonces muéstraselos. Demuéstraselos. En lugar de perder la paciencia.

Aún peor, las personas desconsideradas a veces nos lastiman. Preservarnos en estos casos requiere una paciencia suprema. “Cuando la gente te hiere, pregúntate qué bien o daño pensaron que saldría de ello. Si entiendes eso, sentirás simpatía más que indignación o ira.”

Si no entiendes sus motivaciones, entonces están en diferentes planos, que en sí estás en el camino a la comprensión. En tal caso, notarás que están equivocados, y como resultado que merecen tu compasión. Una de las principales preocupaciones de Marco Aurelio es permanecer racional, para evitar que su temperamento o pasiones tomen el control de él.

En momentos como estos, vale la pena entender a la gente, no tomar represalias contra ellos. Y para eso debemos mantener su filosofía a mano.

Levántate temprano

El siguiente pasaje es probablemente la sección más citada de Meditaciones, y con razón. Proporciona una respuesta persuasiva a una de las partes más difíciles del día, y comienza en la fuente: al desacreditar las creencias mismas que nos mantienen envueltos en mantas en el primer lugar.

Al amanecer, cuando tengas problemas para levantarte de la cama, dite: “Tengo que ir a trabajar, como ser humano. ¿De qué me tengo que quejar si voy a hacer lo que nací para hacer; las cosas por las que me trajeron al mundo para hacer? ¿O es esto para lo que fui creado? ¿Acurrucarme bajo las mantas y mantenerme caliente?

-Pero es más cómodo aquí…

¿Así que naciste para sentirte “cómodo”? ¿En lugar de hacer cosas y experimentarlas? ¿No ves las plantas, los pájaros, las hormigas, las arañas y las abejas haciendo sus tareas individuales, poniendo el mundo en orden, lo mejor que pueden? ¿Y no estás dispuesto a hacer tu trabajo como ser humano? ¿Por qué no estás corriendo a hacer lo que tu naturaleza exige?

-Pero tenemos que dormir alguna vez…

Estoy de acuerdo. Pero la naturaleza estableció un límite a eso; como lo hizo con el comer y beber. Y estás por encima del límite. Ya has tenido más que suficiente de eso. Pero no de trabajar. Aún estás por debajo de tu cuota.

No te amas lo suficiente. O amarías tu naturaleza también, y lo que exige de ti. Las personas que aman lo que hacen se desgastan haciéndolo, incluso se olvidan de lavarse o comer.

¿Tienes menos respeto por tu propia naturaleza que el grabador por grabar, el bailarín por el baile, el avaro por el dinero o el escalador social por el estatus? Cuando están realmente poseídos por lo que hacen, prefieren dejar de comer y dormir que abandonar la práctica de sus artes. ¿Ayudar a otros es menos valioso para ti? ¿No vale la pena tu esfuerzo?

Es un esfuerzo considerable, y ayuda tener un poco de filosofía a lo largo del camino.

Vivir MejorLos eventos de Networking podrían ser difíciles para las personas que no están acostumbradas a hablar con extraños.

Pero a menudo una simple pregunta podría hacer que una conversación se inicie y hacer que esos eventos valgan la pena.

Amanda Zantal-Wiener en HubSpot, una empresa de software de marketing valuada en $ 2 mil millones, comparte un montón de rompehielos que cualquiera puede usar en eventos sociales incómodos.

Aquí están los 9 mejores:

“Hola, soy ‘X.'”

Es la forma más fácil de iniciar una conversación. Sólo asegúrate de seguir con otra cosa.

“Decir ‘hola’ es sólo una manera de hacer rodar la pelota, así que asegúrate de mantener el intercambio andando y llevarlo al siguiente nivel”, escribe Zantal-Wiener.

“¿Estás teniendo problemas con el Wi-Fi?”

La respuesta casi siempre es “sí”. Es bueno seguir con historias sobre internet cortándose en el peor momento posible.

“Esa [comida o bebida] se ve muy bien ¿Dónde la encontraste?”

También es bueno compartir una historia sobre algún lugar donde tenían la mejor versión de ese alimento o bebida específica. O elogiar otras cosas también, como su bolso o chaqueta.

“La mayoría de las personas disfrutan recibir comentarios positivos, y probablemente seguirán con una historia sobre dónde o cómo la obtuvieron.” (Y si no la siguen, pregúntales acerca de ello, recuerda, mantén la conversación en marcha),” escribe Zantal-Wiener.

¿Sabes si hay algún lugar para guardar mi abrigo?

“Cuando llegas, nadie sabe realmente lo que está haciendo. Pero cualquiera que lo haga saltará a la oportunidad de estar ‘en el saber‘”, escribe Zantal-Wiener.

-¿Vinieron todos juntos o se encontraron aquí?

Esta es una gran manera de involucrar a todos y conseguir una conversación.

“Cuanta más gente charle, mejor – es otra oportunidad para aprender sobre los objetivos de cada uno e intercambiar ideas”, escribe Zantal-Wiener.

-¿Oíste hablar a X?

Usa algo que tengan en común a tu ventaja.

“Es un gran punto de partida que puede ir en un montón de direcciones de conversación diferentes – ¿Viste a esa persona hablar en algún evento diferente? ¿Leíste su trabajo? ¿Qué pienses de la charla?” Escribe Zantal-Wiener.

“¿Alguna vez estuviste en X lugar? Realmente quisiera verlo.”

Si estás en un evento fuera de la ciudad, aprenderás sobre nuevos lugares. Si eres local, puedes recomendar buenos lugares a los visitantes. O incluso podrías sugerir ir juntos allí!

“Ustedes parecen que se están divirtiendo mucho aquí. ¿Les importa si me uno a esta conversación?”

Nadie te va a decir que “no”. Sólo asegúrate de encontrar personas que realmente se estén divirtiendo.

-¿Vas a hablar en este evento?

Si la respuesta es “no”, pregunta si sus colegas hablarán.

Si la respuesta es “sí”, pregúntale de qué van a hablar.

Si la persona ya habló, pregúntale si podrías verlo en internet o en dónde hablará en el futuro.

diferenciaYa no es suficiente tener “solamente” aptitudes, conocimientos o ser bueno en algo. Hoy día, es importante ser diferente, destacar, sobresalir y ser valiente.

Decía Salvador Dalí: “El que quiere interesar a los demás tiene que provocarlos”.

Si crees que esperando las cosas sucederán, podrás morir en el intento ya que hay que salir y ver qué es lo que tú puedes hacer.

La mayoría tenemos metas o sueños, queremos ser alguien para llegar a algún sitio, pero no todo el mundo hace cosas para conseguirlo.

Hay personas que trabajan poco o nada durante el curso escolar y al final reclaman mejores notas, es ahí cuando me pregunto: ¿si no has sembrado, qué esperas recoger?

Si quieres aprobar tendrás que trabajar y estudiar, si quieres sacar calificación de honor, trabajar mucho y sé original. Todo tiene su precio, mejor dicho su trabajo.

El primer beneficiado de marcar la diferencia, de hacer que tu trabajo tenga más calidad y sea más entretenido eres tú.

Tú vas a ser capaz de disfrutar de tu propia marca personal. Para ello, es imprescindible tomar la iniciativa, querer de verdad hacerlo y, lo más importante, llevarlo a cabo.

La marca personal, al igual que las marcas comerciales, debe ser elaborada, transmitida y protegida, con ánimo de diferenciarse y conseguir mayor éxito en las relaciones sociales y profesionales. Consigue ser un referente para las demás y haz que tu modelo de trabajo sea seguido por muchos otros.

Un tema que tiene mucho que ver es: el saber venderse. Para marcar esta diferencia debes saber cómo ganarte al cliente. ¿Qué harás para que te elija a ti y no a uno que podría ser igual o mejor que tú? Esto es marketing.

Todos estamos de acuerdo en que un libro, un perfume, unos zapatos o lo que sea que se anuncie en la tele, es más susceptible de ser comprado, así que tenemos que anunciarnos de alguna manera.

Por otra parte es imprescindible que desde pequeños nos hagamos responsables de nuestro futuro y por eso he creado y registrado un ciclo de conferencias para este curso llamado “Tú éxito está en tu esfuerzo”.

Quiero hacer conciencia y mostrar a los chicos de mi edad que se puede hacer de todo en la vida siempre y cuando tengamos claro lo que se necesita para lograr nuestras metas. No podemos desperdiciar nuestro tiempo en cosas sin importancia, por ejemplo, no hay que dedicarle más de lo merecido a las consolas y a las redes sociales, que son la peste del siglo XXI.

No le tengas miedo al rechazo o al qué dirán, porque una vez que lo consigas todos querrán imitarte. Aprovecha los avances tecnológicos de los que tenemos la suerte de disponer para idear algo creativo y positivo.

Sé que es difícil, porque todo el mundo lo hace, pero en eso consiste marcar la diferencia, no hacer lo que los demás hacen.

Reibox BlogHace unos años me divorcié y fui de ser un suburbano casado a un soltero urbano en el lapso de unas pocas semanas. Hablando de un aterrizaje lleno de baches. No tenía amigos, familia o apoyo social en el centro de la ciudad, así que me tomó tiempo desarrollar una nueva filosofía de dos palabras para sacarme de ese revolcada.

Esa filosofía de dos palabras era simplemente “¡Di sí!”; a cualquier cosa, en cualquier momento, con cualquier persona. Y no me arrepiento. Trajo muchas oportunidades a mi camino que nunca hubiera encontrado de otra manera. Pero todo lo que gané en nuevas oportunidades, lo pagué con productividad. Cuanto más se te da la oportunidad para hacer, y entonces lo haces, menos tiempo tienes para hacerlo todo.

Así es como supe que era hora de controlarlo, y el método que use para mantener todo en equilibrio hoy.

Las (limitadas) virtudes del “sí”

Decir sólo sí funcionó bien para mí en esos primeros años. Fui a eventos de caridad para organizaciones de las que nunca había oído hablar antes, yo era el tipo en el concierto que no conocía las canciones pero compraba el álbum de todos modos, y siempre tuve un amigo de internet estrellándose en mi sofá.

También tuve un montón de noches que no terminaron bien. Vacilaciones, pérdida de conexiones, caminatas frías solo a casa de algún encuentro que no fue a ninguna parte. Pero también dije que sí a hacer una charla TED que fue clasificado como uno de los más inspiradores, y dije que sí a escribir artículos para blogs que se convirtieron en The Book of Awesome y que vendió un millón de copias.

Y entonces, con el tiempo, algo pasó. De repente tuve más opciones, más elecciones y más invitaciones de las que tenía tiempo para aprovechar. Esta transición nos pasa a muchos de nosotros. Vas de padre de un niño a padre de tres. Heredas un equipo de 10 personas luego de una nueva promoción.

Miras atrás y te das cuenta de que le dijiste sí a más, a más reuniones, más oportunidades, más miembros de la familia. La vida se aceleró. Tu carrera saltó adelante. Y entonces llegaste a un punto en el que de repente tienes demasiado que hacer.

¿Ahora que?

“¡O sí!” contra todo lo demás

Mi amigo Derek Sivers tiene una gran filosofía que he adoptado también. Se llama, “No o, ¡O sí!” y es realmente muy simple. Así es como funciona: recibes una invitación para hacer algo (una cita, un trabajo, un evento social, lo que sea), y luego te tomas un minuto para observar tu auténtica reacción, que será invariablemente una de dos cosas:

1. Un súper enfático y fuerte, “¡O, sí!,” con el que estás temblando de emoción por hacerlo, en cuyo caso hazlo;o,

2. Literalmente todo lo demás; en cuyo caso no lo hagas.

La belleza de este modelo es que filtras Cualquier otra reacción positiva en un no: “¡Um, suena bien!”, “Deja que revise mi calendario, creo que estoy abierto”, o el temido, “¿Te diré luego?”

No, no, todo no!

Esas son reacciones tibias que siguen siendo positivas hasta justo antes de llegar al compromiso y darte cuenta de que desearías haber dicho que no en su lugar. Tal vez incluso abandonas a último minuto, lo que destruye la confianza y perjudica tu reputación. Es mucho más fácil filtrar tus opciones a través del modelo de Sivers primero, para asegurarte de que sólo te estás comprometiendo con cosas que realmente quieras hacer.

“Genial” es el enemigo de “cambio de vida”

¿Cuál es el beneficio? No matas esas oportunidades invisibles que aun no has soñado tener; esos grandes proyectos que necesitas tiempo para sumergirse en ellos, y todo el tiempo de inactividad de tu mente necesita para crear espacio para lo que importa.

Yo supe que era hora de cambiar de “decir sí” a “no o, ¡O sí!” cuando miré mi calendario y me di cuenta de que estaba hundido, de la mañana a la noche, en cosas que realmente disfrutaba hacer pero (y aquí está la parte crucial) sólo algunas de las cuales me encantaban tanto como para cambiar de vida. Si “bueno” es el enemigo de lo genial, entonces “genial” es el enemigo de “cambiar de vida”.

¿Por qué necesitas cambiar de vida? Porque, como inevitablemente suele sonar, la vida es corta. Ya hay montones de opciones y obligaciones diferentes a los que simplemente no puedes decirles que no porque son parte de tu trabajo o responsabilidades familiares. Y eso está bien. Pero eso a menudo deja muy poco espacio para tus compromisos personales y sociales, lo que hace que sea aún más importante establecer un nivel realmente alto para aquellos. Cuando lo hagas, liberarás tiempo para enfocarte en lo que te importa profundamente. Y el beneficio de hacerlo comenzará a filtrarse en tu vida laboral y familiar, también.

Personalmente, hacer esta transición no fue fácil. De hecho, francamente fue doloroso. Y sigue siéndolo. No es sólo decir no a un podcast para poder escribir un capítulo de un libro. También es perderse una cena familiar porque estás volando para entrevistar a alguien. Esto duele; profundamente. Es difícil decirle no a los amigos, a los proyectos divertidos, y a las ideas que vuelan. A veces tienes que mirar con horror como una nueva relación que sabes que podría despegar si sólo tuvieras tiempo para ella, chapucea y muere. No hay nada agradable en eso.

Pero ¿La alternativa?

Bien, esos arrepentimientos gigantes te perseguirán más tarde en la vida (que tal vez podrías haber abordado el trabajo de tus sueños, que tal vez deberías haber hecho algo que tuviera más sentido) esos son más difíciles de eliminar que las obligaciones que atascan tu calendario la próxima semana o el próximo mes. Porque trazado en una línea de tiempo lo suficientemente larga (su vida útil, por ejemplo), decirle que sí a todo no sólo hundirá tu productividad, también deshará tu sentido de propósito.

Esa es una perspectiva en la que es fácil decir que no, ¿No crees?

imposiblesEsta semana, una buena amiga me pasó un tweet sobre el futuro del automóvil, donde el Director de Seguridad en el Transporte de EEUU afirmaba que “un sistema de conducción autónoma que lidie con todo es imposible”.

Efectivamente, según un artículo de MIT Technology Review, parece imposible conseguir vehículos 100% auto-conducidos.

Es muy arriesgado hacer afirmaciones categóricas sobre lo que es imposible en tecnología. Sabemos que nos encontramos en una época de tecnologías exponenciales. La tecnología genera tecnología para generar tecnología más rápidamente, así que el progreso se acelera de forma no lineal, en direcciones imprevistas.

Lo que verdaderamente es imposible es adivinar las trayectorias tecnológicas de futuro. Básicamente, porque nuestro cerebro trabaja linealmente. Integra conocimientos previos en un marco de escenarios conocidos, y tiende a construir supuestos sobre axiomas preexistentes.

Cuando imaginamos el futuro de automóvil, lo hacemos sobre la base del paradigma actual (lo que en innovación se denomina “diseño dominante”): el coche es mío, lo conduzco yo, tiene motor y un volante. Pensamos en lo que es posible con las tecnologías actuales. Sobre esos puntos de anclaje, que inconscientemente damos por supuestos, intentamos construir escenarios. Sin embargo, ¿qué pasaría si el coche no fuera mío, si no lo condujera yo, si no tuviera motor, ni volante, ni pedales, ni cambio de marchas? ¿Si fuera una especie de business office o salón de té móvil?

Imaginemos que estamos en 1980. Somos Olivetti (líder mundial del sector), y alguien nos dice que la máquina de escribir morirá en 3 años. Imposible. Siempre, todas las oficinas del mundo necesitarán máquinas de escribir. Imaginemos que en esa época nos dicen que con un extraño dispositivo tendríamos acceso a toda la información del mundo en nuestras manos. Imposible. Que veríamos vídeos y películas de alta definición mientras esperamos el bus. Imposible. Que todos los libros y la música de nuestra vida estarían en el bolsillo. ¿Todos los libros en el bolsillo? Menuda majadería. ¡Un libro mide 20 cm x 5 cm y pesa 300 gramos! ¡Imposible!

Imaginemos que en 1990 nos dicen que haríamos fotos con el teléfono y las teletransportaríamos por el aire. Miraríamos el cacharro colgado en la pared con un dial para marcar los números y diríamos ¡imposible! Imaginemos que nos anuncian que, de hecho, podríamos llamar a alguien que camina por la calle. Pensaríamos ¿y cómo demonios nos contesta? Recordaríamos el “zapatófono” de Mortadelo y Filemón y diríamos que esa idea era imposible y, además, ridícula. Se llamaba a un lugar (a la casa de los padres o de los amigos). No a una persona.

Pero, de hecho, ni siquiera los mejores especialistas del mundo son capaces de anticipar el futuro. En 2007, Steve Ballmer, presidente de Microsoft, afirmaba que “no hay ninguna opción de que el iPhone vaya a significar cambio alguno en el mercado”. Poco antes, ante los rumores de que Apple iba a lanzar un teléfono móvil propio, el New York Times anunciaba “a todos los que nos preguntan cuándo Apple entrará en el mercado móvil les podemos decir que seguramente nunca”. En 1997, Nathan Myhrvold, CTO de Microsoft declaró que “Apple está ya muerta”.

Robert Metcalfe, fundador de 3Com, vaticinó en 1995 que “internet sería como una supernova que colapsaría antes de 1996”. Ken Olson, presidente y fundador de Digital Equipment dijo un día de 1977 que “jamás, nadie, por ningún motivo, iba a querer un ordenador electrónico en su casa”. Claro, si el ordenador pesara 50 toneladas (como los primeros), o 200 Kgrs, como los mainframes de 1977 esa idea era impensable. De hecho, en 1947, Thomas Watson (IBM) determinaba que el mercado potencial de los ordenadores electrónicos iba a ser sólo de “unas cinco unidades” en todo el mundo.

Pocos años después los departamentos de prospectiva de mercado de IBM descartaban también invertir en el despliegue de la fotocopiadora afirmando a Xerox que su mercado iba a ser, como mucho, 5.000 unidades por año en todo el planeta.

En 1946, Darryl Zanuck, directivo de la 20th Century Fox pensaba que “la televisión no tiene futuro. Nadie va a estar sentado ante esa caja cada noche”. El almirante William Lehay afirmaba a principios de 1945 al presidente Truman que una bomba basada en energía nuclear no era posible, y lo decía como “experto en explosivos”. Pocos años antes, el presidente de Michigan Saving Bank había advertido a sus clientes que no invirtieran en Ford Motors, puesto que “lo que es seguro es que el caballo existirá siempre, el automóvil es sólo un nuevo invento dudoso”.

Antes, en los años 20, Lee de Forest, inventor de las válvulas electrónicas de vacío, se atrevía a declarar que “independientemente de todos los posibles avances futuros, era imposible que jamás un hombre pisara la luna”. Como tampoco los científicos del siglo XIX creían posible que una máquina más pesada que el aire pudiera volar.

Ante la aparición del teléfono, William Preece, presidente de la British Post Office afirmó que “los americanos quizá necesiten teléfonos, pero nosotros vamos sobrados de chicos repartidores de mensajes”. Incluso Napoleón despreció la máquina de vapor. “¿Cómo quiere usted vencer las corrientes marinas y la fuerza del viento encendiendo un fuego en el interior de un bajel? Perdone, no tengo tiempo de escuchar esta estupidez”, hablando sobre el nuevo invento de Robert Fulton.

La historia de la innovación nos deja dos potentes lecciones: jamás podemos afirmar que algo es imposible, incluso a muy corto plazo. Y, como reza el título de un reciente artículo de Singularity University: “Uber yourself before you get Kodak’ed”. Uberízate antes de que te Kodakicen. Transforma tu modelo de negocio a los nuevos tiempos antes de que te pase como a Kodak, que creyó que el carrete fotográfico iba a existir para siempre.

 

 

 

Subir »
FB