Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"
Estás en Interés General:

De todo un poco sobre los negocios y una vida llena de riquezas

conversacionesLa solución para el problema de entender a los otros es mejorar tus habilidades al escuchar. La escucha activa tiene que ver con la construcción de relaciones, el entendimiento y la confianza.

Tu factor de “simpatía” está determinado por tu habilidad de escuchar al cliente y responder a sus necesidades, pedidos y preocupaciones.

No tienes que nacer con el don de ser un comunicador experto. Te damos seis tips que te ayudarán a convertirte en un gran oyente y realmente escuchar lo que los otros dicen, no sólo lo que crees que estén diciendo o lo que quieres oír.

1. Muestra un interés real.

Cuando hables con alguien, especialmente en un ambiente ruidoso y ocupado, dale a él o ella toda tu atención. Si te encuentras distraído o no los puedes escuchar bien, pídeles que se muevan a una zona más tranquila.

Ponte en el lugar del otro y trata de ver la situación a través de sus ojos. Haz preguntas y motívalos a que elaboren. Aunque no hayas experimentado la misma situación, trata de compartir una historia personal sobre un tiempo en el que te sentiste casi igual.

2. Usa las palabras mágicas: “Cuéntame”.

Mucha gente valorará la oportunidad de compartir sus historias y experiencias. Los conversadores exitosos evitan las preguntas que pueden ser respondidas con un simple sí o no.

Haz preguntas abiertas y escucha. Por ejemplo, podrías decir: “Cuéntame Paco, ¿qué te motivó a iniciar tu negocio?”, o pregunta su opinión “Me gustaría llevar a mi familia de vacaciones. Cuéntame ¿tienes algún lugar favorito para salir de vacaciones?”

Cuando eliges un tema de conversación, eso demuestra interés en la otra persona, la discusión fluirá más.

3. Di el nombre de la persona.

Dale Carnegie dijo una vez “El nombre de una persona es para ese individuo el sonido más importante en cualquier lenguaje.” Cualquier conocido se sentirá halagado e impresionado si recuerdas cómo se llama.

Si se te dificulta recordar nombres, practica lo más que puedas. Cuando conozcas a alguien por primera vez, di el nombre de la persona inmediatamente. Responde algo como “Me da mucho gusto conocerte, Fernando.” Luego usa su nombre un par de veces en la conversación. Cuando la plática termine repite su nombre una última vez.

4. Es válido concordar con esa persona, pero también expresa tranquilamente tu desacuerdo.

Cuando alguien está de acuerdo contigo, se crea un lazo instantáneo. De repente ambos tienen algo en común. De cualquier manera, las relaciones profesionales más fuertes exigen respeto mutuo y admiración, hasta en los desacuerdos.

La tolerancia y el respeto son vitales para un networking exitoso. Si realmente no estás de acuerdo con la opinión de alguien, dile educadamente que tú no lo ves así. Haz preguntas y permite que la persona te exprese su razonamiento.

5. Habla menos, escucha más.

Cuando alguien te hable, escucha con cada parte de tu cuerpo. Asiente, haz contacto visual e involúcrate en todo lo que tenga que decir.

Escuchar atentamente construirá confianza y te ayudará a establecer una relación profesional. Cuando se te dé la oportunidad, haz preguntas pertinentes. Eso te ayudará a demostrar tu interés. Si no entiendes, haz preguntas más específicas. Es mejor confirmar suposiciones en lugar de arriesgarse a una falta de comunicación.

6. No interrumpas ni cambies de tema.

Muchos profesionales terminan las oraciones de los otros sin darse cuenta. Si haces esto e interrumpes la oración de la otra persona, puedes prevenir que él o ella exprese de verdad sus pensamientos.

Aunque tus intenciones sean buenas, el otro individuo puede percibir que te sientes como un sabelotodo o que tienes prisa. O peor aún, puede pensar que estás poniendo palabras en su boca. Deja que la gente tenga tiempo para expresarse antes de que respondas. Tu paciencia y consideración serán apreciadas.

negociosLlegar a tener un negocio exitoso que perdure en el tiempo es una tarea ardua que nunca tiene un punto final explicito.

Los beneficios de poseer un negocio propio y que sea rentable son bastantes. Sin embargo, los riesgos acechan a cada paso.

De ahí que invertir en la Bolsa de Valores, donde uno se hace socio de las empresas, el camino no sea siempre de subida ni tampoco de bajada.

En el libro “El Millonario de al lado” sale a relucir una estadística que menciona que los dueños de negocio son el segmento que alcanza en mayor porcentaje la libertad financiera a cambio de poner todo su tiempo y habilidades a la orden de sus negocios.

Pasión, motivación, persistencia e incluso un poco de suerte son parte de los ingredientes que se atribuyen al éxito pero existen ciertos hábitos que de acorde a la revista Fortune son clave para que los dueños de negocios sean exitosos.

Hábito 1.- Se levantan muy temprano

Saben el valor del tiempo bien empleado y de la productividad por lo que al amanecer ya están contestando correos, poniéndose al día sobre las noticias más importantes e incluso haciendo ejercicio para tener un mejor rendimiento durante el día.

Hábito 2.- No le temen a la competencia

Entienden que si se quiere tener un negocio exitoso tendrán que competir y demostrar alguna ventaja competitiva. Saben que equivocarse es parte del proceso, así que habrá que caerse pero saberse levantar procurando que las caídas no sean lo suficientemente significativas como para que los saquen del negocio.

Hábito 3.- Tienen distracciones

Tienen distracciones que les permiten desconectarse de manera temporal del negocio, la generalidad es que el dueño del negocio tenga toda su mente y atención en el mismo las 24 horas del día por lo que tendrá que hacerse de una distracción que libere su mente.

Hábito 4.- Compensan sus debilidades

Reconocen que no lo saben todo, buscan ejercer un liderazgo basado en sus fortalezas y se rodean de individuos que les ayudan a compensar sus deficiencias.

Hábito 5.- Son generosos

Saben que en algunos casos la suerte los ha puesto en ese lugar y buscar regresar parte de lo recibido, que no siempre tiene que ver con el dinero, se puede ser generoso con el tiempo o con intangibles al conectarse con otras personas. Entienden que el negocio se basa en ayudar o servir a los demás y eso da un sentido de realización.

Hábito 6.- Saben decir no

Los dueños de negocio saben la importancia de decir “sí” ya que es una actitud positiva que ayuda en las relaciones con clientes y vendedores pero también entienden cuando decir no, por lo que establecen metas realistas y dicen “no” cuando es requerido.

Hábito 7.- No pierden tiempo en decisiones pequeñas

El valor del tiempo es muy preciado y tratan de enfocarse en las decisiones que mayor impacto tienen pero sin descuidar los pequeños detalles. Se rodean de personas que les ayuden a realizar el “micro-management” cuando es necesario y así liberan tiempo para planear y vigilar la ejecución de diferentes tareas.

decisionesImaginate que te muestro un pequeño pato amarillo de juguete y te hago la siguiente pregunta: ¿este pato, flota o no?

Si sos una persona impulsiva, tal vez respondas de inmediato que sí. Después de todo, podrías argumentar, y que la idea de estos juguetes es ser usada por los niños al bañarse. ¿Qué sentido tendría hacer uno que no flote?

Si sos más riguroso, tal vez demandes información adicional antes de arriesgar una respuesta. Un físico quizá pida datos sobre la densidad de material o el volumen de aire que encierra adentro. Un químico posiblemente desee conocer la composición química del plástico. Alguien con experiencia en manufactura de juguetes deseará saber su procedencia, esperando que el obtener datos del fabricante le permita inferir cómo está hecho y con qué calidad.

Otras personas consultadas pretenderán otros datos y las opiniones finales a las que cada uno llegue seguramente sean distintas. Algunos opinarán que flota y otros que no. Si los pusiéramos a decidir entre todos, seguramente pasen horas y horas intentando construir un consenso y quizá no lo logren.

Pero cualquier persona como vos o como yo, sin tener ningún conocimiento técnico especial, podría responder esta pregunta sin ningún riesgo de equivocarse en apenas 10 segundos. Basta conseguir un balde, llenarlo con un poco de agua y colocar el pato adentro. Y listo el pollo (¡o el pato!).

En este mundo de cambios acelerados, constantemente tenemos que tomar decisiones riesgosas cuyo resultado es incierto. ¿Funcionará este producto si lo lanzo al mercado? ¿Me gustará estudiar la carrera de abogacía? ¿Podré generar suficientes ingresos si dejo mi trabajo y me dedico a lo que más me apasiona? Seguro tenés algunas grandes preguntas de este estilo dando vueltas en tu cabeza.

Este ejemplo, que tal vez te haya parecido medio pavo (¡o pato!), encierra una conclusión importante que resulta muy útil al tener que tomar decisiones difíciles en muchos órdenes de nuestra vida: en vez de pensar y teorizar para tratar de dar una respuesta especulativa, muchas veces es mejor destinar algo de tiempo a construir un experimento en pequeña escala que eche luz sobre el tema.

En el mundo de los proyectos tecnológicos a esta metodología se la conoce como prototipado rápido, porque el concepto es reproducir de manera veloz, barata y en escala pequeña aquella situación compleja sobre la que deseamos aprender.

La lógica detrás, al final del día, es la misma que en un experimento científico. Partimos de una pregunta, formulamos una hipótesis (una posible respuesta) y diseñamos un experimento que la valide o refute. El aprendizaje obtenido, a su vez, permite cambiar la pregunta o la hipótesis para seguir avanzando.

El principal freno para tomar decisiones en la vida es, generalmente, el miedo a equivocarse. Después de todo, todos somos un poco gallinas (¿o patos?). Pero reducir el problema convirtiéndolo en un experimento reduce considerablemente el costo de cometer un error. Y con el as en la manga que proporciona esta pequeña prueba exitosa es más fácil encontrar la confianza para dar el siguiente paso y arriesgar a una escala mayor.

Si tenés una idea o proyecto que hace rato te da vueltas en la cabeza o si hay una decisión difícil que vas posponiendo porque se te hace imposible saber qué camino conviene tomar, te invito a que recuerdes el ejemplo de esta columna y ¡empieces a tirar patitos al agua!

Mark ZuckerbergMark Zuckerberg, el fundador de Facebook, es sin duda uno de los empresarios más exitosos del mundo.

Con tan sólo 24 años de edad se convirtió en multimillonario más joven del mundo, y su página web ha llegado a más de 900 millones de usuarios activos. Tal vez lo más impresionante de todo, es que logro sus éxitos a través de un proyecto que comenzó en su dormitorio de la universidad.

A continuación se presentan 7 características de Mark Zuckerberg que juegan un papel importante en sus éxitos.

1. Realmente creía en lo que estaba haciendo

Se necesita mucha dedicación para tener éxito y esta debe mantenerse no sólo durante las horas de oficina.

Mientras que los amigos de Mark Zuckerberg frecuentaban fiestas el permanecía en su habitación de la residencia universitaria concentrado en el trabajo de codificación de su sitio web hasta temprano en la mañana. Es muy difícil invertir horas y horas de duro trabajo necesario para construir una empresa desde cero, sin creer verdaderamente en el proyecto y disfrutar de lo que se está haciendo.

2. Está siempre dispuesto a aceptar las críticas

En su ascenso hasta convertirse en la red social más popular del mundo, Facebook ha sufrido una buena cantidad de reveses.

La empresa ha sido objeto de demandas judiciales de los antiguos socios fundadores y de varias batallas legales sobre la confidencialidad de la información, que incluso llevaron a que Facebook sea vetada de forma intermitente en varios países. A través de pura determinación y por tener la piel muy gruesa, Mark Zuckerberg y su equipo se han mantenido fuertes en la adversidad, siendo conscientes de los peligros y con la esperanza de maniobrar alrededor de cualquier reto que se les presente.

3. Ama soñar en grande

No mucha gente se atrevería a creer que un proyecto que había comenzado en su dormitorio de la universidad acabaría convirtiéndose en un fenómeno mundial.

Si bien es poco probable que Mark Zuckerberg se fijara el objetivo de alcanzar los mil millones de usuarios desde el primer día, está claro que él siempre tenía grandes ideas sobre el éxito de su compañía y su visión global para el futuro.

4. No tiene miedo de asumir grandes riesgos

Cuando recaudo dinero para financiar las operaciones de Facebook, Mark Zuckerberg, tomó una serie de riesgos importantes.

Evitaba los grandes inversores, cancelaba reuniones e ignoraba las llamadas de teléfono importantes, sólo para aumentar la demanda. Con el tiempo, él tenía doce sociedades de inversión grandes que pugnaban por financiar su sitio. Aunque la mayoría de la gente habría sentido demasiado miedo por perderse una oportunidad, Zuckerberg y el resto del equipo de Facebook creía en su producto lo suficiente como para esperar.

A menudo se dice que estar el mundo de los negocios, sin tomar riesgos es el mayor riesgo a tomar. Por desgracia, cuando se ha trabajado muy duro en un proyecto, atreverse a asumir riesgos puede ser una lucha. Sin embargo, al no dejar que el miedo ingrese en el camino de una gran decisión, usted puede asegurarse de que está optando por la mejor opción para su proyecto.

5. Aprendió la importancia de la exclusividad

Cuando Facebook empezó sólo estaba disponible para los miembros de las principales universidades americanas, Harvard, Yale, Dartmouth, etc, por tanto estudiantes de otras universidades de todo el país querían ser parte de este exclusivo club.

Cuando los grandes inversores escucharon por primera vez sobre el proyecto, ni siquiera pudieron acceder al sitio ya que para el registro se requería tener una dirección de correo de tipo .edu que solo usan los estudiantes universitarios. Al mantener el sitio exclusivo, Mark Zuckerberg, se aseguró de que la oferta nunca fue mayor que la demanda y que Facebook sea un premio muy codiciado.

6. Nunca se dejó intimidar por la competencia

Cuando Mark Zuckerberg, lanzó por primera vez su proyecto tuvo una gran competencia proveniente de más de 20 sitios similares, y todos estaban en una posición mucho mejor que Facebook.

MySpace podría presumir de más de 5 millones de usuarios, Friendster había recaudado $ 13 millones en inversión, y Orkut fue respaldado por Google. Mientras que muchos empresarios han tirado la toalla ante la mera idea de una dura competencia con gigantes, la perseverancia de Zuckerberg y su equipo finalmente dio sus frutos.

7. Tuvo clara su misión y vio a través de ella

Zuckerberg dijo una vez que su misión era “hacer el mundo más abierto”. Hoy en día Facebook une a familiares que estuvieron perdidos por mucho tiempo, reporta conflictos en las zonas donde está prohibida la libertad de expresión, y ha sido una herramienta útil en la planificación de levantamientos contra los gobiernos opresivos. La comprensión de su objetivo principal y no distraerse con actividades improductivas, fue la mejor manera de asegurar el logro de sus metas.

En resumen, los logros de Mark Zuckerberg no son producto de la suerte. Él ganó todo lo que tiene a través de una combinación de trabajo duro, pasión y coraje para soñar en grande. Nunca renuncio a tomar riesgos y avanzo en su proyecto sin temor a sus fuertes competidores, siguiendo este camino es posible que cualquier emprendedor llegue a tener el mismo éxito.

éxitoSi bien hay muchos factores externos que inciden, el género no determina el éxito ni el fracaso, y para ilustrarlo Por Dentro entrevistó a dos emprendedoras y a un emprendedor que enumeraron los factores que, según sus experiencias, te llevarán al logro de tus metas.

Ya sea que hayas hecho lista de resoluciones o no, las estrategias de Carmen Ríos Mendoza, codueña de Dulzura Borincana; Marie Custodio Collazo, gerente de alcance comunitario de la aceleradora de empresas Parallel 18, y David Vergel De Miranda, padre de tres y cofundador de varias empresas comerciales y sociales como CREARTE y Juntos por Puerto Rico, te pueden ayudar.

No tengas miedo al fracaso

“No nos enseñan que debemos tener fracasos, pero sí, hay que tener fracasos en la vida para tener éxito. Está probado, no logras todo y tienes que proyectar pérdidas en algunas cosas.

Las pérdidas son normales. Nos meten presión para que le tengamos miedo a fracasar porque a través de los medios de comunicación todo el tiempo estamos persiguiendo al que tuvo un fracaso, como si el fracaso no fuera parte del proceso para alcanzar el éxito. Uno tiene dificultades, pero ahí es que va mejorando,” plantea enseguida Vergel De Miranda.

Analiza y aprovecha tus fortalezas

Sin auto-examen y ciertas métricas no se puede valorar adecuadamente lo positivo y lo que hay que mejorar. “Debes hacer un análisis de oportunidad de acuerdo a la situación ambiental (factores externos) de tu organización, producto o servicio, y qué fortaleza tiene según su situación ambiental”, agrega el fundador o cofundador de Empresa V&N, Alta Communications y First One Mangement.

En el plano personal y laboral se debe hacer el mismo ejercicio de evaluar tus cualificaciones y las tareas que éstas te permiten realizar, como explica Custodio Collazo. Ella cuenta que siendo empleada asalariada comenzó a identificar áreas que no estaban siendo atendidas y en las que ella podía aportar, ello no solo le permitió ser respetada y reconocida, también escalar a una posición gerencial en otro lugar.

Identifica áreas en las que puedas ser considerada para futuros ascensos. Si lo que haces tiene una ‘fecha de expiración’, como en empresas que van a cerrar, te puedas posicionar para sobrevivir una reestructuración”, indica. De esta manera incluso podrías ir a otra compañía con una posición ventajosa o crear tu propia empresa.

Refuerza tus debilidades

El análisis anterior te permitirá ver también tus debilidades, aquellas áreas en las que debes mejorar o buscar ayuda; a eso tampoco debes tenerle miedo.

Para Custodio Collazo superar la timidez fue un reto, y lo enfrentó con estrategias que comparte más adelante.

En el caso de Vergel Miranda: “Mi parte fuerte como empresario es ser creador y fundador de proyectos. No me gustan los trabajos rutinarios. Entendiendo cuáles son mis debilidades puedo llenarlas con el equipo de trabajo, busco con quién trabajar que llene esa debilidad”.

Estudia y sé autodidacta

Recuerda que conocimiento es poder. Así como conocer tu realidad y la de tu empresa te permitirá emprender y superar pruebas con éxito, también debes conocer el tipo de industria en la que te desenvuelves, la sociedad, la competencia y el mercado donde quieres hacer crecer tú idea.

Estudiar continuamente estos factores es esencial. No significa necesariamente que inicies o retomes estudios formales que resulten demasiado costosos, eso siempre es una buena alternativa y si puedes, ¡adelante!, pero hay infinidad de recursos que cuestan poco o son gratuitos y se ofrecen por internet, en universidades, en organizaciones gubernamentales y sin fines de lucro.

Preguntar no cuesta nada así que busca, pregunta, suscríbete a servicios electrónicos y comenzarás a descubrirlos.

No trabajes sola, crea un buen equipo

El mismo proceso formativo te llevará a conocer otras personas que están en la misma ruta que tú, incluso compañeros de trabajo o familiares. Únanse, aprendan unos de otros y quizá hasta terminen emprendiendo juntos.

“No se trabaja solo. La solidaridad es la respuesta. Apuesto y creo en la amistad, se puede emprender entre amigos. En una sociedad saludable uno analiza los sistemas de apoyo que tiene para el desarrollo de cualquier proyecto, es buscar ese sistema de apoyo”, recalca Vergel De Miranda, reconociendo que para muchas mujeres que están solas a cargo de sus familias puede ser más difícil.

Ríos Mendoza enfatiza que en momentos de prueba ese equipo es la diferencia entre triunfar o fracasar. “Tener un buen equipo de trabajo que te apoye y al que le transmitas ese amor que le tienes a la empresa para que en situaciones difíciles puedan tomar la batuta y que siga corriendo, es crucial”, enfatiza la empresaria, que actualmente enfrenta el reto de combatir el cáncer que le fue detectado a su esposo, Carlos Rivera González. “No había descubierto lo importante que es tener un buen equipo de trabajo hasta ahora”, reiteró, agradecida de todo el personal.

Pasión por lo que haces

Ríos Mendoza enfatizó que parte vital de tener un buen equipo es que todos compartan la misma pasión que tú por lo que hacen. “Que realmente te guste lo que haces, que te vivas día a día lo que haces y se lo transmitas a ellos”, exhorta.

De paso, esto te permitirá llegar al próximo paso sin perder tu norte.

Emprende desde donde estés y nunca dejes de innovar

Conocerte bien, conocer bien y tener pasión por tu proyecto te permitirá, a su vez, ser capaz de innovar sin perder tu identidad.

Eso fue lo que hizo Custodio Collazo en su espacio de trabajo antes de encontrar un reto profesional en otro lugar. Es lo que hace continuamente Vergel De Miranda con sus nuevos proyectos. Y es lo que han hecho Ríos Mendoza y su esposo en Dulzura Borincana por los pasados 18 años.

“No podemos tener miedo, hay que arriesgarse para hacer cosas que cautiven al consumidor, seguir las tendencias de lo que existe, pero crear tu propia identidad. Nosotros hemos transformado dulces típicos en un ‘snack’, los puedes regalar, ponerlos en la lonchera de los nenes, en la oficina. Tenemos alrededor de 18 sabores, también hemos sido pioneros en desarrollar barritas de ajonjolí con estevia. Tenemos que ir de la mano con las tendencias, estudiar el mercado. La clave para (saber que es tiempo de dar) el próximo paso es cuando quieres introducir tu producto en otros mercados porque en el que ya estás, estás cómodo”, atestiguó.

Y eso nos lleva al próximo pilar.

Sal de la zona cómoda, conoce y date a conocer

“Eso fue lo que hice: darme a conocer en otras compañías, conocer personas, dar a conocer lo que podía dar en otras áreas y siendo más arrojada. Ser emprendedor es salirte de tu área de comodidad”, asegura Custodio Collazo. “Yo era súper tímida, pero decidí que tenía que salir”, dice quien ahora organiza eventos de ‘networking’.

Identifica necesidades y conviértelas en tus oportunidades

De la misma manera, cuando identifiques necesidades en tu área, comunidad o mercado, ¡No esperes!

“Es uno ver oportunidades y no esperar a que otra persona las aproveches. Cuando ves un área de oportunidad en tu trabajo, en un negocio, y pienses ‘esto alguien lo debe hacer’, decide que ese alguien debes ser tú”, propone Custodio Collazo.

Pon en acción lo anterior y siempre que ejecutes un plan evalúa todos los factores mencionados, haz ajustes e innova en las áreas en que sea necesario y vuelve a emprender.

No te rindas y busca mentores

“No te rindas sin intentar. Y si te dicen que es imposible, confirma que el plan es de Dios y sigue adelante. Uno se da cuenta (de que el plan es bueno) porque te hace bien a ti, a la familia, a la comunidad, te da paz”, sostiene Vergel De Miranda.

“No he tenido ni un solo proyecto en el que haya confirmado que el plan es de Dios que fracase, ¡y mira que he tenido misiones! Fui en el primer avión privado que llegó a Haití después del terremoto con ayuda. Lanzarme en avión para China a buscar suplidores sin hablar chino… Lo de Crearte fue una misión imposible; hoy día es una de las mayores instituciones sin fines de lucro en el País”, enumera Vergel De Miranda.

Para esos momentos de duda o dificultad, siempre ayuda tener buenos mentores. Y más adelante, como destacó Custodio Collazo, es importante compartir los conocimientos adquiridos con otros. Los entrevistados recordaron haber tenido buenos mentores, personas que le transmitieron conocimiento, guía e inspiración. En algunos casos fueron familiares, amigos, colegas o empresarios destacados cuyas historias leyeron en libros u otras publicaciones.

lecturaLeer es fascinante. Sin embargo, hacerse del hábito no es sencillo pues requiere de tres recursos invaluables que son claramente escasos: tiempo, silencio y espacio.

Aún con problemas económicos y escasez de tiempo puedes siempre leer un poco de vez en vez para crear un hábito de lectura que te beneficiará a ti –porque aprenderás cosas nuevas, te encontrarás con historias de vida que nunca imaginaste, además mejorarás tu ortografía y conocimientos- y a todos, porque aprenderás a apreciar las diferencias, a ser más crítico y a querer saber más.

Te presentamos algunos tips para que leer se convierta en uno de tus hábitos preferidos.

1. Leer es un hábito que deberá estar asociado con el placer.

Es por eso que lo primero que tienes que leer son temas que realmente te interesen y con los que te sientas involucrado. No inicies NUNCA con los clásicos de la literatura universal, empieza por un texto más ligero de un tema que te llame la atención.

2. Encuentra tu lugar preferido para leer.

Puede ser un parque, una biblioteca o el camino de regreso a casa, procura que sea silencioso y con buena luz, incluso puedes crear un club de lectura para compartir visiones. Si viajas en transporte público o tienes que recorrer grandes distancias para llegar a tu destino, ¡ese es el momento para abrir tu libro!

3. A diferencia de lo que muchos piensan, leer poesía puede ser un buen principio.

Son textos cortos de gran profundidad que enriquecerán tu vocabulario y te invitarán a conocer más y más textos interesantes.

4. No olvides asociarte a una biblioteca.

Son sitios ideales para descubrir contenidos de tu interés de manera gratuita y por tiempo ilimitado, lo que te ayudará a ponerte metas para terminar un libro en menos tiempo, por ejemplo.

5. Compra un diccionario.

Tener un diccionario en línea o físico es indispensable para crear un hábito de lectura enriquecedor; es en los diccionarios donde se encuentran las palabras y de las palabras están hechas las ideas y las ideas son fundamentales para cualquier persona o sociedad

6. Si no te gusta un libro o ya te aburrió ¡Deséchalo!

Leer no es sufrir, ¡Todo lo contrario! Cambia tu chip y descubre que un hábito así es entretenido, interesante y no tiene por qué hacerte bostezar.

7. No pongas pretextos.

Procura darle tiempo a las palabras y a las historias, lo cual se convertirá en un círculo virtuoso que te dará oportunidad de ver cosas que no habías visto porque las ignorabas.

8. Una de las mejores formas de aumentar tu inteligencia es leer más.

Puedes leer más rápido —y por lo tanto adquirir más conocimiento— si consigues eliminar esa voz interior mientras lees, o dejas de mover los labios mientras lo haces.

9. Júntate con personas que leen.

Y procura leer sobre libros, para conocer qué es lo que vale y no la pena, con la intención de que ocupes tu tiempo — recurso del que está hecho la vida — de la mejor manera.

10. Recuerda que los libros enriquecen la vida.

Desarrollan la conciencia personal y la cultura. Conservan el saber, lo difunden y le abren nuevos horizontes. Favorecen la imaginación, la creación, la investigación, la innovación. Entonces, ¡Ahora sí! comienza hoy mismo con un pequeño texto para hacer de la vida un evento extraordinario.

liderazgoConforme escribo esta columna, me pregunto qué más puedo ofrecerte que sea realmente nuevo y útil en tu búsqueda de mayor productividad y mejores resultados.

Esto es importante para mí pues ya son muchas las columnas que he escrito sobre el tema y me molestaría mucho (y creo que a ti también) repetir otra vez lo mismo.

La realidad es que el liderazgo efectivo no cuenta con respuestas fáciles. Hoy día, ser líder tiene poco o nada que ver con tener autoridad jerárquica, dar instrucciones o asignar tareas. Incluso nuestra concepción del líder visionario y carismático se queda corta, pues cada vez es más difícil predecir el futuro e inspirar a las personas hacia un objetivo común que ni siquiera sabemos cuál será dada la complejidad actual.

Por ende, es evidente para muchos de nosotros que las fórmulas del pasado simplemente ya no funcionan.

Así las cosas, el liderazgo requerido tiene que ver más con facilitar la creatividad, innovación y acción de otros, que con trazar el camino que deberán seguir. Pensando en esto, me viene a la mente la palabra generatividad, no solo en términos de su definición común según el psicoanalista Erik Erikson, de guiar a las siguientes generaciones, sino en su sentido más amplio de diseñar y orquestar las condiciones que generan y a la vez propician un entorno donde continuamente se gestan nuevos paradigmas, conversaciones, acciones y resultados.

Para mí, ese es el liderazgo que requieren nuestras organizaciones; un liderazgo que más que enseñarles el camino a los demás los empodera para que ellos sean quienes vayan abriendo camino. Este liderazgo tiene que ver más con facultar al otro que con enaltecer al líder; más con propiciar el cambio que con encabezarlo; más con aprender que con enseñar; más con prácticas flexibles que con mejores prácticas; y está más basado en hacer preguntas que en proveer respuestas.

Theodore Roosevelt, el vigésimo sexto Presidente de los Estados Unidos y considerado por muchos el primer presidente moderno, dijo una vez: “El mejor ejecutivo es aquel con suficiente sentido para elegir a las personas correctas para hacer lo que se requiere hacer y el suficiente autocontrol para no inmiscuirse en sus asuntos mientras lo hacen”. En esencia, Roosevelt habla de un liderazgo capaz de quitarse del camino de los demás hacia el éxito.

Esto difiere muchísimo de nuestra concepción actual de liderazgo, donde el líder encabeza al grupo y dirige sus movimientos. Será entonces, quizá, que el trabajo del líder actual tiene que ver con facilitación del liderazgo del otro en lugar de la ejecución de su propio liderazgo.

A continuación, enlisto 10 elementos de este estilo de liderazgo facilitativo:

1. Elige a las personas correctas y dale la bienvenida a su liderazgo

John Wooden, considerado el mejor entrenador de baloncesto en la historia de la NCAA dijo una vez: “Sea lo que sea que hagas en la vida, rodéate de personas inteligentes que discutan contigo.

Un gran líder sabe que los objetivos que buscamos alcanzar son el resultado de la colaboración abierta y efectiva de un grupo de personas altamente capaces. Por ende, su primer paso en la búsqueda de dicho logro es identificar y contratar a esas personas, así como darles la libertad y el poder de cuestionarle.

2. Dedícate a generar las condiciones propicias para su éxito

Una vez que cuentas con las personas correctas, tu trabajo no consiste en guiarlas, pues es evidente que tú no tienes las respuestas. En lugar de ello, dedícate a generar las condiciones que propicien su éxito, tales como el espacio físico, los recursos financieros, el tiempo, el apoyo y la autoridad de avanzar la acción hacia el logro.

3. Facilita el diálogo

Para encontrar maneras nuevas, creativas e innovadoras de hacer las cosas, es necesario que exista el diálogo, un término importantísimo en lo que se refiere a todo progreso, pero totalmente trillado por nuestra falta de comprensión y abuso en su mención.

Diálogo es el intercambio de ideas y opiniones con el objetivo de entender realmente el punto de vista del otro sin el deseo de convencerle del tuyo.

4. Cuestiona todo

En un mundo cuya única constante es el cambio, es esencial que cuestionemos todo y que entendamos de una vez por todas que las fórmulas del pasado, incluyendo las nuestras, ya no funcionan.

El líder facilitativo sabe esto y genera constantemente una exploración y cuestionamiento del status quo, ayudando a los demás a entender que ello es totalmente deseable y apoyando al grupo a mantener la incomodidad de hacerlo en niveles manejables.

5. Enfócate en lo positivo

Para contrarrestar la tensión natural que un auténtico diálogo y cuestionamiento del status quo generan es importante enfocarte en lo positivo: aquellas cosas que vale la pena resaltar y que dan vida a nuestro operar individual y colectivo e interacción interpersonal.

Hacerlo, además, genera energía que aumenta el deseo de seguir operando e interactuando.

6. Piensa como diseñador

Los diseñadores son conocidos por generar y probar una multitud de ideas mediante prototipos y pilotos. Esto difiere mucho de nuestra manera de generar e implementar estrategias en el mundo de los negocios, donde forzosamente queremos encontrar la estrategia a seguir.

Para tener éxito en un mundo tan complejo y cambiante como el que vivimos, es necesario que pienses como diseñador y pruebes muchas opciones.

7. Celebra los fracasos

Si vamos a probar varias opciones, seguramente tendremos varios fracasos. En lugar de interpretarlos como algo malo, celebra cada uno de ellos como un paso más en tu aprendizaje hacia lo que sí funciona.

8. Reconoce los logros

Otra característica importante del líder facilitativo, es su capacidad de reconocer constantemente a las personas y los logros que se vayan obteniendo en el camino, sin importar qué tan pequeños sean. Hacerlo genera un montón de energía para seguir esforzándonos y es realmente apreciado por la persona que recibe dicho reconocimiento.

9. Fomenta y gestiona una narrativa generativa

Algunos expertos organizacionales afirman que en los sistemas humanos (léase grupos, equipos u organizaciones), la realidad no es algo objetivo, sino un producto intersubjetivo que construimos mediante nuestras narrativas colectivas. Así las cosas, términos como bueno, malo, éxito, fracaso, avance, difícil, fácil, etc. son relativos y viven en las conversaciones que tenemos.

Un líder facilitativo sabe esto y se dedica a fomentar y gestionar dicha narrativa en lugar de gestionar y controlar a las personas.

10. Toma acciones totalmente nuevas

En última instancia, es importante que tomes acción; pero no cualquier tipo de acción, sino acciones totalmente nuevas, incluso consideradas descabelladas. Recuerda que todo logro de la humanidad (el automóvil, el avión, la computadora, el internet, etc.) fue en algún momento la idea descabellada de alguien.

puerta abiertaEstos están siendo unos días de auténtica eclosión y alegría.

Personas que empiezan a conseguir sus objetivos, que dan los primeros pasos en dirección a ellos, algunas se han quitado el sueño de las orejas, otras han encontrado el coraje que buscaban para enfrentarse a sus miedos y han sido capaces de dar el paso que necesitaban.

Personas todas ellas con altísimos niveles de autoexigencia que apenas creían en ellas mismas tras esa máscara de perfección y cumplimiento. Definieron un objetivo, diseñaron un plan pensando en grande y lo cumplieron, con sufrimiento, con esfuerzo, y es que no hay éxito sin ese cóctel.

Ayer mismo recibía un correo de una de ellas que me contaba su camino entre la desesperación y su cima. Necesitó empoderarse, ver que era capaz de Ser quien quería ser, que podía dar el paso, ya fuera hacer esa llamada, cruzar esa puerta o tener esa conversación pendiente.

La verdad es que me puso la piel de gallina, ya que he tenido el privilegio de vivir una parte de su tránsito de las sombras a las luces y sé que no ha sido un camino fácil, que ha sido un camino en el que ha tenido que ir desmontando, una por una, creencias que la ligaban a un estado que no era el suyo pero que ella pensaba que sí y, lo que es peor, que no podía escapar de ahí.

Los goznes de las puertas que esas personas han tenido que abrir, lloraban por el oxido depositado de años y años de estar cerradas, han tenido que engrasarlos, abrirlos poco a poco y en pequeñas dosis hasta que se han visto capaces para abrirlas de par en par.

¡¡Que grandes sois!! Tú, y tú, y también tú sabéis que hablo de vosotros, que mi admiración es para ti por esa valentía, por ese coraje que pensaste que no estaba ahí y que yo veía en tu interior.

Disfrutar del momento, ver como la Vida se ha vuelto un poco más grande, un poco más Vida, acabando con años de limitaciones que solo estaban en tu cabeza.

¿Cómo es estar ahí?, ¿Cómo es haberlo conseguido?

patriotsConvertirse en el coach de un equipo en la NFL es aceptar una posición peligrosa, donde los aplausos y el apoyo de los aficionados pueden transformarse en descontento y duras críticas si la temporada termina mal para su equipo.

En ese mundo, el entrenador de los New England Patriots, Bill Belichick, destaca como un caso extraño. Los seguidores del equipo expresan su confianza en el talento del coach con una frase que hace referencia al lema nacional de Estados Unidos: “En Bill confiamos”.

No es en balde. En las 16 temporadas bajo el mando de Belichick, los “Pats” han logrado un récord de 188 victorias y 69 derrotas para un porcentaje ganador de .719%; el tercero más alto en la historia de la NFL.

W. Carl Hester, profesor de Administración de Negocios en la Escuela de Negocios de Harvard, destaca algunas lecciones que líderes y negocios pueden aprender del entrenador principal de los actuales ganadores de la NFL.

1. Una visión clara

El coach de los Patriotas llega a cada partido con una visión clara de lo que quiere lograr. “No lo gana todo, pero en general, tiene una visión bastante clara que se sustenta en trabajo duro, horas de dedicación y un análisis extenso que realiza con el resto de su staff”, observa Hester.

2. Sé un comunicador efectivo

La comunicación que Bellichik tiene al interior del equipo es muy efectiva. Es capaz de llevar su visión y explicar su significado a cada jugador y transformarlo en acciones sobre el terreno de juego.

Además, mezcla esta comunicación con una dosis de motivación para impulsar a su equipo.

3. Conoce a tu rival

Comprender los movimientos del equipo contrario y tener la estrategia correcta para dominar el juego y ganar es clave en los partidos.

Hester destaca que es necesario hacer todo el análisis necesario para conocer a tu competencia, pero también para saber cuáles son tus fortalezas y debilidades (o las de tu empresa).

Después viene el momento de la “práctica”, piensa en ciertos escenarios posibles y cómo los enfrentarías, tanto tú como el resto de tu equipo, por lo que hay que prepararlos. Hester menciona que es difícil explicar a cada jugador exactamente qué tiene que hacer ante una contingencia, pero sí saben lo que el entrenador espera que hagan, pueden tomar las decisiones que consideren convenientes para lograrlo.

4. Sé auténtico

A Bellichick se le conoce por creer profundamente en la preparación, poner gran atención a los detalles y enfocarse tanto en la tarea que tiene enfrente como en las consecuencias que sus acciones pueden tener a largo plazo, pero eso no significa que todos los líderes deben ser exactamente como él.

Los líderes y directores tienen diferentes estilos y no podemos decir que un modelo sea el mejor para todos. Pero los más efectivos son, ante todo, auténticos y fieles a sí mismos”, señala Hester.

5. Construye un gran equipo

Aunque es la autoridad principal del equipo, a Bellichick también se le conoce por delegar autoridad a un círculo de coordinadores y asistentes de confianza, a quienes da el poder de manejar aspectos clave del equipo.

Para construir a un buen equipo de colaboradores se necesita tanto de la labor de los directivos, como el interés de la empresa por reclutar y retener al talento.

Como líder, lo mejor es construir un ambiente de confianza en el equipo y empoderar a los demás para probar su capacidad de análisis y pensamiento creativo.

Belichick no nació siendo entrenador principal. Tuvo sus días de trabajo duro, análisis detallado y de saber que notaba cosas que su superior no; así que probablemente valora eso en otras personas”, dice Hester.

formas de pensarPensamientos como esos son el principal motivo por el cual muchas personas deciden abandonar sus proyectos y dejar sus ideas en el tintero, sin saber que están desperdiciando grandes oportunidades de negocios.

La clave para conseguir el éxito está en superar esos temores y establecer grandes metas, por más difícil que estas parezcan.

Te dejamos una recopilación de 6 pensamientos que impiden tu éxito y que debes evitar a toda costa si quieres convertirte en un verdadero emprendedor.

1. No soy un experto

Nadie nace siendo un experto, tienes que convertirte en uno. Es una labor de largo aliento que demanda mucho esfuerzo y persistencia, pero recuerda, los conocimientos que ganes te acompañarán siempre. En vez de pensar si eres un experto, mejor pregúntate: ¿Dónde puedo aprender lo que necesito?

2. Ya se ha hecho

Es verdad que muy pocas ideas son nuevas y, a menos de que crees una cura para todas las enfermedades, no vas a ser revolucionario. Sin embargo, eso no significa que no puedas ser creativo. Siempre puedes darle un enfoque personalizado, ya sea en el producto en sí o en la forma en la que lo vendes.

3. No tengo los contactos

“Todo se logra con contactos”, es lo que se repite hoy en día, y es verdad. Los contactos importan mucho si quieres llegar a ser conocido y exitoso.

Sin embargo, lo que en un principio es una limitación, puede convertirse en una oportunidad en el futuro. Si crees que no tienes los contactos suficientes, busca una manera de conseguirlos. Ya sea a través de amigos y familiares, intenta llegar a las personas que crees que puedan ayudarte a alcanzar el éxito. Con el auge de las redes sociales y la tecnología, ya no hay excusas.

4. No tengo dinero

Muchas personas exitosas provienen de familias adineradas, es verdad. Pero, también son muchos los que empezaron sin tener nada y se convirtieron luego en grandes empresarios, famosos a nivel mundial. Existen muchas ideas de negocios que no requieren una gran inversión y que puedes empezar desde tu casa. Asimismo, también existen diversos métodos de financiación a los que puedes recurrir.

5. Yo soy así

“Soy inconstante, desordenado, estoy en las nubes, etc.”, es lo que suelen repetirse muchas personas como excusa del porqué no logran ascender de puesto, conseguir un mejor trabajo, tener mejores calificaciones, etc. Está bien reconocer los defectos, pero, ¿por qué no cambiarlos?

Modificar tus malos hábitos depende únicamente de tu voluntad. Finalmente, verás los resultados no sólo en tu vida laboral, sino también en la personal.

6. No es para mí

A todos les cuesta salir de su zona de confort. Nos gusta sentirnos cómodos y protegidos, y somos reticentes a probar cosas nuevas. Por culpa de esto, podríamos dejar pasar una muy buena idea de negocio. La clave está en saber combatir el miedo y asumir el riesgo. ¿Quién sabe? Quizás terminamos descubriendo nuevas pasiones, al mismo tiempo que alcanzamos el éxito.

fines de semanaCuando algo nuevo está por comenzar muchos de nosotros nos solemos tomar el tiempo para reflexionar sobre nuestras vidas, mirando hacia atrás en el pasado con miras a encarar lo que se viene hacia el futuro.

Reflexionamos sobre los éxitos, fracasos y eventos destacados que poco a poco la historia de nuestra vida nos va generando. Este proceso de auto-reflexión ayuda a mantener nuestra conciencia de dónde hemos estado y hacia dónde queremos ir y es, ciertamente, pertinente a la organización y preservación de nuestros sueños, metas, aspiraciones y deseos.

Un ejercicio de auto-reflexión similar al que estoy planteando se podría realizar semana a semana con el fin de aprovechar el ciclado renovativo que acontece. Este proceso de auto-reflexión podría encararse mediante una perspectiva mayeutica, es decir, a través de la indagación personal mediada por un proceso de cuestionamiento, de interrogación para y sobre uno mismo.

Este sábado, ¿Por qué no plantearnos este ejercicio? Valga la siguiente lista de preguntas que les estoy facilitando, como un benchmark o referencia para la realización del ejercicio de auto-reflexión.

Espero les agraden y sirvan:

¿Qué aprendí la semana pasada?

Si ves que no puedes responder a esta pregunta tal vez sea el momento de procurar un cambio. Sin importar la edad que uno tenga, siempre deberíamos aprender algo nuevo cada semana. ¿No les parece?

¿Cuál fue mi mayor logro en la última semana?

Al reflexionar sobre nuestros logros aumentamos la auto-confianza, lo cual, favorece nuestra satisfacción y dicha.

¿Cuál fue el momento más memorable de la semana pasada y por qué?

Esta pregunta nos permite reflexionar y discriminar lo que es para nosotros importante de lo que puede resultar efímero o irrelevante.

¿Qué es lo que necesito prioritariamente para realizarme durante esta semana que empieza?

Esto nos permite discriminar entre lo importante y lo secundario arrojando luz sobre las tareas dignas de atención.

¿Qué puedo hacer ahora mismo para hacer que la semana próxima sea menos estresante?

Esta pregunta nos permite organizarnos con miras al trajín que se viene.

¿Con qué he combatido o resistido recientemente que también podría afectarme la semana próxima?

La idea aquí es aprender de nuestras luchas pasadas y equiparnos mejor para futuros acontecimientos vinculados a ellas.

¿Cuál fue durante la semana pasada, la mayor fuente de pérdida de tiempo?

Con miras a concientizarlo y mantenernos alejado de esto en el futuro próximo. Programar la instalación de barreras contra nuestras distracciones puede sernos de gran ayuda.

¿Estoy cargando algún “exceso de equipaje” que lastraré la próxima semana y que ahora podría eliminar?

El desorden físico, el desorden mental, la distracción en banalidades, etc. Eliminar lo innecesario y sostener lo necesario nos hará sentir mucho más livianos.

¿Qué he estado evitando hacer, que tengo que hacer?

Siempre hay cosas nimias que dejamos para hacer más adelante y que nos bloquean. Qué mejor que programar su rápida realización

¿Qué oportunidades tenemos por desarrollar aquí y ahora?

Hagamos un plan concreto para ir en su búsqueda y realización.

¿Hay alguien con quien debería hablar y aún no lo he hecho?

La comunicación con miras a resolver los problemas o conflictos antes de que se agraven puede ayudarnos a evitar futuros dolores de cabeza. Conviene siempre mantenerse abierto a la comunicación con los que te rodean.

¿Hay alguien que merece un gran “gracias”?

Tómate el tiempo cada semana para agradecer a las personas que te han ayudado. Este nimio amable gesto no pasará desapercibido.

¿Cómo podría ayudar a alguien más la semana que viene?

La forma más fácil de conseguir lo que uno quiere es ayudando a otros a obtener lo que quieren, tal vez no se entienda esto tan fácilmente, pero funciona. Si ayudamos a otros, ellos se acordarán de uno cuando necesitemos su ayuda.

¿Cuáles son mis 3 metas para los próximos 3 años?

No se puede progresar en la vida si no configuramos metas realistas y sostenidas.

¿Alguna de mis acciones recientes se orientó a la consecución de realizar mis metas?

Si la respuesta es no, algo deberíamos cambiar.

¿Cuál es mi siguiente paso?

Conocer el siguiente paso es la clave para el cumplimiento de la totalidad de nuestro plan expresado en nuestras metas.

¿A qué estaré mirando durante la semana próxima?

La respuesta puede actuar como una gran fuente de motivación. Si no existe nada, programar algo que esperar.

¿Cuáles son mis miedos y temores?

Consciente de ellos podemos, poco a poco, procurar ir hacia la concientización y disolución de los mismos. Se trata de tomar pasos lentos con pie de plomo…

¿De qué estoy muy agradecido?

Es una manera inteligente de mantener nuestras cosas en perspectiva.

Si supiera que tengo sólo una semana de vida, ¿Que elegiría hacer?

Otro recordatorio útil… La vida es corta. Hagamos los que nos gusta, pasemos más tiempo con las personas que nos importan, fluyamos, gocemos de lo que nos queda de vida.

crecimientoEn tiempos donde crear tu propio negocio es la opción para desarrollar una carrera llena de éxitos…

¿Quieres que tu emprendimiento crezca?

¿Quieres mejores resultados y no sabes cómo lograrlo?

Para cumplirlo, la compañía sueca Oriflame lanzó el Programa Adrenaline, un sistema de crecimiento acelerado, que asegura el desarrollo de tu carrera y recomienda que, para tener éxito en tus propios negocios, debes tener claro ciertos objetivos fáciles para conseguir tus metas.

Acá te dejamos las recomendaciones para aprender de las mejores prácticas para que puedas usar en tu negocio.

1. Piensa en que montar un negocio no es solo ganar dinero, también es ganar aprendizaje

Tienes que tener un espíritu de querer aprender de todo. Manejar un emprendimiento es aprendizaje continuo. Plantéate primero qué tipo de negocio quieres crear, y con qué proyección a futuro. Así no perderás de vista tus objetivos.

2. No pierdas de vista tus objetivos

Céntrate en el valor y en el momento de tus objetivos. Trabaja paso a paso, desafíate a ti mismo como un afán motivador de conseguir tus metas. Este consejo te ayudará a correr riesgos que siempre son necesarios para enfrentar tus miedos y por, sobre todo, salir de tu zona de confort.

3. Ten paciencia

Ningún éxito es inmediato y todos alguna vez fueron principiantes. Como una vez lo aseguro el propio Steve Jobs “si miras de cerca verás que la mayoría de las historias de éxito ‘inmediato’ tomaron mucho tiempo”.

No temas invertir tiempo a tus propias metas.

4. Aprende de tus errores

Cuando aprendes de tus errores, te acercas más al éxito. Los mejores maestros son los fracasos.

5. Conoce a tu industria

Entender verdaderamente tu industria clave de éxito. Debes conocer quiénes serán tus consumidores, cómo tratarlos, con quién tratar y cómo puedes ofrecer soluciones que les sirva a tu entorno. ¡Siempre quédate pendiente de lo que pasa en tu industria, eso es vital para lograr tus metas!

6. Rodéate de personas clave

Las personas que aportan constructivamente a tus metas son las que deben quedarse, para eso existe el trabajo en equipo, personas que buscan el éxito propio, pero siempre siendo un aporte. Construye un buen equipo, nadie triunfa por sí solo, de alguna u otra forma necesitarás apoyo. Así generas redes de contacto que serán vitales para alcanzar objetivos que están fuera de tu alcance.

7. Persigue tu felicidad

Cuando tienes el sentimiento de comenzar algo nuevo, es porque buscas después de todo estar en armonía y equilibrio con tu vida. Eso es parte de conseguir tus sueños y por supuesto, tu felicidad.

Aprovecha las instancias que otorgan empresas como Oriflame para alcanzar tus sueños, generando redes de contacto en base a tus propios tiempos y con tus propios recursos. Al iniciar tu negocio, debes hacerlo en algo que verdaderamente te apasione. Debes tomar en cuenta qué si vas a hacer algo el resto de tu vida, por lo menos tiene que ser algo que te motive a realizarlo.

jeff bezosJeff Bezos, fundador de Amazon, no es ajeno a los titulares por sus bizarras prácticas, a veces por sus controversiales prácticas de negocios. Si se trata de innovar en el mundo editorial o hacer que sus empleados paguen por el estacionamiento, no es un hombre aburrido.

Lo ames o lo odies, es difícil ignorar el éxito de Bezos como un hombre de negocios. Recientemente fue nombrado como el quinto hombre más rico del mundo por la revista Forbes, con una fortuna valuada en 45,200 millones de dólares.

Pero, ¿qué es lo que hace este empresario multimillonario cuando no está trabajando? ¿Cuáles son sus aficiones, pasiones e intereses fuera de dominar el mercado minorista en línea en Estados Unidos? ¿Qué le podemos aprender a este hombre de éxito?

1. Duerme… mucho

En una entrevista con Wall Street Journal, Bezos habló sobre la importancia de dormir. Esta característica contrasta con la mayoría de los CEO que solo duermen alrededor de cuatro horas por noche. No Bezos. Él se asegura de tener un sueño de ocho horas.

Bezos cree que el sueño es la mejor cura contra el estrés y el exceso de trabajo. Existen diversas historias que dicen que incluso ha llevado su cama de dormir a la oficina, al punto de que ha tomado siestas extras en días complicados.

Además, no utiliza relojes con alarmas, pues ha hablado de las ventajas de despertarse de forma natural. Un buen número de científicos del sueño están de acuerdo con su forma de pensar.

2. Tiene un increíble hobby

El hobby de Bezos es tan élite, caro que sólo es conocido por él. Cuando tiene la oportunidad, pasa el tiempo peinando los océanos en búsqueda de naves espaciales desechadas por la NASA.

Debido a que la mayor parte de la nave espacial se desprende de los transbordadores espaciales en pleno vuelo, no hay lugar para descartar dónde encontrar los pedazos de naves, excepto en el fondo del océano. Bezos ha convertido esto en su hobby, trabajando con equipos submarinos (a veces con su familia) para recuperar estas reliquias históricas. En una ocasión dedicó tres semanas a la búsqueda de un cohete bajo el agua.

3. Crea proyectos para sí mismo

Porque la operación de Amazon no es lo suficientemente demandante para él, Bezos ha tomado otros proyectos. Por ejemplo, compró el periódico The Washington Post, uno de los periódicos más prestigiosos de Estados Unidos. No ha cambiado mucho al respecto, salvo sus tiempos de carga en línea.

Y antes de que Elon Musk hiciera tendencia, en 2000 Bezos empezó una compañía llamada Blue Origin LLC. ¿El propósito? Dar a todos la oportunidad de viajar al espacio exterior.

También está tratando de que Amazon pueda entregar paquetes en drones. Claro, si el gobierno lo permite.

4. Se pasa sus mañanas haciendo lo que él quiere

A diferencia de Steve Jobs, que quería comer el desayuno todos los días con el fin de “recordar decisiones”, Bezos ha hecho un esfuerzo por mantenerlo fresco. Hay una historia de Bezos en donde ordenó pulpo del Mediterráneo con tocino y yogur para entender a otro CEO, que eventualmente compró.

Las rutinas reglamentadas por la mañana no son para todos, y Bezos es un firme partidario de dejar que la mañana sea natural. Es por eso que no planifica reuniones matutinas y prefiere pasar el tiempo con sus seres queridos.

5. Es un hombre de familia

Irónicamente, el padre biológico de Bezos ni siquiera sabía que estaba vivo hasta hace poco. Afortunadamente el propio Bezos es mucho mejor padre. Le da prioridad a su familia, y (como Elon Musk), tiene una grande.

Él siempre da tiempo para su familia durante el desayuno, va con su esposa e hijos a las excursiones submarinas y hace todo lo posible por estar involucrado, incluso con su intenso y loco horario.

Es seguro decir que Bezos hace casi todo lo que él quiere. Pero, sí hay una cosa que podemos aprender de su vida personal, es que las personas con más éxito en el mundo siguen siendo sólo humanos. Durante un día típico, Bezos pone a su familia y la salud, literalmente, por delante de su negocio. ¿Qué pasa contigo?

vales muchoNo minimices tu valor comparándote con otros. Son esas diferencias lo que nos hace seres especiales.

No idealices tus metas basado en lo que otras personas crean que es importante. Sólo tú sabes lo que es mejor para ti.

Nunca tomes en vano las cosas cercanas a tu corazón. Aférrate a ellas como te aferras a la vida, pues sin ellas la vida no tiene sentido.

No permitas que tu vida se resbale por tus dedos, viviendo en el pasado o viviendo en el futuro. Vive tu vida un día a la vez y podrás disfrutar todos los días de tu vida.

No te rindas cuando aún no tienes algo qué ofrecer. Nada es realmente en vano hasta el momento en que tú decides dejar de intentarlo.

No tengas miedo de encontrar riesgos mientras aprendes a vivir. Es un hilo muy frágil lo que nos une a los demás.

No le cierres la puerta al amor diciendo que es difícil de encontrar. La manera más rápida de encontrar amor es dando amor. La manera más rápida de perder al amor es aferrándonos muy fuerte a él.

No rechaces tus sueños, mantén la esperanza. Si no tienes esperanza no tienes un propósito.

No corras por la vida tan rápido que olvides, no solamente dónde has estado sino hacia dónde vas. La vida no es una carrera sino una jornada para ser saboreada a cada paso que des.

ser mejorNo puede obtener un título de emprendimiento, y aún si pudieras, encontrarías que es virtualmente imposible aprender solo por tu cuenta cómo ser un emprendedor influyente.

En su lugar, las mejores lecciones vienen con la experiencia y solo al practicar hábitos benéficos con regularidad puedes empezar a destacarte en liderazgo, toma de decisiones, adaptabilidad y negociación.

Aquí hay 50 acciones que puedes empezar a poner en funcionamiento para ser un mejor emprendedor.

1. Lee.Ya sean libros de ficción o realistas, al leer obtienes nuevas perspectivas que expanden tu mente.

2. Mantente informados.Ve las noticias y pon atención a lo que sucede con tu industria y con el mundo. El conocimiento es oro.

3. Asiste a las conferencias de tu industria. Conoce a tus colegas y actualízate de los nuevos desarrollos de tu sector.

4. Observa a tus competidores. Si lanzan un nuevo producto, serás el primero en saberlo.

5. Crea nuevas reglas para ti. Fija nuevas limitaciones como limitar tus periodos de distracción o atreverte a hacer cosas que nunca antes hubieras intentado.

6. Aprende nuevas tecnologías. Las plataformas modernas pueden mejorar casi cualquier proceso, así que te conviene observar los nuevos productos que salgan.

7. ¡Ten hobbies! La pasión es el centro de la vida de cualquier emprendedor exitoso. Encuentra aficiones estimulantes y divertidas que te inspiren.

8. Habla con extraños. Nunca sabes a quien podrías conocer. ¿Un nuevo socio? ¿Un mentor? ¿Un inversionista? ¿Un empleado?

9. Haz networking. Hacer una red de contactos también te ayuda a fortalecer tu reputación.

10. Da algo a tu comunidad. Haz trabajo voluntario si tienes el tiempo de hacerlo. Conocerás a nuevas personas y harás del mundo un lugar mejor.

11. Mantén una actitud de disponibilidad con tu equipo. Cada día, escucha sus preguntas, preocupaciones y conversaciones.

12. Minimiza tus decisiones. No pierdas tiempo en elecciones pequeñas. Concéntrate en las grandes.

13. Encuentra maneras de mejorar todo. Observa tu mundo con un ojo crítico y siempre busca el potencial de mejora.

14. Medita. Te dará claridad de mente, reduce el estrés y te ayudará a estar más enfocado.

15. Duerme bien. Ocho horas de sueño te harán estar más saludable, física y mentalmente.

16. Come bien. Los carbohidratos complejos, las proteínas y las grasas saludables alimentan tu cerebro.

17. Haz ejercicio físico. Esto te ayudará a mejorar tu pensamiento crítico, concentración y memoria.

18. Haz ejercicio mental. También puedes entrenar tu cerebro con juegos y acertijos.

19. Haz un análisis FODA de TODO. Estudia fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas de tus decisiones.

20. Da el extra. Trata de alcanzar la excelencia hasta en las cosas más simples de la vida.

21. Adáptate. Acostúmbrate a cambiar tus planes rápidamente y a tener resiliencia.

22. Continúa tu educación. Aprende algo nuevo cada día.

23. Invierte en tu interior. Aprovecha el tiempo para mejorar tu persona.

24. Prueba cosas nuevas. Nunca sabes de dónde podría venir tu próxima fuente de inspiración.

25. Empieza en pequeño. Cada vez que pruebes cosas nuevas, empieza con poco y lentamente. Puedes crecer después.

26. Recompensa el trabajo duro. Siempre muestra gratitud con tu equipo.

27. Corta la negatividad. Elimina las malas actitudes en cuanto las veas.

28. Reduce el estrés de todos. La ansiedad es contagiosa, así que debes hacer lo que puedas para eliminarla de tu equipo.

29. Encuentra nuevas pasiones. De nuevo, el amor es la clave del éxito de un emprendedor. Busca el tuyo en todos los lugares posibles.

30. Enfócate en la perspectiva del consumidor. Tus clientes son lo que impulsa a tu negocio. Prioriza sus necesidades.

31. Usa los números. Aprende a ver todo lo referente a tu negocio en términos de costo – beneficio.

32. Mantén la calma. No importa que tan caótica se ponga una situación, sé la persona más calmada del lugar.

33. Da retroalimentación. Deja que las personas sepan cómo están trabajando. Honestamente.

34. Escucha la retroalimentación. Acepta que no eres perfecto y descubre cómo puedes mejorar.

35. Sé humilde. No dejes que tu ego se apodere de tu personalidad.

36. Forma nuevas sociedades. Siempre existe la oportunidad de generar relaciones mutuamente beneficiosas con otros profesionales.

37. Trabaja con mentores. Habla con personas que tengan más experiencia y escucha lo que tienen que decirte.

38. Confía en tus instintos. Los datos son útiles, pero tienen un límite. No ignores lo que te dice tu corazón.
39. Sé paciente. Recuerda la importancia de tener aguante durante el día.

40. Acepta los retos. Toma riesgos y acepta los desafíos en todas las áreas de tu vida.

41. Experimenta nuevas rutinas. Trata de hacer tu trabajo de diferentes maneras para maximizar tu eficiencia.

42. Sé frugal. No gastes tiempo o dinero en cosas inútiles a menos que tengan un valor verdadero para tu vida y tu negocio.

43. Ten conversaciones difíciles. No dejes que los miedos o las ansiedades eviten que digas las cosas que son necesarias.

44. Vive tu marca. Incorpora los valores de tu negocio en tu vida diaria.

45. Deja de juzgar. No tortures a las personas cuando cometen errores. Ayúdales a aprender.

46. Mantén la atmósfera ideal. Inyecta tu mundo con personalidad y vida, desde tu oficina hasta tu habitación.

47. Elimina las distracciones crónicas. Si algo te aleja de cumplir tus sueños, déjalo ir.

48. Automatiza lo que puedas. Reduce las acciones manuales delegando tareas y apoyándote de la tecnología.

49. Olvida la idea de la perfección. Nunca serás infalible, así que olvídate de intentarlo. Mejor, concéntrate en mejorar continuamente.

50. Guarda tiempo personal. Mantente sano al destinar momentos solo para ti.

A pesar de estos buenos hábitos, no existe el emprendedor perfecto o el emprendedor que logra el éxito de la noche a la mañana. Sin embargo, estas prácticas te ayudarán a ser más feliz y a alcanzar tus metas.

Reibox BlogMark Twain lo dijo mejor: “Come una rana viva a primera hora de la mañana, y nada peor te pasará el resto del día.”

Aquí tienes como los mejores líderes empresariales del mundo preparan cada una de sus mañanas para el éxito y la motivación.

Richard Branson

En una publicación en su blog el 2014, el empresario explicó por qué se despierta a las 5 de la mañana: “Soy capaz de hacer un poco de ejercicio y pasar tiempo con mi familia, lo que me pone en un gran marco mental antes de dedicarme a los negocios.”

Jack Dorsey

Para hacer tiempo para una meditación de 30 minutos, el CEO de Square también se levanta temprano, a las 5 de la mañana. Después, Dorsey completa un entrenamiento y luego prepara su propio café.

Tory Burch

La fundadora de su marca de moda epónima se despierta a las 5:45 de la mañana, revisa los correos electrónicos, saca a sus tres hijos de la cama y hace ejercicios durante 45 minutos. A menudo, ella sale de su casa con el pelo mojado; prefiriendo velocidad por sobre esfuerzo, y como se ve cuando “se seca naturalmente.”

Arianna Huffington

La cofundadora de The Huffington Post es una firme creyente del valor del sueño. Ella necesita ocho horas de descanso por noche; relajándose con un baño caliente y sal de Epsom. Ella comienza su mañana con 30 minutos de meditación.

Steve Jobs

En su discurso de apertura en Stanford en 2005, el difunto cofundador de Apple nos contó lo que se pregunta cada mañana: “Si hoy fuera el último día de mi vida, ¿querría hacer lo que estoy a punto de hacer hoy? Si la respuesta era negativa durante demasiados días seguidos, sabía que tendría que cambiar algo.”

Benjamin Franklin

El inventor norteamericano estableció un precedente para los emprendedores cuando escribió en su autobiografía de 1791 que cada mañana debía: “Levantarse, lavarse y dirigir unas palabras a la poderosa bondad [Dios]”. También escribió ” Early Rising: A Natural, Social, and Religious Duty.”

Michelle Phan

La celebridad de Internet y cofundadora de Ipsy le dijo a Inc. que a menudo se despierta a las 5:30 de la mañana para responder los comentarios de los usuarios en su canal de YouTube.

Elon Musk

El famoso fundador de SpaceX y Tesla divide su tiempo entre Los Ángeles y Bay Area, conduciendo para su trabajo en su Modelo S. Sus primeras llamadas telefónicas (alrededor de las 10 am) son para periodistas y candidatos de trabajo, o llamadas en conferencia.

Gary Vaynerchuk

El cofundador de VaynerMedia se despierta a las 6 am y toma su teléfono en el baño para leer las noticias. Antes de salir de casa, abraza a sus hijos por “cinco minutos”, y llama a un miembro de su familia mientras conduce al trabajo.

Jeff Bezos

El fundador y CEO de Amazon dijo que tiene ocho horas de sueño cada noche, y evita tener reuniones en la mañana para desayunar con su esposa.

Vivir MejorSi bien la escuela significa más ayuda para guiar a sus hijos hacia el éxito, los niños realmente sólo pasan la mitad de sus horas despiertos en la escuela durante el año académico, lo que significa que gran parte de su crecimiento todavía se hace en casa.

De hecho, las investigaciones de la Universidad Estatal de Carolina del Norte, la Universidad Brigham Young y la Universidad de California, Irvine, descubrieron que la participación de los padres es un factor más significativo en el rendimiento académico del niño que las cualidades de la propia escuela.

Para averiguar lo que los padres pueden hacer en casa para ayudar a sus hijos a superarse, les pedimos a los profesores de todas partes que lo sopesen.

Más de 40 maestros compartieron algunas buenas sugerencias e incluimos algunas de nuestras favoritas aquí:

Lee

Léeles, lee con ellos y haz que te lean.

-Katie Westfield, maestra de historia de noveno y décimo grado en Boston

* Nota del editor: Fomentar buenos hábitos de lectura fue la respuesta más popular entre los profesores encuestados.

Cenar juntos

Creo que las comidas familiares son un tiempo para ponerse al día de la vida del otro. Cuando los niños y los padres pueden conversar sobre lo que les sucedió durante el día, lo bueno y lo malo, creo que los padres son capaces de obtener la mejor visión de la vida de sus hijos. La comunicación constante es una de las muchas claves para el éxito a lo largo de la vida.

-Un maestro de segundo grado en la ciudad de Nueva York

Sé un buen modelo a seguir

Si quieres que lean, sé un lector primero. Si quieres que mejoren sus habilidades de escritura, empieza a escribir cartas a tus hijos. ¿Quieres que les vaya bien en Matemáticas? ¡Deja de decirles que odias las matemáticas!

– Un profesor de quinto grado

Deja que los niños experimenten la vida

No se trata solo de libros.

-Anónimo

Ten grandes expectativas para tus hijos

Sé que muchos padres trabajan duro, y no puedo pedirles que pasen más tiempo con sus hijos porque a veces no pueden. Sé que algunos de ellos no pueden sentarse y ayudarles con la tarea porque o no tienen el tiempo o tampoco lo consiguen.

Lo mejor que pueden hacer es esperar la excelencia de sus hijos, porque si no obtienen un 10, es probable que se acerque a él. Si las expectativas se fijan en un 5, entonces no intentarán obtener algo mejor que eso. Se trata de establecer esas expectativas para que tu hijo esté intrínsecamente motivado a hacer lo mejor que puede, incluso cuando no estés cerca. Y para algunos, un 5 es lo mejor que pueden y eso está bien, también.

-Jennifer, maestra de quinto grado en North Brunswick, Nueva Jersey

Oblígalos a apagar las pantallas

Me gustaría que más padres le leyeran a sus hijos y los animen a leer. También creo que los padres deberían animar a sus hijos a caminar, a mirar las nubes y a jugar afuera. Los adolescentes de hoy pasan casi 11 horas en frente de las pantallas. Me asusta. Es como si no supieran cómo estar solos, y me preocupa lo que eso le hará al pensamiento independiente.

-Un profesor de inglés en una escuela privada en Nueva York

No dejes que sean perezosos

Asegúrate de que hayan hecho su tarea!

-Un maestro de estudios sociales de séptimo grado en la ciudad de Nueva York

Involúcrate

Inevitablemente, los padres que vienen a las conferencias son los padres de los niños a los que les está yendo bien. Algunos padres ni siquiera se dan cuenta de que sus hijos están fallando. No responden a los mensajes de voz, no comprueban su correo electrónico, no vienen a las conferencias. No le preguntes a tu hijo cómo le va en la escuela, porque él te va a decir que está bien y no tiene tarea. Pregúntale al profesor.

-Rebecca Rosen, maestra de inglés de noveno grado en la ciudad de Nueva York

Trabajar con los maestros, no contra ellos

Asegúrate de que tu hijo sepa que tú y el maestro están en la misma página en términos de disciplina, éxito académico, salud social y emocional. El niño no debe pensar que los padres los salvarán del maestro cuando no tomen decisiones sabias.

-Amanda Brooks, directora educativa de una escuela preescolar de la ciudad de Nueva York

llenarse de polvo¿Alguna vez ha construido una casa?

Si su respuesta es no, seguramente habrá visto hacerlo.

Al principio, parece que nada estuviera pasando… La preparación del sitio, la excavación y los cimientos parecen llevar largo tiempo y el progreso es apenas notable. Luego, empiezan a aparecer las paredes y entonces las cosas parecen asumir un ritmo más rápido.

Es verdad que la levantamiento de las paredes y el techo suceden rápidamente. La forma de la nueva estructura parece más familiar y uno encuentra más “consistencia” en el proyecto. El progreso es más remarcable… pero las apariencias podrían estar engañándonos.

El trabajo requerido para los cimientos puede que no sea demasiado “sexy”, o puede no mostrar un rápido progreso como lo hacen las paredes; pero todos sabemos que es necesario. Simplemente imagine qué sucedería, si empezáramos a levantar paredes y vigas apoyándonos en la tierra Sería algo tonto ¿no es cierto? Ninguno de nosotros pensaría en construir su casa, sin construir primero un firme cimiento.

Sin embargo todavía, vemos las vidas de personas -e incluso de enormes compañías- construidas con pequeños (o ningún) cimiento. En la prisa de hacer que las cosas sucedan rápidamente, o de crear productos y transformarlos inmediatamente en ganancias, construyen cimientos débiles.

En los últimos años hemos visto las miles de punto.com que se desvanecieron, sin importar el lugar del mundo donde se hallaban. Se pusieron de pie rápidamente (como una casa, con techo y paredes). Las cosas sucedieron tan rápido en el final de los noventa, que nadie parecía preocuparse por ver si había algún tipo de cimiento sustentando estas estructuras. Aún hoy, casos como el de Enron -o más recientemente el de Worldcom- nos muestran cómo, empresas que parecen sumamente grandes y bien establecidas pueden desplomarse por tener cimientos débiles… fundaciones débiles.

Las fundaciones de las que hablo, tanto para las personas como para las compañías, son sus valores y propósitos.

Quienes hemos redactado nuestro “Enunciado de Misión Personal” no hemos encontrado la tarea fácil. Nadie nos prometió que lo sería… Pero “llenarnos de polvo” para sumergirnos en la construcción personal y asegurarnos así que las fundaciones son sólidas, tampoco es dramático. Simplemente vale la pena… Y la palabra “vale” cobra aquí todo su sentido.

Clarificando nuestros valores, sabiendo quiénes somos, qué nos importa realmente y lo que deseamos hacer, podemos tener algo que se ponga de pie firmemente. Podemos construir el fruto de nuestro esfuerzo sobre una base sólida.

Este proceso nos hace más fácil el tomar decisiones, porque tenemos una estructura para poder evaluar nuestras decisiones. También ahorramos tiempo, porque podemos enfocarnos en aquello que realmente importa; sin perderlo persiguiendo cosas que no sirven a nuestro propósito. Tenemos una claridad y un poder que son “tangibles”, podemos sentirlos. Y, en el proceso, podemos “atraer” el éxito en lugar de perseguirlo.

No solamente nos conocemos mejor, sino que posibilitamos que otros nos conozcan. Nos hacemos conocidos por nuestros valores y nuestro propósito. Es parte de nuestra identidad. En el caso de una compañía, se transforma en el ADN corporativo: en su razón de ser.

Sí, a veces puede parecer lento y no siempre podemos ver un rápido progreso… pero construir una fundación firme de valores y propósito nos proveerá el apoyo que necesitamos, para lograr el éxito real y duradero.

emprendedoraEl emprendimiento trae consigo libertad y flexibilidad de horarios, pero también conlleva mucha responsabilidad y disciplina.

¿Quieres saber si tienes lo que se necesita para ser dueño de tu propio negocio?

 Aquí van siete señales de poseer potencial emprendedor.

1. Tomas la iniciativa

Ser capaz de dar el “primer paso” es fundamental para un emprendedor. Nadie está a tus espaldas diciéndote cuándo tienes que hacer las cosas. No necesitas pedir permiso para irte de vacaciones y no hay reloj que esté midiendo cuánto tiempo pasas en la oficina. Por eso sin un fuerte autocontrol, tu trabajo puede pasar a segundo plano.

¿Cómo saber si tienes esa capacidad de iniciativa? Observa si has participado en causas que no tengan compensación monetaria como caridades, grupos universitarios o iniciativas de cambio. Este tipo de actividades son indicativas de una personalidad decisiva.

2. Tienes pasión

Una actitud apática difícilmente genera éxito emprendedor. No podrás superar los obstáculos que se te presenten si no amas genuinamente lo que haces. Es muy raro que los negocios primerizos triunfen de la noche a la mañana. Sin una pasión innegable por la industria en la que estás entrando, será difícil que te mantengas a flote entre las decepciones y los tiempos difíciles.

3. Te gusta la gente

Ser alguien que prefiera la soledad no descarta el potencial emprendedor, pero no tener sentido social sí. Saber relacionarse con las personas es indispensable para poner un negocio ya que la comunicación es un elemento fundamental para hacer relaciones. Sin esta habilidad se te dificultará conocer socios, cerrar tratos y hasta atraer clientes.

4. No te rindes

Los emprendedores de verdad no “tiran la toalla” ante la primera dificultad. Lograr el éxito requiere perseverancia y la capacidad de pensar fuera de los estándares comunes. No todo va a salir exactamente como lo planeaste y personas, leyes, trámites y demás pueden convertirse rápidamente en obstáculos para que tu negocio crezca. Debes poseer la capacidad de seguir intentando o probar nuevos caminos para superar estas dificultades.

5. Eres un pensador creativo

La creatividad no es una característica exclusiva de escritores y artistas, también es un componente común entre los emprendedores. Una investigación encontró que 75% de las personas con negocios propios suelen tener patrones de pensamiento innovadores. ¿Por qué? Tener una buena oferta de negocio requiere ser capaz de encontrar nuevas soluciones a problemas comunes.

6. Eres competitivo

Hay una razón por la que las personas deportistas suelen ser emprendedoras: el deseo de actuar conforme a una estrategia y ganar se traduce bien en los negocios. Si eres el tipo de persona que se anima al enfrentar un poco de rivalidad, puede que tengas lo necesario para emprender. Ser un poco competitivo te forzará a no solo ser bueno, sino a ser el mejor.

7. Trabaja duro

Si eres el tipo de individuo que le gusta ir por la vida haciendo solo lo absolutamente necesario, el emprendimiento no es para ti. Los dueños de negocios propios no tienen miedo del trabajo y están dispuestos a sacrificar parte de su tiempo personal para forjar un patrimonio.

No olvides, como emprendedor (como en muchas otras instancias de la vida) lo que das es lo que recibes.

metasLas metas son los peldaños de la escalera que te lleva al logro de esos sueños que tienes ahí dentro, y que mantienen tu vida encendida y en evolución permanente.

Con base en esas metas, te propones objetivos, pensando en lo deseas, en tus gustos y habilidades, y comienzas a caminar con paso firme hacia lo que te propongas.

Al considerar el logro de metas, te darás cuenta que no puedes centrarte en una sola, porque tu vida se mueve en varios campos.

Así mismo las metas son diferentes. Veamos:

Clasificación de las metas

Las metas, según la dimensión o área las podemos agrupar en cuatro categorías:

1. Personales: Son las que te propones cumplir para darle sentido a tu existencia y te van a dar el valor como persona única e irrepetible.

2. Familiares: Pueden ser a corto plazo, por ejemplo: Mantener contacto frecuente con tu familia lejana, visitándolos 1 vez al mes. A mediano plazo, ahorrar dinero para llevar de viaje en navidad a mis padres. A largo plazo, en 5 años, comprar una casa para los abuelos.

3. Profesionales: En el trabajo que estés desempeñando debes proponerte metas que te lleven a crecer como profesional y que sean de beneficio para la empresa o entidad donde laboras.

4. Financieras: Son de suma importancia para ti y los tuyos. Alcanzar tus metas de dinero en un derecho. Una razón por la cual las personas no obtienen dinero abundante en porque no se proponen metas financieras. Como no planean a futuro, en cualquier evento o emergencia, el presupuesto se ve afectado y llega el desequilibrio económico.

Aspectos a tener en cuenta al establecer metas

Dado que las metas son tan importantes para tus logros, en el momento de establecerlas, debes tener en cuenta los siguientes aspectos:

• Que sean concretas.
• Que sean tuyas.
• Que estén enunciadas en forma positiva.
• Que sean alcanzables, así signifiquen un reto.

Otros aspectos que requieren atención para el establecimiento de las metas correctas, son:

• Cristaliza tus pensamientos.
• Ten un plan escrito.
• Fija plazos de ejecución.
• Mantén un deseo ardiente por lo que deseas alcanzar.
• Confía en ti y en tus habilidades.
• Desarrolla una fuerte determinación de seguir adelante.
• Céntrate en la realidad.

Si tienes claridad sobre los diferentes tipos de metas y asimilas los aspectos relevantes para establecerlas, podrás plantearlas con la certeza que lograrás el éxito en lo que te propongas. De ahí la importancia de establecer metas en cada una de las áreas de tu vida para lograr el éxito.

Algo bien importante es que necesitas conocerte a fondo y ser capaz de describir la imagen que tienes de ti mismo, sin aumentar ni disminuir tus cualidades y aspectos por mejorar. Esto te ayuda a ser consciente del camino que debes recorrer y de las facilidades o dificultades que tienes para llegar hasta el final.

 

 

 

Subir »
FB