Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Haz que el riesgo sea tu nuevo mejor amigo

Por Kim Kiyosaki | Publicado en Educación Financiera | 7 de Julio, 2017

Kim KiyosakiRecientemente vi un artículo que preguntaba por qué las mujeres toman menos riesgos de inversión que los hombres.

Una creencia común es que las mujeres son más adversas al riesgo que los hombres en la mayoría de las áreas de la vida. Todos sabemos que el estereotipo dice que los hombres son los intrépidos, los tomadores de riesgos, mientras que las mujeres son más reflexivas y propensas a jugar a lo seguro.

Ese estereotipo ha desangrado en el ámbito de las finanzas y las inversiones, hasta el punto en que las emprendedoras e inversionistas a menudo son vistas como que es menos probable que tengan éxito porque toman menos riesgos.

¿Pero es cierto?

No tan rápido

Estudios recientes han demostrado que las mujeres en realidad no son más adversas al riesgo que los hombres. Un estudio mostró que décadas de investigación sobre el riesgo basado en el género se han malinterpretado, y que cuando se trata de negocios y finanzas, las mujeres y los hombres tienen un apetito de riesgo bastante similar.

En un artículo del LA Times, Therese Huston dice: “Encontramos que los hombres toman más riesgos recreativos, como el paracaidismo o conducir por encima del límite de velocidad. Cuando evaluamos el riesgo en un entorno empresarial, sin embargo, las diferencias de género por lo general desaparecen. Las administradoras, por ejemplo, asumen el mismo número de riesgos que los administradores masculinos cuando proponen proyectos.”

De hecho, el apetito por el riesgo parece ser más un rasgo individual que de género.

El mejor amigo de un emprendedor

Muchas de las mujeres exitosas que conozco prosperan en el riesgo. Es una parte integral de su plan financiero, y debe ser parte del tuyo también.

Cuando Robert y yo comenzamos nuestro camino hacia la libertad financiera, tomamos muchos riesgos. Dejamos nuestros trabajos estables y seguros para crear una empresa que no tenía garantía de éxito. Decidimos pagarnos a nosotros mismos primero e invertir antes de pagar nuestras facturas. Abandonamos el camino estable y nos arriesgamos a uno nuevo porque comprendimos que era la única manera de lograr nuestras metas.

El éxito no sucede sin algo de riesgo saludable. Nunca conocí a ninguna persona financieramente independiente que haya dicho: “Lamento haber tomado ese riesgo”.

Claro, cometido algunos errores en el camino que hicieron nuestro viaje mucho más difícil. Pero no cambiaría esos errores por nada, porque nos enseñaron lecciones valiosas que nos ayudaron a seguir adelante.

Tomando riesgos inteligentes

Ahora, hay una diferencia entre tomar riesgos inteligentes y ser temerario. Tomar un riesgo con tus finanzas no es lo mismo que jugar en Las Vegas.

Kayt Sukel, autora de The Art of Risk: The New Science of Courage, Caution & Chance, dice:

Un exitoso tomador de riesgos es un planificador… Los tomadores de riesgos exitosos no sólo miran los resultados inmediatos. Ellos hacen movimientos que los ayudarán a alcanzar sus metas de largo plazo.”

Igual necesitas hacer tus investigaciones, hacer las preguntas correctas y tener una educación financiera sólida antes de actuar. Una vez que tengas la educación para evaluar un riesgo financiero, no sentirás tanto miedo nunca más.

Entonces, ¿Qué te está deteniendo?

¿Has estado vacilando a comprometerte plenamente con el camino de la independencia financiera? ¿Tu miedo a lo desconocido te ha estado deteniendo por los riesgos que implica tomar un camino menos estable?

Ahora es el momento para darte una oportunidad a ti mismo. Abraza el riesgo como un viejo amigo, y deja que te lleve a donde quieres ir.

También hay una tonelada de datos que demuestran que las mujeres que dirigen empresas superan a otras empresas.

No es crucial, pero una forma en la que hemos enmarcado el riesgo en el pasado es demostrar que lo que la mayoría de las personas ven como “seguro”, un trabajo estable, ahorrar, etc., es más arriesgado que los riesgos que los inversores y los emprendedores toman.

Publicado originalmente en Blog.Reibox.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB