Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Hacer crecer tu negocio es sólo una decisión… sólo eso

Por Concepto lateral | Publicado en Negocios | 28 de diciembre, 2015

decisiónEl mensaje que quiero compartir en este Cortito seguramente se saldrá del molde de los textos “de negocios”. Cuando los expertos escriben sobre negocios se espera que brinden consejos o sugerencias sobre cómo hacer esto o aquello, las mentadas “mejores prácticas” o las técnicas y metodologías que aseguran los mejores resultados.

El título que propongo para este texto, un tanto provocativo, puede parecer naif o tomado de cierta literatura New Age. En realidad la trampa está en que una decisión no es lo mismo que una declaración de intenciones o una afirmación de deseos.

Tomar la decisión de hacer crecer tu negocio es comenzar a hacer cosas distintas a las que vienes haciendo hasta ahora. Porque si sigues haciendo las mismas cosas que vienes haciendo desde siempre, o de un tiempo a esta parte, es harto evidente que no has tomado ninguna decisión. O mejor dicho, has tomado la decisión de seguir en tu lugar de comodidad habitual, que es el de no enfrentar tus miedos y tus fantasmas.

Has puesto en uno de los platos de la balanza la frustración y el malestar de no alcanzar tus sueños y tus deseos más profundos, y en el otro los miedos que te invaden cuando imaginas esos territorios desconocidos que deberás atravesar para alcanzarlos. Y has decidido quedarte con el malestar que forma parte de la zona de confort que ya conoces y que te resulta tan familiar. Es el lugar donde has habitado toda tu vida. Es el lugar al que estás “habituado” (tu hábitat).

Tal vez tienes miedo a intentarlo y fracasar. O tal vez tienes miedo a lograrlo y descubrir que en realidad eres alguien distinto a quien supones. Tienes una imagen de ti mismo que difiere de esa persona ideal que imaginas ser o con la que sueñas. No te consideras digno de ser la persona de tus sueños, la que imaginas en tus momentos de ensoñación. Has aprendido a conformarte con ser una persona mucho más “pequeña” que la que te gustaría ser.

¿Estás siendo quien realmente eres?

Y esa es (tal vez) la decisión que está esperando para que tu negocio crezca. Es la decisión de comenzar a convertirte en la persona que eres realmente. Eres esa persona con la que sueñas. Esa persona que creas en tu imaginación cuando sueñas despierto es la persona que viniste a ser. La persona más pequeña que ves cuando te miras al espejo es la imagen que fuiste construyendo de ti mismo a través de tus experiencias de vida. No vale la pena echarles la culpa a tus padres, a tus hermanos, a tus amigos, a la escuela o a la sociedad.

Lo que vale es que aceptes a esa persona que ves en tu imaginación. Puede ser una imagen difusa, o puede contener elementos aparentemente contradictorios o incluso aberrantes. Acepta las contradicciones, acepta tus sombras, reconcíliate con todo lo que en verdad eres.

Si tomas la decisión de ir a por esa persona que en verdad eres, si aceptas comenzar a transitar esos territorios desconocidos, si aceptas vértelas con tus fantasmas y hacerles frente a tus miedos, tu imagen se irá aclarando y haciendo más nítida, irás integrando de una manera sana tus aspectos más oscuros, te irás aceptando y reconciliando contigo mismo.

Descubrirás que en verdad eres esa persona que intuyes que existe en algún lugar de ti. Comenzarás a despertar a la verdadera vida que viniste a vivir.

Puede que necesites ayuda. Seguramente una oreja que te escuche y te ayude a ir descubriéndote y a enfrentarte a tus miedos. Una oreja compasiva sin ser condescendiente. Una voz que te anime y aliente cuando arrecien las tormentas. Esa puede ser la primera decisión de tu despertar.

Fuente: conceptolateral

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB