Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Hábitos de empresarios exitosos: Daniel Jejcic

Por Santiago Salom | Publicado en Negocios | 5 de Junio, 2017

daniel jejcicHoy vamos a hablar de los hábitos de empresarios exitosos.

¿Qué hace un empresario exitoso todos los días? ¿Cuáles son sus hábitos, esos hábitos que sustentan su éxito a largo plazo?

Semanas atrás escribí un post sobre los hábitos de empresarios exitosos, específicamente un caso del rubro gastronómico. Vimos los distintos hábitos que día a día aquél emprendedor que llamamos Carlos (para preservar su identidad) trabajaba a fines de lograr una vida más efectiva y feliz.

Esta semana traigo una nueva experiencia para compartir: los hábitos que Daniel Jejcic practica día a día.

Él es cofundador de goodpeople.com, un emprendimiento de nivel internacional con bases en Buenos Aires y en San Francisco. Siendo un Emprendedor Endeavor de Alto impacto es un placer poder escribir un poco sobre 4 hábitos para emprender que nos sugirió.

¿Qué hace un emprendedor con una empresa relacionada a los deportes extremos en el día a día?

1. ‘To do lists’ realizables a nivel diario.

Las “to do list” son una herramienta muy común por su simplicidad, aunque aplicarla correctamente no es tan fácil. Particularmente, el fijarse objetivos diarios es una herramienta muy poderosa: nos ayuda a organizar las actividades del día y a priorizar lo que tenemos que hacer.

¿Cuándo elegimos nuestros objetivos? y ¿cuántos nos planteamos?

Siguiendo la línea de lo que hablamos en otro momento, lo ideal es separarse un ratito a principio del día para organizarte. Particularmente antes de empezar las actividades, ese es el mejor momento.

¿Cuántos objetivos? No más de tres, idealmente uno. Puede parecer poco, pero si logramos buenos pequeños objetivos diarios los resultados pueden llegar a sorprender.

Existe la idea generalizada de que estar ocupados todo el tiempo es igual que estar haciendo cosas importantes (además nos hace sentir importantes). Desde luego, para que esta estrategia funcione tenemos que asegurarnos de que el objetivo sea relevante para nuestra visión a largo plazo y las obligaciones más próximas.

2. Fijar objetivos con fechas límite. No sirve sin una fecha ni con un objetivo al final del camino.

Para poder aprovechar bien el tiempo necesitamos plantear objetivos con una fecha final. En el post de Lu que te recomendé más arriba hay más detalles pero por lo pronto, tené en cuenta que los objetivos sean medibles y realizables.

También a la hora de plantearnos objetivos podemos aprovechar la ley de parkinson. Esta ley dice que vamos a terminar una tarea en el tiempo que dejemos disponible para la tarea. Es decir que si programamos para dedicarle 40 horas a alguna actividad es probable que la terminemos en ese tiempo. Al igual que si le hubiéramos dedicado 25.

Es bueno empezar a conocer los tiempos de cada uno para separar una cantidad de tiempo que nos exija, pero tampoco que nos desequilibre. En este sentido también hay que tener en cuenta que es útil dejar lo que yo llamaría un “amortiguador” de tiempo en caso de que surja algún imprevisto (que siempre va a surgir).

Si en el primer punto organizamos el día a día, los objetivos con fechas nos van a dar el contexto para ir priorizando los objetivos diarios. Para poder organizarnos mejor una herramienta muy útil pueden ser los gráficos de Gantt. Explicar cómo funcionan esta fuera del alcance de este post, pero existe mucha información en Internet y software gratuito para utilizar esta herramienta.

3. Perseverancia pero no tozudez.

Es difícil escribir sobre este punto ya que la línea entre perseverar y ser testarudo es muy delgada. En general los emprendedores exitosos suelen ser personas muy perseverantes que luchan por sus sueños. Así de perseverantes son también muchas personas que no llegan a ningún lado. Voy a ilustrar esta dificultad con una historia.

Henry Ford, fundador de la Ford Company, propuso a sus ingenieros que hicieran un motor de 8 válvulas en bloque, ¡todos le dijeron que era imposible hacer algo semejante! Y él insistió. Seis meses después, sus ingenieros intentaban pero insistían en que era imposible, él les dijo que continúen. Seis meses más y lo mismo. ¡Un año más y no progresaba! Él les pidió que sigan probando y un tiempo después lograron desarrollarlo siendo uno de los más grandes logros del empresario.

A pesar del entorno negativo y lo que dijeran los demás, él continuo y triunfó. El problema es que eso puede jugarte en contra.

El gran éxito de Ford fue el modelo T color negro. Con el tiempo, sus colaboradores le dijeron que necesitaban lanzar más colores. Fiel a su estilo y convicciones respondió “cualquier cliente puede tener el coche del color que quiera siempre y cuando sea negro”. Ford decidió no vender más que autos negros y dicen que esto termino por relegar a la empresa a un segundo plano y dándole el liderazgo de mercado a General Motors, que tenía una oferta más variada.

¿Cómo prevenir eso? El tip esencial es prestar atención y pedir retroalimentación a las personas a tu alrededor. En este sentido es importante generar las condiciones para que sea fácil para los demás darnos feedback, si cada vez que nos dicen algo nos enojamos va a ser difícil conseguir opiniones honestas.

Recordemos, además, que cuando hablamos de hábitos de empresarios exitosos nos estamos refiriendo a una idea de éxito integral, no sólo a la económica.

4. Honestidad con todos, ya sea ante un despido como ante un acuerdo con algún proveedor o tus clientes.

Un tema que es muy recurrente cuando uno habla con emprendedores y empresarios es la integridad. ¿Son todos los empresarios íntegros? Seguramente no. Pero serlo permite generar relaciones a largo plazo y generar confianza. La confiabilidad es un elemento clave del liderazgo y, por otro lado, la integridad nos deja vivir más tranquilos.

La dualidad trae muchas complicaciones en el largo plazo tanto en términos de negocios cómo personales. A medida que pasa el tiempo queremos construir relaciones que beneficien a todos y, al final del día, estar contentos con lo que hicimos.

La integridad y los negocios es un punto muy interesante (y por qué no polémico) sobre el que voy a escribir en el futuro. Existe cierta noción de que la honestidad es un impedimento para hacer negocios, como si existiera una contradicción entre ambos. En el corto plazo se puede ganar dinero mintiendo, pero la honestidad en un activo clave en el largo.

Los hábitos de estos empresarios en sus distintas formas no son una ciencia extraña o inalcanzable. Se repiten en sus diversas formas y son fácilmente imitables. Sin embargo, requieren de mucho carácter y constancia.

Una vez que los conocemos, la pelota está de nuestro lado y nos toca jugar a nosotros. ¿Cuál va a ser tu primer movimiento?

Fuente: superhabitos

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB