Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Hábitos de las personas que les va bien con el dinero

Publicado en Interés General | 24 de marzo, 2016

dineroCada persona desarrolla un propio estilo de vida dependiendo de su formación y las experiencias que haya vivido. Por supuesto, sucede lo mismo también con el dinero.

Es por eso que cada persona le puede dar consejos distintos que, incluso, se pueden contradecir con lo que usted ha vivido o ha leído. Pero son estrategias que funcionan de forma distinta en cada persona.

Lo cierto, es que aquellos que han tenido buenos hábitos financieros, que no se les dificulta ahorrar o que han logrado tener un nivel de vida cómodo, comparten unas características o patrones particulares:

• Su entorno

Muchos mantienen la filosofía de que “lo malo siempre llama algo más malo” y es por eso que limitan su exposición a la negatividad y a las personas pesimistas, como aquellas que se pasan hablando de lo que no han podido hacer o de aquello que puede ser muy complicado lograr.

Entonces, se rodean de personas que siempre encuentran soluciones a los problemas, incluso no solamente en temas de dinero, sino de cualquier ámbito de la vida.

• El fracaso

El fracaso, los errores así como las pérdidas de dinero no son experiencias en las que se quedan y se lamentan aquellos que son buenos con el dinero.

Cuando se reconocen que la mayoría de veces son inevitables, simplemente, cuando suceden, se interpretan como una forma de aprendizaje para alcanzar nuevas metas y que por haber ocurrido, no es necesario dejar de intentarlo o ignorar lo que sucedió.

Incluso, no importa cuántas veces llegue a salir mal la idea que tenían pensada y que no funcionó: su estrategia está en tener siempre un plan B, C, D, y demás, para alcanzar siempre el mismo objetivo que tienen en mente, aunque sea de diferente forma.

• Manejo del tiempo

El dicho que dice “el tiempo es oro”, no es en vano.

Cada hora debe verse aprovechada al máximo, ya sea siendo eficiente en el trabajo o tomando y analizando decisiones importantes. Se trata de un recurso no renovable. Y todo empieza desde el mismo hecho de buscar la forma de estar ahorrando, de encontrar formas de inversión y mantenerse al tanto de lo que sucede en la economía del país. Estas son prácticas vitales que les permite tomas decisiones importantes.

• Las metas

Las personas que tienen una buena relación con el dinero tienen claro que hay una ruta con la que se deben proyectar, en temas financieros. Saben que tienen que trabajar duro y ahorrar, porque tienen metas, desde el hecho de tener lo suficiente para viajar a otro país las próximas vacaciones o simplemente porque piensan en su jubilación.

Para ello no es necesario complicarse la vida, escribiendo grandes textos o anotando el paso a paso de lo que quieren lograr. Simplemente se proyectan y establecen el camino que van a seguir: desde empezar por una cantidad de dinero diaria, hasta luego pensar en qué pueden invertir y cuándo recoger sus ganancias.

• Los retos

Aquí la paciencia y el deseo por superar las dificultades son importantes características. Estas personas saben que el dinero “no crece en los árboles” y que se necesita de sacrificios para obtener grandes recompensas. Es por eso mismo que no hay tiempo para posponer las cosas.

• La suerte

La mayoría de situaciones que se presentan en la vida, se pueden controlar. Y es a eso lo que las personas con una buena relación con el dinero, le apuestan. En esto, lo ideal es aprender a identificar oportunidades.

Practican la conciencia para que puedan reconocer las oportunidades cuando vienen a lo largo. Además, actúan con valentía, aprovechando estas oportunidades donde otros pueden dudar en actuar.

• El cambio

Son personas que no se complican ni ven su vida alterada cuando experimentan nuevas situaciones.

Por el contrario, se adaptan y evolucionan y nunca se mantienen en lo que era su pasado o cómo eran las cosas antes. Incluso, cuando suceden situaciones inesperadas de las que no tienen un control, siempre consideran la forma de sacar un provecho y empezar a considerar nuevos puntos de vista que quizá, en condiciones anteriores, no hubieran pensado.

Así, el conocimiento y la experiencia, les brindan nuevos factores para tener vivencias distintas que los ayude a ser mejores con sus propósitos.

• Hacen preguntas

La ignorancia o inocencia no es excusa para nada.

Ante cualquier situación, las personas que tienen una muy buena relación con el dinero, no tienen miedo de preguntar ante cualquier idea que tengan de inversión, de ahorro o de trabajo. Incluso, esto también aplica para las oportunidades o consejos que pueden llegar a su vida.

En otras palabras, que constantemente tratan de ser más cultos financieramente.

Lo que sucede es que a veces la economía y las finanzas se tratan de mundos que pueden ser un poco complicados de interpretar y que solo aquellos que lo entienden parecen sacar ventaja. Por eso, no tema en aclarar todo lo que se le pueda ocurrir desde una pregunta “y cómo funciona esa tasa de interés” hasta “qué riesgos puedo llegar a tener si invierto”. Todo es válido y nadie tiene por qué recriminarle esto.

Fuente: finanzaspersonales

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB