Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Gastar o invertir: ¿Cuál de las dos?

Publicado en Negocios | 6 de Marzo, 2017

gastarGastar no es lo mismo que invertir, hay muchas veces que la diferencia es clara y otras no tanto.

Pero sabiendo bien la definición de cada palabra podrás tener criterio y esto te permitirá discernir y separar la verdad del error.

Inversión es una palabra muy usada como anzuelo para disfrazar lo que en realidad es un gasto, como se dice habitualmente no todo lo que brilla es oro.

Muchos te dirán “invierte en esta oportunidad,” otros “cómpralo, es una inversión no un gasto,” la mayoría de las veces, cuando un vendedor usa la palabra inversión, en realidad se trata de un gasto.

Así que ten cuidado y conoce a profundidad el significado de cada palabra y úsalas a tu favor.

¿Que es un Gasto?

Un Gasto es todo aquel bien, producto o servicio que compramos para satisfacer una de nuestras necesidades, pero es dinero que jamás volverá a nuestros bolsillos. Es dinero que ya consumimos y se ha ido para siempre.

Ejemplos de gastos sobran: cuando pagamos los servicios de nuestra casa como agua, luz eléctrica, teléfono, cuando salimos a cenar, cuando vamos al cine, cuando nos compramos un helado, cuando nos compramos un carro para nuestro servicio personal, un largo etc.

Los gastos obviamente son indispensables en nuestra vida diaria. Todos los días tenemos que gastar ya que vivir no es gratis. Todo cuesta, hasta el agua que bebemos día a día tiene precio, y hay que pagar.

¿Que es una inversión?

Es un término un poco más sofisticado, pero en realidad no tanto.

En términos simples, es dinero que usamos para comprar algo que nos dará más dinero. Si recuerda, el dinero puede producir más dinero si es usado sabiamente, eso es el verdadero significado de la palabra Inversión.

Ejemplos también hay muchos: cuando una persona compra una pequeña máquina para hacer helados y venderlos está realizando una inversión pues esa máquina con el tiempo se pagará por si misma; y no solo eso, nos dará dinero extra o lo que se conoce como utilidades.

Finca raíz es otro gran ejemplo, una mujer inteligente que compra un apartamento para rentar con el paso del tiempo la renta pagará lo que costó el bien raíz y seguirá generando dinero extra: ganancias o utilidades.

La inversión tiene ciertos principios que deben cumplirse para que pueda ser llamada como tal:

– El dinero es usado para adquirir un bien, producto o servicio que con el paso del tiempo este bien, producto o servicio nos devolverá el dinero que usamos para adquirirlo, es decir, se paga a si mismo.

– Una vez que el bien o servicio es pagado por si mismo, nos seguirá generando dinero (utilidades o ganancias) de manera regular.

Ahora bien, debo decirte que inversión es una palabra con muchos matices lo que origina confusión y manipulación del término. Como te decía, muchos querrán disfrazar gastos por inversión ¿Por que? por varias razones pero sobre todo por una: porque te quieren vender sus productos o servicios.

Los genios del marketing y los buenos vendedores a menudo te dirán que su producto o servicio no es un gasto sino una inversión. Así, de esta forma entre dientes te dirán: que no estas gastando sino invirtiendo; es decir, tu dinero volverá a ti. Al estar invirtiendo, tácitamente te conviertes en inversionista, palabra relacionada al dinero, poder, inteligencia, elegancia, todo lo que te dará estatus, y casi casi hasta te conviertes en una persona sexy.

Créeme, los genios del marketing saben donde atacar y harán lo que sea por venderte como mimar y agrandar tu ego.

Lo cierto es que la mayoría de la gente solo saben gastar pero no invertir, muchos te dirán que un automóvil es una inversión y no es que te estén mintiendo; es solo que no te están diciendo toda la verdad. Y sí, un automóvil es una inversión, pero para la industria automotriz que te lo está vendiendo y haciendo dinero con tu compra. Pero para ti es un gasto, a excepción que con él hagas dinero poniéndolo a trabajar como transporte público lease taxi.

Tu casa, por ejemplo, todos te dirán que es una inversión. Y sí lo es; para la constructora que te lo vendió y así generó ganancias con tu compra. También es una inversión para el banco o institución hipotecaria que te la financió y te estará cobrando intereses a 30 años, y para el gobierno que años tras año te cobra impuesto predial,

Ahora bien, podría ser el caso que tu casa ya sea tuya pero aun así, siento decirte que no es una inversión pues no se paga a si misma ni te genera utilidades; más bien gastos. Además, otra fria realidad de los bienes raíces es que el verdadero dueño de todo bien inmobiliario es el gobierno o estado; y si no me crees deja de pagar tu impuesto predial por un buen tiempo y verás como el estado está facultado a exigirte ese dinero o bien a embargar tu propiedad.

Una casa o apartamento si puede ser una inversión si pone dinero en tu bolsillo, es decir, si la rentas, o bien la compraste para revenderla y así adquirir una ganancia.

Casi todo puede ser gasto o inversión dependiendo como uses ese bien o servicio, como en el ejemplo que te acabo de mencionar. Por ejemplo el dinero que inviertes en tu educación ya sea comprando libros útiles, pagándote una carrera, maestría, cursos, seminarios los podemos considerar inversión si te ayudan a generar más dinero, si solo estudiaste para tener un título y colgarlo a tu pared sin beneficiarte de ese estudio entonces más bien eso fue un gasto.

Ahora bien, como te dije, la inversión tiene muchos matices. No todas las inversiones ponen dinero en tu bolsillo de forma inmediata ya que son a largo plazo y no todas se relacionan con el dinero directamente. Cabe decir que ejemplos como el siguiente no son muchos pero también podríamos considerarlos inversiones:

Si tu pagas una mensualidad a un gimnasio y no vas es un gasto, pero si vas y te ejercitas entonces estas invirtiendo en tu salud, pues así estas en forma y evitas que el día de mañana tengas problemas de obesidad, diabetes, infartos y como todos sabemos enfermarse es caro, muy caro, y no solo en términos económicos.

Así que cuando gastamos en nosotros mismos como en este ejemplo y eso nos da salud, felicidad y alegría, podríamos decir que estamos invirtiendo en nuestro desarrollo humano; pues así, al estar sanos y alegres, somos más productivos y podemos hacer más dinero y tener una mejor calidad de vida. Así se cumple el principio que el dinero usado regresa a nosotros y con ganancias.

En este último punto hay que tener cuidado, tener criterio y ser honestos con nosotros mismos, pues así podríamos caer en la auto-justificación que todos nuestros gastos son inversiones en nosotros mismos cuando en realidad no lo son.

Gastar es normal pero invertir también debe serlo. De esta forma podemos equilibrar mejor nuestra vida, porque si solo gastamos y gastamos todo lo que ganamos, tendremos problemas financieros. Y los problemas financieros afectan nuestra salud, fisica y mental, afectan a nuestra familia, y todo lo que nos rodea.

Por lo tanto, sigue estudiando acerca del dinero para bien tuyo y de tus seres queridos. Gracias por leerme y que Dios te bendiga siempre.

Fuente: emprendedoresnews

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB