Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Este truco sorprendentemente simple puede convertirte en un mejor oyente

Por Dave Kerpen | Publicado en Interés General | 14 de Enero, 2017

Vivir Mejor“Esto es una estupidez y una total pérdida de tiempo!”

Yo no dije eso, pero lo estaba pensando. Estaba tomado un día entero fuera del trabajo para estar con este grupo de CEOs a los que me uní recientemente. Se suponía que nos reuniríamos una vez al mes, pero tenía que ser entrenado por primero.

Así que aquí estaba, asistiendo al “Foro de formación” con otros siete emprendedores, donde acababan de enseñarme algo llamado “duplicación” (mirroring).

Qué se siente ser escuchado

Duplicación, nos dijeron, significa repetir de nuevo exactamente lo que la otra persona dijo, palabra por palabra, precedido por un “te escuché decir” o “te oí decir.” Por ejemplo, si escuche a un miembro del foro decir, “Estoy preocupado por perder a nuestro mayor cliente,” duplicaría a esa persona respondiendo: “te escuché decir que te sientes preocupado por perder a tu mayor cliente.”

En esos pocos minutos después de que nos enseñaran a duplicar y comenzáramos a practicar, me volví cínico. Acababa de gastar miles de dólares para unirme a esta organización y me había tomado un precioso día entero libre del trabajo para asistir a este entrenamiento, y sentí como si estuviera en el jardín de infantes. ¿Qué bien podría hacer decir las mismas palabras exactas de nuevo a alguien? Parecía frívolo, falso; de hecho, se sentía realmente estúpido.

Entonces fue mi turno para ser duplicado, y todo cambió.

Hablé durante varios minutos sobre cosas bastante profundas y sentimientos sobre esas cuestiones personales. Después, fuimos alrededor de la mesa, y cada persona me duplico repitiendo una cosa que él o ella me escuchó decir:

Te oí decir que tuviste problemas de peso toda tu vida y que sientes como si fuera una batalla constante.

Te oí decir que tuviste que lidiar con el trastorno bipolar de tu padre durante más de 20 años y que a veces te sientes muy solo.

Te oí decir que estabas enamorado de una mujer casada y que sentías que era imposible en ese momento pero que eventualmente la dejaste ir, y luego terminaron juntos, y que eso fue maravilloso.

“Wow”, pensé. Me sentí oído. Me sentí escuchado. Sentí que realmente se preocupaban por mí, o al menos por lo que tenía que decir sobre mí mismo. Acababa de conocer a estas personas esta mañana, y me sentí sorprendentemente cerca de ellos, todo gracias a una sorprendentemente sencilla (incluso se podría decir superficial) técnica para hablar.

Por qué duplicar funciona (y cuando no)

Pero duplicar no es tan superficial como había pensado, incluso si es muy simple. Como resultado, es un poderoso atajo para conectarte profundamente con la gente. Es más fácil decirlo que hacerlo, sin embargo. La simple repetición de lo que escuchas puede ayudarte a forjar un vínculo con otras personas y ganar su confianza, pero también puede ser interpretado como poco sincero y no auténtico; condescendiente incluso.

Sólo hay una solución muy simple para esto: Te tiene que importar realmente lo que estás escuchando y duplicando.

Si repites de nuevo en voz alta lo que estás escuchando con un tono robótico, la gente no va a creer que realmente te importa lo que están diciendo. Pero si repites de nuevo con emoción, con énfasis en las palabras importante y  sentimiento, le darás sentido. Ayudarás a la otra persona a sentirse escuchado. Demostrarás que te importa.

Por lo general, las personas realmente no quieren consejos, ni siquiera cuando los piden. Ellos simplemente quieren sentirse escuchados. A medida que practiques la duplicación, ayudarás a las personas a sentirse escuchadas, y te lo agradecerán. Enfócate en hacer hincapié en las “palabras de sentimientos” que escuchas también; duplicar los sentimientos es mucho más valioso que duplicar los pensamientos.

Por supuesto, cuanto mayor sea la profundidad emocional de la conversación, más potente esta técnica puede ser. Si alguien dice, “Me siento bien. Llevamos a los niños a la escuela y lavé un poco de ropa,” simplemente duplicar ” Te oí decir que te sientes bien después de llevar a los niños a la escuela y lavar un poco de ropa” no tendrá un impacto tan grande como una declaración más profunda lo haría.

Aun así, tan ridículo como me pareció a mí al principio y tan ridículo como puedes pensar que es la duplicación, es una herramienta increíble para conectar con los demás.

Cuida tus palabras, y practícalas

Dos advertencias importantes: En primer lugar, no estropees tus palabras. Recuerda, la razón por la que duplicar es tan poderoso es por que la persona siendo duplicada se siente totalmente escuchada.

Si ella dice, “Estoy molesta por el trabajo que hiciste, es descuidado,” y le contestas con “Te escuché; estás enojada conmigo por el mal trabajo que he hecho ” no es lo mismo; sólo reinterpretaste su idea con tus propias palabras. Ella puede sentir que no la estabas escuchando con tanto cuidado. Después de todo, duplicar no sólo se trata de dar la impresión de ser un buen oyente, lo que realmente hace es convertirte en uno.

En segundo lugar, evitar usar “pero.” Imagina que estás enojado porque tu marido te dijo que sacaría la basura y olvidó hacerlo. Le dices, “Estoy enojada porque dijiste que sacarías la basura y no lo hiciste,” y él responde: “Te escucho. Estás enojada por que dije que iba a sacar la basura y no lo hice.” Ahora imagina que añades, “pero estuve muy ocupado con cosas del trabajo, y simplemente se me olvidó.” Tu intento de duplicación fue arruinado por una sola palabra. ¡Sin peros!

Así que agarra un amigo o colega cercano y practica. Siéntense cara a cara y que tu pareja te comparta cómo le va, incluyendo sus altas y sus bajas de las últimas semanas y los sentimientos asociados a esos eventos. Después de unos minutos, duplica un par de sus declaraciones basadas en lo que has oído. Pregúntale si lo hiciste correctamente. A continuación, cambien los papeles. (Ser duplicado se siente muy bien también.)

Puedes experimentar la duplicación sobre todo en situaciones en las que alguien esté molesto, ya sea en el trabajo o en casa. Recuerda que debes enfocarte en repetir de nuevo los sentimientos y lo que has oído, palabra por palabra. Puede ser un método eficaz para aliviar tensiones.

A medida que seas mejor en esto, probablemente te encontrarás con que las personas te responden mejor; afilarás tu habilidad de escuchar y la gente se sentirá escuchada. Con el tiempo, te recordarán como el que los entiende, la persona a la que realmente le importa.

Publicado originalmente en TrucosParaVivirMejor.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB