Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Esta es la peor arma para tener éxito en la vida, NUNCA la uses.

Publicado en Interés General | 17 de abril, 2013

MentirasNuestra vida está rodeada de la famosa palabra “MENTIRA” pero estoy segura que la mayoría de las personas desconocemos mucho sobre este gran tema, sin embargo, la utilizamos con nuestras palabras, pensamientos y acciones diariamente.

Una mentira es mas allá que una manifestación de algo que es falso, es algo falso no solo en su totalidad sino en parte, que su fin tiene siempre ocultar la realidad, ya sea, en su totalidad o parcialmente. De hecho exagerar una verdad o inclusive hasta la misma verdad, siempre y cuando esta tenga la intención de engañar, se considera mentira.

En términos generales se puede conceptualizar a la mentira como aquel engaño que sea intencionado y consciente; cualquier acto de simulación o fingir (es decir, no necesitas necesariamente palabras para mentir) de hecho se dice que las mentiras más crueles se dicen en silencio.

Sabemos que no mentir o encontrar a alguien que no mienta, es una tarea casi imposible, dicen que sin mentiras el mundo moriría de desesperación y aburrimiento, de alguna u otra forma nosotros los seres humanos hemos mentido y seguirán mintiendo, para algunos las mentiras le han ayudado a evitar mayores consecuencias, para otros, la mentira es un factor intolerable y deja la gran huella de la desconfianza. La mentira nunca llega a hacerse vieja.

A pesar, que ya de por si las mentiras están muy mal visto, existen diferentes mentiras, unas peores que otras. Para el obispo latino, San Agustín las clasifica en : las mentiras en la enseñanza religiosa; las mentiras que hacen daño y no ayudan a nadie; las que hacen daño y sí ayudan a alguien; las mentiras que surgen por el mero placer de mentir; las mentiras dichas para complacer a los demás en un discurso; las mentiras que no hacen daño y ayudan a alguien; las mentiras que no hacen daño y pueden salvar la vida de alguien, y las mentiras que no hacen daño y protegen la “pureza” de alguien. Por otra parte, San Agustín aclara que las “mentirijillas” no son en realidad mentiras.

No obstante se puede generalizar en tres tipos de mentiras: las útiles, las humorísticas y las maliciosas., esta ultima incluye la calumnia tipificado como ilegal en muchos lugares del mundo.

Qué difícil es no caer en personas que nos mientan, de ahí resulta la desconfianza que nos crean muchísimas situaciones de nuestras vidas…. Vemos que mentir no es solo decir algo contrario a la verdad, por lo tanto, cuando nos damos cuenta que mentir abarca tantas cosas como dejar de decir algo sabiendo la verdad, o simplemente actuar, recapacitamos que todos hemos caído en la malévola frase “mentira”; y que difícilmente resulta aceptar que no solo nos han mentido, sino que nosotros mismos nos hemos mentido miles de veces.

“Lo que me preocupa no es que me hayas mentido, sino que, de ahora en adelante, ya no podré creer en ti” Friedrich Nietzsche (1844-1900) Filosofo alemán

Adela Tannous

Fuente: http://reflexionesdiarias.wordpress.com/2012/11/02/la-mentira/

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Comentarios

  1. 1 17/04/2013 - jose luis:

    La mentira te puede dar un punto de confort, hasta que llega la verdad

Subir »
FB