Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Esta es la historia que ellos no quieren que conozcas. Conócela y protege tu dinero. Parte II y final

Publicado en Educación Financiera | 16 de noviembre, 2012

Kim KiyosakiPor Kim Kiyosaki

Veamos cómo es nuestra Divisa actual hoy en día.

Papel Moneda

El papel moneda apareció por primera vez en China entre los siglos 9 y 15. Terminó mal para China cuando la cantidad de divisas que imprimieron aumento rápidamente, causando una grave inflación, y el papel moneda en china desapareció. (¿Te suena muy familiar esto?)

En 1775, se imprimieron los primeros dólares en los EE.UU. Fueron llamados Continentales. Fueron creadas para financiar la guerra revolucionaria. Sin ningún valor tangible por sí mismo, perdieron todo su valor también.

El Patrón Oro

En 1816, Inglaterra hizo al oro el patrón de valor. Lo que significaba que el país solo podría tener (o imprimir) tanto papel moneda como oro físico tuviera en el país. En otras palabras, el papel moneda estaba respaldado por el oro, y podía ser redimido o canjeado por oro físico. En 1900 los EE.UU. adoptaron el patrón oro, y para 1914 la mayor parte del mundo había adoptado el patrón oro. El precio del oro se fijó en USD 20,67 por onza.

En los EE.UU. el Patrón Oro fue abandonado varias veces; dos veces durante la Primera Guerra Mundial y en la década de los 30s para luchar contra la deflación.

La Ley de Reserva de Oro

En 1933 y 1934 el presidente Franklin Delano Roosevelt jugó un par de juegos con el oro y la moneda. El gobierno tenía muchos contratos y obligaciones pendientes a pagar después de la guerra. Para poder evitar la quiebra, esto es lo que Roosevelt puso en marcha:

El 28 de agosto de 1933, Roosevelt firmó una orden ejecutiva por la que hizo ilegal que los ciudadanos americanos poseyeran oro. Las personas estaban obligadas a entregar su oro a cambio de billetes de la Reserva Federal (Dólares). El resultado fue más reservas de oro en las bóvedas del gobierno de los EE.UU.

Roosevelt entonces promulgó la Ley de Reserva de Oro. Esta ley aumentó el valor prefijado del oro de 20,67 dólares por onza a $ 35 por onza. El propósito de este movimiento fue devaluar el dólar. Que logró dos cosas:

  1. Hizo que las materias primas de los EE.UU. sean más baratas que comprar en los mercados extranjeros.
  2. Hizo que la conversión del oro en dólares sea más atractiva para los compradores extranjeros. En vez de recibir 20,67 dólares por una onza de oro, los compradores extranjeros ahora podrían negociar su oro por US $ 35,00 por onza.

El gobierno de EE.UU. ahora tenía más oro en sus reservas, lo que significaba que podía guardar o imprimir más dinero. Además, con el nuevo precio de oro ahora en $ 35 por onza, podría imprimir 35 dólares por cada onza de oro comparado con los 20 dólares de antes. La cantidad de dinero podía ahora expandirse.

Bretton Woods

En 1944, a finales de la Segunda Guerra Mundial, 730 delegados de 44 países se reunieron en el Hotel Mount Washington en Bretton Woods, New Hampshire, para determinar cómo renovar las economías de los países y vivir en paz como socios comerciales. Un sistema monetario se estableció mediante el cual pusieron en marcha normas y reglas sobre cómo los países iban a comportarse en los asuntos monetarios.

El Acuerdo de Bretton Woods nació. Se decidió que todos los países iban a clavar, o fijar, su moneda al dólar americano. Esto significaba que la tasa de cambio de la moneda de cada país se establecía frente al dólar. También se decidió que los EE.UU. harían que el dólar sea convertible en oro a razón de 35 dólares por onza.

El año nefasto: 1971

Todo cambió el 1971 cuando el presidente Richard Nixon sacó a los EE.UU. del patrón oro, lo que significaba que los dólares de EE.UU. ya no podían ser canjeados por oro. Nixon hizo esto porque las reservas de oro de EE.UU. habían disminuido considerablemente, y el gobierno temía que hubiera una corrida por el oro existente. Para evitar esto, Nixon declaró simplemente que el dólar estadounidense ya no podía ser convertido en oro. Con un chasquido de sus dedos, el sistema monetario mundial cambió para siempre. El dólar ya no era respaldado por el oro. Era respaldado por nada. Se convirtió en lo que se conoce como una moneda fiduciaria. La moneda fiduciaria es dinero de papel que el gobierno declara que es de curso legal, o dinero. No tiene ningún valor intrínseco en sí mismo. Cuando el dólar estaba respaldado por el oro, podías demandar oro por tus dólares. Ya no.

Dado que el sistema de Bretton Woods había vinculado todas las monedas del mundo con el oro a través del dólar, todas las monedas del planeta de pronto se convirtieron en monedas fiduciarias. Estos países no tuvieron voz en si se debía o no mantener el patrón oro. EE.UU. tomó la decisión, y los otros se adhirieron a él, debido a los acuerdos de Bretton Woods. Todas las monedas también empezaron con flotación libre, es decir que sus tipos de cambio ya no eran a una tasa fija. Los tipos de cambio fluctuaban basadas en la oferta y la demanda del mercado.

Hoy

Hoy en día todas las monedas en todo el mundo son monedas fiduciarias. Están respaldadas sólo por la confianza de sus ciudadanos. El riesgo de la moneda fiduciaria, es que ya que no está vinculada a ninguna reserva tangibles, el gobierno puede imprimir tanto como quiera. Si, por ejemplo, el gobierno sigue imprimiendo a la tasa que actualmente lo está haciendo, nos enfrentamos a la posibilidad de una gran inflación o hiperinflación. El dólar es tan bueno como la confianza que la gente depositada en él. Cuando ves que el precio una hogaza de pan va de $3 a $10 a $30, rápidamente perderás fe en el viejo dólar, y nuestro dinero puede eventualmente perder todo su valor.

¿Por qué es importante mirar hacia atrás en la historia del dinero? Se dice que la historia se repite. Si esto resulta cierto, teniendo en cuenta tu dinero hoy, me gustaría hacerte dos preguntas:

1. ¿Ahorrar dinero, ya sea en un banco o en tu cajón de ropa interior, es lo más inteligente que puedes hacer? Ese dólar que estás ahorrando te comprará menos en el futuro de lo que te compraría hoy. Desde 1971 el dólar ha perdido el 90% de su valor. El dólar de 1971 te comprará ahora solo 10 centavos en bienes. Por lo tanto, ¿Realmente, ahorrar esos diluidos dólares, es una estrategia segura para crear tu futuro financiero?

2. Si no ahorro dinero, entonces ¿Qué hago? ¿No sería sabio poner tu dinero en cosas que históricamente aumentan de valor cuando el dólar lo pierde? Aquí es donde tienes que hacer tu tarea. Por ejemplo, en los últimos 12 meses, el precio del oro ha aumentado un 35 por ciento y el precio de la plata ha aumentado casi un 40 por ciento. Pregúntate: “¿Hay otros lugares en los que pueda mantener mi dinero (o mis dólares devaluándose) que tanga más sentido en el largo plazo para mi seguridad económica y bienestar?”

Históricamente, nunca todo el mundo estuvo en la situación monetaria en la que está ahora. Países individuales enfrentaron esto antes, pero nunca el mundo como un todo. El viejo consejo sobre el dinero con el que crecimos no funciona en la actualidad. Presta atención a la historia, ve cómo se desarrollan las cosas hoy en día, y toma decisiones inteligentes para tu propia paz mental financiera.

Fuente: http://RichDad.com/

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB