Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Esta es la historia que ellos no quieren que conozcas. Conócela y protege tu dinero. Parte I

Publicado en Educación Financiera | 9 de noviembre, 2012

Kim Kiyosaki¿Qué dice la historia del dinero sobre cómo debes manejar tu dinero hoy?

Por Kim Kiyosaki

La felicidad era el foco de mi última columna, “El empresario feliz.” ¿Por qué? Porque muchas personas dicen: “Prefiero ser feliz que ser rico.” ¿Mi respuesta? ¿Por qué elegir uno sólo cuando puedes tener las dos? Así que este mes, me enfocaré en los aspectos básicos de dinero. ¿Cómo evolucionó el dinero para ser lo que es hoy, y cómo afecta eso a la forma en la que manejaremos nuestro dinero en el futuro?

La historia del dinero

Winston Churchill dijo una vez: “Cuanto más atrás puedas ver, más adelante es probable que veas.” Para ver lo que hay en nuestro futuro financiero, echemos un vistazo atrás a través de la historia.

Al principio de los tiempos, muchas cosas se usaban como dinero, las personas comerciaban o cambiaban sus pertenencias personales por cosas que querían. El ganado y los cultivos eran comúnmente objetos de comercialización. Más tarde, las especias, cauris, cuentas y granos se ofrecieron como artículos para el comercio. Cuando estaba en la escuela, aprendí la historia del intercambio de “cuentas y baratijas” de los indios norteamericanos en mis clases de historia. Las cuentas fueron hechas en realidad de conchas de almejas y fueron llamadas conchas en ristras.

La historia de Grecia

Alrededor de 650 A.C. las monedas de plata aparecieron por primera vez en Lidia (actual Turquía). Las monedas de bronce y oro se hicieron luego en Grecia, Persia y el Imperio Romano. En Atenas, Grecia (la primera democracia del mundo y el primer sistema de libre mercado) es donde el oro y la plata florecieron por primera vez. La Grecia clásica es considerada una de las grandes civilizaciones de todos los tiempos. ¿Qué causó que esta poderosa civilización cayera?

Al tiempo que Grecia prosperó bajo su nuevo sistema monetario, se involucró en una guerra que resultó ser mucho más larga (22 años) y mucho más costosa de lo prevista. El país se estaba quedando sin dinero para financiar la guerra, por lo que a los atenienses se le ocurrió una brillante idea. Ellos descubrieron que si se toman 1.000 monedas de oro y plata y se mezcla 50 por ciento de cobre en ellas, entonces puedes crear (y gastar) ¡2.000 monedas! Hasta este punto el precio de todo lo que se compraba estaba basado en el peso de oro y de la plata. Ahora las monedas de oro y plata eran una mezcla de oro, plata y cobre. Había más monedas en circulación, pero el valor de esas monedas era menor. A medida que más fondos se necesitaban para pagar la guerra, menos y menos oro y plata iban a las monedas y un mayor porcentaje de cobre se utilizaba. Unos años después, se perdió la guerra, el dinero había perdido prácticamente todo su valor y Grecia colapsó. Roma emergió como la nueva gran potencia.

La historia de Roma

Historia de Roma no es tan diferente. Los romanos también añadieron otros metales, como cobre, en sus monedas. Ellos dieron un paso más allá e hicieron las monedas más pequeñas. También acuñaron las mismas monedas, pero poniéndole un valor nominal más alto en ellas. Las monedas finalmente se convirtieron en no más de cobre o bronce estañado. Debido a que los romanos fueron capaces de ganar tanto dinero sin valor real más que el dinero en sí mismo, el mercado se inundó de estas monedas. Por lo que ahora más y más dinero estaba persiguiendo el mismo número de productos, lo que elevó el precio de los productos y los llevó a una inflación masiva.

Debido a que la economía era tan pobre, el gobierno intervino y puso a los desempleados a trabajar mediante la contratación de miles de nuevos soldados y la creación de numerosos proyectos de obras públicas. El costo del pago de estos soldados, la financiación de los nuevos proyectos y la concesión de asistencia social a los desempleados existentes eran demasiado para Roma. Simplemente no pudieron imprimir las monedas suficientes para sostener el sistema. El Imperio Romano estaba ahora en hiperinflación. El imperio cayó. Como la historia se repite, te darás cuenta que rebajar (o devaluar) la moneda para pagar guerras, proyectos de obras públicas y bienestar social es un modelo destinado a la ruina.

Divisa Vs. Dinero

Estoy usando la palabra “dinero”, que a veces no es la adecuada. El dinero tiene un valor en sí mismo. Una moneda de oro hoy en día puede ser cambiada por algo más de 1.600 dólares estadounidenses para bienes y servicios en cualquier parte del mundo. El dinero es siempre la Divisa que puedes utilizar para comprar otros artículos que tengan valor. La Divisa, sin embargo, no siempre es dinero, ya que no tiene valor por sí mismo. Por ejemplo, saca un billete de 20 dólares de tu billetera. ¿Crees que ese pedazo de papel que estás sosteniendo valga 20 dólares? No, probablemente valga alrededor de cinco centavos, igual que el papel que usas para escribir una lista de compras. Cuando Grecia y Roma comenzaron a mezclar otros metales en sus monedas, las monedas se convirtieron en Divisas, un medio de intercambio, con poco o ningún valor real en sí mismo.

Fuente: http://RichDad.com/

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Comentarios

  1. 1 11/12/2012 - Lucio:

    Muy informativo, gracias!!

Subir »
FB