Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Esta es la clave del éxito y la felicidad

Publicado en Educación Financiera | 22 de julio, 2011

Kim KiyosakiKim Kiyosaki comparte su secreto número uno para el éxito y la felicidad, y es más simple de lo que piensas.

Por Kim Kiyosaki

Hace años, asistí a un seminario donde el orador en el escenario, un hombre, le dijo a la audiencia: “Apuesto a que puedo decir la meta de cada uno de ustedes en esta sala.” Pensé para mis adentros: “¿Cómo demonios iba a saber cuales eran las metas de cada uno de nosotros?”

Entonces dijo: “Todos en esta sala tiene como objetivo principal: Ser feliz” Tuve que asentir, mi meta principal era ser feliz. Es la definición de felicidad lo que es diferente para cada persona.

Así que me pregunté, “¿Qué significa para mí ser feliz?” Hice una lista: tener un negocio exitoso, un buen matrimonio, un montón de dinero y todas las cosas buenas que el dinero trae, una maravillosa red de amigos y familiares, un gato, viajar por el mundo, buena salud, un sentido de propósito en la vida, y así sucesivamente. Yo quería todo eso – y entonces sería feliz.

Así que empecé a trabajar en todas esas cosas. En 1994, Robert y yo “nos retiramos”. No éramos ricos según la definición de la mayoría de las personas, pero sí teníamos más dinero entrando cada mes, proveniente de nuestras inversiones (principalmente bienes raíces) que saliendo cada mes hacia nuestros gastos para vivir. En otras palabras, ya no teníamos que trabajar por dinero. Éramos libres.

Luego de unos meses de retiro y vacaciones, tuvimos que enfrentar la dura realidad de que estábamos aburridos. Aburridos hasta las lágrimas. Una mañana estábamos sentados afuera con una taza de café, nos miramos el uno al otro y nos preguntamos: “¿Y ahora qué?” Teníamos todas las cosas de mi lista, así que ¿significa que esto es todo? Se suponía que Robert y yo seriamos felices por el resto de nuestras vidas. ¿No es esa la fórmula? Obviamente, no lo era.

Todo lo que teníamos, y tenemos hoy, nos traía alegría y una sensación de satisfacción, pero descubrí muy pronto que la felicidad, para mí, no tiene una meta final. No te despiertas una mañana y dices: “Lo hice. Estoy feliz. Y voy a ser feliz a partir de ahora.” Es lo mismo que ejercitarse en el gimnasio. Me encantaría llegar al punto en el que pueda decir: “He alcanzado mi meta. Estoy en forma. Lo hice, y ya no tengo que ejercitar más.” No es así como funciona.

¿Qué es la felicidad?

Entonces, ¿Qué diablos es la felicidad? Para mí, sé que estoy más feliz y contenta cuando estoy creciendo como persona. Cuando estoy aprendiendo algo nuevo y aplicándolo. Cuando estoy haciendo algo que no estoy segura de que pueda hacer – y lo hago. Eso, para mí, es la felicidad. Estoy aprendiendo. Estoy creciendo. Soy mejor hoy de lo que fui ayer.

A mi modo de ver, tienes dos opciones: O estás crecimiento, o estás decayendo. Una persona no se detiene. Estás mejorando (en salud, riqueza y relaciones) o estás empeorando.

Así que lo que sé es esto: Yo quiero ser feliz. La felicidad es un proceso continuo, igual que la construcción de un negocio o inversión. Estos son de hecho, dos de mis motivos de felicidad. Mis negocios y mis inversiones son donde puedo experimentar. Puedo probar estrategias, cometer errores y aprender de ellos. En cuanto más aprendo y crezco, más éxito tengo. Y en cuanto más aprendo y crezco, más feliz soy. Así que desde este punto de vista, el éxito y la felicidad van de la mano. No es el éxito lo que me hace feliz, es lo que aprendo para tener éxito lo que me trae la felicidad.

La clave del éxito y la felicidad

¿Cuántos libros, artículos y programas de entrevistas comunican las infinitas claves del éxito? ¿Cientos? ¿Miles? Tal vez más. Sólo quiero compartir con ustedes una. Viene de mi experiencia personal. Es la clave que me parece la más importante para cualquier persona que busque cualquier nivel de éxito y felicidad en su vida: Rodéate de personas que te apoyen. Dicho de otra manera, deshazte de la gente negativa de tu vida.

Las personas que te apoyen te animarán a ir tras tus metas y sueños. Ellos quieren que ganes, te dirán por qué tendrás éxito y te ofrecerán su orientación y apoyo.

Las personas negativas te darán todas las razones por las que no puedes hacer algo. Te dirán: “Nunca funcionará”, “No seas ridículo”, “¿Qué te hace pensar que podrías lograr eso?” o “No te arriesgues, puedes perder.”

Tomé la decisión hace años de deshacerme de la gente negativa de mi vida. El precio fue muy alto, y fue muy difícil ser cortés y mantenerlos a mí alrededor. Las personas negativas matan la creatividad. Aplastan tus sueños. Te mantienen dudando de ti mismo. Drenan tu energía y desperdician tu tiempo. Las personas negativas te mantienen pequeño.

A medida que nos conozcamos, encontrarás que rara vez doy consejos, pero voy a decir firmemente que si tienes personas negativas, tóxicas en tu vida personal o profesional, aléjate de ellos. No siempre es una cosa fácil de hacer. No lo fue para mí. Sin embargo, me doy cuenta y disfruto del hecho de que estas personas ya no tienen ninguna influencia sobre mí, quisiera haber tomado esta decisión mucho antes.

Velo por ti mismo

He aquí un ejercicio rápido: Anote las seis personas con las que pasa la mayor parte del tiempo.

Estos pueden ser amigos, compañeros de trabajo o familiares. Una vez que tengas sus nombres en papel, observa cada nombre y pregúntate: “¿Me siento apoyado y alentado por esta persona, o siento resentimiento, celos y negatividad de ellos?” Lo sabrás al instante.

Expandirse e ir a por tus sueños y metas es lo suficientemente difícil ya sin negatividad como para cargar con ese equipaje. Tu éxito será mucho más grande, fácil y divertido cuando las personas que te rodean están de tu lado. En el libro, Trump: The Best Real Estate Advice I Ever Received, muchos expertos comparten sus mejores consejos. Lester Crown, presidente de Henry Crown and Company, una firma de inversión, lo dijo de esta manera, “No se puede hacer un buen negocio con un mal socio.” Saco dos puntos de esta declaración.

1. No importa lo bueno que sea el negocio, inversión o personal. Si tienes un socio que no te apoya, sea negativa o que trabaje con su propia agenda, el buen negocio se convertirá en un mal negocio. Punto.

2. Para atraer a un buen socio, tú tienes que ser un buen socio. Así que no basta con ver a los que te rodean, mírate a ti mismo también. Y pregúntate, ¿Qué tipo de socio soy? ¿Qué tipo de socio quiero ser?

La acción más importante que tuve que tomar para incrementar mi éxito y felicidad fue claramente cortar los lazos con las personas negativas y pesimistas de mi vida profesional y personal. Al hacerlo, me revise regularmente y me pregunté: “¿Soy la clase de persona y compañero que quisiera que me rodee en mi vida?” Ese paso cambió todo en mi vida para mejor.

Fuente: http://www.richwoman.com/Resources/Articles/Why-Silver-Will-Save-Us-(2)

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Comentarios

  1. 1 8/04/2015 - 20 Pequeñas maneras de encontrar la felicidad en lo que ya tienes | Grandes Pymes:

    […] Desperdiciamos demasiados días comparándonos con los demás y deseando ser algo que no somos. Todos tenemos nuestras propias fortalezas y debilidades, y es sólo cuando aceptas todo lo que eres, y lo que no eres, que realmente encontrarás la felicidad y el éxito. […]

Subir »
FB