Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

¿Es riesgoso invertir mi dinero? La verdad sobre el riesgo y la libertad financiera

Publicado en Educación Financiera | 14 de febrero, 2014

Robert KiyosakiPor Robert Kiyosaki

Por qué el camino hacia la verdadera libertad financiera significa educación financiera

Mi Padre Pobre solía decir: “Invertir es arriesgado.”
Mi Padre Rico solía decir: “No tener educación financiera es arriesgado.”

La mayoría de las personas saben que deberían invertir. El problema es que la mayoría de las personas, como mi Padre Pobre, creen que invertir es arriesgado. La realidad es que no lo es; si estás educado financieramente, tienes experiencia y tienes una buena orientación.

En la economía actual, es mucho más riesgoso depender de tu empleador para tu bienestar, que educarte financieramente e invertir tu dinero sabiamente. También es riesgoso poner tu dinero en el banco y cobrar intereses que apenas cubran la inflación… y si la inflación despega de verdad, incluso perderás dinero. Como muchas personas aprendieron en la última década, es arriesgado considerar tu casa personal como tu activo más valioso. Y es arriesgado poner todas tus esperanzas en un asesor financiero y en tu plan de jubilación.

Hoy, si quieres tener seguridad y libertad financiera, debes aprender a invertir.

Las consecuencias de invertir mal

Aprender a invertir es importante porque es la clave para tu libertad financiera. Cinco cosas les pasan a aquellos que no saben cómo invertir, a aquellos que no invierten, y a aquellos que invierten mal.

1. Trabajan duro toda su vida

2. Se preocupan por el dinero toda su vida

3. Dependen de otros, como familiares, la pensión de la empresa donde trabajaron o del gobierno para que se hagan cargo de ellos

4. Los límites en sus vidas están definidas por el dinero

5. No saben lo que es la verdadera libertad

Invertir es la verdadera libertad

Mi Padre Rico decía: “Nunca sabrás lo que es la verdadera libertad hasta que logres la libertad financiera.” Con esto quería decir que aprender a invertir es más importante que aprender una profesión. Desafortunadamente, nuestras escuelas están construidas únicamente para aprender una profesión. Nuestras escuelas son buenas formando empleados pero no inversores que entiendan cómo funciona el dinero. El resultado es un ejército de personas que le tienen miedo al dinero y a la inversión, y que, para vivir, dependen de aquellos que si entienden sobre el dinero y la inversión, como sus empleadores o patrones.

Padre rico también decía: “Cuando aprendes una profesión, digamos doctor, aprendes a trabajar por dinero. Aprender a invertir es aprender a tener al dinero trabajando para ti. En el momento en que tienes al dinero trabajando para ti, tendrás tu boleto a la libertad”.

Aprender a invertir

Mi Padre Pobre no sabía cómo hacer que el dinero trabaje para él. Pasó toda su vida trabajando por dinero. Era un buen hombre y un buen trabajador, pero tuvo problemas financieros toda su vida. Si hubiera sido mi único ejemplo sobre el dinero, habría crecido hasta ser como él. Afortunadamente, el padre de mi mejor amigo, mi Padre Rico, me enseñó muchas cosas diferentes sobre el dinero y las inversiones.

Una de las formas en la que hizo esto fue jugando al Monopoly. Una y otra vez, me decía: “Una de las grandes fórmulas de riqueza se encuentra en este juego: Cuatro casas verdes, un hotel rojo”

Monopoly es un juego de cashflow (flujo de dinero). Por ejemplo, tener una casa verde en un terreno de tu propiedad puede darte $10 cuando alguien cae en el. Entonces, dos casas podrían darte $20. Tres podrían darte $30. Y un hotel podría darte $50. Básicamente, más casas verdes y hoteles rojos significan un mayor flujo de dinero. Es un juego simple, pero con una lección importante.

Valiosas lecciones de inversión de mi Padre Rico

Mi Padre Rico jugaba Monopoly en la vida real, y frecuentemente nos llevaba a su hijo y a mí a ver a sus casas y hoteles en la vida real. Viendo a mi padre rico, aprendí muchas lecciones valiosas sobre las inversiones, algunas de las cuales son:

1. Invertir NO es riesgoso

2. Invertir es divertido

3. Invertir puede hacerte muy, muy rico

4. Invertir puede liberarte de los problemas de ganarte la vida y preocuparte por el dinero

En otras palabras, si estás educado financieramente, puedes construir una tubería de flujo de dinero para vivir gracias a las inversiones; un oleoducto que produzca dinero en los buenos, y en los malos tiempos, cuando los mercados suban y cuando colapsen.

No arriesgues tu futuro creyendo la mentira de que invertir es arriesgado. No lo es, y tú puedes ser libre. Hoy, te animo a comenzar tu educación financiera y para pasar de la arriesgada vida de un empleado, a la vida de libertad financiera de un inversor. Lee algunos libros, asiste a un seminario, encuentra un coach y un mentor, y empieza en pequeño a aplicar las lecciones que aprendas. Ese es el camino hacia la libertad financiera.

¿Estás buscando más formas para convertirte en un empresario exitoso? Únete a nuestra comunidad de educación financiera gratuita aquí.

Publicado originalmente en RichDad.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB