Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Es por esto que es importante aprender de nuestros problemas

Publicado en Interés General | 2 de septiembre, 2015

erroresCada día realizamos acciones encaminadas a conseguir nuestros objetivos. Existen diferentes modelos de aprendizaje que nos pueden hacer percibir las cosas de una forma diferente.

Un aprendizaje de primer orden es un aprendizaje basado en las acciones. Para conseguir un objetivo llevamos a cabo una serie de acciones que si nos ofrecen un resultado positivo lo podemos dar como válido.

Sin embargo, cuando no obtenemos resultados, pasamos a un nivel más alto de aprendizaje. Ponemos el foco en el observador que somos. Analizamos la situación y la interpretamos, lo cual nos puede llevar a adquirir más conocimientos para crear nuevos tipos de acciones. Si ampliamos esta capacidad de acción y conseguimos el objetivo hemos logrado avanzar en nuestro aprendizaje.

El observador que somos en ese momento está enfocado en ampliar sus conocimientos, en aprender nuevas formas que nos permiten ver lo que antes no veíamos. Pero a veces tenemos que ir más allá y es aquí donde nos podemos quedar anclados. Si no cambiamos el observador, revisando nuestras creencias, nuestros valores, nuestro mundo, seguiremos sin obtener nuevos resultados.

Muchas veces, en estas circunstancias es cuando solemos actuar justificando el motivo o buscando una explicación que nos convenza de nuestra falta de responsabilidad. En cambio, en el momento que asumimos esa responsabilidad y somos capaces de ampliar nuestro campo de visión, creamos un nuevo observador y se multiplican las posibilidades de crear un nuevo camino. Aquí es donde se abre el camino al aprendizaje y ponemos el foco en el hacer y no en el ser. Además al cambiar nuestra visión, el aprendizaje entra en nuestro interior y los cambios duran para siempre.

Todos tenemos un ser, sin embargo, muchas veces nos mostramos con un “siendo”, con una forma de hacer las cosas que indican que estamos sintiendo. Por ejemplo, un día al llegar al trabajo nos comunican que nos han despedido. En este caso, posiblemente nos sintamos tristes y nos mostremos como tal. Este sería nuestro siendo, nuestra forma de mostrarnos con lo que estamos sintiendo.

Si continuamos con este pensamiento y ese estado de tristeza, posiblemente llegue a formar parte de un estado de ánimo que afecte a nuestro ser. Si nosotros tomamos esa responsabilidad y aprendemos a gestionar lo que nos está pasando con lo que está ocurriendo, posiblemente podremos hacernos cargo de nuestra emoción y desde ese nuevo observador tomemos conciencia de que podemos hacer algo para cambiarlo.

Si nosotros aprendemos a observarnos desde nosotros mismos, nos podremos hacer cargo de nuestra vida, nuestros problemas y buscar otras alternativas. No olvidemos que los problemas no existen, somos las personas las que los creamos. Lo que para mí es un problema, posiblemente para ti no lo sea. Al hacerme responsable, podré encontrar al menos alguna visión diferente.

Fuente: http://www.ahorasaludybienestar.es/aprender-problemas/6444

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB