Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Es fácil hacer lo que la gente exitosa hace

Publicado en Educación Financiera | 20 de junio, 2014

Robert KiyosakiPor Robert Kiyosaki

Por qué SER es más importante que HACER

Hacer lo que hacen las personas exitosas es fácil. Una de las razones por las que hay tantas personas ricas a las que no les fue bien en la escuela es porque la parte de “hacer” para llegar a ser rico es simple. No tienes que ir a la escuela para hacerte rico. La parte de “hacer” para hacerte rico definitivamente no es física cuántica.

Piense y hágase rico de Napoleón Hill es un libro clásico que leí cuando era más joven. Te recomiendo que lo leas también. Hay una razón por la que el libro comienza con “Piensa” en el título, en lugar de “trabaja duro” o “consigue un empleo.” El hecho es que las personas que simplemente trabajan más duro no son las que logran ser financieramente libres. En vez de eso, debes aprender a pensar de manera diferente a los demás, para no ir junto con la multitud.

En mi opinión, uno de los mayores activos que las personas exitosas tienen es que ellos piensan de manera diferente a todos los demás. Esto es porque si piensas como todo el mundo lo hace, entonces tendrás lo que todos los demás tienen. Y para la mayoría de la gente, lo que tienen es años de trabajo duro, impuestos injustos, y endeudamiento de por vida.

No es lo que haces lo que importa

Cuando alguien me pregunta: “¿Qué es lo que tengo que hacer para pasar del lado izquierdo del Cuadrante del Flujo de dinero (empleado y auto-empleado) al lado derecho (dueño del negocio e inversores)?” mi respuesta es: “No es lo que haces lo que tienes que cambiar. Es la forma en que piensas lo que tienes que cambiar.” En otras palabras, la clave radica en quién eres para poder hacer lo que tienes que hacer.

Por ejemplo, cuando era joven, aprendí sobre el dinero y la riqueza jugando al Monopoly con mi padre rico. Él me enseñó que la clave para ganar el juego era comprar cuatro casas verdes e intercambiarlas por un hotel rojo. Esa también es la fórmula de la riqueza en la vida real, y Kim y yo la hemos utilizado para hacer crecer nuestra riqueza.

Cuando le digo eso a la gente, sonríen. Seguramente no puede ser tan fácil, ¿verdad? Todo depende de ti. ¿Quieres ser el tipo de persona que piensa que comprar cuatro casas verdes y convertirlos en un hotel rojo es fácil? ¿O quieres ser el tipo de persona que piensa que es difícil?

Ser, solo entonces hacer

En la década de 1970, tomé una clase sobre establecimiento de metas. Me costó $150 (y mi fin de semana). No podía creer que estaba gastando tanto. Muchas veces, casi me eché atrás para poder ir a surfear a la playa, pero por suerte no lo hice. Lo que aprendí en esa clase de establecimiento de metas me ha ayudado a lograr lo que quería en la vida.

Al principio de la clase, la instructora puso estas palabras en la pizarra:

SER

HACER

TENER

Nos explicó: “Las metas son el ‘tener’ de estas tres palabras: Metas tales como tener un cuerpo bonito, tener una relación perfecta, o tener millones de dólares. Una vez que las personas averigüen sus metas, lo que quieren tener, comienzan a listar qué tienen que hacer para poder lograr la meta. Es por eso que la mayoría de la gente tiene listas de tareas pendientes. Fijan sus metas y entonces comienzan a hacer: ahí es también cuando empiezan a fallar.”

Usando la meta del cuerpo perfecto, la instructora habló sobre el enfoque de la mayoría de la gente toma: hacer una dieta e ir al gimnasio. “Esto dura unas pocas semanas”, dijo la instructora, ” y entonces la mayoría vuelve a sus viejos hábitos. Este es un ejemplo de hacer en lugar de ser.”

Y terminó con una línea muy poderosa, “No es la dieta lo que cuenta. Es quien tienes que ser para seguir la dieta lo que cuenta.”

Un nuevo modo de ser

Pasar de la parte izquierda del Cuadrante del Flujo de dinero hacia el lado derecho, no se trata tanto de hacer sino de ser. No es lo que los dueños de negocios o inversores exitosos hacen lo que marca la diferencia; es su forma de pensar y quienes son en lo más profundo de su ser.

La buena noticia es que no necesitas mucho dinero para cambiar tu forma de pensar. De hecho, puedes hacerlo de forma gratuita. La mala noticia es que a veces es difícil cambiar tus creencias más profundas sobre el dinero, las que te transmitieron de generación en generación, o aprendiste de tus amigos, del trabajo y de la escuela. Pero puedes hacerlo.

Padre Rico no intenta darte una lista con las cosas que tienes que hacer. Nunca fue sobre qué acciones comprar o cuál fondo de inversión es la más segura. Para nosotros, la educación financiera exitosa no te enseña lo que debes hacer, sino quién debes ser.

Desde nuestros inicios, siempre nos enfocamos en tus pensamientos (ser) para que puedas actuar (hacer) en lo que te permitirá llegar a ser financieramente libre (tener).

Publicado originalmente en RichDad.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Comentarios

  1. 1 21/06/2014 - Negocio Redondo:

    Muy bien articulo y estoy totalmente de acuerdo en lo que mencionas de que si piensas como todo el mundo lo hace, entonces tendrás lo que todos los demás tienen. Y para la mayoría de la gente, lo que tienen es años de trabajo duro, impuestos injustos, y endeudamiento de por vida.

    El mejor activo adquirido es el conocimiento y definitivamente del SER.
    ¡Saludos!

Subir »
FB