Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Equipo startup: La clave del éxito

Publicado en Negocios | 29 de agosto, 2016

equipoPues si no lo has hecho y quieres iniciar un proyecto en equipo, debes hacerte esa pregunta.

Es una cuestión super-importante, porque el éxito no es fácil y muchos proyectos fracasan antes del año. Y lo peor es que acaban con la ilusión de muchos emprendedores. ¡Espero que nunca te pase a ti!

Partimos de la idea que nuestra startup debe centrar sus energías en conseguir el ajuste problema-solución para un grupo de clientes, conseguir después el encaje producto-mercado, desarrollar un modelo de negocio viable y crear los motores de crecimiento para hacerlo escalable.

Por supuesto todo esto es clave, y además hay que hacerlo con poco dinero, mucho trabajo y esfuerzo.

Es más que probable que con todas estas tareas por delante, te olvides del ingrediente principal: un equipo startup motivado, comprometido, dispuesto a superar todo tipo de dificultades y alcanzar objetivos.

¿Por qué el equipo startup es la esencia del éxito?

En primer lugar te lo digo por experiencia: algunos proyectos en los que he participado y que sobre el papel eran perfectamente viables, han fracasado por falta de un equipo comprometido. Y también lo contrario: proyectos casi imposibles por los que no hubiera apostado, han salido a flote gracias al liderazgo, el compromiso del equipo y el esfuerzo compartido.

En los proyectos emprendedores, ya sean tecnológicos, sociales, verdes o de cualquier tipo, crear un equipo capaz de enfrentarse con determinación y coraje a cualquier reto, es clave para incrementar las probabilidades de éxito.

En opinión de emprendedores de éxito, el equipo startup es tan esencial para sacar adelante tu proyecto, que es más determinante incluso, que el modelo de negocio o el plan financiero, porque por muy brillante que sea tu idea inicial, siempre es necesario un equipo capaz de materializar el proyecto.

Con un buen equipo podrás sacar adelante un proyecto regular, pero con un equipo mediocre no serás capaz de conseguir nada, aunque cuentes con un excelente proyecto y financiación.

¿Cómo conseguimos el equipo startup “dream team”?

La clave para configurar un equipo startup capaz de enfrentarse a cualquier reto la encontrarás en los principios y valores fundamentales que el equipo deberá compartir y mantener siempre a flote. En el momento en que esto empieza a decaer, lo más probable es que el proyecto se venga abajo y se vuelva inviable.

Empieza por crear un equipo emprendedor multidisciplinar, que reúna las competencias necesarias para gestionar el proyecto. Esto no significa, ni mucho menos que tu equipo esté compuesto por “superestrellas”. Es bueno que todos puedan demostrar resultados y alguna experiencia, pero lo importante es crear un equipo startup comprometido a aportar su trabajo, tiempo y esfuerzo.

Por encima de la suma de capacidades lo realmente clave es asegurar que dichas personas estén fuertemente unidas y alineadas para convertir los objetivos del proyecto en resultados lo antes posible, compartiendo los mismos principios y valores, y su compromiso con el proyecto.

El modelo “socio capitalista-socio trabajador”, donde uno pone el dinero y otro la idea y el trabajo, esta condenada al fracaso y es muy difícil que funcione.

Steve Blank lo dice muy claro

En el Manifiesto del Desarrollo de Clientes, Steve Blank, no da estas claves para el equipo startup:

Hablamos de pasión (Regla nº 10)

“Una startup sin personas comprometidas y apasionadas está muerta el día que abre sus puertas”

Para emprender debes sentir pasión por lo que haces. Empieza por buscar una visión grande, que valga la pena y te haga diferente. Cuando la tengas, ponla por escrito y tenla siempre presente al tomar decisiones.

Cada día debe ser una oportunidad para crecer con ella y estar un poco más cerca de lo que quieres construir.

Equipo startup ágil

Los puestos de trabajo en una startup son muy diferentes de los de una gran empresa (Regla nº 11)

Una startup necesita un equipo con habilidades directivas muy distintas a las de una empresa consolidada “normal”.

“Las startups necesitan directivos que se sientan cómodos con la incertidumbre, el caos y los cambios”

También cómodos escuchando las objeciones de los clientes e interpretándolos, trabajar “sin guía”, y capacidad de ponerse en la piel del cliente.

En resumen, el equipo debe estar compuesto por personas con un “ADN especial”, que:

– Estén abiertas al aprendizaje y al descubrimiento, bastante curiosas, inquisitivas y creativas

– Estén ansiosas por buscar un modelo de negocio repetible y escalable.

– Sean lo suficientemente ágiles para afrontar los cambios diarios y trabajar sin un mapa.

– Estén dispuestas a desempeñar varios papeles, a menudo en un mismo día

– Se sientan cómodas celebrando el fracaso cuando conduce al aprendizaje y a la iteración

Tu equipo startup ideal deberá integrar los aspectos clave del proyecto de forma simple y transparente.

¿Por dónde empezamos a crear un equipo startup?

El pacto de socios se considera como un punto clave al iniciar una startup, porque sirve para poner por escrito las reglas de juego entre los componentes del equipo startup para gestionar y tomar decisiones.

Pero en esta etapa inicial, antes del pacto de socios deberíais conseguir un consenso acerca de lo que realmente os mueve a comprometeros en el proyecto y a poner sobre la mesa vuestras reglas del juego a nivel más personal. Y esto no siempre es fácil.

Para facilitar esta actividad, podemos utilizar la dinámica Agile Inception, también conocida como Inception Deck o simplemente Inception. Es una metodología compuesta por 10 actividades que os van a ayudar a enfocar al equipo startup hacia un mismo objetivo, aclarando dudas, evidenciando riesgos, y poniendo en común las expectativas de todo el grupo.

El objetivo de conseguir un consenso es tan importante, que todo proyecto debería empezar por aquí. Y además, hay que asumir desde el principio, que uno de los resultados posibles es que el proyecto no sea viable o sea demasiado arriesgado.

¿Cómo hacemos un Agile Inception?

En un Agile Inception se plantea una secuencia de 10 técnicas orientadas a obtener la visión de los puntos clave de un proyecto, desde un enfoque más de negocio hasta una conceptualización del proyecto y dimensionamiento del proyecto.

Para ejecutar todas las actividades propuestas, el equipo startup debe involucrarse y dedicar normalmente dos días completos de trabajo, porque muchas actividades buscan la creatividad o la reflexión y eso lleva su tiempo

Para ayudar a que las actividades fluyan es conveniente contar con una buena logística y a ser posible con un facilitador.

¿Cuales son las actividades?

En este post resaltamos la primera y sin duda más importante de las 10 actividades: todos los miembros del equipo deben responder una sencilla y trascendental pregunta: ¿Por qué estamos aquí?

Todos deben exponer sus motivos para querer ser parte del equipo startup y hacerlo de forma personal y sincera.

Sólo si todo el grupo implicado comparte los mismos motivos, la decisión correcta es seguir. Puede ser por ganar dinero, por un futuro profesional, por iniciar un negocio o lo que sea, pero debemos asegurarnos que todos compartimos objetivos, principios y valores. Y los que se unan más adelante también.

Esta es la pregunta determinante porque debería condicionar el seguir o no en el proyecto.

Sin entrar en detalle, las siguientes actividades se centran más en otros puntos clave del modelo de negocio: ¿Qué vamos a construir?, ¿Cómo vamos a construir? y ¿Cuanto va a costar en tiempo y dinero?

¡Todo sirve para unir al equipo!

Conclusiones

¿Esto es todo? – No, es sólo el comienzo. Hay mucho trabajo por hacer con nosotros mismos si queremos emprender en equipo. Dedicaremos algún otro artículo en el blog: “Continuará…”

Pero intentemos cambiar nuestra mentalidad de trabajo en equipo, porque nos han educado para trabajar de forma individual y jerarquizada. ¡Y cambiar esto, no es fácil!

Las empresas normalmente dividen las competencias del personal entre los “planificadores”, los “ejecutores” y los “controladores”. No se hace nada que no se haya planificado. En caso de duda consulta el manual o pregunta a tu jefe…, eso puede funcionar para negocios consolidados con una gestión basada en procesos (aunque las reglas del juego están cambiando en la nueva economía) pero no para una startup.

La startup es caótica por naturaleza, se rige por otras normas y para alcanzar el éxito es necesario crear una fuerte cultura de equipo, basar las relaciones en la confianza mutua, asegurar que la información relevante llega a todos y las decisiones importantes son compartidas, porque todo el equipo startup es propietario del proyecto.

Y, como hemos querido transmitirte desde el principio:

Por encima de la suma de capacidades lo realmente clave es asegurar que el grupo esté fuertemente unido y alineado para convertir los objetivos en resultados lo antes posible, compartiendo los mismos principios y valores, y un fuerte compromiso con el proyecto.

Fuente: emprendeyvive

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB