Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Empresario cubano que fue de cero a la cima de los negocios en España

Por Ivonne Gómez | Publicado en Historias | 9 de junio, 2016

Leopoldo Fernández Pujals“Es verdad que la suerte te acompaña, pero que te pille trabajando,” dijo en su acento cubano diluido por un dejo español el empresario Leopoldo Fernández Pujals, quien presenta esta semana en Miami su libro Apunta a las estrellas y llegarás a la Luna en el que se basa en su propia historia como ejemplo para lograrlo.

Al respecto, Fernández tiene mucho que contar. Es el creador de TelePizza en España que inició, según recuerda, con $20,000 y el slogan “El secreto está en la masa” y sacó la compañía a Bolsa en 1996 de cuya venta, comentó, le correspondieron aproximadamente $400 millones.

Luego, sin saber mucho del tema, compró la empresa de telecomunicaciones Jazztel la cual prácticamente estaba al borde de la quiebra. “Cuando compré Jazztel, muchos dijeron ‘esa va a ser el cementerio de Leo’ [como le dicen sus conocidos],” contó en una entrevista en el Restaurante Bulla, en Coral Gables, propiedad de su hijo Carlos Centurión (el tercer apellido de Fernández).

En septiembre del 2014, según relata en su libro, la compañía recibió una oferta pública de adquisición por un valor cercano a los $3,900 millones. Al concluir la venta, la ganancia Fernández la calcula en aproximadamente $500 millones.

Apunta a las estrellas y llegarás a la Luna es, en primer lugar, un legado para sus hijos, dos de su primer matrimonio y tres del segundo.

“Está escrito con el afán de que ellos sepan mi historia, como arranqué de cero, así como los principios gerenciales y de autoformación que he seguido para lograr el éxito,” dijo el empresario de 67 años.

Fernández quería ser ingeniero agrónomo en Cuba, donde vivió hasta los 13 años, en el seno de una adinerada familia de origen español, propietaria de una gran finca, que perdieron con la revolución. En 1959 se exiliaron en Miami.

En 1968, Fernández se enlistó en el cuerpo de marines de Estados Unidos y combatió en Vietnam. A su regreso, se graduó en finanzas en Stetson University, en Orlando, y entró en el mundo de los negocios como empleado de las multinacionales Procter & Gamble y luego Johnson & Johnson.

No obstante, desde cualquiera que fuese de su posición, dice no ha dejado de pensar en la libertad de Cuba. Ha apoyado el grupo de trabajo de los ex presos políticos, Plantados hasta la Libertad y la Democracia en Cuba y a la Fundación Elena Mederos. Una labor que describe en el capítulo de su libro Mi anhelo de libertad para Cuba.

“Leo nos apoyaba a los presos políticos con los viajes a Europa y a Latinoamérica para contar nuestro testimonio de lo que hizo el comunismo en Cuba. En 1996, nos puso en el banco cerca de $1 millón para esos viajes y para ayudar a presos políticos y sus familiares en Cuba, del cual usamos una parte y el resto se lo devolvimos. Todavía nos ayuda,” comentó Angel De Fana, director de Plantados hasta la Libertad y la Democracia en Cuba.

Fernández no le atribuye su éxito a lo que se enseña en las aulas académicas, aparte, cree firmemente en que el arte de vender se debería aprender en escuelas y universidades. Así lo confirma Marilina, psicóloga, nacida en España, su segunda esposa, quien escribió el prólogo del libro: “Leo suele decir con su acento cubano y usando sus propias palabras: tengo el brazo derecho más largo que el izquierdo…”

Luego, explica que se refiere a la época en que Fernández cargaba un maletín lleno de instrumental quirúrgico en sus visitas como vendedor a los hospitales. Con Johnson & Johnson, Fernández viajó de Miami a Guatelamala, luego a Panamá y, finalmente, se radicó en España, como ejecutivo de esta multinacional.

Su sueño, no obstante, era tener su propio negocio. “Los objetivos en la vida son como una colina a la que hay que esforzarse para llegar, pero cuando llega ahí, hay que seguir”, describió.

Fernández lanzó el libro en el edificio de la bolsa de Madrid, a finales del 2014, y está satisfecho con las ventas en tiendas como El Corte Inglés. Estudia propuestas de varias universidades españolas para que dicte una cátedra de emprendedores.

Fernández divide su tiempo entre sus residencias en Madrid, Segovia, Miami y Bahamas. En los últimos años, después de TelePizza y Jazztel, ha creado tres nuevos negocios. En Segovia, cuenta con la Yeguada Centurión, una hacienda de crianza de caballos de pura raza española; luego montó un criadero de halcones y, más recientemente, fundó una nueva cadena de pizza llamada La Original.

“La fórmula es igual, si funcionó la primera vez, funciona la segunda,” comentó de la receta.

En Miami, junto con su hijo, Carlos Centurión, creó el año pasado el negocio BattleFrog, una serie de carreras de obstáculos para niños y adultos, diseñadas y operadas por un grupo perteneciente a los Navy Seals, algunos activos y otros retirados.

BattleFrog hace uso del terreno de los parques, en los cuales monta las estructuras para las carreras por un número determinado de días. Las inscripciones y la compra de las entradas se realizan a través del internet. Las próximas series de BattleFrog serán el 28 de febrero y el 1 de marzo, en el Amelia Earhart Park, en Miami. Después, la serie se llevará a otras ciudades del país.

De su recorrido de cero a la cima, Fernández deja testimonio en Apunta a las estrellas y llegarás a la Luna.

Fuente: elnuevoherald

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB