Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Si tu empresa se hace mayor, ¿Dejarás de ser emprendedor?

Por Montse Mateos | Publicado en Negocios | 16 de agosto, 2017

empresaMantener la iniciativa, creatividad y entusiasmo que animaron el lanzamiento de tu negocio es el punto de partida para evitar que el éxito mate tu ‘start up’. Rodearte de un buen equipo hace el resto.

Bill Gates ha presumido en más de una ocasión de su capacidad para emprender… y no cabe duda de que su imperio es una muestra de su éxito. “Yo fallé en algunos exámenes, pero mi compañero pasó todo. Ahora él es un ingeniero de Microsoft y yo soy el dueño de Microsoft”.

Parece que esto de emprender no depende tanto de sacar buenas notas como del ingenio y la creatividad para los negocios, sin descartar, por supuesto, la visión de futuro. La idea y la adrenalina que alimentan el comienzo de un negocio, una plantilla reducida que facilita el contacto diario con los trabajadores y la puesta en común de todos los temas… pueden acabarse cuando la empresa crece y el fundador pasa de ser un colega al jefe que tiene que ocuparse más de dar a conocer la empresa fuera que de lo que sucede dentro.

¿Es posible ser emprendedor para siempre? Sí, pero para ello conviene seguir ciertas reglas:

Equipo

Incluye a pesimistas y optimistas en tu equipo inicial de colaboradores y, cuando la empresa crezca, mantenlos en el grupo directivo. Los que mandan tienen que ser los más optimistas, y también los más pesimistas si lo requiere la ocasión. Contar con estos aliados y detractores te ayudará a equilibrar tus decisiones y a tener los pies en la tierra.

Innovación

Ni los primeros empleados ni los que vienen después pueden tener miedo a los entornos de alto riesgo. Tú, como artífice de la empresa, tienes que ser el primero en transmitir este mensaje. Emprender significa innovar, probar cosas nuevas que nadie antes ha sido capaz de afrontar.

Como explica Matt Blumberg, fundador de Return Path -una herramienta de contabilización y certificación de correo electrónico- “en una start up necesitas a gente que esté cómoda haciendo pruebas y seleccionando lo que funciona”. Que ese talante emprendedor se mantenga en el tiempo depende en gran parte de esta premisa.

Transparencia

No permitas que a medida que tu empresa se hace mayor disminuyan tus ganas de comunicar la marcha del negocio.

Recuerda que la gente da lo mejor de sí misma cuando confías en ella y le das toda la información que necesita para tomar decisiones. Conocer los peligros ayudará a tu plantilla a pensar cómo hacerles frente; no te dejes tentar por la incertidumbre que reina en las grandes corporaciones.

Aprende a despedir

Si detectas que alguno de tus colaboradores deja de tener fe en tus ideas tienes que despedirle, de lo contrario minará la ilusión del resto.

Los empleados tóxicos no tienen cabida en un entorno laboral que ambiciona colaboración y buen rollo sano. Los jóvenes sin ataduras y responsabilidades familiares que contrataste en los inicios también crecen y, en ocasiones, un nuevo modo de vida les hace perder esa ilusión que les animó a emprender contigo. Un compromiso débil no te ayudará a mantener el éxito inicial.

Visión y productividad

No renuncies a la creatividad y a tu carácter visionario de los negocios. Esto no está reñido con la productividad. Comparte esta filosofía con tus colaboradores y hazles saber que deben aceptar los riesgos sin apartarse de los plazos: cumplir con un calendario es el mejor camino para hacer frente a los retos.

Irracionalidad

El Nobel de literatura Bernard Shaw dijo que “todo progreso depende del hombre irracional”. Tú debes ser el hombre irracional de tu empresa; debes sacar a la gente de su zona de confort.

El trabajo rutinario no tiene cabida en la innovación y la creatividad. El secreto para que la jornada laboral no se convierta en rutina está en conseguir a personas realmente buenas, darles confianza y escuchar sus ideas. Por muy irracional o descabellado que pueda parecer, a lo mejor resulta tremendamente práctico, ¿por qué no probarlo?

Recuerda que poner en práctica una idea ‘irracional’ fue el germen de tu negocio.

Talento

Evita que el éxito te lleve a creerte un semi-dios. Te alejarás de tus colaboradores y, por tanto, del negocio. Identifica, localiza y fomenta el talento de los que te rodean, asciende a aquellos que aportan más allá de sus obligaciones.

Rodney Brooks, fundador de iRobot Heartland Robotics -creador del robot aspiradora Roomba-, recomienda “buscar a la gente que tiene una idea global de la empresa, más allá de su equipo particular, y que es capaz de hacer aportaciones de amplio espectro. Es a ellos a quienes interesa hacer subir en tu organización”.

Tú eres la empresa

Steve Blank y Bob Dorf, autores de El manual del emprendedor (Ed. Gestión 2000), aseguran que los fundadores de un negocio son como los artistas y que “ningún consejo o recomendación se adapta a todas las situaciones que se pueden encontrar. Y no todos los consejos funcionarán siempre. Para eso están los emprendedores”.

Cinco claves para no perder el espíritu ‘start up’

Trabajar de una manera distinta forma parte de la esencia ‘start up’. Estas son las cinco claves para que ese espíritu no te abandone:

• Adiós a los tóxicos. La mala actitud de trepas, pelotas o escaqueadores no cabe en un modelo en el que todos tienen que arrimar el hombro.

• Trabajar diferente significa hacer las cosas de una forma distinta. Fomenta la iniciativa y las ideas de tus empleados.

• Prueba y error. Practica el ‘lean start up’, que consiste en sacar un producto lo antes posible, ponerlo a prueba entre los clientes potenciales y recoger su ‘feedback’ constantemente para desarrollarlo en función de sus necesidades.

• Haz hincapié en la acción y el impacto. Aquí no valen las reuniones infructuosas. Una ‘start up’ maneja plazos muy estrictos.

• Aprende haciendo, no te compliques en políticas y procesos, actúa y busca resultados rápidos.

Fuente: expansion

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB