Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

El poder de los objetivos bien definidos

Publicado en Educación Financiera | 3 de junio, 2010

Jim RohnMr. Shoaff me dijo una vez: «Jim, no creo que tu saldo en la cuenta corriente del banco sea un fiel indicador de tu nivel de inteligencia». (¡Me alegró mucho oír aquello!)

Luego continuó: «Creo que tienes mucho talento y capacidad y que eres más inteligente de lo que tú mismo piensas». Y resultó cierto; yo era más inteligente de lo que me imaginaba por aquel entonces.

«Entonces, por qué mi saldo en el banco no es mayor?», le pregunté.

«Porque no tienes suficientes motivos para que lo sea», contestó mi amigo, y añadió: «Si tuvieses las motivaciones necesarias llegarías a realizar cosas increíbles; tienes bastante inteligencia, pero no las razones suficientes».

Una idea clave, en verdad: Tener razones suficientes.

Desde entonces he descubierto lo siguiente: las razones vienen primero, las respuestas después. Da la impresión de que la vida tiene una misteriosa fórmula para camuflar las respuestas de tal manera que sólo se hacen aparentes a los que tienen la inspiración suficiente como para buscarlas, aquellos con motivos y razones suficientes para intentar descubrirlas.

Dicho de otra manera: cuando sepa bien lo que quiere y lo desee con la fuerza suficiente, encontrará fácilmente la manera de conseguirlo. Se revelarán sin más las respuestas, métodos, y soluciones que necesita para superar los problemas que se presenten a lo largo del camino.

Vamos a ver. ¿Qué ocurriría si usted necesitase ser rico? ¿Qué pasaría si la vida de algún ser querido dependiese de su capacidad para proporcionarle el mejor tratamiento médico?

Avanzando más aún, supongamos que se ha enterado de la existencia de un libro o de una casete que explica cómo amasar una fortuna. ¿Lo compraría? ¡Desde luego que sí!

Ahora está leyendo un libro sobre el éxito, y seguramente sabrá también que hay otros muchos libros y casetes muy buenos que tratan sobre la creación de la riqueza. Pero si no «necesita» ser rico, probablemente no los leerá ni perderá el tiempo escuchándolos. Un antiguo refrán dice: «La necesidad es la madre de la invención». ¡Cuánta verdad encierra este viejo dicho! Téngalo en cuenta, y trabaje primero sobre sus razones, y luego sobre las respuestas.

Fragmento de “Estrategias para alcanzar riqueza y felicidad” de Jim Rohn

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB