Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

El Coach Que Vive En Mí

Publicado en Interés General | 10 de junio, 2013

ColumnaPor Rita Tonelli

Atravesando y bendiciendo la emoción que me produce conversar de este tema, quiero compartir con vos, una de las partes vitales de mi historia, la que tiene que ver con mi profesión, vocación y misión.

Muchas veces, me piden que escriba una biografía de mi trayectoria para sitios web donde colaboro, para una presentación de una conferencia, etc. y me cuesta limitarme –como corresponde- en la extensión de la misma. Agradezco a mis oyentes cuando me preguntan personalmente acerca de esto, por otro lado, porque su interés en escucharme, me da una libertad que disfruto con toda mi alma.

Con mi experiencia de vida actual, puedo decirte que nací Coach. Sin embargo, tuvieron que pasar muchos años para que “el gusano llegara a ser mariposa”. No tuve acceso a un Coaching –no existía- que me permitiera canalizar mi pasión, darme cuenta de que mi ímpetu por hacer tenía que ver con el Compromiso que asumía en cada uno de mis actos espontáneamente, y tampoco encontré una guía para descubrir mi misión.

Lo que había y reconocía era un fuego interno permanente, un entusiasmo (llevar a Dios adentro) que me impulsaba hasta la exageración y una ansiedad en la búsqueda de algo que llenara todos mis deseos, en cuanto a una profesión.

Quise ser médico y no me animé. Hoy, lo puedo decir porque ya me perdoné por esta decisión equivocada, como también, y gracias al Coaching, aprendí a vivir entusiasmada sin exageración, y a buscar sin ansiedad.

Siempre me sentí diferente, distinta, pero esto que podría haberme apartado, alejada de los demás, producto de mi “inadecuación”, en vez de detenerme me motivó. Que los miedos están para atravesarlos debe haber sido también un aprendizaje que salió a la luz, desde muy chica.

El miedo a ser diferente impide que muchas personas busquen nuevas formas de resolver sus problemas. Robert T. Kiyosaki

Agradeceré toda mi vida a una amiga. Mónica A. quién –sin tener idea de lo que pasaba en mi interior en este aspecto- me re-envió una información sobre un Curso de Coaching. Utilizo esto para darte el motivo por el cual, en forma permanente, recomiendo compartir con tus amigos, todo lo que recibís respecto de algo que te gusta… Esta es la razón de aviso permanente: “Podés hacer una diferencia en la vida de otra persona.” Esto que ella hizo fue el primer paso hacia la vida que quería para mí. ¿Podés medir la importancia de esta sencilla acción?

Ya, en mi primer contacto con el Coaching, me sentí protagonista de esta frase:

Chun Sui, un sabio Maestro Zen un día se dijo:

“Has estado durmiendo varios inviernos como si fueras una mariposa.

¡¡¡Despierta!!!

Es hora que te des cuenta si sos una mariposa o el Maestro Chun Sui.

Ser Coach es mágico. Es mágico que…

Puedas comparar el desarrollo de un coachee desde que lo ves por primera vez y cuando opera tu transformación personal.

Te envíen un reconocimiento haciéndote saber que has sido el inspirador de alguien que tiene una vida plena.

Te agradezcan por haber pasado por la vida de una persona.

Puedas darte cuenta de cómo has cambiado, cómo has dejado lo que te hacía desgraciado y adoptado lo que te sirve, que hayas encontrado un equilibrio en tu carácter, que lograste confiar en tu proceso, que podés y agradecés permanecer en la incertidumbre, que un día te des cuenta… que no hay nada que te enoje, que podés pensar antes de re-accionar, que no juzgás, que comprendés y que te puedas declarar y considerarte un aprendiz permanente.

Ser Coach es mágico porque el Coaching es la varita mágica que te permite dar lo que las personas quieren recibir, guiar sin ordenar, ayudar a descubrir la misión y los talentos de los Coachees, porque el Coaching, amigo, es como se llama una de mis páginas de Facebook: “Un camino a la felicidad”. Esto no es solo un título ni un eslogan y deseo con el corazón que lo creas… por tu propio beneficio.

Te dejo con lo que considero “La Oración del Coach”. Yo le puse ese nombre porque cuando la conocí, no tenía ninguno y lamentablemente, tampoco se conoce su autor.

Via: http://ritatonellicoach.com.ar

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB