Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

El arte de vivir

Por Jaime Pereira | Publicado en Interés General | 13 de abril, 2016

vivirUn día, un experto en la materia me explicó que el estado natural del ser humano es la alegría, y que cuando una persona, de forma habitual, está triste debe ponerse inmediatamente en manos de alguien que pueda ayudarle, ya que seguramente tiene algún problema serio que necesita tratamiento.

Ya sabes, las emociones negativas: la tristeza, el miedo y la ira…

Pero no voy a dar una clase de psicología, entre otras cosas porque no tengo ni idea. Pero si quiero utilizar el sentido común para poder expresar lo que siento acerca del tema.

Estar alegre depende de uno mismo. Cada mañana al levantarnos tenemos dos opciones: ver la vida con optimismo o verlo todo negro ¿Qué prefieres?

 Imagino tu respuesta: te gustaría verlo todo de color de rosa, pero la realidad te lleva a verlo de color gris. Pero ¿por qué te lleva a verlo gris? La contestación es cosa tuya. ¿Eres consciente de que todo depende de ti, de tu actitud? ¿Por qué no lo intentas?

Cuando llegues a la oficina, en lugar de ver compañeros, intenta ver amigos. Es una tarea que merece la pena. En vez de ver las “miserias” de tu empresa, fíjate en aquellas cosas positivas que posee, aunque tu creas que son pocas. Cuando veas a tu jefe, piensa que puedes ayudarle a hacer las cosas mejor. Al entrar en tu despacho, rompe la rutina, haz las cosas de forma diferente. Acaba con todos esos movimientos casi rituales con los que empiezas la jornada.

Mientras viajas al trabajo, evita escuchar noticias irritantes en la radio, ponte una buena música y canta. Si, canta. El cantar relaja un montón. Esa es la razón por la que mucha gente al terminar la jornada laboral se apunta a formar parte de una coral. ¿Qué no tienes oído? Bueno, pero tienes voz y el resto se contagia de los demás.

Antiguamente, era muy corriente ver a las empleadas del hogar, mientras hacían las labores domésticas, cantar, no paraban de cantar. ¿Te has preguntado por qué el noventa por ciento de los albañiles se llevan el transistor a la obra? Les encanta escuchar y tararear las músicas, les alivia la jornada. Es más, no pueden trabajar sin ella.

Un ejercicio para esta semana: entra en Spotify, o en Deezer, o en Apple Music… vete al explorador y busca esta canción, “Gracias a la vida” de Mercedes Sosa, y también cantada por Los Chalchaleros… Una vez que la hayas encontrado, bájatela y escucha detenidamente la letra. Coge un lápiz y escríbela, deleitándote en ella. Luego, a modo de karaoke, intenta interpretarla… Disfruta, relájate, sueña, descansa…

Busca tiempo para hacer deporte, pero deportes aeróbicos. Sal al campo, corre, monta en bicicleta o simplemente camina. Cuando llegues a casa te sentirás otra persona. Merece la pena sacar tiempo para ello. Es bueno hacer del ejercicio físico algo esencial en la vida como lo es la comida o el dormir.

Por cierto, ¿a qué hora te acuestas? No le quites horas al sueño, es fundamental para recuperar todas las energías que has perdido. Apagar el ordenador, la tele, o la tableta es una disciplina necesaria para evitar el insomnio.

Tus amigos ¿Los ves? ¿Con qué frecuencia? Un amigo es una fuente de energía positiva. Te enseña y aprende ¿Hay algo más hermoso que la reciprocidad? Un amigo no es un tesoro, es una fortuna. Es alguien que lo sabe todo de ti y a pesar de ello te quiere. Las peñas son un escape para muchos, pero un escape positivo. Hay que buscar vías de evasión, que ayuden a mantener la moral alta y el espíritu alegre.

Cuando vayas a clase de Inglés, en lugar de torturarte, intenta verlo como una forma más de diversión, en donde podrás desfogarte. ¿Qué no avanzas? Eso te lo crees tú… Haz todo lo que esté en tu mano para que el aprendizaje del idioma sea un juego. Fíjate el objetivo de aprender cada día diez palabras. En un mes tendrás trescientas razones para sentirte feliz.

Y la naturaleza ¿Qué me dices? Aprovecha el fin de semana para recargar esas baterías apagadas. Salir al campo, con los tuyos, es una terapia con resultados extraordinarios. Decía Albert Einstein, que en las leyes de la naturaleza “se revela una razón tan superior que toda la racionalidad del pensamiento y de los ordenamientos humanos es, en comparación, un reflejo absolutamente insignificante”.

Como ves, todo es cuestión de actitud. Querer es poder, dice el refranero. Merece la pena hacer un esfuerzo por cambiar el color de la realidad. Si, como te decía en mi anterior post, eres capaz de equilibrar tu vida personal y laboral, estarás en el buen camino para hacer de tu día a día algo grande… Podrás hacer del vivir un arte

Fuente: jaimepereira

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB