Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"
Estás en Educación Financiera:

Aprende cómo funciona el dinero y como hacer que trabaje para ti.

Robert KiyosakiMientras estoy sentado aquí y escribiendo esto, se está desarrollando un enfrentamiento de lo que promete ser una larga y dura carrera presidencial en los Estados Unidos.

Este año, como parece ser en cada ciclo electoral, las personas se están alineando detrás de sus candidatos favoritos, hablando de ellos como si fueran los salvadores del mundo.

No soy ni republicano ni demócrata. Voto por el que crea que es el más inteligente y tenga más probabilidades de lograr cosas, las cuales siempre son probabilidades muy pequeñas.

Desde luego, no considero a ningún Presidente, ni a ningún gobierno para el caso, como el salvador del mundo. La mayoría de las veces los políticos hacen que el mundo sea peor, no mejor. Son siempre las personas trabajadoras las que luego se unen para hacer algo del desastre que les dejaron.

No sé cómo este ciclo electoral vaya a terminar, pero sí sé una cosa: ningún presidente va a lanzarse en picada y arreglar todos tus problemas por ti.

Sólo tú puedes hacer los cambio que necesitas hacer en tu vida.

También, mientras escribo, la bolsa de valores se está derrumbando. De hecho, los mercados de todo el mundo están cayendo. Estamos experimentando una gran corrección. ¿Continuará? No lo sé. No tengo una bola de cristal. Pero sí sé que la gente está preocupada y asustada. ¿Lo estás?

La gente está preocupada y asustada porque los políticos les dijeron que si dejaban que el estado administrara su dinero en la bolsa de valores, tendrían un futuro financiero seguro. Los políticos salvadores hablaron sobre el mercado de valores como si fuera la salvadora de la clase media.

Dos falsos salvadores.

No sé lo que pasará con el mercado de valores, pero sí sé que la única manera en la que puedes estar financieramente seguro es tomando tu dinero e invirtiéndolo con tus propias manos, y no con las de los políticos ni con la del mercado de valores.

Al crecer, a mi pobre padre le gustaba culpar a otros por sus tiempos difíciles. Cuando perdió su elección para un cargo público en Hawai, culpó a los votantes por ser estúpidos. Cuando perdió su trabajo, culpó a sus enemigos. Cuando perdió sus ahorros en un mal negocio, culpó a otras personas. Terminó amargado y enojado.

Yo amaba a mi padre pobre, pero habría sido un hombre mucho más feliz si hubiera aceptado la responsabilidad que tenía sobre su vida, sus opciones y circunstancias.

Mi padre rico, por el otro lado, también tuvo varias malas circunstancias en su vida. Tuvo que dirigir el negocio familiar desde una muy corta edad. Debido a esto no pudo tener una buena educación. Le puso muchas horas a dirigir el negocio. Sin embargo, usó eso para su ventaja, tomó las lecciones que pudo de la escuela de la vida. Su filosofía era que cuando la vida te da limones, haz limonada. Terminó rico, feliz, y vivió una vida plena.

La diferencia era la mentalidad. Padre pobre esperaba que otros lo salvaran. Padre rico quería salvarse a si mismo. Eso marcó toda la diferencia.

Hoy, ¿dónde está puesta tu esperanza? Piénsalo profundamente, y tal vez te sorprendas por lo que puedas encontrar. La respuesta para crear un futuro próspero se encuentra justo dentro de ti.

finanzas(Primera de dos partes)

Siempre he pensado que las personas construimos todos los días lo que somos y lo que tenemos.

Nuestras acciones nos definen sin duda alguna. Muchas de ellas son conscientes: son decisiones que tomamos día a día. Pero otras las hacemos sin darnos cuenta, estas son las que llamamos hábitos.

En cuestión financiera nuestras conductas —la forma como manejamos nuestro dinero— definen nuestra situación presente y futura. En algunos casos tomamos malas decisiones porque no tenemos información: por eso siempre he tratado en esta columna de transmitir cultura financiera y ayudar a las personas a tomar mejores decisiones con su dinero.

Pero en otros simplemente hacemos cosas porque así nos enseñaron o porque hemos adquirido un hábito: éstas son mucho más difíciles de modificar. Para poder hacerlo necesitamos primero darnos cuenta: tomar conciencia de ellos.

En cualquier caso, he compilado una lista de nueve conductas muy frecuentes de las personas, las cuales, si logramos erradicar o modificar, significarán un cambio muy positivo en nuestra vida:

1. Dejemos de gastar más de lo que ganamos.

Esto, por más sencillo que parezca, es la clave para tener finanzas personales sanas. Claramente las personas que gastan más de lo que ganan se endeudan: destruyen patrimonio. Esto tarde o temprano no es sostenible.

La única forma de crearlo es precisamente gastando menos de lo que ganamos, lo cual puede conseguirse de dos maneras: reduciendo nuestro gasto pero también incrementando el ingreso.

A veces las personas piensan que hacer un presupuesto limita sus opciones, yo digo que las abre, porque nos permite decidir, nosotros, cómo vamos a gastar el dinero que recibimos. Significa asignar prioridades, distribuir nuestro ingreso entre gasto corriente (consumo presente), el pago de nuestras deudas (consumo pasado; no es bueno seguir pagando algo que ya disfrutamos) e inversión para metas futuras.

2. Dejemos de incrementar nuestro saldo en tarjetas de crédito.

La gente se asusta cuando les pido hacer este ejercicio.

Saca los estados de cuenta de tus tarjetas de crédito de todo el 2015 y suma el monto de los intereses y comisiones, incluyendo IVA, que pagaste durante el año. ¿Cuánto dinero pagaste en total a los bancos? ¿Te imaginas haber podido ahorrar ese dinero para otras cosas?

Las tarjetas de crédito son una deuda muy cara y suelen representar un déficit en el gasto personal (es decir, por lo general son un indicador de que estamos gastando más de lo que ganamos).

Si ése es tu caso, deja de utilizarlas y enfócate en liquidarlas. Paga el mínimo y lo más que puedas para quedar libre de ellas de una vez por todas y comenzar a construir patrimonio.

3. Dejemos de vivir con la soga al cuello.

Siempre recomiendo a mis lectores tener un fondo de emergencias que cubra por lo menos entre tres y seis meses el gasto familiar corriente. Este rango está diseñado para asalariados, pero los freelancers necesitarán un poco más.

Esto es importante, ya que un fondo para emergencias es un “colchón” que nos permite sobrellevar las cosas en tiempos difíciles. Significa contar con liquidez para imprevistos. Significa salir de un punto donde nos sentimos con la soga al cuello, esperando con ansias a que nos llegue el pago de nuestro siguiente salario.

4. Dejemos de usar créditos de forma indiscriminada.

El crédito es una herramienta muy importante de planeación financiera personal: nos permite crecer si lo utilizamos de manera inteligente. Para sumar, no para restar.

De lo contrario, se vuelve un arma muy peligrosa, apuntada en contra nuestra y sobre todo en contra de nuestras finanzas.

Hay muchas personas que utilizan el crédito de forma indiscriminada: aún no han salido de una fuerte deuda, que apenas pueden pagar, cuando ya están tomando otra. Sentirse esclavo de las deudas es, realmente, atroz.

Reibox BlogContrariamente a la creencia popular, no es la inteligencia ni la educación lo que frena a la persona promedio para hacerse rico.

Son las creencias que la clase media tiene sobre el dinero lo que los mantienen luchando por sobrevivir en un mundo de abundancia. Es por eso que los ricos conscientemente construyen creencias sobre el dinero que sirven a sus intereses y los ayudan a desarrollar importantes sumas.

Si realmente quieres las riquezas de las clases altas, copia las creencias de los ricos, sabiendo que con el tiempo comenzarás a comportarte en base a ellas.

Mientras que la mayoría de las personas están buscando las respuestas en el exterior, los grandes saben que crear riqueza comienza en el interior. Primero adopta las creencias de las clases altas en torno al dinero, y entonces toma acciones basadas en esas creencias. Tus resultados seguirán a tus acciones.

Aquí tienes ocho citas que cambiarán tu perspectiva sobre el dinero, y te pondrán en camino a ganar más.

“La independencia es el único camino a la verdadera libertad, y ser tú mismo es su máxima recompensa.”

– Patricia Sampson

Tienes dos opciones cuando se trata de dinero: creer que es responsabilidad de otros cuidar de ti, o creer que todos los ciudadanos en una economía de libre mercado tiene la oportunidad de hacerse rico.

Los millonarios hechos a sí mismos creen en la independencia como principio en sus vidas. Cuando dejas la mentalidad de víctima y asumes la responsabilidad, eres libre de hacer tanto dinero como desees.

 “La riqueza fluye de la energía y las ideas.”

– William Feather

En sentido figurado, el dinero crece en los árboles; y los árboles son ideas. Mientras el hombre camine sobre la tierra, tendrá problemas que necesite resolver con ideas creativas. Y entre más problemas alguien resuelva, más rico se hará.

Así, mientras que la persona promedio opera con la creencia errónea de que el dinero es escaso y difícil de ganar, los ricos opera con la creencia de que el dinero es abundante y ganarlo es tan fácil como solucionar un problema pensando en el persistente y creativamente.

“Corre por tu vida lejos de cualquier hombre que te diga que el dinero es malo. Esa frase es la campana del leproso sobre un saqueador acercándose.”

– Ayn Rand

A la persona promedio le lavaron el cerebro para que crea que los ricos tienen suerte o son deshonestos. El pasaje bíblico que indica que el amor al dinero es la raíz de todo el mal ha sido mal citada diciendo que el dinero en sí es la raíz de todo el mal.

Como resultado de una pobre programación e ignorancia, la mayoría de las personas se enfocan en la carencia y limitación con respecto al dinero y no tienen una educación sobre lo que significa ser rico. Decide estar orgulloso de tu ambición, e ignora a las personas que te digan que querer ser rico es malo.

 “He concluido que la riqueza es un estado mental, y que cualquiera puede adquirir la mentalidad de los ricos con sólo pensar como ellos.”

– Andrew Young

Cuando comparas los pensamientos, creencias y filosofías sobre el dinero entre los ricos hechos a sí mismos y todos los demás, las diferencias son tan extremas como numerosas.

Pensar como los ricos significa dejar de tenerle miedo al dinero, y empezar a verlo como libertad y oportunidades. Deja de creer que la única manera de hacer más dinero es trabajando más horas. Deja de creer que no eres lo suficientemente bueno o lo suficientemente inteligente como para ser rico, y entiende que tienes todo lo que necesitas dentro de ti para ser tan rico como quieras.

“Un hombre sólo aprende de dos formas: una es por la lectura, y la otra por asociarte con personas más inteligentes.”

– Will Rogers

Nos convertimos en las personas con las que nos asociamos. Los millonarios piensan de forma diferente sobre el dinero que la clase media, y tienes mucho que ganar con estar en su presencia.

Las personas exitosas están de acuerdo en general de que la conciencia es contagiosa, y que exponerte a personas más exitosas tiene el potencial de ampliar tus pensamientos y catapultar tus ingresos. Rodéate de personas ricas y ve que sucede con tu perspectiva sobre el dinero.

 “Tanto la fortuna como el amor son amigos de lo atrevido.”

– Ovidio

A la persona promedio le dicen desde la infancia que se quede callada, que no se meta en problemas, y que no haga olas.

Nos enseñaron a fijar expectativas “realistas” para nuestras vidas. La visión del mundo que la mayoría de las personas adoptan es que la vida es peligrosa y aterradora, y que para sobrevivir con la menor cantidad de dolor posible, lo mejor es jugar a lo seguro y no correr riesgos.

Olvida ese consejo. Si quieres ser rico, tienes que aprender a ser atrevido, agresivo, y no tener miedo de  buscar la riqueza. No tengas miedo de cometer errores. Nunca te conformes con la mediocridad financiera. Se atrevido en tu manera de hacerte rico.

“Los viejos siempre están aconsejando a los jóvenes que ahorren dinero. Ese es un mal consejo. No ahorres cada centavo. Invierte en ti mismo.”

– Henry Ford

En vez de enfocarte en los gasto y en el ahorro, enfócate en ganar más.

La mejor manera de hacer esto: Invierte en ti mismo. Los campeones están siempre buscando mejorar sus habilidades. Hacen todo lo posible para poder lograr una ligera ventaja por sobre sus competidores.

Algunas maneras de mejorar: lee, encuentra un coach, escucha audios sobre desarrollo personal, o asiste a seminarios. La escuela nunca termina para los grandes.

“El hombre ha nacido para ser rico, o inevitablemente enriquecerse, a través del uso de sus facultades.”

– Ralph Waldo Emerson

Existe la creencia generalizada entre las masas que les dice que no tienen derecho, ni son lo suficientemente buenos como seres humanos para pedir, esperar, o rogar por prosperidad más allá de sus necesidades básicas. ¿Quién soy yo, se preguntan, para convertirme en millonario?

Los millonarios hechos a sí mismos se preguntan, ¿Por qué no yo? Soy tan bueno como cualquiera y merezco ser rico. Si puedes elegir ser rico, ¿Por qué conformarte con la mediocridad? Por supuesto que no es tan fácil como suena, pero comienza con tomar la decisión.

Kim KiyosakiSi me dieran un dólar por cada vez que oí a alguien decir que iba a ahorrar más dinero, sería aún más rica.

Y si tuviera un dólar por todos los artículo que salen diciendo cómo puedes ahorrar dinero, sería la mujer más rica del mundo!

Es maravilloso que tantas personas estén buscando cómo estar más saludables financieramente, y el hecho de que la gente esté lista para leer y aprender más es una gran oportunidad.

Por desgracia, es una oportunidad que a menudo es desperdiciada por consejos inútiles o, a veces, incluso perjudiciales.

Los consejos financieros estándares

Tomemos, por ejemplo, el artículo del sitio EmpowerHER.com llamado “9 Ways You Can Start Saving Money Right Now,” en el cual la autora da las siguientes formas de ahorrar dinero:

• Apégate a un presupuesto
• Contribuye a tu jubilación
• Deja de fumar
• Come en casa
• Compra en liquidaciones
• Compra y vende en tiendas de consignación o de reventa
• Compra tarjetas de regalo con descuentos
• Usa esas tarjetas de regalo
• Usa cupones

Con excepción de dejar de fumar (El cual deberías hacer sin importar si ahorraras dinero o no), estas sugerencias se pueden resumir de dos formas:

• Ahorra dinero
• Corta tus gastos

Cómo hacer un presupuesto como las personas ricas

Y cuando se trata de presupuestar, si no estás usando tu presupuesto como una manera de pensar en grande sobre tus posibilidades financieras, y en lugar de eso lo estás usando como una forma de reducir tus gastos o saber cuánto dinero “extra” puedes gastar, estás perdida.

Y así es como la mayoría de las mujeres presupuestan: como una forma de realizar un seguimiento de los ingresos y los gastos, pero no como una motivación para cambiar tu situación financiera. Para la mayoría, todo se reduce a dos cosas: reducir los gastos y ahorrar dinero.

Pero no es así como los ricos hacen sus presupuestos. Ellos no buscan hacer ninguna de esas cosas. Una historia tal vez te ayude a entenderlo.

¿Cómo puede un pasivo ser un activo?

Hace varios años, Robert me dijo que quería comprar un nuevo y lujoso coche. Teníamos el dinero para comprarlo, pero odiamos ver cuanto “dinero extra” nos queda y entonces comprar lo que queramos con ese dinero. Si hiciéramos eso, lo único que conseguiríamos sería un pasivo, y tener menos dinero.

Entonces, Robert y yo decidimos que él podía comprar el coche, sólo después de adquirir un activo que cubriría los costos con el flujo de dinero resultante. La historia corta, Robert encontró el activo, lo adquirió, y entonces compró su coche.

La mejor parte es que una vez que el coche esté pagado, todavía tendremos el activo, el cual seguirá ganando dinero para nosotros todos los meses.

La importancia de los ingresos pasivos

¿Cuál es la clave de este enfoque? Los ingresos pasivos.

La mayoría de las personan ganan su dinero sólo a través de los ingresos ganados, es decir, de sus salarios o bonificaciones. Para poder ganar dinero, tienes que seguir trabajando. En este escenario, tu única opción real es administrar tus ingresos y tus gastos, y asegurarte de no gastar demasiado.

Con los ingresos pasivos, los activos hacen dinero por ti, incluso cuando no estás trabajando. Por lo que, al hacer que tu gasto primario sea comprar activos, estás usando el dinero de tus gastos para crear aún más dinero. En el proceso puedes entonces permitirte incluso más artículos de lujo y despilfarros, mientras construyes tu riqueza.

Decide hacer más dinero

Cuando ves los consejos financieros como los de la lista que cité más arriba sobre cómo ahorrar dinero, la verdadera tragedia es que perpetúa la mentalidad sobre el dinero de los pobres en las personas.

Por ejemplo, buscar ofertas como cupones, liquidaciones, tarjetas de regalo y descuentos requiere de mucho tiempo y energía. ¿Ahorras dinero? Sí. ¿Tu inteligencia financiera aumenta? No. El único conocimiento que crece es el conocimiento sobre cómo ahorrar más dinero, no cómo hacer más dinero.

Por el contrario, si gastas tanto tiempo y energía en aprender a hacer más dinero a través de negocios e inversiones como lo hiciste para aprender a ahorrar más dinero a través de cupones y ofertas, estarás mucho mejor financieramente al final.

Me alegra que estés pensando en tu futuro financiero! Te animo a empezar a pensar en cómo puedes hacer más dinero. En el proceso, ahorrarás más, crecerás más y disfrutarás más de la vida.

Robert KiyosakiImagina que eres un jugador en un juego.

En este juego, te ponen en el campo sin decirte ninguna de las reglas. Además, la persona que dirige el juego puede cambiar esas reglas en cualquier momento sin previo aviso. Justo cuando crees que estás entendiendo las cosas, tienes que aprender una completa nueva forma de jugar.

Ahora, una pregunta, ¿crees que tienes posibilidades de ganar este juego?

La respuesta es, por supuesto, no. Lo más probable es que pienses que este es un juego horrible, uno que probablemente nunca jugarás. Pero aquí está el problema: se trata de un juego que juegas todos los días.

Es el juego llamado dinero.

En este juego, los maestros de juego (los políticos y los bancos centrales) están siempre cambiando las reglas. Ya sea aumentando las tasas de interés, imprimiendo dinero, cadenas de margaritas, o más, ellos siempre están tirando de las palancas. La clase media y los pobres siempre están jugando a alcanzarlos. Los ricos siempre están un paso adelante.

Mientras crecía, tuve dos padres. Mi padre pobre, mi padre natural, era un jugador pasivo en el juego del dinero, siempre un paso por detrás. Mi padre rico, el padre de mi mejor amigo, era un jugador informado en el juego, siempre anticipando la siguiente jugada.

En 1955, mi padre pobre siempre decía: “Ve a la escuela, obtén buenas calificaciones, y encuentra un empleo seguro y con beneficios.” Mi padre rico, por el contrario, siempre decía, “ocúpate de tu propio negocio.”

Mi pobre padre no creía que invertir fuera importante. Él decía: “Las empresas y el gobierno son responsables de tu jubilación y necesidades médicas. Un plan de retiro es parte de tu paquete de beneficios, y tienes derecho a ellos.” Mi padre rico decía: “Ocúpate de tu propio negocio.”

Mi padre pobre creía en ser un hombre bueno y trabajador. Él decía: “Encuentra un trabajo y sube por la escalera corporativa. Recuerda que a las empresas no les gusta la gente que cambia mucho de trabajo. Las empresas recompensan a las personas por su antigüedad y lealtad.” Mi padre rico decía “Ocúpate de tu propio negocio.”

Mi padre rico creía que debías desafiar constantemente tus ideas. Mi padre pobre creía firmemente que su educación era valiosa y la cosa más importante. Creía en la idea de respuestas correctas y respuestas incorrectas.

Mi padre rico creía que el mundo siempre está cambiando, y teníamos que estar continuamente aprendiendo. Padre rico no creía en respuestas correctas o incorrectas. Creía en viejas y nuevas respuestas.

Hoy en día, ir a la escuela y obtener buenas calificaciones la mayoría de las veces resulta en una deuda agobiante, en vez de un puesto de trabajo seguro.

Hoy en día, nadie espera que, ni el gobierno ni ninguna empresa, cuide de sus jubilaciones y salud por el resto de sus vidas.

Hoy en día, las empresas están despidiendo gente todo el tiempo. Ya no recompensan la lealtad y la antigüedad, y la única manera de subir la escalera corporativa es saltando a una nueva todo el tiempo, y saltar a un peldaño superior.

Hoy en día, las reglas de mi padre pobre son reglas viejas, pero las reglas de mi padre rico sigue vigentes, “Ocúpate de tu propio negocio.”

No sé lo que pasará mañana. Nadie lo sabe. Pero sí sé una cosa. Si quieres tener éxito en la vida y ganar en el juego del dinero, necesitas “Ocuparte de tu propio negocio,” aprendiendo y adaptándote continuamente. Cualquier cosa menos es una hoja de ruta directo al fracaso.

Así que, ¿Cómo vas a jugar?

dineroMuchas personas sueñan con hacer un millón de dólares. La libertad financiera que llega al ser millonario es suficiente para atraer a cualquier persona en todo tipo de profesión.

Pero, ¿cómo haces un millón de dólares cuando no se tiene mucho?

Te tengo algunos tips que te pueden ayudar a lograrlo.

1. Encuentra a un mentor que lo haya logrado

Un mentor puede ser tu mejor aliado para lograr riqueza ya que puede darte buenos consejos. Yo no lo tuve, pero puedo ver lo mucho que se me hubiera facilitado el camino si hubiera tenido un guía a mi lado.

2. Reconoce que no tienes que ser perfecto

Hacer dinero no es cuestión de perfección, sino de dedicación. Estudia mucho, aprende de tus errores. Vas a fallar, y eso está bien, pero el éxito se trata de cómo reaccionas a tus fracasos.

3. Recuerda que las pequeñas ganancias hacen una gran victoria

No vas a lograr cerrar un trato de negocios de un millón de dólares en tu primer intento. De hecho, esta meta se logra con la acumulación de una ganancia pequeña a la vez.

Realmente no importa cómo empieces, mientras vayas administrando tus pequeñas victorias.

4. Utiliza estrategias alternativas

Hay miles de inversionistas que fallan porque no se atreven a pensar más allá de lo convencional. Debes estar dispuesto a ver métodos alternativos para lograr el éxito que tanto buscas.

¡Atrévete a imaginar y a buscar estrategias que sean ideales para ti!

5. No esperes éxito inmediato

No vas a conseguir la riqueza que buscas en cuestión de días, semanas o meses.

No te enfoques en qué tan rápido puedes alcanzar la meta que te propongas, primero, céntrate en aumentar tu conocimiento. Esto te ayudará a tener bases más sólidas para aumentar tus finanzas en el futuro. Recuerda, la ganancia siempre es resultado de la educación.

6. Asume que tienes que trabajar más duro que los demás

Muchos de nosotros queremos lo que los demás tienen, pero no lo conseguimos. Esto causa que algunas personas generen excusas cuando no tienen el éxito financiero que desean.

Deja de poner pretextos y acepta el hecho de que vas a tener que trabajar más duro que los demás para conseguir lo que quieres. No importa que estés empezando desde cero o si tienes algo de dinero de tu familia, para ser millonario se requiere un gran esfuerzo.

7. Ten las motivaciones correctas

No luches por esta meta por razones superficiales. Sí, tener dinero y notoriedad es lindo, pero puedes buscar una motivación más profunda.

Desafíate a ser la mejor versión de ti mismo y piensa en las recompensas como un beneficio secundario.

Estos tips no son los únicos consejos que te ayudarán a tener un millón de dólares. Necesitas estudiar y dedicarte al máximo. Pero si lo haces, puede que seas un millonario antes de lo que esperas.

Robert KiyosakiPadre rico a menudo hablaba sobre los inversores sofisticados.

“Un inversionista sofisticado es un inversor que entiende cada uno de los diez controles de los inversores”, decía. Él consideraba que estos diez controles fueron la clave para hacer grandes sumas de dinero en los mercados.

La semana pasada compartí los primeros cinco controles para maximizar el éxito de las inversiones. Esta semana quiero compartir contigo las últimas cinco.

Control del Inversor #6: Control sobre operaciones de intermediación

Los inversores sofisticados que tienen influencia sobre la inversión pueden dirigir la forma en que la inversión es vendida o expandida.

Como inversores externos de otras empresas, los inversores sofisticados realizan un seguimiento cuidadoso del rendimiento de sus inversiones y le indican a sus corredores cuando comprar o vender apropiadamente.

Muchos inversores de hoy dependen de sus corredores para saber cuándo comprar y vender. Eso no es sofisticado. Es una tontería.

Control del Inversor #7: Control sobre el E-T-C (Entidad, Tiempos, Características)

“Después del control sobre ti mismo, el control sobre el E-T-C es el control más importante,” decía padre rico. Para tener control sobre la entidad, los tiempos y las características de tus ingresos, necesitas entender sobre corporaciones, seguridad y la ley tributaria.

Padre rico realmente entendió los beneficios ofrecidos a través de elegir adecuadamente la entidad, con el fin de año correcto, y convertir la mayor cantidad de ingresos ordinarios en ingresos pasivos o de cartera como sea posible. Esta estrategia combinada con la capacidad de leer los estados financieros lo ayudó a construir su imperio financiero más rápidamente.

Control del Inversor #8: Control sobre los términos y condiciones de los acuerdos

El inversor sofisticado tiene el control sobre los términos y condiciones de los acuerdos que él o ella hace en nombre de la inversión.

Por ejemplo, cuando intercambio y vendo varios de mis pequeñas casas por un pequeño edificio de apartamentos, uso la ley impositiva (Sección 1031 en U.S.) que me permite diferir la ganancia. Con eso no tengo que pagar impuestos por la venta porque yo controlé los términos y condiciones del acuerdo.

Control del Inversor #9: Control sobre el acceso a la información

Como inversor insider (interior), el inversor sofisticado tiene control sobre el acceso a la información.

Aquí es donde el inversor tiene que entender los requisitos legales de información privilegiada impuestas por la SEC en los Estados Unidos (otros países tienen organizaciones de supervisión similares).

Control del Inversor #10: Control sobre cómo devolver

El inversor sofisticado reconoce la responsabilidad social que viene con la riqueza y la devuelve a la sociedad. Esto puede ser a través de donaciones de caridad o filantropía. Algunos lo hacen a través del capitalismo, creando empleos y expandiendo la economía.

¿Estás listo para convertirte en un inversor sofisticado?

Robert KiyosakiPadre rico a menudo hablaba sobre los inversores sofisticados.

“Un inversionista sofisticado es un inversor que entiende cada uno de los diez controles de los inversores”, dijo. Estos diez controles fueron la clave para hacer grandes sumas de dinero en los mercados.

Esta semana voy a compartir los primeros cinco controles que mi padre rico me enseñó, y voy a terminar con los siguientes cinco en el post de la próxima semana.

Control del Inversor #1: Control sobre tú mismo

“El control más importante que debes tener como inversor es el control sobre tú mismo,” dijo padre rico.

A la mayoría de nosotros nos enseñaron en la escuela a convertirnos en empleados. Sólo había una respuesta correcta, y cometer errores era horrible. No nos enseñaron educación financiera en la escuela. Una vez que sales de la escuela, necesitas de mucho trabajo y tiempo para poder cambiar tu forma de pensar y llegar a estar financieramente educado.

Un inversor sofisticado sabe que hay varias respuestas correctas para cualquier situación dada, que el mejor aprendizaje llega a través de cometer errores, y que la educación financiera es esencial para tener éxito.

Ellos no se ponen nerviosos cuando cometen un error. Más bien, tienen control sobre sí mismos para aprender y hacerse mejores por los errores. Ellos conocen sus propios estados financieros, y entienden cómo cada decisión financiera que hacen eventualmente afectará sus estados financieros.

Control del Inversor #2: Control sobre las proporciones ingresos/gastos y activos/pasivos

Este control se desarrolla a través de la educación financiera. Mi padre rico me enseñó los tres patrones de flujo de dinero, el de las clases pobres, medias y los ricos.

Los pobres gastan cada centavo que ganan y no poseen activos. Simplemente es: dinero que entra, dinero que sale.

La clase media acumulan más deudas a medida que se hacen más exitosos. Un aumento de sueldo los califica para pedir más dinero prestado al banco para poder así comprar cosas como coches, barcos, vacaciones, y mucho más. A medida que sus ingresos aumentan, también lo hace su deuda personal. Eso es lo que llamamos la carrera de ratas.

Los ricos tienen activos que trabajan para ellos. Ellos lograron el control de sus gastos y se centran en adquirir o construir activos. Sus negocios pagar la mayor parte de sus gastos, y tienen sólo unos cuantos, o ningún, pasivos personales.

Los inversores sofisticados enfocan su tiempo y energía en comprar activos que pongan dinero en sus bolsillos, no pasivos que saquen dinero de sus bolsillos. Es así de sencillo.

Control del Inversor #3: Control sobre la administración de una inversión

Un inversor que posee suficiente porción de una inversión como para poder controlar las decisiones de la administración, tiene este tipo de control del inversor. Este inversor puede ser un único propietario o poseer las suficientes acciones como para poder involucrarse en el proceso de la toma de decisiones.

Las habilidades que se aprenden al construir un negocio exitoso con el Triángulo DI son esenciales para este inversor.

Una vez que el inversionista sofisticado posee estas habilidades, él o ella estarán en mejores condiciones para analizar la eficacia de la administración en otras potenciales inversiones. Si la dirección parece competente y exitosa, el inversor estará más cómodo poniendo dinero en ella.

Control del Inversor #4: Control sobre los impuestos

El inversor sofisticado aprendió sobre las leyes fiscales, ya sea a través del estudio formal o haciendo preguntas y escuchando a buenos asesores. El lado derecho del Cuadrante del Flujo de Dinero ofrece ciertas ventajas fiscales que el inversor sofisticado utiliza cuidadosamente para minimizar los impuestos que debe pagar y aumentar los impuestos diferidos siempre que sea posible.

Por ejemplo, en los Estados Unidos, las personas en el lado D (Dueños) e I (Inversores) del cuadrante gozan de muchas ventajas fiscales que los del lado E (Empleado) y A (Auto-empleados) no tienen.

Gran parte de los ingresos del inversor sofisticado es en forma de ingresos pasivos y de cartera, por lo que no tienen que pagar impuestos para el seguro social, como la seguridad social y Medicare por ese dinero.

Ellos pueden usar las leyes fiscales de diferir el pago de impuestos, a veces indefinidamente.

Ellos pueden pagar los gastos con dinero antes-de-impuestos y ser gravados sólo por los ingresos netos.

Estas y muchas otras ventajas le dan al inversor sofisticado una enorme ventaja por sobre los que invierten en los cuadrantes E y A.

Control del Inversor #5: Control sobre cuando compras y cuando vendes

El inversor sofisticado sabe cómo hacer dinero en un mercado al alza, así como en uno a la baja. Al construir un negocio, él o ella tiene una gran paciencia. A veces me refiero a esta paciencia como “gratificación retrasada.” Un inversionista sofisticado entiende que la verdadera recompensa económica se logra después de que la inversión o negocio es rentable, y se puede vender o hacerla pública.

La próxima semana, voy a cubrir los últimos cinco controles de los inversores que un inversor sofisticado hace. Así que asegúrate de no perderte ese post.

Kim KiyosakiTu “círculo” se compone de las personas que te rodean.

Es probable que tengas varios círculos en tu vida. Es posible que tengas tu círculo familiar, tu círculo laboral o de negocios, y tu círculo de amigos. Si tienes un hobby o haces algún deporte, entonces tienes un círculo relacionado con esos intereses también.

Si quieres tener éxito financiero, es fundamental que elijas tu círculo de inversiones sabiamente. Y cuando se trata de tu círculo, hay tres cosas que puedes controlar: amigos, mentores y grupos.

Elige a tus amigos

Mi amiga Jayne me dio algunos consejos años atrás cuando le comente mi meta con The Rich Dad Company. Era una meta grande y atrevida. Le dije que quería hacer mi meta real en mi mente compartiéndola con más y más personas. Pensé que entre más la compartiera, más oportunidad tenía que se hiciera realidad.

Las palabras de Jayne fueron: “Es bueno compartir tu meta con otras personas, sólo ten cuidado con quien  la compartes. No todos te apoyarán para conseguir lo que quieres. No todos son verdaderos amigos.”

Siendo optimista, quise demostrarle a Jayne que estaba equivocada. Quería creer en lo bueno que hay en todos. Pero, poco después, en una fiesta de Año Nuevo, llegué a entender de primera mano que Jayne tenía razón.

Una amiga mía que pasó por un problema de salud compartió su meta de perder 13 kilos. Había contratado a un entrenador personal y se lo estaba tomando en serio. Cinco de nosotras la aplaudimos, pero más tarde una de sus “amigas” se nos acercó y nos dijo: “Ella nunca lo logrará. Ya lo intentó antes, sabes, y no lo logró. No creo que tenga la disciplina necesaria.”

Con amigos así, ¿quién necesita enemigos? El secreto del éxito es rodearte de personas que sinceramente te apoyen y te animen a alcanzar tus metas financieras. Tome la decisión hace algunos años de sólo hacer negocios y sólo construir amistades con personas con las que verdaderamente me guste estar, y que sean honestas conmigo. La vida es demasiado corta como para hacerlo de otra forma.

Busca mentores

Los mentores son aquellos que tienen la experiencia y que lograron las cosas que quieres lograr tú. Hay un montón de diferentes tipos de mentores, incluyendo inversionistas, de negocios, físicos y mentores personales.

Mi buen amigo Ken es uno de mis mentores en inversiones. Es dueño de una de las mayores empresas de propiedades de inversión en el suroeste y es un inversor muy exitoso. Lo que me encanta de Ken es que él y yo nos reunimos para discutir un posible acuerdo y pasamos buen tiempo analizando los pros y los contras. Siempre salgo con una satisfacción enorme de la reunión porque sé mucho más de lo que sabía cuando comenzó.

Muchas personas me preguntan cómo encontrar un mentor. No tengo una fórmula mágica para eso. La mayoría de las veces ocurre por casualidad. Sin embargo, y lo más importante, es que tienes que tener tus ojos y tu mente bien abiertos. Como dice el viejo proverbio, “Cuando el alumno está listo, el maestro aparece.”

Junta un grupo

Creo que las mujeres aprendemos muy bien de otras mujeres. Es por eso que animo a las mujeres para formar grupos-de-mujeres de inversión. No me refiero a los grupos en que juntan dinero para invertir, y no estoy hablando sobre grupos de apoyo que se enfocan en la educación.

Para estos tipos de grupos, establece estándares altos. Invita sólo a mujeres que tomen en serio su educación financiera y estén dispuestas a aprender y tomar acción. Busca mujeres que piensen como tú y de mente abierta, y que estén dispuestas a explorar nuevas ideas y oportunidades.

El punto principal es el siguiente: rodéate de personas (y haz esto en todas las áreas de tu vida) que te apoyen, que sean honestas contigo, y que te animen a seguir adelante, durante los buenos y los malos tiempos, para lograr tus sueños, especialmente tus sueños financieros.

Robert Kiyosaki¿Alguna vez escuchaste a alguien decir: “Si tuviera un montón de dinero, todos mis problemas de dinero se resolverían”?

Las personas con esta actitud no entienden que tener más dinero no resuelve tus problemas de dinero. Sólo trae nuevos problemas. Es por eso que puedes ver a un montón de atletas que provienen de ambientes pobres que tienen problemas de dinero a pesar de haber ganado millones de dólares al año.

Es también por eso que muchos ganadores de la lotería terminan quebrados. Ellos no saben qué hacer con el dinero una vez que lo tienen.

Las siguientes son seis razones por las que la gente rica también va a la quiebra:

1. Las personas que crecen sin dinero no tienen idea de cómo manejarlo

Demasiado dinero a menudo es un problema tan grande como no tener suficiente dinero.

Si una persona no está capacitada para manejar grandes sumas de dinero, o no tiene una educación financiera apropiada ni asesores, terminarán, o bien escondiéndolo en el banco, o simplemente perdiéndolo. Como mi padre rico dijo: “El dinero no te hace rico. La educación financiera sí.”

2. Cuando las personas se hacen ricas, la euforia emocional es como una droga que aumenta su estado de ánimo

Mi padre rico dijo: “Cuando el ‘dinero pega’, las personas se sienten más inteligentes, cuando en realidad se están haciendo más estúpidas. Creen que son los dueños del mundo y de inmediato salen y empiezan a gastar su dinero como el Rey Tut con tumbas de oro.”

Como dice el viejo refrán, “El dinero quema agujeros en los bolsillos”… y en fortunas.

3. Lo más difícil para muchas personas es decirles no a las personas que aman cuando estas les piden dinero prestado

He visto a muchas familias y amistades romperse cuando una persona repentinamente se vuelve rica. Como dijo mi padre rico, “Una habilidad muy importante para hacerse rico es desarrollar la capacidad de decirte no a ti mismo y a las personas que amas.”

Las personas que se vuelven ricas y empiezan a comprar grandes casas y barcos no son capaces de decirse no a sí mismos y mucho menos a sus seres queridos. Terminan con más deudas sólo porque de repente tienen un montón de dinero.

4. La persona con dinero de repente se convierte en un “inversor”, pero sin educación financiera ni experiencia

Cuando las personas tienen dinero, automáticamente creen que son financieramente inteligentes, incluso si nunca tuvieron dinero antes y simplemente tuvieron suerte.

Cuando te haces rico, de repente tienes personas golpeando tu puerta involucrándote en sus “infalibles” inversiones. Pero sólo porque califiques para las grandes inversiones no significa que sepas algo sobre como invertir. Un montón de financieramente-ignorantes personas ricas pierden sus pantalones (y fortunas) por sus malas inversiones.

5. El temor de perderlo aumenta

Muchas veces, la persona con el modo de ver el dinero de los pobres, ha vivido toda su vida siendo aterrorizada de acabar en la pobreza. Así que cuando una riqueza súbita llega, el miedo de ser pobre no disminuye. De hecho, aumenta.

Como un amigo psicólogo dice, “Consigues tu miedo.” Si actúas como si estuvieras siempre en peligro de perder tu dinero, es probable que lo pierdas.

6. La persona no sabe la diferencia entre los gastos buenos y los gastos malos

Mi padre rico decía: “La razón principal por la que creo activos es para poder aumentar mis gastos buenos; la persona promedio tiene principalmente gastos malos.”

Esta diferencia entre los gastos de buenos y los gastos malos fue una de las razones más importantes de mi padre rico para crear activos. Hizo eso porque los activos que creó podían comprarle otros activos.

La mayoría de las personas gastan sus riquezas en pasivos, cosas que sacan dinero de sus bolsillos; pero las personas ricas sabias gasta su dinero en activos que produzcan la posibilidad de comprar otros activos (y algunas cosas divertidas también).

Si quieres hacerte rico y seguir siendo rico, la cosa número uno que necesitas es inteligencia financiera. Ese es tu activo más importante. Invierte en eso y todo lo demás caerá en su lugar.

Super Exitosos¿Cómo puedes preparar a tus hijos para que sean los siguientes MarK Zuckerbergs o Larry Page?

El emprendedor serial Charles Tips tiene la respuesta más popular de Quora sobre este tema con más de 5.200 votos positivos de personas como los co-fundadores de Zynga propietaria de Farmville y Wavii propiedad de Google.

Tips tiene un par de hijos y dice que tiene numerosos amigos que son millonarios que se hicieron a sí mismos.

Paso 1: “Hazlos conscientes de la gama completa de opciones que tiene la vida.”

“El mundo abunda en oportunidades para tener la vida que deseas tener, pero tienes que desmitificarlos, desmitificarlos, desmitificarlos para que sean capaces de ver qué hace que las empresas funcionen,” dice Tips.

Paso 2: “NO los envíes a la escuela pública ni a las escuelas preparatorias que son sólo escuelas públicas con esteroides.”

David Karp, CEO y fundador de Tumblr

Esta no es la receta para todos los multimillonarios. Mark Zuckerberg, asistió a una escuela preparatoria. Otros multimillonarios nunca se graduaron del 12vo grado.

Sin embargo, en opinión de Tips, alguien tan atípico como un multimillonario va a necesitar una formación atípica. Él dice que sus hijos comenzaron a trabajar en una variedad de puestos de trabajo cuando eran pre-adolescentes y viajaban mucho haciendo cosas como filmando documentales y conduciendo barcos.

“Si quieres mentes convencionales, dales una educación convencional,” dice Tips.

Paso 3: “Enséñales el amor al trabajo.”

En otras palabras, no los dejes ser perezosos. Porque, como Tips dice, “hacerse rico toma trabajo” por lo que necesitas “energía.”

Paso 4: “Enséñales el amor por la gente”

Al “amar a las personas,” un emprendedor es capaz de saber qué productos las demás personas quieren y necesitan, especialmente las personas que son diferentes.

“Mi casa era famosa por todas las personas que venían en grupo a ella. Personas que conocí cuando quedé varado en el aeropuerto. Chicas Homestay japonesas. Colegas voluntarios. Chicos locales sin hogar que venían por una ducha y comida,” escribe Tips. “Asegúrate de que [los niños] entiendan que no están por encima ni por debajo de ninguna otra persona.”

Paso 5: “Enséñales generosidad.”

Por generosidad, Tips no quiere decir dinero. Estar presente es más valioso para las demás personas.

“La única riqueza real es el tiempo que tienes, y cada vez que tengas la oportunidad de usar tu tiempo para los demás, hazlo y hazlo totalmente,” escribe. “Dar dinero sin tiempo puede ser una forma de crear distancia.”

Paso 6: “Enséñales el nexo mental”.

La única manera de saber lo duro que es ser emprendedor es viviéndolo. Si no lo viviste, encuentra un mentor para tus hijos que lo haya hecho.

“Uno debe probar el fracaso una y otra vez y ser inspirado por él. Uno debe estar armado con una variedad de racionalizaciones para seguir adelante a pesar de las dudas, sacudidas, opiniones adversas,” escribe Tips. “Los emprendedores deben ser súper-humanos para poder lidiar con las tragedias que ellos mismos pueden llegar a provocar. El truco es, no puedes enseñar ese nexo mental si no lo has vivido tú mismo. Si no lo hiciste, entonces haz que lo aprendan de alguien que sí lo haya hecho.”

Paso 7: “Mentir, engañar y robar.”

Anthony Ortiz es un adolescente experto-en-tecnología de Facebook. A él y a sus amigos les gusta hacer bromas en línea y en ocasiones “secuestran” páginas de Facebook que tengan un montón de “Me Gusta”.

Si les enseñas a tus hijos a asociarse únicamente con personas buenas, no aprenderán a cómo lidiar con los cretinos. Y tus hijos necesitarán saber cómo interactuar y derrotar a todo tipo de personas para ganar en los negocios.

“El mundo está lleno de pendejos y estafadores, y tus hijos necesitarán un radar para ellos, y necesitan sufrir las consecuencias para poder desarrollar un arsenal de técnicas para tratar con ellos,” escribe Tips. “Tienen que ser excelentes jueces del carácter. No puedes enseñarles el buen comportamiento aislándolos de mal comportamiento.”

Paso 8: “Haz que sean los parias en la adolescencia.”

Si a tu niño no le va bien en la escuela o no tiene un montón de amigos, puede que eso beneficie su carrera empresarial, dice Tips.

“Hablando con varios VC (capitalistas de riesgo), me confesaron que se sienten un poco decepcionados si no ven una F o dos en el expediente universitario de un posible CEO,” dice Tips.

Paso 9: “Enséñales aritmética.”

Tu niño necesita ser muy bueno para las matemáticas, y preferiblemente capaz de calcular las cosas sobre la marcha en sus cabezas, dice Tips. De lo contrario, “tendrán dificultades para juntas las piezas de los posibles negocios.”

Paso 10: “No asignaciones, no empleos comunes.”

Algunos niños que reciben subsidios llegan a tener éxito, como el CEO de Snapchat, Evan Spiegel. Pero Tips no recomienda echar a perder a tus hijos si quieres que se conviertan en multimillonarios.

Tips también no recomienda permitirles aceptar puestos de trabajo “tradicionales” porque “cambiar tiempo por dinero es un juego de perdedores.” Más bien, él sugiere empujarlos para conseguir un trabajo en ventas, porque esa es una valiosa habilidad para dominar.

Paso 11: “Obtén una subvención.”

Una “subvención” es una inversión. Si no arriesgas tu dinero y lo inviertes, no obtendrás un montón de dinero como retorno.

“Sin subvenciones. No hay multimillonarios,” escribe Tips. “No puedes ser capitalista sin capital y la voluntad de poner todo en riesgo.”

Paso 12: “Valor.”

Tips dice que valor es la cosa más importante que le puedes enseñarle a tus hijos para prepararlos para el éxito.

Tips le dice a sus hijos que, “Cuanto antes aprendas a estar en contacto con tus propios sentimientos sobre lo que está bien y lo que está mal, mejor.”

Super ExitososLo que haces hoy importa.

De hecho, tus hábitos diarios pueden los determinantes más importantes para tu riqueza.

“La metáfora que me gusta es la avalancha,” dice Thomas Corley, autor de “Rich Habits: The Daily Success Habits Of Wealthy Individuals.” “Estos hábitos son como los copos de nieve, se acumulan, y entonces tienes una avalancha de éxito.”

Corley pasó cinco años estudiando las vidas tanto de los ricos (definidos como tener un ingreso anual de $160.000 o más y un patrimonio neto líquido de $3.2 millones o más) como de los pobres (definidos como tener un ingreso anual de $35,000 o menos y un patrimonio neto líquido de $5,000 o menos).

Se las arregló para segmentar lo que él llama “hábitos de riqueza” y los “hábitos de pobreza,” es decir las tendencias de aquellos que pertenecen a cada grupo. Pero, explica Corley, todo el mundo tiene algunos hábitos de riqueza y algunos hábitos de pobreza. “La clave es conseguir que más del 50% sean hábitos de riqueza,” dice.

¿Y cuáles son estos hábitos de riqueza que son tan influyentes? Aquí tienes algunos:

Los ricos siempre mantienen sus metas a la vista.

“Me enfoco en mis metas todos los días.”

Las personas ricas que están de acuerdo: 62%
Las personas pobres que están de acuerdo: 6%

No sólo las personas ricas fijan metas anuales y mensuales, el 67% de ellos pusieron esas metas por escrito. “Me impactó,” dice Corley. “Pensaba que una meta era un objetivo amplio, pero los ricos dicen que un deseo no es una meta.” Una meta es un objetivo, dice, sólo si cumple dos cosas: Es alcanzable, y hay una acción física que puedes tomar para conseguirla.

Y saben lo que tienen que hacer hoy.

“Tengo una lista diaria de las cosas que tengo que hacer.”

Las personas ricas que están de acuerdo: 81%
Las personas pobres que están de acuerdo: 19%

No sólo los ricos tienen una lista de tareas pendientes, el 67% de ellos completan el 70% o más de esas tareas que aparecen en la lista todos los días.

No ven televisión.

“Veo televisión una hora o menos por día.”

Las personas ricas que están de acuerdo: 67%
Las personas pobres que están de acuerdo: 23%

Del mismo modo, sólo el 6% de los ricos miran reality shows, en comparación con el 78% de los pobres. “La variable común entre los ricos es la forma en que hacen un uso productivo de su tiempo,” explica Corley.

“Los ricos no evitan ver televisión porque tienen cierta disciplina humano superior o fuerza de voluntad. Ellos simplemente no piensan en la televisión porque están ocupados con alguna otra conducta diaria habitual; como leer.”

Leen… pero no por diversión.

“Me encanta leer.”

Las personas ricas que están de acuerdo: 86%
Las personas pobres que están de acuerdo: 26%

Seguro, a las personas ricas les encanta leer, pero prefieren la no-ficción; en particular, los libros de superación personal. “Los ricos son lectores voraces sobre cómo mejorarse a sí mismos,” dice Corley. De hecho, el 88% de ellos leen sobre superación personal 30 minutos todos los días, en comparación con el 2% de las personas pobres.

Además, les encantan los audio-libros.

“Escucho audio-libros de camino al trabajo.”

Las personas ricas que están de acuerdo: 63%
Las personas pobres que están de acuerdo: 5%

Y así puedes sacarle el máximo provecho a tus viajes.

Se ponen la meta de ir más allá de lo que se les pide en la oficina.

“Hago más de lo que mi trabajo requiere.”

Las personas ricas que están de acuerdo: 81%
Las personas pobres que están de acuerdo: 17%

Vale la pena señalar que mientras que el 86% de las personas ricas (en comparación con el 43% de los pobres) trabajan un promedio de 50 o más horas a la semana, sólo el 6% de las personas ricas encuestadas dijeron que eran infelices a causa del trabajo.

No tienen esperanza de ganar el premio mayor.

“Juego a la lotería regularmente.”

Las personas ricas que están de acuerdo: 6%
Las personas pobres que están de acuerdo: 77%

Eso no quiere decir que los ricos siempre estén jugando a lo seguro con su dinero. “La mayoría de estas personas fueron dueños de negocios en los que pusieron su propio dinero en la mesa y asumieron riesgos financieros,” explica Corley. “Las personas de este tipo no tienen miedo de tomar riesgos.”

Vigilan sus cinturas.

“Cuento las calorías todos los días.”

Las personas ricas que están de acuerdo: 57%
Las personas pobres que están de acuerdo: 5%

Las personas ricas valoran su salud, dice Corley. “Una de las personas en mi estudio tenía casi 68 y un valor aproximado de $78 millones. Le pregunté por qué no se retiró, y me miró como si yo fuera de Marte. Entonces dijo: ‘Pasé los últimos 45 años ejercitándome todos los días y vigilando lo que comía porque sabía que al final de mi carrera serían mis años de mayores ganancias.’

Si es capaz de extender su carrera por cuatro o cinco años más allá de todos los demás, serán alrededor de $7 millones para él.”

Y cuidan de sus sonrisas.

“Uso el hilo dental todos los días.”

Las personas ricas que están de acuerdo: 62%
Las personas pobres que están de acuerdo: 16%

Todo dicho.

dineroEl sueño de cualquier persona sería que por dormir, pasar la tarde viendo televisión o por simplemente quedarse mirando al techo rascándose el ombligo, le pagaran. ¿Se imagina?

Sería interesante si alguna empresa alguna vez llega a crear un negocio de este tipo. Pero mientras eso pasa, la realidad es que usted nunca ganará nada de dinero si no se pone a buscar alternativas para hacerlo.

Lo más parecido a un tema como este es lo que se conoce como “Ingresos pasivos”, que hace referencia a que es una forma de obtener dinero sin trabajar en algo de forma constante o activa sino que, a veces, por el simple hecho de tenerlo o dedicarle un par de minutos al día o a la semana, ya le genera ingresos.

El tema es que, para lograrlo, significa que usted debe haber tenido un plan para poder hacer la inversión y que esa misma inversión le genere esas ganancias. Esto, muchas veces, requiere de ahorros importantes que pueden durar años en construirse pero que, al fin de cuentas, valen mucho la pena.

Recuerde que nadie hace dinero porque sí, ni de la noche a la mañana sin tener riesgos ni haber tomado decisiones, ya sea porque usted le apueste a comprar todos los días la lotería o porque realmente ahorró desde que empezó a trabajar para comprar un apartamento y ponerlo en arriendo mientras seguía viviendo con sus padres.

¿Qué no es un ingreso pasivo?

Hacemos, nuevamente, la aclaración que un ingreso pasivo no es algo que le haga ganar dinero fácil y que, para hacerlo realidad, usted tuvo que haberse esforzado antes con el fin de alcanzar la meta que quiere. Por esto, tenga en cuenta qué no es un ingreso pasivo:

– Algo que surge de la noche a la mañana. No es algo fácil y que no requiere de construcción ni dedicación, inicialmente.

– No es abandonar por completo su inversión y creer que puede dejarla tirada. Hay que “echarle un ojito” de vez en cuando.

– No son sólo para ricos. Las personas que hacen una correcta planeación financiera pueden sacarle provecho.

En sí, hay dos características fundamentales, según The Smarter dollar, para que un ingreso pasivo se considere como tal: una inversión monetaria por adelantado o una inversión de tiempo por adelantado.

Algunos ejemplos

Entonces, con esto entendido, aquí le daremos algunas estrategias para que usted ponga al dinero a trabajar para usted, mientras está durmiendo, trabajando o pasando el mejor fin de semana con su pareja viajando, sin tener que estar pendiente 100% de lo que sucede:

Inmuebles:

Es una de las formas más rentables y más efectivas como ingreso pasivo.

Eso sí, el esfuerzo es poder conseguir el dinero para la cuota inicial, lo que hace que usted sea demasiado juicioso y exigente con el ahorro para lograrlo. Luego, prácticamente, el apartamento se “termina pagando solo”, pues puede ponerlo en arriendo y que ese dinero sea el que le ayude a usted con la cuota mensual. Después de eso, el resto será ganancia.

Creación artística:

Ya sea porque le encante tomar fotos, escribir o dibujar, usted puede empezar a hacer una galería con ello y encontrar por internet distintos sitios en los que podrá negociar con su talento.

Es un camino un poco más complicado, que requerirá de bastante esfuerzo y constancia y encontrar los canales adecuados, por internet o en contactos, para que pueda empezar a comercializar sus habilidades.

Acciones:

Una de las más consideradas y usadas hoy en día, pero que también implica conocimiento y saber cuál es el perfil de riesgo.

Una inversión en la bolsa de valores implica confiar en una empresa y en su proyecto de crecimiento, pero para ello tiene que ser consciente del sector en el que está invirtiendo y que si bien puede ganar mucho, también está la opción de perder. Aquí, la asesoría y el conocimiento cuentan bastante.

Negocios propios pequeños:

Como la venta por catálogo o el dictar una que otra clase sobre algo en lo que usted es especialista, puede demostrarle que haciendo lo que le gusta también genera dinero.

Esto implica una inversión previa de cierto tiempo, mientras se da a conocer pero luego, por las mismas referencias, puede lograr que la gente sea quien lo busque sin necesidad de hacerse publicidad.

Tienda online:

También una de las más efectivas que, inicialmente, requiere de una inversión para hacer la adquisición de productos que usted considere, realmente, la gente puede necesitar. De hecho, ni siquiera tendrá que tener una página web, pues ya solo bastan las redes sociales para mostrar lo que vende.

Eso sí, recuerde que el servicio al cliente y las facilidades que ofrece, serán la clave de diferenciación con su posible competencia. 

Kim Kiyosaki“Si quieres que algo se haga, dáselo a una madre muy ocupada.”

Esa fue la respuesta que le dieron a Kevin O’Leary (Shark Tank) cuando le preguntó a una mujer CEO por qué las mujeres manejan las únicas empresas rentables de su cartera de inversiones.

Si no has visto Shark Tank, vale la pena que lo veas. Es un reality show donde aspirantes a emprendedores “presentan sus ideas a los tiburones del tanque; cinco titanes de la industria que hicieron sus propios sueños realidad y convirtieron sus ideas en imperios lucrativos.” El objetivo es conseguir que uno de estos tiburones invierta en tu idea.

Mujeres CEO = Éxito

Según O’Leary, un exitoso empresario canadiense que es uno de los tiburones en el programa, sus únicas empresas rentables se extienden a través de múltiples sectores, desde la alimentación hasta la biotecnología. Sin embargo, todas ellas tienen algo en común: todas son dirigidas por mujeres, y todas están superando a las empresas dirigidas por hombres.

O’Leary le dijo a Business Insider, “Yo sólo miraba los negocios. Nunca miré el género. No tengo ningún sesgo. Quiero ganar dinero. Estoy tratando de encontrar el camino de menor resistencia, con la mejor gente que pueda encontrar. Soy agnóstico con de dónde provienen.”

¿Un camino difícil para las mujeres en los negocios?

Pero si eres una mujer emprendedora, sabes que este no es el punto de vista típico. No hay escasez de artículos ahí fuera lamentando el papel de las mujeres en el mundo de los negocios. Si no tienes cuidado, puedes llegar a deprimirte con sólo leer los titulares!

Ya sea que tengas problemas para conseguir fondos de los capitalistas de riesgos o subir la escalera corporativa sólo para golpearte con el techo proverbial de cristal, la historia en los medios de comunicación que prevalece es que las mujeres tienen que luchar continuamente para vencer al sistema.

Y seamos claros, el sistema existe. Incluso las palabras de despedida de O’Leary revelan esto.

“Una cosa es segura: Debemos elevar a las mujeres a las posiciones de CEO porque así obtendremos mejores retornos,” dijo. “No necesitas otra razón en los negocios. En mi caso, los números hablan por sí mismos.”

Elévate

La pregunta es: “¿De quién habla cuando dice ‘Debemos’, y por qué tienen que elevar a las mujeres?”

Afortunadamente, hay otra opción para derrotar al sistema. Simplemente no participar.

De esto se trata The Rich Dad Company y Rich Woman! Predicamos una mentalidad diferente sobre el dinero, los negocios y la vida. Si nos conoces ya hace algún tiempo, no debería ser ninguna sorpresa que las mujeres puedan prosperar como CEOs. Las mujeres pueden prosperar en cualquier cosa!

Y cuando las mujeres son libres de las ataduras del sistema, o como nos gusta llamarlo en Padre Rico, “La carrera de ratas,” entonces pueden realmente volar.

Que quede claro. Como mujer, no tienes que esperar a que alguien te “eleve”. Puede elevarte por ti misma.

Extiende tus alas hoya, y vuela.

Kim KiyosakiRobert y yo nos casamos en 1986. Desde el primer momento, una de las cosas que decidimos hacer fue tratar nuestro matrimonio como un negocio.

Al principio, puede parecer extraño. Nos gusta pensar en el matrimonio como algo mucho más romántico que un negocio. Se trata de amor y compromiso. Se trata de auto-sacrificio y servicio.

Pero cuando te detienes a pensar en ello, un negocio es sobre todas esas cosas también. Los dueños de negocios deben tener amor y pasión. Deben estar comprometidos, a veces más allá de la razón. Y se sacrifican mucho en servir a los demás.

Pero incluso en un nivel práctico, el matrimonio es como un negocio. Después de todo, estás en una sociedad y el dinero entra y sale! Y si algo es mal manejado, igual que un negocio, el matrimonio a menudo fracasará.

Consigan ayuda profesional

Una de las primeras cosas que Robert y yo hicimos fue contratar a Betty, la contadora. ¿Por qué? Porque muchas veces en un matrimonio, la esposa o el marido manejará el dinero, incluso si no son realmente buenos en ello.

Ese era el caso con nosotros. En ese momento, estábamos trabajando tan duro en construir nuestro negocio que tuvimos que contratar a un contador para asegurarnos que nuestros números fueran correctos. Fue una de las decisiones más inteligentes que hemos tomado.

Pongan sus finanzas en orden

En primer lugar, nos dimos cuenta de que si nuestro matrimonio iba a mantenerse fuerte, teníamos que asegurarnos de que nuestras finanzas estuvieran en orden. Tener a Betty para que cuidara de nuestra contabilidad nos permitió contar con registros precisos y organizados.

La belleza de Betty era que ella nos mantenía honestos con nuestros números. A menudo, es muy fácil decir, “Oh, no. Yo no gasté tanto dinero en restaurantes”, o “Yo no gasté tanto dinero en el shopping”, o “No, ganamos más que eso.” Pero sentarnos con Betty dos veces al mes nos obligó a ser honestos sobre nuestras finanzas. Fue muy doloroso porque tuvimos que ver todos los ingresos que entraban y todos los gastos que salían (el cual, en ese momento, era más que el ingreso que entraba!)

Páguense primero

En segundo lugar, Betty nos mantuvo honestos porque Robert y yo nos habíamos comprometido a pagarnos a nosotros mismos primero. Eso significaba que por cada dólar que entraba, el 30 por ciento se apartaba (10 por ciento para invertir, 10 por ciento para ahorrar, y 10 por ciento para caridad) antes de pagar cualquier factura.

Aunque Betty odiaba eso, le habíamos encargado que se asegurara de que no engañáramos al sistema. Sabíamos que si no hacíamos de esto una prioridad, no tendríamos nada reservado para nuestro futuro.

Aprender a abrirnos el paso juntos

Suena fácil, pero no lo fue! Cuando teníamos mil dólares de ingresos y dos mil de gastos, tomar el 30 por ciento y apartarlo para pagarnos a nosotros mismos primero era como una tortura. Pero al mismo tiempo, fue ese déficit lo que nos enseñó más sobre los negocios, las inversiones y el dinero.

Como emprendedores, trabajamos juntos para descubrir nuevas maneras de compensar ese déficit. Hicimos trabajos ocasionales, o creamos nuevos productos. Nos abrimos paso a nuestra manera hacia adelante. Y al final, nos pagamos a nosotros mismos y les pagamos a nuestros acreedores. A Betty casi le da un ataque al corazón, pero todo salió bien!

Sean creativos para hoy y mañana

Ahora, algunas personas dicen que están pagándose a sí mismos primero, pero lo que realmente están haciendo es comprándose un vestido nuevo o tomando unas vacaciones de lujo. Eso no es pagarse primero. Eso es ser tontos financieramente!

No, pagarnos a nosotros mismos primero significaba asegurarnos de que nuestro “negocio” estuviera saludable con dinero; lo que significa que nuestra vida matrimonial era cuidada al apartar dinero para las inversiones, el ahorro, y ser generosos. Era una mentalidad que nos preparó para nuestro futuro, pero que también nos enseñó a ser creativos a la hora de cuidar nuestras necesidades presentes también. Y fue muy divertido.

Con el tiempo, usamos el dinero que apartamos para hacer nuestra primera inversión en propiedades en Portland, y el resto es historia.

Robert KiyosakiMuchas personas se fijan la meta de hacerse millonario a una determinada edad. Es una meta valiosa.

Pero, como descubrí cuando hice mi primer millón, no es suficiente sólo cumplir con esa meta. Porque una vez que finalmente lo logras, hay otras implicaciones que requieren mayor planificación y fijación de metas.

En resumen, hay toda una serie de nuevos problemas que vienen con tener demasiado dinero.

Aquellos de ustedes que tienen problemas financieros podrían burlarse de esto, pero puedo asegurarles que es verdad. Esto no quiere decir que los problemas de los ricos son más válidos o más importantes que los problemas de los pobres. Independientemente del estado financiero en el que te encuentres, tendrás problemas. El progreso se logra al superar los retos de la etapa en la que te encuentras en la vida, no al compararte a ti mismo con los demás.

Ten un plan para hacerte rico… y seguir siendo rico

Mi padre rico me dijo algo muy sabio cuando era joven, “Si quieres ser rico, debes tener un plan sobre cómo hacer un montón de dinero. También debes tener un plan en su lugar para saber qué hacer con ese dinero después de que lo consigas. Si no tienes un plan en su lugar para saber qué hacer con el dinero que ganas antes de ganarlo, lo perderás más rápido de lo que lo ganaste.”

Los problemas que vienen con tener demasiado dinero incluyen la exposición a los altos impuestos, la degradación de tu riqueza debido a la inflación, tener que abrir varias cuentas bancarias una vez que tienes demasiado como para ponerlo en un solo lugar, y, para algunos, la tentación de gastar más dinero.

Gasta tu dinero en activos, no pasivos

Una de las razones por las que padre rico me hizo estudiar las inversiones inmobiliarias fue para que pudiera comprender cómo invertir en bienes raíces antes de tener mucho dinero. El sabía que iba a necesitar un lugar en donde invertir mi dinero una vez que lo hiciera. También sabía que los bienes raíces me protegerían de los altos impuestos, la inflación, tener demasiado dinero en efectivo en la mano, y la tentación de gastarlo.

Actualmente, cuando mi contador llama y me dice: “Tienes demasiado dinero. Necesitas comprar más inversiones,” yo ya sé adónde mover mi dinero, las estructuras corporativas que voy a usar, y qué comprar con ese dinero. Llamo a mi corredor y compro más bienes raíces. En otras palabras, cuando mi contador llama, gran parte de mi dinero ya está gastado de acuerdo a un plan predeterminado de gastos, como bienes raíces, que me hacen más rico y estar más seguro financieramente.

Con los años, vi a muchas personas crear empresas muy rentables y aún así terminar quebradas. ¿Por qué? Porque no controlan sus gastos. En vez de gastar su dinero en adquirir otros activos, como bienes raíces o activos de papel, lo gastan en gastos de negocio frívolos, o compran pasivos como grandes casas, barcos lujosos, coches rápidos, y nuevos amigos. En vez de hacerse financieramente más fuertes, se hicieron financieramente más débiles con cada dólar que hicieron y luego gastaron.

Invierte en educación financiera

Al final del día, la línea divisoria entre los que continuamente hacen crecer su riqueza y los que se enriquecen y luego van a la quiebra, es su educación financiera. Si quieres ser rico y seguir siendo rico, siempre mantente aprendiendo y haciendo crecer tu inteligencia financiera. Entonces, sabrás qué hacer cuando llegue el momento.

millonario¿Quieres ser millonario? Entonces necesitas tener ciertas habilidades.

Las personas con amplias riquezas se destacan de las masas gracias las capacidades que poseen, que son las mismas que los hicieron triunfadores en un principio.

Cuando comenzaba mi camino a convertirme en millonario, creía que estas habilidades eran imposibles de cultivar. Sin embargo, una vez que empecé a conocer a gente que las poseía, me di cuenta de que podía imitarlas.

Aquí hay 12 habilidades que todo millonario debe tener:

1. Comunicación

Los millonarios envían miles de emails todos los días y son especialistas en hacer llamadas telefónicas y conocer personas cara a cara. Cuanto más efectivamente puedas dar a conocer tu mensaje, más personas querrán trabajar contigo. Tu nivel de comunicación determina la cantidad de tu riqueza.

2. Ventas

En este mundo vendes o te venden. De cualquier forma, debes elegir un camino. Si logras entender el proceso de ventas, una de las profesiones que más pagan, conseguirás ser millonario.

Aquellas personas que saben vender saben cómo mejorar la vida de los demás. Recuerda, todo lo que te rodea te ha sido vendido en algún momento.

3. Marketing y “brandeo”

Tu reputación es tu mejor comercial. Promover tu persona y negocio es la piedra angular de la construcción de un imperio comercial. Decirle al mundo lo que haces de la manera más clara posible hará que te destaques en el mercado y llevará a tu negocio a lugares insospechados. Todo millonario tiene una buena marca.

4. Inteligencia emocional

Si puedes cuidar de ti mismo, puedes cuidar de los demás. Conocer y dominar la naturaleza humana es la clave del éxito.

Los millonarios entienden de motivación, lenguaje corporal, tono de voz, tacto, diplomacia, empatía y todo lo relacionado con la inteligencia emocional. La mayoría de estas cosas se pueden aprender con solo prestar atención a las personas que te rodean. Recuerda lo que Theodore Roosevelt decía: “A las personas no les interesa cuánto sabes, sino cuánto les importas”.

5. Innovación en productos y servicios

Todos los millonarios deben ser creativos y saber “darle la vuelta” a las ofertas del mercado. Ray Kroc, fundador de McDonald’s, no inventó la hamburguesa, pero sí fue capaz de innovar el servicio de la comida rápida.

6. Organización

Todos los millonarios tienen un sistema que les funciona. Son bien organizados pero flexibles para adaptarse a su medio. Cada decisión de negocios que hagas deberá estar basada en la información que seas capaz de recolectar de manera rápida y eficiente.

7. Fijar objetivos

Planea tu trabajo y cumple con tus labores. Esta simple frase ha construido a muchos millonarios.

Nadie puede triunfar sin un buen plan de acción. Debes ser capaz de fijar metas diarias y de visualizar tus años, meses, semanas y días por adelantado. En inglés se le conoce como el plan de las 5P: Proper Planning Prevents Poor Performance, lo que significa que una buena planeación impulsa el buen desempeño.

8. Manejo del dinero

Solo puedes manejar gran cantidad de dinero (digamos dos millones de pesos) cuando eres capaz de manejar una pequeña suma (unos 200 pesos).

Los millonarios saben perfectamente cómo están sus finanzas, conocen el estado de sus impuestos y cuándo deben pedir ayuda. Solo puedes generar riqueza cuando entiendes el dinero.

9. Filantropía

Los millonarios entienden que el secreto de una vida plena está en el dar. Muchas personas con amplias riquezas apoyan causas constantemente. Saben que solo pueden ser ricos cuando ayudan a otros. Entienden que no se trata de dar cheques a “diestra y siniestra”, sino de participar en las buenas acciones de manera integral.

10. Networking

Pocas cosas son tan indispensables en el mundo de los negocios como el saber manejar relaciones.

Debes ser un contacto confiable para poder atraer otros contactos confiables. Por ejemplo, en mi red tengo contactos con todas las habilidades imaginables. Solo tengo que hacer un par de llamadas para contactar a las personas que necesito. La única manera de hacer grandes cosas es emplear a las personas que pueden hacer lo que tú no puedes (o quieres) hacer.

11. Liderazgo

Cada millonario es un líder. Entienden que deben seguir a grandes personas para poder dirigir ellos mismos.

Saben que tienen que ser personas responsables y con iniciativa cuando se dan las situaciones difíciles. Entienden que la mejor manera de superar los tiempos de crisis es contar con un gran equipo y que para ello, tienen que ser un líder que inspire.

12. Manejo del tiempo

Prioriza tu tiempo para dedicarlo a donde más lo necesitas.

Los millonarios se preocupan por cosas pequeñas cuando saben que necesitan su atención en otras situaciones. Debes saber conservar la energía de tu cuerpo y mente para los momentos que más los requieran.

Ser millonario nunca ha sido tan fácil como hoy gracias a que hay más medios de expresión que producen buenas cantidades de dinero. Hoy en día existen 15 millones de millonarios en el mundo y tú puedes ser uno de ellos.

Robert KiyosakiEn el mundo de hoy, muchas personas quieren cambiar sus circunstancias convirtiéndose en emprendedores. Por desgracia, muchas de estas personas son incapaces de hacer el cambio mental de empleado a dueño de negocios.

¿Por qué? Porque viejas formas de pensar se interponen en el camino.

La buena noticia es que nunca es demasiado tarde para cambiar tu forma de pensar. La mala noticia es que a veces, una de las cosas más difíciles de cambiar son las viejas ideas. Algunas de las que tienes que cambiar se transmitieron de generación en generación. Son ideas muy poderosas de romper. Pero romperlas, es algo necesario que debes hacer.

Las siguientes son tres maneras de pensar que todo emprendedor debe cambiar.

1. Sé una persona buena y trabajadora

La realidad de hoy es que las personas que físicamente trabajan más son las peor pagadas y las más gravadas.

No estoy diciendo que no trabajes duro. Todo lo que digo es que necesitamos desafiar constantemente nuestros viejos pensamientos y tal vez reconsiderar otros nuevos. Por ejemplo, considera trabajar duro para ti mismo en un negocio de medio tiempo en lugar de hacer horas extras en el trabajo para tu empleador.

2. Los ricos que no trabajan son perezosos

La realidad es que cuanto menos involucrado físicamente en tu trabajo estés, más grandes serán tus posibilidades de hacerte muy rico. Una vez más, no estoy diciendo que no trabajes duro. Estoy sugiriendo que hoy en día, todos tenemos que aprender a ganar dinero con nuestras cabezas, no sólo físicamente.

Los que ganan más dinero son los que trabajan menos físicamente. Trabajan menos porque trabajan por ingresos pasivos y de portafolio en lugar de ingresos ganados; el cual es el ingreso más gravado.

En mi mente, los ricos que no trabajan no son perezosos. Es sólo que su dinero está trabajando más duro que ellos. Si quieres ser un emprendedor exitoso, necesita aprender cómo hacer dinero mentalmente en lugar de físicamente.

3. Ve a la escuela y consigue un trabajo

En la era industrial, la gente se retiraba a los 65 años porque a menudo estaban demasiado desgastados para levantar neumáticos y poner los motores en los coches en la línea de montaje. Hoy en día, eres técnicamente obsoleto y estás listo para el retiro cada 18 meses, que es la velocidad con que la información y la tecnología se duplican.

Ahora más que nunca, la declaración de padre rico es relevante “Los inteligentes académicamente son importantes, pero también los inteligentes de las calles.” Somos una sociedad de auto-aprendizaje, no una sociedad que aprende de sus padres o de las escuelas. Los niños están enseñando a sus padres cómo utilizar la última tecnología, y no al revés. Y las empresas tecnológicas están buscando niños de la alta tecnología más que ejecutivos de mediana edad con títulos universitarios.

Para mantenerse por delante de la curva de la obsolescencia, el aprendizaje continuo de la escuela, así como de la calle, es vital.

Cuando hablo con los jóvenes, les aconsejo que piensen como los atletas profesionales y como los profesores universitarios. Los atletas profesionales saben que sus carreras estarán terminadas en el momento en que los atletas más jóvenes puedan superarlos. Los profesores universitarios saben que serán más valiosos cuanto más viejos sean, siempre y cuando continúen estudiando. Ambos puntos de vista son importantes hoy en día.

Robert KiyosakiMe encanta viajar por el mundo y hablar sobre comenzar y construir negocios. Es alentador ver como el espíritu emprendedor está creciendo entre los jóvenes de hoy. Pero no creo que comenzar un negocio sea sólo para los jóvenes.

Creo que nunca se es demasiado viejo y nunca se es demasiado joven para construir un negocio. Es cierto que Bill Gates era muy joven cuando comenzó Microsoft, pero el Coronel Sanders tenía 66 cuando comenzó Kentucky Fried Chicken!

Sin embargo, independientemente de si eres joven o viejo, es importante que entiendas porqué deberías construir un negocio. Padre rico me dijo: “Hay tres razones por las cuales deberías construir un negocio en lugar de simplemente crear un activo.”

Tener acceso a un flujo de dinero

En su libro, How to Be Rich, Paul Getty afirma que su primera regla es que debes estar en los negocios por ti. Él explicaba que nunca te harás rico trabajando para alguien más.

Una de las razones por las que padre rico comenzó tantos negocios, era porque tenía flujo de dinero en exceso de sus otros negocios. También tenía tiempo porque sus negocios requerían un mínimo esfuerzo de su parte. Esto le permitió tener tiempo libre y dinero extra para seguir invirtiendo más y más en activos libres de impuestos. Es por eso que se hizo rico con tanta rapidez y por qué siempre decía que “te ocupes de tu propio negocio.”

Vender el negocio

El problema de tener un trabajo es que no puedes venderlo, sin importar lo duro que trabajes.

“Para que algo sea valioso”, decía padre rico, “debe haber muchas más personas que tú que lo quieran.”

Cuando trabajaba como vendedor para Xerox en 1975, conocí a un joven que poseía cuatro tiendas de fotocopias en Honolulu. Mientras estaba en el colegio, manejaba la tienda de fotocopias de la universidad y aprendió la parte comercial de la operación. Después del colegio, no tenía trabajo. Así que comenzó su propia tienda de fotocopias. Con el tiempo hizo crecer su negocio a cuatro tiendas en grandes edificios de oficinas del centro con contratos de arrendamiento realmente largos.

Una cadena de fotocopias importante llegó a la ciudad y le hizo una oferta que no pudo rechazar: $750.000, que era un montón de dinero en esos días. Tomó el dinero, se compró un barco, le dio $500.000 a un administrador de dinero profesional, y se fue a darle una vuelta al mundo. Cuando regresó un año y medio más tarde, el administrador de dinero había hecho crecer sus inversiones a $ 900.000. Así que el joven simplemente zarpó de nuevo.

Yo era el tipo que le vendió las fotocopiadoras por una pequeña comisión. Él era el tipo que construyó un negocio, lo vendió, y navegó lejos.

Hacerla pública

Esta era la idea de mi padre rico de convertirse en lo que llamaba “el inversor final.” Fue construir un negocio y hacerla pública lo que hizo a Bill Gates, Henry Ford, Warren Buffett, Ted Turner, y Anita Roddick muy, muy ricos. Ellos eran los que vendían las accionistas mientras que nosotros éramos los que las comprábamos. Ellos eran los insiders (los de adentro; personas con información privilegiada), mientras que nosotros éramos los que estábamos fuera tratando de mirar dentro.

Al final, construir un negocio es una de las cosas más emocionantes y gratificantes que puedes hacer en la vida… y puede realmente valer la pena. Como padre rico decía: “Como dueño de negocios, no tienes que acertar el 51 por ciento de las veces. ¡Tienes que acertar sólo una sola vez!” También decía:”Construir un negocio es el camino más riesgoso para la mayoría de la gente. Pero si puedes sobrevivir y seguir mejorando tus habilidades, tu potencial de riqueza es ilimitado. Si evitas el riesgo y juegas a lo seguro en los lados E y A del cuadrante, puede que estés más seguro, pero también limitas lo que realmente puedes ganar.”

¿Listo para dar el salto? Únete a nuestra comunidad gratuita Online (En Inglés) ahora!

Robert KiyosakiLa semana pasada, escribí sobre las tres ventajas de ser un inversor sofisticado. Esta semana, quiero escribir sobre otra cosa que distingue a los inversionistas sofisticados de los promedios. Es decir, conocer la diferencia entre lo bueno y lo malo.

Un inversionista sofisticado conoce el valor de:

• La deuda buena Vs. la deuda mala
• Los gastos buenos Vs. los gastos malos
• Las pérdidas buenas Vs. las pérdidas malas

Lo bueno

Como regla general, la deuda buena, los gastos buenos, y las pérdidas buenas, todas generan flujo de dinero adicional para ti.

Por ejemplo, la deuda tomada para adquirir una propiedad de alquiler que tenga un flujo de dinero positivo todos los meses sería un ejemplo de deuda buena.

Pagar por asesoramiento jurídico y fiscal que te ahorre miles de dólares en impuestos es un ejemplo de gastos buenos.

Y el ejemplo de una pérdida buena sería la pérdida generada por la depreciación en el sector inmobiliario, a menudo llamada pérdida fantasma, ya que es una pérdida en papel y no requiere un desembolso real de dinero. El resultado final es que esta pérdida fantasma se convierte en una ganancia en el aspecto fiscal.

Lo malo

Por el contrario, la deuda mala, los malos gastos y las pérdidas malas, todas sacan dinero de tus bolsillos.

Los inversionistas promedios oyen las palabras, “deuda, gastos y pérdida”, y reaccionan negativamente. Sus experiencias no les permiten pensar estos términos de forma positiva. Por lo general, sus experiencias con las deudas, los gastos y las pérdidas resultan en dinero saliendo de sus bolsillos, en vez de entrando en ellos.

Cuando oyen la palabra “deuda”, piensan en cosas como las tarjetas de crédito, las cuales usan para comprar pasivos como ropa nueva o televisores, y que tienen muy altas tasas de interés. Eso en realidad es deuda mala.

Cuando oyen “gastos”, piensan en sus facturas mensuales, por las cuales tienen que trabajar duro para pagar mes a mes, así como el aumento en los costos de cosas como la atención médica. Todas cosas que son en realidad gastos malos.

Y cuando piensan en pérdidas, piensan en cosas como sus fondos comunes recibiendo una paliza en el mercado de valores y ver sus ahorros desaparecer. Esa es en realidad una pérdida mala.

Lo feo

La parte fea de todo esto es que es realmente muy difícil para el inversor promedio poder cambiar y ver las deudas, los gastos y las pérdidas de forma positiva, lo cual les impide invertir de la forma en que lo hacen los ricos.

Así, por ejemplo, cuando se trata de comprar una inversión inmobiliaria, dicen cosas como: “¿No sería mejor pagarlo todo al contado en efectivo?” Su miedo a las deudas hace que les sea difícil ver que pagar todo al contado con su propio dinero es una forma promedio de invertir porque el retorno es mucho más bajo. Ellos no se dan cuenta de que al apalancarse con deuda buena (Uno de los fundamentos de padre rico, usar dinero de otras personas – DOP) tienen la posibilidad de obtener un retorno casi infinito.

Cuando se trata de gastar para obtener asesoría legal y fiscal, deciden ir por lo barato o hacerlo ellos mismos. No tienen la capacidad de ver que lo que se pueden ahorrar al usar servicios de calidad y expertos, es en realidad mucho más de lo que ahorrarían al pagar servicios baratos y de mala calidad.

Y debido a que no saben lo suficiente sobre leyes, no pueden ni imaginar porqué una pérdida puede en realidad hacerles ganar un montón de dinero.

Edúcate a ti mismo financieramente

Si quieres pasar de ser un inversor promedio a ser uno sofisticado, todo lo que necesitas es educación financiera y el deseo de abrir tu mente a nuevas posibilidades. Es por eso que creamos Rich Dad Insiders para gente como tú.

La buena noticia (para ti) es que la mayoría de las personas no ponen el esfuerzo requerido. Así que, con sólo tomar el siguiente paso para incrementar tu inteligencia financiera, estarás a años luz por delante de los inversores promedio.

 

 

 

Subir »
FB