Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"
Estás en Educación Financiera:

Aprende cómo funciona el dinero y como hacer que trabaje para ti.

gente-ricaLa prosperidad está esperándote, pero tienes que aclarar tu mente si la quieres tener en tu vida.

Aquí, Daniel Ally habla sobre las 5 diferencias que hay entre la gente rica y la tacaña.

1. La gente tacaña es escéptica, la rica confía

Sorprendentemente un gran número de gente rica deja sus puertas sin seguro pues tiene la tendencia de confiar en las personas que conoce sin razón alguna, dándoles la oportunidad de ser quienes quieren ser.

2. La gente tacaña encuentra culpas, la rica encuentra éxito

La gente tacaña siempre está buscando por problemas en lugar de soluciones, por lo que terminan culpando a su ambiente, circunstancias, trabajo o etc. de todo, dando lugar a una extensa lista de excusas sobre cómo no ser exitoso.

En lugar de dejar pasar la vida, la gente rica toma acción directa y hace que cosas grandes sucedan.

3. La gente tacaña asume, la rica pregunta

Si la gente tacaña quiere interactuar con una celebridad dirán: “Ellos probablemente no tienen tiempo para hablar conmigo”, pues nunca hacen un verdadero esfuerzo a la hora de obtener lo que quieren.

En cambio, la gente rica pregunta “¿qué tal si?” ¿Qué tal si le escribo un mail al presidente y me responde?

El poder está en las manos de aquellos que hacen las preguntas correctas.

4. La gente tacaña dice “ellos”, la rica “nosotros”

En una tienda, la mujer que estaba en la caja registradora dijo: “Ellos nunca tienen las máquinas necesarias. No sé qué pasa con ellos”.

Obviamente, esta persona no adquirió ninguna obligación ni responsabilidad por su trabajo, en cambio, en uno de mis restaurantes favoritos, un ayudante dijo: “Tenemos el gran placer de cocinar nuestras carnes en fuego real”.

Su sentido de orgullo y pertenencia hizo que se ganara una buena propina. Serás rico cuando inviertas más en lo que realmente crees.

5. La gente tacaña quiere lo más barato, la rica lo que mejor le convenga

Las personas ricas siempre buscarán “ese extra” para encontrar material de calidad. Ellos no se limitan a sí mismos al precio y no se conformarán con cosas que no le sirven, pero que son baratas.

Para tener una perspectiva real de cómo volverse rico tienes que estudiar a la gente que lo es.

Si actualmente te encuentras rodeado de personas que aún no lo son, sólo haz lo contrario de lo que ellos hacen, de esta manera podrás alcanzar tus sueños financieros.

Kim KiyosakiEsta semana, un interesante título del Harvard Business Review llamó mi atención. “Por qué ‘Crear más redes’ es un mal consejo para las mujeres” sonaba. El artículo, escrito por Sarah Green, comienza con:

Cuando las personas bien intencionadas le aconsejan a las mujeres jóvenes sobre cómo salir adelante, crear redes está casi siempre en la parte superior de la lista. Haz conexiones; sal fuera de tu zona de confort; no solo construyas relaciones, enfócate en tu negocio. Encuentra un mentor (no, un sponsor!) y si tu empresa no tiene ya una red de mujeres, inicia una.

Un nuevo estudio sugiere que tal vez este consejo conéctate-para-llegar-a-la-cima es, para las mujeres, un poco exagerado.

Naturalmente, estaba intrigada ya que creo que los contactos son esenciales para el éxito de las mujeres en los negocios.

Según el estudio, que se enfocó en los analistas de Wall Street, los hombres y las mujeres tenían la misma cantidad de contactos, pero los hombres aprovechaban más de sus contactos que las mujeres.

Como Green continúa diciendo: “Este tampoco es el primer estudio que muestra que hay aspectos estándares (por ejemplo, masculino) en los manuales que no parece funcionar para las mujeres”, y hacia el final del artículo, apunta al consejo estándar profesional para los hombres y las mujeres ambiciosas, como ir a una buena escuela, obtener un MBA, y conseguir un trabajo en una empresa de consultoría top o algún banco de inversión. Al final, ella concluye: “… tenemos que dejar de decirles a las mujeres que sigan el manual masculino. No funciona para las mujeres.”

En cierto modo, entiendo a donde Green quiere ir, pero, por desgracia, creo que no alcanza a ver la imagen completa. Su consejo, después de todo, se centra en las mujeres que están siguiendo un camino: el de una empleada bien pagada.

Tal vez sea cierto que el manual de los hombres no funciona en los lugares de trabajo e industrias controladas y dominadas en su mayoría por hombres. Pero la peor tragedia es que la mayoría de las mujeres piensen que sólo pueden alcanzar el éxito siguiendo el manual de los hombres para subir por la escalera de una corporación.

En mi experiencia, las personas más ricas del mundo buscan y construyen redes. Todos los demás buscan trabajo.

Una pequeña parte interesante del artículo de Green es la siguiente: las mujeres que estaban conectadas con ejecutivos tuvieron mejores resultados. Sin embargo, los hombres con los mismos tipos de conexiones consiguieron incluso mejores resultados, “lo que sugiere que los hombres están mucho más dispuestos a ayudar a otros hombres” que mujeres dispuestas a ayudar a otras mujeres.

Pensando en todo esto, se me ocurrieron un par de cosas que quiero compartir contigo.

# 1 – Las mujeres no deben construir más redes; debemos constituir mejores redes

Que las mujeres conectadas con ejecutivos obtengan mejores resultados es ninguna sorpresa para mí. A menudo, crear redes puede ser sólo otra palabra para sociabilizar. Pero, crear redes de verdad significa crear las conexiones correctas de forma correcta para obtener mayor beneficio.

Una cosa importante que debes hacer es cuidar tu red de contactos y regarla y podarla según sea necesario. Siempre trabajar en gastar tu energía y tiempo en donde te de más frutos.

# 2 – Las mujeres necesitan invertir en el éxito de todas

Es verdad. Debido a que el lugar de trabajo es tan competitivo para las mujeres, puede haber muy poca cooperación. Por desgracia, esto es especialmente cierto para aquellas empleadas muy bien pagadas que ven el mundo de los negocios como uno de escasez. Hay, después de todo, sólo unas pocas posiciones disponibles y una gran cantidad de mujeres que están compitiendo por ellas.

Una de las cosas que me encanta de ser emprendedora es que no compito por una posición. Esto me permitió conectarme con muchos grandes hombres y mujeres que invirtieron en mi éxito tanto como yo invertí en los suyos. Pero, independientemente de tu trayectoria profesional, las mujeres necesitamos cuidarnos las espaldas las unas a las otras! Si queremos salir adelante, nos necesitamos las unas a las otras.

# 3 – Empieza un nuevo juego!

Si bien es cierto que el manual de los hombres no funciona para las mujeres en el mundo sofisticado de las empresas de consultoría e inversión, tal vez sea momento no de conseguir un nuevo manual, sino un nuevo juego.

Si quieres ser una CEO, deja de subir la escalera corporativa. Inicia tu propia empresa! El mundo, contrariamente a la creencia popular, no está lleno de escasez. Está lleno de abundancia! Y quienes estén dispuestas a salir y agarrar las oportunidades que hay ahí fuera, podrán hacer las reglas sobre la marcha.

Reibox BlogNo hay manera infalible de convertirse en millonario.

Pero hay pasos que puedes tomar para ponerte en el camino hacia una multimillonaria riqueza; y obstáculos que podrían estar bloqueando tu camino.

Para determinar cuáles son esos obstáculos, Business Insider revisó el hilo de Quora ¿Cuáles son los mayores obstáculos para convertirse en millonario? y junto las 11 respuestas más perspicaces.

Aunque no podemos garantizar que eliminar cualquiera de estos errores te hará rico, aquí tienes algunos factores a considerar.

1. Falta de determinación

No tener la perseverancia y la determinación de atravesar los tiempos difíciles en tu camino hacia la creación de riqueza podría evitar que llegues a tu meta, de acuerdo con Lukas Schwekendiek .

“No es tan simple como decir que no lo quieres lo suficientemente, o que no estás dispuesto a trabajar duro por ello. Mucho de ello es una lucha interna,” explica. “Hacerte millonario no se trata de juntar un millón de dólares de algún lugar o por trabajar duro. Hacerte millonario significa iniciar un viaje para transformarte en una persona que pueda manejar un millón de dólares.”

2. No actuar sobre tus ideas

“Una cosa es encontrar ideas millonarias, pero otra cosa completamente diferente es actuar en ellas,” dice Bruce Cruz. “Los millonarios no se quedan sentado viendo a los demás avanzar en la vida, los millonarios toman acción para alcanzar sus metas.”

Podrías estar en algo. En una columna de Fitness para hombres, el multimillonario Mark Cuban señaló que puedes diferenciar una buena idea de una mala basado en “si la persona inició o no una compañía alrededor de ella.”

“Las ideas no valen nada hasta que haces algo con ellas,” dijo Cuban.

3. Falta de creatividad

“Si no tienes ideas, estás de vuelta con los civiles, y los civiles nunca ganarán un millón.” escribió James Altucher.

Altucher compara el proceso de dar con buenas ideas con hacer ejercicio: Si te saltas el gimnasio durante dos semanas, te será difícil volver a estar en forma. Lo mismo ocurre con las ideas que valen la pena.

“Las malas ideas son buenas,” escribe Altucher. “Tienes que dar con por lo menos entre 100 a 1.000 malas ideas por cada buena idea.”

Esa buena idea podría ser una idea de un millón de dólares.

4. No hacer conexiones en tu industria

Muchos usuarios de Quora señalaron el crear contactos como un rasgo clave de los millonarios.

“Nunca llegarás a ser crucial en la vida si pasas tiempo con personas perezosas que no están interesadas en administrar su dinero sabiamente,” advierte Bruce Cruz.

Cruz destacó el valor de desarrollar contactos dentro de tu industria y buscar mentores que te guíen a medida que inviertes y haces crecer tu riqueza.

5. Tratar de hacer feliz a todo el mundo

No desperdicies tu tiempo tratando de complacer a todos; enfócate en tus metas personales.

“A algunas personas no les agradarás, no creerán en tu visión o no te seguirán en el camino que crees.” escribe Saul Kropman. “Podrían ser grandes personas pero no son las adecuadas para ti y no debes preocuparte por ellas.”

Reibox BlogA la mayoría de nosotros nos enseñaron que el dinero es la raíz de todo mal y una de las cosas de las que no se habla.

En la sociedad parece que está bien decirle a la gente que estás en bancarrota o que eres de clase media, pero hazte rico y ya no podrás hablar de dinero nunca más.

Para la mayoría de las personas es como oír clavos en la pizarra cuando alguien habla sobre su Rolls-Royce, su jet o sus clubs.

¿Por qué? Quiero darte permiso para hablar sobre tu éxito financiero.

En lugar de estar ofendido por aquellos que hablan de dinero, debes evitar a los que no lo hacen. Y ten cuidado de aquellos que no puedan ganar dinero, que gasten todo su dinero, o que no puedan pagar la cuenta. No puedes aprender nada de los tacaños y avaros.

No es cierto que necesites dinero para hacer dinero. La verdad es que necesitas valor para hacer dinero; el 80 por ciento de todos los millonarios actuales son millonarios de primera generación. No heredaron su dinero ni comenzaron con dinero. Tienes que ser valiente para conectarte con nuevos clientes, obtener más atención y dominar a tus clientes para que no puedan pensar en nadie más.

Ganar dinero, mantener dinero, y luego multiplicar el dinero requiere de un compromiso, dedicación y una obsesión monstruosa por el crecimiento.

Si trabajas para otra persona, asume la responsabilidad de hacer crecer la empresa, no sólo ganar tu salario. Eso ampliará el escritorio de ambos, el de tu empleador y el tuyo. No seas un mero espectador cuando se trata de ganar dinero. Asegúrate de estar en el campo tratando de anotar.

Hay tanto dinero en el planeta, es alucinante, pero la mayoría de la gente no tiene casi nada. La mayoría de las personas no tienen dinero porque creen que hay escasez de dinero, o creen que no lo merecen o que es difícil de conseguir.

Yo tomé la actitud de que el dinero está en todas partes. Todo el mundo tiene dinero, y si son tratados correctamente y se les provee lo que quieren (y más que eso), ellos felizmente me dan su dinero. Mi grito de batalla es “¿Quién tiene mi dinero?”

Cuando era un joven vendedor y necesitaba zapatos nuevos o un traje nuevo, me presentaba a trabajar y me preguntaba: ¿Quién tiene mi dinero para mi traje y zapatos nuevos? Buscaba un cliente que comprara mis productos o servicios y me de el dinero por los productos que, a su vez, necesitaba.

¿Quieres ingresos? En lugar de estar obsesionado con nunca tener suficiente, enfócate en la cantidad de dinero que hay y en ponerte adelante de esas personas que necesitan lo que estás ofreciendo.

El dinero está en todas partes y mi meta es conseguir el mío. Gracias a esta mentalidad, el dinero viene a mí fácilmente, sin esfuerzo y en abundancia. Puedo gastar un montón y regalarlo, y aún tener mucho.

Kim KiyosakiEl problema con los consejos convencionales sobre el dinero es que no sólo son convencionales, sino también a menudo erróneos.

De hecho, muchos consejos financieros de por ahí están diseñados para mantenerte pobre y no inspirarte a hacerte rico.

Ya hablamos sobre el poder de los presupuestos para hacerte rico. ¿Por qué hablamos tanto sobre los presupuestos? Bueno, porque hay muchísimos malos consejos por ahí!

Me crucé con un ejemplo reciente en un artículo titulado, “Top 7 Money saving tips for women who manage the family budget” La autora Obu Ramaraj le da los siguientes consejo a las mujeres que manejan las finanzas de sus casas:

1. Viva por debajo de sus posibilidades
2. Limite las comidas para llevar
3. Efectivo por sobre crédito
4. Los proyectos de bricolaje
5. Hable con su familia sobre el presupuesto
6. Establezca un ejemplo
7. Anote

En términos generales, estos pueden ser condensados en tres amplias categorías de malos consejos sobre presupuestos que son básicas para los miembros de la clase media.

Mal consejo sobre presupuestos #1: Ve un mundo de escasez

El clásico mantra “vive por debajo de tus posibilidades” es una de las cosas más destructivas que le puedes enseñar a alguien sobre el dinero. Le enseña a las personas a pensar en términos de escasez. “Tú sólo tienes esto, por lo que debes cuidar que no se agote.”

Robert a menudo comparte la historia sobre cómo cuando era niño su padre pobre siempre decía: “No puedo pagarlo.” Robert a su vez escuchaba a su padre rico contrarrestar este sentimiento con la pregunta: “¿Cómo puedo pagarlo?” Una forma de pensar, la manera de su padre pobre, ve un mundo de escasez. La otra manera de pensar ve un mundo de abundancia.

En vez de vivir por debajo de tus posibilidades, ¿cómo puedes encontrar la manera de aumentar tus posibilidades?

Mal consejo sobre presupuestos #2: Estable límites

Cuando vives en un mundo de escasez, debes encontrar formas de conservar lo que tienes. Así que, naturalmente, estableces límites.

No salir a comer afuera, crear sistemas para limitar tus gastos, y hacer todo tú mismo en lugar de contratar a un experto son todas formas que tienen aquellos con mentalidad de escasez para establecer límites para “ahorrar” dinero. Desafortunadamente a veces no ahorran dinero, e incluso cuando lo hacen, se sienten insatisfechos, estresados, y no disfrutan de las cosas que quieren hacer.

De nuevo, hay muchas buenas razones para limitar cosas en la vida. Por ejemplo, tal vez no comas fuera porque quieres controlar lo que hay en tu comida o pasar más tiempo con tu familia. O quizás haces un proyecto de bricolaje porque realmente disfrutas aprendiendo cosas nuevas. Pero no ser capaz de pagarlo no debería ser una razón.

En lugar de fijar límites, los ricos entienden que los límites son solamente un estado mental. Si ves el mundo como uno de abundancia, el truco (y lo divertido!) está en averiguar cómo puedes aprovechar la abundancia, no en proteger avaramente lo poco que conseguiste ganar.

Mal consejo sobre presupuestos #3: Establece un mal ejemplo

En última instancia, si sigues el consejo de los expertos financieros convencionales y modelas este comportamiento para su familia, continuarás creando generaciones de personas que tienen problemas para llegar a fin de mes. Peor aún, le enseñarás a ver el mundo como uno de escasez, por lo que limitarás sus mentalidades y potencial en el proceso.

En vez de eso, da un salto y empieza a aprender cómo puedes lograr todo lo que te propongas. Pasa esas lecciones, tanto las de éxito como las de fracaso, a tus hijos. Les irá mucho mejor con ellas.

Robert KiyosakiUno de los mejores indicadores de inteligencia financiera es el flujo de dinero. Sin embargo, no es sólo el flujo de dinero lo que importa, también es la forma en que obtienes ese flujo de dinero.

El primer paso para saber cómo obtienes tu flujo de dinero es entender tus estados financieros personales.

Una vez que entiendas dónde estás financieramente, es crucial que crees un plan para estar financieramente más seguro y saludable. Y eso significa empezar con un presupuesto.

El problema es que la mayoría de las personas tienen conceptos erróneos sobre lo que es un presupuesto y por qué es tan útil.

En mi experiencia, hay tres maneras en que las personas presupuestan. Y la forma en que presupuestas tiene mucho que decir sobre tu mentalidad financiera.

Presupuestando como los pobres

Las personas con mentalidad de pobres a menudo no usan los presupuestos. Y si los usan, usan uno muy simple. ¿Por qué? Porque no tienen ningún activo ni ingresos pasivos.

Aquellos que presupuestan con mentalidad de pobre, simplemente hacen un seguimiento de sus ingresos (es decir, su salario) y sus gastos cada mes. Lo que les queda, a menudo nada o menos, lo usan para ahorrar en caso de que llegue un día lluvioso.

Para aquellos con una mentalidad de pobre, un presupuesto sirve como una herramienta para asegurarse de no estar gastando demasiado, pero no para entender sus finanzas, ni inspirarlos, ni crecer.

Presupuestando como la clase media

Aquellos en la clase media a menudo tienen más ingresos que gastos (siempre y cuando mantengan su trabajo bien remunerado!). Puede que tengan unas pocas inversiones, pero no están enfocadas en ellas diariamente. En vez de ello, contribuyen a algún mondo mutuo de inversión al que rara vez prestan atención, y tal vez son dueños de una casa.

La clase media usa el presupuesto como herramienta para saber la cantidad de dinero que les queda cada mes. A continuación, se recompensan por tener dinero extra, que a menudo lo anotan como “gastos discrecionales”. Y más a menudo, lo gastan en vacaciones, coches, electrónica, o algo que les de placer; cosas que yo llamo doodads (caprichos). En el proceso, crean pasivos, pero no invierten en activos.

Para aquellos con mentalidad de clase media, un presupuesto sirve como herramienta para asegurarse de que gastan menos de lo que ganan, pero también para saber cuánto dinero para “diversión” pueden gastar. Sin embargo, el origen de ese dinero ganado siempre son los ingresos de un salario y no ingresos pasivos provenientes de inversiones.

Presupuestando como los ricos

Los ricos no ven los presupuestos como una forma de comparar sus ingresos y gastos. Más bien, los ven como una manera de prepararse para crear más dinero. En resumen, se preguntan, “¿Cómo puedo ganar más dinero?” en lugar de decir: “¿No tengo suficiente dinero?” (Los pobres) o “¿Cuánto dinero extra puedo gastar?” (La clase media).

Si hay doodads que los ricos quieran disfrutar, no ven sus ingresos existentes para determinar si pueden comprarlos. En vez de eso, se preguntan cuánto más van a necesitar ganar para cubrir ese gasto. Y entonces buscan inversiones y activos para que cubran esos nuevos gastos.

En esencia, el primer gasto en un presupuesto es el gasto para las inversiones. Eso crea entonces los ingresos pasivos que cubrirán las cosas “divertidas” del presupuesto después. En el proceso, los ricos crean más dinero y obtienen más activos. Sus flujos de dinero cubren sus gastos. Y todo deriva de su mentalidad a la hora de armar sus presupuestos.

Kim y yo hemos presupuestado así durante años, y es una de las claves fundamentales de nuestro éxito financiero. Si puedes dominar tu mentalidad y cambiar tu forma de presupuestar, podrás dominar tu dinero.

Robert KiyosakiCuando era un niño en la escuela primaria, mi padre rico ya estaba poniendo ideas en mi cabeza sobre las diferencias entre los ricos, los pobres y la clase media.

“Si quieres seguridad laboral, sigue los consejos de tu papá,” me dijo. “Si quieres ser rico, necesitas seguir mis consejos.”

Entonces, Padre rico pasó a mostrarme la diferencia entre su plan de inversiones y el plan de inversión de mi padre.

“Mi empresa compra activos con dólares antes-de-impuestos,” decía padre rico mientras hacía el siguiente diagrama.

01

“Tu papá intenta comprar activos con dólares después-de-impuestos. Sus estados financieros se parece a esto,” dijo padre rico.

02

Para resumir, de forma bella, mi padre rico combinó los dos diagramas para poner en relieve la diferencia entre mi padre y él.

03

Jugando con diferentes reglas

El punto que mi padre rico estaba queriendo marcar era que, a pesar de que vivíamos en un país libre, no todo el mundo jugaba con las mismas reglas. Los ricos tienen sus propias leyes, las cuales les permiten hacerse más ricos.

Padre rico continuó enseñándome que, debido a que mi padre era un empleado, él tenía que pagar sus impuestos primero y sólo entonces podía invertir. Eso significaba que le sacaban hasta un 50 por ciento o más de sus ingresos antes de que pudiera comenzar a invertir.

Como dueño de negocios, padre rico era capaz de comprar activos a través de su negocio, y entonces pagar impuestos por los ingresos que le quedaban. Él compraba sus activos primero, y pagaba sus impuestos después.

“Yo pago impuestos sobre mis ingresos netos,” dijo. “Tu papá paga impuestos sobre sus ingresos brutos, y luego trata de comprar activos. Debido a esto, es muy, muy difícil para él poder lograr cualquier tipo de riqueza.”

Si tuviéramos que mostrarlo en un mapa en el cuadrante del flujo del dinero, los puntos de mi padre rico se verían así:

Como invirtió mi padre pobre

04

Como invirtió mi padre rico

05

“Siempre recuerda,” dijo padre rico, “que las reglas son diferentes para los diferentes cuadrantes. Toma las decisiones sobre tu futuro con prudencia. Decide con qué reglas quieres jugar.”

¿Puedes hacer esto tú también?

Intento transmitir la sabiduría que aprendí de mi padre rico. Hoy en día, como mi padre rico me enseñó, invierto a través de mis negocios, y enseño a otros a hacer lo mismo.

Cuando hablo sobre esto, invariablemente las personas levantan sus manos y dicen cosas como:

• “Pero yo soy un empleado, y no tengo un negocio.”
• “No todos podemos ser dueños de un negocio.”
• “Empezar un negocio es arriesgado.”
• “No tengo dinero para iniciar un negocio, y mucho menos para invertir.”

Para este tipo de declaraciones, le recuerdo a las personas que hace menos de 100 años, aproximadamente el 85 por ciento de las personas en los EE.UU. eran dueños de sus propios negocios, ya sea como productores independientes o pequeños comerciantes. Sólo un pequeño porcentaje de la población era empleada. Sé que mis abuelos fueron dueños de pequeñas empresas.

Actualmente, en tan sólo un par de generaciones, parece que la era industrial (con su promesa de empleos bien remunerados, seguridad laboral y pensiones) ha hecho desaparecer esa independencia de nosotros.

¿Qué quieres hacer?

Lo más probable es que tengas el potencial para ser un gran dueño de negocios, si tienes la voluntad para desarrollar las habilidades necesarias. Nuestros antepasados desarrollaron y dependían de sus habilidades empresariales, y tú también puedes.

Si no tienes un negocio hoy, la pregunta es: ¿Quieres pasar por el proceso de aprender cómo construir un negocio?

Eres el único que puede responder esa pregunta.

Reibox BlogSi tu sueño es hacerte millonario, no hay un camino establecido para alcanzarlo. Sin embargo, hay pasos que puedes tomar para ponerte en el camino correcto, y saltar los obstáculos que puedan bloquear tu camino.

En el hilo Quora “¿Cuáles son los mayores obstáculos para hacerte millonario?” el autor, blogger y podcaster James Altucher compartió algunos de los hábitos que descubrió que impiden a las personas hacerse millonarias, tanto en su vida propia como en la vida de los millonarios que conoció y estudió.

Además de señalar algunos factores obvios que afectan tu valor neto (tu salario y donde vives) Altucher esboza obstáculos menos tangibles que podrían estar frenándote.

Aquí tienes tres señales de alerta a tener en cuenta si estás apuntando llegar a la marca de un millón de dólares.

1. No ejercitas tu creatividad

“Si no tienes ideas, te quedas con los civiles. Los civiles no harán nunca un millón,” escribe Altucher en Quora.

Altucher compara el proceso de dar con buenas ideas con hacer ejercicio: Si te saltas el gimnasio dos semanas, te será difícil ponerte en forma. Lo mismo vale para tener ideas que valgan la pena.

“Las malas ideas son buenas,” dice. “Tienes que tener por lo menos de 100 a 1.000 malas ideas para tener una buena idea.”

Esa buena idea podría ser una idea de un millón de dólares.

2. Pasas tiempo con personas tóxicas

Las personas con las que te rodeas afectan tu productividad más de lo que crees.

“Las personas tóxicas en tu vida te arrastrarán para abajo,” escribe Altucher. “Las personas buenas en tu vida te amarán y te inspirarán. Es un tira la soga. Deja que la gente buena gane.”

Y añade: “No podrás tener éxito con personas tóxicas tirándote para abajo.”

3. Le echas la culpa a otros por tus errores

Es difícil admitir el fracaso. Y es aún más difícil dejarlo atrás cuando la herida todavía está fresca. Pero culpar a otros por tus errores nunca es productivo, de acuerdo con Altucher.

“Es muy difícil [aprender de él] cuando sientes el dolor del fracaso. Yo a menudo no puedo hacerlo,” dice. “Pero no culpes tampoco. Ese es el primer paso para aprender, recuperarte, moverte hacia adelante en lugar de hacia atrás.”

Después de entrevistar a cientos de personas exitosas en su podcast, Altucher notó que todos ellos tenían una cosa en común: “Todos ellos tuvieron períodos de enormes fracasos,” dice. “Esta es la cantidad de veces que ellos culparon a otras personas por sus fracasos: CERO”.

Ya sea culpa de ellos o no, las personas exitosas no se detienen en los fracasos; aprenden de ellos y siguen adelante.

Robert KiyosakiEn este momento, siento que 1985 fue el peor año de nuestras vidas. Pero en retrospectiva, fue el comienzo de nuestros mejores años.

Estábamos quebrados. Entre los dos, Kim y yo teníamos alrededor de $400.000 en deudas personales, la mayoría de las cuales yo le debía a los acreedores debido al fracaso de mi primer negocio; y los intereses estaba haciendo que ese número crezca rápido.

Los pocos ahorros que teníamos habían desaparecido en tres meses, y por un corto período de tiempo, habíamos sido unos sin hogar. Para sobrevivir, cargamos al máximo cada tarjeta de crédito que teníamos, lo que significaba que nuestra deuda estaba creciendo aún más.

Las lecciones más valiosas

Nos vimos tentados a declararnos en quiebra y empezar de nuevo, pero no lo hicimos. Elegimos aprender las lecciones importantes que el saldar nuestras deudas nos enseñarían. Para 1990, estábamos libres de deudas, y unos años más tarde, éramos financieramente libres. Hoy en día, tenemos muchos millones.

Somos más ricos, no sólo porque tenemos un montón de dinero, sino también por las experiencias y las lecciones que aprendimos cuando buscábamos la forma de saldar nuestras deudas.

Los siguientes son los seis consejos esenciales y sencillos que aprendimos de nuestra experiencia que pueden ayudarte a eliminar tus deudas y hacerte más rico.

Consejo # 1: Si tienes tarjetas de crédito con saldos pendientes, ten sólo una o dos tarjetas de crédito en tu billetera.

Mantén las otras tarjetas fuera de vista, preferiblemente en un una caja de seguridad o caja fuerte. Cada nuevo cargo que le agregues a esas tarjetas, tienes que saldarlas cada mes. No incurras en ninguna deuda mala más de largo plazo.

Consejo # 2: Consigue de $150 a $ 200 adicionales por mes.

Cuando Kim y yo estábamos en nuestros momentos más difíciles económicamente, aprendimos cómo abrirnos paso. Conseguimos pequeños trabajos aquí y allá, todo mientras trabajábamos en la construcción de nuestro propio negocio los fines de semana.

No fue difícil ganar un poco de dinero extra aquí y allá. Simplemente tuvimos que mantener nuestras mentes abiertas a las posibilidades que nos rodeaban. Si no puedes generar un adicional de $ 150 a $ 200 por mes, entonces tus posibilidades de lograr la libertad financiera son solamente una quimera.

Consejo # 3: Aplica ese adicional de $ 150 a $ 200 a los pagos mensuales de SOLO UNA de tus tarjetas de crédito.

Paga el mínimo más los $ 150 a $ 200 en esa tarjeta de crédito. Paga sólo el monto mínimo en todas las otras tarjetas. A menudo, las personas tratan de pagar un poco más cada mes en todas sus tarjetas, pero esas tarjetas sorprendentemente nunca logran ser saldadas.

Consejo # 4: Una vez que la primera tarjeta esté saldada, aplica la cantidad total que pagabas cada mes en esa tarjeta a tu próxima tarjeta de crédito.

Paga el monto mínimo en la segunda tarjeta más el pago mensual total que pagabas en tu primera tarjeta de crédito.

Continúa este proceso con todas tus tarjetas de crédito y otros créditos de consumo, tales como cargos de tiendas. Con cada deuda que pagues, añade la cantidad total que pagabas a la deuda pagada al pago mínimo de la deuda siguiente. A medida que pagues cada deuda, la cantidad mensual que le estarás pagando a la siguiente deuda aumentará.

Consejo # 5: Una vez que todas tus tarjetas de crédito estén pagadas, continúa el procedimiento con los pagos de tu coche y de tu casa.

Si sigues este procedimiento, te sorprenderás por la cantidad reducida de tiempo que te tomará estar completamente libre de deudas. La mayoría de las personas pueden estar libres de deudas dentro de cinco o siete años.

Consejo # 6: Ahora que estás completamente libre de deudas, toma la cantidad mensual que pagabas en tu última deuda y usa ese dinero para inversiones.

Es así de simple.

La buena noticia es que no tienes que hacerlo solo!

Cuando Kim y yo estábamos saliendo de deudas, y en el camino de hacer millones, tuvimos amigos y asesores en cada paso del camino. Creemos tan firmemente en el poder de una comunidad que pasamos nuestras vidas construyendo una empresa que le provea a muchos otros la misma ayuda y aliento que nosotros tuvimos.

Robert KiyosakiSi eres un gran fanático del fútbol americano, sabes lo importante que es el Draft de la NFL.

Para los no fanáticos de la NFL, el Draft es el momento en el que los equipos de fútbol (americano) profesionales escogen jugadores jóvenes universitarios y les pagan cantidades extraordinarias de dinero para jugar un juego.

La historia de una rápida caída

Hace dos años, en el Draft del 2014, Johnny Manziel, o “Johnny Football” como fue llamado, fue reclutado por los Cleveland Browns como el pick número 22 en la primera ronda. El contrato resultante fue de alrededor de $8,3 millones con un bono de $ 4.3 millones por firmar. De la noche a la mañana, Johnny Football era un millonario.

Dos años después, luego de una serie de problemas fuera del campo, incluyendo abuso de sustancias y el presunto abuso físico a su novia, los Browns cortaron a Johnny Football en marzo. Durante el Draft de este año, Manziel observó el Draft de la NFL como “agente libre”, solo en un bar de Columbus, Ohio.

Unos días más tarde, escribió esto en Twitter: “Ustedes actúan como si lo que estoy haciendo fuera algo nuevo. He sido la misma persona, haciendo las mismas cosas desde que todo comenzó.”

Mentalidad: La clave del éxito

Todo esto viene a demostrar una verdad universal, el dinero no te hace rico. Mentalidad sí.

De hecho, la mentalidad, muy a menudo, es la línea divisoria entre los que tienen éxito en la vida y los que no.

En la NFL hay muchos jugadores que no tienen las habilidades y talentos naturales que Manziel tiene, pero prosperan. Se presentan, se ponen a trabajar, y continuamente aprenden y crecen. Escuchan a sus entrenadores. Se rodean de personas inteligentes que los ayudan a mejorar en lugar de empeorar. Tienen una mentalidad de éxito, la mentalidad de un profesional, no la de un aficionado.

No conozco personalmente a Johnny Fooball, pero puedo decir que su caída rápida se debió a muchas cosas, y muchas de ellas derivan de una pobre mentalidad. El presumir ser el mismo cuando los resultados de su comportamiento demuestran una y otra vez que tiene que cambiar, es la prueba viviente del viejo adagio que dice que la definición de locura es hacer la misma cosa una y otra vez y esperar resultados diferentes.

Cambia tu mentalidad para cambiar tu futuro

Hoy, si estás corriendo hacia una pared y no experimentas el éxito que esperabas, te pido que eches un vistazo a tu mentalidad. ¿Cómo estás viendo el mundo? ¿Estás cayendo en viejos hábitos y formas de hacer las cosas que resultaron en las mismas faltas de éxitos que en el pasado?

Si es así, es hora de dejar de ser la misma persona y hacer las mismas cosas. Es tiempo de cambiar.

Empieza por ver aquí

Empieza por ver cómo usas tu tiempo. ¿Lo desperdicias de formas poco saludables? ¿Hay lugares en los que puedas pasar tu tiempo para crecer en lugar de quedarte estancado?

Y entonces, echa un vistazo a la gente con la que sueles salir. ¿Tienen mentalidad de perdedores que te estén deteniendo? ¿Necesitas cambiar tus viejos “amigos” por otros nuevos que te ayuden a ser mejor de lo que eres y darte una nueva mentalidad?

Por último, echa un vistazo a lo que lees y escuchas. ¿Llenas tu mente con cosas que refuerzan el status quo? ¿O llenas tu mente con cosas que te desafían y te piden crecer para ser más de lo que eres?

Al final, hay esperanzas para Johnny football, y hay esperanzas para ti. Todo comienza con un cambio de mentalidad, y continúa con ponerte a trabajar, día a día para continuamente crecer y desafiarte a ti mismo.

De nuevo, el éxito y la riqueza no provienen de las oportunidades y el dinero. Provienen de lo que haces con ellos.

Reibox Blog“En una economía de libre mercado, cualquier persona puede hacer tanto dinero como quiera,” enfatiza el millonario hecho a sí mismo Steve Siebold, que también estudió a más de 1.200 de las personas más ricas del mundo.

Y nunca es demasiado temprano para empezar.

Para ayudarte a alcanzar la marca de las siete cifras para tus 30s, juntamos nueve consejos de las personas que se hicieron millonarias a una corta edad.

No podemos garantizarte la condición de millonario, pero hacer estas cosas no le hará daño a tus probabilidades.

1. Enfócate en ganar

“En el entorno económico actual, no puedes asegurar tu camino hacia el estatus de millonario,” escribe Grant Cardone, quien pasó de la ruina y las deudas a los 21s, a millonario hecho a sí mismo a los 30s. “El primer paso es enfocarte en aumentar tus ingresos en incrementos y repetir eso.

“Mis ingreso eran de $ 3,000 al mes y nueve años más tarde, eran de $ 20.000 al mes. Comienza a seguir al dinero, y eso te obligará a controlar tus ingresos y ver las oportunidades.”

Ganar más dinero a menudo es más fácil decirlo que hacerlo, pero la mayoría de las personas tiene varias opciones.

2. Desarrolla múltiples flujos de ingresos

Una manera de ganar más es aumentar tus flujos de ingresos.

En su estudio de cinco años de millonarios hechos a sí mismos, el autor Thomas C. Corley descubrió que muchos de ellos desarrollaron múltiples flujos de ingresos: 65% tenían tres flujos, el 45% tenían cuatro flujos, y el 29% tenían cinco o más flujos.

Estos flujos adicionales incluyen alquileres de bienes raíces, inversiones en la bolsa, y poseer parte de negocios.

“Tres flujos de ingresos parece ser el número mágico para los millonarios hechos a sí mismos en mi estudio sobre Los Hábitos de los Ricos, pero entre más fuentes de ingresos puedas crear en la vida, más seguro estarás financieramente,” escribe.

3. Ahorra para invertir, no ahorres por ahorrar

Escribe Cardone:

“La única razón para ahorrar dinero es para invertirlo. Pon tu dinero ahorrado en inversiones que te interesen. Actualmente, al menos dos veces al año, me quedo sin dinero porque siempre invierto mis excedentes en empresas que no me puedo permitir.”

4. No exhibas; sélo

“No compré mi primer reloj de lujo o coche hasta que mis negocios e inversiones estaban produciendo múltiples flujos seguros de ingresos,” escribe Cardone. “Seguí conduciendo mí Toyota Camry cuando me había convertido en millonario. Se conocido por tu ética de trabajo, no por las baratijas que compras.”

5. Cambia tu mentalidad sobre el dinero

“Hacerte rico comienza con tu mentalidad y lo que piensas sobre ganar dinero,” explica Steve Siebold, millonario hecho a sí mismo.

Al final del día, “El secreto siempre ha sido el mismo: pensar,” enfatiza. Mientras que las masas creen que hacerse ricos está fuera de su control, los ricos saben que hacer dinero es en realidad un trabajo interno.”

6. Invierte en ti mismo

“La inversión más segura que hice fue en mi futuro,” escribe Tucker Hughes, que se convirtió en millonario a los 22.

“Lee por lo menos 30 minutos al día, escuchar podcasts mientras conduces y busca mentores vigorosamente. No solo necesitas ser un maestro en tu campo, tienes que ser un genio bien rodeado capaz de hablar de cualquier tema ya sea finanzas, política o deportes. Consume conocimientos como si fuera aire y pon tu búsqueda por aprender por encima de todo.”

Muchas personas exitosas y ricas de hoy son lectores voraces. Toma a Warren Buffett, por ejemplo, que estima que el 80% de su jornada laboral está dedicada a la lectura.

7. Establece metas y visualízate lográndolas

Si quieres hacer más dinero, tienes que tener una meta clara y luego un plan específico sobre cómo vas a lograr esa meta. El dinero no aparecerá por si solo; tienes que trabajar en ello.

Los ricos eligen comprometerse a alcanzar la riqueza. Requiere enfoque, fortaleza, conocimiento, y mucho esfuerzo, dice T. Harv Eker, otro millonario hecho a sí mismo, y es posible si tienes metas precisas y una visión clara: “La razón número uno de por que la mayoría de las personas no obtienen lo que quieren, es porque no saben lo que quieren. Los ricos son totalmente claros en que quieren la riqueza.”

8. Empieza a salir con gente que admires

Andrew Carnegie, que comenzó con nada antes de convertirse en el hombre más rico de los EE.UU., acredita todas sus riquezas a un principio: La Mente Maestra.

La idea es rodearte de personas talentosas que compartan tu visión, porque la alineación de varias mentes inteligentes y creativas es exponencialmente más potente que una sola.

Además, nos convertimos en las personas con las que nos asociamos, que es la razón por la que los ricos tienden a asociarse con otros ricos.

“En la mayoría de los casos, tu valor neto refleja el nivel de tus amigos más cercanos,” explica Siebold. “Exponerte a personas que tienen más éxito que tú tiene el potencial de ampliar tus pensamientos y catapultar tus ingresos. La realidad es que los millonarios piensan de manera diferente a la clase media sobre el dinero, y hay muchísimo que puedes ganar por estar en su presencia.”

9. Apunta por $10 millones, no $1 millón

“El error financiero más grande que he hecho fue no pensar lo suficientemente en grande,” escribe Cardone. “Te animo a ir por más de un millón. No hay escasez de dinero en este planeta, solamente hay escasez de personas que piensen lo suficientemente en grande.”

Robert KiyosakiLa temporada de impuestos es un momento en la que mucha gente comienza a entrar en pánico.

La mayoría de la gente espera poder obtener un reembolso, pero en secreto todo el mundo teme lo contrario: que le deberán cientos o incluso miles de dólares a la oficina de impuestos.

Esa es la razón por la que la mayoría de las personas temen la temporada de impuestos; en especial los empleados y auto-empleados. ¿Por qué? Porque saben que no tienen control sobre lo que tendrán que pagar en impuestos. Sólo puedes aguantarlo y aceptarlo.

Pero ¿Y si hay una mejor manera? ¿Y si en realidad pudieras esperar con ansias la temporada de impuestos? Yo lo hago. Y tú también puedes. Todo comienza con pensar y actuar como los ricos.

Dos puntos de vista

Para ilustrar aún más estos dos puntos de vista con respecto a los impuestos, voy a compartir una historia contigo.

Hace muchos años, un periodista me preguntó cuánto había ganado durante el año anterior. Le respondí: “Hice alrededor de un millón de dólares.”

“¿Y cuánto pagó en impuestos?” preguntó.

“Nada,” le dije. “Ese dinero lo hice con la venta de tres propiedades, y fui capaz de diferir el pago de impuestos usado la Sección 1031 de intercambio. Nunca toqué el dinero. Sólo lo reinvertí en propiedades más grandes.”

Unos días después, el periódico publicó la noticia con el siguiente titular: “Hombre rico gana $1 millón y admite que no paga nada en impuestos.”

Si bien dije algo parecido a eso, estaba claro que el reportero no entendió lo que le había dicho, o que deliberadamente distorsionó el mensaje, dejando fuera algunas palabras claves.

Cualquiera sea la razón, era un ejemplo perfecto de diferentes puntos de vista procedentes de diferentes partes del Cuadrante del flujo del dinero. Él pensaba como un empleado (E) en el lado izquierdo del cuadrante, pero yo estaba hablando como un inversor (I) en el lado derecho del cuadrante.

Cuadrante del flujo del dinero

El peor consejo que le puedes dar a tus hijos

La mayoría de los padres quieren que sus hijos vayan a la escuela, obtengan buenas calificaciones, y encuentren un trabajo bien pagado y seguro. En realidad, este es uno de los peores consejos que les podemos dar a nuestros hijos. ¿Por qué? La respuesta se encuentra en los impuestos y las deudas.

Para las personas que obtienen sus ingresos de los cuadrantes E y A, prácticamente no hay deducciones impositivos. Por lo tanto, los del lado izquierdo del Cuadrante del flujo del dinero pagan más impuestos, e incluso más cuando menos ganan.

Si bien parece una buena idea obtener una buena educación y un trabajo muy bien pagado, la realidad es que la mayoría de las personas con empleos bien remunerados no son ricas. ¿Por qué? Porque no tienen educación financiera y no tienen ni idea de cómo funciona el dinero, ni cómo hacer que trabaje para ti.

Siempre recuerda esta regla fundamental: Ser rico no se trata sobre cuanto dinero ganas; se trata de cuanto dinero conservas.

Riqueza libre de impuestos

Los ricos pagan muy poco en impuestos por sus ingresos porque no ganan su dinero como lo hacen los empleados. Ellos saben que la mejor forma de evitar los impuestos legalmente es mediante la generación de ingresos pasivos, directamente del lado derecho del Cuadrante del flujo de dinero; del lado de los Dueños de negocios (D) y los inversionistas (I).

Si ganas tus ingresos desde el lado izquierdo del cuadrante, la única deducción impositiva que tienes es para comprar una casa más grande y contraer más deuda. Pero los ricos tienen decenas de deducciones impositivas que les ofrecen los gobiernos para estimular las inversiones y el desarrollo empresarial, lo cual genera más puestos de trabajo.

Los ricos pueden hacer millones de dólares y pagar virtualmente nada en impuestos.

No todos los ingresos son iguales

El punto es el siguiente: no todos los ingresos son iguales.

Los ingresos pasivos, el tipo de ingresos generados en el lado derecho del cuadrante es mucho mejor que los ingresos ganados, el tipo de ingreso ganado desde el lado izquierdo del cuadrante. Los ingresos pasivos son menos gravados, y también son resultado del flujo de dinero de tus activos, no de vender tu tiempo como empleado.

Pero aquí está la trampa, no cualquiera puede empezar a ganar ingresos pasivos en el lado derecho del Cuadrante del flujo de dinero. Se necesita inteligencia financiera para iniciar un negocio exitoso y hacer grandes inversiones. La buena noticia es que cualquier persona puede aumentar su inteligencia financiera a través de la educación financiera.

Si quieres ganar más dinero, conservar más dinero, tener más tiempo, y pagar menos impuestos, el primer paso es saber cómo funciona el dinero y cómo hacer que trabaje para ti.

Kim KiyosakiUno de mis tipos de inversión favoritos son los bienes raíces.

De hecho, mi primera inversión fue una pequeña casa de dos dormitorios en Portland, Oregón. Logré hacer $25 al mes en flujo de dinero, pero fueron los $25 más dulces que jamás había ganado. Encontrar esa pequeña casa me inculcó el amor por la caza.

Hoy en día, soy dueña de miles de unidades de apartamentos que ganan millones de dólares cada año; pero, honestamente, los fundamentos que usé para invertir en esas unidades no son diferentes a los fundamentos que usé para encontrar y comprar esa pequeña casa en Portland.

Busco propiedades que se puedan comprar por debajo del mercado, que tengan la oportunidad de ser mejoradas, y a través de esas mejoras, hacer crecer su flujo de dinero y valor. Es una fórmula bastante simple.

Y en la mayoría, todas estas unidades están cerca de casa. Las siguientes son tres razones de por qué.

1. Un conocimiento más profundo

Tú quieres estar al tanto de la zona en la que estás invirtiendo. Quieres saber si las rentas están subiendo o están bajando, si empresas o tiendas se están mudando al área, cómo se están moviendo los valores de las propiedades, y si las tendencias generales de la zona están subiendo o bajando.

Estos son sólo algunos de los factores de los que deseas estar al tanto, para que cuando una propiedad salga a la venta, seas el experto en esa área. Sabrás rápidamente si se trata de una propiedad y un área que valga la pena. Esto te ahorrará un montón de tiempo y dinero, así como también un montón de dolores de cabeza!

Algunas personas creen que pueden confiar en los corredores para este tipo de información, y en alguna medida puedes, si conoces y confías en el corredor, y no tienes los medios para ir y echarle un vistazo a una zona y propiedad por ti mismo. Recuerda, el trabajo de un corredor es vender la propiedad, por lo que necesitas ver todo lo que te dice con un ojo crítico. Para eso necesitas experiencia.

Pero hasta que hayas hecho muchas inversiones y construido muchas relaciones en la comunidad de bienes raíces, tienes un montón de propiedades justo en tu patio trasero. Conviértete en un experto en tu barrio antes de pensar en ir al siguiente “mercado caliente.”

2. Mantenimiento más sencillo

Si surge algún problema en tu propiedad (¡y surgirá!), No quieres tener que tomar un avión, alquilar un coche, solucionar el problema, conducir de regreso al aeropuerto y tomar un avión a casa. Sería una tortura, y te costaría mucho tiempo y dinero.

A medida que tus inversiones se hagan más sofisticadas, y las propiedades se hagan más grandes, puedes contratar un administrador de propiedades para hacer esa parte del trabajo por ti, pero los viajes siguen siendo un factor. Y hasta que alcances cierto nivel de inversión, te será muy difícil poder encontrar un administrador de propiedades dedicado y útil. En verdad, manejar reparaciones desde lejos es más problemas de lo que vale la pena.

3. Búsqueda más enfocada

Por último, si crees que las mejores ofertas siempre están en otras ciudades, gastarás todo tu tiempo persiguiendo cientos de potenciales propiedades por todo el mundo. Y al mismo tiempo, te perderás de las ofertas que se encuentran a unos pocos kilómetros de ti.

¿Hay buenas ofertas en otros lugares? Ciertamente, pero si te enfocas en unas pocas áreas claves cerca de tu casa y te conviertes en un experto en él, te sorprenderás de la cantidad de buenas ofertas que están justo en tu puerta.

Reibox BlogSer millonario es muy poco frecuente en nuestra sociedad. Muchos trabajan toda su vida y nunca alcanzan ese estatus.

Por supuesto, ellos validan eso diciendo cosas como “No me importa el dinero,” “Los millonarios no son felices,” “No necesito tanto dinero.”

Estoy seguro de que puedes pensar otras 30 validaciones. Uno no se hace millonario por accidente, y si no es una meta que te hayas puesto entonces de seguro nunca lo lograrás.

Este artículo no es sobre dinero, es sobre interrumpir el sistema de creencias que tienes actualmente y propulsarte hacia la riqueza real.

Esto es lo que he descubierto en los últimos 10 años y las cosas comunes que verás en todos los jóvenes millonarios.

1. Urgencia

Las mejores compañías en el planeta aman a los jóvenes talentos, aman a aquellos que tienen un propósito, y a aquellos con un sentido de urgencia en sus vidas. Google está contratando más adolescentes que graduados universitarios, e incluso a uno de 12 años quien acaba de empezar la secundaria.

Entiende que el ahora es más importante que cualquier otro momento, y la mentalidad de “algún día” está matando muchos sueños. Las oportunidades son solo oportunidades si les sacas el máximo provecho. Los jóvenes millonarios siempre lo hacen, y constantemente están logrando nuevas metas y ambiciones. Debes tener un sentido de urgencia, que la mayoría de la sociedad no tiene, si buscas en serio el éxito.

2. Influencias elevadas

Detrás de cada joven millonario encontrará un mentor educado y sabio.

Todavía no me he encontrado con ningún millonario o multimillonario que no tenga un mentor que los guíe, desafíe, y los enfoquen para pensar más en grande. Ellos entienden realmente que es imposible crecer, aprender y convertirse en la persona que necesitan ser para alcanzar la marca del millón sin una red excepcional detrás.

El éxito depende de con quien te asocias, así que asegúrate estar consciente de tu entorno. Puedes sistematizar un montón de cosas, pero no puedes sistematizar tiempo para asegurarte de que estás siempre pasando tiempo con las personas adecuadas.

3. Maximizan sus fortalezas

Una de mis citas favoritas de Gary Vaynerchuk es “soy muy malo en el 99% de las cosas, pero voy a dar todo a ese 1% en el que soy bueno.”

Somos condicionados por nuestros maestros, compañeros, padres, entrenadores y todos los demás por el consejo que deberíamos “aprender a trabajar en tus puntos débiles,” y “fortalecer tus debilidades,” pero todos los jóvenes millonarios se enfocan 100% en sus mejores habilidades y fortalezas. Ellos aprenden a rodearse de personas que complementan sus debilidades, o las delegan.

Nunca te volverás rico si te enfocas en las cosas en las que no eres bueno. ¿Cuál es tu cosa? ¿En qué puedes llegar a ser el mejor? Ahora, una vez que domines esa área, y empieces a producir resultados reales, solo entonces puedes pasar a otra cosa.

4. Nunca cambies tiempo por dinero

Los jóvenes millonarios se dieron cuenta de que nunca se harán ricos intercambiando tiempo por dinero, y tú tampoco. Está bien por un rato, pero en algún momento tienes que enfocarte en escalar y apalancarte.

Una de las razones por la que los emprendimientos, marketing social, ventas directas y las empresas de Internet están creciendo exponencialmente es debido a las infinitas posibilidades que hay. No es fácil, y es riesgoso, pero debes ver más allá del riesgo y enfocarte en las recompensas.

Enfócate en el poder del apalancamiento y cómo crear ingresos consistentes sin intercambiar tiempo por dinero. Invierte en propiedades, membresía de sitios, construir una marca, alianzas, marketing de afiliados, diferentes tipos de programas, etc. Toma tiempo analizar si realmente estás maximizando tu tiempo. Si estás intercambiando tiempo por dinero asegúrate de que sea un intercambio inteligente.

5. No se preocupan por lo que los demás piensan de ellos

Debes eliminar la necesidad de ser querido si deseas tener una vida extraordinaria. Las personas a las que les preocupa lo que otros piensan de ellos siempre estarán limitadas por las opiniones de demás. Los jóvenes millonarios tienen en cuenta muy pocas opiniones y tienen una piel muy gruesa. Ellos estudian cómo ser fuertes mentalmente.

Cuando persigas la grandeza no esperes que otros te apoyen, ya que tú representas el valor, la fuerza y la visión que ellos no tienen aún. El notable innovador Steve Jobs solía decir que “tu tiempo es limitado, así que no lo desperdicies viviendo la vida de alguien más.”

Los jóvenes millonarios confían en su visión, y tienen una inquebrantable confianza en lo que hacen, incluso cuando todos los demás dudan de él. Te desafío a permanecer sin miedo haciendo todo lo que haces. La razón por la que la mayoría no corren riesgos, la razón por la que viven en el borde, es por el miedo a lo que los demás puedan pensar de ellos.

Si quieres vivir la vida que realmente mereces, una importante y completa, debes renunciar a la necesidad de ser querido por todos los demás.

6. Productor primero, consumidor después

MJ Demarco en “The Millionaire Fast Lane,” habla de la importancia de ser un productor primero, y consumidor después. He aquí un extracto:

“Aplicada, esto significa que en lugar de comprar los productos de la televisión, vende esos productos. En lugar de buscar oro, vende palas. En lugar de tomar una clase, ofrece una clase. En lugar de pedir dinero prestado, préstalo. En lugar de tomar un trabajo, contrata un empleado. En lugar de tomar una hipoteca, da una hipoteca. Libérate del consumismo, cambia de lado, y ve el mundo como productor.

Para consumir como los ricos, produce como los ricos primero. Desafortunadamente, la mayoría de la gente lo hace al revés: consumen pero no producen. Los productores se hacen ricos. Los consumidores se hacen pobres. Cambia de equipo y reoriéntate como productor primero, y consumidor después. Has que la riqueza se sienta atraída por ti!”

Robert KiyosakiHace siete años, durante el corazón de la última crisis financiera global, escribí un libro que se llamó “La conspiración de los ricos.”

El libro fue un análisis de los acontecimientos que nos condujeron a la gran recesión y una exposición de cómo los ultra-ricos manipulan los mercados globales para obtener grandes riquezas mientras hacen estragos en los mercados mundiales y acaban con gran parte de los ahorros de la clase media.

En el momento en que escribí ese libro, muchas personas lo descartaron como una teoría conspirativa; las divagaciones de un provocador financiero famoso. Tengo que admitir que siempre fui un contrariador cuando se trataba de dinero. Pero nunca fui uno por su propio bien. Más bien, siempre compartí lo que realmente creía sobre el mundo del dinero.

Para mí, fue enloquecedor y terrible que los banqueros, comerciantes y políticos más ricos del mundo se quedaran con tanto. Y fue una tragedia que tantas vidas se arruinaran en el proceso. Es por eso que escribí La conspiración de los ricos, para ayudar a las personas a evitar ser víctimas de este tipo de corrupción de nuevo, al ayudarles a ver el mundo como realmente es.

A partir de lo que pasó hace unos meses, los que arremetieron contra el libro hace siete años podrían estar cantando una canción diferente hoy en día.

¿Por qué? Debido a los Panamá Papers

¿Qué son los Panamá Papers?

Según el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación:

Los Panamá Papers son una investigación global de la expansiva y secreta industria de las offshores que los ricos y poderoso del mundo usan para ocultar activos y esquivar normas mediante la creación de empresas de fachada en jurisdicciones lejanas.

Basado en un tesoro de más de 11 millones de archivos filtrados, la investigación expone un elenco de personajes que utilizan las compañías offshore para facilitar el soborno, el tráfico de armas, la evasión de impuestos, el fraude financiero y el tráfico de drogas.

Se trata de la mayor filtración de documentos confidenciales en la historia del mundo, con más de 2,6 terabytes de información sobre los manejos secretos de muchos ultra-ricos vinculados con los gobiernos y las empresas más grandes de todo el mundo.

En el centro de los Panamá Papers está una firma de abogados llamada Mossack Fonseca, la cual se informa que ha ayudado a los ultra ricos a ocultar su dinero en estas empresas offshore con el fin de evitar los impuestos y “engrasar engranajes”.

Como informa Vox:

Como puedes imaginar, hay mucho en los 2,6 terabytes. Aquí están algunos de los más destacados que el equipo encontró:

– El círculo íntimo de Putin parece controlar cerca de $2 mil millones de dólares en activos offshore.

– El primer ministro de Islandia poseía secretamente deuda de bancos islandeses en problemas mientras estaba involucrado en las negociaciones políticas sobre sus destinos.

– La familia del primer ministro de Pakistán posee millones de dólares en bienes raíces a través de cuentas offshore.

– El presidente de Ucrania, Petro Poroshenko se comprometió a vender sus negocios ucranianos durante su campaña, pero parece que más bien las transfirió a una compañía offshore que él controla.

¿Por qué esto importa?

Que los ultra-ricos utilicen paraísos fiscales para protegerse a sí mismos en realidad no es noticia. De hecho, como la mayoría de las agencias de noticias señalan, ser dueño de una empresa offshore en sí no es ilegal. Pero los Panamá Papers son el primer vistazo del gran alcance que esta práctica alcanzó, los abusos de las reglas, y lo que está pasando en los más altos niveles de nuestros gobiernos y corporaciones.

Y la cantidad de dinero es masivo; alrededor de $7.6 billones (millones de millones), según Vox.

Por primera vez, el mundo está tomando conciencia de lo que prediqué en La conspiración de los ricos. El juego del dinero está manipulado, y vivir con las viejas reglas del dinero (ir a una buena escuela, conseguir un buen trabajo, comprar una casa, ahorrar dinero e invertir en una cartera diversificada de acciones, bonos y fondos mutuos) ya no es una opción si quieres tener éxito en el mundo financiero actual.

Todo está manipulado

No revise personalmente los documentos de los Panamá Papers (hay millones de ellos) pero un equipo de más de 370 periodistas de 76 países sí lo hicieron. Y puedes estar seguro de que más historias de corrupción y estiramientos de las reglas aparecerán a partir de esta filtración.

Más que nada, esto debería abrir tus ojos al hecho de que todos los mercados están manipulados por los ultra-ricos y poderosos políticos. Siempre fue así, y siempre lo será. Debido a esto, debes continuamente educarte sobre lo que está ocurriendo en los mercados financieros. En un mundo de creciente corrupción financiera, es imprescindible aumentar continuamente tu inteligencia financiera.

Para algunos, los Panamá Papers serán una llamada de atención. Los sabios entenderán que deben tomar el control de su futuro financiero, y no depender de que los gobiernos y líderes corruptos lo hagan por ellos. Por desgracia, no todo el mundo lo hará. Muchos ignorarán las noticias o se resignarán al hecho de que no hay nada que puedan hacer.

La pregunta es, ¿cuál de estas personas vas a ser? Hoy es el día para empezar a ser dueño de tu futuro financiero.

diferenciasHe sido rico y he sido pobre. Conozco bien ambos lados de la moneda.

Cuando crecía sin dinero, soñaba con ser millonario. A los 24 años gané mi primer millón de dólares y entendí que si no vives en prosperidad, vives en pobreza.

La riqueza es una elección que todos debemos hacer. Bill Gates una vez dijo: “No es tu culpa si naciste pobre, pero es tu responsabilidad si mueres así”. No hay una buena razón por la que debas vivir en pobreza. La plenitud te está esperando, pero debes ser valiente y decidir qué quieres hacer con tu vida.

Durante mucho tiempo batallé para creer que podría llegar a tener dinero. Un día observé las diferencias de pensamiento entre quienes tienen riqueza como fruto de su esfuerzo y entre quienes, por una extraña elección propia, deciden no luchar por generar riqueza.

Esto es lo que observé (refiriéndome como “no ricos” a aquellos individuos que no luchan por cambiar sus circunstancias):

1a. Los “no ricos” son escépticos

Recuerdo a un compañero de trabajo que decía que los mecánicos le cobraban de más y que en la tienda trucaban las balanzas para alterar los precios. Creía que todo el mundo quería quitarle su dinero.

1b. Los ricos son más confiados

Sorprendentemente, muchos ricos tienen la tendencia de creer en las personas que conocen (dentro del sentido común) y le dan la oportunidad de probarse a sí mismas.

2a. Los “no ricos” buscan problemas

Las personas que no tienen recursos por voluntad propia no buscan soluciones. Le echan la culpa al ambiente, a sus familias, a las circunstancias, etcétera, y crean una lista de excusas por las que no tienen éxito.

2b. Los ricos buscan triunfar

Estas personas entienden que todo pasa por una razón. Suelen tomar el control de sus vidas (sin importar sus circunstancias) y hacen que pasen grandes cosas. Dejan de lado las excusas y toman responsabilidad por sus propias victorias.

3a. Los “no ricos” asumen

Las personas que no buscan la riqueza creen saber la verdad de todo. Cuando tratan de acercarse a un mentor piensan: “Seguramente no tendrá tiempo de verme”. En lugar de revisar los hechos o hacer las preguntas correctas, nunca intentan hacer algo nuevo.

3b. Los ricos hacen preguntas

Muchas personas exitosas se preguntan “¿Qué pasaría si..?”. Por ejemplo, “¿Qué pasaría si le escribo un correo a este empresario y me responde?”. El poder está en las manos de quienes hacen los cuestionamientos correctos.

4a. Los “no ricos” dicen “ellos”

Una vez en una tienda de autoservicio la cajera me dijo “No tienen suficientes cajas registradoras. No sé qué les pasa”. Evidentemente, esta mujer no se sentía parte de su trabajo.

4b. Los ricos dicen “nosotros”

En uno de mis restaurantes favoritos, el mesero me dijo una vez “Nos gusta cocinar nuestras carnes en hornos de leña”. Su sentido de orgullo me inspiró a darle una muy buena propina. La riqueza llega cuando inviertes en aquello en lo que crees.

5a. Los “no ricos” buscan el camino sencillo

Una vez fui de compras con un amigo que solo quería comprar la ropa más barata que pudiera encontrar. Fue a un anaquel y recogió siete camisas iguales porque tenían descuento. Naturalmente jamás las usó porque solo las compró por el precio.

5b. Los ricos buscan el mejor camino

Las personas que alcanzan la riqueza están dispuestas a pagar más por calidad. No solo buscan el menor precio, sino que los productos sirvan y jamás se conforman con cosas que sean inútiles.

6a. Los “no ricos” piensan que el dinero es más importante que el tiempo

Millones de personas en todo el mundo cambian tiempo por dinero sin pensar que siempre puedes ganar 500 pesos otra vez, pero nunca recuperarás 500 horas.

6b. Los ricos saben que el tiempo importa más que el dinero

Estos individuos jamás cambian sus minutos por centavos. Buscan experiencias que los llenen y que alteren dramáticamente sus vidas. Sus carreras se enfocan en hacer lo que les gusta y en ayudar en otros, en lugar de sacrificarlo todo por un cheque quincenal.

7a. Los “no ricos” solo imitan

Cuando una persona que es pobre por voluntad propia ve una oportunidad, observan lo que otros están haciendo y los imitan. Muchas veces ni siquiera consideran otras maneras de hacer las cosas.

7b. Los ricos crean

Estos individuos observan oportunidades y se atreven a pensar fuera de los convencionalismos. Y saben exigirse y a los demás para ser innovadores.

8a. Los “no ricos” se quejan, condenan y critican

Muchas personas aprenden a ser pobres por sus predecesores. Sus familias los han condicionado a creer que “todo está mal” y que nada va bien.

8b. Los ricos son agradecidos por lo que tienen

Estos individuos saben reconocer que tienen privilegios y no los dan por hecho. Debido a su apreciación por lo que tienen, son capaces de generar más riqueza.

9a. Los “no ricos” buscan consejos “amateur”

Estos individuos quieren la aprobación de sus conocidos. Creen en todo lo que oyen sin cuestionar a las figuras de autoridad. Aceptan opiniones como hechos y no investigan más allá una vez que tienen una respuesta “cómoda”.

9b. Los ricos buscan consejos de expertos

Las personas que se han hecho ricas con su trabajo han aprendido a pensar por sí mismos. Si no pueden resolver una cuestión, buscan el apoyo de expertos. Sin embargo, saben que estos conocedores solo pueden dar sugerencias y que la decisión final es suya.

10a. Los “no ricos” tienen “televisiones grandes”

Estas personas pasan el tiempo viendo imágenes sobre las que no tienen control. Evitan usar su tiempo libre para pensar y prefieren evadir la realidad.

10b. Los ricos “tienen bibliotecas grandes”

Las personas que alcanzan la riqueza se educan constantemente. Usan su conocimiento para beneficiarse y a los demás. En lugar de perderse en actividades triviales, pasan el tiempo tratándose de conocer a sí mismos y al mundo en el que habitan.

Kim KiyosakiMientras viajo y hablo por todo el mundo, una de las cosas más alentadoras es conocer a miles de mujeres que están listas para comenzar su viaje en las inversiones.

Es emocionante pensar en cómo el mundo del dinero y las inversiones están cambiando de algo que se suponía los hombres debían encargarse, a algo que las mujeres quieren poseer por sí mismas. Y es satisfactorio saber que soy parte de ayudar a las mujeres a tomar el control de su futuro financiero.

Una cosa que noté, sin embargo, es que las mujeres tienden a pensar demasiado las cosas. Cuando llega el momento de hacer un plan para invertir, podemos hacer que sea mucho más complicado de lo que tiene que ser. Es natural. Cada vez que enfrentamos algo nuevo e intimidante, queremos tratar de controlar todo para sentirnos seguras, en lugar de simplemente seguir adelante con lo que sabemos.

Por lo tanto, me gustaría darles a las mujeres tres preguntas sencillas para que se hagan a sí misma y que las ayudará a planificar y empezar su viaje en el mundo de las inversiones. Si te haces estas tres preguntas, estarás años luz por delante de la mayoría de los inversores.

1. ¿Cuál será mi principal vehículo de inversión?

Puedes invertir en más de un tipo de inversión, pero aprendí que soy más exitosa si enfoco la mayor parte de mi tiempo y energía en uno solo.

Los cuatro tipos principales de inversión son: bienes raíces, activos de papel, negocios, y materias primas. Dentro de cada clase, hay multitud de sub-tipos de inversión de los que puedes aprender. Estudia cada clase, encuentra la que te emocione más, y vierte tu energía y tu pasión en ella.

2. Dentro de esa categoría de inversión, ¿En qué tipo de producto me voy a enfocar?

Por ejemplo, si inviertes en acciones, ¿En qué tipo de acciones te vas a enfocar? ¿En qué vas a convertirte en una experta?

Para mí, si invirtiera en acciones tecnológicas, fracasaría miserablemente porque no tengo ningún interés en ellas y sé casi nada sobre tecnología. Si elijo comprar una acción, pondría más atención en las empresas de bienes raíces.

Por el contrario, si eliges los bienes raíces como tu inversión principal, tienes casas unifamiliares, edificios de apartamentos, edificios de oficinas, centros comerciales, y muchas más en las que te puedes enfocar.

El punto es tomar simplemente una cosa en las que puedas ser experta y enfocarte en ella. Una vez que te sientas cómoda con esa inversión, elige la próxima en la que quieras enfocarte.

3. ¿En cuanto tiempo quiero lograr mi meta?

Una cosa es elegir un caballo; y otra es apostar financieramente en él. Establecer metas y fijarle un tiempo para lograrla te ayudará a tomar acción en tu plan de inversión.

A lo largo del camino, tendrás algunos éxitos y algunos fracasos. Sigue aprendiendo, ajusta, y sigue adelante con tu plan. ¡Es así de simple!

Anthony RobbinNo necesitas de hechicería financiera o un boleto ganador de la lotería para aumentar tu valor neto. Unas pocas movidas inteligentes pueden hacerte rico de forma instantánea.

En su nuevo libro, “Money: Master The Game (Dinero: Domina el Juego),” Tony Robbins comparte cinco estrategias para alcanzar tus metas financieras más rápidamente.

Cualquiera de estas colocará más dinero en tu hoja de balances personales, pero si intentas varias a la vez, “nadie podrá detenerte,” dice Robbins.

1. Ahorra más e invierte la diferencia.

Ahorrar no es algo exactamente sexy, pero es una estrategia altamente efectiva para hacer crecer tu valor neto. Si encuentras una forma de guardar un poco de dinero e invertirlo de forma inteligente para un crecimiento compuesto, Robbins dice que acelerarás dramáticamente tus metas financieras.

Para aquellos que sienten que simplemente no pueden exprimir más de sus sueldos, él dice que no es tan difícil como lo parece si eres creativo.

Por ejemplo, al hacer pagos tempranos de una hipoteca tradicional de 30 años, podrías estar pagando tu hogar en la mitad del tiempo y ahorrando también el 50%.

2. Gana más e invierte la diferencia.

Una de las formas más rápidas de tener más dinero es hacer más dinero. Robbins dice que la clave para aumentar tu ingreso es ser más valioso. Pregúntate a ti mismo:

¿Estás en una empresa, ubicación, y ocupación en la que tus habilidades estén en demanda?
¿Refleja tu sueldo el valor que entregas?
¿Es tiempo de pedir un aumento de sueldo o elevar tus tarifas?
¿Hay maneras en las que puedas lograr un ingreso adicional fuera de tu trabajo diario?

 Él dice que si te comprometes a ganar más dinero, encontrarás una forma de hacerlo.

3. Reduce tus costos e impuestos, e invierte la diferencia.

“No es cuánto ganas lo que importa, es lo que te quedas,” dice Robbins.

Invertir en fondos mutuos de alto-costo versus invertir en fondos de índices de bajo costo que imitan el rendimiento de todo el mercado bursátil puede costarte miles de dólares con el paso de los años. Él también hace notar que el norteamericano promedio gasta en su vida más de la mitad de sus ingresos en pagar impuestos (impuesto de ingresos, a la propiedad, de ventas, etc.).

El encontrar maneras de reducir tus costos e impuestos logrará instantáneamente dejar más dinero en tus bolsillos.

4. Obtén mejores devoluciones de impuestos.

¿Cuál es la diferencia entre una devolución de un 10% y de un 4%? Un retorno del 10% duplica tu inversión cada 7.2 años mientras que una devolución de 4% lo hace cada 18 años.

Si bien muchas personas piensan que el secreto a tener grandes devoluciones es asumir grandes riesgos, Robbins dice que los inversionistas altamente exitosos buscan un riesgo-recompensa asimétricas, lo que significa un gran potencial de ganancias con un pequeño potencial de pérdidas.

Por ejemplo, Paul Tudor Jones, billonario gracias a los fondos de inversión libre, siempre busca oportunidades en las cuales si arriesga 1 dólar, él cree que puede ganar 5 dólares.

5. Cambia tu estilo de vida.

Robbins dice que podrías darle un gran cambio a tu estilo de vida y mudarte hoy a una ciudad o país menos costoso (piensa en Bali, Fiji, Costa Rica). ¿Por qué esperar al retiro? También hay otros pequeños cambios en tu estilo de vida que pueden ayudarte a aferrarte a tu dinero.

Considera reducir los gastos de tu hogar o auto, cocinar en tu casa más seguido, o volverte creativo con tu presupuesto.

“Se trata de ser más eficiente y efectivo con tus ganancias y ahorros,” dice Robbins. “Al final del día, la mejor inversión que puedes hacer es la que haces en ti mismo y en tu estilo de vida.”

Robert KiyosakiUna de las cosas más importantes que necesitas saber para tener éxito financiero, es leer una Declaración de Ingresos y una Hoja de Balance.

01

Pero aún más importante es entender la relación entre ellas.

Muchas personas aprenden en clases de contabilidad cómo leer una Declaración de Ingresos y una Hoja de balance por separado. Sin embargo, siempre me pareció fascinante que estas clases no enseñen por qué un documento es importante para el otro o cómo uno afecta al otro.

Mi padre rico, sin embargo, consideraba que la relación entre las dos lo es todo. “¿Cómo podrías entender uno sin el otro? ¿Cómo puedes saber si algo es un activo o pasivo sin la columna de ingresos o la columna de gastos?,” Preguntó.

Para mi padre rico, entender la relación entre las dos te permitía ver fácilmente la dirección de tu flujo de dinero para fácilmente determinar si algo estaba ganando dinero o no.

Si algo estaba ganando dinero, entonces era un activo. Si no, era un pasivo.

“Sólo porque algo aparezca en la columna de activos no significa que sea un activo,” decía padre rico. “La razón por la que las personas sufren financieramente es porque compran pasivos y las anotan en su columna de activos.”

Las palabras mágicas son Flujo de Dinero

Para padre rico, las palabras más importantes en los negocios y las inversiones eran Flujo de Dinero. Él decía: “Al igual que un pescador debe observar la bajada y el reflujo de las mareas, un inversor y empresario debe ser muy consciente de los cambios sutiles en su flujo de dinero. Las Personas y las empresas tienen problemas financieros porque tienen muy poco control de su flujo de dinero.”

KISS (Mantenlo súper simple)

Una de las mejores habilidades de mi padre rico era tomar las cosas complejas y hacerlas súper simples. Era una de sus reglas para invertir: Mantenlo Súper Simple (KISS por sus siglas en inglés). Tenía una manera de tomar temas financieros complejos y hacerlos lo suficientemente simples como para que incluso un niño de nueve años lo pudiera entender.

Lo sé porque cuando tenía nueve años, padre rico usó los siguientes diagramas sencillos para enseñarme la relación entre la declaración de ingresos y la hoja de balance. Y aún las uso hoy en día.

Si puedes entender los siguientes diagramas, tendrás más probabilidades de adquirir una gran riqueza.

Los patrones del flujo del dinero

Un activo es algo que pone dinero en tus bolsillos. Es así de simple. Este es el patrón del flujo de dinero de un activo:

02

Un pasivo es algo que saca dinero de tus bolsillos. Este es el patrón del flujo de dinero de un pasivo:

03

Donde todo se hace confuso

Padre rico señaló que la confusión aparece para muchos porque los métodos aceptados de contabilidad permiten que uno incluya ambos, activos y pasivos, en la columna de activos.

Para explicarme esto, otra vez dibujó un diagrama simple:

04

“Es por eso que las cosas se ponen confusas,” decía padre rico. “En este diagrama, tenemos una casa de $100,000 donde alguien puso $20.000 en efectivo como entrada y obtuvo una hipoteca de $80.000. ¿Cómo sabes si esta casa es un activo o un pasivo? ¿La casa es un activo sólo porque aparezca en la columna de activos?”

La respuesta por supuesto es no. Para estar seguro, necesitas mirar tu declaración de ingresos para ver si se trata de un activo o un pasivo.

La casa como un pasivo

Para ilustrar esto, padre rico dibujó este diagrama:

05

“Esta es una casa que es un pasivo,” dijo padre rico. “Puedes llamarlo pasivo porque todos sus ítems están bajo la columna de gastos. No hay ninguna en la columna de ingresos.

La casa como un activo

Padre rico, entonces, añadió al diagrama una línea que decía “ingresos por alquiler” e “ingreso neto por alquiler,” la palabra clave aquí es “neto.” Esa adición a la declaración de ingresos cambiaba la casa de pasivo a activo.

06

Muy simple, padre rico explicó, si la renta por el alquiler de la casa, menos los gastos de la casa, da un ingreso por alquiler neto positivo, la casa es un activo. Si no, es un pasivo.

Estas lecciones simples son profundas. Y son la base para construir toda gran riqueza. Entender la relación entre la declaración de ingresos y la hoja de balance te permite comprender rápidamente si una inversión es un activo o un pasivo, y este conocimiento te permitirá hacer la inversión correcta cada vez que aparezca una oortunidad.

tiempoCuando usted reconoce la importancia del dinero en su vida, sabe que éste le permite no sólo mejorar su calidad de vida, sino también acceder a ciertas condiciones de forma mucho más sencilla y dejar de lado preocupaciones.

Pero para eso, tiene que tener claras dos cosas: para qué lo quiere y cómo lo va a conseguir.

Por supuesto, la primera pregunta puede ser la más fácil de responder. Mientras que la segunda requiere de sentarse más detenidamente a pensar si lo más conveniente es empezar a recortar ciertos gastos, ahorrar más dinero o considerar una segunda fuente de ingresos, además de la de su trabajo, que le permita hacer realidad ese sueño de tener el dinero suficiente para hacer realidad sus sueños.

De cierta forma, es fácil considerar recortar gastos, dejando de salir los fines de semana o disminuyendo la cantidad de cafés al mes; ahorrar, puede resultar un poco más complicado, en tanto que implica tomar un dinero del que llega para no usarlo. Pero buscar otra fuente de ingresos es lo más complicado y es aquí en donde la mayoría de personas empiezan a “desertar” y abandonar el propósito, ¿por qué?

Bien, curiosamente la mayoría de personas responden, como excusa, “porque no tengo tiempo”. Entonces, uno les pregunta que por qué dicen eso y se refugian en que su trabajo es muy demandante, que ya nada más la jornada que manejan de 8 am a 5 pm es complicada, a lo que se suman los deberes de la casa, los hijos o los compromisos académicos que se tengan… mientras los fines de semana son los únicos días que se puede descansar o visitar a la familia, etc., etc., etc.

Entonces, querido lector, si usted no hace dinero, queremos decirle que la culpa es única y exclusivamente suya. Ya lo dice Bill Gates con uno de sus más famosos dichos: “no es tu culpa nacer pobre, pero sí lo es, morir pobre.”

Ahora, si cree que con esto lo estamos regañando, sintió un balde de agua fría y en serio quiere ponerse las pilas, considere las recomendaciones que aquí le damos.

Manos a la obra

Lo primero es eliminar esa excusa de su cabeza y de verdad asumir la actitud y responsabilidad sobre su vida financiera.

Le recordamos que un día tiene 24 horas, de las cuales es recomendable dormir siete, mientras que usted trabaja durante ocho. Eso le deja libres aún unas nueve, de las cuales dos o tres podrían gastarse en términos de desplazamientos de un lugar a otro. Aun así, le quedan siete o seis, ¿en qué las usa?

Ahora que es un poco más consciente de esto, le contamos que sólo necesitará de dos horas, en adelante, si su interés es empezar a hacer más dinero. Esto dependerá de sus estudios, intereses y de las oportunidades que quiera abrirse en su día a día.

Por eso, lo segundo que debe hacer es empezar a establecer un horario y tomar la situación en serio: tal como cuando le tocaba ir al colegio, disponga día a día de una hora específica en la que usted se dedicará a esa segunda fuente de ingresos, sea a desarrollarla o sea para pensarla. Para ello, coloque una alarma que le notifique día a día.

Y no se quede solo con esta opción. Debe tratarse de un momento en el que nada más ocupe su atención. Si lo invitan a tomar una cerveza, a cine o se le presenta alguna situación, respete ese horario como si se tratara de algo “sagrado” o inaplazable, que no puede modificar, pues solamente con disciplina es que usted empezará a cambiar la mentalidad de pobre que puede estarle evitando crecer.

Lo tercero es que no espere “el momento adecuado para empezar”. He ahí otra de esas excusas que usted mismo se inventa y con la que usted mismo se detiene. Empiece hoy, cuando termine de leer esta nota. Y aunque no tenga pensado en qué, genere el hábito de usar ese tiempo así sea para pensar en qué hacer dinero. Recuerde que se necesita de hacer algo durante tres semanas seguidas, todos los días, para generar un hábito.

Finalmente, el último paso es considerar esas opciones que no le requieren mucho tiempo, para hacer negocios o vender sus habilidades. Entre las típicas, le tenemos: venta por catálogos, enseñar alguna habilidad (musical, asesorar tareas o ser el asesor financiero de alguien), aprovechar su carro para transportar, transcribir documentos o digitalizarlos… hasta cosas más sencillas y básicas como responder encuestas o tomar fotografías aficionadas.

Lo importante es que sea bastante creativo y disfrute de esa actividad adicional. Eso sí, le advertimos que no espere tener un negocio de millones, pero al menos sí de algo que le ayude con lo básico de su día a día. Una cosa es tener una fuente de ingresos alterna y otra, muy distinta, invertir.

Así que cuando sienta que “ya tiene cancha” en esa actividad distinta, deberá considerar cómo poner a producir ese dinero.

 

 

 

Subir »
FB