Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"
Estás en Educación Financiera:

Aprende cómo funciona el dinero y como hacer que trabaje para ti.

Kim KiyosakiLa era de las pequeñas empresas ha comenzado.

El desarrollo tecnológico, la economía y los recursos disponibles hacen de este el momento perfecto para comenzar tu pequeña empresa.

Un reciente informe realizado por Intuit reveló que las pequeñas empresas están prosperando, y que la economía de la pequeña empresa está a punto de crecer rápidamente durante los próximos diez años. De hecho, se espera que las pequeñas empresas crezcan “de 30 millones en 2016 a más de 42 millones en 2026”.

Este informe pasó a esbozar cinco tendencias que le “darán a las pequeñas empresas una ventaja competitiva durante la próxima década.”

Infraestructura de negocios de clase mundial

Las pequeñas empresas ahora pueden utilizar la tecnología y la infraestructura que alguna vez tomaba años construir en una gran empresa. Hoy, en segundos y por un bajo precio, puedes construir una pequeña empresa en tu computadora.

La fabricación y distribución son más fáciles que nunca con servicios como Amazon. Comenzar tu negocio hoy es más fácil que nunca.

Datos útiles

Vivimos en la era de la información, donde se producen enormes cantidades de datos todos los días. De hecho, “el 90% de los datos del mundo se crearon en los últimos dos años.”

Recolectar y analizar estos datos es más rápido que nunca. Con esta información, puedes obtener una visión más profunda de tus clientes, el mercado y tu propio negocio. Las pequeñas empresas pueden aprovechar la revolución de datos y utilizarla para su ventaja.

Un creciente grupo de talentos bajo demanda

Plataformas como Fiverr y Upwork hacen que encontrar a las personas adecuadas para hacer el trabajo sea simple y rápido. Tu pequeña empresa no tiene que contratar una oficina llena de empleados. Al menos no de inmediato. Subcontratar trabajadores on demand es barato y fácil, y te permite evitar las complicaciones que vienen con contratar empleados a tiempo completo.

Esto nivela el campo de juego con las grandes empresas, ya que las pequeñas empresas ahora tienen acceso a las personas que necesitan a menor costo.

Mercados en línea

Los consumidores están demandando más y más productos de nichos, y las pequeñas empresas están listas para ofrecerlos. Con mercados en línea como Amazon y Etsy, puedes vender a un mercado específico sin tener que salir de tu casa.

Los mercados en línea también le permiten a las empresas llegar a clientes del otro lado del globo, creando un negocio internacional con un solo clic.

Publicidad en línea rentable

En el pasado, era difícil competir con las campañas publicitarias masivas puestas por las grandes empresas. Pero con Internet, puedes esparcir tu mensaje internacionalmente en cuestión de segundos.

Con las redes sociales y herramientas de Google, crear tu propio plan publicitario es sencillo. Puedes comprar publicaciones patrocinadas, publicar anuncios de video y crear un blog de marketing de contenido a precios bajos. Elegir el target de tus clientes a través de las plataformas en línea ayudará a tu pequeña empresa a tomar el control de su futuro.

No más excusas

Deja de decir que no es el momento adecuado, o que no sabes cómo empezar, o que no podrías competir con otras empresas más grandes. Ahora es el momento perfecto, todo lo que necesitas es dar ese primer paso y comenzar. Lleva tu plan a la acción y ve por ti mismo cómo las pequeñas empresas dominarán el mundo durante los próximos años.

lujosHay dos tipos de ricos: los verdaderos y los aparentes.

Los primeros son quienes tienen un estilo de vida sostenible sin la necesidad de trabajar (aunque continúen haciéndolo), ya que tienen ingresos pasivos que pagan sus lujos (es decir, aquellos derivados de una inversión o empresa propia); mientras que los segundos tienen una imagen de éxito financiero sostenida por sus ingresos activos (o salario).

Esta tesis es la que sostiene Alejandro Saracho en su libro Reconfiguración Financiera, en el que propone una metodología para alcanzar lo que él califica como libertad financiera, es decir, tener la opción de dejar de trabajar y poder pagar los gastos de su estilo de vida.

“Cuando era muy joven tenía muchos problemas económicos en la parte familiar, pero llegó un momento en que tuve la oportunidad de aprender cómo maneja su dinero la gente rica y lo que aprendí de ellos decidí reunirlo en una metodología sencilla para ser financieramente libre”, dijo en entrevista con El Economista.

Para ello, Saracho sostiene que la clave es realizar acciones sencillas para obtener resultados pasivos, por lo que se preguntó: ¿cómo ayudar a que la gente conozca conceptos importantes y tenga acciones para resultados tangibles?

Para ayudar a alcanzar su independencia financiera, el autor brinda al lector los conocimientos necesarios para definir su situación financiera, hacer un presupuesto y forjarse metas, para con ello forjar un plan de ahorro encaminado a comenzar una inversión y, si el lector así lo desea, comenzar una empresa.

Estas inversiones deben generar ingresos pasivos, indicó el autor, para que éstos solventen los lujos y, paulatinamente, el estilo de vida de una persona.

“Una vez que tengo rendimientos, puedo incrementar los gastos de mi estilo de vida de acuerdo con los rendimientos que tengo”, añadió Saracho.

Reconfigurando los hábitos financieros

Hay hábitos que nos acompañan desde pequeños, pero que no necesariamente son sanos; entre éstos destacan las conductas financieras, tan arraigadas que son muy difíciles de cambiar, pero que en ocasiones impiden que una persona alcance una buena situación financiera.

De ahí que desde el nombre de su libro Saracho proponga una reconfiguración de estas conductas financieras, que él define “como la suma de todos los programas que tenemos almacenados en nuestro subconsciente y que nos generan buenos o malos resultados financieros”.

La configuración financiera de una persona, sostiene el libro, se deriva de cómo percibimos el dinero desde pequeños en lo visual (lo que se vio del dinero), auditivo (qué se escuchó del dinero) y lo cinestésico (la manera en que se imita lo que los padres hacían con su dinero).

Asimismo, algunos eventos significativos (es decir, aquellos de carácter financiero que hayan causado un gran impacto) pueden influir en las posteriores decisiones de las personas, según el autor.

Es muy claro que cuando la gente no cambia su forma de pensar, no puede generar mejores resultados porque se auto-sabotea”, añadió Saracho, por lo que conocer esta configuración es lo que, en su opinión, constituye el primer paso para dirigirse hacia un cambio.

Al determinar su configuración financiera (tomando en cuenta los factores antes mencionados) es momento de hacer el cambio, que el autor propone realizar en cinco pasos: pensar, ganar, administrar, invertir y potenciar.

¿Se requiere ser empresario para alcanzar la libertad financiera?

A pesar de que la primera parte se centra en finanzas personales para la persona promedio, existen apartados en el libro de Saracho enfocados en mejorar las finanzas de los emprendedores y empresarios, por lo que surge la duda: ¿es necesario tener una empresa para alcanzar la libertad financiera que propone el autor?

“Con cualquier inversión se puede alcanzar, pero es más difícil; una persona que trabaja como colaborador de una empresa se va a tardar más; mientras que a un empresario que trabaja y gana más, a nivel generación de ingresos, le es más fácil. Un trabajador también puede hacerlo, pero le tomará más tiempo”, añadió.

librosAl igual que en cualquier otro tema, hay muchos por ahí de donde escoger y no siempre nos tomamos con los mejores o con el que en ese momento particular de nuestra vida más nos va a servir.

Así que como ya me he leído una buena cantidad de ellos, quise ahorrarte el trabajo de tener que adivinar y te dejo mis libros favoritos de finanzas personales, con una pequeña reseña sobre ellos para ver cuál (o cuáles) te puede servir más.

1. Padre rico, padre pobre. Robert T. Kiyosaki.

Éste fue el primer libro que leí de finanzas personales y fue por instrucción de uno de mis profesores de la Universidad: sí, era una tarea. Creo que mi gusanito por esta parte de las finanzas comenzó desde ese entones.

Es, sin lugar a dudas, uno de los mejores libros de finanzas personales jamás escritos. Súper fácil de leer y contiene algunos de los pensamientos financieros claves para alcanzar la riqueza.

2. Finanzas Personales para DUMMIES. Vicente Hernández.

Bueno, yo lo leí en inglés, escrito por un norteamericano y muchos de los consejos que daban aplicaban solo si vivías y eras de Estados Unidos. Sin embargo, es el libro más completo y largo que he leído de finanzas personales y tiene excelentes explicaciones de cómo y por qué hacer cada una de las cosas que los expertos recomiendan.

En definitiva, si tuviera que aconsejarte un solo libro de todos los que he leído, probablemente sería éste.

3. Pequeño cerdo capitalista. Sofía Macías.

El tono con el que Sofía escribe tanto en su blog como en sus libros (ya ha sacado otros) es riquísimo para leer y súper divertido. De fácil entendimiento, puesto que usa ejemplos reales de ella, amigos y familiares para explicar cada uno de los temas.

4. Las mujeres inteligentes acaban ricas. David Bach.

Como su nombre lo indica, este libro es específico para mujeres, aunque estoy convencida que los consejos financieros aplican para todos. Me gusta mucho porque el formato del libro es de paso a paso, a diferencia de muchos otros que hay información por todos lados.

Esto te permite enfocarte y saber qué tenés que ir haciendo primero, después, etc. Con él aprendí que los mejores usos que se le pueden dar al dinero son: seguridad y libertad.

5. El Inversor Inteligente. Benjamin Graham.

Este libro es ya una leyenda dentro del mundo de la inversión, sobre todo porque pertenece a una leyenda de la inversión, Benjamin Graham, profesor de Warren Buffett. Llegó a mis manos como un regalo para mi cumpleaños #27 de parte de mi querido amigo israelí, Israel. Es un libro bastante pesado (de hecho, el más pesado que he leído) y, aunque no es meramente de educación financiera, tiene toda la información que podás necesitar en tu vida para invertir.

Hay muchos más libros de finanzas que he leído, pero estos son los 5 mejores libros que recomiendo leer a todo aquel que quiera cambiar su vida para mejor. ¿Quieren más? Sólo mándenme un correo y con gusto les recomiendo. ¡Ah! También hay muchísimos en inglés BUENÍSIMOS que no incluí porque sé que no todos dominan el idioma.

Ahora es tu turno: ¿Cuál de estos libros has leído y qué te han parecido? ¿Hay otros libros de finanzas que recomendás y no estén en la lista? Dejame abajo un comentario contándome tu experiencia y si te gustó este post, compartilo con tus amigos y familiares.

Robert KiyosakiNo hay nada especial sobre ser emprendedor. De hecho, cualquiera puede ser uno.

En mi vecindario, dos niños comenzaron un puesto de limonada. Son emprendedores. Hay un caballero que viene y hace mi trabajo de jardinería una vez por semana. Es un emprendedor. Lo mismo ocurre con una serie de contratistas que utilizo como consultores de mi empresa. Ellos también son emprendedores.

El problema de la mayoría de estas personas no es convertirse en emprendedores, es dejar de ser auto-empleados.

Todos los emprendedores tienen que comenzar en alguna parte. Yo también comencé como auto-empleado. Pero rápidamente comprendí que si quería crecer realmente yo y mi negocio, algo tenía que cambiar.

Para ir de mí a tener cientos de empleados, tenía que tener diferentes habilidades.

La habilidad de vender

Primero, tuve que aprender a vender mejor. Sabía que si aprendía a vender, podía aprender las habilidades que necesitaba para hacer crecer los ingresos de mi negocio.

Para perfeccionar esta habilidad, tomé un trabajo en Xerox, lo que me obligó a crecer como vendedor o ser despedido. No tomé el trabajo para escalar la escalera corporativa. Trabajé para aprender.

También me tomé el tiempo para ser voluntario para una organización benéfica local, haciendo llamadas frías para recaudar dinero. Lo odiaba, pero sabía que lo necesitaba. Mi capacidad de vender hoy es resultado directo de esas inversiones en mí mismo cuando era joven.

La habilidad de liderar

En segundo lugar, sabía que una vez que mi compañía creciera, tendría que contratar empleados. Es bastante difícil manejarse a sí mismo, mucho más a los demás.

Uno de los períodos de crecimiento más duros para un emprendedor es aprender a liderar, administrar y multiplicar otras personas. Una vez que domines esta habilidad, podrás crecer exponencialmente.

La trampa en la que muchos emprendedores caen es pensar que son expertos en todo y que tienen que hacerlo todo. No confían en los demás en su negocio. La verdad es que probablemente no eres un experto en absoluto, y no puedes hacerlo todo.

Más que probable, tienes una o dos habilidades en las que sobresales y en las que debes enfocarte. Construyendo un equipo de expertos es cómo un verdadero emprendedor crece, él y su negocio. Tener un personal en el que puedas confiar y que crean en lo que estás haciendo les permite trabajar en tu negocio mientras tú trabajas en construir tu negocio. Como padre rico dijo, “Los negocios y las inversiones son deportes de equipo“.

Afortunadamente para mi, mi padre rico invirtió en mí, enseñándome muchas lecciones importantes sobre el liderazgo. Esto me convenció de la importancia de tener un mentor y un coach.

La habilidad del auto-dominio

Pero la habilidad más importante que tuve que aprender fue a dominarme a mí mismo.

La falta de esta habilidad es la razón #1 por la que los emprendedores fracasan. El auto-dominio significa aprender a controlar tus miedos, emociones, dudas, cuerpo, mente y alma. Si puedes aprender a dominar estas cosas, a controlarte a ti mismo, podrás controlar el mundo.

Cada vez que perdía la paciencia con un empleado, perdía. Cada vez que dejaba que el miedo se apoderara de mí cuando mis estados financieros no parecían prometedores, perdía. Cada vez que entraba en la espiral descendente de trabajar en mi negocio en lugar de hacerlo crecer, perdía.

La mayoría de los emprendedores tienen ciertos desencadenantes que hacen que literalmente lo pierdan, pierdan el auto-control. Para muchos, es el dinero. Cuando el dinero se agota, el miedo entra y la parte límbica del cerebro toma el control. Entonces hacen cosas dementes. No es diferente al hombre de las cavernas que corre por su vida del tigre dientes de sable. Dejas de pensar y te vuelves reaccionario.

Pero estamos hechos de cuerpo, mente, emociones y espíritu. Para aprender a dominarte, debes alimentar esas cosas. Ejercitar, aprender, descansar y meditar u orar. Tomarte el tiempo para hacer estas acciones te ayudará a desarrollar esta habilidad tan valiosa.

Pero por sobre todo, practica lo contrario del miedo, que es la creencia. En cada situación, si sientes que pierdes el control, para, respira, y piensa, “¿En qué creo?” Actúa acordemente y lo harás muy bien.

Kim KiyosakiSi has sido empleado, especialmente si has sido un gerente intermedio o director de una gran corporación, lo sabes todo sobre planes operativos anuales, es decir, lo que la mayoría de nosotros llamaríamos presupuestos.

Cada año, millones de empresas de todo el mundo pasan por este proceso, donde examinan las solicitudes para gastos, examinan las finanzas del año pasado y establecen los planes de gastos para el año siguiente.

De nuevo, muchas veces a esto se le llama presupuesto; y lo es en cierto sentido. Pero también es más que eso. Es planificación financiera.

Cómo presupuesta la mayoría de la gente

Para la mayoría de las personas que están en la clase media, un presupuesto es una forma de tomar una cantidad conocida de ingresos (tu sueldo) y planificar tus gastos en base a esos ingresos. Es un proceso bastante sencillo (¡si eres organizado!). Simplemente tomas tus gastos previstos basados en las tendencias pasadas y los igualas hasta tus ingresos conocidos.

Si no te alcanza, entonces reduces tus gastos. Si te sobra, entonces decides qué hacer con el dinero extra. Como algo aparte, tener dinero extra muy frecuentemente se lo gasta en algo así como unas vacaciones o un coche nuevo, lo que significa que el dinero que podría estar trabajando para ti ahora está haciendo que tú trabajes por ese pasivo.

Cómo presupuestan las empresas

Un negocio, por otra parte, no presupuestan como la clase media.

En lugar de eso, una empresa determina cuáles son sus metas financieras para el año que viene, hace un plan sobre cómo aumentar los ingresos para alcanzar esas metas, y entonces presupuestan los gastos de acuerdo a ese plan, no según lo que hizo el año pasado.

Con un negocio, crecer es siempre el nombre del juego.

Con la clase media, manejar el status quo es el nombre del juego.

Cómo presupuestan los ricos

Si te preguntara cómo presupuestan los ricos, ¿qué dirías?

Espero que hayas dicho, “Como un negocio!” Porque si lo hiciste, tendrías razón.

A diferencia de la clase media, los ricos piensan en términos de metas financieras, hacen un plan para cumplir con esas metas, y presupuestan de acuerdo a ese plan, no al status quo. De esta manera, están siempre creciendo personalmente, al igual que un negocio está siempre creciendo operacionalmente.

Piense más como los negocios (y los ricos)

Si te encuentras presupuestando más como la clase media, que están administrando su statu quo, te animo a tomar los conceptos del los libros de negocios. Este año, tómate el tiempo para evaluar lo que realmente quieres financieramente.

¡Sé atrevido! Y haz un plan para cumplir con esas metas financieras.

De manera similar, sé atrevido con tus gastos. ¿Cómo puede satisfacer tus metas financieras permitirte disfrutar de algo que siempre has querido? ¿Cómo puedes hacer crecer tus ingresos para disfrutar de las cosas más finas de la vida? ¿Y cómo puedes garantizar que tu crecimiento financiero se mantenga y se perpetúe año tras año?

Cambiando tu mentalidad a la de un negocio (y los ricos) cambiarás tu futuro financiero para siempre.

Robert KiyosakiMi padre pobre decía que no podía invertir porque no tenía dinero. Mi padre rico decía: “Invierte tu tiempo cuando no tengas dinero.”

Desafortunadamente, la mayoría de la gente no tiene tiempo para invertir. ¿Por qué? Porque piensan que trabajar más duro y más horas los hará más ricos. Nada más lejos de la verdad.

Considera estos hechos:

– El tiempo promedio que los trabajadores trabajan al año es de 1.804 horas

– 56% de los ciudadanos informan que hacen sus trabajos desde sus casas

– 20% informan que lo hacen todos los días de la semana.

– El 25% no se tomaron ningún descanso el año pasado

– El 43% tomó menos de una semana de descanso

Esos números representan un aumento de 400% en la productividad desde 1960 – y un montón de trabajadores cansados y con limitaciones de tiempo persiguiendo al poderoso dólar.

Sin embargo, el crecimiento salarial ajustado por la inflación para la clase media ha permanecido estancado o disminuido. Como dice el Instituto de Política Económica, “De 1973 a 2013, la remuneración horaria de un trabajador típico (de producción/no supervisión) aumentó sólo un 9 por ciento, mientras que la productividad aumentó un 74 por ciento”.

Claramente, trabajar más no significa ganar más.

Por qué los pobres se quedan pobres

Si le preguntas a la mayoría de las personas por qué están haciendo todo este trabajo, te dirán que es por dinero.

Con esto, quieren decir un sueldo constante que les proporciona seguridad. El dinero es una de las principales razones por las que la gente toma miles de dólares en préstamos universitarios para obtener un título para un trabajo bien remunerado que no les gusta, pero en el que pasan la mayor parte de sus horas despierto; todo mientras que las cosas que realmente aman en la vida se quedan sentadas a un costado esperando que terminen de trabajar.

El problema con este enfoque es que sólo ganas dinero mientras estés trabajando. La única cosa de valor que tienes para vender es tu tiempo. Por lo tanto, para poder ganar más dinero, tienes que trabajar más horas, lo que es físicamente impositivo.

Debido a que sólo tienes una cantidad finita de tiempo y energía, como empleado, tu potencial de ganancias es finito.

Por qué los ricos se hacen más ricos

Por el contrario, si les preguntas a las personas más ricas por qué trabajan, te dirán que es por activos.

Con esto quieren decir inversiones y empresas que proporcionen flujo de dinero constante cada mes con poco o ningún trabajo. En lugar de gastar sus vidas trabajando por dinero, los ricos trabajan para entender cómo hacer que el dinero trabaje para ellos a través de la educación financiera.

Añadir más activos es muy diferente a trabajar por un salario. Por ejemplo, añadir activos no requiere trabajar más ni más duro. De hecho, cuanto mayor sea tu IQ financiero, menos tendrás que trabajar para adquirir nuevos activos de alta calidad. Estos activos proporcionan ingresos pasivos, incluso mientras estés durmiendo o jugando.

En otras palabras, el dinero trabaja para los ricos.

Planifica hacerte rico

Esto no quiere decir que los ricos no trabajen. Simplemente trabajan de forma diferente.

Cada año, Kim y yo nos sentamos juntos y nos fijamos metas en cuanto a cuántos nuevos activos queremos comprar. Es importante tener en cuenta que no hacemos metas para ganar más dinero. No pasamos nuestro tiempo buscando un mejor trabajo y mejor remunerado. Sabemos que si nos centramos en buscar activos de alta calidad, el dinero vendrá; y durante muchos años, incluso después de que todo el trabajo de adquisición de nuestros activos fue hecho.

Kim y yo pasamos muchos años construyendo nuestra cartera lenta y constantemente, e invirtiendo en nuestra educación financiera. No siempre fuimos ricos, y no siempre tuvimos el IQ financiero que tenemos hoy. Pero, como padre rico, invertimos nuestro tiempo en hacer crecer nuestro IQ financiero mediante la educación financiera cuando no teníamos dinero. Nosotros no pusimos ese tiempo en un trabajo; lo invertimos en nuestro futuro financiero.

Hoy en día, ganamos millones de dólares al año en ingresos pasivos; el dinero trabaja para nosotros en lugar de al revés.

¿Y tú? ¿Por qué estás trabajando? ¿En qué estás invirtiendo tu tiempo? ¿Estás trabajando para hacer que el dinero trabaje para ti a través del poder de los activos? ¿O pasas tus días trabajando duro en un trabajo que odias para ganar dinero? Si es así, ¿Qué te está reteniendo?

Hoy, te animo a comenzar a invertir en tu educación financiera y construir tu futuro a través del poder de los activos.

Reibox BlogLas personas tacañas y frugales son dos tipos de personas muy diferentes. Cuando se trata de gastar su dinero, las personas tacañas se centrarán primero en el precio. Las personas frugales se centrarán primero en la calidad cuando se trata de gastar su dinero.

Un denominador común que comparten, sin embargo, es que controlan cuánto dinero gastan.

Sin embargo, la mayoría de las personas no son ni tacañas ni frugales. En consecuencia, no son cautelosas acerca de sus gastos.

Si no ganan mucho dinero, este rasgo de carácter puede llevarlos a grandes deudas con las tarjetas de crédito y a la pobreza.

Pero hay una solución. En mi estudio de 5 años de millonarios que se hicieron a sí mismos, encontré una estrategia que usan para limitar la cantidad de dinero disponible para gastar. La llamo la “estrategia del dinero invisible.”

La estrategia del dinero invisible implica tres sencillos pasos:

1. Define tus gastos mensuales

Este paso requiere que realices un seguimiento de tus gastos durante unos meses con el fin de determinar cuánto dinero estás gastando en tus necesidades y cuánto estás gastando en tus deseos.

Tus necesidades son las cosas en las que debes gastar dinero para sobrevivir. Las necesidades incluyen costos de vivienda, comida, gastos de automóviles, etc.

Tus deseos incluyen gastos de entretenimiento, como ir a restaurantes y bares, tomar vacaciones, comprar joyas o comprar otras cosas que realmente no necesitas.

Los deseos también incluyen super-dimensionamientos de tus necesidades. Tú super-dimensionas cuando compras una casa en un barrio de lujo, o cuando compras una casa más grande para dar a otros la impresión de que te está yendo bien. Super-dimensionas cuando compras un coche más caro sólo para impresionar a los demás. Super-dimensionas cuando compras un anillo de boda, reloj, o cualquier cosa más costosa que caiga en la categoría de “última moda”. El último gasto de moda incluye ropa, teléfonos celulares, computadoras, etc.

Una vez que has definido tus gastos mensuales, sabes exactamente cuánto dinero necesitas para sobrevivir.

2. Calcula tu exceso de dinero

Resta tu gasto mensual del pago mensual total que llevas a casa. Ese es tu exceso de dinero.

3. Haz tu dinero invisible

Abre una cuenta de ahorros separada. Cada vez que te paguen, mueve inmediatamente el exceso de dinero a la cuenta de ahorros. Esto te obligará a gastar sólo lo que tienes en tu cuenta corriente principal.

Esto tiene tres efectos psicológicos:

En primer lugar, el simple acto de mover tu exceso de dinero a una cuenta de ahorros te hace sentir bien contigo mismo. Sentirte bien contigo mismo te hace feliz.

En segundo lugar, te verás forzado a limitar tus gastos a lo que está disponible en tu cuenta corriente principal. Esto fuerza la disciplina, lo que también te hace sentir bien contigo mismo.

El tercer efecto es el impacto psicológico de cavar en tus deseos. Cada vez que mueves el dinero de tu cuenta de ahorros de vuelta a tu cuenta corriente principal, con el fin de gastar ese dinero en algo que deseas, te sentirás como si te estuvieras engañando. Esto te hace sentir mal sobre ti mismo, lo que te conduce a la infelicidad.

Las personas naturalmente gravitan hacia las cosas que los hacen sentirse felices y evitan las cosas que los hacen sentirse infelices. La estrategia del dinero invisible juega con esa tendencia humana natural.

Con el tiempo, desarrollarás el hábito de gastar dinero sólo en tus necesidades con el fin de evitar la infelicidad que resulta cuando gastas en tus deseos.

Pruébalo durante al menos cuatro meses. En mi experiencia, te toma cerca de cuatro meses forjar buenos hábitos de dinero.

Kim KiyosakiPresupuestar es un tema candente, especialmente durante la temporada de vacaciones. Después de todo, hay un montón de compras que se realizan en esta época del año!

Algunas personas pasan todo el año ahorrando para poder gastarlo todo en regalos para sus seres queridos en las vacaciones.

Detrás del deseo de aprender más sobre presupuestar está realmente un deseo de administrar mejor el dinero. Sin embargo, el problema con la mayoría de los consejos para presupuestar tradicionales es que se enfocan en la escasez y no en la abundancia.

Toma, por ejemplo, el tradicional consejo de “vivir por debajo de tus posibilidades.” Lo que realmente significa es negarte a ti mismo las cosas más finas de la vida. Es una filosofía para salir adelante financieramente restando cosas. Eso no suma.

Otro consejo común es pagar todas tus facturas y entonces ahorrar lo que queda de tu dinero. Traducido eso significa, pagarle a los demás primero y entonces quedarte con lo que puedas. El problema es que rara vez hay algo con lo qué quedarse!

Al principio de nuestra relación, Robert y yo tuvimos una manera diferente de presupuestar nuestro dinero, una forma que parece contra-intuitiva al principio, pero que nos sirvió durante muchas décadas.

Págate primero

Cuando teníamos poco o nada de dinero, igual contratamos un contador para ayudarnos a administrar nuestros gastos.

Cada mes, nuestra contadora re reunía con nosotros con nuestros gastos y nos daba sus consejos sobre cómo repartir el poco dinero que teníamos. Si bien comprendíamos de dónde venían, no seguimos sus consejos.

En lugar de eso, apartamos dinero a un lado para nosotros primero y entonces pagamos los gastos que podíamos, difiriendo los otros pagos el mayor tiempo posible. En última instancia, abrazamos la filosofía de cada dueño de negocio, incluyendo de aquellos que intentaban conseguir dinero de nosotros. Era nuestro dinero, y lo pagábamos cuando quisiéramos.

Haz de la inversión un gasto

Con el dinero extra que apartábamos cada mes, creamos una parte en nuestro presupuesto que era para invertir. Incluimos ese fondo de inversión en nuestra columna de gastos.

Al igual que con cualquier otro acreedor, teníamos obligaciones con esa columna de gastos de inversión y elegimos hacerle un pago cada mes. Esa decisión nos dio el capital que necesitábamos para hacer algunas de nuestras primeras inversiones.

Pregunta cómo

La mayoría de los ejercicios presupuestarios comienzan con las palabras “No podemos pagar eso.” En lugar de aceptar este status quo, nos propusimos adoptar estas palabras, “¿Cómo podemos pagar eso?”

Este simple cambio en el lenguaje nos permitió ampliar nuestros pensamientos cuando se trata de nuestro presupuesto.

En lugar de limitarnos a confiar en nuestros flujos de ingresos entrantes y existentes, nos obligamos a fijar metas de ingresos y cumplirlas pensando con creatividad en cómo podíamos generar más ingresos. El resultado fue nuevos productos y servicios que no habíamos explorado previamente en nuestro negocio. Estábamos creciendo tanto nosotros como nuestro negocio.

Devolver

Nuestro presupuesto no era solo sobre nosotros y nuestras ganancias. También se trataba de devolver.

Comprendimos que cuando mucho se te ha confiado, también se requiere mucho de ti. Por lo tanto, siempre hicimos una prioridad dar un cierto porcentaje de nuestros ingresos a causas que nos importaban, incluso cuando dolía hacerlo. Mucho se había invertido en nosotros, así que sabíamos que necesitábamos invertir mucho en otros también. Esto era algo no negociable, e hizo maravillas ayudándonos a crecer financieramente, y como individuos.

Tómate un tiempo para evaluar cómo presupuestas tu dinero. ¿Lo haces como una persona pobre o una persona rica? ¿Qué ajustes puedes hacer para cambiar la forma en que manejas el dinero y las inversiones?

dineroNuestras costumbres influencian nuestro estado físico y emocional, además de programar nuestro comportamiento que acaba por definir nuestra vida. Hay hábitos de los que sería mejor olvidarse, evitar a como dé lugar.

Algunos de ellos son los siguientes:

1. La costumbre de auto-compadecerse

Las raíces de la pobreza empiezan a crecer cuando la auto-compasión y brotan las quejas acerca de lo “miserable” de tu vida.

No tienes la figura que deseas, no tienes los ingresos que querrías, la educación que recibiste no es la que necesitabas, tu casa no es como la de la revista, el clima de hoy no te agrada, el vendedor en la tienda no te escuchó como debía, y todo, absolutamente todo a tu alrededor puede ser un motivo para sentir lástima de ti mismo y quejarte de tu mala suerte.

Entre tanto, las personas que tienen la costumbre de auto-compadecerse van perdiendo la simpatía de quienes los rodean. Y es que claro nadie quiere compadecerse eternamente de alguien así, con una vida llena de malas noticias. Nadie espera nada de un hipocondríaco crónico, se sabe que lo único que puede hacer es gimotear y por eso tampoco es común que se lo invite a nada ni se le tenga en cuenta. Para alguien así es muy difícil entablar relaciones personales que a su vez son muy importantes para forjar una carrera y conseguir un trabajo interesante.

Auto-compadecerse es la mejor manera de ganarse un sueldo miserable y tener una vida gris.

2. Costumbre de ahorrar en todo

Si en la tienda siempre vas en busca de la sección de rebajas, si piensas que les pagan más a tus colegas del trabajo aunque trabajen menos; si nunca le prestas nada a nadie, no dejas ni la más mínima propina a los camareros eso significa que la costumbre de la pobreza ya ha hecho nido en ti.

Los analistas dicen que intentar economizar en todo está lejos de ser signo de ahorro razonable y por el contrario es un síntoma de que la persona es incapaz de balancear sus gastos y sus ingresos.

3. Costumbre de medir todo en dinero

Sólo las personas en cuyas mentes crece la pobreza piensan que la única manera de ser feliz es tener un salario con gran cantidad de ceros y que no hay lugar para la alegría si no se tiene ropa cara, casa propia y un automóvil de alta gama.

Los sociólogos aseguran que al responder a la pregunta ¿qué necesitas para ser feliz? sólo aquellos con una mentalidad de pobreza empiezan enumerando los bienes materiales, mientras que aquellos con un punto de vista mejor enfocado mencionan el amor y la amistad en primer lugar. Lo interesante es que este último tipo de personas rara vez hablan de cuentas bancarias porque piensan que la riqueza se mide en la capacidad de generar ingresos y tener visión.

Una persona verdaderamente exitosa no depende del tamaño de su saco de oro.

4. Costumbre de entrar en pánico cuando el dinero se acaba.

Si con sólo pensar que se puede ser parte de la próxima oleada de despidos el pulso se acelera, eso puede ser un síntoma de una mente programada para la pobreza. La verdad es que el dinero es un fluido que va y viene.

5. Costumbre de gastar más de lo que se gana

Si trabajas en dos lugares pero aún así no te alcanza el dinero, es hora de cambiar algo en tu vida. Si una persona no logra entender en qué se diferencia un crédito de otro lo más probable es que nunca llegue a conocer la estabilidad económica.

6. Costumbre de hacer lo que no te gusta

¿Si no lo hago yo entonces quién lo hará?

Los psicólogos afirman que las personas cuyos empleos no les satisfacen están potencialmente programados para la pobreza y lo que podríamos llamar “mala suerte”. La razón está en los sentimientos que se despiertan en la persona al tener que ocuparse de asuntos que no le gustan. Para desterrar esa costumbre es necesario hacer no lo que alguien más necesita, sino lo que más nos produzca satisfacción. Sólo en ese caso es posible ver resultados “milagrosos”.

Ya dicen por ahí, si vas a ser zapatero, debes ser el mejor; y con razón, si te gusta lo más probable es que acabes teniendo una zapatería.

7. Costumbre de no tener una buena relación con las personas de tu familia.

Aunque podría parecer que tener malas relaciones con los miembros de tu familia no es algo tan grave, en realidad eso genera una especie de “tabú” mental y un malestar que podría llegar a convertirse en odio. El odio se convierte en amargura y la amargura en pobreza mental, que a su vez no permite ningún tipo de cambio ni perdón.

Kim KiyosakiRecientemente vi un artículo que preguntaba por qué las mujeres toman menos riesgos de inversión que los hombres.

Una creencia común es que las mujeres son más adversas al riesgo que los hombres en la mayoría de las áreas de la vida. Todos sabemos que el estereotipo dice que los hombres son los intrépidos, los tomadores de riesgos, mientras que las mujeres son más reflexivas y propensas a jugar a lo seguro.

Ese estereotipo ha desangrado en el ámbito de las finanzas y las inversiones, hasta el punto en que las emprendedoras e inversionistas a menudo son vistas como que es menos probable que tengan éxito porque toman menos riesgos.

¿Pero es cierto?

No tan rápido

Estudios recientes han demostrado que las mujeres en realidad no son más adversas al riesgo que los hombres. Un estudio mostró que décadas de investigación sobre el riesgo basado en el género se han malinterpretado, y que cuando se trata de negocios y finanzas, las mujeres y los hombres tienen un apetito de riesgo bastante similar.

En un artículo del LA Times, Therese Huston dice: “Encontramos que los hombres toman más riesgos recreativos, como el paracaidismo o conducir por encima del límite de velocidad. Cuando evaluamos el riesgo en un entorno empresarial, sin embargo, las diferencias de género por lo general desaparecen. Las administradoras, por ejemplo, asumen el mismo número de riesgos que los administradores masculinos cuando proponen proyectos.”

De hecho, el apetito por el riesgo parece ser más un rasgo individual que de género.

El mejor amigo de un emprendedor

Muchas de las mujeres exitosas que conozco prosperan en el riesgo. Es una parte integral de su plan financiero, y debe ser parte del tuyo también.

Cuando Robert y yo comenzamos nuestro camino hacia la libertad financiera, tomamos muchos riesgos. Dejamos nuestros trabajos estables y seguros para crear una empresa que no tenía garantía de éxito. Decidimos pagarnos a nosotros mismos primero e invertir antes de pagar nuestras facturas. Abandonamos el camino estable y nos arriesgamos a uno nuevo porque comprendimos que era la única manera de lograr nuestras metas.

El éxito no sucede sin algo de riesgo saludable. Nunca conocí a ninguna persona financieramente independiente que haya dicho: “Lamento haber tomado ese riesgo”.

Claro, cometido algunos errores en el camino que hicieron nuestro viaje mucho más difícil. Pero no cambiaría esos errores por nada, porque nos enseñaron lecciones valiosas que nos ayudaron a seguir adelante.

Tomando riesgos inteligentes

Ahora, hay una diferencia entre tomar riesgos inteligentes y ser temerario. Tomar un riesgo con tus finanzas no es lo mismo que jugar en Las Vegas.

Kayt Sukel, autora de The Art of Risk: The New Science of Courage, Caution & Chance, dice:

Un exitoso tomador de riesgos es un planificador… Los tomadores de riesgos exitosos no sólo miran los resultados inmediatos. Ellos hacen movimientos que los ayudarán a alcanzar sus metas de largo plazo.”

Igual necesitas hacer tus investigaciones, hacer las preguntas correctas y tener una educación financiera sólida antes de actuar. Una vez que tengas la educación para evaluar un riesgo financiero, no sentirás tanto miedo nunca más.

Entonces, ¿Qué te está deteniendo?

¿Has estado vacilando a comprometerte plenamente con el camino de la independencia financiera? ¿Tu miedo a lo desconocido te ha estado deteniendo por los riesgos que implica tomar un camino menos estable?

Ahora es el momento para darte una oportunidad a ti mismo. Abraza el riesgo como un viejo amigo, y deja que te lleve a donde quieres ir.

También hay una tonelada de datos que demuestran que las mujeres que dirigen empresas superan a otras empresas.

No es crucial, pero una forma en la que hemos enmarcado el riesgo en el pasado es demostrar que lo que la mayoría de las personas ven como “seguro”, un trabajo estable, ahorrar, etc., es más arriesgado que los riesgos que los inversores y los emprendedores toman.

Robert KiyosakiPara la mayoría de las personas, la idea de tener ingresos altos es algo bueno. Para los ricos, es malo.

Para la mayoría de las personas, la idea de tener pocos gastos es algo bueno. Para los ricos, otra vez, es malo.

Como dijo padre rico, “El dinero es sólo una idea.”

Una vez que entiendas la idea de que los ingresos bajos y los gastos altos son buenos, entenderás una de las realidades más cruciales de esta idea llamada dinero. No entender este concepto fundamental es la razón de porqué muchas personas ricas quiebran.

Cómo funciona realmente el dinero

Mientras estudiaba la idea del dinero a lo largo de mi vida, descubrí la regla 90/10: el 90 por ciento del dinero en el mundo lo gana el 10 por ciento de la gente. ¿Cómo lo hacen? Al posicionarse para tener ingresos bajos y gastos altos.

Si no entiendes el dinero o cómo funciona, esto te parecerá extraño. Puede que te estés preguntando “¿Cómo puede ser que tener ingresos bajos y gastos altos te pueda hacer rico?” La respuesta se encuentra en la forma en que los inversionistas sofisticados utilizan las leyes fiscales y corporativas para llevar esos gastos de nuevo a la columna de ingresos de sus estados financieros.

El estado financiero de una persona rica

Por ejemplo, este es un diagrama de lo que un inversor sofisticado busca hacer:

01

Cuando comiences a entender lo que está sucediendo en este diagrama, comenzarás a ver un mundo de mayor y mayor abundancia financiera.

El estado financiero de una persona pobre

Compara el diagrama anterior con el de la forma tradicional de pensar sobre el dinero:

02

Este es el diagrama financiero de la mayoría de la población mundial. En otras palabras, el dinero ingresa a la columna de ingresos y sale por la columna de gastos. Nunca vuelve. Es por eso que tantas personas tratan de crear un presupuesto para vivir por debajo de sus posibilidades, para ahorrar dinero, ser frugal, y recortar sus gastos.

Esta es la razón por la cual la mayoría de la gente dice: “Mi casa es un activo”, incluso cuando el dinero sale de la columna de gastos y no regresa, al menos no inmediatamente.

También explica por qué la gente dice: “Pierdo dinero todos los meses, pero el gobierno me da un alivio fiscal por perder dinero.” Dicen eso en lugar de “estoy ganando dinero con mis inversiones y además el gobierno me está dando un alivio fiscal por ganar ese dinero.”

Viendo el otro lado de la moneda

Padre rico dijo: “Uno de los controles más importantes que puedes tener se encuentra en esta pregunta: ¿Qué porcentaje del dinero que sale de tu columna de gastos termina en tu columna de ingresos el mismo mes?”

Al entender el lado de la moneda del que mi padre rico estaba hablando, vi un mundo completamente diferente al que la mayoría de la gente que trabaja duro, ganar mucho dinero y mantiene sus gastos bajos nunca ve. Pude ver un mundo de creciente riqueza en lugar de uno con rendimientos decrecientes.

Hoy, hazte la misma pregunta. ¿Qué porcentaje de tu riqueza va de tu columna de gastos de vuelta a tu columna de ingresos en el mismo mes?

Si puedes entender cómo se hace esto, también descubrirás un mundo de riquezas cada vez mayor.

Si no puedes ver esto, busca a alguien de confianza y discute con él/ella cómo podría ser posible.

Una vez que rompas el código, pasarás de un mundo de “no hay suficiente dinero” a uno de “demasiado dinero.” Y tu vida nunca será igual de nuevo.

libertad financiera“La libertad financiera es tener la opción de hacer las cosas que amas, sin que el dinero ni el tiempo sean un obstáculo para poder conseguirlo”.

Te saludo cordialmente. Seguramente te habrás cuestionado muchas veces por qué muy pocas personas logran libertad financiera. La respuesta se encuentra en el sistema de creencias que poseemos, el cual hemos ido aprendiendo a lo largo de nuestro desarrollo. Este sistema de es principalmente influenciado por nuestros padres y maestros…

Nuestros resultados financieros, lamentable o afortunadamente dependen de las creencias que tenemos. Y no me malentiendas, nuestros padres y maestros no buscaban afectar nuestra vida, al contrario nos brindaron consejos que ellos mismos recibieron, con el objetivo de ayudarnos. El verdadero conflicto es que ese sistema de creencias, que es enseñado por la mayoría de padres y maestros en el mundo, es el factor que define si serás alguien rico o no lograrás libertad financiera en tu vida.

Pero no todo está perdido, afortunadamente podemos modificar a nuestra conveniencia el sistema de creencias que tenemos y hoy comparto contigo la solución. Quiero presentarte 10 reglas basadas en las enseñanzas que he venido aprendido de mis mentores y por su puesto que he puesto en práctica. Estás reglas llevadas a la práctica te ayudarán a lograr libertad financiera. Lo mejor de esto es que hoy mismo te ayudaré a cambiar tus resultados financieros modificando únicamente tus creencias.

10 reglas que cambiarán tu vida:

1.  Los ricos ven oportunidades, los pobres ven obstáculos.

Los ricos ven crecimiento, los pobres ven crisis. Los ricos se centran en las ganancias, los pobres en las pérdidas. Los ricos proponen soluciones, los pobres solo se quejan. En conclusión la diferencia de una persona rica y una que no lo es, se define en su forma de ver al mundo.

2.  Los ricos no utilizan la palabra problema, usan el término “reto”.

El secreto del éxito no es tratar de evitar los problemas ni deshacerte de ellos; tampoco acobardarte ante ellos. Un simple cambio de enfoque transformará tu vida, algo tan sencillo como cambiar de tu vocabulario la palabra problema y sustituirla por reto o por oportunidad. El secreto es que tú crezcas de tal forma que seas más grande que cualquier reto. Tu postura ante los problemas definirá si estos tendrán solución o no.

3.  Los ricos toman el control de su vida, los pobres esperan a que terceras personas resuelvan sus conflictos.

La mejor forma de tomar el control de tu vida es preparándote financieramente. No olvides que el rico se educa, mientras el pobre se entretiene. Por esta razón al sistema le conviene que las personas ignoran su realidad.

4.  Los ricos se centran en ganar, conservar e invertir su dinero.

Si quieres ser pobre, céntrate en gastarte el dinero.

Puedes leer mil libros y asistir a un centenar de cursos sobre el éxito y la prosperidad, pero todo se reduce a eso… Ganar, conservar e invertir inteligentemente tus recursos. Cada dólar que pasa por tus manos tiene siempre dos opciones; la primera, convertirse en un activo y la segunda opción es ser gastado y transformarse en un pasivo. Tú tienes el control de tu futuro financiero.

5.  Los ricos administran antes de poseer, mientras que los pobres esperan tener para poder administrar.

En muchos casos el pobre ya tiene gastado el dinero antes de que este llegue a sus manos. Los pobres tienen las siguientes ideas:

“No tengo suficiente dinero que administrar”, “Me sobra mucho mes al final del día de pago” o “Comenzaré a educarme cuando tenga dinero”, ellos tienen un enfoque erróneo, es decir están mirando por el lado equivocado del telescopio. En vez de tener la idea de… “Cuando me sobre el dinero empezaré a administrarlo” se debe decir…“Cuando empiece a administrarlo me sobrará el dinero”.

6.  Los ricos hacen que el dinero trabaje arduamente para ellos, los pobres trabajan mucho por su dinero.

Los ricos saben que la única forma de hacer que su dinero trabaje para ellos es construir un negocio e invertir las utilidades que este les brinde. Los pobres no alcanzan riqueza por que trabajan arduamente para enriquecer a alguien más.

7.  Los ricos entienden que hay que pagar un precio hasta que “su dinero” trabaje lo suficiente para ocupar su lugar.

Es decir, los ricos comprenden que su tiempo debe ser invertido con educación financiera para hacer que su dinero trabaje arduamente para ellos. Ellos piensan que cuanto más trabaje “su dinero” menos tendrán que trabajar ellos.

8.  Si quieres obtener dinero tienes que brindarle algo de valor a las personas.

Si quieres ser rico debes brindarle algo de valor a MILLONES de personas. La mejor forma de conseguir una gran fortuna es edificar la vida de millones de personas a través de la generación de valor. Nuestra labor debe ser dejar el mundo mejor de como lo encontramos. Ayudar a millones de personas a mejorar su vida a través de nuestros negocios es la fórmula infalible de la riqueza.

9.  El rico está siempre dispuesto a pagar el precio de su éxito, aunque este sea duro y doloroso.

Si estás dispuesto a hacer sólo lo que sea fácil, la vida será dura. Pero si estás dispuesto a hacer lo que sea duro, la vida te será fácil.

10. El rico sabe que siempre se puede obtener más de la vida, por eso siempre está aprendiendo y creciendo personalmente.

Recuerda que siempre puedes ser más, tener más y hacer más, porque siempre puedes ser más sabio, es decir siempre puedes expandir tu contexto. Aprende esta lección invaluable: “Los ricos no siempre fueron ricos, ellos decidieron crecer como personas y adquirir sabiduría, entonces no es lo que tengas hoy, más bien es en quien te conviertes en el proceso”. La mejor forma de obtener más en la vida es SER más tú.

Tu sistema de creencias es el responsable de los resultados que hoy tienes en la vida. Aquel que puede cambiar sus pensamientos, será capaz de crear un destino magnifico”. – Arturo Quijano

libertad financiera10 reglas sencillas y efectivas para conseguir tu libertad financiera:

Regla # 1 – Cambia tu forma de pensar

Cambiar tu forma de pensar es el camino más efectivo para cambiar tus resultados. Si no te gustan tus resultados actuales: Comienza cambiando tus pensamientos.

Regla # 2 – Confía en que puedes

Henry Ford decía: “Tanto si crees que puedes, como si crees que no puedes… estas en lo cierto” Confiar en que puedes es el mejor camino para alcanzar tus objetivos económicos.

Regla # 3 – Invierte en conocimiento

Benjamin Franklin dijo: “Una inversión en conocimiento siempre paga el mejor interés” Lo mejor de la vida es que las experiencias de otras personas pueden ser trasmitidas a ti. Tu CEREBRO es tu mayor activo.

Regla # 4 – Conoce tus números

Sabes cuanto dinero estas gastando y cuanto dinero estas ganado? Al no conocer tus números, te estas condenando a fracasar.

Regla # 5 – Tener metas claras

Tener libertad financiera no se trata de comprarte un Ferrari, una mansión, viajar en hoteles 5 estrellas, nada de eso. La libertad financiera es el punto donde NUNCA MAS tienes que preocuparte por dinero en tu vida. ¿Sabes cual es ese punto para ti? Si no lo tienes claro, no sabes hacia donde vas.

Regla # 6 – Definir un plan financiero

Hay un dicho: “Nadie planea fracasar, pero muchos fracasan por no planear”. Si comienzas tu camino hacia la libertad financiera, sin un plan claro y establecido… No llegarás a ningún lugar.

Regla # 7 – Aprender a invertir

Para lograr libertad financiera, necesitas usar las inversiones como una fuente muy poderosa para multiplicar tu dinero.

Regla # 8 – Piensa en el futuro

La mayoría de las personas queremos resultados en nuestra vida de inmediato. Y nada esta mas alejado de la realidad.Para obtener libertad financiera necesitas pensar más a largo plazo. Si haces una inversión hoy, no esperes ser un millonario mañana temprano.

Regla # 9 – No dependas de una sola fuente

Esta es una de las reglas más importantes para lograr tu libertad financiera rápido. Ganar dinero es una idea. Hay miles y miles de formas para generar ingresos extras.

Regla # 10 – generosidad

La última regla es también una de las más importantes.

Kim KiyosakiNo puedes hacerlo. Ríndete. Vas a fallar. Es imposible.

¿Alguna te suena familiar?

Hay una voz persistente dentro de todos nosotros a la que le gusta convencernos de que no somos lo suficientemente buenos. Que no podemos tener éxito. Es la voz de las dudas de ti mismo, y es una de las cosas más difíciles de superar en el camino hacia la independencia financiera.

No importa dónde estés en tu viaje financiero, esta voz te habla y te impide avanzar. Incluso si tienes éxito, las dudas en ti mismo igual pueden deslizarse sobre ti, y hacer que cuestiones todos tus logros.

La buena noticia es que puedes controlar esta voz. Aquí tienes tres maneras de combatir las dudas en ti mismo.

1) Adopta un mantra

Me encantaba ver a Laurie Hernández competir por los Estados Unidos en gimnasia en los Juegos Olímpicos. Antes de comenzar una rutina particularmente complicada, Laurie fue filmada pronunciando las palabras, “Tengo esto”. Esa simple frase le dio un impulso adicional de confianza para lograr pasar el evento.

Un mantra es una frase afirmativa y positiva que puede ayudarte a combatir tus dudas. Pasa un tiempo eligiendo un mantra que funcione para ti, y úsalo en los momentos en que tus dudas internas intenten retenerte.

2) Pasa tiempo con las personas adecuadas

A veces es difícil levantarse solo. A menudo nuestro instinto es recurrir a amigos y familiares para levantarnos. Pero eso sólo funciona si estás rodeado de gente positiva y comprensiva.

Cuando experimentes las dudas en ti mismo, busca personas edificantes que crean en ti, que afirmen tus habilidades y no alimenten tus temores. Purgar las influencias negativas de tu vida es un proceso difícil, pero vale la pena al final. Tus posibilidades de superar las dudas son mucho mayores cuando tienes un sistema de apoyo adecuado a tu alrededor.

3) Aumenta tus conocimientos

Las dudas de ti mismo suelen arraigarse en el miedo a lo desconocido. Es por eso que cuando experimento dudas, me gusta pasar tiempo aumentando mis conocimientos financieros. Creo en ser una aprendiz de por vida. Cuanto más estudio y pongo en práctica lo que aprendí, más confianza tengo en mis capacidades.

Si sientes que no estás preparado o no puedes hacer algo, pasa algún tiempo aumentando tus conocimientos y educación. Cuanto más lo entiendas, menos miedo te dará.

Las dudas en ti mismo nunca desaparecen

No importa cuánto dinero ganes o el éxito que tengas, siempre encontrará dudas en ti mismo. Aprender a superarlas es una de las mejores cosas que puedes hacer para poder avanzar en la vida. Comienza hoy, y ve cómo puedes silenciar esa voz molesta en tu mente.

Reibox BlogLe explote la mente a uno de mis estudiantes de Babson College esta mañana.

Como la mayoría de la gente, él cree que el éxito se mide por la cantidad de dinero que tienes y cuánto dinero ganas. Por esa medida, no hay un solo individuo que sea el más exitoso del mundo.

Después de todo, Bill Gates (cuyo patrimonio neto ascendió a 79.600 millones de dólares según el recuento del 29 de enero del 2015 de Forbes) probablemente tenga más dinero, pero sinceramente dudo que gane más dinero cada año.

Ese título probablemente sea para un gestor de fondos de cobertura. Por ejemplo, Ray Dalio, que maneja $ 120 mil millones (activos bajo su administración) con Bridgewater Associates, sacó unos $ 3 mil millones en ganancias personales el año pasado, según Forbes.

Pero si crees que el éxito significa tanto tener el valor neto más alto y ganar más cada año, entonces ni Gates ni Dalio tienen éxito.

Eso es porque la búsqueda de la mayor riqueza o el mayor ingreso anual es el éxito sólo si sigues ganando cada año. De lo contrario, vas a pasar el tiempo tratando de averiguar cómo puedes llegar a ser el número uno; en lugar de disfrutar el placer de lo que has logrado.

En pocas palabras, a menos que seas un perro de primera, la vista desagradable nunca cambia.

Es por esta razón que en algún punto del camino, he descubierto una definición diferente del éxito (el éxito es controlar cómo pasas tu tiempo) que hizo explotar la mente de mi estudiante esta mañana.

Sólo para ser claros: no estoy declarando un voto de pobreza. De hecho, creo que para muchas personas, controlar cómo gastas tu tiempo es el tipo de éxito que puedes lograr sólo después de haber ganado suficiente dinero como para ya no tener que preocuparte por pagar tus facturas.

Muchas personas nunca alcanzan ese nivel de seguridad financiera. Pero no creo que un valor neto de 80.000 millones de dólares sea necesario para llegar al punto en que puedas cubrir tus probables obligaciones futuras.

Si llegas allí haciendo lo que deseas hacer y te hace feliz, entonces yo te considero exitoso.

Pero si llegas allí trabajando en un trabajo pulido que paga bien pero te hace miserable, entonces necesitas parar y preguntarte si deberías salir de la rueda del hámster y descubrir qué es lo que realmente deseas hacer con tu vida.

Mi consejo para el estudiante fue pensar en lo que disfrutaba hacer en el pasado y qué era lo que menos le interesaba. Basado en esa auto-evaluación, le sugerí que hiciera algunas conjeturas sobre lo que le gustaría hacer.

Luego debería aplicar tres pruebas a esas hipótesis:

• ¿Estoy apasionado por mi trabajo?

• ¿Soy uno de los mejores del mundo en lo que hago?

• ¿El mercado me compensará lo suficiente por ello?

En general, la gente no sabe si, por ejemplo, la banca de inversión, la consultoría, la startup o la gestión de activos satisfarán todas estas pruebas.

Por lo tanto, les aconsejo a los estudiantes que busquen entrevistas informativas con personas de esos campos. La práctica de networking que obtienen al intentar establecer estas entrevistas será intrínsecamente valiosa.

Una vez que establezcan tales entrevistas, les aconsejo que le pregunten a la gente cómo responderían a las tres preguntas anteriores.

Por ejemplo, en las entrevistas informativas, los estudiantes podrían preguntar lo siguiente:

• En su empresa, ¿hay personas que están realmente apasionadas por su trabajo? ¿Qué hacen ellos de manera diferente de aquellos que están ahí sólo para pagar sus cuentas?

• En su campo, ¿cuáles son las cosas claves que hacen las personas más talentosas que los diferencian de las que son meramente competentes?

• ¿La compensación que recibe la gente en este campo es satisfactoria o frustrante? ¿Cuál es la diferencia entre las personas de su empresa que se sienten compensadas y el resto?

Si los estudiantes realizan de 10 a 15 entrevistas, deberían poder evaluar si serían felices trabajando con las personas de ese campo.

Y sería aún mejor para ellos si esas entrevistas informativas condujeran a pasantías que les permitirían sumergirse más plenamente en esos campos.

En mi opinión, mis estudiantes lograrán el éxito sólo cuando estén contentos en su trabajo – y para lograr eso, deben ser apasionados, sobresalir en su campo, y recibir un reconocimiento positivo del mercado.

No conozco a Gates ni a Dalio, pero me parece que controlan cómo pasan su tiempo; y el dinero es simplemente algo agradable que viene con eso.

libertad financieraTodos queremos cambiar nuestra situación financiera. Todos queremos generar más dinero y tener una mejor calidad de vida. Pero pocos estamos dispuestos a invertir en nosotros mismos para lograrlo. Queremos una pastilla mágica.

Sin embargo, todo comienza primero por nosotros mismos, si deseamos ganar, si deseamos ser los mejores, si deseamos ser exitosos, debemos comenzar por cambiarnos a nosotros mismos.

Aquí tienes 10 conceptos poderosos que nos ayudarán a lograr la libertad financiera:

1. Cambia tu forma de pensar

Harv T Eker nos enseñó algo tremendo acerca de los resultados en nuestra vida, cualquier clase de resultado, incluyendo los financieros:

Los PENSAMIENTOS producen SENTIMIENTOS y estos EMOCIONES que a su vez producen ACCIONES, las cuales derivan en unos resultados. Si no estás conforme con los resultados que tienes hoy es tiempo de revisar tu forma de pensar. Dicho de otro modo: Es un PENSAR, que es un SENTIR, que es un DECIR, que es un HACER.

2. Confía en que puedes

Ten FE, los grandes soñadores siempre han creído en poder lograr las cosas que sueñas. En palabras de Henry Ford “Tanto si crees que puedes, como si crees que no puedes, estas en lo cierto”. La biblia dice: “Como piensa en su corazón, así es él…” – Proverbios 23:7 Lo cual creo que aplica perfecto a los dos puntos anteriores.

3. Invierte en Conocimiento

Benjamín Franklin dijo: “Una Inversión en Conocimiento Siempre Paga el Mejor Interés”.

Muchos de nuestros países tienen un alto porcentaje de analfabetismo financiero, es decir que las personas saben muy poco o nada sobre temas como finanzas personales, administración del dinero, activos, pasivos, deudas, inversiones, ahorro, libertad financiera. Esto es malo para ellos, pero también para nuestros países.

 Nuestra prosperidad como nación depende de la prosperidad financiera de cada uno de nosotros como individuos. George Clason Tomado de “El Hombre Más Rico de Babilonia”

4. Conoce Tus Números

Con esto me refiero a que debes hacer varios ejercicios y aprender a manejar las varias herramientas sencillas para poder tener claros tus números:

1. Control de Gastos: Te ayudará a tener un control del uso que le das al dinero, detectar las fugas y sobre-gastos. Una cosa es darse cuenta en que se está gastando de más y otra muy diferente en que se puede reducir el gasto.

2. Hoja de Balance: Te ayudará a ver todo el panorama general de tus finanzas personales, y entender que tan cerca o lejos estas de lograr la libertad financiera.

3. Patrimonio: Te ayudará a conocer la diferencia entre activos y pasivos, tal como lo ha definido Robert Kiyosaki, Gurú de las Finanzas Personales. Entender esta diferencia te acercara más a lograr la libertad financiera. En sus propias palabras, los Ricos compran activos, mientras que la clase media y pobre compra pasivos.

5. Tener claro que es libertad financiera

La libertad financiera no es ganar mucho dinero, tampoco poder gastar dinero a diestra y siniestra, mucho menos poder viajar por todo el mundo a toda hora, ni comprar un Ferrari, en fin.

Desconocer que es la libertad financiera nos aleja de lograrla. Para lograr la libertad financiera debemos conocer nuestros números. Y la definimos así: Cuando los ingresos pasivos, residuales, inerciales o dinámicos (como quieras llamarlos), son superiores a la totalidad de tus gastos. De ahí en adelante comienza el camino a crear riqueza lo cual es diferente.

Muchas personas se enfocan en lo segundo sin entender lo primero, lograr la libertad financiera. Es por eso que conocemos muchos casos de deportistas, actores, y más, que ganaban millones de dólares pero terminaron en bancarrota.

6. Define un Plan Financiero

Para lograr la libertad financiera hay que definir un plan, teniendo las herramientas, el conocimiento y la mentalidad adecuada hay que trazar un rumbo. Este debe ser para el corto, mediano y largo plazo. Nadie planea fracasar, pero muchos fracasan por no planear.

7. Aprender a Invertir

Las inversiones son y serán una excelente herramienta que te ayuden a capitalizar y multiplicar tu dinero y por lo tanto a lograr la libertad financiera, pero sabias que el 95% de las personas que pierden dinero en inversiones es porque desconocen cómo funcionan, que hace variar los valores de los activos.

Las inversiones no son como un casino. Por lo tanto hay que aprender sobre ellas, en palabras de Warren Buffet (El mejor inversionista del mundo y tercer hombre más rico del mundo) “Nunca inviertas en un negocio que no puedas entender”

8. Piensa en el futuro

La mayoría de las personas somos muy inmediatistas, todo lo queremos ya. Por eso descuidamos y poco pensamos en el largo plazo.

Los jóvenes piensan que nunca van a envejecer. Es por eso importante aprovechar las palancas financieras del tiempo, del ahorro y del interés compuesto. Estas palancas permiten crear grandes fortunas si se usan adecuadamente y desde temprana edad. En temas de ahorro e inversiones hay esta premisa: Nunca es tarde para empezar, pero entre más temprano mejor. Como decían los abuelos AHORRA o NUNCA. Esto sí que es clave para lograr la libertad financiera.

9. Se Creativo

Aprende como generar múltiples fuentes de ingreso. Por lo general hemos sido educados para ser buenos empleados. Debemos empezar a pensar como inversionistas y dueños de negocios. El 95% de la riqueza del mundo es manejada por el 5% de la población, sabes que tienen en común ellos: son dueños de sus propios negocios.

Existen diversas formas de generar ingresos adicionales, emprendimientos, franquicias, negocios por internet, bienes raíces, inversiones, redes de mercadeo, etc. Mi consejo es que empieces a explorar por donde puedes empezar a generar un ingreso adicional, aprender cómo funciona y dedicarle tiempo.

Es importante que estos ingresos adicionales estén enfocados en negocios que generen ingreso pasivo para así lograr la libertad financiera. Hoy en día gracias al internet existen muchas posibilidades, de hecho no sé si sabes que los 10 jóvenes más millonarios, te hablo de chicos entre los 20 y 28 años, generaron sus fortunas con negocios basados en internet (Ejemplo: Facebook, Youtube, Google).

10. Generosidad

Así es, de lo que has aprendido y logrado, comparte con los demás. Una muestra de eso es que los 3 hombres más ricos del mundo son también los tres más generosos, han donado gran parte de sus fortunas a diferentes causas en ayuda a millones de personas y de una u otra forma se les devuelve. El principio de la siembra y la cosecha que dice que de todo lo que siembras eso recoges, y el que siembra generosamente, generosamente recogerá.

Bueno espero que les haya gustado este decálogo para la libertad financiera. Si así fue compártelo, se generoso, regala prosperidad.

Reibox BlogChad Carson trabaja en bienes raíces desde 2003, construyendo estratégicamente una cartera de 90 propiedades de alquiler principalmente en y alrededor de su ciudad natal en Clemson, Carolina del Sur.

Después de pasar su primer año después de la universidad explorando propiedades para inversores experimentados para comprar y vender, comenzó a usar “trucos inmobiliarios” y “vivir y vender” para aumentar sus ahorros y maximizar las ganancias, dijo en un reciente episodio del Podcast Mad Fientist.

Para 2007, Carson y su socio de negocios poseían 50 propiedades de alquiler. También dijo que vivió frugalmente, a veces con tan sólo 20.000 dólares al año.

“Mi socio de negocios y yo mantuvimos nuestros gastos fijos súper, súper bajos. Puedes vender algunas casas y hacer un montón de dinero para los primeros seis meses del año. Y en los siguientes seis meses, puede que no ganes ningún dinero o el acuerdo puede salir mal,” dijo Carson.

“Y así, creo que la progresión fue, en los primeros tres años, nos hicimos muy buenos en mantener nuestros gastos bajos, viviendo con lo mínimo,” explicó en el podcast. “De esa manera, cuando no ganábamos dinero, todo ese dinero simplemente entraba al banco, y podíamos ahorrar ese dinero.”

Salvado de algunos contratiempos durante la crisis financiera, Carson y su socio continuaron haciendo crecer su porfolio durante la década pasada. Carson ahora vive de los ingresos pasivos de las propiedades de alquiler, lo que le permite la posibilidad de pasar este año viviendo en Ecuador con su esposa y sus dos hijas.

Con solo 37 años, Carson se considera financieramente independiente y dice que todo es gracias a una atemporal estrategia de inversión: “Mantenlo simple.”

“Pienso en el mantenerlo simple en un par de maneras diferentes, sólo las cosas de finanzas personales de simplemente aumentar tu tasa de ahorro y mantener tu vida simple, eso es a lo que todo se reduce realmente. Ya sea que estés invirtiendo en acciones, fondos indexados, o propiedades inmobiliarias, realmente no cambia la fórmula básica de que tienes que ahorrar dinero y mantener tus gastos bajos,” dijo Carson, añadiendo que esta estrategia es la base del éxito del icónico Warren Buffett. “La sencillez es realmente importante, pero también la simplicidad de tus inversiones.”

Carson explicó:

“Si me escuchas hablar sobre mi porfolio, podría sonar un poco irónico, comprar 50 propiedades aquí y allá, pero creo que parte de la lección que aprendimos de toda esa experiencia fue que no tenemos que ser locamente ambiciosos, y no tenemos que hacer un montón de acuerdos, y ser dueños de un montón de propiedades para lograr todas nuestras metas. Uno puede ser muy, muy simple.

Creo que en bienes raíces, si decides ir por esta ruta, todo lo que tienes que hacer es trabajar basado en si necesitas $5,000 al mes para pagar tus gastos, y calcular ¿cuántas propiedades necesitas poseer para obtener esos $5,000 limpios?”

“Sólo tienes que mantenerlo simple, tener un plan simple, pagar las propiedades, y luego vivir de los ingresos. Es realmente tan simple como eso.”

Robert KiyosakiNo es ningún secreto que la persona promedio no es buena con el dinero. Como “The Motley Fool” dice, casi el 70 por ciento de las personas no tienen ni siquiera $ 1.000 en el banco. Y “casi la mitad de las personas afirman que para cubrir una emergencia de 400 dólares, tendrían que pedir prestado el dinero o vender algo rápidamente para tenerlo.”

“The Motley Fool” continúa compartiendo un estudio del U.S. Bank que dice que sólo el 41 por ciento de las personas presupuestan su dinero. Esta, cree el escritor Maurie Backman, es una de las grandes razones por la cuales los problemas de dinero son tan grandes en los Estados Unidos (y en el mundo).

Estoy de acuerdo en que tener un presupuesto es un primer paso importante para ganar terreno en tus finanzas personales. Pero tener un presupuesto por sí solo no arreglará los problemas subyacentes que la mayoría de las personas tienen cuando se trata de dinero.

En primer lugar, hay una gran necesidad de inteligencia financiera. El problema con la mayoría de los presupuestos es que se adaptan a las viejas reglas del dinero, las cuales simplemente no funcionan más, como ahorrar dinero, salir de deudas, y vivir por debajo de sus posibilidades.

En última instancia, los presupuestos, como suele enseñarse, son un vehículo para recortar gastos, no para ganar dinero. Escribí hace algún tiempo atrás sobre cómo presupuestar como un negocio puede convertir un presupuesto en un vehículo para hacer crecer tus activos, no ahorrar tus gastos.

En última instancia, tu presupuesto es un plan. Y como tal, puede ser un buen plan o un mal plan.

Un plan malo es aquel que requiere que reduzcas tus gastos y ahorres dinero. No disfrutas de las cosas a las que estás acostumbrado disfrutar y ganas poco o ningún dinero con el dinero que ahorras. En última instancia, no te llevará a donde necesitas estar financieramente.

Un buen plan, sin embargo, es uno que estimula acción para mejorar. Y un buen presupuesto es uno que te inspirará a ganar más dinero para que puedas hacer lo que amas y hacer crecer tu dinero exponencialmente.

Con esto en mente, aquí tienes tres consejos sobre cómo tu presupuesto es una herramienta útil para hacer crecer tu flujo de dinero de la manera correcta, a través de las inversiones.

1. Un presupuesto muestra tu salida mensual

Un ejercicio común que hacemos cuando trabajamos con personas que quieren ser financieramente libres es hacer que anoten todos sus gastos mensuales en una columna en un pedazo de papel y luego anoten su salario en la otra. Entonces, hacemos que cubran la columna de salario con sus manos.

“¿Qué”, le preguntamos, “harías si no tuvieras tu salario?” El resultado a menudo es un momentáneo revoloteo de pánico.

Esto es útil porque es un chapoteo rápido en la realidad, es decir, la mayoría de la gente tiene muchos gastos y dependen de un salario para pagarlos.

Pero, ¿No sería genial si tuvieras ingresos pasivos entrando cada mes que cubrieran tus gastos de vida? ¿Qué harías entonces? ¿Te jubilarías? Eso es lo que Kim y yo hicimos cuando llegamos a ese punto en los años noventa.

Pero para llegar a ese punto, tuvimos que saber cuánto estábamos gastando cada mes. ¿Por qué? Para así saber cuánto flujo de dinero tendríamos que hacer para ser financieramente libres.

2. Un presupuesto te ayuda a entender qué tipo de flujo de dinero necesitas

Una vez que comprendimos nuestros gastos mensuales, pudimos entonces hacer un plan para adquirir los activos que necesitábamos para cubrir esos gastos. Y aquí es donde las cosas se pusieron muy interesantes.

En lugar de recortar nuestros gastos, creamos uno nuevo, un gasto de inversión. Llamamos a esto pagarnos a nosotros mismos primero, la regla de oro financiera.

3. Un presupuesto te inspira a tomar acción y obtener tu flujo de dinero

Al hacer un gasto para invertir cada mes, hicimos prioridad hacer crecer nuestros activos.

Trabajamos duro para hacer el dinero extra que necesitábamos. Empezamos a enseñar los fines de semana. Nos hicimos creativos en cómo podíamos pagarle a nuestros acreedores. Soñamos y lanzamos nuevos productos. Encontramos ofertas increíbles de bienes raíces. Todo esto fue posible gracias a cambiar nuestras mentalidades de presupuestar para ahorrar dinero a ganar dinero. Nuestro presupuesto nos dio la hoja de ruta para la libertad financiera, y nos inspiró a hacerlo realidad.

Así que, si estás listo para comenzar tu viaje hacia un mejor futuro financiero, entonces sí, es momento de comenzar con tu presupuesto. Pero no lo hagas según la vieja escuela; hazlo de la forma Padre rico. Sólo entonces podrás ser realmente exitoso.

Kim KiyosakiSolía ser que una mujer joven en EEUU se fuera de casa, vaya a la universidad, y encuentre un buen marido. Ese era el camino a la seguridad financiera.

Hoy en día, las cosas son muy diferentes para las mujeres jóvenes.

Según un informe de Business Insider sobre un análisis realizado por Pew Research Center, “una mayor proporción de mujeres jóvenes vive ahora en casa con sus padres o parientes que en cualquier otro momento de los últimos 70 años.”

No es ningún secreto que una de las razones principales de esto es que el panorama del desempleo para los de 16-24 es más del doble del promedio nacional; lo que el NPR llama una “generación perdida de trabajadores.”

Las pésimas perspectivas de empleo para las mujeres jóvenes, junto con el hecho de que muchas se están casando más adelante en la vida, ha llevado a más y más de ellas a que vivan más tiempo en casa.

Para muchos, este podría ser tiempo perdido, estar luchando para encontrar un trabajo. Pero, hay otra manera de ver esta estancia prolongada con estas personas, como un tiempo de preparación para un futuro próspero.

Las siguientes son cuatro formas de maximizar tu tiempo en casa para crear un futuro financieramente libre.

1. Enfócate en tu educación financiera

Lo más probable es que la mayoría de las mujeres jóvenes no hayan aprendido mucho en la universidad, si es que aprendieron algo, sobre cómo funciona el dinero realmente.

Tómate el tiempo que tienes ahora para comenzar un programa intensivo de educación financiera. Lee libros, asiste a seminarios, juega juegos como CASHFLOW, y conéctate con otras personas que tengan ideas similares.

2. Trabaja para aprender

La mayoría de las personas buscan un trabajo como un medio para ganar dinero. Los ricos miran el trabajo como una experiencia de aprendizaje que pagará grandes dividendos a lo largo del camino.

En lugar de buscar el trabajo mejor pagado, busca un trabajo que te permita aprender las habilidades y conocimientos que necesitarás para tener éxito más adelante en la vida como inversionista y dueña de negocios.

3. Busca un mentor

Además de trabajar para aprender, también busca a alguien que admires y que haya tenido éxito en la vida, y construye una relación de mentoría con él o ella.

Consigue establecer un tiempo en sus calendarios para reunirte regularmente y pídeles que te presenten a otros de sus círculos que puedan ayudarte a crecer también.

4. Toma algunos riesgos

Cuando vives en casa, las pérdidas que provienen del fracaso son bajas y los conocimientos que obtengas de ellos serán altos. ¿Tienes una idea para un negocio? Dale una oportunidad. ¿Quieres empezar a invertir? Empieza en pequeño y ve qué sucede.

Al final del día, aquellos que tienen éxito en la vida se hacen cargo de cada situación en la que se encuentran; incluyendo los momentos en los que están financieramente mal.

Ahora es tu tiempo para hacerte cargo de tu tiempo en casa. Si lo haces, te prometo que cuando llegue el momento de estar por tu cuenta, estarás años por delante.

ser exitosoCada quien puede tener una perspectiva distinta de lo que define la palabra ‘éxito’ porque, mientras para muchos se trata de la cantidad de dinero que llega mes a mes a la cuenta, para otros puede ser que solamente sea un reconocimiento.

Otras personas pueden ser un poco más filosóficas al respecto y considerar que simplemente se trata de la posibilidad de hacer realidad los sueños y convertirse en ejemplo para los demás.

Sea cual sea su pensamiento al respecto, lo cierto es que se trata de un camino que no es fácil de lograr y en el que hay que superar una serie de obstáculos, inconvenientes y críticas que se presentan a lo largo del camino. El tema es que no es algo que sea para todo el mundo, porque hay que soportar ciertas situaciones con las que no todo el mundo puede lidiar.

El éxito de los exitosos es que saben cómo asumir ese tipo de situaciones, porque no se concentran en aquello que les hace malgastar la energía o que saben que no es útil concentrar el tiempo. Así, aquí hay algunas consideraciones recopiladas por FP, The Muse, Inc. y Business Insider:

1. Será juzgado

Cuando usted se la pasa pensando en qué dirán los demás sobre lo que usted dice o hace, seguramente, nunca llegará a ser exitoso. Ese miedo es lo que hace que las personas no actúen como deberían, alcanzando sus sueños. Recuerde que lo importante es su opinión propia y, en un lugar un poco distante, lo que los demás le puedan aconsejar sobre sus decisiones.

2. Las malas cosas suceden

Y no porque sucedan significa que está “salado” o que las cosas no se deban dar. Todas las personas que usted puede considerar como modelos a seguir siempre habrán pasado por meses o años difíciles, en los que sintieron que tuvieron que haber tirado la toalla, pero nunca lo hicieron.

3. Desarrolle la pasión

No tiene que ser necesariamente por su trabajo, sino por las cosas que hace en cualquier momento de la vida, esto es lo que le permite tener una razón para la que lo hace. Esto significa tener la capacidad de elegir un bienestar, tanto para usted como para los suyos, mientras hace lo que lo lleva a ser feliz. De lo contrario, nunca podrá ser exitoso.

4. Ante todo, respétese

Esto es algo que debe hacerlo “a capa y espada”, porque se trata de darse un lugar en el mundo y de sentirlo como propio. Esto no es algo que logren todas las personas porque, con el fin de que se hagan realidad sus proyectos, pierden su propia esencia. Si usted lo logra, los demás lo seguirán.

5. Aprenda…

…aprenda, aprenda y siga aprendiendo. Ésta es la única forma en la que realmente puede convertirse en una persona integral, que encuentre oportunidades donde otros ven problemas y que le permitirá mantener y mejorar las relaciones personales.

6. Siempre habrá alguien que se ofenda

O que le tenga celos. Eso sucede cuando alguien logra hacer realidad sus proyectos y “la vida le sonríe” haciendo que las condiciones se den de forma fácil y sencilla. No le gaste energía a esto, en cualquier momento de su vida y en cualquier lugar, podrá tener detractores que no estén de acuerdo con lo que hace, así que aplique la regla 4 que ya le dijimos.

7. Diferenciar lo urgente de lo importante

Una persona exitosa sabe cuál es la verdadera influencia del tiempo en su vida personal y laboral, por lo que es algo que atesora al máximo. Entonces, cuando alguien aprende a saber qué hacer y cuándo hacerlo, según corresponda, tendrá una gran ventaja sobre las demás personas.

8. En algún momento tendrá que renunciar

No necesariamente a sus sueños, pero sí a personas o a situaciones u objetos. No es algo difícil ni nadie le enseñará cómo hacerlo, además que toda la responsabilidad recaerá única y exclusivamente en usted.

9. Tiene que saber quién es (y quién no)

Sólo las personas con un profundo auto-conocimiento logran delimitar sus capacidades y encaminarlas hacia donde las necesiten para hacer verdad sus sueños. Eso también le permitirá identificar las oportunidades que realmente sean útiles para su proyecto de vida.

10. La humildad, ante todo

Esto es algo que muchas personas pierden a lo largo del camino, especialmente, si sus ganancias empiezan a verse en aumento. Cuando usted olvida de dónde viene y a las personas que le han ayudado en el camino, creyéndose más que los que lo rodean, podrá retroceder en su camino al éxito.

11. Lo que no pasa, siempre genera una oportunidad

Muchas personas pueden llegar a lamentarse por el hecho de que no se hizo realidad algo en lo que realmente tenían toda su fe y energía; pero el hecho de que no se haga verdad, no significa el fin del mundo. Siempre surgirá algo nuevo y que, probablemente, termine siendo mucho mejor.

 

 

 

Subir »
FB