Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"
Estás en Educación Financiera:

Aprende cómo funciona el dinero y como hacer que trabaje para ti.

Robert KiyosakiHay mucho que hablar hoy en día sobre emprendimientos. Y la verdad sea dicha, la palabra es excesivamente usada y las muchas definiciones que tiene hacen que sea confuso saber exactamente qué quiere la gente decir cuando la dice.

Por un lado, tienes personas como nuestro presidente, Donald Trump, que ha iniciado muchos negocios y supervisa miles de millones de dólares en activos. Por otro lado, tienes jóvenes emprendedores haciendo “ajetreos” tratando de ganar algo de dinero extra, o freelancers y consultores que prestan servicios a un pequeño número de clientes.

Desafortunadamente, ambas partes utilizan la palabra “emprendedor.”

En Rich Dad, siempre demostramos la distinción entre un verdadero emprendedor y alguien que simplemente es un auto-empleado utilizando el cuadrante CASHFLOW.

Cuadrante del flujo del dinero

En el lado izquierdo del cuadrante, tienes a los empleados y auto-empleados. Si bien los auto-empleados quieren llamarse emprendedores, no lo son. No son dueños de un negocio. Son dueños de un trabajo. No emplean gente, y están limitados por su propia capacidad. Si no trabajan; no se les paga. ¿Tienen el potencial para convertirse en emprendedores? Absolutamente, pero no están allí todavía.

En el lado derecho del cuadrante, tienes a los Dueños del negocio. Estos son los verdaderos emprendedores que construyeron negocios que ganan dinero trabajen o no. Emplean gente o construyen un sistema que automatiza su trabajo y ventas, y ven escalar sus negocios a una taza que está más allá de su capacidad de trabajo.

Tal vez estás leyendo esto y te diste cuenta de que eres un auto-empleado. Si tu deseo es moverte desde el lado izquierdo del cuadrante hacia el lado derecho, aquí tienes cinco rasgos que tendrás que desarrollar para dejar de ser dueño de un trabajo y comenzar a ser dueño de un negocio.

1. Son contrariadores

Convertirte en un emprendedor es en sí mismo como un movimiento contrario. Muchos amigos y familiares simplemente no lo entenderán. ¿Por qué comenzar una empresa cuando podrías obtener un trabajo “seguro”? Por supuesto, aquellos que han pasado por despidos o ser reemplazados por tecnología se dan cuenta que no hay nada seguro en ser empleado.

Pero existe un nivel de contrariedad que un emprendedor necesita para desarrollarse más allá de dejar el mercado de trabajo para poder tener éxito. Esto es lo que mucha gente quiere decir cuando habla de ser “disruptor”. Por ejemplo, Uber es una empresa que disturbio la industria del taxi. Los fundadores de Uber miraron a una industria establecida desde hace mucho tiempo y se dieron cuenta de que podía haber algo mejor. Ese fue un movimiento contrario. Y uno riesgoso. Pero pagó generosamente.

En resumen, los emprendedores exitosos no aceptan el statu quo. Ellos hacen preguntas que desafían los supuestos de larga data. Y obtienen ganancias de las respuestas, cuando las entienden bien.

2. No hacen distinción entre trabajar y jugar

¿Adivina qué? Manejar un negocio y escalarlo hasta el éxito requiere mucha energía y trabajo. Los verdaderos emprendedores, sin embargo, no miran esto como algo disuasivo.

La mayoría de los empleados no pueden esperar para el fin de semana o sus vacaciones. Ellos ven el trabajo como algo que se interpone en el camino de las cosas que realmente quieren hacer.

La mayoría de los emprendedores tendrán el problema opuesto. Trabajan y trabajan, a veces demasiado para estar sanos. ¿Por qué? Porque no hacen una distinción entre el trabajo y el juego. Para ellos, su trabajo es un juego. El desafío es crear equilibrio para comer bien, ejercitarse y cultivar relaciones significativas.

Pero el hecho es que si no estás listo para trabajar mucho y disfrutar de ese trabajo, te costará mucho tener éxito.

3. Piensan en patrones, no en detalles

Esta es una de mis historias favoritas sobre Steve Jobs:

Cuando estaban trabajando en la construcción de iMovie, el equipo de Apple tuvo una importante reunión con Jobs. Habían recopilado pilas de planes y esquemas para compartir con él. Tenían todos los detalles a mano. Jobs, sin embargo, entró a la habitación, ignoró los detalles, y fue a la pizarra. Dibujó un reproductor de video. Junto a él, dibujó un archivo de película. A continuación, dibujó una flecha indicando que el usuario podría arrastrar el archivo hasta el reproductor de películas. “Esto es lo que estamos construyendo,” dijo.

Steve Jobs previó los más grandes patrones de lo que los usuarios realmente querían del software de Apple. Él era consciente de los patrones de comportamiento del consumidor y como resultado entendido a donde Apple tenía que ir en lugar de seguir con el status quoNo dejó que los detalles guiaran el camino. Más bien utilizó su visión para conducir cómo serían los detalles. Los emprendedores exitosos hacen lo mismo.

4. Actúan como un gerente general

En los deportes profesionales, es el gerente general o el GM quien construye el equipo. El entrenador del equipo entonces maneja a esos jugadores para tener éxito. El trabajo principal del gerente general es construir un equipo para el éxito. Si él o ella hace un trabajo pobre, el equipo fallará, no importa qué tan bueno sea el entrenador.

En los negocios, el emprendedor necesita ser un gerente general, no un entrenador. En lugar de enfocarte en manejar gente, necesitas encontrar el talento adecuado y confiar ese talento a un gerente para que ejecute tu visión.

Como  padre rico nos enseñó, los negocios y la vida son deportes de equipo. Sin un gran equipo, fracasarás. A menudo, el emprendedor es la persona menos inteligente de la habitación, excepto en un área, su genio para encontrar el mejor talento. De hecho, si no eres la persona más tonta de la habitación, probablemente estás haciendo algo mal.

5. Tienen un propósito más alto

Finalmente, y quizás lo más importante, tienes que tener un propósito más grande que simplemente hacer mucho dinero. Cuando los tiempos se pongan difíciles, cuando no estés viendo el éxito que te gustaría, atravesar eso es casi imposible si sólo estás ahí por dinero. Pero si tienes un propósito mayor, lograrás atravesar eso hasta el éxito.

En Rich Dad, nuestro propósito es elevar el bienestar financiero de la humanidad. Hacemos eso a través de la educación. Y sí, hacemos buen dinero haciéndolo. Pero si el dinero fuera nuestro único propósito, nunca lo hubiéramos conseguido. Todo vuelve a nuestro propósito.

¿Cuál es tu mayor propósito para estar en los negocios? Si no tienes uno, dudo que tengas éxito.

riquezaCon frecuencia en Finanzas Personales escribimos sobre las personas exitosas, millonarias, referentes de riqueza en todo el mundo. Es como si tuvieran una especie de ‘arma secreta’ que los lleva a iniciar sus proyectos y culminarlos con feliz término.

Lo cierto es que esa mentalidad no nació de la noche a la mañana.

Aunque estos ‘imanes de riqueza’ por lo general nacieron rodeados de referentes exitosos, también hay casos de personas millonarias que lo despilfarraron todo.

¿Qué marca la diferencia?

¿Qué hace que muchos artistas, deportistas, cantantes, famosos terminan en bancarrota?

¿Por qué hay emprendedores, inversionistas y grandes empresarios que manejan muy bien sus millones?

Un video en Youtube de la página Trabajardesdecasa explica con un ejemplo qué hace que unas personas atraigan la riqueza, mientras que otros son despilfarradores. En resumen, señala que si como personas no expandimos la mente, si únicamente nos quedamos a la espera que algo extraordinario ocurra, pues el dinero podría llegar, pero rápidamente nuestra mente, que es la que maneja el dinero, no podrá o no sabrá qué hacer con la riqueza.

Por eso, terminarán comprando viviendas de lujo que no se podrán mantener solas, harán viajes costosos, tendrán relojes y perfumes de las marcas más exclusivas, zapatos y vestuario para mantener las apariencias. Diferente de aquello que identifica a los más exitosos, que se levantan temprano a practicar la rutina que los diferencia.

Le contamos, por ejemplo un hábito de Roger Federer, campeón vigente del Australian Open y quien tiene el récord de mayor cantidad de Grand Slam: 18.

Además de llevar una vida tranquila con su familia, en sus vacaciones no se relaja y mantiene su buen estado físico. Cuando el deportista está descansando con su esposa y sus hijos, en una casa de alguna isla en el Caribe, todos los días mantiene su misma rutina: se levanta temprano, desde las 6 de la mañana, sale a trotar durante una hora, después del ejercicio, practica su respiración y hace yoga y a las 9 de la mañana se toma su desayuno.

¿Por qué hace esto?

Sabe que después de sus vacaciones deberá estar bien física y mentalmente para enfrentar sus rivales en el siguiente torneo, sabe que ellos también se están preparando y que vencerlos en la cancha será un reto difícil ¡Y dice que le quedan al menos 7 años más de alto nivel de juego!

8 hábitos de las personas exitosas

Le contamos además otros ejemplos de lo que estas personas que atraen la riqueza hacen a diario y que usted podría imitar como ejemplos, para que comience a expandir su mente. Estos son:

1. Hay que leer, y mucho

De acuerdo con el portal habitosexitosos.com, el 88% de los millonarios y billonarios en el mundo lee al menos unos 30 minutos al día. El dato salió de un estudio que hizo sobre este tema la revista Forbes, que saca en todo momento artículos sobre las grandes fortunas que hay en la economía.

La lectura es un ejercicio mental y a esta conclusión ha llegado el doctor Ken Pugh, quien concluyó que esta actividad ejercita otras partes del cerebro diferentes a las que usamos al hablar u observar. Al leer se conectan circuitos neuronales específicos y se ayuda a tener el cerebro joven, según un estudio elaborado por la Rush University Medical Center. La investigación demostró que los adultos que pasan su tiempo libre haciendo actividades creativas o intelectuales como la lectura tuvieron un deterioro cognitivo más lento en un 32%.

2. Establecen siempre nuevas metas

El escritor Thomas Corley, autor del best seller “Hábitos ricos: Los hábitos diarios de éxito de los individuos ricos”, encontró 21 rasgos que estas personas, entre los cuales está tener un plan y cumplirlo. Según Meiko Patton, autora de un blog en Entempreneur.com y quien cita a Corley, la gente exitosa se deja guiar por sus metas, planean su día la noche anterior con una lista.

Además, piensan que el éxito es un propósito que se establece a largo plazo, por eso, diseñan objetivos para el día, la semana, el mes y todo el año. ¿Lo podrían lograr sin presencia de un plan? Por supuesto que no, para eso se imaginan la forma para cumplir ese propósito, tiene clara su responsabilidad y diseñan algo que pocos se toman el tiempo: contar con una estrategia.

3. Son madrugadores

Los millonarios a veces tienen jornadas largas de 12, 16, incluso hasta 18 horas. Pero tienen también una férrea disciplina para iniciar el día siguiente desde las 4:00 a.m., 4:30 a.m., 5:00 a.m. por tarde.

Según Pilar Turu, del portal CulturaColectiva.com, esto les permite tener más control sobre las primeras horas del día, además de tener la oportunidad de dedicarlos a las cosas que más les importan, adelantar el trabajo, llevar la agenda, leer las noticias. “Sugerencia: si te parece inaudito el simple hecho de despertarte a esta hora, adquiere el hábito progresivamente. Comienza poniendo el despertador 15 minutos antes de tu hora habitual, y poco a poco, día con día ve ajustándolo de manera gradual”, recomienda.

4. No se centran en cosas negativas

Los millonarios que nos gusta seguir y que son un ejemplo para las personas, por lo general no pierden el tiempo con pensamientos negativos de auto-derrota, asegura Chris Barquero, autor de un blog en Thehuffingtonpost.com.

Cuando se enfrentan con dificultades, son rápidos para identificar los beneficios que les puede proporcionar esa experiencia y se recuerdan a sí mismos que han superado con éxito muchos obstáculos antes, por lo que sin duda puede superar de nuevo problemas.

Según el coach de desarrollo personal, los exitosos no se centran en lo que “podría salir mal” y ponen más atención en lo que sí deben hacer para que las cosas marchen “sobre ruedas”, y de la lección que le da la vida al afrontar nuevos retos.

5. Piensan como ‘niños’

Lejos de creer que tiene una actitud caprichosa, se trata de pensar que el mundo esconde todavía muchos secretos, y que se puede aprender mucho de ello, como explicó en una ocasión Richard Branson, fundador del Grupo Virgin.

6. Se alimentan bien

Es un principio básico, como el que enseña la abuelita de la familia.

Hay que “desayunar como rey, almorzar como un príncipe y cenar como mendigo”, ya que la alimentación balanceada permitirá tener la energía suficiente para la agitación del día.

7. Ven el fracaso como una opción

A Elon Musk se le conoce como el ‘Leonardo Da Vinci’ del siglo XXI.

Es famoso por su empresa Tesla, la constructora de los carros eléctricos, por haber creado PayPal, la plataforma de pagos electrónicos y por su proyecto SpaceX de viajes espaciales. Siempre está metido en algo nuevo e innovador, aunque a veces pierda mucho dinero.

Según Forbes, el empresario dice en ocasiones que “El fracaso es una opción aquí. Si no estás fallando, no estás innovando lo suficiente”, lo cual muestra que sus ideas, aunque a veces no terminan de despegar, son el inicio de algo que va a cambiar el mundo. Eso, pese a que muchos renombrados expertos lo tratan de disuadir de sus planes, diciendo que son ridículos y destinados al fracaso.

8. Hacen deporte

Estudios internacionales han analizado a los ejecutivos de las grandes compañías y el deporte y el ejercicio es algo común en los líderes y personas que toman las decisiones.

Si considera que por su trabajo, usted ‘no le alcanza el tiempo’ para hacer ejercicio, difícilmente podrá progresar en su trabajo y obtener ascensos para mejorar sus ingresos. Y sin esos excedentes de dinero, también será un poco más complejo obtener su capital para tener su negocio independiente.

primer millonHe sido millonario tres veces en mi vida. La primera vez que vi un millón de dólares en mi cuenta casi me desmayo. A pesar de saber que ya casi llegaba a esa cifra el hecho de verla completa me tomó por sorpresa.

Con dedicación, paciencia y enfoque, volverse millonario es algo totalmente alcanzable ¿sabes por qué? Porque si yo lo pude hacer, todos lo pueden lograr.

¿La parte más difícil? Yo creo que sería justo obtener ese primer millón. Después de eso ya todo se acomoda en su lugar, pero ¿por qué es tan difícil lograrlo?

Creo que todos en algún momento están a nada de alcanzarlo, pero son justo estas características las que te apartan del objetivo.

1. No estás pensando de la manera adecuada

Como Napoleon Hill dijo en su histórico libro “Think and Grow Rich”, la gente rica piensa diferente a los demás.

Después de entrevistar a las 1,200 personas más ricas del mundo, Steve Siebold está de acuerdo con los resultados de Hill, entre algunos pensamientos que ambos acordaron se encuentran:

• Los ricos creen que la pobreza es la raíz de todo mal.
• Saben que ser egoísta puede ser una virtud.
• Tienen una mentalidad activa.
• Adquieren conocimientos específicos.
• Sueñan con el futuro.
• Siguen su pasión.
• Disfrutan los retos.
• Usan el dinero de otras personas.
• Se enfocan en ganar más, no solamente en ahorrar.
• Saben cuando tomar riesgos.

En pocas palabras, si quieres volverte millonario empieza a cambiar la manera en la que piensas del dinero y el éxito.

2. Te preocupas mucho por ser perfecto

Esta es una de las lecciones más importantes y valiosas que he aprendido en la vida: nada es perfecto. Entre más temprano lo aceptes más rápido podrás seguir adelante (en lugar de quedarte atorado).

Si estás empezando un negocio, entre más tiempo pases perfeccionado tu servicio, más competidores tendrás y más alejarás a tus clientes potenciales. Experimenta y entra al mercado lo antes posible. Siempre podrás mejorar y tener ganancias al mismo tiempo.

3. Gastas todo lo que tienes

Acabas de recibir un cheque y ya estás tentado en comprar un coche lujoso. La gente “rica” sabe vivir discretamente y no arrasar con todos sus ingresos. Por ejemplo, Warren Buffet vive en una casa modesta y maneja coches prácticos.

4. Estableces expectativas irreales

Las personas ricas sueñan en grande y a la vez fijan expectativas reales pues saben que para convertirse en millonarios tomará más de una noche y necesitarán de mucha paciencia para alcanzar sus objetivos.

Pregúntale a un maratonista si puede correr un maratón sin entrenamiento y preparación.

5. Sigues a los demás ciegamente

Es increíble seguir los pasos de alguien que ha hecho fortunas, pero la verdad es que lo que les funcionó a ellos no necesariamente tiene que hacerlo contigo. Por ejemplo, lanzar una compañía como Microsoft o Apple tal vez no funcione en estos momentos, así que seguir paso a paso el camino de Jobs o Gates puede no ayudarte del todo.

Entiende qué es lo que te sirve a ti y a tu negocio y cómo puedes triunfar en esa industria.

6. Confías mucho en el plástico

Las tarjetas de crédito pueden ser buena opción a la hora de construir tu crédito o invertir en un negocio (siempre y cuando sepas usarlas). Es muy fácil irte al buró de crédito así que cuida tus intereses y no te llenes de deudas.

7. No planeas a futuro

Los ricos acostumbran a siempre ver para adelante. Saben a donde quieren ir y qué es lo que necesitan para alcanzar el éxito. Esto les da la oportunidad de anticiparse a cualquier obstáculo y tener un plan para derribar todos los obstáculos.

Si estás empezando un nuevo negocio necesitas establecer un plan a futuro que te no sólo te lleve a atraer clientes sino a retenerlos.

8. Pasas tiempo con la gente incorrecta

Los ricos no pierden el tiempo asociándose con las personas inadecuadas. Y con éstas me refiero a los negativos que se la pasan diciéndote que no vas a llegar lejos.

En su lugar, tienen a personas positivas y pasionales que creen en un futuro brillante, mismos que construyen su marca.

9. Haces todo tú solo

Es imposible hacer todo tú solo. Digamos que acabas de lanzar una startup, necesitas contratar a personas que compartan tus fortalezas y disminuyan tus áreas débiles.

Aprende a delegar. Este es uno de los secretos que raramente te dirán, pero si quieres que tu negocio crezca, tienes que hacerlo.

10. No estás en el lugar correcto en el momento adecuado

Ya sea haciendo una inversión o empezar un negocio, el timing y la locación lo es todo.

Ryan Graves, por ejemplo, sólo twitteó “contrátame” a Travis Kalanick en 2010.

Graves se volvió el primer empleado de Uber y bueno, ya sabes qué pasó con Uber ¿cierto? En lugar de soñar de día aprovecha las oportunidades que tienes frente a ti.

11. No crees en ti mismo

¿Qué es lo que realmente te detiene de ser exitoso? Es probable que sea porque no confías en ti mismo. En lugar de preguntarte si eres o no capaz en cada movimiento que tomes, confía en ti y toma la mano de tu intuición.

Dale Carnegie dijo:

“No hacer nada te brinda duda y miedo. En cambio, la acción te llena de confianza y coraje. Si quieres conquistar al miedo no te sientes en casa a pensar en eso. Sal y ocúpate”.

hábitos financierosEs posible que ya hayas fijado tus metas financieras, sin embargo muchas personas a mitad del camino deciden botar la toalla. En la mayor parte de casos esto se debe a malos hábitos en el manejo del dinero, y saben que haciendo cambios en su estilo de vida su situación mejoraría.

Sin embargo, si te decides a tomar acciones y cambiar tus hábitos para conseguir tus metas, te damos algunos consejos para que puedas hacer que estos hábitos sean parte de tu vida:

1. Enfócate en la gran recompensa que recibirás

Para que una meta sea alcanzable, lo recomendable es dividir esta meta en mini metas que te permitan rastrear tu progreso en el tiempo. Pero, también es importante no olvidar cuál es el objetivo por el cual te estás esforzando para seguir motivándote.

Si, por ejemplo, te decides a ahorrar $50 dólares más cada mes, sin entender bien cuál es el propósito de adquirir este hábito de ahorro, en poco tiempo se te olvidará que tienes que hacerlo y perderás el hábito. ¿Tal vez ahorras para crear un fondo para emergencias? ¿Ahorras para pagar la entrada para una nueva casa? Conocer la respuesta te ayudará a mantenerte enfocado.

2. Haz que el cambio de hábito sea positivo, no negativo

Una de las razones por las que las metas financieras parecen tan difíciles es porque te enfocas en lo que no debes hacer – “No voy a gastar mucho”. No puedes adquirir un hábito que involucre algo que no debes hacer.

Es importante estructurar metas financieras de forma positiva, en términos de acciones que tú puedes hacer, en lugar de ponerlo en términos negativos. Entonces, en lugar de decir “no voy a gastar mucho en compras en el centro comercial el próximo fin de semana”, cambia y di “el próximo fin de semana encontraré una actividad gratuita y divertida para hacer”.

3. Encuentra señales para mantener el nuevo hábito

Si no sabes por dónde comenzar para hacer del nuevo hábito parte de tu vida, identifica una señal que te ayude a recordar el comportamiento que estás tratando de incluir en tu vida. Esto puede ser un momento, un lugar, la compañía de una persona o alguna actividad que la practiques con regularidad.

Por ejemplo, si te cuesta seguir tu presupuesto, puedes escoger una hora de tu día (como la cena), como el momento para que puedas hacer una lista detallada de los gastos del día. O, si quieres ahorrar más, tal vez toma el momento en que te depositan tu sueldo para transferir inmediatamente $50 en tu fondo para emergencias.

4. Quita los obstáculos antes que te encuentres con ellos

La consistencia es clave para formar un hábito, por lo que si sabes que habrá obstáculos que te puedan afectar, haz un plan para evitar ese obstáculo.

Por ejemplo, si decidiste que prepararás el almuerzo en tu casa para llevar a la oficina en lugar de comer en restaurantes, piensa en lo que puede impedir que esto suceda. Si tu excusa es que no tendrás tiempo para cocinar, ¿qué puedes hacer para cambiar esto? Tal vez puedes cocinar el fin de semana y separar porciones para cada día de la semana.

Tener una estrategia te ayudará a mantener los buenos hábitos.

5. Promueve un hábito en equipo

Si conoces a alguien que tenga metas financieras similares a las tuyas y está dispuesto a cambiar sus hábitos, podrán apoyarse mutuamente para conseguir sus metas.

De hecho, sólo con conversar sobre tus hábitos financieros con regularidad puede ser el primer hábito que pueden tratar de implementarlo. Agenda una reunión o una llamada semanal para conversar cómo están avanzando.

Tomado y traducido de: www.learnvest.com

Kim KiyosakiEstas semanas, veremos cómo, en bienes raíces, tienes una tremenda cantidad de control sobre tu inversión. A diferencia de otras clases de inversión, en bienes raíces tú desempeñas un papel protagonista en el éxito de tu inversión.

Razón #2 para invertir en bienes raíces – Control

Cuando inviertes tu dinero en una acción o una compañía, tienes poco que decir o impacto en el éxito y el valor de esa inversión. En la mayoría de los casos, le das a la empresa tu dinero y entonces esperas, mirando y esperando ver si tiene éxito. Si deseas aumentar personalmente el valor de la empresa, realmente no hay mucho que puedas hacer. Si comienza a fallar, no hay mucho que puedas hacer además de vender tu parte. Básicamente, estás en el asiento del pasajero.

En bienes raíces, por otro lado, estás en el asiento del conductor. Si compro una propiedad inmobiliaria, puedo aumentar personalmente su valor. Tengo el poder de hacer cambios en el edificio físico, comercializarlo con un letrero más grande, hacer mejoras en el paisaje o lograr una mejor gestión. Las posibilidades son infinitas. Hay mucho que puedo hacer y todo está bajo mi control.

Miedo al control

Hay un montón de personas que tienen miedo de tener mucho control sobre su inversión. Para empezar, es mucho trabajo. Si deseas mejorar tu inversión, tienes que trabajar y hacer los arreglos, lo que puede tomar mucho tiempo y esfuerzo.

Y si tu inversión falla, la única persona que tiene la culpa serás tú mismo. Eso puede ser mucha presión, y ese miedo a fallar detiene a mucha gente de invertir en bienes raíces, a pesar de lo lucrativo que puede ser.

Algunas personas incluso podrían preferir entregar su dinero a otros para que lo inviertan por ellos, saliendo del asiento del conductor por elección.

Controla tu dinero

Dejar tu dinero al azar no es un plan financiero sólido. Al final del día, ¿no quieres estar en el asiento del conductor cuando se trata de tu dinero y tu futuro?

éxito económicoCuando en 2004, Juan Diego Gómez, reconocido youtuber financiero y autor de libros best sellers, fundó el canal “Invertir mejor”, sus videos eran vistos sólo por 100 personas al día. Ahora esta cifra es de más de 70.000. Además los videos cuentan con más de 60 millones de reproducciones y el canal tiene 553.000 suscriptores.

La carrera de Gómez, antes de incursionar como youtuber, ya era exitosa. Este antioqueño, nacido en Medellín, estudió administración y finanzas en Eafit, fue corredor en la Bolsa de Valores, se desempeñó como gerente de planeación de Corfinsura, profesor de universidades como la de Antioquia o la Pontificia Bolivariana, entre otras, e incluso columnista de diarios como El Colombiano y La República.

A pesar de esos logros, no estaba conforme. “Era un tipo muy exitoso laboralmente, que ganaba mucha plata, pero estaba cansado de como era, juzgaba muy fácil. La programación neurolingüística me ayudó a reinventarme”, afirma.

Finanzas Personales habló con él sobre retos, emprendimiento y errores financieros. Esto fue lo que nos contó:

¿Por qué decidió volverse youtuber?

Yo tenía un espacio televisivo en Teleantioquia y luego en Cosmovisión; en ocasiones le decía a las personas que estuvieran pendientes a las 9 de la noche para ver el programa. Pero recibía llamadas donde me decían que se les hizo tarde y se lo perdieron. Entonces me pregunté ¿Por qué no estamos en Youtube? Así las personas pueden ver el programa las veces que quieran y a la hora que deseen.

El canal de Youtube con el que comencé ya tiene hermanos e hijos, está por ejemplo comoinvertirporinternet.com, donde se puede comprar un curso online, también está ganardineroconvideos.com, donde le enseño a las personas cómo hacer que Google pague el mercado de su casa y la educación de sus hijos.

Su público no está solo en Colombia, sino por todo Latinoamérica ¿Cómo logró esto?

Un video exitoso es como una obra veraniega, entre más personas lo referencien más aparece en los videos relacionados de Youtube. Así muchas personas llegan a mi canal, porque suelen ver videos de finanzas y al final les aparecen mis videos como sugerencias. Esto ocurre porque detrás de mi mérito, hay un mérito del equipo de redes y de marketing digital.

¿Por qué los propósitos personales están ligados a las finanzas?

Hay una frase de T. Harv Eker, el autor de los secretos de la mente millonaria, que dice: “tus ingresos crecerán hasta donde tú crezcas como persona”. De eso me he dado cuenta yo, por eso en estos años he tenido más crecimiento espiritual, más empatía con la gente, más abrazos, más sonrisas y hasta más calidez.

¿Cuáles son los errores financieros de gente del común?

Las personas primero invierten y después se capacitan. Deberían hacerlo al revés. Por eso hay mucho damnificado de pirámides; el patrón común es que son personas que no tienen idea de finanzas, ni de educación financiera. Otro error grave es que dependen de su salario y no tienen ingreso extra.

Por otro lado hay una mala utilización del tiempo, las personas creen que solo pueden producir ingresos durante las horas laborales. Pero existe el ingreso pasivo, que es el dinero que se puede generar mensualmente sin que se requiera trabajar para conseguirlo. Yo siempre estoy generando ingresos, pués la gente está viendo mis videos, o comprando mis cursos.

Hay personas que se subestiman, creen que no pueden ganar dinero con un canal de Youtube.

En una ocasión se me acercó una señora, me dijo que su vida había sido una tragedia, pues había sufrido secuestro y cáncer. Yo le sugerí que vendiera su tragedia, pues ella está viva y hay muchas personas en el mundo que quieren superar los problemas que ella ha pasado. Si no me cree ponga “Cómo superar la depresión” en Youtube y verá qué le parece. Las personas siempre están mirando lo que no tienen en vez de explotar lo que poseen.

¿Cómo salir de la zona de confort?

¡Váyase de la casa! Si tiene una pareja tóxica entonces sepárense. También puede sobregirarse, por ejemplo hay personas que me dicen que ganan 1.000 dólares, de ese capital gastan 500 y ahorran los otros 500 ¿Usted sabe cuándo se van a hacer ricos a ese ritmo? ¡Quizás en la cuarta reencarnación!

Nota: para Gómez lo importante es que la gente tome riesgos. Si gana esos 1.000 dólares no debería gastarse solo 500 dólares sino llegar a los 2.000. ¿De dónde saldrán los 1.500 restantes para gastar? Él siempre responde: “Qué bueno que tenga esa pregunta, pues si siempre va a estar viviendo en el confort y no le falta nada, no va a tener estímulo para generar ingresos”.

¿Qué hábitos recomienda para ser exitoso?

Un hábito importante es dormir menos, yo duermo cinco horas. Si revisa la historia, Napoleón y Thomas Edison no le rendían culto a dormir ocho horas. Lo importante es la calidad del sueño y tener motivaciones grandes en la vida. Mientras las personas no ven la hora de irse a dormir, yo no veo la hora de levantarme.

También es recomendable alimentarse bien, tomar mucha agua y meditar. Yo medito varias veces al día, sobre todo en momentos en los que estoy más revolucionado de lo que debiera.

libre financieramente¿Te imaginas no tener que preocuparte nunca más por el dinero? ¿Poder dejar atrás el miedo a la incertidumbre financiera y dedicarte a lo que de verdad te interesa?

Eso es la libertad financiera.

Desde un punto de vista práctica, en Preahorro.com definimos la libertad financiera como el número de meses que podrías mantener tu nivel de vida sin ingresos, como la red de seguridad que tendrías si todo se torciese. Cuando este colchón es grande te sientes seguro, pero cuando no, es fácil que vivas en un estado de estrés y ansiedad.

La clave al calcular tu libertad financiera es no tomar atajos y asumir que tus ingresos serán igual a cero pero que tus gastos serán los mismos. Esto te dará una visión realista de cuál es tu situación. A partir de ahí siempre se pueden realizar ajustes en los gastos, pero ese debe ser el punto de partida y aquí puedes calcular el tuyo.

La libertad financiera es mucho más que tener dinero. De hecho, es mejor que tener mucho dinero porque va más allá. Te puede cambiar la vida y ayudarte a dejar atrás problemas que a priori no tienen que ver con tu cuenta corriente.

Entre las ventajas de la libertad financiera hay una que destaca sobre el resto: seguridad. Saber que eres capaz de controlar tus finanzas, que la gestión de tu dinero va por el buen camino tiene un efecto liberador. Así lo asegura Monste Malavé tras completar el programa gratuito Objetivo Libertad Financiera. Además de poner sus finanzas en orden “ha mejorado la seguridad en mi misma. Tener libertad financiera aporta seguridad, crees más en ti, te permite ver tu vida desde una distancia desde la que poder tomar mejores decisiones. Eres más tu misma”.

Y lo mejor es que los efectos en otros apartados de tu vida.

Con libertad financiera tienes más éxito profesional. Cuando dejas de pensar en que necesitas ese trabajo y tu siguiente paga dejas atrás un enorme lastre. El miedo al fracaso inhibe tu creatividad y pueden cohibirte. Seguro que recuerdas alguna vez que te has tenido que morder la lengua o has dejado de proponer una idea por el qué dirá tu jefe y el miedo a perder tu trabajo.

Cuando tienes libertad financiera dejas de preocuparte por eso y te puedes centrar en dar lo mejor de ti. El resultado es que eres mejor profesional, consigues disfrutar más de lo que haces y además, haces sólo lo que quieres. ¿Quieres ser feliz en tu trabajo? Ahorra.

A nivel personal cambia tu perspectiva vital porque no tienes miedo a equivocarte. Con un colchón de seguridad detrás puedes lanzarte a cumplir tus sueños. Da igual si estos pasan por emprender, limitar tu horario de trabajo o cambiar de sector. Gracias a la Libertad Financiera también vives donde quieres y puedes tomar las vacaciones que tú quieres.

Al final, cuando eres libre financieramente vives mejor y eres más feliz porque puedes ser tú mismo.

Kim KiyosakiSi vas a ser un buen inversor, independientemente de en qué inviertas, necesitas comprender los seguros, o la protección contra las pérdidas. Invertir es mucho menos arriesgado cuando tienes seguro.

Más de un tipo de seguro

Hay más de un tipo de seguro cuando se trata de invertir. Hay seguros para las personas y las propiedades. También hay seguros contra los ciclos del mercado. Y también hay seguros contra errores, omisiones y demandas. Los inversores profesionales siempre están preocupados por la protección. Cuando le das tu dinero a un experto financiero, una pregunta muy importante es, “¿Qué tan seguro está mi dinero?” Los inversionistas profesionales no simplemente “invierten a largo plazo, compran, mantienen, diversifican y rezan.”

Los ricos también utilizan las entidades jurídicas como formas de seguro. Padre Pobre estaba muy orgulloso de que su casa, su coche y sus otras pertenencias estuvieran a su nombre personal. En cambio, Padre Rico tenía la mayoría de sus activos valiosos a nombre de entidades legales tales como corporaciones, fideicomisos y sociedades limitadas. Debido a que vivimos en una sociedad litigiosa, él quería poseer personalmente lo menos posible. Para mi padre rico, una persona jurídica era una forma de seguro. Hoy en día hay incluso más tipos de entidades disponibles. Diferentes entidades son apropiadas para diferentes tipos de activos.

Dos tipos de seguro

Los seguros se pueden dividir en dos categorías distintas:

1. Seguros que puedes comprar

Cuando compras una propiedad inmobiliaria comercial, adquirir un seguro es fácil. Simplemente pagas por él. Es lo mismo para el seguro de tu coche o de vida. No tienes que hacer mucho más que encontrar un buen agente y comprar el tipo adecuado de seguro.

2. Seguros que tienes que aprender a adquirir

Elegir la entidad jurídica adecuada es muy importante para los inversionistas profesionales. Ellos buscan el asesoramiento de expertos, como sus abogados y asesores fiscales, para asegurarse de que lograrán la máxima protección para sus inversiones.

Con la segunda forma de seguro tienes que realmente invertir tiempo para aprender a usarlo, o encontrar los miembros adecuados de tu equipo con esa experiencia.

También puedes usar la propiedad intelectual como otra forma de seguro. Protege lo que creas al no permitir que otros lo usen sin tu permiso.

Al invertir en el mercado de valores, también tienes que aprender a utilizar los seguros. Por ejemplo, debes aprender a usar las opciones de venta y las opciones de compra. Las opciones no son sólo una forma de seguro; son una forma de apalancamiento.

Los inversionistas educados son proactivos cuando se trata de la protección sus activos. Recuerda siempre que la primera regla de los seguros es: No puedes comprar el seguro cuando lo necesitas. Siempre debes comprar el seguro antes de necesitarlo.

gratitudUna de las cosas que he aprendido de la gente con mucho dinero, es que siempre ayudan a los demás, así se encuentren ilíquidos.

De alguna forma ellos siempre tienen presente el bienestar del sistema y no se dedican a pensar únicamente en el suyo propio. Ellos consideran que es su obligación agradecer todo lo que tienen ayudando a los demás.

Una frase común en todos ellos es que “eso se revierte”. A ninguno le queda duda de que parte de su buena fortuna consiste en apalancar el progreso de otros. Uno de ellos me contó que había creado una beca universitaria anónima para que una niña de escasos recursos que fuera sobresaliente en el colegio pudiera estudiar.

Otra persona al celebrar la primera comunión de su hijo nos pidió a los invitados que los regalos fueran donaciones para una Fundación de jóvenes de escasos recursos. Aparte de esto, organizó una fiesta para los niños en la que su hijo personalmente hizo entrega de lo que había recibido de regalo.

Una clienta que tiene una empresa de más de mil empleados me contó que al salir de una mamografía, se había sentido tan afortunada de estar libre de cáncer, que lo primero que había hecho era realizar una donación para las mujeres que sufrían de esta enfermedad.

Conozco también a alguien que tiene como ritual ir a la Iglesia del 20 de Julio y en cada viaje lleva mercados para que se repartan entre los más necesitados. Otra empresaria decidió que su compañía tenía que apoyar la producción de sectores marginales para darles oportunidades de salir adelante con sus propios medios, en lugar de comprarle a productores industriales.

Y así podría seguir con muchos ejemplos de cómo gente prestante se siente en la obligación de atender las necesidades ajenas y cómo todos ellos afirman sin lugar a dudas que la vida misma se encarga de retribuírselos.

Esta información no es nueva, ya que desde hace siglos lo vienen proclamando las religiones y ahora lo afirman la nueva era y también las técnicas de la Ley de atracción. Por lo demás, no me cabe duda de que en el futuro habrá quien lo siga aclamando.

En nuestras manos está aprender de los que con su patrimonio avalan y dan fe de que todos los que lo aseguran tienen razón y comenzar a practicar sus mismos hábitos. Empiece hoy mismo a apalancar su buena fortuna con pequeños actos de humanidad que irán acumulándose en su cuenta de buen karma.

Si usted mira para abajo encontrará que está en una posición privilegiada en algún campo y que justamente ahí tiene una fuente ayudar a otros menos favorecidos. No necesariamente debe tratarse de dinero, puede contribuir a elevar la calidad de vida de sus semejantes con su trabajo, con su tiempo, brindando compañía o al ser generoso con sus conocimientos.

Tres ideas para generar buen karma

1. Piense en aquello que le sobra, medite a quién le hace falta y cree una forma de hacérselo llegar.

2. Apadrine a alguien para ayudarlo a llegar en al punto en el que usted se encuentra, ya sea a nivel profesional, personal o económico.

3. Organice en su rutina actividades para ayudar a los demás. Recomendable que se le convierta en una prioridad y no algo que realice esporádicamente.

Kim KiyosakiRobert y yo tratamos de simplificarlo todo. Nos gusta hacer las finanzas simples, esa es la razón por la que escribimos varios libros y creamos varios cursos para ayudar a la gente a entender los conceptos básicos del lenguaje del dinero.

Uno de los principios clave que planteamos una y otra vez es la diferencia entre un activo y un pasivo. Todas las demás lecciones dependen de la comprensión de estos dos conceptos.

Para recordar, un activo es cualquier cosa que aumente en valor con el tiempo, poniendo dinero en tus bolsillos. Un pasivo, por otro lado, disminuye en valor y saca dinero de tus bolsillos.

En el mundo financiero, hablamos de activos y pasivos en términos de dinero, flujo de efectivo y ganancias de capital. Los activos son inversiones que te dan altos retornos y crecen en valor, como acciones y bienes raíces. Los pasivos, por otro lado, son cosas que compras como automóviles, electrónica, y sí, casas, que te sacan tu dinero y disminuyen en valor.

Los activos y pasivos también pueden existir fuera del mundo financiero, y los activos que ya posees son tan valiosos como las inversiones financieras que realices.

Cuando las personas comienzan su viaje financiero, inmediatamente quieren salir y empezar a comprar activos financieros. Pero rápidamente se topan con problemas y empiezan a gemir:

“No me alcanza para invertir en activos.”

“No sé cómo encontrar activos, ¿por dónde empiezo a buscar?”

“¿En qué tipo de activos debería invertir? ¿Por dónde empiezo?”

De lo que no se dan cuenta es que tienes que invertir en sí mismos y los activos que ya tienes antes de poder invertir en cualquier otro lugar.

A continuación te presento tres activos que ya posees en los que debes invertir tan fielmente como en tus activos financieros. Pueden traerte grandes beneficios y aumentar tu valor con el tiempo, y todo lo que requieren es tu atención y cuidado.

Tu identidad

Esta semana en Rich Dad Radio Show, hablamos sobre protegerte a ti mismo y a tu identidad de los ataques cibernéticos. Uno de los puntos clave que tomé del programa es la idea de que tu identidad es uno de tus mayores activos, y como tal debe ser protegido.

En esta era digital, tu identidad está compuesta de una abundancia de información que generas cada día. Incluyen todos los datos procedentes de tus dispositivos digitales, tus finanzas, tus datos sociales, tus datos de salud, tus datos de transporte, incluso tus datos legales.

Pasamos toda nuestra vida, cada minuto de cada día, añadiendo y construyendo nuestra identidad, y eso nos ayuda a comprar casas, solicitar trabajos, abrir nuevas cuentas bancarias, viajar fuera del país y mucho más.

Desafortunadamente, la mayoría de las personas no se dan cuenta de lo valiosa que es su identidad como activo hasta que se les roba su identidad. Cuando los hackers acceden a tu información, pueden robar tu información y usarla para sus propios fines, lo que puede destruir tu identidad.

Una vez que tu información es robada, un activo que alguna vez tomabas por sentado comienza a impedir que vivas tu vida. Puede que intentes presentar una declaración de impuestos y quedes bloqueado. Puede que enciendas tu computadora y descubras que borraron toda tu información. Puede que intentes obtener una hipoteca, pero descubras que ya hay una hipoteca en tu nombre en otro lugar. Que tratamientos médicos que no conoces empiecen a aparecer en tu factura de seguro.

Trabajamos duro para crear una identidad que será un activo para nosotros. Construimos activamente nuestros puntajes de crédito, pagamos nuestras cuentas a tiempo, protegemos nuestros números de Seguro Social, archivamos nuestros impuestos correctamente y tenemos todos los seguros adecuados en su lugar.

Con este activo, podemos aumentar nuestro valor y avanzar en nuestro camino hacia la libertad financiera. Sin ella, se nos impide realizar muchas cosas importantes en la vida.

Es por eso que es tan importante tener la protección adecuada en su lugar para proteger este activo en particular. Invertir en este activo significa tomar las medidas necesarias para asegurarse de que estás protegido contra los piratas informáticos.

Tus relaciones

Las personas a menudo se sienten incómodas cuando empiezo a hablar de las relaciones como activos. No les gusta ver sus relaciones como algo que pueden utilizar para su propio beneficio.

Pero esa es la manera equivocada de pensarlo. Las relaciones son activos increíblemente valiosos. El mundo funciona con las relaciones, y tener las relaciones en su lugar que te apoyen y te permitan crecer es vital en tu viaje hacia la independencia financiera.

Ver las relaciones como un activo no significa ver a la gente como un objeto, o sólo hacer amistad con la gente en términos de cómo pueden ayudarte. Pero sí significa examinar las relaciones que tienes ahora y explorar cómo puedes invertir en ellas para hacerlas más valiosas de muchas maneras diferentes con el tiempo.

Las relaciones con la familia, los amigos, los mentores, los socios comerciales y los colegas, tu jefe y compañeros de trabajo, incluso la gente de tu gimnasio, pueden llevarte a lugares que nunca pensaste que podrías ir. Tómate el tiempo para invertir en este activo, y los beneficios que recibirás serán exponenciales.

Tu mente

Robert escribió en Padre Rico, Padre Pobre “Tu mente es tu mayor activo, así que ten cuidado con lo que pones en él.” Esta cita sigue siendo tan verdadera hoy como lo era hace 20 años.

Tu mente es uno de los únicos activos en el mundo que nunca disminuirán en valor. Tiene retornos infinitos, ya que siempre puedes mejorar tu mente. Siempre puedes aprender, crecer y cambiar tus pensamientos, lo cual es increíble! No hay punto final para el crecimiento de tu mente.

Es por eso que en Rich Dad Company, vemos el cultivar tu mente y aumentar tu educación como el primer y más importante paso para lograr la libertad financiera.

Invertir en este activo significa aumentar tu educación, aprender cosas nuevas, probar nuevas experiencias y tomarte el tiempo para desarrollar activamente tus conocimientos. La mejor parte es que, en estos días y era, invertir en tu mente es uno de los pocos activos que no tiene que costarte un centavo. Con la variedad de cursos en línea y conferencias gratuitas disponibles, puedes invertir en tu mente cada día y beneficiarse de los resultados.

Invierte en ti mismo primero

Tienes que invertir en ti mismo primero antes de poder empezar a invertir en cualquier otra cosa. Esta es una lección que pocas personas parecen comprender. Cuando la gente aprende sobre los activos y pasivos, quieren saltar de inmediato a conseguir un acuerdo de bienes raíces o empezar a comprar acciones y materias primas, descuidando los activos valiosos que ya poseen.

Los activos mencionados anteriormente pueden crear una base sólida que te permitirán tener éxito cuando comiences a invertir en activos financieros. Tómate tu tiempo para invertir en ellos y ve cómo tu viaje financiero se hace mucho más fácil.

millonariaConvertirte en millonario puede parecer un sueño imposible de alcanzar. A mí me pasó y jamás creí que me fuera ocurrir algo así a mí, pero empecé a leer y a imitar a los emprendedores más exitosos y lo logré.

Volverse rico es mucho más común de lo que puedes creer y es posible que te suceda a ti también si tienes la mentalidad correcta.

Aquí hay 16 señales, que he recolectado entre mis amigos millonarios, que indican que estás destinado a la riqueza.

1. Empezaste a ganar dinero cuando eras joven

Una de las características más comunes que las personas ricas tienen en común es que empezaron a trabajar desde muy jóvenes. Por ejemplo, cuando Mark Cuban tenía 12 años, vendía bolsas de basura con sus vecinos, Warren Buffet ya comercializaba paquetes de chicles con sus amigos cuando era un pequeño de 6 años, mientras que Richard Branson ya vendía periquitos como mascotas cuando tenía 11 años.

Si tenías este espíritu emprendedor desde niño, puedes estar seguro de que conseguirás el éxito porque desde siempre has estado en busca de oportunidades.

2. No te conformas

¿Eras la clase de estudiante que se conformaba con un 8 en la escuela? Los millonarios siempre apuntan a grandes logros. No están satisfechos con ganar un millón, quieren 10.

3. Tienes una mente orientada a la acción

“¿Eres la clase persona que ve una oportunidad y actúa para aprovecharla? Si es así, felicidades, porque es ese tipo de pensamiento lo que te catapultará a la libertad financiera.”, dice Todd Campbell, autor de Your Guide to Better Stock Picks.

“Por ejemplo, está probado que una inversión a largo plazo produce más ganancias que una a corto plazo, pero pocas personas ponen atención a esto y prefieren no generan un buen plan de retiro”.

4. Tienes un sentido de urgencia

Los millonarios no esperan a que llegue el momento perfecto para lanzar sus negocios. Saben que no hay mejor momento que el presente para empezar a generar dinero. Sentarse a esperar a que se den las circunstancias adecuadas es una de las mejores maneras de aniquilar tus sueños.

5. Te enfocas más en ganar que ahorrar

No es secreto que las personas ricas son frugales con su dinero. Saben muy bien ahorrar y gastar con inteligencia, pero también dominan que la mejor manera de generar dinero es invirtiendo.

6. Eres de mente abierta

Nunca sabes cuándo una oportunidad puede presentarse y si cierras tu mente a las inversiones que te lleguen, es posible que estés cerrando la puerta a la fortuna futura.

Cuando inicié mi compañía online, encontré un gran dominio, pero tenía solo tres días para comprarlo por un precio exorbitante. Tuve que mover un poco de mi dinero y convencer a mi pareja, pero al tener una mente abierta, decidimos aprovechar la oportunidad.

Es por eso que las personas ricas siempre tienen una mente receptiva a las nuevas ideas. Tal vez es algo que antes no hubieran apoyado, pero si ven la oportunidad de ganar dinero, lo reconsiderarán.

Como Warren Buffet una vez lo dijo: “Las oportunidades llegan con poca frecuencia. Cuando llueva oro, saca la cubeta, no el dedal”.

7. Eres capaz de vivir con menos de lo que ganas

Otra característica común entre los millonarios es que son capaces de vivir con menos de lo que tienen. En lugar de presumir su riqueza, manejan automóviles prácticos, tienen casas modestas y no gastan su dinero en cosas inútiles.

Por ejemplo, mi esposa y yo tratamos de ahorrar 50% de todo lo que ganamos y una parte la invertimos. Eso nos generará un buen ingreso en el futuro. Podríamos salir y gastar dinero (y sí, ocasionalmente lo hacemos), pero siempre tenemos en mente la meta a largo plazo.

8. Tuviste un mentor

No es secreto que la compañía que mantienes puede afectar que tan exitoso puedes ser. Piensa en ello por un segundo. Si pasas la mayor parte de tu tiempo con personas negativas o desmotivadas, ¿no te quitarán el impulso para lograr tus metas?

En otras palabras, si quieres ser rico, tienes que empezar a “juntarte” con personas que te impulsen y te enseñen. No solo te mantendrán motivado, puede que encuentres un mentor que te enseñe los secretos para acelerar tu éxito.

Si no conoces un a un millonario, no temas buscarlos a través de redes sociales o correos electrónicos o en un evento de networking.

9. No estás atrapado en el pasado

Los millonarios han superado fracasos, errores, rechazos y miedos y están más ocupados planeando para el futuro que recordando “aquellos viejos tiempos” donde todo era más simple. Han perdido millones en su momento, pero no se han detenido por eso.

10. Fijas metas

Hablando del futuro, los ricos siempre piensan en términos de metas y necesidades.

“No haces un millón de dólares por accidente. Si no es tu meta, entonces seguro no lo vas a conseguir”, escribe Peter Voog, fundador de la Game Changers Academy y quien ganó su primer millón cuando cumplió 26 años.

11. Sabes postergar la gratificación

Jason Hall, escritor y editor de Motley Fool, dice que “saber postergar la gratificación es uno de los pasos más importantes para convertirse en millonario”.

Añade que “en realidad, construir riqueza toma mucho tiempo. Incluso Warren Buffet, una de las personas más ricas del planeta y el mejor inversionista de la historia, generó más del 80% de su fortuna después de cumplir los 50 años”.

12. Sabes cómo maximizar tus fortalezas

“Apesto en 99% de las cosas que hago, pero soy muy bueno en el otro 1%”, dijo una vez Gary Vaynerchuk.

Eso no significa que no debas aprender cosas nuevas, más bien quiere decir que los millonarios saben capitalizar sus fortalezas y se rodean de las personas correctas que puedan complementar sus debilidades.

13. Eres optimista

¿Cuántas personas conoces que se la pasan echándole la culpa a todos y a todo por lo que no han logrado? Te aseguro que ninguna de esas personas tiene las mejores finanzas personales del mundo.

Los millonarios no se quejan o echan culpas. En su lugar, aceptan los retos y buscan maneras de conquistarlos.

14. Aguantas las cosas

Cuando dejas que la opinión de los demás te consuma, permites que el mundo te detenga. En lugar de preocuparse por el “qué dirán”, los millonarios saben aguantar las cosas que les dicen y tienen una mente fuerte.

De hecho, tener una mentalidad resistente es uno de los ingredientes más importantes para ser un emprendedor exitoso ya que te permite soportar la presión y superar los obstáculos.

15. Te mantienes al día con las noticias

Las personas más exitosas del mundo inician sus días poniéndose al corriente de las noticias más importantes. Por ejemplo, Warren Buffet y Bill Gates leen publicaciones como el Wall Street Journal y el New York Times para saber cómo invertir de manera inteligente.

16. Constantemente te estás superando

Tener una educación superior puede determinar muchas cosas, pero no si serás millonario o no. Bill Gates dejó la universidad, pero eso no lo ha detenido. Personas millonarias como Mark Zuckerberg y Jeff Bezos tampoco han dejado que este hecho los detenga para seguir aprendiendo y obteniendo nuevas habilidades.

¿Tienes estas características? Salud por ti, futuro millonario.

cashflow“Debemos trabajar más en nosotros mismos que en cualquier otra cosa sobre la tierra.” – Jim E. Rohn

Es la pasión y no el intelecto, lo que lleva al ser humano a alcanzar sus metas.

Piense como rico, actúe como rico –no aparente serlo– y será rico.

Una persona rica no es la que tiene mucho dinero, sino la que sabe qué hacer con el dinero –el suyo y el de los demás–. No trabaja por dinero, hace que el dinero trabaje por él.

Daniel Goleman ha encontrado que no hay relación entre el éxito académico y el éxito profesional; es más, determinó que la correlación es negativa. Mientras que estableció, de acuerdo con sus estudios de investigación, que sí hay una correlación directa entre el Coeficiente Emocional y el éxito profesional y financiero. La pasión –de carácter emocional– y la inteligencia financiera son los factores fundamentales que nos llevan al éxito financiero.

Cashflow es un juego de mesa ideado por Robert Kiyosaki cuyo objetivo es simular el mundo de los negocios y las inversiones, con el fin de experimentar alternativas para no entrar o para aprender salir de la “carrera de la rata” y llegar a la meta, que es cumplir un sueño en la vida.

El libro “Padre Rico, Padre Pobre” escrito por Kiyosaki, describe a la “carrera de la rata”, como aquella situación en la los gastos tienden a crecer al mismo ritmo o aún mayor en que aumentan las ganancias. Cuanto más se gana, más se gasta. Por alguna razón, el dinero siempre es poco para quienes están corriendo esta carrera.

“La carrera de la rata, sintetiza la figura de un ratón corriendo dentro de una rueda, sin poder salir de ella”.

Un ejemplo típico, similar al que se presenta en el libro es el de una pareja joven que pide un préstamo para casarse, luego pide otro para la hipoteca de la casa propia, lo cual hace que los dos tengan que trabajar cada vez más horas. Dentro del proyecto de la familia siempre están los niños y la llegada de ellos trae la necesidad de adquirir otro préstamo para comprar otra casa o ampliar la actual, después otro para el pago de guardería, colegiaturas, etc.

Por cuestiones de tiempo y comodidad, se adquiere un nuevo préstamo para comprar un auto. Si existe algún ahorro, se destina a un lujo o gasto no tan necesario, como podría ser cambiar de auto, muebles nuevos, una gran fiesta, viajes, etc.

De esta forma, es necesario trabajar cada vez más y más, saturando las tarjetas de crédito y sumando deudas que dejan a la joven pareja presa de la carrera de la rata por los siguientes 30 años.

El objetivo fundamental de este juego es desarrollar la Inteligencia Financiera, ofreciendo al participante una gama de opciones para aplicarlas posteriormente a la vida real. Además se puede experimentar la diferencia entre ser un inversionista pasivo y uno que toma el control de sus decisiones.

Aprender mediante una simulación es la segunda forma más efectiva de aprendizaje, la primera es experimentar de forma real, pero para experimentar algo de forma real, a veces es conveniente reducir las incertidumbres y los miedos, primeramente por simulación –sobre todo cuando se trata de algo relacionado con el dinero–.

El juego Cashflow está pensado para pensar. El participante se enfrenta a situaciones en las que se le obliga a tratar de generar dinero sin dinero, a decidir si es conveniente pagar una deuda o no, a calcular si cierta operación va a darle un retorno sobre su inversión que sea considerable y para esto tiene que tener en cuenta el riesgo que implicaría y el tiempo en el que recuperará su dinero invertido.

Para ganar en Cashflow, se tiene que lograr cumplir el sueño elegido antes de empezar a jugar, por ejemplo, uno podría ser viajar alrededor del mundo.

Es muy interesante el hecho se compite contra uno mismo, no contra los otros participantes. Cada uno podrá elegir un sueño más o menos costoso que el otro, pero lo importante es aprender a salir de la carrera de la rata generando activos y luego comprar el sueño con esos activos y otros negocios rentables.

En este juego se aprende que de nada sirve tener éxito profesional y ganar mucho dinero si no se sabe qué hacer con el dinero. Muchas personas caemos en la “carrera de la rata”: Mientras más ganamos, mejor queremos vivir y más comprometemos nuestros ingresos, la cual es una carrera muy peligrosa, que compromete no solo nuestro éxito financiero, sino nuestra felicidad, plenitud y satisfacción personal.

El tratar de aparentar ser rico es una de las grandes trampas de esta carrera.

El saber gastar, ahorrar, invertir y donar es parte de nuestra Inteligencia Financiera, que potenciada con pasión y disciplina, seguramente nos llevará al éxito financiero.

Robert KiyosakiA todo el mundo le encanta comprar cosas lindas. Aquellos que dicen que no… bueno, son mentirosos que no pueden permitirse las buenas cosas.

Desde antes de que podamos incluso hablar, estamos cableados para seguir la próxima cosa brillante. También estamos cableados para consumir tanto como podamos. Es el principio de la escasez que hemos heredado de nuestros días de cazadores-recolectores. Nunca sabes cuándo no tendrás lo que necesitas, así que mejor consume todo lo que puedas hoy.

Esto explica por qué tantas personas tienen dificultades para controlar sus gastos. Y explica por qué las deudas del consumidor están peligrosamente cerca de lo que estaban antes de la Gran Recesión del 2008. Según CNN Money, en 2016, “la deuda de los hogares aumentó 460.000 millones de dólares, el mayor aumento en casi una década”. Según el artículo, la deuda total de los hogares es ahora de 12,58 billones de dólares; sí, billones a finales de 2016.

Parece que nunca aprendemos… y que estamos condenados a repetir nuestros errores.

Alta velocidad

En la actualidad, hay una euforia en los mercados que desafía los fundamentos. Hace unas semanas, el Promedio Industrial Dow Jones superó el récord de 21.000 puntos. Está siendo apodado el “Trump Bump”, con las acciones subiendo 5% desde que asumió el cargo. Al parecer, los mercados se sienten muy bien acerca de la agenda política del Presidente Trump… y están apostando por su implementación.

¿Qué tan genial se sienten?

Bien según el Wall Street Journal, “Las ventas de vehículos fabricados por Bentley de Volkswagen AG, Ferrari SpA, Maserati Fiat Automobiles NV, Porsche AG y BMW AG Rolls-Royce saltado un estimado de 18% desde las elecciones presidenciales del 8 de noviembre 8 hasta enero, comparado con el mismo período en 2016, según Autodata Corp. Eso supera con creces las ganancias que estas marcas de lujo había logrado en los 10 meses anteriores.

En el artículo de WSJ “¿Qué debes comprar cuando Trump gane? Un Bentley,” el escritor Chester Dawson explica este golpe en las ventas de los automóviles de lujo: “Bautizado como ‘el efecto riqueza’ por los economistas, las ganancias percibidas en los valores de las carteras pueden impulsar a los compradores de valor neto ultra alto a fanfarronear con activos duros como el arte fino, los bienes raíces y los autos de lujo. Algunos en la industria automotriz también están viendo un ‘Trump bump’ basado en las expectativas del estímulo fiscal y posibles recortes de impuestos bajo la nueva administración que impulsará las ganancias corporativas y mantendrá las acciones en ascenso.”

Un Patrimonio Neto alto no es igual a una inteligencia financiera alta

Esto demuestra que “un valor neto ultra alto” no es igual a una inteligencia financiera ultra-alta. Comprar artículos de lujo sólo porque el mercado está sobrecalentando es la definición misma de contar tus huevos antes de que empollen.

En la mayoría de los casos, las personas que están comprando estos artículos de lujo no lo están haciendo porque sean realmente más ricos. Lo están haciendo porque se ven más ricos en el papel. Ellos no han vendido sus acciones. Simplemente tienen acciones que, por ahora, tienen un valor más alto. Pero uno sólo tiene que mirar a la burbuja de las “punto com” a principios del 2000 y el colapso inmobiliario de finales de los 2000s para darse cuenta de que la riqueza en papel y la riqueza verdadera son dos cosas diferentes.

La historia en el WSJ sobre autos de lujo llamó mi la atención porque es un buen paralelo a otra historia que me gusta contar sobre cuando quería un Bentley (cuyas ventas están arriba un 10,8% de acuerdo con el WSJ desde Trump, coincidentemente).

Cómo comprar un Bentley

Hace algunos años, hablé con mi esposa, Kim, acerca de mi deseo de comprar un nuevo Bentley. Ambos estuvimos de acuerdo en que sería fácil para mí pagar el coche en efectivo. Teníamos el dinero. Pero tener el dinero no era el problema. Como grandes creyentes en la mentalidad (y la gratificación retrasada) ambos estuvimos de acuerdo con que había una mejor manera para mí de conseguir el asiento del conductor de este nuevo sueño.

Tanto Kim como yo nos sentamos y determinamos lo que costaría el nuevo automóvil mensualmente, lo que nuestro flujo de efectivo tendría que ser. Entonces, juntos (y esto fue divertido) fuimos de compras no por un nuevo Bentley sino por un nuevo activo que pagará el Bentley.

Kim y yo encontramos un gran activo, y después de seis meses tuvimos suficiente flujo de efectivo del activo para pagar los costos mensuales de mi nuevo auto, y algo más. Lo mejor de todo este ejercicio no sólo es que tengo mi nuevo Bentley, sino que también me quedé con un activo que tiene flujo de dinero positivo y que está aumentando mi riqueza, y no sólo haciéndome ver rico en papel.

Dos formas de ver la riqueza

Esta es una historia sencilla, pero importante. Hay dos formas de ver la riqueza. Una es en el papel. Así es como la mayoría de las noticias, y francamente, la mayoría de los contadores la ven. El balance tradicional es humo y espejos, trucos de contabilidad para hacerte lucir más rico de lo que eres.

La otra manera de ver la riqueza es la forma de Padre Rico. Es mucho más simple. Está basado en esta importante verdad. Un activo es cualquier cosa que ponga dinero en tus bolsillos. Un pasivo es cualquier cosa que te saque dinero de tus bolsillos.

Dada esta definición de riqueza, los activos en papel que crecen en valor sin proporcionarte un flujo de dinero no son activos. Son en realidad pasivos ya que tuviste que pagar de tu bolsillo por ellos. Sólo se convierten en activos cuando los vendes. Pero eso no es ventajoso porque entonces sólo te quedas con efectivo en la mano. Y el efectivo es, como la electricidad, una moneda corriente. Debe moverse a otro sitio para tener valor. De lo contrario, muere. En el caso de la electricidad, muere rápidamente. En el caso del efectivo, muere lentamente, erosionado con el tiempo por la inflación.

Los ultra ricos que están comprando nuevos Porches, Maseraties y Bentleys en esta subida de los mercados son aquellos que están gastando riqueza que realmente no tienen. Espero que les salga bien. Pero si la historia es un indicador, no lo hará. Pero, tienen buenos abogados para rescatarlos.

Lo que es más aterrador es cuando la clase media empieza a seguir su ejemplo. Ellos son los que siempre son eliminados. Y cuando la clase media empieza a gastar como los ricos (endeudándose a niveles del 2008) es momento de estar atentos. Los mercados están listos para colapsar.

Como dije en MarketWatch este mes, creo que el peor colapso en la bolsa está aún por llegar. La pregunta es, ¿Serás una víctima, o estará listo para prosperar en él?

controlHoy hablamos acerca de la importancia de tomar el control de nuestro flujo de efectivo y esto efectivamente significa hacer un plan de gastos.

Tomar el control significa decirle a nuestro dinero qué es lo que queremos que haga por nosotros.

Suena sencillo y en realidad puede serlo. Sin embargo a mucha gente se le complica por el modo en que lo ha intentado.

Por eso me gustaría ofrecer algunas estrategias:

1. Debemos planear cómo gastar únicamente el dinero que ya recibimos, que tenemos en mano.

La mayoría de las personas hace lo contrario: presupuesta el dinero que va a ganar en el mes (que puede ser fijo o variable), dinero que aún no tiene.

¿Por qué? Primero porque las proyecciones siempre salen mal. La realidad nunca es exactamente como la planeamos, siempre hay imponderables.

Pero también porque ceñirnos únicamente al dinero que tenemos en mano nos fuerza a priorizar, porque hay una sensación de escasez pero a la vez de realidad.

2. Debemos asignarle un trabajo a cada peso que ganamos.

No debemos dejar un sobrante, sino hasta el último centavo debe tener un destino. Nosotros somos, como ya mencioné, quienes le debemos decir a nuestro dinero qué debe hacer. Entonces habrá parte que se tenga que destinar al pago de la luz, pero también parte que podremos guardar para nuestras próximas vacaciones o como ahorro para el retiro.

En un plan de gastos no puede haber dinero ocioso, holgazán, que no tenga un destino. Porque este dinero se nos irá de todas maneras sin saber cómo.

3. Debemos considerar nuestros gastos reales.

Demasiadas personas hacen un presupuesto pero no piensan que en un mes tendrán que hacerle mantenimiento a su coche, que habrá que pagar las inscripciones de los hijos, la prima de un seguro o los regalos de Navidad.

Entonces cuando estos gastos llegan, resulta que desbalancean todo y nos fuerzan, en ciertos casos a endeudarnos. En México es muy común ver largas filas en los montepíos durante el regreso a clases, o después de las fiestas navideñas, porque las personas tienen que empeñar algún objeto para poder hacer frente a esos compromisos.

Otras personas usan, simplemente, su tarjeta de crédito o incluso obtienen un préstamo de nómina y comprometen así, su flujo de efectivo futuro.

Todos esos son gastos que sabemos que vendrán y es mucho más manejable si los dividimos entre 12 y nos vamos preparando para ellos de poquito en poquito. Cuando llega el momento, podremos pagarlos de contado y créanme, esa es una situación maravillosa.

4. Nuestro presupuesto no puede ser rígido.

Como ya mencioné las cosas nunca pasan exactamente como las habíamos planeado. De repente el recibo de la luz llega más alto de lo que habíamos presupuestado, pero de todas maneras habrá que pagarlo. Entonces nos tendremos que adaptar.

¿Cómo se hace eso? Muy sencillo, tendremos que sacar la diferencia de otro lado (tomar el excedente de otra categoría) para que en el mes, en el total, no hayamos gastado de más. Nuevamente es un ejercicio de prioridades (a lo mejor bajar un poquito el presupuesto de diversiones, para cubrir ese extra en el recibo de la luz).

Pero también debemos saber que eventualmente, habrá algún mes en el que gastaremos un poco más. Si eso pasa entonces tendremos que cubrir ese sobre-gasto con el siguiente ingreso que recibamos.

Desde luego, esto se puede hacer cuando es algo eventual y cuando la diferencia no es mucha, si gastamos el doble por alguna razón, eso implicará necesariamente incurrir en deuda, lo cual no es deseable (y lo que significa que en realidad nunca tomamos ningún control).

ingresos“No dejes que las opiniones del hombre promedio te influyan. Sueña y éste pensará que estás loco. Ten éxito y pensará que tienes suerte. Vuélvete rico y pensará que eres ambicioso. No pongas atención. Él simplemente no entiende”, Robert G. Allen.

A los 25 años comencé a planear mi estrategia de salida para dejar una carrera lucrativa en ventas y convertirme en emprendedor y perseguir mi pasión: capacitar a las personas para maximizar su potencial y hacer mejoras significativas en sus resultados.

Mientras seguía en mi puesto de ventas, comencé mi primer negocio – y mi primera fuente adicional de ingresos – sirviendo como un entrenador de vida y éxito empresarial. En los pasados nueve años, usando la fórmula de abajo, he podido añadir nueve fuentes adicionales de ingresos. Éstas involucran escribir libros, pláticas, coaching privado y de grupo y organizar eventos en vivo.

Actualmente se ha convertido en una necesidad tener una fuente de ingresos extra. La diversificación de tu flujo de ingresos es importante para protegerte a ti y a tu familia contra los inevitables altibajos de los ciclos económicos e industriales.

Estas fuentes pueden ser activas, pasivas o una combinación de las dos. Algunas te pagarán por hacer algo que amas (activas) y otras te darán ingresos sin que tengas que hacer mucho (pasivo). Puedes diversificar estas ganancias y entrar a diferentes industrias para protegerte de las pérdidas por cambios en el mercado y que te beneficies de las mejoras en otros.

Este realmente es el secreto de los que se vuelven ricos y se mantienen así, pero desafortunadamente muchos no lo hacen.

Toma nota de estos consejos:

1. Establece tu seguridad financiera.

Esta idea no es muy sexy, pero es imperativa: no enfoques tu tiempo y energía en pensar en otra fuente de ingresos hasta que la primera esté establecida. Ya sea que tengas un trabajo de día o tu propia empresa, enfócate en asegurar un primer ingreso mensual que solventará tus gastos antes de seguir otros pasos.

2. Clarifica tu valor único.

Todas las personas en este planeta tienen habilidades, experiencias y valores únicos que ofrecer y son compensadas por eso. Descubre los conocimientos, experiencia, habilidades o soluciones que puedes ofrecerle a los demás para que te paguen por ello. Recuerda, lo que puede ser conocimiento común para ti no lo es para todos. Mucha gente podría preferir irse contigo (y tu estilo) antes que irse con alguien más que ofrece un valor similar.

El empaque también puede diferenciar tu valor. Cuando escribí mi libro “La mañana milagrosa” (The Miracle Morning), tuve que superar mi inseguridad de que despertarse temprano no era algo que yo había inventado. ¿Habría un mercado para ese libro?

Los lectores dijeron que esa lectura había cambiado sus vidas por la forma en la que la información estaba presentada, ya que se centra en cómo mejorar significativamente cualquier área de tu vida simplemente alterando la forma en que comienzas el día.

El conocimiento es algo que puede aumentar muy rápido. Como Tony Robbins dijo una vez en su libro “Dinero: Domina el juego” (Money: Master the Game): “Una razón por la que la gente tiene éxito es porque posee conocimientos que otros no tienen. Le pagas a tu abogado o doctor debido al conocimiento y habilidades de las que careces”. Aprende más sobre un área en específico y al mismo tiempo aumentarás el valor que los otros pagarán por ti.

3. Identifica tu mercado.

Basado en el valor que puedes darle a otros o los problemas que vas a ayudar a resolver, ¿quién pagaría por el valor o solución que puedes proveer?

4. Construye una comunidad.

Un punto de inflexión en mi vida financiera llegó cuando escuché al autor y multimillonario Dan Kennedy decir “el activo más valioso que tienes es tu lista de emails, así que enfócate en hacerla crecer”. No me gusta pensar en mi comunidad de correos electrónicos como una lista de nombres sin importancia, sino como un grupo de individuos, cada uno con sus sueños y metas.

5. Pregúntale a tu comunidad cuáles son sus deseos.

Puedes adivinar o asumir lo que la gente desea o necesita, invertir valioso tiempo en crearlo y esperar que tu idea sea la correcta. Pero recuerda; la esperanza raramente es la mejor estrategia.

Puedes mandar un email con una encuesta preguntando qué es lo que quieren o en qué necesitan ayuda. Haz preguntas abiertas para realizar una lluvia de ideas y ofrece múltiples opciones si ya has pensando sobre lo que puedes proveer.

6. Crea una solución.

Después de que te digan qué desean, tendrás una oportunidad dorada para ponerte a trabajar y crearlo. Este puede ser un producto digital o físico (un audio libro, un video, un software) o hasta un servicio (niñera, consultoría, coaching, entrenamiento).

7. Planea el lanzamiento.

Apple tiene una forma única de dar a conocer sus productos. La empresa no sólo lanza el producto en el estante o en su sitio web, sino que lo convierte en todo un evento. Crea anticipación durante meses, tanto que la gente está dispuesta a acampar frente a las tiendas durante semanas para ser los primeros.

8. Encuentra un mentor.

La mejor forma de cortar la curva de aprendizaje y alcanzar un resultado en específico, es encontrar a gente que ya haya alcanzado lo que quieres. En lugar de tratar de descubrir todo solo, encuentra a alguien que esté en el lugar que tú quieres estar, descubre cómo lo hizo, modela su comportamiento y hazlo tuyo.

Aunque busques una relación cara a cara con un mentor, también podrías contratar a un coach, leer un libro o artículos de un experto.

Programa cierto tiempo para implementar estos pasos, uno a la vez y en meses podrás estar disfrutando de los beneficios, las ventajas, la seguridad y la libertad financiera que viene de tener varias fuentes de ingresos.

Kim KiyosakiHay muchos ingredientes importantes al comenzar tu propio negocio. Determinación, creatividad, conocimiento.

Pero en mi opinión, la más vital es la pasión. Es lo que te hace salir de la cama por las mañanas, lo que te mantiene en marcha cuando te enfrentas a los reveses y las dudas. Cuando el día terminó, es lo que te impide renunciar y volver al camino “seguro” de trabajar para otra persona.

Es por eso que, cuando la gente quiere iniciar su propio negocio, inmediatamente van por algo que les apasiona. A menudo, el lugar más natural en el que buscan es en sus hobbies.

En teoría, convertir tu hobby en un negocio tiene mucho sentido. Te encanta tu hobby, y presumiblemente tienes un montón de conocimientos sobre ello. Esas dos cosas deberían hacer a un negocio exitoso, ¿verdad?

No siempre. A veces, convertir tu hobby en un negocio es una idea maravillosa, y otras veces, es desastroso.

Si estás pensando en convertir tu hobby en un negocio, hay algunas cosas importantes a considerar antes de empezar.

Tu hobby tiene que ser realista

Comencemos con el punto más obvio. Si quieres convertir tu hobby en un negocio, tienes que ser realista.

Todos tenemos hobbies que nos encantan, pero que serían negocios terribles. Como comer postre, el senderismo, leer libros, o ver Netflix.

Algunas personas buscan encontrar oportunidades de negocio incluso en los pasatiempos más extraños, pero para que pueda comenzar un negocio real y sostenible, tienes que ser completamente honesto contigo mismo.

¿Puedes monetizar el hobby? ¿Tendría sentido hacerlo? Puede que seas capaz de monetizar la mayoría de tus hobbies de alguna manera, pero ¿Las ganancias valdrían la pena el tiempo y esfuerzo?

¿Puedes convertirlo en un negocio que funcione sin ti? Por ejemplo, digamos que tu pasión son las manualidades, y quieres vender tus artesanías en Etsy. Esa es una gran idea, pero tu negocio sólo funcionará cuando estés trabajando, manteniéndote en el lado izquierdo del cuadrante CASHFLOW como A, o Auto-empleado.

Recuerda, un verdadero dueño de negocio (D) crea negocios que puedan funcionar sin ellos. Vender tus artesanías o servicios e invertir los beneficios es una gran manera de aumentar tus ingresos pasivos, pero no es un verdadero negocio hasta que pueda funcionar sin ti.

Piensa creativamente

Si no estás seguro de cómo convertir tu hobby en un negocio, tal vez sea hora de empezar a pensar fuera de la caja.

Eso es lo que Robert hizo cuando era niño y trabajaba para su padre rico en una tienda de comestibles. Sin paga, Robert tuvo que pensar creativamente para detectar nuevas oportunidades de negocio.

Un día, la respuesta vino a él. A Robert le encantaban los cómics, así que cuando vio al dueño de la tienda tirar los viejos cómics que nadie compró, tuvo la idea de crear una biblioteca de cómics en su vecindario. Él cobraba una cuota por la entrada, y fue capaz de hacer buen dinero para un niño de nueve años.

Pero si no hubiera estado buscando esa oportunidad, la habría perdido.

Cuando estés examinando los hobbies y las pasiones de tu vida, busca las oportunidades. No sigas el camino tradicional, sé innovador y busca las necesidades que se deban satisfacer. Si has estado persiguiendo esta pasión por un tiempo, debes saber mejor que nadie donde está la necesidad y cómo satisfacerla con creatividad.

Los hobbies son divertidos, los negocios no

Iniciar un negocio no es algo relajante, y muchas veces, no es divertido. Puede ser estresante, lento, agotador y frustrante.

Mucha gente encuentra que si bien tienen una gran idea sobre cómo convertir su hobby en un negocio, la realidad es mucho más difícil porque no quieren perder el placer que obtienen de ese hobby.

Por ejemplo, si te gusta la fotografía porque tienes el ojo de un artista y te relaja, convertirlo en un negocio podría sacar la magia de crear tu arte. De repente, estás trabajando con un plazo, satisfacer las necesidades de tus clientes. No tienes tiempo para detenerte y disfrutar del trabajo que estás haciendo, porque tienes otras necesidades comerciales que deben cumplirse.

No estoy tratando de disuadirte de convertir tu hobby en un negocio, pero tienes que ser realista acerca de cómo el negocio va a cambiar tu pasión. Si no estás listo para dejar ir la afición que te relaja, podría ser mejor buscar en otro lugar una idea de negocio.

Se serio

Si conviertes tu hobby en un negocio, tienes que tratarlo como un negocio. Eso significa tomar en serio tu trabajo y tu plan de crecimiento.

Requiere un cambio en la mentalidad. No puedes tomar tu negocio de la misma manera que lo harías con un hobby; en tu tiempo libre, perezosamente, esperando divertirte un poco.

Tienes que dedicar todo tu tiempo y energía a él, repasar los detalles, hacer planes, pensar estratégicamente, hacerlo crecer para que pueda funcionar sin ti. Una vez más, podría ser estresante y frustrante, incluso podría desaparecer algo de la pasión inicial que tenías por tu hobby. Es por eso que debes pensarlo mucho y duro antes de empezar este camino.

Pero, también puede ser maravilloso, y tú, al igual que muchos otros, podrías encontrar una manera de ganar dinero por hacer algo que amas.

¿De dónde viene tu pasión?

Todos queremos estar apasionados por el trabajo que estamos haciendo. Todos queremos saltar de nuestras camas por la mañana, emocionados por llegar al trabajo. De donde proviene tu pasión es único para ti. Convertir esa pasión en un negocio es mucho trabajo, pero puede ser increíblemente gratificante.

Mi pasión proviene de un propósito mayor; ayudar a elevar el bienestar financiero de los demás. Con mucho trabajo, Robert y yo pudimos construir un negocio exitoso con esa pasión, y ayudar a miles de personas en todo el mundo durante el proceso.

Todos los días la gente convierte sus pasiones en negocios exitosos, y tú no eres diferente. Con creatividad, determinación y pasión, puedes encontrar el éxito en hacer las cosas que amas.

fortuna¿Cuánto dinero quieres ganar cada año?

Si no te has preguntado eso, deberías. Hasta que lo pienses detenidamente es imposible determinar cómo vas a llegar ahí. Cuando estaba en mis 20s, mi padre me sentó y me hizo la misma pregunta.

El consejo que me dio cambió realmente la manera en la que pensaba sobre el trabajo y me llevó a mi carrera actual. Le dije que me gustaría ganar 100 mil dólares al año. En esos tiempos pensaba que eso era mucho dinero. “Trabajarás como por otros 30 años”, me dijo. Así que, ¿cuánto dinero haría en toda mi vida? Tres millones de dólares.

Me preguntó si estaba feliz con esa suma, y, que si no estaba contento, ¿qué iba a hacer al respecto?

Mi padre era un hombre inteligente. Tres millones no era mucho dinero en treinta años, quitando los impuestos y gastos. La vida es corta y no parecía que eso fuera suficiente por una vida entera de trabajo.

Mi padre me dijo que la única forma de tener estabilidad financiera era encontrando una oportunidad laboral que tuviera un efecto multiplicador y que no requiriera de mi presencia. Me tomó algo de tiempo darme cuenta lo que significaba eso. La última parte era muy fácil. Me dijo: “Un doctor puede ayudar a cierta cantidad de gente en un día y en un año. Un abogado puede resolver ciertos casos.” Para tener más dinero, necesitaba encontrar algo que no necesitara de mis manos o presencia.

Lo segundo era más complicado: ¿qué significa tener un efecto multiplicador? Me dijo que necesitaba crear algo que fuera usado una y otra vez, algo que la gente nunca dejara de necesitar. Eso tuvo sentido para mí. Fue lo que me incitó a comenzar a registrar mis ideas.

Hoy en día hay muchos ejemplos de negocios que comparten estas cualidades. Por ejemplo los desarrolladores de aplicaciones o las franquicias. Hay otros ejemplos con métodos más tradicionales, como el mercado de valores, bonos o bienes raíces.

Para mí, el concepto del efecto multiplicador era muy atractivo. A algunas personas les da placer y alegría ser los maestros de su oficio al trabajar todos los días con sus propias manos. Ese no soy yo. Yo quería ganar dinero y ser capaz de hacer cosas nuevas para poder retarme de nuevas maneras.

¿Cuánto dinero quieres ganar?

¿Cómo lo vas a lograr?

Encontrar mi efecto multiplicador, escribir un libro, ofrecer un curso y registrar mis ideas, me ha permitido vivir en donde quiero, tener gente trabajando para mí en otras partes y ser mi propio jefe. Es increíblemente liberador.

No estoy diciendo que sea para todos, pero quiero que te preguntes cuánto quieres ganar y hagas la suma.

Robert KiyosakiHola Cordial saludo!

Wooow estoy muy emocionado porque estuve en el evento en Barcelona de mi mentor Robert Kiyosaki, fue una experiencia increíble poder estar allí, aprender de él sobre las finanzas personales, las inversiones, los negocios y la vida.

Aún tengo en mi memoria todo lo bueno que sentí, estar en el evento del gurú Robert Kiyosaki y poder saludarlo frente a frente…

De verdad se siente increíble ser entrenado directamente por Robert Kiyosaki y se siente aún mejor tener la oportunidad de ser libre financieramente, para viajar por el mundo, darme la vida que quiero, invertir en mi educación financiera y asistir a este tipo de eventos

Una de las frases que a mi más me impacto de Robert Kiyosaki durante el evento en España fue esta:

“Encontrar buenos compañeros es la clave del éxito en cualquier cosa; en los negocios, en el matrimonio y especialmente, en las inversiones”

Robert kiyosaki : 23 lecciones sobre finanzas personales, inversiones, negocios y vida

Lección 23

Ten cuidado a quien pide consejos. Yo recibo consejos de personas que están donde yo quiero llegar

Lección 22

Es mejor trabajar unos años tratando de crear un activo, que estar toda la vida creándolo para otro

Lección 21

Si usted no tiene conocimiento, si no busca sabiduría, usted no tendrá oportunidad… en ningún lado

Lección 20

El deseo de libertad te dará el coraje para operar durante años sin un empleo seguro y salario puntual

Lección 19

Las personas exitosas aprenden a sobreponerse a sus miedos en lugar de dejar que sus miedos manejen su vida

Lección 18

La pasión es el inicio del éxito

Lección 17

Mañana solo existe en la mente de los perdedores y soñadores

Lección 16

Arrogancia es ego más ignorancia

Lección 15

Si quiere ser rico, piense en grande… piense diferente

Lección 14

Para tener éxito en los negocios y en las inversiones tienes que ser neutral emocionalmente a ganar y perder. Ganar y perder es sólo una parte del juego.

Lección 13

La lucha financiera a menudo es el resultado directo de las personas que trabajan toda su vida para alguien más

Lección 12

El dinero no es el creador del éxito, el dinero simplemente es una señal del éxito

Lección 11

Lo importante no es lo que uno sabe, sino que tan rápido aprende

Lección 10

Cada vez que piensas que no puedes hacer algo. Alguien más piensa que si puede

Lección 9

El dinero no es la mejor meta, el dinero no tiene valor, el valor viene de los sueños que el dinero ayuda a lograr

Lección 8

La palabra más destructora del mundo es “mañana”.

Lección 7

La habilidad de vender es la número 1 en los negocios. Si no puedes vender, no te molestes en pensar en convertirte en propietario de un negocio.

Lección 6

La parte más difícil del cambio es pasar por lo desconocido

Lección 5

Los ricos se centran en su columna de activos, mientras que todos los demás se centran en sus columnas de ingresos

Lección 4

Cuanto más me arriesgo a ser rechazado, mayores son mis probabilidades de ser aceptado.

Lección 3

Nunca digas que no te puedes permitir algo. Esa es una actitud de pobre. Pregúntate cómo puedes permitírtelo.

Lección 2

La parte más difícil del cambio es pasar por lo desconocido

Lección 1

El activo más importante que tenemos es nuestra mente. Si está bien entrenada, puede crear grandes cantidades de riqueza en lo que parece un instante.

Ahora ya sabes estos excelentes consejos para administrar mejor tu dinero. Llévalos a la práctica.

Vivir Mejor11) Haz preguntas.

Brian Grazer, que produjo la película más famosa del mundo o Apollo 13, Arrested Development, y unas 100 películas más, tenía “conversaciones curiosas.”

Simplemente llamaba a cualquier persona que quería (el Dalai Lama, Steve Jobs, etc), explicaba quién era y les hacía preguntas.

Así es como conoció a Ron Howard (la persona más inteligente de su habitación). Así es como juntos crearon Imagine Entertainment. Así es como ahora tienen el mejor programa de televisión (“Empire”).

12) Comete errores.

Le estaba enseñando a mi hija a servir con más fuerza. Ella tenía un buen y consistente servicio. Nunca fallaba. Pero era demasiado suave. Fácil de devolver.

Así que le dije, “golpéala tan fuerte que tengas que gruñir.”

Empezó a fallar. Estaba deprimida. Cada disparo empezaba a golpear 6 pulgadas a la izquierda del box.

Pero entonces empezó a ajustar. Los disparos comenzaron a golpear en el box. Y eran más fuertes.

Le pregunté, “¿qué pasaba en tu cabeza?”

Ella dijo: “Vi que estaba golpeando demasiado a la izquierda así que lo moví.”

Si hubiera seguido dando sus disparos seguros y fáciles, nunca habría mejorado.

Sólo los errores la hicieron mejorar. SÓLO LOS ERRORES.

13) Duerme.

Todo el mundo tiene una opinión diferente sobre esto. Yo duermo nueve horas por noche. Luego intento tomar una siesta durante el día.

Tu cerebro está más activo 2-5 horas después de despertar. Haz la parte productiva de tu trabajo entonces. Mantente alejado de las personas que dicen que sólo necesitan 3-5 horas de sueño por noche. Son diabólicos.

14) Di “NO”

Solía viajar mucho por las reuniones. Ninguna de ellas me hizo ganar dinero. Ni una sola.

Recuerdo una vez estar sentado junto a la piscina en un hotel de Los Ángeles. Fue divertido. Bebí y nadé, bebí y nadé.

En medio de eso, tuve reuniones que no fueron a ninguna parte. Luego volví a mi compañía.

¿Cómo estuvo LA?

Estupendo.

Una semana desperdiciada.

15) Un poco todos los días

Quiero escribir una novela.

Escribo un par de párrafos al día. Tal vez ajusto el esbozo cada día. Adivina qué. Si escribes tres párrafos al día, escribirás cuatro novelas al año.

Tres de ellas podrían ser malas. Tal vez diez de ellas serán malas. Tal vez las primeras veinte sean malas.

Está bien. Eso significa que en cinco años serás un éxito. Gracias a “un poco cada día.”

16) No tengas prisa.

Entrevisté a cerca de 150 personas exitosas hasta ahora para mi podcast. No me refiero al “éxito financiero”. Una vez más, el dinero es un subproducto.

Una cosa en común: 10 – 20 años para un éxito de-la-noche-a-la-mañana.

PERO…

Celebra tus pequeños éxitos.

A lo largo del camino hacia el éxito de-la-noche-a-la-mañana (20 años) tendrá muchos, muchos pequeños éxitos.

Sólo puedes darte permiso para el siguiente si celebras ese pequeño éxito. Da refuerzo a todos estos hábitos.

Además, es divertido. Sabes a lo que me refiero.

17) Ama

No tengo que enseñarte lo que es el amor. Pero esto es lo que intento hacer:

a) Si es alguien que no conozco, pretendo que van a morir mañana.Así que los trato con el amor con el que trataría a alguien que ya no existirá.

b) Si es alguien que no me agrada, los trato de la misma manera que una madre trataría a su hijo.Les deseo lo mejor, sin importar mis sentimientos personales.

c) Si es alguien a quien amo pero no me está haciendo feliz, sinceramente les deseo lo mejor para el futuro.

d) Si es alguien a quien amo; escucho.Ayudo. Me sorprendo.

A menudo rezamos por cosas que no existen. A menudo meditamos con metas invisibles en mente. A menudo creemos en la ciencia ficción.

Pero justo en este segundo puedes sentir amor, y esa es la única religión.

18) Ahora mismo.

Cada vez que tuve un problema en el futuro, nunca se hizo realidad.

Cada vez que tuve un arrepentimiento en el pasado, el arrepentirme por ello me mantuvo enterrado en el barro.

Ahora mismo se te reparten las cartas. Ninguna otra mano de antes ni después te ayudarán en este momento.

Así que este es el único momento en el que debes enfocarte. Ahora mismo es el mejor predictor de una buena vida.

Dije que tenía 20 hábitos. No puedo contar tan alto. Así que no sé si esto es verdad. Me doy permiso para no ser exacto todo el tiempo.

Oh! Este es otro hábito: Date permiso para no siempre tener razón. Date permiso para no siempre agradarle a los demás. Date permiso para no estar siempre en paz. Date permiso para no ser exitoso.

Entonces, gradualmente tendrás lo que sea que te hayas dado permiso “no tener”.

¿Estos hábitos te harán millonario? Sí. Definitivamente.

¿Estos hábitos le harán exitoso? Sí.

Pero lo más importante:

Estos hábitos te harán el tipo de persona que tiene estos hábitos.

Ya no serás solo un rayo de luz. Serás el sol.

Robert KiyosakiNo hay escasez de consejos para las parejas que tienen problemas financieros. La mayoría de estos consejos se enfocan en cómo ahorrar dinero. Tomemos por ejemplo este artículo del blog Nerdwallet, “4 simple consejos para ahorrar dinero para las parejas.”

El autor Kurt Smith destaca la importancia de tener los mismos objetivos como pareja, especialmente financieramente. “Tener un poco de dinero en efectivo a mano,” escribe Smith, “te ayudará a trabajar para lograr tales metas como pagar sus préstamos estudiantiles, ahorrar para la boda o el pago inicial para una casa, o comenzar una familia.”

Sin embargo, como la mayoría de los artículos, Smith se enfoca en formas de ahorrar dinero en lugar de ganarlo como pareja. Y, como de costumbre, eso significa escatimar en cosas que amas y disfrutas.

¿Las cuatro cosas que deberías dejar?

1. Citas por las noches
2. Comer fuera
3. Regalos
4. Vacaciones

Como Michael Hilzik escribió con razón para “Los Angeles Times” sobre este tipo de asesoramiento, “El paquete entero refleja un largamente-desacreditado y demasiado-común meme presentado por los gurús de finanzas personales en el sentido de que los pequeños ‘Lujos que nos damos en el día, desde nuestro café por la mañana a la bebida de la tarde con los amigos en un bar local y un bar de tapas’ representan dinero mal-gastado. Es moralización barata: Todos podríamos ser millonarios, si viviéramos como monjes.”

Mi padre rico me enseñó una valiosa lección sobre cómo abordar el tema del dinero y los gastos. Él dijo que la mayoría de la gente dice: “No puedo pagarlo.” Para él eso era una forma de vida desmoralizadora y deshumanizante que disminuía el espíritu humano. En lugar de eso, me enseñó a preguntarme, “¿Cómo puedo pagarlo?” Una forma de pensar te cierra las posibilidades; la otra forma de pensar crea grandes posibilidades.

En lugar de pensar en maneras de ahorrar dinero, las parejas estarían mucho mejor servidas pensando en cómo ganar más dinero. Así que aquí tienes cuatro sencillos consejos para ganar dinero para las parejas.

1. Reenfoca las citas por las noches

Smith habla sobre cómo las citas por las noches pueden agregar fácilmente hasta $100 después de una noche de comida y diversión. “Mantén las citas por las noches como una tradición, pero decide poner un límite de gastos que apoye tus metas y entonces sé creativo. Pueden tener una ‘noche sin tecnología’ en la que apaguen todos los dispositivos, o una maratón de Netflix, o cocinar algo de comida y jugar juegos de mesa en la mesa de la cocina,” escribe.

Yo creo que nada junta mejor a una pareja que un propósito. Muy a menudo las citas por las noches se pasan hablando de nada importante. Si bien puede ser divertido a veces, tal vez podrías considerar convertir la cita en un tiempo para aumentar su educación financiera juntos, para soñar y planificar un negocio, o para comenzar su carrera de inversión.

No sólo se divertirán, sino que también aumentarán sus inteligencias financieras juntos.

2. Dale tu significado a la cena

Smith utiliza el viejo cliché de no salir a comer para ahorrar dinero. Si bien es verdad que puedes ahorrar dinero haciendo la comida en casa, quizás estarían mejor servidos mirar las cenas como una inversión. ¿Cómo? Usándolas como una forma de obtener algo de tiempo de sus mentores y personas que puedan ayudarlos a crecer tanto personal como financieramente.

La mayoría de las personas de alto nivel no muerden la invitación de “podemos tomar una taza de café”, pero una buena comida podría conseguir que pasen una hora o dos con ustedes.

Interesados en las inversiones en bienes raíces, inviten a algún inversor exitoso una buena cena. ¿Quieren iniciar una empresa SaaS? Inviten a algún fundador exitoso. La clave es tener las preguntas que desean hacer preparadas y listas. Maximicen el tiempo y su inversión. Utilicen este consejo para mejorar sus inversiones o negocios.

3. Inviertan para disfrutar de las cosas buenas

Smith escribe: “Mientras estén buscando alcanzar sus metas financieras, hagan el pacto de no comprarse el uno al otro regalos de cumpleaños, aniversarios o vacaciones caras. Las parejas a menudo gastan cientos de dólares en estos regalos. Al poner esa cantidad en una cuenta de ahorros para sus metas financieras, ambos reciben un regalo.”

En lugar de renunciar a los regalos como una forma de ahorrar dinero, utilízalos como motivación para ganar dinero. ¿Quieres comprarle algo lindo a tu pareja? Pregúntate: “¿Cómo puedo pagarlo?” Luego haz un plan financiero para obtener un activo con flujo de dinero positivo y que cubra el costo del regalo. La ventaja de esto es que no sólo vas a tener el regalo para ese alguien que amas tanto, sino también tendrás un activo que continuará haciendo dinero durante los próximos años.

4. Haz de tus vacaciones una deducción

Por último, Smith escribe: “En lugar de planificar su escapada anual, considere tener un quedarse-en-casa este año. Tú y tu pareja pueden tomar la misma semana fuera del trabajo y hacer cosas divertidas en la ciudad juntos.”

Si te encanta viajar no tienes que dejarlo sólo para ahorrar dinero. Más bien, aprendan cómo utilizar la ley de impuestos para tu ventaja. En muchos lugares, puede deducir tus gastos del viaje si están relacionados con inversiones o negocios. Por ejemplo, tengo un amigo que siempre se detiene a inspeccionar sus propiedades cuando viaja a ciudades donde tiene propiedades de inversión. Al hacerlo, puede deducir gran parte de sus gastos de viaje. Si no es dueño de la propiedad a donde viaja, se toma un tiempo para reunirse con corredores para estudiar posibles inversiones.

Por supuesto, asegúrense consultar con su contador, pero encontrarán muchas formas de convertir sus vacaciones en una oportunidad para ahorrar impuestos.

 

 

 

Subir »
FB