Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"
Estás en Educación Financiera:

Aprende cómo funciona el dinero y como hacer que trabaje para ti.

Para conseguir la libertad financiera lo primero que debe saber es de qué se trata un ingreso pasivo; el ingreso pasivo es el dinero que usted recibe estando en casa sentado. También existen los créditos, que son otra forma de conseguir dinero, aunque con esta segunda opción podríamos generar ciertas deudas.

En la medida que nos vamos haciendo adultos logramos entender que luego de los 20 años ya todo comienza a complicarse, termina la universidad y la vida sin grandes responsabilidades se esfuma.

Siendo adultos solo pensamos que a partir de ese momento seremos esclavos del trabajo, no se disfrutarán más los viajes ni las vacaciones, solo debemos pensar en trabajo para lograr mantenernos en la vida.

Pero como para todo hay solución, a continuación se explicará una manera de conseguir dinero sin ser esclavo de un trabajo detrás de un escritorio. Las propiedades inmobiliarias bien utilizadas pueden crear libertad financiera.

Puedes a la edad de 28 años tener una red de viviendas puestas en alquiler, con los que lograría generar 4.600$ al mes, y esta sería la mejor muestra de lo que es un ingreso pasivo.

Por qué elegir bienes raíces como el camino hacia la libertad financiera

Una opción siempre puede ser comprar una casa en malas condiciones, remodelar y luego venderla, sin embargo, no es la mejor de las opciones.

Luego viene la opción que realmente vale la pena, comprar una propiedad y ponerla en alquiler.

Comprar una casa en alquiler puede convertirse en una adicción

Para comenzar puede comprar una casa pequeña de varias habitaciones, limpiarla, pintarla, inclusive remodelar.

Luego de habitarla se dará cuenta que puede sacar provecho de esto, alquilar las otras habitaciones ayudarán a que usted termine viviendo gratis en su casa.

Los pagos por alquiler le generarán suficientes ingresos, lo que cuenta como ingresos pasivos.

El poder de los socios inmobiliarios

Para poder consolidar a compra de bienes inmobiliarios siempre es bueno tener socios, estos ayudan a cancelar el monto total de la vivienda y usted puede encargarse de administrarla a la hora de alquilarla.

Esto funcionaría como estrategia:

• Encontrar un compañero que quiera obtener un buen rendimiento pero no quiera participar activamente.

• El socio proporciona el pago inicial y obtiene el préstamo en su crédito.

• Ambos son dueños de la casa.

• Uno administra la propiedad por completo y administra todos los aspectos del trato.

• Se dividen todas las ganancias 50/50.

Hay muchas formas de crear libertad financiera en la propia vida. El camino no tiene que ser inversión inmobiliaria pero si es una posibilidad, y muy buena.

La vida no tiene que terminar el primer día de la adultez, si lo vemos desde otra perspectiva, es donde realmente puede comenzar.

Vivimos en un mundo en el que buena parte de nuestras decisiones, por no decir todas, están relacionadas con nuestra condición de “homo economicus”, es decir, la aplicación práctica de los principios más sencillos del campo económico a nuestro día a día.

Es por ello que necesitamos de una buena educación financiera, incluso desde pequeños, que sirva de aprendizaje, para poder tener, el día de mañana, una salud financiera (igual de importante, por cierto, que la salud física) en las mejores condiciones posibles. Educar, desde el punto de vista de la enseñanza. Dar a conocer ciertos hábitos y técnicas, que aplicados a nuestra vida nos dan mejores resultados.

Por otra parte, el campo de las finanzas parece un mundo muy complicado, en el que si no sabes de economía o matemáticas financieras no tienes nada que hacer, pero la realidad es bien diferente. La economía y las finanzas, a una escala personal, nos afectan a todos en el día a día, desde la más temprana infancia (quién no recuerda la hucha).

Es por ello que desde edades tempranas debería comenzar esta educación financiera. Conozco a padres que enseñan a sus hijos lo importante de no malgastar las pequeñas cantidades que les dan sus familiares y que guardan en esa famosa hucha. La pedagogía sobre el dinero, cuanto antes mejor. Acostumbrarnos desde pequeños a términos y situaciones que nos encontraremos más mayores en nuestro día a día.

Según avanzamos en edad, podemos ir enseñando otros términos económicos que se van entendiendo mejor, como nóminas, tributos y algunos elementos económicos que nos acompañarán el resto de nuestra vida: IPC, inflación (¿qué es eso del “poder adquisitivo”?), etc. También otros elementos, como una tarjeta de crédito o una hipoteca. Es indignante ver que en la enseñanza secundaria y bachillerato, si no cursas la asignatura de Economía, no veas nada relacionado con todo esto. Años y años de educación “pública y de calidad” para salir ‘desnudo’ a la calle en educación económica y financiera.

La independencia financiera como objetivo

A pesar de lo que algunos profesores, políticos y actores sociales puedan decir (siempre desde la óptica de defensa de lo “público”), la educación financiera desde la infancia no es negativa. Al contrario, es habituar al ser humano a un escenario en el que más pronto que tarde va a desarrollarse. Es crucial generar con el tiempo una independencia financiera y cuanto antes se enseñen los elementos económicos que nos ayuden a alcanzarla, mejor. La independencia financiera solo puede lograrse mediante ahorro y buenas decisiones de inversión (maximizar las curvas de indiferencia rentabilidad-riesgo de Markowitz) que nos permitan un grado de libertad (financiera y personal) mayor.

Se quejan de la educación financiera quienes nos quieren esclavos del Estado (relacionado con el síndrome de Estocolmo, presente en el Estado del Bienestar), quienes nos dicen que es mejor no aprender y formar nuestra propia economía personal, no alcanzar nuestros objetivos y depender de políticos y burócratas, que aplican policies a favor del interés general, algo falso a todas luces. Cuanta menor independencia financiera personal, mayor dependencia del Estado. Y eso conlleva un mayor servilismo político a quien más prometa de “lo público”.

Es por ello que la propaganda de quienes se quejan de la educación financiera (y en particular, en niños pequeños) arremete contra la libertad económica y caricaturiza al sector privado. Nos quieren esclavos de un Estado que deje de ser Benefactor para ser Minotauro; y para ello manipulan sobre lo que sea necesario. Caricaturizan al empresario, dicen que el lucro es perverso (ellos deben trabajar gratis entonces) y no dudan en decir barbaridades sobre el ahorro y la inversión, aparte de manipular también sobre los grandes patrimonios (que nunca falte la falacia de asociar ricos con robo).

Es por ello que debemos plantar cara a quienes engañan con fines perversos, quienes manipulan términos económicos, quienes escriben la Historia a su gusto, falsificando hechos y datos. La educación financiera es una herramienta para vivir en un mundo más libre. Por eso la defendemos quienes defendemos la libertad. Los que prometen el cielo y nos traen el infierno con sus ideas políticas y económicas llevadas a la práctica, nos quieren siervos de su poder, manejar todo y decirnos que no hay vida más allá de ellos. No caigamos en la trampa.

Para algunas parejas, a veces es más sencillo compartir los gastos de la casa, pues cuando se suman ambos ingresos alcanza para más. Sin embargo, en otros casos, prefieren mantener cierta independencia de finanzas personales.

Por ejemplo, de acuerdo con una encuesta de Vivanuncios, sitio inmobiliario de eBay, seis de cada 10 financiamientos de vivienda son pagados en pareja. Esto se debe, porque la compra de casa es un gasto fuerte, y al combinar ambos ingresos, se puede hacer frente a los pagos.

Pese a esto, los temas de dinero en pareja siempre traen problemas, porque no se habla claro desde el principio.

Para cambiar las cosas, te presentamos 5 consejos para que tengas hábitos financieros más saludables cuando vives en pareja.

1. Entérate de las prioridades de tu pareja

En este mundo hay dos tipos de personas: los que ahorran y los que gustan gastar. En temas de finanzas personales, es importante conocer lo que quiere cada uno. Cuando se trata del dinero de pareja, los ahorradores parecen una mejor opción, pero tampoco hay que exagerar (al tratar de ahorrar en todo y no gastar).

Tan pronto como sea posible, lo mejor es discutir cuánto dinero se gastará de manera individual y en pareja. Lo mismo para el ahorro. La negociación es más sencilla cuando los dos son gastadores o ahorradores. Pero si hay uno de cada bando, lo mejor es buscar un punto de equilibrio.

2. Definir cuáles son los gastos fuertes

Comprar una casa o un auto o una lavadora, por ejemplo, son gastos fuertes que se deben hablar en pareja. Además, antes de comprar, ambos tienen que ponerse de acuerdo sobre lo que cada considera como gasto fuerte.

3. Hay que poner fechas para las metas financieras

En la planeación financiera no debe haber ambigüedades. Es necesario establecer metas y fechas para alcanzarlas para que no exista confusión en ninguna de las partes. Comprar una casa “pronto”, suena a falta de compromiso y “pronto” significa cualquier tiempo.

Poner fechas y planear, definitivamente ayuda a cumplir las metas. De esta manera, los dos se comprometen y toman en serio lo que quieren hacer, trabajarán para lograrlo y es algo que los unirá.

4. Elige bien las palabras cuando se trata de dinero

En la mayor parte de los casos, utilizar la palabra “presupuesto”, tiene una connotación negativa porque nos refiere a restricciones. Aunque, tener un presupuesto es necesario para mantener finanzas sanas.

El fraseo es importante, encontrar las palabras adecuadas para decir lo mismo, pero que no suene negativo. En lugar de presupuesto, podría decirse “plan para alcanzar metas”.

5. ¿qué harás para pagar tus cuentas?

No es estrictamente necesario tener un presupuesto, pero si estamos obligados a pagar las cuentas de la casa: desde la electricidad hasta la escuela de los hijos.

En este caso, es necesario tener el total de todos los gastos mensuales, para que cada uno de los integrantes de la pareja aporte la mitad para pagar. Casi como si fueran “roomates” o compañeros de apartamento. De esta manera, las parejas tienen la oportunidad de mantener cierta independencia financiera.

Warren Buffett, uno de los empresarios más ricos del mundo, dice que no se debe ahorrar lo que te quede después de gastar, sino que gastes lo que te quede después de ahorrar.

Tomar decisiones financieras puede ser complicado, especialmente si nunca has recibido educación sobre este tema, pero no todo está perdido.

Existen libros que pueden guiarte y aclarar todas tus dudas, para que poco a poco te conviertas en un experto del ahorro y la inversión.

Te compartimos algunos títulos recomendados por la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros y otros expertos.

Saber Gastar

De Gianco Abundiz Cabrero

El autor comparte consejos para que aprendas a administrar mejor tus finanzas personales y te prepares para el momento en que decidas dejar tu vida laboral.

Educación Financiera Avanzada Partiendo de Cero

De Gregorio Hernández Jiménez

El autor te explica los conceptos clave para entender más sobre el dinero.

Conoce conceptos financieros que te permitirán comprender mejor la forma en que funciona el dinero, poner en orden tus finanzas y aprovechar diversas oportunidades para hacer crecer tus recursos.

El arte de hacer dinero

De Mario Borghino

Conoce cómo funciona el dinero y descubre que la respuesta no está en cómo ganar dinero, sino en romper tus impulsos de gastar y desarrollar diversas habilidades para invertirlo.

Economía y Finanzas al Alcance de Todos

De Eliseu Santander       

El autor ayuda a comprender mejor temas relacionados sobre economía familiar y macroeconomía que te ayudarán a aplicarlo en tu vida diaria.

El Pequeño Cerdo Capitalista

De Sofía Macías

Sofía Macías comparte experiencias y consejos para que aprendas a manejar tu dinero correctamente.

Este best seller te permitirá encontrar respuestas a todas tus dudas sobre cómo librarte de las deudas y contar con todas las herramientas necesarias que te ayuden a tener finanzas sanas, y lograr todas tus metas.

Los Secretos de la Mente Millonaria

De Harv Eker

Te ayudará a cambiar la concepción que tengas sobre el dinero y tener una percepción diferente para comenzar a tomar mejores decisiones, similares a las de los millonarios.

¿Cómo llego a fin de mes?

De Andrés Panasiuk

El autor comparte un método para que alcances la seguridad financiera y consejos prácticos para ahorrar, manejar correctamente tu dinero y aprender a planear a largo plazo.

El triunfo del dinero: cómo las finanzas mueven al mundo, de Niall Ferguson

En este libro conocerás las instituciones financieras y conceptos clave que determinan como funciona el mundo de las finanzas y todo a su alrededor.

Recuerda que solamente necesitas dedicar unos minutos de tu día para que aprendas a manejar tu dinero y logres que trabaje para ti.

Volverte millonario es un tema tabú. Decir que esto puede lograrse a los 30 parece más como una fantasía. No debería ser así, ya que esto es posible. A los 21 años salí de la escuela en bancarrota y para los 30 era millonario.

Te comparto 10 pasos que te harán rico:

1. Sigue el dinero.

En el ambiente económico de hoy en día no puedes obtener el estatus de millonario. El primer paso es enfocarse en aumentar tus ingresos en incrementos y repetir eso. Mis ingresos eran de 3,000 dólares al mes y nueve años después eran de 20,000 dólares al mes. Empieza a seguir el dinero y eso te forzará a controlar tus ingresos y ver oportunidades.

2. No presumas, preséntate a trabajar.

No compré mi primer reloj de lujo o automóvil hasta que mis negocios e inversiones estaban produciendo múltiples flujos seguros de ingresos. Todavía manejaba un Toyota Camry cuando me convertí en millonario.

Sé reconocido por tu ética laboral, no por las cosas que compres.

3. Ahorra para invertir, no ahorres por ahorrar.

La única razón para guardar dinero es para después invertirlo. Ponlo en una cuenta segura e intocable. Nunca uses estas cuentas, ni siquiera para una emergencia. Esto te forzará a seguir el paso número uno (seguir el dinero).

Hoy en día, al menos dos veces al año, estoy en bancarrota porque siempre invierto mis excedentes en las empresas a las que no puedo entrar.

4. Evita las deudas que no te pagan.

Yo pedí prestado dinero para un automóvil sólo porque sabía que podía aumentar mis ingresos. La gente rica usa las deudas para aprovechar las inversiones y hacer crecer sus flujos de efectivo. La gente pobre usa las deudas para comprar cosas que hacen más ricos a los ricos.

5. Trata al dinero como un amante celoso.

Millones de personas desean libertad económica, pero sólo aquellos que lo hacen una prioridad tienen millones. Para ser rico y seguir así tienes que hacerlo tu prioridad. Si lo ignoras éste te ignorará o peor, te dejará por alguien que sí lo tome como prioridad.

6. El dinero no duerme.

El dinero no conoce los relojes, horarios o vacaciones y tú tampoco deberías. El dinero ama a la gente que tiene ética laboral.

Cuando tenía 26 años estaba en el comercio minorista y la tienda en la que trabajaba cerraba a las 7 p.m. Muchas veces me podías encontrar ahí a las 11 p.m. vendiendo algo más. Nunca trates de ser el más inteligente o la persona más suertuda, sólo asegúrate de trabajar más que los demás.

7. Ser pobre no tiene sentido.

Yo he sido pobre y apesta. Tenía lo suficiente y eso también apestaba. Elimina todas las ideas de que ser pobre está de alguna manera bien. Bill Gates dijo “Si naces pobre, no es tu error. Pero si mueres pobre, es tu culpa.”

8. Encuentra a un mentor millonario.

La mayoría de nosotros crecimos en una clase media o pobre y nos limitamos a las ideas de un grupo. He estudiado a los millonarios para duplicar lo que ellos hicieron. Encuentra a tu mentor personal y estúdialo. La mayoría de la gente rica es muy generosa con sus conocimientos y recursos.

9. Haz que tu dinero levante las cosas pesadas.

Invertir es el Santo Grial para convertirte en un millonario y deberías hacer más dinero de tus inversiones que de tu trabajo. Si no tienes dinero extra no harás inversiones.

La segunda empresa que inicié requería una inversión de 50 mil dólares. Esa empresa me ha dado de regreso esa misma cantidad cada mes por los últimos diez años.

Mi tercera inversión fue en bienes raíces, donde comencé con 350 mil, una gran parte de lo que tenía en ese momento. Todavía soy dueño de esa propiedad y sigue dándome ingresos. Invertir es la única razón para hacer los otros pasos y tu dinero debe trabajar por ti y levantar las cosas pesadas.

10. Apunta a tener 10 millones, no 1 millón.

El mayor error financiero que he hecho fue no pensar en grande. No hay escasez de dinero en este planeta, sólo una escasez de gente que no piensa en grande.

Aplica estos 10 pasos y te harás millonario. Haz a un lado a la gente que dice que tus sueños financieros son por avaricia. Evita los esquemas de hacerte rico rápido, sé ético, nunca te rindas y una vez que lo logres, ayuda a los demás para que lleguen ahí también.

Zugoi Blog¿Te preguntas cómo las personas más ricas de EEUU hicieron sus fortunas? El año pasado, 33 multimillonarios de EE. UU. Hicieron su dinero con bienes raíces, según la lista Forbes 400. Si eso no abre tu apetito para finalmente entrar en el tren de las inversiones inmobiliarias, no sé qué lo hará.

Ahora que tengo tu atención, ¿Te sientes motivado para tomar acción? No hay ninguna razón por la cual no puedas terminar en esa prestigiosa lista de quién es quién. Por supuesto, todo comienza con encontrar los mejores tratos. Y aunque no existe una metodología garantizada, voy a compartir el modelo que Robert y yo hemos utilizado con éxito durante décadas.

Para nosotros, la fórmula ganadora es buscar propiedades que generen flujo de efectivo Y el potencial de ganancias por capital. ¿Por qué? Si bien no somos de “comprar y vender” (creemos en mantener nuestras inversiones mientras estén generando flujo de caja e ingresos pasivos), nos gusta tener opciones. Y algún día, podemos querer/necesitar vender, ¿No sería bueno hacerlo con fines de lucro? ¡Por supuesto! Así que vamos a cavar más profundo.

Dedica algo de tiempo por adelantado a determinar los criterios según los cuales todas las opciones de propiedad deben estar alineadas.

De esta forma, sabrás de inmediato si algo vale la pena que los investigues o no.

Por ejemplo, al principio de uno de mis sí-o-sí era que la propiedad estuviera cerca de mi casa. Es importante poder conocer muy bien ese barrio, lo que es mucho más fácil cuando tienes acceso. De hecho, mi primera inversión en bienes raíces estaba tan cerca que podía correr allí, y lo hice algunas veces a la semana para ver si habían otras casas en venta, cómo era el ambiente, si había cambios notables en el área, etc.

Cuando se trata de tu primera inversión, el tamaño sí importa, y creo firmemente que entre más pequeño, mejor.

Deberías invertir mucho tiempo y solo un poco de dinero en tu primer trato, sin embargo, muchas personas tienden a hacer lo contrario. Caramba, ¿Me pregunto por qué fallan? Cuanto menor sea la inversión, menos riesgo enfrentarás. ¿No es buena idea cuando estás en una curva de aprendizaje?

Busca propiedades con problemas.

¡Apuesto a que no esperabas que dijera eso! Pero, sinceramente, una de las mejores cosas que puedes encontrar es una propiedad con un problema que puedas resolver.

Cuando Robert y yo encontramos un edificio de apartamentos en Phoenix, con una tasa de vacantes del 37%, nos hicimos la siguiente pregunta: “¿Cómo podemos resolver este problema?” Resultó que la propiedad funcionaba como un hotel: Las personas podían alquilar un apartamento completamente amueblado por una semana a un año.

Sin embargo, nadie quiere estar en Phoenix en verano, por lo que la mayoría de las unidades permanecían vacantes durante esos meses. Hicimos nuestra investigación y convertimos la propiedad de alquileres de hoteles a corto plazo a apartamentos de alquiler a largo plazo. La tasa de vacantes pasó del 37% al 3% y el valor de la propiedad se disparó. ¡Estábamos ganando tanto en flujo de efectivo como en ganancias de capital!

Conviértete en un profesional en la lectura de pro-formas.

Un pro-forma es un tipo de estado financiero para una propiedad de inversión. Pero a diferencia de un estado de flujo de efectivo que representa ingresos y gastos actuales, un pro-forma es una proyección de ingresos y gastos anticipados.

La mayoría de las pro-formas no muestran los números operativos reales. Pregúntale al agente, ya que es su trabajo reunir la información en una pro-forma para comercializar la propiedad para potenciales compradores. Una vez que comprendas los elementos básicos, siempre podrás obtener la información que necesitas.

Los números en una pro-forma te indicarán si una propiedad califica para una posterior revisión. Si decides ir por la propiedad, entonces usarás los números de la pro-forma como punto de partida para el análisis financiero.

Negocie según los números, no las emociones.

Antes de comenzar a negociar, ten una cifra máxima, una cifra que no deberás pasar. Cuando lleguen a esa cifra, tendrás que retirarte del trato u obtener otras concesiones para que la compra de esa propiedad sea económicamente viable. Así que, no te enamores de la propiedad.

Debes estar listo para alejarte del trato si no puedes llegar a un entendimiento favorable con el vendedor. Estás en este negocio para ganar dinero después de todo.

En su libro, “Hábitos ricos: Los hábitos diarios de éxito de los individuos ricos” (Rich Habits — The Daily Success Habits of Wealthy Individuals),

Tom Corley resalta varias cosas que distinguen a los que tienen dinero de los que no tienen. Me puso a pensar, ¿cuánta gente opera en piloto automático y no se detiene a monitorear sus propios patrones? Si no adoptas estos 21 hábitos, estás dejando literalmente el dinero en la mesa.

1. Establece buenos hábitos diariamente.

Los buenos hábitos son la fundación de la riqueza. La diferencia entre la gente exitosa y la que no lo es son sus prácticas diarias.

Puesto de manera simple, las personas exitosas tienen muchos hábitos buenos y pocos malos. En su libro, Corley nos invita a tomar una hoja de papel y a enlistar los malos en un columna y luego invertir cada uno para ponerlo en la de los buenos, debe verse así:

Malos hábitos/Buenos hábitos
Veo mucha televisión/Me limito a una hora de televisión por día.
No recuerdo los nombres/Escribo los nombres para recordarlos.

Sigue durante 30 días esta nueva lista. Te sorprenderás de lo mucho que puedes lograr.

2. Establece nuevas metas siempre.

La gente exitosa se deja guiar por sus metas.

Planean su día la noche anterior con una lista. Las personas encaminadas hacia el éxito piensan a largo plazo. Tienen metas diarias, semanales, mensuales y anuales. Pero, ¿qué es una meta sin un plan para alcanzarla? No sólo la gente exitosa tiene metas, también se les ocurren formas de alcanzarlas y de asumir la responsabilidad.

3. Comprométete a mejorar.

Estas personas siempre buscan formas de mejorar. Leen todos los días y son estudiantes de su propia profesión. No pasan su tiempo en actividades que no los acercan a sus objetivos.

Buscar formas de aumentar tu conocimiento no siempre será fácil, pero la gente crece debido a cosas que representan un reto. Una vez que tu conocimiento aumenta, las oportunidades aparecen.

4. Cuida tu salud.

Todos los días la gente exitosa hace un esfuerzo por comer bien y ejercitarse. Hacer ejercicio diariamente puede convertirse en un hábito regular, como tomar un baño. La gente que lo hace seguido tiene más energía para terminar las cosas.

5. Mejora tus relaciones.

La gente exitosa se enfoca en otras personas. Se toman su tiempo para fortalecer los lazos de amistad y para tener relaciones a largo plazo. El networking es algo que hacen todo el tiempo. Se acercan a sus contactos y buscan diversas formas para ayudarlos sin esperar nada a cambio. Comprométete a aprenderte los nombres de las personas que conozcas.

6. Haz las cosas con moderación.

Vas a tener una vida balanceada si haces actividades con moderación. Esto significa que debe haber un equilibrio entre ejercitarse, comer, trabajar, consumir alcohol, ver televisión, estar en internet, etc. Como resultado, la gente disfrutará de tu compañía. Si a todos les gusta estar contigo, podrás colaborar más y encontrar nuevos socios empresariales para llevar tu negocio al siguiente nivel.

7. Termina todo.

No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy. Todas las personas tienen miedos, pero las que han triunfado los superan.

Hacen las cosas importantes sin importar el costo. Corley dice que cuando piensa en dejar algo para después, inmediatamente piensa “hazlo ahora” y lo repite 100 veces si es necesario. No te detengas hasta que hayas terminado.

8. Mantén una actitud positiva.

Piensa en las personas más exitosas que conozcas. ¿Son negativas o positivas? Lo más seguro es que sean positivas, entusiastas, energéticas y felices. Esta persona elige ver lo bueno en los otros y en ella misma.

Para ella, los problemas son sólo oportunidades esperando ser descubiertas. Todos los días la gente es bombardeada con malos actos pero los exitosos minimizan esto y optan por llenar su mente de ideas positivas.

9. Ahorra dinero regularmente.

De acuerdo con Corley, los individuos exitosos guardan entre el 10 y 20 por ciento de sus ganancias en su cuenta de ahorros, inversión o plan de retiro. No todos pueden pagar eso, ¿qué porcentaje estás guardando?

10. Rechaza los pensamientos que te limiten.

Los individuos exitosos dirigen sus pensamientos y emociones. Tan pronto como entren los malos pensamientos, alejan cualquier cosa que rete su habilidad de tener éxito. No se obsesionan con nociones negativas. La gente exitosa piensa cosas positivas porque quieren seguir mejorando, no se dan tiempo para tener emociones negativas.

11. Vive de acuerdo a lo que tengas.

La gente rica evita gastar en exceso. Hay algunos que gastan más de lo que ganan y cuyas deudas están por los cielos. Si tú eres así, haz que las cosas cambien para ti y tu familia.

12. Lee diariamente.

Mucha gente exitosa lee 30 minutos o más cada día. Leer puede aumentar tus conocimientos. Esto automáticamente te diferencia de los otros y resaltarás de la competencia.

13. No veas tanta televisión.

¿Sabías que mucha gente exitosa se limita a ver menos de una hora de televisión al día? ¿Cuánto tiempo pierdes frente a la televisión en lugar de estar haciendo algo más productivo?

14. Haz más de lo requerido.

Las personas exitosas hacen más de lo que se les pide. Aunque algo no sea su obligación, se ofrecen a hacerlo. Los adinerados se hacen invaluables. Como emprendedor, tal vez no tengas un jefe. Pero, ¿de qué forma haces más de lo que necesitas hacer para tus clientes?

15. Habla menos y escucha más.

Cuando escuchas aprendes. Como dice el adagio, eso es por lo que la gente tiene dos orejas y una boca. Cuando te tomas el tiempo de realmente poner atención a lo que la otra persona dice, podrás llegar a tu meta y ayudar a más individuos.

16. No te rindas.

No te des por vencido/a cuando las cosas se pongan difíciles. Las personas exitosas aguantan e intentan algo nuevo. Tal vez tengan que cambiar de dirección pero siguen adelante.

17. Pasa tiempo con los que piensan igual que tú.

Hay un dicho que va así: “Dime con quién te juntas y te diré quién eres”. Yo creo eso. La gente es tan exitosa como los que están a su alrededor. Las buenas amistades te pueden ayudar a alcanzar tus metas más rápido.

18. Encuentra a un nuevo mentor.

Muchos de los que han tenido un mentor le atribuyen su éxito a esa persona. Estos guías pueden ayudarte a alcanzar tus metas más rápido. Pueden compartir experiencia valiosa que acortará el proceso de aprendizaje.

19. Conoce el “porqué”.

Cuando sepas por qué estás haciendo algo obtendrás lo que quieras más rápido que si no lo haces. Tener un propósito es esencial para ser exitoso en el trabajo y en la vida. ¿Por qué quieres ser exitoso? ¿Por qué quieres ser rico?

20. No le des ventaja al miedo.

Todos tienen miedos, pero la gente exitosa no deja que éstos los limiten o definan. El miedo inevitablemente te deja en la misma posición y detiene tu crecimiento. Reconoce tus miedos y busca formas de superarlos. Entrevista a alguien que admires y pregúntale cómo superó su miedo o compra una autobiografía y toma notas.

21. Mejora tus capacidades.

Si quieres superarte, sólo hay una forma: sé mejor de lo que eres hoy. ¿En qué te puedes enfocar en los siguientes 30 días que te hará ser el mejor en tu industria? Enfócate en eso.

El origen de la vida es uno de los hechos que quizá jamás podamos explicar, por qué estamos aquí y para qué molestarse en preocuparnos por nimiedades.

El universo cubre una inmensidad, tan sólo el Sol –nuestra estrella más imponente– es catalogada por los astrónomos como una de las más mediocres de las 100 mil que existen en la Vía Láctea.

A lo anterior hay que sumar que existen aproximadamente 125 mil millones de galaxias en el cosmos, así que nosotros quedamos como un punto lejano y difuso.

Por otro lado, a lo largo de la historia se han elaborado explicaciones acerca de nuestra misión en el planeta, algunas fantasiosas y otras creíbles. Los argumentos que se manejan sucumben ante lo que no se puede comprobar y con el paso del tiempo se convierten en mitos.

Un ejemplo de ello es la cábala, la doctrina que intenta interpretar –alegóricamente– el Antiguo Testamento y revelar el saber oculto acerca de Dios; siguen los estatutos del Zóhar –El libro de las revelaciones– que explica cada uno de los procesos por los cuales una persona pasa antes de llegar al más alto nivel de plenitud espiritual, es decir, donde comprendemos por qué estamos aquí.

De hecho, el término “cábala” también ha caído en supersticiones, muchas veces se usa para describir hábitos o incluso rituales que una persona lleva a cabo para ser exitoso.

Todos tenemos prácticas que creemos que nos dan suerte, pero hay algunas –muchas– que todos los millonarios hacen; fáciles y sencillas que no tienen que ver exactamente con supersticiones, sino con el mundo real –éste– dominado por preocupaciones y una carrera decisiva por alcanzar la felicidad, la maravillosa calidad de vida.

A continuación, todos esos hábitos –sin caer en las cábalas– donde los millonarios hacen algo que tú podrías practicar cualquier día para desmitificar la realidad y que la vida no dependa de teorías o doctrinas, sino de tus propias capacidades, acciones y decisiones.

Tienen un ídolo

En algún momento llegamos a tener un ídolo, sin importar si es un superhéroe de cómics o un artista juvenil.

La inspiración viene de quien más admiras, de hecho personas como Mark Zuckerberg admiraban en demasía a Bill Gates durante su infancia, motivándolo de alguna u otra manera para seguir sus pasos y emprender un negocio relacionado con las redes que ahora poseemos a través de Facebook.

Madrugan

Madrugar es uno de los actos más beneficiosos que existe, pues para estar activo y ser más productivo se debe a aprovechar cada momento del día. Por eso, personalidades como Richard Branson –fundador de Virgin Group– se despierta a las 5:45 cada mañana para llevar a cabo actividades deportivas.

Su pasión es primero

Tener objetivos claro y precisos es definir lo que quieres en la vida, tus deseos y emociones y cada uno de los sentimientos que se involucran a la hora de emprender, invertir o llegar al éxito. El millonario, innovador e ídolo de muchos, Steve Jobs, siempre interpuso su pasión antes de pensar en el fracaso, pudo haber personas que no creyeran en él, pero al final logró hacer historia.

Están rodeados de personas exitosas

Hay amistades para todo, grupos que son para la fiesta, colectivos de trabajo y personas que te ayudan a enriquecer tu inteligencia emocional, te brindan algo que muy pocos seres sobre el planeta te pueden dar: éxito. Por eso, hay que rodearse de personalidades que cambien cada uno de tus paradigmas.

Practican deporte o algún tipo de meditación

Ya lo habíamos mencionado líneas arriba que Richard Branson madruga para hacer ejercicio cada día, pero él no es el único, de hecho Mark Cuban –dueño de los Mavericks de Dallas e inversionista– también lo hace, así como Jack Dorsey –cofundador de Twitter–. El deporte es una terapia y puede hacerte crecer más rápido de lo que crees.

Redactan cada una de sus metas

Es importante siempre tener una libreta a la mano, ésta puede encausar maravillas.

¿Alguna vez has tenido una idea formidable pero se te olvidó por no tener una pluma y hoja de papel a un lado?, seguro que te ha pasado más de una vez. Por eso hay que procurar anotar todo lo que pasa en nuestra mente, propicia que haya creatividad y sobre todo, que se generen nuevas metas.

Ven menos televisión y leen más

Este podría ser un cliché y en teoría es obvio, pues es bien sabido que el contenido en literatura te puede nutrir mucho más que un programa de entretenimiento; sin embargo, el lenguaje visual puede enriquecerte si así lo quieres, viendo documentales o películas con consciencia social. Siempre hay que saber cultivarse.

Gastan menos de lo que ganan

Podría pensarse que en muchas ocasiones los millonarios gastan miles y miles de dólares, despilfarrando todas sus ganancias, pero no todo es así.

Algunos donan grandes cantidades de dinero –como Bill Gates– mientras que otros usan un buen excedente para invertir. De hecho, esto lo puedes hacer invirtiendo en una vivienda, ya que a la larga puede brindarte muchos beneficios, además de poder vivir en lugares que quizá algún día creíste imposibles. Ahorrar es la clave y la llave para abrir esa puerta: calidad de vida pura.

Saben escuchar

Una de las habilidades más básicas y parte de nuestros cinco sentidos, pero implica más que eso. De verdad se necesita racionalizar y comprender lo que otra persona o grupo dice para saber analizar y tomar grandes decisiones. Aprender a invertir en maravillosas oportunidades sin duda conlleva también conocer a todo tipo de sujetos, personalidades e ideas.

Siempre terminan lo que inician

Si dentro de la psique se idealiza un proyecto, éste debe ir hacia un solo objetivo: lograrlo. De otro modo terminarás perdiendo el tiempo y cayendo en el terror que todos deberíamos evitar, el fracaso rotundo y el regreso al círculo vicioso. Aquellos escenarios ya no deben existir cuando practiques cada una de los hábitos –que quizá ya tengas– de los grandes líderes del mundo.

Hay mitos que afirman que el universo está en contra de alguien o que no hay nadie que pueda ayudarte en un momento de crisis. Siempre hay una persona o colectivo que puede hacerlo y no sólo eso, sino impulsarte hacia el más grande anhelo de todos: la felicidad. Por eso, Infonavit te brinda las facilidades de acceder a un patrimonio, una inversión que cualquier millonario haría pues el área de oportunidad es inmensa.

El tiempo es finito Cada uno de nosotros en este planeta está aquí solo temporalmente. Es importante usar el tiempo sabiamente, sin embargo, es fácil quedar atrapado gastando tu tiempo haciendo cosas que realmente no importan.

La mayoría de las personas actúan de maneras que solo son sostenibles si tenemos una cantidad infinita de tiempo. Pero nosotros no.

Imagina que pudiste ahorrar $10 por día y dejarlo construir. Después de un año, habrás acumulado $3,650. Igualmente, si pudieras ahorrar 10 minutos al día para volver a utilizarlo más tarde, para el final del año, habrías ahorrado 60 horas.

¿Qué elegirías?

La mayoría iría con el dinero. Es entendible. A los humanos les gustan las recompensas tangibles.

Sin embargo, el dinero por su naturaleza es rescatable. Si pierdes dinero, puedes tener la oportunidad de regresar. Pero el tiempo es diferente. Una vez que pasa una hora, pierdes esa hora para siempre.

Lo que muchas personas a menudo olvidan es que esas 60 horas acumuladas pueden convertirse en algo mucho más valioso que $3,650. Para realmente valorar nuestro tiempo, debemos convertirlo en algo tangible en nuestras mentes.

El dinero es tangible pero el tiempo no es?

Nuestras vidas son una serie de experiencias. Todo lo que perseguimos es, a fin de cuentas, orientado a crear un significado positivo a partir de estas experiencias. Todos quieren tener experiencias más agradables que las que no son agradables, y desean lo mismo para quienes les importan.

Pero, ¿cuál es la moneda que debes intercambiar para tener estas experiencias?

Esa moneda es tiempo. Todo es solo un medio para este fin. Sin tiempo para gastar, todo lo demás no tiene sentido. Puedes ser un multimillonario, pero si solo tuvieras 1 hora para experimentar su valor, esos miles de millones de repente no valen tanto.

En general, somos mucho más conscientes de cómo ganamos y perdemos dinero. Por ejemplo, si dejó caer $100 en el piso, estoy bastante seguro de que inmediatamente te darías vuelta y lo recogerías. Por otro lado, si pierdes 100 minutos sin hacer nada, es posible que apenas te des cuenta.

Aunque sabemos que el tiempo es limitado, a menudo pensamos y actuamos como si no fuera así. Es obvio que tratar tus finanzas de esta manera, como tener un presupuesto de $100 pero gastar como si fuera de $10,000, pronto te haría entrar bancarrota. Tratar el tiempo de esta manera es mucho más dañino.

“La vida es lo que te sucede mientras estás ocupado haciendo otros planes” – John Lennon

La razón por la que el dinero parece tan tangible es porque las cifras en dólares están unidas a todo lo que nos rodea. Nos ayuda a asignar un valor relativo entre las cosas. Pero puede ser lo mismo por tiempo.

La única forma de medir el valor del tiempo

Un día siempre será de 24 horas. Siempre habrá 60 minutos en una hora, y siempre habrá de 60 segundos a un minuto. Algunas vidas son más largas, algunas son más cortas, pero supongamos que tienes suerte y tienes entre 70 y 80 años.

¿Cuántos de estos años son los mejores de tu juventud o están en buen estado de salud? ¿Cuántos de estos años son ventanas cortas en el tiempo que tienes con tus seres queridos?

En lugar de simplemente considerar el tiempo como una cantidad gastada en minutos u horas, la forma en que la gastamos es más importante. Tu calidad de vida se define básicamente por la calidad de tu tiempo. Y también debes mirarlo desde más de una dimensión. Por ejemplo, házte estas preguntas. 

• ¿Cuántas horas en un día pasas enojado, ansioso, insatisfecho o infeliz?

• ¿Cuánto tiempo pasas realmente conectando con un ser querido en lugar de solo estar en la misma habitación que ellos?

• ¿Cuánto tiempo planeas para mejorar cada día o cada semana?

• ¿Cuántas horas de tu vida pasas haciendo cosas que no disfrutas por razones que realmente no entiendes?

• Dormimos en promedio 6-8 horas por noche, pero ¿cuántas horas son de calidad? ¿Cuántos, entonces… están desperdiciados en la cama?

Si estas son preguntas típicas que regularmente tomas medidas para abordar, entonces estás en camino de estar a cargo de la calidad de tu vida. Si no lo haces, entonces es un buen momento para comenzar.

No estoy sugiriendo que renuncies a tu trabajo y pases todos los días como desees. Eso es irracional y poco realista.

Sin embargo, hay innumerables elecciones que haces todos los días sobre cómo piensas sobre las cosas y sobre lo que decides enfocarte. Estás tomando estas decisiones constantemente, ya sea que las conozcas o no. Si te haces cargo consciente de estas opciones, puedes obtener innumerables horas, días e incluso años de tiempo significativo dedicado. Todos tienen las mismas 24 horas al día, pero puedes tomar el control de esta vez más de lo que crees.

El primer paso es hacer del tiempo de calidad un verdadero valor en tu vida, y no solo un cliché.

Tu calidad de vida se define básicamente por la calidad de tu tiempo.

¿Qué pasaría si pudieras realizar pequeñas acciones durante el día que mejoraran enormemente la calidad de tu sueño? O aumente tu productividad y energía durante el día invirtiendo en una siesta de 20 minutos¿Qué tal pasar el tiempo conectando más profundamente con amigos y seres queridos en el poco tiempo que tienes con ellos?

Estos son solo la punta del iceberg en una enciclopedia de formas de aumentar la calidad de tu tiempo, que es uno de nuestros valores fundamentales.

Algunos de los remordimientos más grandes que tenemos en la vida son esos momentos valiosos perdidos debido a cómo elegimos pasar nuestro tiempo. Imagina los millones que pagaríamos para poder retroceder en el tiempo para recargar esos momentos o para tomar decisiones diferentes. Así que toma la decisión de realmente valorar tu tiempo. Mientras aún estés vivo y respirando, ¡nunca es demasiado tarde!

El emprendimiento no llega de la noche a la mañana. Requiere de esfuerzo, dedicación y sobre todo de un cambio de mentalidad para que usted pase de las ideas a la acción.

Así que si se siente identificado, lo invitamos a que se pegue una leída a estos libros.

No solo sembrarán en usted la semilla de la perseverancia sino que explotarán sus habilidades al máximo para que atraer dinero y negocios se convierta en su estado natural.

1. De cero a uno: Cómo inventar el futuro

Escrito por el cofundador de PayPal, Peter Thiel, este libro enseña que no todo está inventado todavía y que es mejor crear algo de la nada en vez de hacer algo que sea ligeramente mejor que otra cosa ya existente.

En sus líneas descubrirá que sus ideas, por muy disparatadas que parezcan, podrían ser la próxima herramienta que revolucione al mundo. Usted podría ser el próximo Mark Zuckerberg, solo tiene que intentarlo, crearlo e innovar.

2. #Girlboss

Así su empresa Nasty Gal haya pasado por varios problemas financieros en los últimos años, el caso de su creadora Sophia Amoruso sin duda lo inspirará. En él cuenta cómo ella misma sin estudios, con un trabajo mediocre, y casi arruinada pasó a convertirse en 8 años en la fundadora de un imperio de moda que revolucionó el e-commerce.

Aunque su portada y nombre lo perfilan como un libro para mujeres, la verdad es que no es un libro sólo para ellas, ya que el éxito no entiende de sexos ni de edades.

3. El empresario del papel higiénico

Mike Michalowicz enseña en este libro cómo con pocos recursos un empresario puede alcanzar el éxito. Además de dar ideas innovadoras y prácticas para emprender, tiene una guía para hacer un plan organizacional de tres páginas donde usted puede iniciar el proceso de construcción de la empresa de sus sueños.

4. Lo único

Gary Keller y Jay Papasan hacen la pregunta “¿qué es eso que puedes hacer que hará que el resto de cosas sean más fáciles o innecesarias?“.

Sin duda este texto le ayudará a ordenar sus prioridades, a optimizar sus resultados, reducir las preocupaciones y conseguir alcanzar las metas que se proponga. Además de ayudarle a aprender cómo manejar mejor el tiempo.

5. Creatividad, S.A.: Cómo llevar la inspiración hasta el infinito y más allá

El presidente de Pixar, Ed Catmull, dice que este libro es “un reflejo de las ideas que hacen aflorar lo mejor que llevamos dentro”.

Cuando era joven, el científico de la computación quería hacer la primera película de animación por ordenador. Sus ideas y forma de aproximarse al mundo de la producción animada hicieron que en 1986 se asociara con George Lucas y fundara la famosa productora. En este libro encontrará lo importante de un entorno único, que promueva la creatividad, el talento y que desafíen las ideas establecidas.

6. El pequeño libro del talento

Daniel Coyle recoge 52 pasos a seguir para mejorar y crear nuevos talentos en las personas de forma simple.

Mediante la ciencia del comportamiento, proporciona al lector una estupenda guía para ser mejor en casi cualquier cosa. Si quiere emprender un nuevo proyecto y necesita aprender nuevas habilidades para gestionarlo, este es el libro para usted.

7. Buffetología

Este libro escrito por la ex nuera de Warren Buffett, explica con múltiples ejemplos reales las técnicas que el inversionista más exitoso de la historia ha utilizado para convertir un préstamo en miles de millones de dólares.

En este libro encontrará las 7 técnicas o criterios de decisión que usa Buffett, descubrirá cuáles han sido sus grandes aciertos y fracasos y se adentrará en su mente.

8. El millonario de la puerta de al lado

Después de muchos años de investigación y entrevistas hechas por su autor, Thomas Stanley llegó a la conclusión de que los auténticos millonarios rechazan llevar el estilo de vida de gran consumo que la mayoría de gente asocia a la gente rica.

Así que en su libro usted verá que los grandes multimillonarios de Estados Unidos no siguen esa imagen errónea que tiene la gente de cómo viven los millonarios.

9. Cómo ganar amigos e influir sobre las personas

Las relaciones interpersonales son clave si usted quiere ser exitoso. Así no sea emprendedor y trabaje como empleado, el trato a las personas es una habilidad vital para ascender en la vida laboral.

Con este libro aprenderá cómo tratar con las personas y cómo influir en ellas de buena manera. Después de todo, es importante tener en cuenta que los negocios se hacen entre humanos diversos y de múltiples comportamientos.

Zugoi BlogDía 24: Establece un objetivo de ahorro en función a tu edad.

Para ahorrar 10% o 15% de tus ingresos cada mes, como lo recomiendan los expertos, debes poner esfuerzo.

De acuerdo a Los puntos de referencia para ahorrar para la jubilación recomendados por Fidelity, si tienes 30 años y ganas $ 60,000 al año, deberías tener el equivalente al salario de un año ($ 60,000) ahorrado. A los 35, debería ser el doble de esa cantidad ($ 120,000). A los 40, debería ser tres veces esa cantidad ($ 180,000).

Ten en cuenta que no tienes que guardar cada centavo de las cantidades anteriores para lograr tu objetivo. Tus ahorros crecerán exponencialmente si inviertes el dinero que ahorras.

Día 25: Genera 20 ideas de negocios en 10 minutos.

Ramit SEIT, CEO de GrowthLab y I Will Teach You to Be Rich dice que hay cuatro preguntas que querrás hacerte a ti mismo para aislar las habilidades rentables que tú ya tienes:

1. ¿Qué es lo que ya pagas?
2. ¿Qué habilidades tienes?
3. ¿En qué dicen tus amigos que eres genial?
4. ¿Qué haces los sábados por la mañana?

“Pase de 10 a 20 minutos escribiendo ahora cinco respuestas para cada una de las cuatro preguntas anteriores”, escribe. “Una vez que hayas terminado, felicidades, ahora tienes 20 ideas de negocios potenciales que puedes convertir en una floreciente prisa secundaria”.

Día 26: Hazte la pregunta del CEO de Dropbox: Dentro de un año, cinco años a partir de hoy ¿Qué desearías haber aprendido hoy?

Esa es una pregunta que Drew Houston, CEO de Dropbox, compartió en una publicación para Business Insider.

Es inteligente ser “sistemático” sobre el aprendizaje, le dijo Houston a la editora en jefe de Business Insider, Alyson Shontell, en un episodio del podcast de Business Insider “¡El éxito! Cómo lo hice”.

Él dijo:

“Ya sea sobre los fundamentos de los negocios o cosas como hablar en público o ser más inspirador o ser un mejor líder, estas son todas las cosas en las que puedes mejorar con la práctica. Debes poner tu mira en lo alto en términos de lo que aspiras a hacer, pero también debes ser paciente.

Es como tocar un instrumento. No vas a ser excelente en público, ni vas a mejorar mucho en cinco días, pero en cinco años, es posible que te sorprendas de lo mucho que puedes mejorar.”

Día 27: Completa tus documentos de planificación patrimonial, como el formulario de poder notarial y la directiva de atención médica, para mantener el control de tu vida.

La mejor manera de Protégete a ti mismo de experimentar maltratos o abusos financieros, según Jenny Flom, abogada de Nueva Jersey en Cole Schotz quien se enfoca en acciones de tutela, es asegurarse de que tus documentos de planificación patrimonial estén completos, y eso significa más que solo un testamento.

“Asegúrate de que tu poder legal y tu directiva de atención médica estén completos”, le dijo Flom a Business Insider.

Un formulario de poder legal es un documento legal que otorga a una o más personas acceso a tus cuentas financieras y la capacidad de tomar decisiones sobre tu dinero cuando no puedas hacerlo. Una directiva de salud hace lo mismo para las decisiones médicas.

Día 28: Comienza algo secundario para complementar tus ingresos.

Si le preguntas a Chris Guillebeau, un Autor Best-Seller del New York Times y emprendedor, hay más razones para lanzar un negocio secundario que el atractivo de un salario adicional.

“Creo que la gente lo necesita y no creo que sea algo simplemente agradable, creo que es urgente”, dijo Guillebeau, de 39 años, a Business Insider. Si bien él piensa que comenzar un negocio secundario es una forma inteligente de desarrollar cierta seguridad financiera, hay un beneficio más profundo y “muy positivo” que alienta a las personas a cambiar su enfoque.

También es crucial “apartar la mirada de la economía compartida” y los empleos a tiempo parcial, dijo, y poner tu energía en crear algo único y valioso que las personas paguen.

Día 29: Pídele a tu equipo retroalimentación sobre tu desempeño (y espera en silencio hasta que respondan).

Kim Scott, una coach de CEOs y ex ejecutiva de Google y Apple, es buena para obtener retroalimentación del equipo de uno. Pero ella sabe que los empleados se vuelven remilgados al criticar a un jefe.

En su libro “Radical Candor”, ella ofrece una potencial solución. ¿La próxima vez que uno de tus empleados te dé la respuesta estándar de “Todo está bien”. Cuenta silenciosamente hasta seis antes de decir cualquier otra cosa.

“Casi nadie puede soportar tanto silencio”, le dijo Scott a Business Insider. “Y te dirán algo”.

Tal vez mencionen que no eres tan bueno cumpliendo con los plazos, o que constantemente prestas más atención a una persona en el equipo. Lo que sea que digan, no lo descartes.

Día 30: Comienza a abrazar o besar a tu familia antes de irte a trabajar.

Según el informe “Life at Home” de IKEA , mientras que la mayoría de las personas encuestadas dicen que es importante abrazar o besar a tu pareja por las mañanas, muchas menos personas informa que muestra este tipo de afección física antes de salir por la puerta.

Y sin embargo, cuando se trata de relaciones románticas, las investigaciones sugieren que el afecto físico está relacionado con una mayor satisfacción en las relaciones.

Interesantemente, un estudio, de estudiantes universitarios y otros adultos, encontró que la satisfacción de una persona con el tipo de afecto físico que recibe de su pareja (como la frecuencia con que se abrazan y se besan y no solo si realmente lo hace) predice con fuerza cuánto aman a su pareja.

Día 31: Comienza a entrar a las entrevistas de trabajo como si ya tuvieras el puesto.

Meghan Welch, una ejecutiva de recursos humanos en Capital One, dice que la mejor manera de pasar una entrevista de trabajo es pretender que ya tienes el puesto.

Ella dijo que los mejores candidatos tienen éxito al articular de manera reflexiva y entusiasta sus grandes ideas para la compañía.

“Cosas como, ‘estoy muy entusiasmado con el problema del que estás hablando en este momento, y tengo muchas maneras en las que me gustaría resolverlo'”, dijo. “Recibo mucha energía de ese tipo de discusión”.

Todos hemos escuchado o aplicado alguno de los famosos refranes mexicanos en las situaciones más típicas, pero ¿alguna vez imaginaste que éstos pudieran ayudarte a mejorar tus finanzas?

Pues sí, aquí te compartimos algunos:

1. “Camarón que se duerme, se lo lleva la corriente”

Esto vale para cualquier pago que debas realizar, ya sea de algún préstamo, tarjeta de crédito o servicio que hayas adquirido o contratado.

Si no pagas en la fecha establecida el monto acordado, el incumplimiento de pago te generará intereses y la deuda crecerá más y más, también corres el riesgo de que suspendan el servicio o manches tu historia crediticia.

Tip: lo más recomendable es crear recordatorios, ya sea en el celular, el calendario o en notas para que nunca se te pase alguno.

2. “No todo lo que brilla es oro”

Es decir, si tienes dinero ahorrado en tu cuenta bancaria o en algún otro lugar, no pienses que es dinero que puedes gastar de la noche a la mañana. Lo ideal es que lo veas como un monto que puedes invertir o que te salvará de alguna emergencia.

Evita a toda cosa malgastarlo en gustos o artículos que te durarán poco tiempo.

Tip: si crees que el dinero quema tus manos, como dicen por ahí, antes de gastarlo medita el tiempo que te costó tenerlo y si el artículo que vas a adquirir te durará el mismo tiempo que tardaste en juntar ese monto o al menos la mitad. Si este es el caso, adelante, de lo contrario desiste de la compra o busca una mejor opción u oferta.

3. “Agua que no has de beber, déjala correr”

Si tienes muchas tarjetas de crédito o servicios que no usas de forma recurrente, lo mejor y más sano es cancelarlos y quedarte con aquellos que sí utilices y además no te cuesten tanto.

Por ejemplo, si tienes varios plásticos, evalúa las tasas de interés, comisiones y beneficios que te da cada uno y elige el que más te convenga, lo mismo puedes hacer con los servicios de entretenimiento contratados.

Tip: si eres de esas personas que siente que no puede vivir sin tv de paga, puedes buscar amigos con quien compartir cuentas de streaming y dividir el pago o intercambiar servicios.

4. “Más vale pájaro en mano, que ver un ciento volando”

Esto se refiere a que en ocasiones gastas dinero que aún no tienes, es decir, compras cosas pensando que en un futuro tendrás el dinero para pagarlas, sin embargo, esto es lo peor que puedes hacer.

Hasta no tener liquidez o el efectivo en la “mano”, lo ideal es no endeudarse, ya que de surgir imprevistos te será más difícil saldar las deudas.

Tip: si no te es indispensable un artículo o servicio, lo ideal es prescindir de él o bien buscar una oferta o promoción para adquirirlo, siempre y cuando se ajuste a tu cartera.

5. “Crea fama y échate a dormir”

Si eres de las personas que pide dinero prestado y se tarda mucho tiempo en pagar o de plano “se duerme en sus laureles” y no paga, tampoco esperes que los bancos u otra institución te otorguen un préstamo o tarjeta de crédito.

Aunque en tu historial crediticio no aparezca que eres un mal pagador, el hábito de deber dinero no es algo tan fácil de corregir, por lo que antes de pensar en adquirir un compromiso con el banco, lo ideal es que primero te acostumbres a liquidar tus deudas pendientes y pagues en tiempo y forma a todos, de lo contrario corres el riesgo de manchar tu historia crediticia de por vida.

Como ves, los refranes típicos no solo sirven para dar ejemplos de situaciones de vida, por lo general éstos siempre los puedes tomar como un consejo para mejorar tu situación financiera, todo es cuestión de dejar volar un poco tu imaginación.

Aunque no todos somos expertos en finanzas o inversiones, pero a todos nos gusta tener la tranquilidad de que nuestro dinero está bien administrado y trabajando a nuestro favor.

Ahorrar puede ser una opción para cuidar el dinero, pero invertir da la facilidad para planificar objetivos a mediano y largo plazo, de acuerdo con Principal, la empresa de soluciones financieras.

“En México, 54% de jóvenes mexicanos que realiza compras que salen de su presupuesto, por lo que se ven obligados a recurrir a sus ahorros o a un préstamo”, destaca en un comunicado Principal.

De acuerdo con Principal, para alcanzar tus objetivos de inversión es probable que tengas que hacer algunos ajustes en tu día a día, pero no se trata de dejar de gastar o dejar de disfrutar de tu vida actual, sino de administrarte mejor.

“Es saber cuánto puedes gastar hoy, sin sacrificar tu departamento nuevo, tu maestría o tu propio negocio”, apunta la compañía.

Estos son cinco consejos para invertir por primera vez:

Despeja tus dudas

Probablemente, los primeros obstáculos que encontrarás para invertir son los famosos mitos “eso es solo para millonarios”, “es muy difícil”, “voy a perder mi dinero”, o “mi dinero no estará disponible”. Gracias a estos mitos es que 51% de los jóvenes mexicanos prefiere guardar su dinero en casa, al considerarlo “el lugar más seguro”. Pero la realidad es que cualquier persona puede ser inversionista.

Para despejar todas tus dudas y temores al respecto, lo más recomendable es que busques a un asesor financiero que te guíe e identifique tus necesidades específicas. Invertir no es algo que puedas decidir con las recomendaciones de tus amigos o familiares, necesitas una opinión profesional.

¿Cuánto vas a invertir?

Una vez que ya disté el paso de ahorrador a inversionista, tu siguiente tarea es analizar tus finanzas personales. Para ello, revisa con tu asesor a cuánto ascienden tus ingresos y egresos; esto permitirá saber de cuánto dinero dispones para invertir.

Te recomendamos utilizar la fórmula “ingreso – ahorro = gasto” para que incluyas al ahorro dentro de tus gastos fijos. Recuerda siempre contemplar primero para tu ahorro e inversión, y ya después puedes gastar el resto de tu ingreso si así lo deseas.

Establece objetivos

Llegó el momento de establecer tus objetivos financieros. Esto también te ayudará a plantear un plazo aproximado para que los puedas alcanzar y es aquí donde tu asesor te puede ayudar a valorar qué porcentaje de tu dinero puedes ahorrar para el corto, mediano y largo plazo, al tiempo que cubres todas tus necesidades.

Es importante siempre contemplar el largo plazo para cuando te retires, y lo puedes hacer a través del ahorro voluntario en tu Afore para que tu estilo de vida actual se mantenga durante tu retiro.

Conócete a ti mismo

No a todos nos gustan las mismas cosas y no todos tenemos los mismos objetivos. Aquí radica la importancia de que tu asesor te haga un cuestionario para conocerte y definir cuál es tu perfil de inversionista, que ayudará a definir el tipo de producto para ti.

Este punto se relaciona con el nivel de tolerancia que las personas tienen al riesgo, por ello algunos expertos en finanzas suelen preguntar a sus clientes si se atreverían a saltar en paracaídas.

Si tu respuesta es “jamás lo haría”, quizá tengas un perfil de inversionista “conservador”; si podrías llegar a considerarlo, entonces un perfil “moderado”; y quienes sí se animarían a surcar las alturas (o ya lo han hecho), se acercan más a un perfil “agresivo” de inversión.

Esto les ayudará, a ti y a tu asesor, a tener una mejor idea de qué elementos debe incluir tu portafolio de inversiones, pero al final solo él te puede decir con precisión qué tipo de portafolio te conviene.

La palabra clave es: diversificar

Con diversificar nos referimos al famoso dicho “no todos los huevos van en la misma canasta”.

Si hablas de inversiones, es necesario hablar de diversificación y no apostar demasiado por un solo instrumento. Debes saber que todas las inversiones conllevan un riesgo, sin embargo, tener un producto con un portafolio diversificado ayudará a minimizar el riesgo y tener tu dinero en distintos activos.

Un portafolio de inversión bien diversificado puede incluir elementos de renta fija, renta variable, deuda nacional y/o internacional, además de certificados de gobierno, entre otros.

Zugoi BlogDía 16: Si quieres aprender un nuevo idioma, comienza a practicarlo todas las noches durante 15 minutos antes de acostarte.

Las personas que practican su idioma por 15 minutos antes de acostarse tienen una ventaja importante ante otros usuarios de Duolingo, de acuerdo con el fundador y CEO de la aplicación de aprendizaje de idiomas Luis Von Ahn.

“Esas personas sabemos que van a quedarse por mucho tiempo”, dice Von Ahn. “Vemos que lo hacen durante una semana y decimos, ‘Esta persona va a estar aquí por un buen tiempo'”.

Mientras tanto, los usuarios que se atracan (pasan horas en el sitio, abarrotándose en clases de francés, alemán o chino) tienden a desaparecer rápidamente.

Día 17: Habla con tu pareja sobre qué tareas odias y cuáles no te importan para poder dejar de pelear por las tareas domésticas.

En un episodio de su podcast “Lo mejor de ambos mundos”, Vanderkam y su coautora, la doctora Sarah Hart-Unger, hablan sobre la “carga mental” de ser padres; es decir, toda la energía psicológica que se necesita para recordar inscribir a Davie a las clases de natación y llevar a Janie al dentista.

Su estrategia para aligerar la carga mental y dividir las responsabilidades de manera equitativa entre la pareja es doble:

1. Cada uno anota todas las responsabilidades familiares de las que se está ocupando.
2. Cada uno comparte cuáles de esas responsabilidades disfruta y cuáles no.

De esta forma, descubrirás la cantidad real de carga que estás soportando en los hombros y averiguarás qué tareas puedes “negociar” o subcontratar para que todos estén contentos.

Día 18: Configura un filtro de compras en tu Gmail para detener los gastos impulsivos.

Libby Kane de Business Insider descubrió que la mejor manera de resistir la tentación de gastar dinero en línea es simplemente configurar filtros en el correo electrónico.

Ahora todos sus correos electrónicos de compras se filtran inmediatamente en una carpeta de compras, no en su bandeja de entrada, hasta que se da cuenta de que necesita algo específico. Luego hace clic y ve si alguno de sus minoristas favoritos lo está vendiendo.

Día 19: Habla con algún compañero de viaje hacia/del trabajo.

Un estudio del 2014 publicado en el Journal of Experimental Psychology encontró que las personas son mucho más felices en sus viajes diarios cuando enganchan a otro pasajero en una conversación. Incluso se sienten más productivos.

Sin embargo, los resultados del estudio también sugieren que las personas no conversan con otros pasajeros porque creen que esos pasajeros no quieren hablar con ellos. Si puedes superar ese miedo, y darte cuenta de que puedes estar haciéndote a ti mismo y a él un favor; estarás mejor.

Día 20: Haz que la limpieza de tu hogar sea manejable con sprints de ’20/10′.

Esta estrategia, de Rachel Hoffman, ” Unf*ck Your Habitat “, es simple: limpiar por 20 minutos y luego toma un descanso de 10 minutos. Hoffman dice que puede ajustar los tiempos exactos, por lo que limpia durante 45 minutos y toma un descanso de 15 minutos, por ejemplo.

Es suficiente tiempo para poner a lavar ropa o reducir el nivel de asquerosidad en el baño.

La idea es evitar lo que Hoffman llama “maratón de limpieza”, es decir, dejar que tu casa se ponga más y más desordenada hasta que llegue al punto en el que apenas puedes respirar. Luego pasas unos días “limpiando como un maníaco hasta que sea habitable de nuevo”.

Día 21: Crea metas financieras con tu pareja.

Los expertos financieros le dijeron a Business Insider que una de las cosas más importantes que puedes hacer con tu dinero cuando te casas es crear objetivos conjuntos.

Eso significa estar en la misma página sobre sus prioridades.

¿Es importante enviar a tus hijos a una escuela privada?
¿Son unas vacaciones de una semana cada verano crucial para tu cordura?
¿Deseas saldar tus préstamos antes de hacer cualquier otra cosa?

Y así.

Día 22: Comienza a despertarte dos minutos antes, como un Marine retirado.

Durante su estadía en el campo de entrenamiento, el veterano de la Infantería de Marina Andrew Wittman tomó un hábito matutino que se le ha quedado desde entonces.

“Estaba en la litera superior, por lo que mi cara estaba a seis pulgadas de distancia de la doble luz fluorescente” le dijo Wittman a Business Insider. “Lo que hacían todas las mañanas era encender las luces y arrojar latas de basura de acero al centro de la habitación. El primer día, pensé: ‘Oh, Dios mío'”.

Para evitar ese shockeante despertar, Wittman se entrenó para despertarse siempre dos minutos antes. Por ejemplo, si tenía el despertador a las 5:30, se levantará de la cama a las 5:28.

Hoy, dijo Wittman, él se prepara para el éxito todas las mañanas al pasar sus dos minutos extra con afirmaciones diarias.

Día 23: Escribe tres cosas por las que estás agradecido.

En su discurso de graduación en UC Berkeley, Sheryl Sandberg de Facebook reveló una de las estrategias psicológicas que ha estado usando para lidiar con la muerte de su esposo: “Anotar tres momentos de alegría antes de acostarme cada noche”.

“Esta práctica simple ha cambiado mi vida”, dijo Sandberg. “Porque pase lo que pase cada día, me voy a dormir pensando en algo alegre”.

Martin Seligman, fundador del movimiento de psicología positiva, descubrió que, después de seis meses, los participantes del estudio que anotaron tres cosas positivas antes de acostarse cada noche se sintieron más felices y menos deprimidos.

No me canso de repetirlo: un plan financiero no es más que una parte de nuestro plan de vida. Es sólo una herramienta que nos sirve para lograr esas cosas que más nos importan.

Desde luego, todos tenemos muchos sueños que queremos cumplir. Comprarnos un automóvil nuevo, garantizar la mejor educación para nuestros hijos, cambiarnos a una casa más grande, hacer un viaje por Europa o tener, dentro de muchos años, un retiro cómodo.

Sin embargo, también sabemos que no todas estas metas se pueden lograr al mismo tiempo.

Por esta razón, tenemos que concentrar nuestros esfuerzos en los objetivos que realmente son más importantes para nosotros. Enfocarnos en las tres o cinco primeras prioridades de nuestra lista, pero no más.

De esta manera, tendremos mejores posibilidades de lograr lo que más nos importa.

El que mucho abarca…

Es importante mencionar que, como en todo, si tratamos de abarcar demasiado, más de lo que podemos, probablemente terminaríamos sin lograr alcanzar ninguna de nuestras metas.

Esto no es fácil para muchas personas, ya que en ocasiones nuestros objetivos pueden causar conflicto con otros.

Es decir, puede ser que deseemos —o, más bien, nos convenzamos de que necesitamos— tener un automóvil, una nueva pantalla de alta definición o quizá el nuevo celular de moda, y todo ello en el corto plazo.

Sin embargo, también están otras cosas, que son de más largo plazo, como retirarnos cómodamente, que nuestros hijos vayan a una buena universidad, o quizá la compra de una casa dentro de algunos años.

Puede ser que no sepamos o no podamos determinar cuál de estas metas es más importante para nosotros. Si nos enfrentamos a un conflicto de metas, generalmente lo mejor será aplicar un criterio como: ¿Cuál de estas metas nos beneficiará más que la otra? ¿Cuál nos hará menos daño si la diferimos?

Desde luego, si somos parte de una familia debemos efectuar este ejercicio junto con todos sus miembros. Recordemos que la clave del matrimonio es compartir nuestras metas personales y alinearlas hacia un objetivo común, superior. Y si tenemos hijos, probablemente ellos tengan algo que decir también sobre las metas que les afectan.

Objetivos alineados al valor

En fin, mientras dibujamos nuestra lista de metas, debemos enfocarnos en cosas que nos pueden ayudar a sentirnos financieramente seguros, felices o llenos; en aquellas que estén relacionadas y alineadas con nuestros valores más profundos: seguridad, felicidad, amor, salud, bienestar, etcétera.

Recordemos que si un objetivo no contribuye a acercarnos hacia uno de nuestros valores, entonces sólo es un capricho. Y si posponemos objetivos verdaderos y nos enfocamos hacia nuestros caprichos, nos alejaremos cada día más de nuestros valores y, por ello, de lo que más nos importa en la vida.

En este sentido, muchos de nosotros tendremos al principio de la lista cosas como: contar con un retiro cómodo y no ser una carga para nuestros hijos, o establecer un fondo para emergencias que nos haga sentir seguros, ahorrar para el enganche de una casa, pagar nuestras deudas, ahorrar o asegurar la educación de nuestros pequeños, etcétera.

Mientras más cerca estén nuestros objetivos de nuestros valores, más comprometidos estaremos con ellos. Y es precisamente este compromiso el que nos ayudará a controlar nuestro gasto en cosas importantes y costosas.

Siempre que tengamos la tentación de comprar algo de precio alto, debemos preguntarnos: ¿esto me lleva más cerca de mis metas, y por ende de mis valores? ¿O me aleja de ellas?

Si la respuesta es negativa, entonces alejémonos o programemos el gasto para el futuro.

¿Cómo pasar de la meta a la acción?

Una vez que tengamos nuestras metas listadas y las hayamos priorizado, debemos enfocarnos en dos cosas importantes: traducirlas a un monto (es decir, hacerlas específicas, medibles) y decidir en cuánto tiempo las queremos —o podemos— alcanzar.

Recordemos que el tiempo puede jugar a nuestro favor o en nuestra contra, por el efecto del interés compuesto. Por eso es tan importante no posponer aquellas que llevan más tiempo, como el ahorro para el retiro.

Zugoi Blog¡El cielo se está cayendo! ¡El cielo se está cayendo!

Ok, Chicken Little, eso podría ser un poco dramático. Pero Robert y yo creemos firmemente que se avecina un colapso. ¿Por qué?

Echemos un vistazo a la historia reciente:

• Primero, hubo una crisis de ahorros y préstamos en los años ochenta.
• Luego, en 1987, el mercado bursátil colapsó y el índice Dow Jones perdió 23% de su valor.
• El siguiente gran evento fue la burbuja de las puntocom y la subsiguiente caída de 1999 a 2000.
• Y el evento más reciente fue la crisis financiera mundial de 2007-08, desencadenada por la crisis de las hipotecas subprime y el colapso de la burbuja inmobiliaria estadounidense.

Me faltan algunas más pequeñas en el medio, pero esas son las verdaderas importantes (o tristes, realmente).

Esencialmente, el período más largo de tranquilidad del ciclo económico tuvo lugar durante la década del 90, cuando la economía pasó una década entera sin un ciclo de bajada. Esa fue una década rara (y gloriosa).

Como puedes ver, han pasado casi 10 años desde el último gran evento; si la historia se repite, tendremos un colapso. Y pronto.

Examinemos las evidencias.

El promedio industrial Dow Jones está en su punto más alto: su registro de cierre más alto es 24.792,20, que se acaba de establecer el 18 de diciembre de 2017. El Bitcoin, la criptomoneda altamente volátil, creó un frenesí completo en las últimas semanas, con su aumento del 1600% en valor. Dicho esto, literalmente sube y baja mientras escribo esto. En las noticias, se habla de burbujas de viviendas y burbujas de préstamos automotrices formándose a izquierda y derecha.

¿Sabes lo que las burbujas siempre hacen? ¡Explotar!

Preparándose para la explosión

No estoy tratando de enviar un mensaje de catástrofe y tristeza. No sabemos cuándo explotará esta burbuja, pero ciertamente podemos comenzar a prepararnos para ella. ¿Cómo? Todo se reduce a la educación financiera.

Verás, todo comienza con comprender que el dinero no te hace rico. Tu coeficiente de inteligencia financiera (IQ financiero) es lo que te hace rico. Te garantizo que si le das los mismos $ 100,000 a una persona con bajo IQ financiero y a una persona con un alto IQ financiero, verás una inmensa diferencia en cómo lo gastan y hacen crecer ese mismo dinero.

Central a la diferencia entre aquellos con IQs financieros bajos y altos es una alfabetización simple pero profunda: la capacidad de comprender un estado financiero: un estado de resultados y un balance general.

estados-financieros-01

Extrañamente, las clases de contabilidad enseñan a leer un estado de resultados y un balance por separado. Pero, en realidad, comprender la relación entre ellos es crucial. Después de todo, ¿Cómo puedes saber qué es realmente un activo o un pasivo sin la columna de ingresos o la columna de gastos?

Comprender la relación entre los dos te permite ver fácilmente la dirección de tu flujo de efectivo para poder determinar sin esfuerzos si algo te está haciendo ganar dinero o no.

En pocas palabras: Si algo está ganando dinero, es un activo. Si no, es un pasivo. La razón por la cual la mayoría de las personas con bajo IQ financiero sufre problemas de dinero es porque compran pasivos y los incluyen por error en la columna de activos.

El flujo de efectivo es la única forma de hacerlo

Es esta simple idea la que explica por qué las personas con bajo IQ financiero aún son pobres, incluso cuando obtienen ingresos de seis cifras. No tienen idea de cómo mover su dinero a activos que les den más dinero. Y el flujo de efectivo es lo que realmente importa.

Debido a que los temas financieros tienen una forma de tornarse innecesariamente complicados, mantengamos los conceptos simples y usemos diagramas para mayor claridad. Si puedes entender los siguientes diagramas, tienes una mejor oportunidad para adquirir una gran riqueza.

Patrones del flujo de efectivo

Un activo es algo que pone dinero en tus bolsillos. Este es el patrón del flujo de efectivo de un activo:

estados-financieros-02

Un pasivo es algo que saca dinero de tus bolsillos. Este es el patrón del flujo de efectivo de un pasivo:

estados-financieros-03

La parte confusa

Ahora, la confusión puede ocurrir porque los métodos de contabilidad aceptados permiten la inclusión de activos y pasivos en la columna de activos.

Para explicar esto, mira este diagrama:

estados-financieros-04

En este diagrama, tenemos una casa de $ 100,000 donde alguien ha puesto $ 20,000 en efectivo y ahora tiene una hipoteca de $ 80,000.

¡Confuso de verdad! ¿Cómo sabes si esta casa es un activo o un pasivo? ¿Es la casa un activo solo porque está incluida en la columna de activos?

La respuesta es, por supuesto, no. Para estar seguro, necesitaría consultar el estado de resultados para ver si era un activo o un pasivo.

Para ilustrar esto, veamos un diagrama que describe la casa como un pasivo:

estados-financieros-05

Puedes ver que es un pasivo porque sus únicas líneas se encuentran en la columna de gastos. Nada entra a la columna de ingresos.

A continuación, veamos un diagrama con la adición de una línea que dice “ingresos por alquiler” e “ingreso neto por alquiler”: la palabra clave es “neto”. ¿Ves cómo esa adición al estado financiero cambia esa casa de un pasivo a un activo?

estados-financieros-06

En pocas palabras, si el ingreso por alquiler de la casa, menos los gastos de la casa, equivalen a un ingreso neto positivo por alquiler, entonces la casa es un activo. Si no, es un pasivo.

¿Encontraste esta lección profunda? Es esencialmente la base para construir todas las grandes riquezas.

Volviendo a mi comentario anterior, una persona con un IQ financiero alto y $ 100,000 podría saber cómo invertirlo en activos que son verdaderos activos, los que ponen más dinero en tus bolsillos cada mes. Una persona con bajo IQ financiero gastaría ese mismo dinero en pasivos, pero no sería capaz de diagnosticar lo que estuvo mal. Más bien, intentarán y trabajarán más para ganar más dinero, un círculo vicioso al que llamamos La Carrera De Ratas.

Volviendo a la burbuja

Comprender la relación entre el estado de resultados y el balance te permite comprender rápidamente si una inversión es un activo o un pasivo, y comprender esto te permitirá hacer la inversión correcta en todo momento.

Si bien no puedes controlar cómo se comportará la economía o cuándo se producirá esta burbuja inevitable, puedes controlar absolutamente tu continua educación y destreza financiera para minimizar su impacto.

Es muy común escuchar decir a las personas que tienen dificultades económicas, que el dinero que ganan no les alcanza, o que se les esfuma en cuanto llega a sus manos. Sin embargo, en la mayoría de las ocasiones todo lo que se dice queda en el discurso de la queja y no se hace nada por mejorar.

Es importante saber que el dinero tiene un gran valor energético dentro del universo, así como los seres humanos somos seres de luz y energía, es por esta razón que lo ideal es que usted logre sinergia con el universo para que vayan en la misma dirección, de la mano, relacionados.

Pero la pregunta aquí sería, ¿cómo lo hago?, ¿cómo logro tener esa buena relación con el dinero y que este comience a fluir en mi vida?

Pues quiero compartirles 5 maneras para que logren tener una buena relación con el dinero basados en programación neurolingüística.

#1. Dejar el discurso de la queja

La queja es una expresión de impotencia, en la que las personas inmediatamente se sienten y sitúan en el papel de víctimas.

Cuando usted se queja todo el tiempo de la escasez o falta de dinero, inmediatamente permite que todos sus pensamientos y comportamientos estén dirigidos y enfocados en el problema, como reza un dicho popular, mirando el vaso medio vacío en vez de verlo medio lleno.

Debe tener en cuenta que usted es quien crea la prosperidad, que usted es el responsable de vivir en un mundo lleno de apuros o un mundo de abundancia.

Pero si se queda en el papel de víctima, culpando al gobierno, a su familia, a su jefe o a la economía, pues lo que está haciendo es incitar a que le sucedan cosas o situaciones con mayor frecuencia e intensidad relacionadas con el motivo de queja. Recuerde, todo en lo que usted centra su atención se expande.

#2. Cambiar creencias sobre el dinero

Todas las personas a lo largo de sus vidas forman creencias respecto a cómo ven y perciben el mundo, de acuerdo con lo que aprendieron de sus padres o tutores, la cultura en la que viven, los conocimientos que adquieren y las experiencias vividas.

Es por esta razón que es muy importante que revise qué creencias arraigadas tiene sobre el dinero, cuáles rigen su parte de abundancia económica y sobre todo, examinar si esas creencias lo están limitando e impidiendo que tenga abundancia económica.

Creencias, como los ricos no entran al cielo, el dinero es sucio, los ricos son malos, hay que trabajar como esclavos, el dinero se gana con el sudor de la frente, el dinero vuelve malos a los seres humanos, son aquellas que no lo van a dejar ponerse en sintonía con el universo, la vida, Dios o cualquiera que sea su creencia más firme.

Así que identifique cuáles son esas creencias que tiene respecto al dinero, luego analice de dónde vienen, para que así reconozca que no son suyas, solo las adquirió de alguien o algo externo, esto le permitirá disociarse de ese dogma y así poder formar una creencia que sí lo ayude a fluir con el dinero.

#3. Saber administrar lo poco o lo mucho

Muchas personas dicen que no ven la necesidad de administrar su dinero porque es tan poco que cuando les llega ya lo deben todo o lo gastan muy rápido, pues este es un gran error.

A nivel energético el dinero es dinero, se trate de 100 pesos o de 100 millones, por lo tanto, comience a organizarse, mida cuales y a cuánto ascienden sus gastos, cuánto paga de intereses, cuánto ahorra y cuánto invierte.

Existen muchas teorías y porcentajes a la hora de aconsejarle cómo administrar el dinero, sin embargo, en mi opinión lo que debe hacer es ahorrar, e invertir, tómelo como hábito, así sean pequeñas cantidades, esto para que la mente comience a ver su orden y sepa que tiene ese espacio, donde cada vez le va a parecer más fácil colocar una mayor cantidad de dinero.

#4. Realizar afirmaciones positivas y de poder

Si deja de quejarse acerca de su situación económica e identifica y se disocia de las creencias limitantes que tiene en esta esfera, va a poder tener sentimientos diferentes, quitando la sensación de escasez y viendo las cosas de una manera menos trágica.

Algo importante es saber que el cerebro es literal y no acepta chistes, él actúa de acuerdo con lo que se le dice y se piensa.

Por lo tanto, debe ser más consciente de lo que expresa y más responsable con cada palabra que sale de su boca, debe aprender a realizar declaraciones positivas tales como, soy una persona abundante, el dinero llega a mi fácilmente y para quedarse, tengo tiempo y dinero para todo, tengo una mente millonaria, con afirmaciones como estas, va a lograr que el cerebro se comience a concentrar y a trabajar en ello.

Al principio puede sonarle extraño o pensar que no sirve de nada, pero con el tiempo va a notar como su percepción va cambiando, pues repitiendo estas frases poderosas constantemente y con buena intención, va a comenzar a evidenciar y percibir el mundo desde la abundancia y no desde la escasez.

Es importante que dentro de esas afirmaciones, tengan en cuenta las de agradecimiento, ya que si comienzan a bendecir, a dar gracias por lo que ya tienen, el universo, la vida, Dios o cualquiera que sea su creencia más firme, comenzará a fluir con usted y a trabajar para su bien.

#5. Tomar acción

Partiendo y aclarando que el dinero es un medio y no el fin, debemos poner sobre la mesa que, si se quiere ser rico, exitoso y abundante económicamente hablando, cambiar sus pensamientos y creencias solo es el primer paso, pues esto debe ir acompañado de trabajo de excelencia.

No importa a qué se dedique, pero siempre realice sus actividades lo mejor que pueda. Muévase, busque, estudie, mejore sus capacidades, siempre dé una milla extra, plantéese alternativas, si siente que debe subir de nivel y quiere otras entradas de dinero a su vida, busque y logre nuevas fuentes de ingreso.

No se centre en los obstáculos, céntrese en las oportunidades, tome decisiones, arriesgue mesuradamente, pero arriésguese, no cometa el error de quedarse en su zona de confort.

Rétese todo el tiempo a cumplir un poco más de lo planeado, tenga control de su vida, póngase metas alcanzables, realistas pero desafiantes, con tiempos de cumplimiento que estén bajo su control y sobre todo que no le hagan daño a nadie, no olvide celebrar sus logros así sean pequeños.

Moverse y estar en acción, hará que el dinero también se mueva y se ponga a su servicio. Si leyendo este artículo en algún momento pensó frases como: “el dinero no lo es todo”, “existen cosas más importantes que el dinero”, “no hay que pensar solo en el dinero”, “la persona que escribió esto es muy materialista”

Pregúntese qué creencias tiene en su inconsciente que no le dejan sentirse merecedor, puesto que si usted se devuelve al título de este artículo se dará cuenta que es claro en decir que estamos hablando del dinero y la buena relación que debemos tener con este, así que no tenga miedo o culpa al hablar de manera contundente y decidida de la importancia del dinero.

Nos vemos pronto.

Zugoi BlogEl fin de semana del 23 al 24 de junio, tuve el placer de hablar en el Red Pill Expo. La conferencia fue fundada por G. Edward Griffin. Hace muchos años, leí su libro La Criatura de Jekyll Island, y fue una reveladora lectura sobre las raíces de la Reserva Federal. Seguí a Griffin. Así que, estaba encantado de ser parte de su evento.

Para los que no están familiarizados con la Red Pill Expo, es un evento de dos días que tiene lugar en Bozeman, Montana, donde los principales expertos en salud, finanzas, ciencia climática, globalización y política se reúnen para compartir sus puntos de vista y los últimos descubrimientos.

El nombre del evento se tomó de la película de ciencia ficción, Matrix, en el que los seres humanos que viven en un mundo de ilusión que les impide saber que están esclavizados por amos invisibles. La única manera de ver las cosas como realmente son es rechazar la píldora azul, que perpetúa la ilusión y tomar la píldora roja, la cual hace posible ver la realidad.

Durante el evento, un extraño se me acerco y me preguntó si yo era anarquista. Le dije que no lo era, pero siguió presionando sobre el tema, con el tiempo me presionó hasta el punto de irritación extrema.

Resulta que el hombre es una semi-celebridad en los círculos de la anarquía y un auto-descrito anarco-capitalista. Sin tomar mis respuestas por su valor nominal, siguió tratando de encajarme en una etiqueta, y no lo aprecié. Él tampoco apreció que me enfadara con él.

Con toda honestidad, no vale la pena responder, pero consideré esto una buena oportunidad para aclarar más mis creencias sobre el gobierno y la política.

Las dos realidades

He dicho en el pasado que no soy ni republicano ni demócrata. De hecho, permíteme dejarlo claro aquí, no soy político en absoluto. No creo que el gobierno pueda resolver nuestros problemas, pero tampoco creo que la anarquía pueda hacerlo. No creo que ningún sistema pueda hacerlo.

Mi creencia siempre fue que no importa la estructura del gobierno (o la falta de él) hay dos realidades en juego, las realidades de los ricos y las realidades de los pobres.

Aquellos que son ricos aprendieron las reglas y cómo jugar con ellas magistralmente. Los que son pobres no lo hicieron.

En ese sentido, soy pragmatista y contrariador. Trato de mirar más allá de las respuestas estándar y aceptar formas de hacer las cosas para ver cómo los que son verdaderamente exitosos en la vida están realmente operando. Por eso escribí La conspiración de los ricos en 2009 para revelar las nuevas reglas del dinero.

Solo tú puedes salvarte

Al final, la única persona que puede salvarte eres tú. La razón por la que no soy un anarquista es porque requiere poner tu fe en un sistema para salvarte. Los anarquistas pueden afirmar que en realidad están abogando por la falta de sistema, pero yo argumento que es sólo un sistema que se ve diferente al sistema estándar del gobierno. Es la suposición de que una ideología es la respuesta.

Soy un capitalista. Cuando le dije eso al caballero del acontecimiento, él me presionó para admitir que era un anarco-capitalista. No lo soy. Soy sólo un capitalista. Negocio con dinero, cómo funciona, y cómo hacer que trabaje para mí. He pasado mi vida aprendiendo las reglas del dinero y poniéndolas en uso para enriquecerme, y lo he hecho tanto en los gobiernos de republicanos como de demócratas.

Y esto trae al entendimiento de cómo eres tú el único que puede salvarte. Tomemos por ejemplo el sistema tributario. Tú puedes gastar todo tu tiempo y energía gimiendo y quejándote del sistema tributario y de lo injusto que es (como muchos anarquistas, y otros, lo hacen) o puedes aprender a usarlo para tu bienestar financiero. Como capitalista, eso es lo que he hecho. No estoy haciendo lobby, quejándome, ni incluso tratando de cambiar el sistema. Lo estoy aprendiendo y usándolo para mi ventaja.

El código tributario, aunque complejo, está construido para incentivar ciertas acciones. Una persona financieramente inteligente entiende cuáles son esas acciones y cumple con ellas para pagar poco a nada en impuestos.

La buena noticia es que cualquiera puede hacer esto; si invierten en su educación financiera y tienen un alto IQ financiero.

Libertad verdadera

Al final del día, demasiadas personas ponen su fe en los sistemas en lugar de en sí mismos. Se adjuntan etiquetas a sí mismos, etiquetas que pueden matarlos. Las guerras se iniciaron cuando estas personas con una etiqueta comenzaron a pelearse con personas con otra etiqueta. Por lo tanto, me enoja mucho cuando la gente trata de etiquetarme y asociarme con sus ideologías. Intentar y presionar a alguien hacia tu campo no es algo pequeño.

En lugar de poner mi fe en un sistema, busco formas de prosperar bajo cualquier sistema, cualquier gobierno y cualquier situación económica. Debido a esto, muchas personas quieren unirme a sus causas. Ya se trate de cristianos, republicanos, teóricos de conspiraciones, e incluso anarquistas, las líneas son infinitas de personas que quieren que yo sea el campeón de sus causas.

En lugar de eso, tomo lo mejor de todas estas cosas y las aplico para crear la vida que quiero crear. Te animo a hacer lo mismo. Esa es la única libertad verdadera.

¿Has tenido alguna vez un hámster o una rata como mascota? Lo más habitual es tener a estas pequeñas mascotas en jaulas con algunas comodidades y actividades.

¿Has visto alguna vez una de esas jaulas? ¿Te acuerdas de esas pequeñas ruedas que tienen siempre para ejercitarse? Seguro que más de una vez te has quedado mirándolos mientras dan vueltas una y otra vez, corriendo cada vez más deprisa… ¿No te resulta algo familiar?

El especialista en finanzas personales Robert Kiyosaki utilizó esta analogía en su libro Padre rico, padre pobre para hablar de las finanzas personales. ¿Pero a qué se refiere con “la carrera de la rata”?

De la misma manera que la rata se introduce en un bucle una vez que comienza a rodar, las personas tienden a caer en un bucle en lo que a administrar sus finanzas personales respecta.

¿Pero qué bucle es este? Quizás cuando te lo expliquemos la situación te resulte algo familiar. Podemos tomar como referencia a un individuo cualquiera. Pensemos en un adulto medio con trabajo. Este individuo trabaja para conseguir dinero. ¿Para qué quiere este dinero? Para afrontar gastos y deudas, ya sea el alquiler de la casa, comida, préstamos…

Hasta ahí seguro que ya puedes reconocer algunos aspectos, pero la carrera de la rata continua. Una vez se han solventado todas las deudas ese adulto del que hablábamos se queda sin dinero. ¿Por qué? Porque apenas gana lo justo para afrontar esos gastos y una vez acaba con ellos necesita volver a trabajar para gastar más dinero. ¿Para qué? Para seguir pagando esas deudas que se han adquirido…

¿Lo ves ahora? Por desgracia este bucle en el que nuestro hipotético individuo está sumido resulta conocido a muchas personas. ¿Pero puede evitarse entrar en él? ¿Y se puede salir de él una vez se ha entrado? Robert Kiyosaki cree que sí, y de hecho achaca este problema a la falta de educación en finanzas personales que suelen tener los adultos.

Tu tiempo es el activo más valioso que puedes tener en toda tu vida, por eso deberías ser también el primero en valorarlo. Para ganarte la vida lo intercambias por dinero, pero precisamente por lo valioso de ese tiempo no puedes utilizar ese dinero que recibes así como así. Priorizar el uso de ese dinero y convertirlo en activos que den más dinero a posteriori es la premisa de la que parte Robert Kiyosaki para salir de esta carrera de ratas.

En su libro Padre rico, padre pobre ofrece sus claves personales para conseguir abandonarla.

Este experto en finanzas no miente cuando habla de la falta de educación financiera que tiene la mayoría. Dado que nunca es tarde para aprender… ¿Por qué no comenzar a poner en práctica algunos de sus consejos? Mejora la gestión de tus finanzas personales y deja estas carreras solo para las mascotas.

Zugoi BlogDía 8: Comienza tu día con una ‘hora de energía’.

Una “hora de energía” es cuando trabajas ininterrumpidamente en un proyecto de máxima prioridad. Laura Vanderkam, autora de varios libros sobre administración del tiempo y productividad, recomienda programar una cosa cada mañana.

Esto no es tan fácil como parece, especialmente cuando llegas a la oficina para encontrar tu bandeja de entrada desbordada y tu jefe se acerca para darte una nueva tarea.

Pero si al menos no planeas pasar los primeros 60 minutos de tu día en algo importante, puedes pasar fácilmente varias horas navegando en tu bandeja de entrada, atendiendo cosas que no son necesariamente importantes ni urgentes.

Una versión “pro nivel” de esta estrategia, dijo Vanderkam, es dedicar todo el lunes por la mañana a una tarea más grande que sea más especulativa y requiera un poco de reflexión profunda.

Día 9: Termínalo primero, hazlo perfecto más tarde.

Daniel McMahon de Business Insider dice que cuando está trabajando en una tarea importante que debe hacerse lo antes posible:

“Apago Internet y sigo trabajando sin parar hasta que el proyecto finalice, o al menos una parte importante del proyecto esté terminado. No aspiro a la perfección, sino simplemente hacer el proyecto. Más tarde, puedo volver atrás y hacer que el trabajo sea lo mejor posible. Esto me ha funcionado bien a mí”.

Día 10: Crea un café de networking con alguien a quien admires.

En una publicación en su sitio web, Te Enseñaré A Ser Rico, el CEO de GrowthLab, Ramit Sethi, dice que tu correo electrónico inicial es crucial para tener una reunión con una persona exitosa que admires.

Algunas cosas para tener en mente a la hora de escribir:

• Menciona cómo te topaste con su nombre.
• Explica qué es lo que quieres de ellos; sus consejos.
• Respeta sus tiempos y ofrécete a cumplir con sus horarios.

Día 11: Cambia tu escenario para mantenerte productivo si trabajas desde casa.

Tanza Loudenback de Business Insider sintió como su productividad estaba sufriendo cuando comenzó a trabajar desde su casa. Pero después de aproximadamente un mes de prueba y error, encontró una estrategia que funcionó: Cambiar su paisaje.

Loudenback ahora pasa al menos dos horas al día lejos de su “escritorio de trabajo”, que está en su habitación, y al menos un día a la semana fuera de su apartamento en una cafetería o en otro lugar.

Brie Reynolds, especialista senior de carrera en FlexJobs, le dijo a Loudenback que moverse de un espacio a otro es “una gran manera de mantenerse concentrado y productivo durante todo el día”. Además, rompe la monotonía que todos sufrimos ocasionalmente.

Día 12: Haz copias digitales de tus notas manuscritas (y desecha las páginas manuscritas).

Josh Zerkel, un organizador profesional certificado y el director de la comunidad y entrenamiento global en Evernote, tiene consejos para cualquiera cuyo espacio en el escritorio esté desapareciendo gracias a montones de notas. Captura y almacena todas esas notas digitalmente; y luego tira los papeles.

Tener todos tus archivos en un solo lugar es lo mejor que puedes hacer para comenzar a ser más productivo, dijo.

Zerkel agregó que no debes gastar más de 10 minutos al día en este proyecto. Recomendó usar una aplicación gratuita de Evernote llamada Escaneable, aunque hay muchas aplicaciones similares disponibles.

Día 13: Habla con tus compañeros durante 10 minutos sobre cualquier cosa, excepto trabajos, niños o tareas domésticas.

La “regla de los 10 minutos” es una sugerencia del profesor de sociología y experto en relaciones Terri Orbuch.

Como Orbuch lo describe en su libro 5 simples pasos para llevar tu matrimonio de bueno a excelente, la regla es una “reunión diaria en la que tú y tu cónyuge se tomen el tiempo para hablar sobre cualquier cosa bajo el sol, excepto niños, trabajo, tareas domésticas o responsabilidades”.

Orbuch desarrolló la regla después de enterarse de que la mayoría de las parejas felices que estudió conocen a sus cónyuges “íntimamente”, fuera del dormitorio, y se toman un tiempo con frecuencia para intercambiar conocimientos íntimos.

Día 14: Escribe tu lista de tareas pendientes y prepara tu ropa de entrenamiento para mañana por la mañana antes de acostarte.

El comandante de SEAL de la Marina retirado Jocko Willink le dijo a Business Insider que hay dos cosas que hace todas las noches para comenzar a correr a la mañana siguiente, y que cualquiera puede usarlas.

Primero, prepara tu ropa de entrenamiento esta noche. El mayor obstáculo para que una persona desarrolle una rutina de ejercicios es esforzarse de más para que se ajuste a tu horario. Para facilitarlo, dijo Willink, prepara su equipo de entrenamiento por la noche para poder arrojarse tan pronto como se levante de la cama.

Dos, termina de hacer tu lista de tareas de mañana esta noche. Ya sabes lo que tienes que lograr mañana, y es mejor que planees tu día rápidamente.

Día 15: Crea un ‘uniforme de trabajo’ para ahorrar tiempo y energía.

El “uniforme de trabajo” es un concepto que ha sido adoptado por muchas personas exitosas. Mark Zuckerberg, Barack Obama, y Steve Jobs todos se han puesto uniformes de trabajo para trabajar.

Los expertos dicen que tomar muchas decisiones pequeñas, como qué ponerte y qué comer a lo largo del día, disminuye tu energía mental para cuando necesites tomar decisiones más apremiantes, un fenómeno llamado “fatiga de decisión”. Esta fatiga mental hace que las personas actúen más impulsivamente o que no hagan nada cuando surgen asuntos más importantes.

Penny Geers, estilista y dueña de Your Closet, Your Style, recomienda estar preparado para derrochar en tu uniforme de trabajo para que soporte mucho desgaste y lavado. Geers dijo que probablemente necesitarás comprar al menos de tres a cinco pantalones, y no menos de cinco camisas o remeras.

 

 

 

Subir »
FB