Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"
Estás en Educación Financiera:

Aprende cómo funciona el dinero y como hacer que trabaje para ti.

PasosHay cuatro cosas que tienes que saber hacer con el dinero para lograr libertad financiera, solo dominando y haciendo estas cuatro cosas de forma equilibrada entre ellas puede lograr calidad de vida: ganar, gastar, ahorra e invertir.

La mayoría no es conciente de “Qué se puede hacer con el dinero” solo viven una rutina de gastos sin pensar mas que en dos cosas “Ganar dinero y Gastar dinero” ¿Cómo lograr calidad de vida sin equilibrar estos cuatro movimientos con el dinero?

No importa que tan poco ganes, siempre puedes hacer la diferencia practicando estas cuatro cosas, pero obvio, para tener esa fuerza de voluntad, para hacer un cambio en tu vida, necesitas una poderosa motivación. … Seguir leyendo »

Kim KiyosakiPor Kim Kiyosaki

Por qué para invertir tienes que saber dónde estás y a dónde quieres ir.

En octubre de 2010, Robert y yo navegamos un nuevo velero de 58 pies, Beneteau, desde Los Ángeles, California hasta Honolulu, Hawaii con cuatro amigos. Aunque tenía casi nula experiencia en navegación, vi que era una oportunidad única en la vida y la tomé.

Nunca estuve tan lejos en un barco como para no ver la tierra. No estaba segura de cómo iba a responder o qué esperar. Una cosa se hizo obvia una vez que estuvimos fuera del puerto y a toda vela; que nunca, ni siquiera por un segundo, nos podíamos quedar quietos! … Seguir leyendo »

Robert KiyosakiPor Robert Kiyosaki

Cómo convertirse en un capitalista

Dentro de unas semanas, en todo el país, la escuela comenzará para los jóvenes. El comienzo de clases es un momento agitado y emocionante para los padres, y uno de orgullo. Todos los buenos padres quieren darles a sus hijos una ventaja en la vida, y la sabiduría convencional dice que si les va bien en la escuela, es una de las mejores ventajas que le puedes dar a un niño.

Rara vez, sin embargo, nos detenemos y preguntamos: «¿Por qué?»

¿Qué les están enseñando a nuestros hijos las escuelas? ¿Es realmente la información que necesitan para tener éxito en la vida? ¿Están siendo enseñados a pensar por sí mismos y a resolver problemas? ¿O les están enseñando a cumplir órdenes y seguir las reglas? ¿Tendrán realmente una ventaja en la vida? … Seguir leyendo »

Si quieres jubilarte temprano, tendrás que comenzar a ahorrar temprano. Esa parte es clara. La parte difícil es establecer los hábitos que te ayudarán a alcanzar tu objetivo.

Afortunadamente, un puñado de personas de todos los días que han alcanzado la independencia financiera a una edad temprana han compartido sus mejores consejos para ayudarte a intentar hacer lo mismo.

Aquí hay seis hábitos probados y útiles para establecer en tus 20 años si deseas jubilarte antes de los 40 años.

Controla tus gastos

Si realizas un seguimiento de tus compras en una hoja de cálculo o tienes una aplicación de finanzas, hazlo por ti, saber cuánto aportas y cuánto debes pagar es crucial.

Muchos jubilados anticipados comenzaron su viaje hacia la independencia financiera analizando sus hábitos de gasto y averiguando exactamente cuánto necesitan para jubilarse cómodamente. “Debes saber lo que estás gastando antes de poder planificar tu presupuesto de jubilación”, dice Justin McCurry, quien se retiró con más de $1 millón en sus 30 años.

Establece objetivos de jubilación claros y específicos

Si has establecido una fecha objetivo, estás en el camino correcto para retirarte temprano. También querrás hacer un presupuesto de jubilación, que te ayudará a determinar qué tan grande debe ser tu cartera para durar en tus años dorados.

Muchos jubilados anticipados usan la “regla del cuatro por ciento”, la fórmula que algunos dicen que puede ayudarte a calcular la cantidad que puedes retirar de tus ahorros de jubilación cada año sin quedarte sin dinero, para ayudarlos a determinar su número mágico.

Pagate primero

Una vez que hayas establecido un plan, puedes enfocarte en la ejecución, que comienza con pagarte primero, lo que significa que consistentemente envías una porción de tus ingresos a una cuenta de jubilación con ventajas impositivas. Cuanto antes quieras retirarte, mayor será el porcentaje.

Consejo profesional: Automatiza. Si tienes un cierto porcentaje de tu sueldo enviado automáticamente a tu cuenta de ahorro, jubilación o inversión, nunca verás ese dinero y no tendrás la tentación de gastarlo.

Ahorra la mitad de tus ingresos

La mayoría de los jubilados anticipados tienen la disciplina de mantener una gran parte de su cheque de pago, a menudo, más de la mitad.

Si estás trabajando para reservar el 50 por ciento de tu cheque de pago, ya estás en camino hacia la libertad financiera.

Piensa en compras en términos de costo por hora

“Para alcanzar una alta tasa de ahorro, comienza a ver tus compras en términos de unidades de tu tiempo en lugar de dólares”, dice JP Livingston de “The Money Habit“, que escondió más del 70 por ciento de sus ingresos y construyó un nido de huevos de $2.25 un millón antes de los 30 años. “Entonces, en lugar de decir que un nuevo iPhone desbloqueado cuesta $800, podrías hacer los cálculos para descubrir que te costaría 60 horas de trabajo, o una semana y media de tu vida”.

Te hace cuestionar si un artículo determinado realmente vale la pena el dinero, es decir, el esfuerzo y el tiempo.

“Esto es ideal para grandes compras”, dijo el jubilado anticipado con sede en la ciudad de Nueva York a CNBC Make It. “Comprar una casa con un dormitorio adicional o uno con acabados más elegantes puede costarte $50,000 o $100,000. ¿Vale la pena trabajar tres años más para ti?”

Maximiza tus ingresos

Si estás pensando en formas de generar más ingresos, además de ahorrar una tonelada, estás en un buen camino.

Como jubilado anticipado, Chris Reining le dice a CNBC: “En cierto punto, necesitas averiguar cómo puedes ganar más dinero, porque eso es realmente ilimitado. Nunca llegarás a gastar, pero siempre puedes ganar más dinero, así que una vez que llegues a un equilibrio de gasto con el que te sientas cómodo, concéntrate en tirar de la otra palanca que tienes, que está generando más dinero”.

Aumentar tus flujos de ingresos podría significar encontrar un trabajo a tiempo parcial, comenzar algo de lado o establecer un ingreso pasivo.

lujosHay dos tipos de ricos: los verdaderos y los aparentes.

Los primeros son quienes tienen un estilo de vida sostenible sin la necesidad de trabajar (aunque continúen haciéndolo), ya que tienen ingresos pasivos que pagan sus lujos (es decir, aquellos derivados de una inversión o empresa propia); mientras que los segundos tienen una imagen de éxito financiero sostenida por sus ingresos activos (o salario).

Esta tesis es la que sostiene Alejandro Saracho en su libro Reconfiguración Financiera, en el que propone una metodología para alcanzar lo que él califica como libertad financiera, es decir, tener la opción de dejar de trabajar y poder pagar los gastos de su estilo de vida.

“Cuando era muy joven tenía muchos problemas económicos en la parte familiar, pero llegó un momento en que tuve la oportunidad de aprender cómo maneja su dinero la gente rica y lo que aprendí de ellos decidí reunirlo en una metodología sencilla para ser financieramente libre”, dijo en entrevista con El Economista.

Para ello, Saracho sostiene que la clave es realizar acciones sencillas para obtener resultados pasivos, por lo que se preguntó: ¿cómo ayudar a que la gente conozca conceptos importantes y tenga acciones para resultados tangibles?

Para ayudar a alcanzar su independencia financiera, el autor brinda al lector los conocimientos necesarios para definir su situación financiera, hacer un presupuesto y forjarse metas, para con ello forjar un plan de ahorro encaminado a comenzar una inversión y, si el lector así lo desea, comenzar una empresa.

Estas inversiones deben generar ingresos pasivos, indicó el autor, para que éstos solventen los lujos y, paulatinamente, el estilo de vida de una persona.

“Una vez que tengo rendimientos, puedo incrementar los gastos de mi estilo de vida de acuerdo con los rendimientos que tengo”, añadió Saracho.

Reconfigurando los hábitos financieros

Hay hábitos que nos acompañan desde pequeños, pero que no necesariamente son sanos; entre éstos destacan las conductas financieras, tan arraigadas que son muy difíciles de cambiar, pero que en ocasiones impiden que una persona alcance una buena situación financiera.

De ahí que desde el nombre de su libro Saracho proponga una reconfiguración de estas conductas financieras, que él define “como la suma de todos los programas que tenemos almacenados en nuestro subconsciente y que nos generan buenos o malos resultados financieros”.

La configuración financiera de una persona, sostiene el libro, se deriva de cómo percibimos el dinero desde pequeños en lo visual (lo que se vio del dinero), auditivo (qué se escuchó del dinero) y lo cinestésico (la manera en que se imita lo que los padres hacían con su dinero).

Asimismo, algunos eventos significativos (es decir, aquellos de carácter financiero que hayan causado un gran impacto) pueden influir en las posteriores decisiones de las personas, según el autor.

Es muy claro que cuando la gente no cambia su forma de pensar, no puede generar mejores resultados porque se auto-sabotea”, añadió Saracho, por lo que conocer esta configuración es lo que, en su opinión, constituye el primer paso para dirigirse hacia un cambio.

Al determinar su configuración financiera (tomando en cuenta los factores antes mencionados) es momento de hacer el cambio, que el autor propone realizar en cinco pasos: pensar, ganar, administrar, invertir y potenciar.

¿Se requiere ser empresario para alcanzar la libertad financiera?

A pesar de que la primera parte se centra en finanzas personales para la persona promedio, existen apartados en el libro de Saracho enfocados en mejorar las finanzas de los emprendedores y empresarios, por lo que surge la duda: ¿es necesario tener una empresa para alcanzar la libertad financiera que propone el autor?

“Con cualquier inversión se puede alcanzar, pero es más difícil; una persona que trabaja como colaborador de una empresa se va a tardar más; mientras que a un empresario que trabaja y gana más, a nivel generación de ingresos, le es más fácil. Un trabajador también puede hacerlo, pero le tomará más tiempo”, añadió.

Hoy navegando un poco por internet me encontré con un título que llamó mi atención:  Una Ventaja Injusta y al ver un poco mas me di cuenta que se trataba de un extracto de un documental de Robert T.  Kiyosaki, quien es autor de varios libros de finanzas personales y del tema libertad financiera, hace tiempo habia sabido algo de ese documental pero por falta de tiempo no lo habia visto.

Hoy lo he visto varias veces y sin duda me pareció un excelente video para darnos cuenta un poco de lo que ya está pasando y seguirá pasando en cuanto aspectos económicos y financieros, temas que  siempre nos afectarán.

Aquí te lo dejo para que lo mires tan solo dura 6 minutos … Seguir leyendo »

De acuerdo al Fondo Monetario Internacional, Japón es la tercera economía más grande a nivel mundial (PIB nominal) y la cuarta por paridad de poder adquisitivo (PPA). La lección que debemos aprender de ellos es que consiguieron este crecimiento después de la devastación que sufrieron después de la Segunda Guerra Mundial. ¿Cómo le hicieron? No fue un milagro.

La cultura japonesa se caracteriza por el trabajo duro y la buena administración. También se tienen una altísima tasa de ahorro entre los países industrializados (se estima que el ahorro medio llega al 25%.). ¿Y nosotros? Datos de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) revelan que casi el 40% de la población mexicana no ahorra y que, si hay ahorro alguno, suele ser pensado para el corto plazo.

Lamentablemente somos un país de analfabetas financieros ¡Tú puedes ser la excepción! Ponte las pilas y ahorra con el método japonés: Kakebo.

¿Qué es?

El Kakebo es una adaptación del Kakeibo o libro de cuentas nipón para la economía doméstica. Motoko Hani lo desarrolló en 1904 con el propósito de ayudar a las mujeres en gestión de las finanzas del hogar. ¿Les suena machista?

Pues no, Hani fue fundadora de la primera revista femenina del país y el objetivo no solamente era controlar las finanzas del hogar sino otorgar más poder a las mujeres del país, ya que su dinero dependía del ahorro (el cual solía ser de un 15% de los ingresos). En la actualidad, para los japoneses es común comprar uno a principio de año (aunque los más jóvenes hacen uso de aplicaciones como MoneyTree).

Se trata, desde un principio, de gestionar mejor el dinero para poder disfrutar lo que ahorres. ¿Te suena?

¿Cómo funciona?

Kakebo se basa en la previsión mensual de los gastos fijos y el control del resto de los gastos mediante categorías concretas como supervivencia, ocio y vicio (sí, las chelitas van aquí), cultura y extras. También puedes anotar los ingresos extras (o sorpresa).

Eso suena básico pero el Kakebo te permite establecer objetivos y hacer promesas (así es, te comprometes por escrito y contigo mismo(a)). Y te ayuda a realizar un análisis de resultados para conocer tus avances. Es así que puedes condicionar tus hábitos de consumo, sobre todos los que consideres prescindibles, para mantener unas finanzas sanas.

El truco está en hacer las cuentas de cada día. Eso requiere un poco de disciplina pero, al final del mes, sabrás cuáles han sido tus gastos inútiles (o sea, el minidesfalco que puedes evitar en un futuro no tan lejano).

La versión en español de Kakebo es sumamente visual con los ingresos representados con un cerdito (símbolo japonés del ahorro) y los egresos por un lobo. Aparte de la sección de cuentas, el librito proporciona trucos de ahorro como guardar la moralla y consejos financieros como tomar decisiones de compra que sean inteligentes. Hay unas que incluyen un mini kakebo para al ahorro durante los viajes.

¿Es para mí?

No importa si eres buen administrador o alguien despistado y manirroto, siempre es bueno redescubrir tu economía para saber dónde, cuándo y cuánto dinero gastas en cada cosa. Hacer un presupuesto es una excelente opción para ahorrar, pero mantenerlo al día es difícil. Kakebo facilita la tarea porque combina la disciplina contable con el entretenimiento. Si lo tuyo no es escribir a mano, tenemos una buena noticia: hay varias apps en español y hay una que se ve prometedora.

Pero como dice el dicho: El que quiera azul celeste, que le cueste… Si bien el método Kakebo te facilita tomar conciencia de los gastos innecesarios o los que puedes reducir para ahorrar dinero, no ahorra por ti. Tienes que echarle ganas. Si tus notas te parece que ya son suficientes, entonces continúa así pero incentívate a ahorrar. Ponte una meta y ¡alcánzala!

Por último…

No tienes que comprar forzosamente la libretita que encuentras en librerías de prestigio o en línea (en 2014 fue el libro más vendido en Amazon España). Puedes descargar algunas plantillas gratuitas en Internet. Las encuentras desde una versión básica de Excel hasta con atractivos diseños que encuentras en Pinterest. También puedes hacer el tuyo propio. Hay diversos tipos de kakebos en Japón para todo público. Inspírate y arma tu propio kakebo.

Kim KiyosakiConozco a muchas mujeres que quieren cambiar lo que tienen en la vida. A menudo, sin embargo, no cuentan el costo de lo que significa lograr ese cambio.

Cambiar es difícil para cualquiera porque nos obliga a pasar de lo que es cómodo a lo que no lo es. Incluso si el cambio significa algo saludable, igual se siente incómodo.

Por ejemplo, si tienes sobrepeso y quieres mantenerte saludable, tienes que dejar de comer malos alimentos y empezar a hacer ejercicio. Como sabes, esto es mucho más fácil decirlo que hacerlo. Comer alimentos saludables es difícil mentalmente (y físicamente si estás acostumbrado a sentirte más lleno de lo que necesitas estar), y el ejercicio tiene dolor físico real asociado a él. Es mucho más fácil quedarte en tu rutina que cambiarla.

Pero la realidad es que si quieres cambiar realmente lo que tienes en la vida, tienes que cambiar quien eres y qué haces.

¿Qué significa esto en la práctica?

Redefine tu identidad

Si eres alguien que ve la televisión todas las noches, eso puede convertirse en una parte de quien eres. No te das cuenta, pero tus hábitos comienzan a ser, no sólo algo que haces, sino una parte de tu identidad. Es por eso que cuando intentas cambiar, te encuentras con la resistencia. Tu mente está repugnando contra un ataque a lo que ve como tu yo esencial.

Es imprescindible que reconozcas esto, grítalo y recupera el control de tu identidad. Debes elegir conscientemente quién quieres ser y redefinirte en lugar de dejar que tu subconsciente decida por ti.

Así que, por ejemplo, en vez de desperdiciar horas todas las noches viendo televisión, debes redefinirte como una persona que estudia y aprende sobre el dinero y las inversiones. Cuando haces este cambio consciente en tu identidad, ganas la mitad de la batalla para lograr el cambio.

Redefine tus amistades

Otra cosa que puede detenerte son tus amistades. La vieja frase, » Los pájaros del mismo plumaje siempre vuelan juntos,» es muy exacta.

Si estás teniendo dificultades para lograr el cambio que buscas en la vida, echa un vistazo a tus amigos. ¿Están animándote a mejorar o te están tentando a caer de nuevo en las viejas costumbres?

Si es la última, es hora de seguir adelante y encontrar nuevos amigos que puedan viajar al siguiente nivel contigo, no arrastrarte para abajo.

Redefine tu rutina

Una vez que hayas cambiado tu identidad y tus relaciones, es imperativo que crees nuevas rutinas que te conduzcan al éxito.

Si quieres estar más saludable, tienes que hacer dieta y ejercicio, no sólo hablar de ello. Esto podría requerir poner algo de dinero no en tu boca, sino en ir a un gimnasio, y contratar un entrenador personal. El dinero y la responsabilidad te motivarán a mantenerte responsable.

Si quieres ser financieramente libre, tienes que aprender cómo funciona el dinero y empezar a invertir. Esto podría requerir que encuentres un socio que aprenda e invierta contigo para mantenerte responsable y encontrar un mentor que te desafíe en cómo gastas tu tiempo y recursos.

La disrupción conduce a la prosperidad

En el mundo de la tecnología, la palabra de moda «disrupción» se utiliza a menudo.

Una disrupción es una idea o un producto que aparece y se beneficia de una industria que está cómoda y ya no es innovadora. Uber es un ejemplo de una empresa que disruptó la industria del taxi con gran efecto. Ellos ahora valen miles de millones de dólares porque no aceptaron el status quo.

En nuestra vida personal, la disrupción es esencial (en nuestra identidad, amistades y rutinas) si queremos cambiar. Hoy, echa un vistazo a tu vida y ve cómo puedes disruptirla para mejor.

Kim KiyosakiEscrito por Kim Kiyosaki

¿Sos una de las millones de mujeres de por ahí que están tratando de hacerlo todo… siguiendo una carrera, trabajando largas horas, criando hijos, cuidando de tus amigos y familiares, haciendo un voluntariado, y más?

Bueno, un estudio reciente realizado por MORE Magazine and The Polling Company/Woman Trend busca saber si vale la pena o no, y los resultados te pueden sorprender:

• «65% de las mujeres dicen que es más importante contar con tiempo en sus vidas que hacer más dinero en sus trabajos.

• 43% dice que son menos ambiciosas de lo que eran hace 10 años, y sólo el 15% son más ambiciosas.

• 92% considera que la flexibilidad es importante en un trabajo – frente al 73% en 2009.

• 40% de las mujeres aceptaría una reducción salarial por más flexibilidad.»

Tal parece que lo realmente quieren las mujeres de hoy, es tiempo y flexibilidad… más que dinero.

Pero, ¿De verdad necesitas sacrificar dinero por más tiempo? … Seguir leyendo »

Jeff Bezos comenzó Amazon en 1994. Para 1997, era millonario y, en 1999, Bezos era multimillonario.

Mark Zuckerberg comenzó Facebook en 2004. Dos años más tarde, a los 22 años, era millonario y, al año siguiente, después de la salida a bolsa de Facebook, Zuckerberg, de 23 años, se convirtió en el multimillonario más joven de la historia.

En 1956, Warren Buffett tuvo un sueño, en la búsqueda del cual comenzó tres sociedades de inversión. En ese momento, solo tenía siete inversores, incluido él mismo. En 1962, sus alianzas de inversión lo convirtieron oficialmente en millonario. Para 1990, era multimillonario.

Hay una razón por la que dedico tanto tiempo a escribir sobre sueños. Desarrollar el negocio de tus sueños es la forma más poderosa de amasar riqueza.

También es una de las formas más difíciles.

Pasé cinco años estudiando los buenos y malos hábitos de 177 millonarios hechos a sí mismos y escribí cuatro libros, compartiendo esa investigación. También viajé por todo el mundo hablando a miles sobre mi investigación de Hábitos ricos / Hábitos deficientes.

Una de las muchas cosas que aprendí de mi investigación sobre los Hábitos Ricos es que la búsqueda de un sueño, especialmente en la forma de un negocio, no es para todos. Requiere una inversión en tiempo y dinero e inherente a cualquier inversión es riesgo. Algunas personas simplemente no están cortadas por ese riesgo.

El riesgo, cuando se trata de perseguir un sueño, toma dos formas principales.

Tiempo de riesgo

Debe dedicar tiempo, a menudo años, para que tu sueño empresarial se haga realidad. No hay garantías de que obtendrás ningún beneficio financiero de la búsqueda de un sueño, por supuesto. Este es el riesgo de tiempo número 1 que toma: que todo tu tiempo será en vano. No pasa mucho tiempo antes de que otras personas significativas o familiares consideren la prudencia de continuar dedicando tu tiempo a la búsqueda de tu sueño.

También existe un riesgo temporal secundario: durante esta fase de búsqueda de sueños, es poco probable que acumules algún beneficio en forma de ingresos. Incluso si tienes éxito en la realización de un sueño, aún suele tomar muchos años para que un sueño te haga ganar dinero.

Riesgo de dinero

Los sueños de negocios también a menudo requieren una inversión financiera. El riesgo monetario número 1 asociado con la búsqueda de un sueño es que perderás todo lo que invertiste si el sueño no se convierte en realidad. Una vez más, las numerosas voces que te rodean te pedirán que te des por vencido si tu sueño no comienza a pagar dividendos.

El riesgo de dinero secundario es que el dinero que inviertas desde el principio quedará bloqueado por el tiempo que tardes en hacer tu sueño realidad.

A pesar de todo, cuando te das cuenta de un sueño de negocios, las recompensas financieras a menudo son importantes en comparación con la inversión.

Y la recompensa a menudo cambia la vida. Los problemas de dinero desaparecen, las puertas que anteriormente se cerraron mágicamente se abrieron, las oportunidades de aumentar tu riqueza se manifestaron de la nada, y por último, pero no menos importante, tienes más libertad porque ahora tienes el dinero para hacer lo que quieras cuando lo desees.

¡Libertad! Suena bien, no?

Esta posible ganancia inesperada financiera, y todos los beneficios adicionales que se acumulan, es la razón por la cual la búsqueda de un sueño comercial es el método número uno para amasar la mayor riqueza.

Hábitos que te harán ricoDicen que todo ser humano es esclavo de sus hábitos, por lo tanto debemos procurar que estos sean al menos buenos hábitos.

Con el dinero sucede lo mismo, hay hábitos financieros que nos pueden llevar a la pobreza o a la riqueza, es decisión de cada quien el camino a elegir.

Muchas personas o quizá todos, anhelamos ganar nuestra libertad financiera, pero nuestros hábitos de dinero pueden muchas veces alejarnos o acercarnos a nuestro sueño. Todos manejamos dinero pero no todos lo manejamos igual. Sin duda habrás observado que hay personas que pareciera que el dinero quemara sus manos y buscan casi desesperadamente gastarlo en algo, aunque sean cosas que no necesitan, son el sueño dorado de todo vendedor!

Pero también hay personas que sin llegar al extremo de la tacañería lo acumulan y al pasar los años obtienen una posición económica despreocupada y relajada, y todos recuerdan cuando aquella persona vivía en tal casa pobremente o cuando inicio su pequeño negocio en alguna esquina, pero al pasar los años cambiaron su situación financiera en 180 grados.

¿Que hace la diferencia entre una y otra persona? … Seguir leyendo »

Jim RohnAcabo de leer el libro Los Doce pilares del filósofo estadounidense Jim Rohn. La verdad es que el libro es muy bueno, directo y de fácil lectura, y sobre todo creo que encierra de alguna manera muchos de los consejos dados ya por otros libros de este tipo. En verdad recomiendo su lectura.

En todo caso, les dejo acá un breve resumen sobre los Doce pilares que según Rohn debemos fortalecer todos aquellos que deseen alcanzar el éxito en nuestras vidas.

Los Doce pilares

1 – Desarrollo Personal: El éxito viene cuando uno se desarrolla más allá de lo que actualmente es. Uno tiene que trabajar más en uno mismo (mejorándose) que en su trabajo. … Seguir leyendo »

Solía ​​pensar que para ser millonario todo lo que tenías que hacer era ganar mucho dinero. Entonces me di cuenta de que muchas personas que ganan seis cifras no tienen dos monedas de cinco centavos para frotar juntas.

Cuál es el secreto, entonces? Vivir por debajo de tus posibilidades para poder ahorrar, y luego invertir esos ahorros.

Me llevó mucho tiempo darme cuenta de que solo hay tantos gastos que puedes reducir, así que, por qué no concentrarte en ganar más? Lo que puedes hacer es casi ilimitado. El éxito no se trata solo de invertir en cosas como acciones o bienes inmuebles, se trata de invertir en ti mismo.

Nunca creí que debías “gastar dinero para ganar dinero” porque, mirando hacia atrás, me di cuenta de que hice cinco inversiones que me ayudaron a convertirme en millonario a los 35, lo que costaba poco o nada.

Inversión No. 1: Obtén un mentor

El mayor error de carrera que cometí fue no tener un mentor. Ingenuamente pensé que mientras más duro trabajas, más rápido escalas. En realidad, la clave para salir adelante es mostrar tu valor. Un mentor te ayuda a hacer eso.

Deseas buscar a alguien que está cinco años por delante de ti en su carrera. Alguien que tiene un gran desempeño y tiene la posición o el talento que deseas. Pregúntales si quieren tomar un café o si puedes conocerlos en su oficina. Sorprendentemente, la mayoría de la gente dice que sí.

Y cuando los conozcas, asegúrate de traer una lista de preguntas, problemas o temas que desees cubrir. Díles brevemente qué lograste recientemente, qué retrocesos o desafíos enfrentas y qué enfoques puedes tomar para resolverlos.

No estarías donde estoy hoy sin acercarme a las personas que admiro y pedirles ayuda.

Inversión No. 2: Rodéate de las personas adecuadas

Eres el promedio de las cinco personas con las que pasas más tiempo. Si no te rodeas de gente inteligente y ambiciosa, es hora de cambiar eso.

Escuché por primera vez el término “mente maestra” en “Piensa y hazte rico”. Napoleón Hill lo define de esta manera: “Coordinación de conocimiento y esfuerzo, en un espíritu de armonía, entre dos o más personas, para el logro de un propósito definido”.

Para decirlo de otra manera, estás buscando un grupo de personas con mentalidad de crecimiento que se reúnan regularmente para apoyarse mutuamente. Para intercambiar ideas y compartir conocimientos.

Después de encontrar solo autores intelectuales que cobraban miles de dólares, intenté comenzar mi propio grupo. El primero falló, al igual que el segundo. Luego, mientras asistía a una conferencia en Portland, estaba hablando con un chico que mencionó que su mente maestra estaba buscando otro miembro.

Desde 2015, los cuatro nos hemos estado reuniendo cada semana durante una hora, y estoy constantemente sorprendido de lo mucho que he crecido a través de los consejos y el conocimiento del grupo.

Inversión No. 3: Apilar talentos en talentos

Le preguntaron a Warren Buffett cuál creía que era la mejor inversión que cualquiera podía hacer.

Él dijo: “Invertir en ti mismo es lo mejor que puedes hacer. Cualquier cosa que mejore tus propios talentos; nadie puede gravarlo o quitártelo. Pueden acumular enormes déficits y el dólar puede valer mucho menos. Puedes hacer que sucedan todo tipo de cosas. Pero si tienes talento tú mismo y has maximizado tu talento, tienes un gran activo que puedes multiplicar por diez”.

Ese podría ser el mejor consejo de inversión que haya dado Buffett.

Lo que está diciendo es seguir sumando a tus talentos. Mejora en habilidades como hablar en público, escribir, diseñar, persuadir, tecnología, un segundo idioma. Esto puede convertirte en el arquitecto que es un gran orador y escritor, o el entrenador personal con un dominio de la psicología y la persuasión.

Así es como te vuelves más valioso, y cuando eres más valioso, la gente te paga más por lo que haces.

Inversión No. 4: simplifica las decisiones

Solía ​​comer fuera para el almuerzo, y mi proceso de pensamiento sería algo como esto: “¿Me siento como la comida mexicana? ¿India? ¿Mediterránea? De acuerdo, ¿qué hay de mexicano. Está ese camión de tacos, el lugar en el hoyo en la pared, tal vez algo nuevo”.

¿Cuántas horas de mi vida desperdicié pensando en el almuerzo? Mucho. Así que decidí probar comer el mismo almuerzo simple todos los días: un sándwich y yogur.

Suena loco, pero esto cambió mi vida. Ya no necesitaba pensar en el almuerzo porque la decisión ya se había tomado para mí.

Al igual que Scott Adams, dice: “Los perdedores tienen metas, los ganadores tienen sistemas”. Y los sistemas se pueden aplicar a lo largo de tu vida. Por ejemplo, puedes tener un monto en dólares determinado, digamos $100, desviado automáticamente a algunas inversiones simples antes de que tu cheque de pago llegue a tu cuenta bancaria.

De esta forma, gastarás lo que te queda después de invertir, en lugar de invertir lo que te queda después de gastar.

Inversión No. 5: comprometete a ser un aprendiz de por vida

Alguien en Quora una vez preguntó cómo ser tan bueno como personas como Steve Jobs, Elon Musk, Richard Branson.

Justine Musk, la ex esposa de Elon, escribió una respuesta increíble: “Es más probable que vayan directamente a un libro, tal vez una biografía de Alejandro Magno o Catalina la Grande o alguien más que consideren genial. Navegar por la red es un golpe mortal, y dado lo que saben que vale su tiempo, incluso en el pasado cuando técnicamente no valía la pena, no pueden pagarlo”.

Me imagino que mi tiempo vale $350 por hora y me pregunto: ¿Cuánto vale $350? ¿Consumo de medios? No. ¿Viendo la televisión? No. ¿Leer, aprender, estudiar? Sí.

Cuando recoges un libro, actualizas tus conocimientos. Y esa es la inversión de tu vida.

Robert KiyosakiPor Robert Kiyosaki

«El dinero es una droga.» – Padre rico

Cuando éramos niños, mi padre rico no nos pagaba (ni a su hijo Mike ni a mi) por el trabajo que hacíamos para él. Algunas personas estaban molestas por esto porque pensaban que nos estaba explotando. Pero mi padre rico en realidad nos estaba haciendo un favor a Mike y mí.

La razón principal por la que mi padre rico se negaba a pagarnos mientras trabajábamos para él era porque no quería que no volviéramos adictos a trabajar por dinero. «Si te vuelves adicto al dinero», dijo, «te será difícil romper esa adicción.» … Seguir leyendo »

Luchar por tus metasSegún estadísticas… la mayoría de la gente que tiene «objetivos de año nuevo» se olvida de ellos el 15 de Enero. Así que por favor: NO SEAS UNO DE ELLOS!

Dijo: las metas no son necesarias. Respondí: entonces salga a la calle, camine sin rumbo y me cuenta.

Todos los días nos demos cuenta o no, trabajamos en base a metas. Decidimos salir al trabajo (una meta), decidimos escribir un reporte antes de tal hora (una meta), decidimos almorzar en tal o cual lugar (una meta). Alguien dijo: Quien no tiene metas ya llegó. A continuación le presento cuatro consejos para establecerse metas para este 2011: … Seguir leyendo »

Robert KiyosakiMientras me encontraba en Australia, mi amigo Kelly Richie me entregó una copia de su periódico local, el West Australian. “Toma”, me dijo Kelly, “este artículo resume lo que tú has estado tratando de decirle a la gente durante años acerca de saber a qué edad es uno demasiado viejo. Señala que la medida de qué tan viejo es uno se relaciona ahora con su profesión”. A ocho columnas en el ejemplar del periódico del 8 de abril de 2000 había un titular que decía: “¿Pertenece usted al pasado?” La edición a color tenía fotografías de un joven diseñador gráfico, un gimnasta, un abogado y una modelo. Bajo la foto de cada una de esas personas que representaban diferentes profesiones había una leyenda: … Seguir leyendo »

Pasé cinco años estudiando los hábitos diarios de cientos de personas ricas. En mis libros más vendidos, “Hábitos ricos” y “Cambia tus hábitos, cambie tu vida“, compartí algunos de los hallazgos importantes de ese estudio.

Durante mi investigación, aprendí que los ricos hechos a sí mismos adoptaron hábitos específicos que les permitieron alcanzar sus sueños y sus metas. Esto incluye cosas tales como:

• Experimentación: probar cosas nuevas para descubrir un talento o pasión innata.

• Lectura: 30 minutos o más todos los días para la autoeducación.

• Construyendo relaciones ricas: formando conexiones con las personas correctas, otros futuros millonarios.

• Fijación de metas: persiguiendo metas que son escalones hacia sus sueños.

• Tomar riesgos calculados: no tener miedo a tomar el tipo de riesgo que requiere que haga su tarea antes de invertir su dinero.

Hay muchos otros (¡más de 300!) Pero creo que entiendes la idea: los ricos son impulsados ​​por los hábitos.

Mi investigación también condujo a otro descubrimiento de propiedad exclusiva. Los que no eran ricos también tenían hábitos. Sin embargo, muchos de esos hábitos eran “hábitos de no hacer nada”:

• No leer para aprender es un hábito.
• No hacer ejercicio todos los días es un hábito.
• No comer saludablemente es un hábito.
• No perseguir tus sueños es un hábito.
• No crear y perseguir metas es un hábito.
• No devolver las llamadas telefónicas inmediatamente es un hábito.
• No despertar temprano para buscar la auto-mejora es un hábito.
• No ahorrar dinero es un hábito.
• No invertir con prudencia tus ahorros es un hábito.
• No ser frugal es un hábito.
• No hacer más de lo que le pagan es un hábito.
• No evitar el desperdicio de tiempo es un hábito.
• No hacer lo que se debe hacer (postergar) es un hábito.
• No establecer redes con otras personas con mentalidad de éxito es un hábito.
• No hacer llamadas de cumpleaños feliz es un hábito.
• No hacer llamadas de eventos de la vida es un hábito.
• No tomar responsabilidad personal por su vida es un hábito.
• No ser voluntario para una caridad que vale la pena es un hábito.
• No ser caritativo con tu dinero es un hábito.

Muchas personas tienen hábitos de no hacer nada. Como resultado, muchas personas luchan en la vida. Algunos luchan financieramente, otros luchan contra la mala salud y otros luchan con sus relaciones.

Los hábitos de “no hacer nada” son como un espejo: reflejan la vida que has elegido por ti mismo mediante la inacción. A menudo, no es lo que haces lo que determina las circunstancias de tu vida: es lo que eliges no hacer.

Robert KiyosakiNo es ningún secreto que la persona promedio no es buena con el dinero. Como «The Motley Fool» dice, casi el 70 por ciento de las personas no tienen ni siquiera $ 1.000 en el banco. Y «casi la mitad de las personas afirman que para cubrir una emergencia de 400 dólares, tendrían que pedir prestado el dinero o vender algo rápidamente para tenerlo.»

«The Motley Fool» continúa compartiendo un estudio del U.S. Bank que dice que sólo el 41 por ciento de las personas presupuestan su dinero. Esta, cree el escritor Maurie Backman, es una de las grandes razones por la cuales los problemas de dinero son tan grandes en los Estados Unidos (y en el mundo).

Estoy de acuerdo en que tener un presupuesto es un primer paso importante para ganar terreno en tus finanzas personales. Pero tener un presupuesto por sí solo no arreglará los problemas subyacentes que la mayoría de las personas tienen cuando se trata de dinero.

En primer lugar, hay una gran necesidad de inteligencia financiera. El problema con la mayoría de los presupuestos es que se adaptan a las viejas reglas del dinero, las cuales simplemente no funcionan más, como ahorrar dinero, salir de deudas, y vivir por debajo de sus posibilidades.

En última instancia, los presupuestos, como suele enseñarse, son un vehículo para recortar gastos, no para ganar dinero. Escribí hace algún tiempo atrás sobre cómo presupuestar como un negocio puede convertir un presupuesto en un vehículo para hacer crecer tus activos, no ahorrar tus gastos.

En última instancia, tu presupuesto es un plan. Y como tal, puede ser un buen plan o un mal plan.

Un plan malo es aquel que requiere que reduzcas tus gastos y ahorres dinero. No disfrutas de las cosas a las que estás acostumbrado disfrutar y ganas poco o ningún dinero con el dinero que ahorras. En última instancia, no te llevará a donde necesitas estar financieramente.

Un buen plan, sin embargo, es uno que estimula acción para mejorar. Y un buen presupuesto es uno que te inspirará a ganar más dinero para que puedas hacer lo que amas y hacer crecer tu dinero exponencialmente.

Con esto en mente, aquí tienes tres consejos sobre cómo tu presupuesto es una herramienta útil para hacer crecer tu flujo de dinero de la manera correcta, a través de las inversiones.

1. Un presupuesto muestra tu salida mensual

Un ejercicio común que hacemos cuando trabajamos con personas que quieren ser financieramente libres es hacer que anoten todos sus gastos mensuales en una columna en un pedazo de papel y luego anoten su salario en la otra. Entonces, hacemos que cubran la columna de salario con sus manos.

«¿Qué», le preguntamos, «harías si no tuvieras tu salario?» El resultado a menudo es un momentáneo revoloteo de pánico.

Esto es útil porque es un chapoteo rápido en la realidad, es decir, la mayoría de la gente tiene muchos gastos y dependen de un salario para pagarlos.

Pero, ¿No sería genial si tuvieras ingresos pasivos entrando cada mes que cubrieran tus gastos de vida? ¿Qué harías entonces? ¿Te jubilarías? Eso es lo que Kim y yo hicimos cuando llegamos a ese punto en los años noventa.

Pero para llegar a ese punto, tuvimos que saber cuánto estábamos gastando cada mes. ¿Por qué? Para así saber cuánto flujo de dinero tendríamos que hacer para ser financieramente libres.

2. Un presupuesto te ayuda a entender qué tipo de flujo de dinero necesitas

Una vez que comprendimos nuestros gastos mensuales, pudimos entonces hacer un plan para adquirir los activos que necesitábamos para cubrir esos gastos. Y aquí es donde las cosas se pusieron muy interesantes.

En lugar de recortar nuestros gastos, creamos uno nuevo, un gasto de inversión. Llamamos a esto pagarnos a nosotros mismos primero, la regla de oro financiera.

3. Un presupuesto te inspira a tomar acción y obtener tu flujo de dinero

Al hacer un gasto para invertir cada mes, hicimos prioridad hacer crecer nuestros activos.

Trabajamos duro para hacer el dinero extra que necesitábamos. Empezamos a enseñar los fines de semana. Nos hicimos creativos en cómo podíamos pagarle a nuestros acreedores. Soñamos y lanzamos nuevos productos. Encontramos ofertas increíbles de bienes raíces. Todo esto fue posible gracias a cambiar nuestras mentalidades de presupuestar para ahorrar dinero a ganar dinero. Nuestro presupuesto nos dio la hoja de ruta para la libertad financiera, y nos inspiró a hacerlo realidad.

Así que, si estás listo para comenzar tu viaje hacia un mejor futuro financiero, entonces sí, es momento de comenzar con tu presupuesto. Pero no lo hagas según la vieja escuela; hazlo de la forma Padre rico. Sólo entonces podrás ser realmente exitoso.

Kim KiyosakiPor Kim Kiyosaki

La libertad financiera viene de la forma en que manejas la adversidad

¿Estamos formando a nuestros niños de hoy para que sean abandonadores? ¿Les estamos enseñando que, cuando algún problema difícil surja o cuando las cosas no salgan según lo planeado, simplemente renuncien?

¿Cuántas veces en tu vida te gustaría un «empezar de nuevo»? «Wow, realmente metí la pata, creo que empezaré de nuevo.» ¿No sería útil? … Seguir leyendo »

El proceso que nos lleva a la libertad financiera no es corto ni fácil pero vale la pena.
¿Por dónde comenzar…?

Por Cr. Osvaldo Gervaso

la libertad financieraHoy en día el sueño de toda persona es ser rica. Vivimos en un mundo consumista que nos hace trabajar más para poder ganar más y a la vez gastar ese dinero en lujos innecesarios.

Cuando se le pregunta a la gente cual es su objetivo o que es lo desea para su vida, un gran porcentaje va a decir, «ser rico».

Pero hay un concepto más importante que ser rico y es la libertad financiera. ¿Pero que es la libertad financiera? La libertad financiera consiste en generar ingresos pasivos mayores a nuestros gastos.

Ingresos pasivos son aquellos ingresos que se generan sin que usted tenga que trabajar personalmente por ellos, ingresos que provienen de sus inversiones.

Las personas solo quieren ser ricas para gastar más, no aplican en su vida conceptos tales como el ahorro o la inversión, y cuanto mayor es su nivel de gastos más van a tener que trabajar para poder mantener ese nivel de vida y menos tiempo van a tener para disfrutar de su familia y de aquellas cosas que los hacen felices … Seguir leyendo »

 

 

 

Subir »
FB