Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"
Estás en Educación Financiera:

Aprende cómo funciona el dinero y como hacer que trabaje para ti.

Robert KiyosakiHace siete años, durante el corazón de la última crisis financiera global, escribí un libro que se llamó “La conspiración de los ricos.”

El libro fue un análisis de los acontecimientos que nos condujeron a la gran recesión y una exposición de cómo los ultra-ricos manipulan los mercados globales para obtener grandes riquezas mientras hacen estragos en los mercados mundiales y acaban con gran parte de los ahorros de la clase media.

En el momento en que escribí ese libro, muchas personas lo descartaron como una teoría conspirativa; las divagaciones de un provocador financiero famoso. Tengo que admitir que siempre fui un contrariador cuando se trataba de dinero. Pero nunca fui uno por su propio bien. Más bien, siempre compartí lo que realmente creía sobre el mundo del dinero.

Para mí, fue enloquecedor y terrible que los banqueros, comerciantes y políticos más ricos del mundo se quedaran con tanto. Y fue una tragedia que tantas vidas se arruinaran en el proceso. Es por eso que escribí La conspiración de los ricos, para ayudar a las personas a evitar ser víctimas de este tipo de corrupción de nuevo, al ayudarles a ver el mundo como realmente es.

A partir de lo que pasó hace unos meses, los que arremetieron contra el libro hace siete años podrían estar cantando una canción diferente hoy en día.

¿Por qué? Debido a los Panamá Papers

¿Qué son los Panamá Papers?

Según el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación:

Los Panamá Papers son una investigación global de la expansiva y secreta industria de las offshores que los ricos y poderoso del mundo usan para ocultar activos y esquivar normas mediante la creación de empresas de fachada en jurisdicciones lejanas.

Basado en un tesoro de más de 11 millones de archivos filtrados, la investigación expone un elenco de personajes que utilizan las compañías offshore para facilitar el soborno, el tráfico de armas, la evasión de impuestos, el fraude financiero y el tráfico de drogas.

Se trata de la mayor filtración de documentos confidenciales en la historia del mundo, con más de 2,6 terabytes de información sobre los manejos secretos de muchos ultra-ricos vinculados con los gobiernos y las empresas más grandes de todo el mundo.

En el centro de los Panamá Papers está una firma de abogados llamada Mossack Fonseca, la cual se informa que ha ayudado a los ultra ricos a ocultar su dinero en estas empresas offshore con el fin de evitar los impuestos y “engrasar engranajes”.

Como informa Vox:

Como puedes imaginar, hay mucho en los 2,6 terabytes. Aquí están algunos de los más destacados que el equipo encontró:

– El círculo íntimo de Putin parece controlar cerca de $2 mil millones de dólares en activos offshore.

– El primer ministro de Islandia poseía secretamente deuda de bancos islandeses en problemas mientras estaba involucrado en las negociaciones políticas sobre sus destinos.

– La familia del primer ministro de Pakistán posee millones de dólares en bienes raíces a través de cuentas offshore.

– El presidente de Ucrania, Petro Poroshenko se comprometió a vender sus negocios ucranianos durante su campaña, pero parece que más bien las transfirió a una compañía offshore que él controla.

¿Por qué esto importa?

Que los ultra-ricos utilicen paraísos fiscales para protegerse a sí mismos en realidad no es noticia. De hecho, como la mayoría de las agencias de noticias señalan, ser dueño de una empresa offshore en sí no es ilegal. Pero los Panamá Papers son el primer vistazo del gran alcance que esta práctica alcanzó, los abusos de las reglas, y lo que está pasando en los más altos niveles de nuestros gobiernos y corporaciones.

Y la cantidad de dinero es masivo; alrededor de $7.6 billones (millones de millones), según Vox.

Por primera vez, el mundo está tomando conciencia de lo que prediqué en La conspiración de los ricos. El juego del dinero está manipulado, y vivir con las viejas reglas del dinero (ir a una buena escuela, conseguir un buen trabajo, comprar una casa, ahorrar dinero e invertir en una cartera diversificada de acciones, bonos y fondos mutuos) ya no es una opción si quieres tener éxito en el mundo financiero actual.

Todo está manipulado

No revise personalmente los documentos de los Panamá Papers (hay millones de ellos) pero un equipo de más de 370 periodistas de 76 países sí lo hicieron. Y puedes estar seguro de que más historias de corrupción y estiramientos de las reglas aparecerán a partir de esta filtración.

Más que nada, esto debería abrir tus ojos al hecho de que todos los mercados están manipulados por los ultra-ricos y poderosos políticos. Siempre fue así, y siempre lo será. Debido a esto, debes continuamente educarte sobre lo que está ocurriendo en los mercados financieros. En un mundo de creciente corrupción financiera, es imprescindible aumentar continuamente tu inteligencia financiera.

Para algunos, los Panamá Papers serán una llamada de atención. Los sabios entenderán que deben tomar el control de su futuro financiero, y no depender de que los gobiernos y líderes corruptos lo hagan por ellos. Por desgracia, no todo el mundo lo hará. Muchos ignorarán las noticias o se resignarán al hecho de que no hay nada que puedan hacer.

La pregunta es, ¿cuál de estas personas vas a ser? Hoy es el día para empezar a ser dueño de tu futuro financiero.

diferenciasHe sido rico y he sido pobre. Conozco bien ambos lados de la moneda.

Cuando crecía sin dinero, soñaba con ser millonario. A los 24 años gané mi primer millón de dólares y entendí que si no vives en prosperidad, vives en pobreza.

La riqueza es una elección que todos debemos hacer. Bill Gates una vez dijo: “No es tu culpa si naciste pobre, pero es tu responsabilidad si mueres así”. No hay una buena razón por la que debas vivir en pobreza. La plenitud te está esperando, pero debes ser valiente y decidir qué quieres hacer con tu vida.

Durante mucho tiempo batallé para creer que podría llegar a tener dinero. Un día observé las diferencias de pensamiento entre quienes tienen riqueza como fruto de su esfuerzo y entre quienes, por una extraña elección propia, deciden no luchar por generar riqueza.

Esto es lo que observé (refiriéndome como “no ricos” a aquellos individuos que no luchan por cambiar sus circunstancias):

1a. Los “no ricos” son escépticos

Recuerdo a un compañero de trabajo que decía que los mecánicos le cobraban de más y que en la tienda trucaban las balanzas para alterar los precios. Creía que todo el mundo quería quitarle su dinero.

1b. Los ricos son más confiados

Sorprendentemente, muchos ricos tienen la tendencia de creer en las personas que conocen (dentro del sentido común) y le dan la oportunidad de probarse a sí mismas.

2a. Los “no ricos” buscan problemas

Las personas que no tienen recursos por voluntad propia no buscan soluciones. Le echan la culpa al ambiente, a sus familias, a las circunstancias, etcétera, y crean una lista de excusas por las que no tienen éxito.

2b. Los ricos buscan triunfar

Estas personas entienden que todo pasa por una razón. Suelen tomar el control de sus vidas (sin importar sus circunstancias) y hacen que pasen grandes cosas. Dejan de lado las excusas y toman responsabilidad por sus propias victorias.

3a. Los “no ricos” asumen

Las personas que no buscan la riqueza creen saber la verdad de todo. Cuando tratan de acercarse a un mentor piensan: “Seguramente no tendrá tiempo de verme”. En lugar de revisar los hechos o hacer las preguntas correctas, nunca intentan hacer algo nuevo.

3b. Los ricos hacen preguntas

Muchas personas exitosas se preguntan “¿Qué pasaría si..?”. Por ejemplo, “¿Qué pasaría si le escribo un correo a este empresario y me responde?”. El poder está en las manos de quienes hacen los cuestionamientos correctos.

4a. Los “no ricos” dicen “ellos”

Una vez en una tienda de autoservicio la cajera me dijo “No tienen suficientes cajas registradoras. No sé qué les pasa”. Evidentemente, esta mujer no se sentía parte de su trabajo.

4b. Los ricos dicen “nosotros”

En uno de mis restaurantes favoritos, el mesero me dijo una vez “Nos gusta cocinar nuestras carnes en hornos de leña”. Su sentido de orgullo me inspiró a darle una muy buena propina. La riqueza llega cuando inviertes en aquello en lo que crees.

5a. Los “no ricos” buscan el camino sencillo

Una vez fui de compras con un amigo que solo quería comprar la ropa más barata que pudiera encontrar. Fue a un anaquel y recogió siete camisas iguales porque tenían descuento. Naturalmente jamás las usó porque solo las compró por el precio.

5b. Los ricos buscan el mejor camino

Las personas que alcanzan la riqueza están dispuestas a pagar más por calidad. No solo buscan el menor precio, sino que los productos sirvan y jamás se conforman con cosas que sean inútiles.

6a. Los “no ricos” piensan que el dinero es más importante que el tiempo

Millones de personas en todo el mundo cambian tiempo por dinero sin pensar que siempre puedes ganar 500 pesos otra vez, pero nunca recuperarás 500 horas.

6b. Los ricos saben que el tiempo importa más que el dinero

Estos individuos jamás cambian sus minutos por centavos. Buscan experiencias que los llenen y que alteren dramáticamente sus vidas. Sus carreras se enfocan en hacer lo que les gusta y en ayudar en otros, en lugar de sacrificarlo todo por un cheque quincenal.

7a. Los “no ricos” solo imitan

Cuando una persona que es pobre por voluntad propia ve una oportunidad, observan lo que otros están haciendo y los imitan. Muchas veces ni siquiera consideran otras maneras de hacer las cosas.

7b. Los ricos crean

Estos individuos observan oportunidades y se atreven a pensar fuera de los convencionalismos. Y saben exigirse y a los demás para ser innovadores.

8a. Los “no ricos” se quejan, condenan y critican

Muchas personas aprenden a ser pobres por sus predecesores. Sus familias los han condicionado a creer que “todo está mal” y que nada va bien.

8b. Los ricos son agradecidos por lo que tienen

Estos individuos saben reconocer que tienen privilegios y no los dan por hecho. Debido a su apreciación por lo que tienen, son capaces de generar más riqueza.

9a. Los “no ricos” buscan consejos “amateur”

Estos individuos quieren la aprobación de sus conocidos. Creen en todo lo que oyen sin cuestionar a las figuras de autoridad. Aceptan opiniones como hechos y no investigan más allá una vez que tienen una respuesta “cómoda”.

9b. Los ricos buscan consejos de expertos

Las personas que se han hecho ricas con su trabajo han aprendido a pensar por sí mismos. Si no pueden resolver una cuestión, buscan el apoyo de expertos. Sin embargo, saben que estos conocedores solo pueden dar sugerencias y que la decisión final es suya.

10a. Los “no ricos” tienen “televisiones grandes”

Estas personas pasan el tiempo viendo imágenes sobre las que no tienen control. Evitan usar su tiempo libre para pensar y prefieren evadir la realidad.

10b. Los ricos “tienen bibliotecas grandes”

Las personas que alcanzan la riqueza se educan constantemente. Usan su conocimiento para beneficiarse y a los demás. En lugar de perderse en actividades triviales, pasan el tiempo tratándose de conocer a sí mismos y al mundo en el que habitan.

Kim KiyosakiMientras viajo y hablo por todo el mundo, una de las cosas más alentadoras es conocer a miles de mujeres que están listas para comenzar su viaje en las inversiones.

Es emocionante pensar en cómo el mundo del dinero y las inversiones están cambiando de algo que se suponía los hombres debían encargarse, a algo que las mujeres quieren poseer por sí mismas. Y es satisfactorio saber que soy parte de ayudar a las mujeres a tomar el control de su futuro financiero.

Una cosa que noté, sin embargo, es que las mujeres tienden a pensar demasiado las cosas. Cuando llega el momento de hacer un plan para invertir, podemos hacer que sea mucho más complicado de lo que tiene que ser. Es natural. Cada vez que enfrentamos algo nuevo e intimidante, queremos tratar de controlar todo para sentirnos seguras, en lugar de simplemente seguir adelante con lo que sabemos.

Por lo tanto, me gustaría darles a las mujeres tres preguntas sencillas para que se hagan a sí misma y que las ayudará a planificar y empezar su viaje en el mundo de las inversiones. Si te haces estas tres preguntas, estarás años luz por delante de la mayoría de los inversores.

1. ¿Cuál será mi principal vehículo de inversión?

Puedes invertir en más de un tipo de inversión, pero aprendí que soy más exitosa si enfoco la mayor parte de mi tiempo y energía en uno solo.

Los cuatro tipos principales de inversión son: bienes raíces, activos de papel, negocios, y materias primas. Dentro de cada clase, hay multitud de sub-tipos de inversión de los que puedes aprender. Estudia cada clase, encuentra la que te emocione más, y vierte tu energía y tu pasión en ella.

2. Dentro de esa categoría de inversión, ¿En qué tipo de producto me voy a enfocar?

Por ejemplo, si inviertes en acciones, ¿En qué tipo de acciones te vas a enfocar? ¿En qué vas a convertirte en una experta?

Para mí, si invirtiera en acciones tecnológicas, fracasaría miserablemente porque no tengo ningún interés en ellas y sé casi nada sobre tecnología. Si elijo comprar una acción, pondría más atención en las empresas de bienes raíces.

Por el contrario, si eliges los bienes raíces como tu inversión principal, tienes casas unifamiliares, edificios de apartamentos, edificios de oficinas, centros comerciales, y muchas más en las que te puedes enfocar.

El punto es tomar simplemente una cosa en las que puedas ser experta y enfocarte en ella. Una vez que te sientas cómoda con esa inversión, elige la próxima en la que quieras enfocarte.

3. ¿En cuanto tiempo quiero lograr mi meta?

Una cosa es elegir un caballo; y otra es apostar financieramente en él. Establecer metas y fijarle un tiempo para lograrla te ayudará a tomar acción en tu plan de inversión.

A lo largo del camino, tendrás algunos éxitos y algunos fracasos. Sigue aprendiendo, ajusta, y sigue adelante con tu plan. ¡Es así de simple!

Anthony RobbinNo necesitas de hechicería financiera o un boleto ganador de la lotería para aumentar tu valor neto. Unas pocas movidas inteligentes pueden hacerte rico de forma instantánea.

En su nuevo libro, “Money: Master The Game (Dinero: Domina el Juego),” Tony Robbins comparte cinco estrategias para alcanzar tus metas financieras más rápidamente.

Cualquiera de estas colocará más dinero en tu hoja de balances personales, pero si intentas varias a la vez, “nadie podrá detenerte,” dice Robbins.

1. Ahorra más e invierte la diferencia.

Ahorrar no es algo exactamente sexy, pero es una estrategia altamente efectiva para hacer crecer tu valor neto. Si encuentras una forma de guardar un poco de dinero e invertirlo de forma inteligente para un crecimiento compuesto, Robbins dice que acelerarás dramáticamente tus metas financieras.

Para aquellos que sienten que simplemente no pueden exprimir más de sus sueldos, él dice que no es tan difícil como lo parece si eres creativo.

Por ejemplo, al hacer pagos tempranos de una hipoteca tradicional de 30 años, podrías estar pagando tu hogar en la mitad del tiempo y ahorrando también el 50%.

2. Gana más e invierte la diferencia.

Una de las formas más rápidas de tener más dinero es hacer más dinero. Robbins dice que la clave para aumentar tu ingreso es ser más valioso. Pregúntate a ti mismo:

¿Estás en una empresa, ubicación, y ocupación en la que tus habilidades estén en demanda?
¿Refleja tu sueldo el valor que entregas?
¿Es tiempo de pedir un aumento de sueldo o elevar tus tarifas?
¿Hay maneras en las que puedas lograr un ingreso adicional fuera de tu trabajo diario?

 Él dice que si te comprometes a ganar más dinero, encontrarás una forma de hacerlo.

3. Reduce tus costos e impuestos, e invierte la diferencia.

“No es cuánto ganas lo que importa, es lo que te quedas,” dice Robbins.

Invertir en fondos mutuos de alto-costo versus invertir en fondos de índices de bajo costo que imitan el rendimiento de todo el mercado bursátil puede costarte miles de dólares con el paso de los años. Él también hace notar que el norteamericano promedio gasta en su vida más de la mitad de sus ingresos en pagar impuestos (impuesto de ingresos, a la propiedad, de ventas, etc.).

El encontrar maneras de reducir tus costos e impuestos logrará instantáneamente dejar más dinero en tus bolsillos.

4. Obtén mejores devoluciones de impuestos.

¿Cuál es la diferencia entre una devolución de un 10% y de un 4%? Un retorno del 10% duplica tu inversión cada 7.2 años mientras que una devolución de 4% lo hace cada 18 años.

Si bien muchas personas piensan que el secreto a tener grandes devoluciones es asumir grandes riesgos, Robbins dice que los inversionistas altamente exitosos buscan un riesgo-recompensa asimétricas, lo que significa un gran potencial de ganancias con un pequeño potencial de pérdidas.

Por ejemplo, Paul Tudor Jones, billonario gracias a los fondos de inversión libre, siempre busca oportunidades en las cuales si arriesga 1 dólar, él cree que puede ganar 5 dólares.

5. Cambia tu estilo de vida.

Robbins dice que podrías darle un gran cambio a tu estilo de vida y mudarte hoy a una ciudad o país menos costoso (piensa en Bali, Fiji, Costa Rica). ¿Por qué esperar al retiro? También hay otros pequeños cambios en tu estilo de vida que pueden ayudarte a aferrarte a tu dinero.

Considera reducir los gastos de tu hogar o auto, cocinar en tu casa más seguido, o volverte creativo con tu presupuesto.

“Se trata de ser más eficiente y efectivo con tus ganancias y ahorros,” dice Robbins. “Al final del día, la mejor inversión que puedes hacer es la que haces en ti mismo y en tu estilo de vida.”

Robert KiyosakiUna de las cosas más importantes que necesitas saber para tener éxito financiero, es leer una Declaración de Ingresos y una Hoja de Balance.

01

Pero aún más importante es entender la relación entre ellas.

Muchas personas aprenden en clases de contabilidad cómo leer una Declaración de Ingresos y una Hoja de balance por separado. Sin embargo, siempre me pareció fascinante que estas clases no enseñen por qué un documento es importante para el otro o cómo uno afecta al otro.

Mi padre rico, sin embargo, consideraba que la relación entre las dos lo es todo. “¿Cómo podrías entender uno sin el otro? ¿Cómo puedes saber si algo es un activo o pasivo sin la columna de ingresos o la columna de gastos?,” Preguntó.

Para mi padre rico, entender la relación entre las dos te permitía ver fácilmente la dirección de tu flujo de dinero para fácilmente determinar si algo estaba ganando dinero o no.

Si algo estaba ganando dinero, entonces era un activo. Si no, era un pasivo.

“Sólo porque algo aparezca en la columna de activos no significa que sea un activo,” decía padre rico. “La razón por la que las personas sufren financieramente es porque compran pasivos y las anotan en su columna de activos.”

Las palabras mágicas son Flujo de Dinero

Para padre rico, las palabras más importantes en los negocios y las inversiones eran Flujo de Dinero. Él decía: “Al igual que un pescador debe observar la bajada y el reflujo de las mareas, un inversor y empresario debe ser muy consciente de los cambios sutiles en su flujo de dinero. Las Personas y las empresas tienen problemas financieros porque tienen muy poco control de su flujo de dinero.”

KISS (Mantenlo súper simple)

Una de las mejores habilidades de mi padre rico era tomar las cosas complejas y hacerlas súper simples. Era una de sus reglas para invertir: Mantenlo Súper Simple (KISS por sus siglas en inglés). Tenía una manera de tomar temas financieros complejos y hacerlos lo suficientemente simples como para que incluso un niño de nueve años lo pudiera entender.

Lo sé porque cuando tenía nueve años, padre rico usó los siguientes diagramas sencillos para enseñarme la relación entre la declaración de ingresos y la hoja de balance. Y aún las uso hoy en día.

Si puedes entender los siguientes diagramas, tendrás más probabilidades de adquirir una gran riqueza.

Los patrones del flujo del dinero

Un activo es algo que pone dinero en tus bolsillos. Es así de simple. Este es el patrón del flujo de dinero de un activo:

02

Un pasivo es algo que saca dinero de tus bolsillos. Este es el patrón del flujo de dinero de un pasivo:

03

Donde todo se hace confuso

Padre rico señaló que la confusión aparece para muchos porque los métodos aceptados de contabilidad permiten que uno incluya ambos, activos y pasivos, en la columna de activos.

Para explicarme esto, otra vez dibujó un diagrama simple:

04

“Es por eso que las cosas se ponen confusas,” decía padre rico. “En este diagrama, tenemos una casa de $100,000 donde alguien puso $20.000 en efectivo como entrada y obtuvo una hipoteca de $80.000. ¿Cómo sabes si esta casa es un activo o un pasivo? ¿La casa es un activo sólo porque aparezca en la columna de activos?”

La respuesta por supuesto es no. Para estar seguro, necesitas mirar tu declaración de ingresos para ver si se trata de un activo o un pasivo.

La casa como un pasivo

Para ilustrar esto, padre rico dibujó este diagrama:

05

“Esta es una casa que es un pasivo,” dijo padre rico. “Puedes llamarlo pasivo porque todos sus ítems están bajo la columna de gastos. No hay ninguna en la columna de ingresos.

La casa como un activo

Padre rico, entonces, añadió al diagrama una línea que decía “ingresos por alquiler” e “ingreso neto por alquiler,” la palabra clave aquí es “neto.” Esa adición a la declaración de ingresos cambiaba la casa de pasivo a activo.

06

Muy simple, padre rico explicó, si la renta por el alquiler de la casa, menos los gastos de la casa, da un ingreso por alquiler neto positivo, la casa es un activo. Si no, es un pasivo.

Estas lecciones simples son profundas. Y son la base para construir toda gran riqueza. Entender la relación entre la declaración de ingresos y la hoja de balance te permite comprender rápidamente si una inversión es un activo o un pasivo, y este conocimiento te permitirá hacer la inversión correcta cada vez que aparezca una oortunidad.

tiempoCuando usted reconoce la importancia del dinero en su vida, sabe que éste le permite no sólo mejorar su calidad de vida, sino también acceder a ciertas condiciones de forma mucho más sencilla y dejar de lado preocupaciones.

Pero para eso, tiene que tener claras dos cosas: para qué lo quiere y cómo lo va a conseguir.

Por supuesto, la primera pregunta puede ser la más fácil de responder. Mientras que la segunda requiere de sentarse más detenidamente a pensar si lo más conveniente es empezar a recortar ciertos gastos, ahorrar más dinero o considerar una segunda fuente de ingresos, además de la de su trabajo, que le permita hacer realidad ese sueño de tener el dinero suficiente para hacer realidad sus sueños.

De cierta forma, es fácil considerar recortar gastos, dejando de salir los fines de semana o disminuyendo la cantidad de cafés al mes; ahorrar, puede resultar un poco más complicado, en tanto que implica tomar un dinero del que llega para no usarlo. Pero buscar otra fuente de ingresos es lo más complicado y es aquí en donde la mayoría de personas empiezan a “desertar” y abandonar el propósito, ¿por qué?

Bien, curiosamente la mayoría de personas responden, como excusa, “porque no tengo tiempo”. Entonces, uno les pregunta que por qué dicen eso y se refugian en que su trabajo es muy demandante, que ya nada más la jornada que manejan de 8 am a 5 pm es complicada, a lo que se suman los deberes de la casa, los hijos o los compromisos académicos que se tengan… mientras los fines de semana son los únicos días que se puede descansar o visitar a la familia, etc., etc., etc.

Entonces, querido lector, si usted no hace dinero, queremos decirle que la culpa es única y exclusivamente suya. Ya lo dice Bill Gates con uno de sus más famosos dichos: “no es tu culpa nacer pobre, pero sí lo es, morir pobre.”

Ahora, si cree que con esto lo estamos regañando, sintió un balde de agua fría y en serio quiere ponerse las pilas, considere las recomendaciones que aquí le damos.

Manos a la obra

Lo primero es eliminar esa excusa de su cabeza y de verdad asumir la actitud y responsabilidad sobre su vida financiera.

Le recordamos que un día tiene 24 horas, de las cuales es recomendable dormir siete, mientras que usted trabaja durante ocho. Eso le deja libres aún unas nueve, de las cuales dos o tres podrían gastarse en términos de desplazamientos de un lugar a otro. Aun así, le quedan siete o seis, ¿en qué las usa?

Ahora que es un poco más consciente de esto, le contamos que sólo necesitará de dos horas, en adelante, si su interés es empezar a hacer más dinero. Esto dependerá de sus estudios, intereses y de las oportunidades que quiera abrirse en su día a día.

Por eso, lo segundo que debe hacer es empezar a establecer un horario y tomar la situación en serio: tal como cuando le tocaba ir al colegio, disponga día a día de una hora específica en la que usted se dedicará a esa segunda fuente de ingresos, sea a desarrollarla o sea para pensarla. Para ello, coloque una alarma que le notifique día a día.

Y no se quede solo con esta opción. Debe tratarse de un momento en el que nada más ocupe su atención. Si lo invitan a tomar una cerveza, a cine o se le presenta alguna situación, respete ese horario como si se tratara de algo “sagrado” o inaplazable, que no puede modificar, pues solamente con disciplina es que usted empezará a cambiar la mentalidad de pobre que puede estarle evitando crecer.

Lo tercero es que no espere “el momento adecuado para empezar”. He ahí otra de esas excusas que usted mismo se inventa y con la que usted mismo se detiene. Empiece hoy, cuando termine de leer esta nota. Y aunque no tenga pensado en qué, genere el hábito de usar ese tiempo así sea para pensar en qué hacer dinero. Recuerde que se necesita de hacer algo durante tres semanas seguidas, todos los días, para generar un hábito.

Finalmente, el último paso es considerar esas opciones que no le requieren mucho tiempo, para hacer negocios o vender sus habilidades. Entre las típicas, le tenemos: venta por catálogos, enseñar alguna habilidad (musical, asesorar tareas o ser el asesor financiero de alguien), aprovechar su carro para transportar, transcribir documentos o digitalizarlos… hasta cosas más sencillas y básicas como responder encuestas o tomar fotografías aficionadas.

Lo importante es que sea bastante creativo y disfrute de esa actividad adicional. Eso sí, le advertimos que no espere tener un negocio de millones, pero al menos sí de algo que le ayude con lo básico de su día a día. Una cosa es tener una fuente de ingresos alterna y otra, muy distinta, invertir.

Así que cuando sienta que “ya tiene cancha” en esa actividad distinta, deberá considerar cómo poner a producir ese dinero.

Reibox BlogAbril es el mes oficial de Educación Financiera. Pero por supuesto, siempre es importante hacer hincapié en la educación financiera no importa qué época del año sea e independientemente de tu situación financiera actual.

La educación financiera es tan importante porque el dinero es una de las necesidades básicas de la vida, sin embargo, muchas personas siguen teniendo problemas innecesariamente con él.

Hay unos consejos por ahí sobre como ser más educado financieramente: No gastes demasiado. No contraigas deudas con las tarjetas de crédito. Ahorra más. Entiende cómo funcionan las tasas de interés. Vive por debajo de tus posibilidades. La lista sigue y sigue. Muchos de estos consejos son realmente muy buenos, pero no te harán rico.

Así que hoy, expande tus conocimientos sobe el dinero a través de los ojos de los millonarios hechos a sí mismos.

Estudia las diferencias entre las formas de pensar de la clase media y los ricos

Estudia cómo las personas ricas piensan sobre el dinero y sigue su ejemplo. Estudia cómo la clase media piensa sobre el dinero para poder evitar caer en la misma trampa.

Ten cuidado: Hay un montón de personas bien intencionadas en la clase media que creen saber sobre dinero, y si bien lo hacen con la mejor intención, no tienen ni idea sobre cómo crear riqueza.

Obsesiónate con el éxito, no con el dinero

La mayoría de las personas creen que los ricos están obsesionados con el dinero. Si bien puede ser cierto a veces, la gran mayoría de los ricos hechos a si mismos están obsesionados con el éxito.

El dinero no es más que un indicador que usan los ricos para ver si consiguieron su último objetivo. Los negocios y la vida son simplemente un juego, y la verdad es que los millonarios hechos a sí mismos son adictos a ganar.

Ve el dinero como un recurso infinito

Las personas promedio creen que hay una cantidad limitada de dinero, y que necesitan luchar y luchar para obtener su parte antes de que alguien más se quede con él. Viven en un mundo de miedo y escasez que les dice que el dinero es difícil de ganar y aún más difícil de conservar.

Los ricos ven el dinero como un recurso infinito. Si necesitan más, sólo tienen que usar su mente para crear más. El mundo de los ricos hechos a sí mismos es uno de abundancia ilimitada.

Resuelve un problema

La forma más rápida de ganar dinero es resolviendo un problema. Cuanto más grande sea el problema, más dinero ganarás.

¿Cuáles son los mayores problemas en tu industria o especialización? ¿Puedes encontrar alguna manera de resolver alguno de esos problemas, o al menos simplificarlos? El pensamiento creativo para resolver problemas es la habilidad más altamente remunerada en el mundo. Cuantos más problemas resuelvas, más rico te harás.

Entiende cuando usar la lógica y cuando la emoción

El problema con que las personas se topan cuando se trata de dinero es que mezclan el pensamiento lógico con el emocional.

La lógica debería ser siempre usada cuando se trata de tomar decisiones financieras. La emoción debería ser usada para motivarte. La lógica significa no comprar el auto deportivo más caro. La emoción cuelga el auto deportivo caro delante tuyo como la proverbial zanahoria delante del conejo para hacer que trabajes más duro.

Aprende a estar cómodo en la incomodidad

La mayoría de las personas busca la comodidad, ya sea física, psicológica o emocional.

Hacerse millonario no es fácil, y la necesidad de comodidad puede ser devastadora. Hay un precio a pagar para poder hacerte rico, pero si tienes la fortaleza mental para soportar el dolor temporal, podrás recoger la cosecha de una riqueza abundante.

Cree en la auto-suficiencia

¿Crees que alguien más debería mantenerte financieramente?

Los ricos hechos a sí mismos creen en la auto-suficiencia. Creen que hacerse ricos es una elección. Creen que todos los ciudadanos en una economía de libre mercado tienen la oportunidad de hacerse ricos. Toma la decisión de aumentar el nivel de auto-suficiencia en todas las áreas de tu vida. Es el único camino hacia la verdadera libertad, financiera y de todas las demás.

Nunca dejes de aprender

Si bien los ricos respetan el poder de la educación formal, por lo general no lo asocian con la construcción de un imperio financiero. Muchos de los ricos hechos a sí mismos acumularon sus riquezas a través de la adquisición y posterior venta de conocimientos específicos. Decide hoy convertirte en un estudiante de por vida y toma el control de tu propia auto-educación.

He sido rico y he sido pobre, y te puedo decir que la vida con dinero es mucho mejor que la vida sin él. El dinero sin dudas no te da la felicidad, pero seguro hace que la vida sea más fácil. Hoy, toma la decisión de tomar el control de tus finanzas, aumentar tu valor neto y cambiar tu vida para siempre.

Robert KiyosakiCada año, más o menos por estos tiempos, oyes el villancico estándar, “Joy to the World”.

Pero para muchas personas, las fiestas no son tan alegres. De hecho, son francamente estresantes. ¿Por qué? Porque un montón de dinero sale por la puerta durante las fiestas, y a menudo, es dinero que no tienes.

Según una encuesta de la Federación Nacional de Minoristas (NRF), el gasto promedio por persona para esta temporada es ahora de más de $ 800 “en artículos de comida, adornos, regalos y más en la temporada navideña”.

Teniendo en cuenta que los salario crecieron muy por debajo de los estándares saludables y apenas se mantuvieron al nivel de la inflación, si es que lo hicieron, en los últimos cinco años; y que un tercio de las personas tiene ningún ahorro para la jubilación; hay mucho por lo que estar estresado.

Sin embargo, en la cultura popular, son los ricos los que a menudo son representados como miserables y gruñónes cuando viene la Navidad. Uno de nuestros cuentos más atesorados de Navidad, Un Cuento De Navidad, es el poster de ese sentimiento.

Nadie diría que Scrooge es un personaje admirable. De hecho, es simplemente desagradable. Pero la realidad es que cualquier persona puede ser un Scrooge, ya sea rico o pobre. Scrooge es simplemente una mentalidad.

En Padre Rico, creemos que el regalo más grande que puedes dar es el regalo de estar sano. Cuando estás sano, rico y sabio, puedes estar presente con aquellos a quienes amas, y ese es el mayor regalo de todos.

Si tu Scrooge interno está saliendo durante las fiestas de este año, no te preocupes. No estás solo, y hay algo que puedes hacer al respecto, a partir de hoy.

Come menos y trabaja más

Las fiestas son un momento en que la mayoría de las personas se olvidan de sus dietas, y con gran estilo.

Cuando hacemos esto, no sólo no nos sentimos bien, sino que también dejamos que la culpa de tomar tales decisiones nos hagan más y más gruñones. Nuestro subconsciente sabe cuando estamos tomando malas decisiones, y a menos que las poseamos, por lo general comenzamos a culpar a los demás, a menudo de manera inexplicable.

Pero no tiene por qué ser así. En lugar de caer en las tentaciones navideñas este año, fíjate la meta de comer con moderación. Piensa en cada caloría ahorrada como una inversión en tu salud para el año venidero. ¿Puedes disfrutar? Ciertamente. Pero no tienes que hacerlo al extremo.

Pero comer bien no es suficiente. Asegúrate de tomar algún tiempo durante estas ocupadas fiestas para hacer ejercicio.

Ya sea tomar un paseo después de la cena, ir al gimnasio por la mañana o ir en bicicleta a tu trabajo, hay muchas oportunidades durante todo el día para hacer ejercicio. Te sentirás mejor y encontrarás esa alegría de regresar incluso cuando las cosas se pongan estresantes.

Date el regalo de la educación financiera

La mayoría de las personas tienen algún tiempo de inactividad durante las fiestas. Podrías llenarlo con una porción adicional de pastel, mucho vino, y horas en el sofá viendo fútbol; o podrías gastarlo mejorando tu inteligencia financiera.

Ve a la biblioteca y agarra libros sobre finanzas, contabilidad e inversiones. Escucha algunos grandes podcasts (como el programa de radio Rich Dad) y escúchalos mientras preparas las comidas de las fiestas. Suscríbete a boletines útiles (como el nuestro 😉 ).

Y con tus recién adquirido conocimientos, comienza a hacer un plan sobre cómo usarlos en el Año Nuevo. Establece una meta para ver cuánto puedes aprender y hacer entre ahora y las próximas fiestas.

Devuelve a los demás

Nosotros descubrimos que cuando nos enfocamos demasiado en nosotros mismos, nos convertimos en la peor gente que hay alrededor. Una de las mejores maneras de vencer al espíritu de Scrooge es hacer lo que el mismo Scrooge hizo: dar tu tiempo, talento y dinero.

Tómate tu tiempo para servir a los menos afortunados que tú en estas fiestas. Puedes revisar tus pertenencias y regalar las cosas que ya no utilizas. Puedes servir en un comedor comunitario o refugio. O puedes ayudar a tu causa de caridad favorita. Las opciones son casi ilimitadas sobre cómo devolver.

A medida que trabajas para convertirte en una mejor versión de ti mismo, encontrarás que eres una mejor persona para aquellos que te rodean. Pon estas tres cosas en acción, y descubrirás que no puede haber mejor momento que el de las fiestas.

¡Felices fiestas para todos!

Robert y Kim

Robert KiyosakiHace unas semanas, hablé sobre la importancia de los sistemas para el éxito de un negocio. En ese post escribí:

Una empresa es un sistema complejo de sistemas ínter-operando. Y como un cuerpo, si uno de esos sistemas falla, todo el negocio o bien se paralizará o morirá. El triángulo B-I representa visualmente muchos de estos sistemas. Todos están separados pero también están conectados entre sí. Es difícil separar los sistemas porque son interdependientes, y también es difícil decir que uno es más importante que el otro.

Tan importante para el éxito de una compañía, como para los sistemas que emplea, es el líder que hace que esos sistemas trabajen a su máximo potencial; y que los sistemas correctos estén en su lugar. Estoy hablando del CEO de la compañía.

El trabajo principal del CEO

El trabajo de un CEO es supervisar todos los sistemas e identificar las debilidades antes de que se conviertan en fallos del sistema. Estos fallos pueden ocurrir de muchas maneras diferentes, pero son excepcionalmente desconcertantes cuando tu empresa está creciendo rápidamente.

Muchos CEOs se sorprenden que cuando todo finalmente funciona correctamente (sus ventas están aumentando, su producto o servicio está recibiendo la atención que merece por parte de los medios de comunicación, y las cosas están creciendo rápidamente) de repente no pueden entregar. ¿Por qué?

Por qué los sistemas fallan

Por lo general, se debe a que los sistemas fallan cuando aumenta la demanda. Por ejemplo, no tienes suficiente capacidad de producción o el dinero extra que necesitas para mejorar el producto o contratar ayuda adicional.

Cualquiera sea la razón, pierdes las oportunidades para mover el negocio al siguiente nivel de éxito, todo debido a un fallo en los sistemas.

Construyendo por delante de la curva

En cada nuevo nivel de crecimiento, el CEO debe comenzar a planificar los sistemas necesarios para apoyar el siguiente nivel de crecimiento, desde las líneas de producción a las líneas de crédito para las necesidades de producción.

Los sistemas conducen tanto la administración del flujo de efectivo como la de comunicación. A medida que los sistemas mejoran, tú o tus empleados tendrán que ejercer y esforzarse menos. Sin sistemas operativos exitosos y bien diseñados, tu negocio requerirá de mano de obra intensiva, y se detendrá en una o más fases del crecimiento.

Esto es importante porque si estás buscando vender tu empresa o salir a bolsa, debes tener sistemas estables y escalables en su lugar. Los inversores están buscando comprar un negocio, no humo. Personalidad y carisma sólo pueden llevar a una empresa hasta ese punto.

Trabaja en, no para, el negocio

Si quieres ser un emprendedor exitoso, debes aprender a ser un CEO exitoso. Esto comienza con entender que tu trabajo #1 es trabajar en el negocio, no para el negocio. Esto significa que debes convertirte en un maestro de los sistemas, manejarlos y saber cuándo tienes que implementar unos nuevos.

Como dije en el artículo anterior, la mejor forma de obtener este tipo de experticia es a través de la experiencia. Hazlo, y lograrás ser mejor en ello. Claro, fallarás en el camino, pero las lecciones que aprenderás te harán mucho mejor a lo largo del camino.

Kim KiyosakiDurante las últimas semanas que he estado hablando sobre las clases de inversiones (“¿Consideraste los negocios?” Y “¿Consideraste los bienes raíces?”) Y te di los prós y los contras de cada una.

Esta semana quiero hablar sobre los activos de papel.

¿Qué es un activo de papel?

Empezar a invertir en activos de papel es muy fácil. Cualquier persona hoy en día puede meterse en Internet y comprar o vender acciones. Decidir qué y cuándo comprar y vender es donde la cosa se pone difícil.

Las acciones son sólo una de las cientos de formas de activos de papel que hay disponible en la actualidad. Hay un término sobre el que puede que hayas oído hablar: Derivados. Es una palabra elegante que se usa a menudo. ¿Qué significa?

La raíz de la palabra derivados es derivar, es decir, “Que viene de algo.” Piensa en el jugo de naranja:

1. Cortas una naranja.
2. Exprimes su jugo dentro de un vaso.
3. El jugo es un derivado de la naranja.

Las acciones son un derivado de la empresa que lo emite. Una opción sobre acciones, tales como un PUT o un CALL, son derivados de una acción.

Una palabra rápida sobre los corredores

Es obvio que soy una gran defensora de que las mujeres estén financieramente educadas, yo incluida. Cuando por primera vez profundice en los activos de papel hace unos años, no sabía nada sobre el mercado de valores.

Por lo que hice lo que en ese momento parecía lo más inteligente que podía hacer. Busqué un corredor de bolsa. Su nombre era Mark. Le dije a Mark, “Tengo un poco de dinero para invertir en acciones. ¿Qué me recomiendas?”

Él dijo: “No puedo equivocarme con Coca-Cola. Ha estado en alza durante los últimos tres meses.”

Sin saber nada sobre Coca-Cola, con la excepción de que me encantaba cuando era niña, le dije: “Está bien, Compraré $400 en ellas.”

Casi un año después, estaba escuchando algunos rumores sobre la acción. Desde que la había comprado, el precio había subido modestamente, y estaba contenta con mi ganancia. Llamé a Mark y le dije, “quiero vender mis acciones de Coca-Cola.”

“Este no es el momento para vender. Estás saliendo demasiado pronto. Mantenlas.” Me aconsejó.

“No, estoy feliz con el dinero que gané. Quiero vender.”

Él continuó su argumento, cada vez más convincente mientras más hablaba. Para resumir, no vendí. Semanas más tarde, el precio de las acciones cayó por debajo de donde las había comprado.

Yo estaba enojada. Estaba enojada con Mark por que las cosas no salieron como decía, pero aún más enojada conmigo misma por no confiar en mi instinto. Llamé a Mark y le dije, con actitud, “¡Vende!”

Vendí sin emociones y tomé una pérdida. ¿Qué otra razón podría haber para vender? No sabía nada, para empezar, y ahora entendía que él tampoco.

Mi experiencia con Mark ilustra la vieja broma, “Hay una razón por la que la palabra ‘broke’ (quebrado) está en broker (corredor de bolsa).” Pero la realidad es que mis pérdidas fueron culpa mía tanto como de mis corredores. Yo no sabía nada sobre los activos de papel y mucho menos sobre cómo elegir un buen asesor para ellos… y hay buenos asesores.

Cómo son los buenos corredores de bolsa

Mi corredor de bolsa, Tom, también se convirtió en un querido amigo. ¿Por qué es mi corredor de bolsa? Por tres razones:

1. Nunca me llama por un consejo caliente.
2. Investiga a fondo todas las recomendaciones que me da.
3. Tom ya invirtió en cada inversión que me sugiere. Él practica lo que predica.

Las dos reglas de Tom para invertir en acciones son:

1. Si no entiendes cómo la compañía hace dinero, entonces no inviertas en esa empresa.
2. Si parece demasiado bueno para ser verdad, entonces probablemente lo sea.

Tom es un educador, aunque no se haya dado cuenta, y mis conocimientos crecen cada vez que trabajo con él.

Los pros de los activos de papel

• Muy líquido
Los activos de papel son rápidos para entrar, y rápidos para salir.

• Fácil entrar
No necesitas mucho tiempo ni esfuerzo para comenzar a invertir en acciones, bonos, etc. (Sin embargo, igual tienes que hacer tu tarea.)

• Cash flow
Las acciones que pagan dividendos pueden proporcionarte un flujo de efectivo durante un largo plazo. Hay otros vehículos de papel más que te brindarán flujo de efectivo si aprendes la estrategia.

• Ventajas fiscales
Las ganancias, o beneficios, por los activos de papel que mantuviste durante más de un año se gravan a las tasas de ganancias de capital más bajas. Los dividendos son gravados a las tasas de ganancias de capital más bajas también.

• Negocio desde casa
Incluye a tus hijos en lo que estés invirtiendo. Ellos pueden aprender junto contigo!

Las contras de los activos de papel

• Sin control
No tienes control sobre cómo la compañía hace su dinero, gasta su dinero, o gestiona sus deudas y pasivos. (A menos que, por supuesto, sea tu empresa la que esté ofreciendo acciones al público.)

• Volatilidad
Los precios de las acciones pueden subir y bajar drásticamente, sobre todo en tiempos de incertidumbre económica.

• No hay apalancamiento
El inversor promedio, debe pagar el 100% a la propiedad del activo. No puede pedir préstamos para comprar un fondo mutuo ni acciones.

• Altos costos y comisiones
Las elevadas comisiones son cargadas en la mayoría de las operaciones, no importa si estás comprando o vendiendo.

Invertir en papeles no es para todo el mundo. La mejor manera de decidir si es para ti es haciendo tu tarea y estudiando. Esa es una de las razones por las que empezamos The Rich Dad Company, para proveer educación financiera a aquellos que buscan descubrir qué clase de inversión es adecuada para ellos.

Te animo a iniciar tu camino para descubrir tus pasiones financieras hoy!

Reibox Blog1. Que el gran dinero se sirve en pequeños incrementos.

Ya sea el ROI de las inversiones, los beneficios, los márgenes de los productos que vendes, lo que sea.

Las personas que no entienden esto siempre están tratando de duplicar o multiplicar por cinco su dinero en el menor número posible de transacciones, mientras que las compañías y personas más grandes y exitosas del mundo ganan al hacer “poco dinero” una y otra vez.

2. Que los salarios y los ingresos se basan en lo que vale el trabajo, no el individuo.

Como persona, como ser humano, tu valor es incalculable.

Si desaparecieras en el bosque, nuestra sociedad fácilmente gastaría cinco o seis cifras para tratar de encontrarte y rescatarte, sin dudas. Pero hombre, pegar una etiqueta en una caja sigue teniendo el valor de sólo $5. Si es que eso.

Tu potencial ingreso no se basa en lo que necesitas o lo que el empleador puede pagar, se basa en el valor de lo que haces. Los que están en los niveles superiores de ingresos entendieron y aceptaron esta realidad, y trabajaron para crear algo de valor para el mercado o sus empresas.

3. Que la deuda personal no es una “herramienta”, es un grillete; la gratificación demorada es más gratificante que la gratificación instantánea.

Si no puedes pagarlo en efectivo, no puedes permitírtelo.

Ese tipo que conoces que gana $70.000 al año y conduce un BMW de $80.000 y tiene una deuda de $15,000 en su tarjeta de crédito parece que lo está haciendo bien, pero es un idiota. Todo su salario desaparece antes de fin de mes, y ninguna de esas cosas es suya. Está básicamente alquilándoselas al banco. Paga más al año en intereses de lo que destina a su plan de retiro.

Un contratiempo en sus ingresos y el banco le quitará todo, haciendo que todo el dinero que pagó hasta ahora desaparezca.

¿Pero y el hombre que ahorró y pagó en efectivo? Su cuenta de ahorros crecerá todos los meses y nadie aparecerá y tomará sus cosas.

4. El valor del dinero que tienes Vs. el futuro dinero que no ganaste.

Aquellas personas que compraron la “gran oferta” en muebles de IKEA o sofás de cuero van a comprar otro antes que la persona que compró productos de calidad.

Y la cosa es que las personas que compran barato saben que eso ocurrirá cuando lo están comprando. Ellos lo racionalizan diciendo “Si dura 3 años, estará bien, podré comprar uno mejor más tarde, cuando pueda permitírmelo.”

Cuando haces esto, estás básicamente tomando la decisión de tirar el dinero que tienes y comprometer futuro dinero que ni siquiera ganaste aún. Una decisión inteligente: Ahorra un poco más de tiempo y ve por productos de buena calidad que no necesiten ser reemplazados con tanta rapidez.

5. Matemáticas.

Una chica quebrada realmente quería un vestido en particular, pero costaba más de $100 y no los tenía. Cuando el vestido salió a en oferta con 20% de descuento, corrió a uno de esos prestamistas rápidos y pidió dinero prestado para conseguirlo.

Los intereses de los préstamos de ese tipo por supuesto no te dejan ahorrar nada. Pero a ella no le importaba, y lo justificaba pensando, “Oh, bueno, es el mismo dinero de todos modos.” No entendió que el problema no era la forma en que compró el vestido…

6. La importancia del seguro de vida.

No voy a dar el argumento de la responsabilidad personal de dejar a tus seres queridos a su suerte… La cuestión es que el seguro de vida es, de lejos, la forma más fácil y de más bajo impacto para transmitir tu riqueza a la siguiente generación. Por un poco de dinero al mes, tus hijos pueden ser millonarios (o al menos cien miles… ¿narios?).

Incluso alguien que nunca ganará suficiente dinero en su vida como para comprar una casa, muere en quiebra y sin dinero, podría dejar lo suficiente como para que todos sus nietos vayan a la escuela de medicina. Es algo muy sencillo, y te lo puedes permitir.

7. Que las loterías no son más que otro impuesto sobre los pobres.

Te das cuenta de que el gobierno se queda con la mitad de él, ¿verdad? Eso es antes de que el ganador pague sus impuestos.

Sí, ese premio gordo de $7 millones en realidad representa $14 millones en ventas de boletos de lotería, por lo que estás básicamente pagando más impuestos de manera voluntaria. No verás un gran cartel sobre el 10% junto a la caja de la lotería. Ni siquiera durante los grandes premios.

Tus probabilidades de ganar son de una en 292 millones (eso es 0,0000003425%) y sin embargo hay personas que abandonan $20 por semana, todas las semanas durante cuarenta años o más con la esperanza de que un día será su turno.

Ese mismo dinero invertido desde los 20 hasta los 60 tendría un valor de $300.000 para tu cumpleaños 60, incluso con las estimaciones más conservadores del mercado. Otra forma de verlo, podrías convertir $40.000 en $300.000 con simplemente no volver a jugarlo. Es tonto. Deja de hacerlo.

Robert KiyosakiHace unas semanas, tuve el privilegio de estar en el podcast de EntreLeadership. Durante nuestra conversación, cubrimos un montón de cosas, desde la razón número uno por la que los emprendedores fracasan hasta cómo pueden los líderes jóvenes prepararse para el éxito.

Mientras hablábamos, surgió un tema importante que quiero compartir contigo: la práctica.

Hace muchos años, cuando decidí que quería ser maestro y orador, empecé a practicar. Me aseguré de tomar todas las oportunidades que pudiera para hablar frente a otros. En el camino, Cometí muchos errores, pero fueron esos errores los que me hicieron exitoso.

Lo que llamar por dólares me enseñó

Permíteme compartir una historia para ilustrarte este punto. Al principio de mi carrera, cuando empecé a trabajar en Xerox para aprender a vender, descubrí que Xerox no estaba tan interesado en mi aprendizaje como lo estaban en lo que producía. Querían que vendiera, no que aprendiera. De hecho, si no vendía, me despedirían.

El ambiente de trabajo en Xerox era producto de nuestro sistema escolar moderno, en el que los que tienen éxito son los que memorizan la información y evitan todas las fallas que fueran posibles.

Para poder mejorar en las ventas, sabía que tenía que practicar. Al igual que cuando pasaba cinco días a la semana practicando fútbol en la escuela secundaria para poder brillar durante un juego una vez por semana, necesitaba hacer repeticiones y aprender de lo que hacía mal, del mismo modo lo hice en ventas.

Así que, me ofrecí como voluntario para una organización benéfica por las noches, llamando por dólares. Hacer llamadas frías fue difícil, pero afortunadamente, la caridad estaba tan necesitada de voluntarios que no les importaba si estaba fallando o no. Estaban realmente felices de tenerme sentado y llamando.

La paradoja fracaso

Paradójicamente, cuanto más fallaba como voluntario (y aprendía de esos fracasos) más éxito tenía como vendedor en Xerox.

Esto resalta un principio importante: los errores son más importantes que las respuestas. ¿Por qué? Porque las respuestas siempre surgen de los errores. Claro, puedes memorizar las respuestas, sin embargo, estas se desvanecen rápidamente. Cuando descubres una respuesta gracias a la perseverancia a través del fracaso, la respuesta se queda contigo para siempre.

Al final del día, las personas exitosas son aquellas que practican, practican, practican; fallan, fallan, fallan; y eventualmente tienen éxito como resultado.

Me recuerda una vez más la famosa frase de Michael Jordan, “He fallado más de 9000 tiros en mi carrera. He perdido casi 300 juegos. 26 veces se me ha confiado el tiro ganador y lo erré. He fallado una y otra y otra vez en mi vida. Y es por eso que tuve éxito.”

Preguntas de un millón de dólares

Así que las preguntas que tengo para tu hoy son, “¿A dónde quieres ir?” Y “¿Qué estás practicando?” Si esas dos cosas no están alineadas, es momento de hacer un cambio.

Kim KiyosakiLa semana pasada, hablé de los pros y los contras de entrar en los negocios. Esta semana, voy a hacer lo mismo para una de mis categorías de inversión favoritas, los bienes raíces.

Donald Trump dijo una vez: “Es tangible, es sólido, es precioso, y es artístico desde mi punto de vista. Amo los bienes raíces.” Estoy de acuerdo. Sin embargo, incluso más que los bienes raíces, amos el flujo de dinero.

¿Qué quiero decir con bienes raíces?

Cuando hablo de bienes raíces, estoy hablando del alquiler de bienes raíces que producen flujo de dinero positivo.

El término “bienes raíces” abarca toda una gama de productos, tales como:

• Las casas unifamiliares
• Dúplex
• Cuádrupex
• Apartamentos
• Oficinas
• Tiendas
• Almacenes
• Etc.

Hay otras formas de bienes raíces no tan comunes también.

Los pros de la inversión inmobiliaria

• Apalancamiento del DOP (Dinero de Otras Personas)

Puedes pagar el 10%, 20%, 30% como pago inicial, y un banco, institución de crédito o un privado proporcionarte el resto de la financiación. Puedes ser dueño de una propiedad de $100,000 con sólo $10.000 o $20.000.

A medida que ganes más experiencia y sofisticación, podrás aprovechar el DOP para el pago inicial también.

• Flujo de dinero

Si la propiedad es comprada y administrada correctamente, los bienes raíces pueden proporcionar enormes oportunidades para generar flujo de dinero.

• Apreciación (un incremento en el valor de la propiedad en el tiempo)

Si administras bien la propiedad, los alquileres aumentarán. Cuando tus rentas aumentan (o tus gastos bajan), el valor de la propiedad se aprecia. El flujo de dinero y la apreciación son dos formas de ingresos que tienen las propiedades de alquiler.

• Control

Tienes el control sobre los ingresos, los gastos y la deuda de tus propiedades.

• No estás tan sujeto a las fluctuaciones de los mercados

Una propiedad con flujo de dinero positivo no está sujeta a las subidas y bajadas diarias de los mercados. Por lo general es un juego a largo plazo. De hecho, un mercado de bienes raíces a la baja en realidad puede ser el mejor momento para comprar.

• Ventajas fiscales

1. La depreciación es una deducción anual que es un porcentaje del valor de la propiedad que se puede amortizar como un gasto de los ingresos.

2. Los créditos fiscales están disponibles para vivienda de interés social, la rehabilitación de edificios históricos, y algunas otras inversiones inmobiliarias. Un crédito fiscal se deduce directamente de los impuestos que debes.

3. En algunos países, las ganancias derivadas de la venta de bienes inmuebles se pueden posponer indefinidamente, siempre y cuando esas ganancias se reinviertan en otros bienes inmuebles.

• Es lento

Por lo general, tienes tiempo para hacer tu tarea, hacer comparaciones, analizar los números, y tomar la mejor decisión de inversión para ti.

• Experiencia en poseer propiedades inmobiliarias

Si puedes comprar tu casa o residencia personal, entonces puedes entrar en el mundo de las inversiones en bienes raíces.

• Negocio desde casa

Incluye a tus hijos en cada propiedad de alquiler que compres. Pueden aprender juntos!

Los contras de la inversión inmobiliaria

• Tiempos largos

Ofertas, contadores, tasaciones, inspecciones, financiación; todo ello lleva su tiempo.

• No es líquida

La liquidez es la capacidad de convertir un activo en dinero en efectivo. No puedes entrar y salir de los bienes inmuebles de forma rápida.

• Es difícil

De las cuatro clases de activos, bienes raíces es la segunda más difícil (después de los negocios). También debes lidiar con las vacantes y malos inquilinos de vez en cuando.

• Consumo de tiempo

Toma tiempo encontrar una buena oportunidad. Las propiedades deben ser manejadas diariamente.

Comienza en pequeño para tener éxito

Cada, y repito cada, inversionista de bienes raíces exitoso que conozco, hombre o mujer, comenzó muy en pequeño. Si ya has invertido en bienes raíces, apuesto a que empezaste en pequeño también.

Hay muchas cosas que aprender, lo que significa que cometerás errores. Todo esto es parte del proceso. Pero cuando comienzas allá fuera, es mucho más fácil cometer errores en propiedades pequeñas con pequeñas cantidades de dinero.

Tenzin es mi cuñada. Ella era una monja budista con su santidad el Dalai Lama. Nunca tomó el voto de pobreza, ya que eso no fue necesario, pero sí vivió un estilo de vida frugal.

Desde un susto médico costoso, se dio cuenta de que el dinero tenía un papel importante en su vida, y comenzó su viaje hacia el dinero y las inversiones.

Su búsqueda la llevó a una forma barata, relativamente sencilla de entrar en los bienes raíces; casas móviles. Las casas móviles no son comunes en muchas ciudades del mundo. Son casas prefabricadas o manufacturadas que técnicamente pueden ser transportadas.

Lo que Tenzin encontró fue que ella podría comprar una casa móvil usada por alrededor de $3.000 y recibir un flujo de dinero positivo de aproximadamente $200 al mes. Ese es un retorno muy saludable por su dinero.

Tenzin también descubrió que en California, donde vive, una casa móvil se considera un vehículo de motor. Así que no tenía que ir a través del proceso de bienes raíces para conseguir el título de esas casas.

Ella simplemente caía en el Departamento de Vehículos Motorizados y recogía el título. Al ser una monja con muchas responsabilidades que no producen ingresos, esta es una solución viable para Tenzin a medida que comienza a hacer crecer su columna de activos.

Un montón de oportunidades

La buena noticia es que hay un montón de variedades en el sector inmobiliario. Si crees que los bienes raíces son adecuadas para ti, hay una oportunidad por ahí que se ajustará a tu plan y perfil de inversión.

¡Todo lo que tienes que hacer es empezar!

finanzasEl mes pasado empezamos una lista de nueve conductas frecuentes en el manejo del dinero que las personas deben cambiar para mejorar su situación personal, misma que complementamos a continuación:

5. Dejemos de confundir ahorro con inversión.

Muchas personas guardan sus ahorros en cuentas no productivas, que pagan rendimientos mucho menores que la inflación. Si dejamos el dinero en el banco, está perdiendo poder adquisitivo simplemente porque la inflación es mucho mayor al rendimiento que obtenemos.

Para que el ahorro verdaderamente tenga sentido, necesitamos invertirlo, hacerlo productivo realmente. Que no sólo conserve su poder adquisitivo sino que se incremente de manera significativa con el tiempo. Esto no se puede lograr en el banco o con instrumentos de tasa fija. Necesitamos cambiar nuestra mentalidad y convertirnos en verdaderos inversionistas.

6. Dejemos de estar desprotegidos.

Los mexicanos, lamentablemente, no protegemos nuestros bienes ni nuestro patrimonio. En el mejor de los casos, la gente asegura su auto debido a que el riesgo de robo en México es alto, además de que ahora ya es obligatorio contar con, al menos, un seguro de responsabilidad civil.

Pero muy pocas personas cuentan con un seguro para su hogar (el cual podemos perder con un incendio o un desastre natural) o con un seguro de vida para proteger a su familia (y a nosotros mismos en caso de invalidez total y permanente que nos impida volver a trabajar).

Tenemos que fomentar una cultura de previsión; el costo social, de no hacerlo, es en verdad enorme.

7. Dejemos de contar con la seguridad social para nuestro retiro.

En nuestro país las pensiones son y serán un verdadero problema porque las contribuciones obligatorias son muy pequeñas y claramente insuficientes para garantizar una buena pensión. Esto incluso podría generar un grave problema social en el largo plazo.

Por eso tenemos que empezar a preocuparnos por hacer un ahorro adicional considerable para tener un retiro digno, que nos permita mantener en la medida de lo posible nuestra calidad de vida, además de que existen beneficios fiscales que todo el mundo debería conocer y aprovechar.

8. Dejemos de ser posibles víctimas de fraudes.

Los defraudadores siempre empiezan por generar confianza en su víctima potencial. Ésa es la manera de llegar. Además se aprovechan de nuestra inocencia. Son personas que siempre se están actualizando.

Por ejemplo: recibimos un correo electrónico de una página parecida a la de nuestro banco, donde nos informan que están depurando las cuentas y que necesitamos confirmar cierta información “personal” (como números de cuenta y claves confidenciales) para evitar que las mismas queden “inactivas”. O bien, en el cajero automático se bloquea nuestra tarjeta o no la lee y “convenientemente” recibimos ayuda de un supuesto empleado del banco, que nos pide nuestro NIP para poder “desactivarla”.

Recuerda: los bancos no envían jamás este tipo de correos. Nadie te debe pedir información de tus cuentas o datos confidenciales, mucho menos empleados bancarios. Si tienes dudas, siempre es mejor llamar al banco o verificar en el portal de la institución cualquier información, todos tienen una línea de atención a clientes. Nunca des clic en ningún enlace que venga en un correo electrónico de este tipo.

9. Dejemos de desconocer nuestra situación crediticia.

Muy poca gente sabe que tiene derecho a solicitar de manera totalmente gratuita, una vez al año, su reporte especial de crédito ante las instituciones de información crediticia (Buró de Crédito o Círculo de Crédito).

Conocer cuál es nuestra situación es muy importante, sobre todo porque este reporte se genera con la información que los bancos generan y puede contener errores. Si los detectamos podemos solicitar una aclaración y por ley nos deben contestar.

Por otro lado, monitorear nuestra propia actividad a través de los servicios de alertas de estas instituciones o del mismo Buró de Crédito nos puede ayudar a identificar, en fases tempranas, un posible robo de identidad.

Kim KiyosakiSoy una gran fan de las mujeres que tienen éxito en los negocios. Me encanta escuchar las historias de los viajes de estas mujeres hacia el éxito.

La ex editora en jefe de la revista Cosmopolitan, Helen Gurley Brown, dijo: “Casi todas las carreras de las mujeres ricas, exitosas y glamorosas que posiblemente envidies hoy, comenzaron siendo haraganas.”

En otras palabras, todos empezamos de alguna parte!

Puedes ver los negocios desde varios puntos de vista diferentes:

• Como el propietario de negocios trabajando en tu propio negocio,
• Como inversor en el negocio de otra persona, o
• Como inventor, escritor o creador de productos que produce su obra maestra una vez, pero la vende una y otra vez.

Cualquier ruta o rutas que tomes, empezar puede ser relativamente simple.

A medida que viajo y enseño, las mujeres a menudo me preguntan cómo pueden tener éxito en los negocios. Mi respuesta siempre es, “Empezar un negocio simplemente comienza con una idea. Todos tenemos ideas. Es simplemente cuestión de crecer para la ocasión y poner esa idea en práctica.”

Poniendo las ideas en práctica

La buena noticia es que las ideas son gratis y abundantes! Aquí tienes algunas para poner tu mente un movimiento:

Internet ha abierto un nuevo mundo para los emprendedores e inventores novatos y experimentados. Apple cambió el campo de juego con la introducción de las aplicaciones. Si sabes de tecnología, considera construir una aplicación y ofrecérsela al mundo.

El mundo editorial ha sido revolucionado por los libros electrónicos. Un par de amigos estaban experimentando con cómo publicar un libro electrónico por sí mismos. Investigaron mucho y aprendieron el paso a paso del proceso.

Para ver si su proceso funcionaba, escribieron un libro electrónico de 20 páginas sobre cómo publicar un libro electrónico. A partir de ese “experimento”, ahora ganan alrededor de $ 200 por mes. Estos dos amigos tomaron sus conocimientos y los convirtieron en un activo.

Una de las debilidades de mi amiga Marilyn eran las carteras de diseño. La mayoría de sus gastos de lujo eran en las últimas carteras Louis Vuitton, Armani, Prada, Gucci. Sus amigas ocasionalmente se las pedían prestadas.

Bromeando, un día su mejor amiga le dijo: “Podrías hacer una fortuna alquilando tus carteras.” Las luces se le encendieron! Actualmente, Marilyn obtiene una saludable ganancia por mes gracias a su pequeña tienda de alquiler de bolsos. Desde entonces se expandió a otros artículos de diseño para alquilarlos también. Cosas tan simples como un bolso de Prada.

Comenzar en los negocios puede ser así de sencillo. Sólo se necesitas una idea y tomar acción.

Calcula el costo

Como con cualquier otra cosa, hay mucho que ganar con estar en los negocios, pero también hay costos a considerar. Si bien las ideas son gratis, poner esas ideas en práctica te costará tiempo, energía y dinero.

Afortunadamente, hay algunas ventajas sorprendentes que vienen juntas con el paquete.

Los pros de tener tu propio negocio

• Control

Tienes el control total sobre los ingresos, los gastos y las deudas.

• El apalancamiento del DOP (Dinero de Otras Personas)

Si eliges recaudar dinero para tu negocio, puedes financiar la startup o crecer con el dinero de los inversores. Si estás invirtiendo en la empresa privada de otra persona, entonces tú eres el DOP.

• El apalancamiento del TOP (Tiempo de Otras Personas)

Eventualmente, el TOP puede sustituir por completo tu tiempo. Si estás trabajando en el negocio de otra persona, entonces tú eres el TOP.

• Ingresos ilimitados

No hay límite para la cantidad de ingresos que tú y tu empresa pueden hacer.

• Ventajas fiscales

La mayoría de las leyes de impuestos, en la mayoría de los países, se orientan hacia la reducción de los impuestos para los propietarios de negocios. Casi todos los gastos son deducibles, lo que significa que los deducen de los ingresos, lo que reduce el ingreso imponible de la empresa.

• Horario flexible

Fijas tu propio horario.

• La libertad de expresarte

Un negocio puede apoyarte en ser fiel contigo mismo. Puedes expresar plenamente quien eres y lo que representas a través de tu negocio.

• Negocio desde casa

Incluye a tus hijos. Lo que es una gran educación para ellos!

Las contras de ser dueño de tu propio negocio

• Es difícil

Operar un negocio es el más difícil de los cuatro tipos de activos.

• Alta tasa de fracaso

Nueve de cada diez empresas fracasan en los primeros cinco años.

• Muchas horas

Se requieren muchas horas. Esto no será un trabajo de 9-5.

• Sin garantías

No hay ningún salario garantizado ni constante.

• Personas

Debes tratar y manejar personas; empleados, clientes, consultores, etc.

Esto incluye sus diferentes personalidades, estados de ánimo y todas sus peculiaridades. A menos que este sea tu punto fuerte, puede ser estresante.

Los negocios no son para todos, pero para aquellos que se decidan dar el paso, puede ser extremadamente gratificante. El aspecto importante es que estás gastando tu tiempo construir un activo; Y si lo haces bien, un activo que podrá producir por generaciones.

Reibox BlogAunque tener un millón de dólares no es tan impresionante como lo era antes, todavía no es nada despreciable.

De hecho, la CNBC informa que en 2013 había 13,2 millones de millonarios sólo en los Estados Unidos.

Heck, uno de ellos, podría ser incluso tu vecino. De hecho, las probabilidades de que sea realmente tu vecino son altas.

– Pero, Len, no conoces a mi vecino. Ese tipo no se ve como un millonario.

Bueno, ¿Adivina que? Un millonario que es verdaderamente inteligente financieramente no es fácilmente reconocible.

1. Él siempre gasta menos de lo que gana

De hecho, su lema es: A la larga, es mejor ser anónimamente rico que engañosamente pobre.

2. Sabe que la paciencia es una virtud

Las probabilidades dicen que no te volverás millonario de la noche a la mañana. Si eres como él, tu riqueza se irá acumulando gradualmente si administras diligentemente tu dinero durante varias décadas.

3. Cuando vayas a su modesta casa de tres habitaciones y dos baños…

…Vas a terminar bebiendo café instantáneo en lugar de Starbucks

Y si necesitas un aventón, bueno, conseguirás un paseo en su sedán económico de diez años de antigüedad. Y si crees que eso lo hace avaro, pregúntale si eso le preocupa. (Pues no.)

4. Se dio cuenta rápido que el dinero no compra la felicidad

Si estás buscando el nirvana, necesitas enfocarte en lograr la libertad financiera.

5. Entiende que el dinero es como un niño pequeño; incapaz de manejarse a si mismo

Después de todo, no puedes esperar que tu dinero crezca y madure como debería sin que lo administres correctamente.

6. Es un gran creyente de pagarse a si mismo primero

Pagarte a ti mismo primero es un principio esencial de las finanzas personales y una gran manera de construir tus ahorros e inculcar disciplina financiera.

7. Si bien es posible hacerse rico gastando tu vida haciendo algo que no disfrutas, se pregunta ¿por qué haría eso?

La vida es demasiado corta.

8. Sabe que no planear es lo mismo que planear para fracasar

También sabe que los pocos millonarios que llegaron a ese hito sin un plan, llegaron allí por pura suerte. No es suficiente declarar simplemente que quieres ser financieramente libre.

9. Cuando llegó el momento de establecer sus metas de ahorro, no tuvo miedo de pensar en grande

El éxito financiero exige que tengas una visión que sea significativamente más grande de lo que puedes ofrecer actualmente.

10. Con el tiempo, se dio cuenta de que el trabajo duro a menudo puede ayudar a compensar un montón de errores financieros

– Y cometerás errores financieros.

11. Se dio cuenta de que las cosas pasan, es por eso que eres un tonto si no te aseguras contra el riesgo

Recuerda que la probabilidad de quebrar está siempre a la vuelta de la esquina y puede ser disparado desde múltiples fuentes: la muerte del sostén de la familia, un divorcio o una discapacidad que lleve a la pérdida del trabajo.

12. A pesar de que tiene un trabajo que le gusta, no tienen que trabajar más porque todo lo que tiene ya está pagado

– Y lo tiene pagado desde hace años.

13. No se impresiona…

…por que conduzcas un auto de lujo caro y vivas en una Mansión dos veces más grande de lo que tu familia necesita.

14. Después de estar seis meses pidiéndotelo, por fin dejo de esperar que le devuelvas sus tijeras para podar

Él se rindió y se compró unas nuevas el mes pasado. Sin embargo, no hay resentimientos; él se lo puede permitir.

Eso es todo. Ahora sabes lo que tu vecino millonario no te dirá.

Robert KiyosakiPadre rico creía en el poder de las palabras. Creía que nuestras palabras tienen el poder de darle forma a nuestra realidad porque ellas revelan lo que pensamos y creemos sobre el mundo.

Padre rico se hizo eco de lo que Gandhi dijo una vez, “Tus creencias se convierten en tus pensamientos, tus pensamientos se convierten en tus palabras, tus palabras se convierten en tus acciones, tus acciones se convierten en tus hábitos, tus hábitos se convierten en tus valores, tus valores se convierten en tu destino.”

¿Cuál es la palabra?

La pregunta que tengo para ti hoy es: “¿De que forma están tus palabras representando tus pensamientos y creencias, y cómo están formando tu destino?”

Creo que una de las formas más poderosas de darle forma a nuestro destino es contar nuestra historia y escuchar a los demás contar las suyas, tanto sobre ellos mismos como sobre nosotros.

He aquí un ejemplo: Una persona dice: “Algún día seré un emprendedor.” Otra persona dice: “Soy un emprendedor.”

Incluso si las circunstancias de ambas personas son iguales, ¿cual de los dos crees que tiene más probabilidades de tener éxito?

Mi dinero estaría con la persona que se declaró a si mismo emprendedor y no con la persona con la esperanza de ser uno algún día. ¿Por qué? Porque como dice Gandhi, “Tus palabras se convierten en tus acciones.” Si declaras que eres algo, siempre y cuando sea dentro de tu capacidad natural y energía, es más que probable que tomes acción para ser eso que dices ser, incluso si el mundo no se dio cuenta aun.

Cómo las palabras pueden darle forma a nuestra realidad

Toma el ejemplo con el que probablemente todos podemos relacionaros: ponernos en forma.

Muchas personas tienen la intención de ir al gimnasio y ponerse en forma. Algunos incluso podrían decir: “Quiero ponerme en forma.” Pero es cuando vamos por ahí diciéndole a la gente que estamos poniéndonos en forma que tenemos que tomar acción.

Y aquí está la magia en esas palabras. Al decir que estamos poniéndonos en forma, debes tomar acción e ir al gimnasio (o enfrentar las burlas de aquellos a los que les dijiste!). Al principio es difícil, pero muy pronto la acción se convierte en un hábito, uno al que no podrás imaginar faltar cada día. A medida que tomes el hábito de hacer ejercicio, empezarás a valorar el estilo de vida saludable. Comerás mejor. Dejarás de fumar. Dormirás más. Y a medida que cambien tus valores, también lo hará tu destino, yendo de una poco saludable y corta vida a una más saludable y larga vida. Y todo comenzó con tus palabras.

Si quieres ser un emprendedor, comienza hoy mismo usando las palabras que sabes que te impulsarán a tomar acción. Te garantizo que si lo haces, esas palabras se convertirán en acciones, y luego en hábitos, en valores, y entonces en un destino distinto.

Así que, ¿qué vas a decir hoy?

Robert KiyosakiCuando digo la palabra “gastos”, ¿qué tipo de sentimientos surgen en ti?

Muchas personas sienten ansiedad, o pueden sentir un poco de miedo. Ciertamente, la mayoría de las personas no se sienten cómodas con la idea de los gastos. ¿Por qué pasa esto?

Para la mayoría de las personas, los gastos son cosas que nos quitan nuestro dinero. Son obligaciones más que oportunidades. Para algunos, son las cosas que los ponen en rojo mes tras mes.

Pero hay otras formas diferentes de ver los gastos.

Ver a través de la columna de gastos

Mi padre rico solía decir: “Es a través de la columna de gastos que las personas ricas ven la otra cara de la moneda. La mayoría de las personas sólo ven los gastos como algo malo, cosas que los hacen pobres. Cuando puedes ver que los gastos pueden hacerte más rico, la otra cara de la moneda comienza a aparecer frente a ti.”

También dijo: “Ver a través de la columna de gastos es como ir a través del espejo de Alicia como hizo en Alicia y el país de las maravillas.”

Cuando era joven, mi padre rico me enseñó cómo utilizar la columna de gastos para hacerme más rico a mí mismo.

“Al contar con un plan para ser rico y comprender las leyes fiscales y las leyes corporativas, puedo usar mi columna de gastos para hacerme rico,” me dijo. “Las personas promedio usan sus columnas de gastos para hacerse pobres. Si quieres ser rico y seguir siendo rico, debes tener el control de tus gastos.”

Las formas en que la columna de gastos te puede hacer más rico

La razón por la que la mayoría de las personas se hacen más pobres por su columna de gastos se debe a que gastan su dinero en pasivos que sacan dinero de sus bolsillos, cosas como autos caros, vacaciones, ropa y más.

Los ricos compran estas cosas también, pero también compran cosas que les hacen ganar más dinero; activos que pagan sus pasivos.

Cuando Kim y yo nos casamos, nos comprometimos a hacer de nuestras inversiones un gasto en nuestro presupuesto. Cada mes, nos pagábamos a nosotros mismos primero a través de nuestra columna de gasto el dinero que teníamos que ahorrar para comprar los activos que nos proporcionarían cash flow positivo. Este es un ejemplo de un gasto que nos hizo ricos. No sólo el activo generaba ingresos, sino también eran ingresos pasivos que se gravaban a la tasa más baja, por lo que también nos ahorraba dinero en impuestos.

Otra forma en que nuestros gastos nos hacen más ricos es al comprar todo lo que legalmente podemos a través de nuestros negocios, cosas como salir a comer, viajar, smartphones, computadoras, y mucho más. Todas estas cosas que necesitamos, y que casi todo el mundo necesita, las pueden comprar nuestras empresas y deducir de nuestros ingresos. El resultado es que pagamos impuestos mucho más bajos.

Un último ejemplo sobre cómo la columna de gastos puede hacerte más rico son los bienes raíces y la depreciación. Cada año, por todas nuestras propiedades de alquiler, el IRS nos permite tomar una parte de nuestra propiedad y borrarla como depreciación. Es un gasto que es realmente un ingreso porque no nos cuesta nada, pero nos ahorra dinero en impuestos.

Más gastos –> más ingresos

Si entiendes estos ejemplos, entonces, entiendes por qué mi padre rico (y Kim y yo) queremos bajos ingresos y gastos altos. Esa es nuestra manera de hacernos rico.

“La mayoría de las personas eventualmente pierden su dinero y van a la quiebra porque continúan pensando como una persona pobre, y la gente pobre quiere ingresos altos y gastos bajos. Si no haces este cambio en tu cabeza, siempre vas a vivir con el temor de perder tu dinero y tratarás de ser barato y frugal, en lugar de ser financieramente inteligente y hacerte cada vez más rico. Una vez que puedes entender por qué una persona rica querría gastos altos e ingresos bajos, comenzarás a ver la otra cara de la moneda.”

millonarioMuchas personas quieren desesperadamente ser millonarias, pero no lo logran.

Aunque el dinero no compra la felicidad, sí puede ayudar a tener una vida menos estresada. Para ser millonario, necesitas tener la estrategia correcta y conocer por qué aún no lo has logrado.

Todas las personas que quieren ser millonarios pero no lo han logrado tienen excusas: “No elegí la carrera correcta”, “No pude ir a escuelas costosas”, “No tengo el tiempo”, etcétera.

Aquí te dejo 10 razones verdaderas por las que no eres millonario… todavía.

1. No tienes la guía correcta

Necesitas rodearte de personas positivas. Más importante, necesitas encontrar a alguien en quien puedas confiar para que te guíe en la dirección correcta. Las personas en las que confías más deben ser aquellas que te empujen en el camino al éxito.

2. No estás dispuesto a hacer sacrificios

Decía mi padre que no siempre se puede tener “quinto, globo y dulce”. A veces hay que renunciar a las cosas. Si no eres capaz de sacrificar tiempo de diversión para enfocarte en tu carrera, entonces jamás tendrás el éxito financiero que estás buscando.

3. Le temes al fracaso

No lo dudes, vas a fallar, a cometer errores y tienes que aprender a superarlo. Si temes equivocarte, nunca harás nada.

4. Tus metas no son claras y tampoco tus acciones

Si no tienes un objetivo en la mente y un plan de acción para lograrlo, jamás serás millonario. Tómate el tiempo para planear y hacer las cosas bien.

5. Crees que el éxito es para otras personas

Debes creer que vas a triunfar. Visualízate como la persona de éxito que tanto envidias. Si realmente logras imaginarte así y crees que puede suceder, te acercarás un paso más a tu meta.

6. Crees que tu pasado evita el éxito

Ni tu educación, ni tu historial familiar pueden alejarte del triunfo. NADA puede hacerlo.

7. No estás usando el internet

La web ha transformado al mundo y continuará haciéndolo. Si no la estás usando, no estás sacando provecho de la herramienta más fuerte que existe actualmente.

8. Olvidas que el dinero puede darte libertad

Tal vez la riqueza no compra la felicidad, pero si puede ayudarte a ser más libre para hacer lo que verdaderamente quieres hacer. Deja que eso sea tu motivación.

9. Te juntas con las personas incorrectas

Las personas de tu alrededor deben ser tu sistema de apoyo. Deben ayudarte a mantenerte enfocado y positivo. Tu grupo de amigos y familia no deben ser distractores o fuerzas negativas. Si lo son, debes conseguir amigos nuevos.

10. Apuestas a la lotería en vez de mejorar tus habilidades

Formar un sistema de habilidades es mejor para ti a largo plazo que apostar todo lo que tienes a un juego de azar. Claro, toma más tiempo y esfuerzo, pero te ayudará alcanzar la meta que te propones.

Mantén estas razones en mente siempre que te estés esforzando para alcanzar un logro profesional. Verás de lo que eres capaz cuando quitas estos distractores de tu camino.

obstaculosAlgunas personas que buscan seguridad pierden libertad, y viceversa.

Escojas lo que escojas, pagarás un precio, porque como dije antes: nada es gratis. He aquí la palabra- problema: «gratis». Huye de ella, de lo gratuito.

Quien ama la seguridad pierden oportunidades porque buscan por lo fácil. Tu visión no debería ser que todo te resulte muy fácil. Esta cita de Robert Henri me parece súper genial: «Ser libre, ser feliz y productivo sólo puede conseguirse sacrificando muchas cosas corrientes, aunque sobreestimadas».

En realidad, yo no conozco modos rápidos y fáciles de ganar dinero, tampoco me es de importancia para mí porque terminan siendo un auténtico desastre. Lector, espero que no busques lo fácil y lo rápido.

Si eliges la libertad, cometerás con probabilidad algunos errores. Es lógico, piénsalo, los errores son necesarios para el éxito. Yo convierto cada error que cometo en algo bueno, le saco partido al usarlo como palanca. Renunciar a los errores es, por tanto, renunciar al éxito.

Si la gente supiese que las personas exitosas cometen un alto índice de errores, empezarían a perder el absurdo miedo al error. Winston Churchill lo tenía claro: «El éxito consiste en ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo».

Yo incluso prefiero equivocarme en lo que me gusta antes que acertar en lo que detesto.

Las personas que evitan los errores están evitando el éxito.

Cuando empiezas algo nuevo, equivocarse es inevitable.

Alguien dijo que si quieres tener éxito deberías «duplicar tu tasa de errores» porque es de ellos como se aprende a hacerlas cosas bien. Espero convencerte de la necesidad de cometer errores.

Busca tu «error memorable», tu punto de inflexión, el que ha de revolucionar tu vida. Hay otros mundos y están en éste. En la dimensión del empleado, el error es algo a evitar. En la dimensión del emprendedor el error es parte necesaria del proceso.

Arriesgar significa la oportunidad de ganar, no de perder.

Si eliges la seguridad te privarás de la libertad financiera, porque son incompatibles. No arriesgar conduce a vivir una vida de pequeño tamaño. «Si no arriesgas nada, lo arriesgas todo» (Geena Davis, actriz). Una chica lista.

Sé que es una elección importante —yo mismo la he tomado muchas veces—. He comprobado, no obstante, que la seguridad tiene más —¡muchos más!— «seguidores» que la libertad. En la escuela nos enseñaron a jugar a lo seguro pero eso es un obstáculo al aprendizaje.

Francamente, por más que lo pienso no veo la relación entre lo que estudié y la realidad.

¿Libertad o seguridad? Va a gustos. Yo creo que la libertad financiera es mucho más importante que la seguridad laboral. Una es real, la otra una fantasía. Cuando elijas, habrás tomado responsabilidad, pagarás los precios de tu elección, y ya no te verás como una víctima ni podrás quejarte de tu situación, sea cual sea.

Lo que yo he aprendido que la libertad añade vida a la vida pero la falsa seguridad de un sueldecito siempre sabe a poco.

Pero vayamos a los obstáculos de la libertad financiera:

El primer obstáculo son las creencias limitantes.

Muchas creencias son una carga más pesada que una hipoteca, de hecho actúan como «hipotecas mentales». Creo que es mejor estar gravado por un préstamo hipotecario en el banco que por una creencia limitadora en la mente, porque lo primero tiene fecha de caducidad pero las creencias, en principio, no.

Este libro pretende desacreditar creencias frecuentes sobre el dinero basadas en el miedo. No voy a profundizar en esto porque ya se ha escrito lo suficiente, pero resumiré diciendo que el miedo es el mayor freno de la humanidad a nivel colectivo e individual.

El segundo obstáculo es la actitud complaciente de vivir por inercia en la comodidad.

Justo lo opuesto a la «cultura del esfuerzo», que fue artífice del éxito económico en la Europa del Norte. Tenemos fobia al esfuerzo.

Las únicas personas que quieren un cambio inmediato son los bebés con el pañal mojado. El resto ya están bien, estén como estén. Triste, ¿no? Deberíamos tener muy claro que nuestra economía personal sólo va a mejorar cuando hayamos mejorado, pero no antes.

El esfuerzo es incómodo, es cierto, pero ¡más incómodo es seguir experimentando problemas económicos! En un mundo en transformación, no adaptarse es un riesgo demasiado grande para quienes buscan la comodidad. Lo cómodo y fácil: «sueldo limitado, hipoteca infinita, consumo irresponsable» ya no funciona. Toca reciclarse.

El tercer obstáculo son los malos hábitos financieros.

La persona promedio busca la gratificación económica inmediata y por ello no planifica ni sigue una estrategia financiera a medio y largo plazo.

Vive financieramente al día. Gana, gasta, no ahorra, y lo peor: no invierte. Depende de una única fuente de ingresos sobre la que no tiene ningún control. Gasta más de lo que gana, incluso se gasta los ingresos futuros. Se endeuda de por vida sin haber creado antes fuentes de ingresos que garanticen el pago de sus compromisos, se da lujos sin contar con los flujos que los paguen… En fin, quiere un tren de vida que no se ha ganado. Es hora de revisar esos hábitos.

Sea cual sea tu situación presente, lo cierto es que tu modo de pensar y actuar te ha conducido exactamente al punto donde estás hoy. Acéptalo: tu saldo bancario no es fruto de una casualidad sino de unos hábitos. Si deseas crear un saldo diferente será preciso deshacerse de viejos hábitos y sustituirlos por otros diferentes.

El cuarto obstáculo es la falta de educación financiera.

Todo el mundo maneja dinero cada día, pero muy pocos se preparan para hacerlo con acierto.

Una buena formación financiera no es un lujo, es una primera necesidad. Y si no que se lo pregunten a las personas que compraron productos financieros que no entendían y resultaron no valer nada. El hecho de que no se enseñe en la escuela no significa que no sea necesaria (tampoco se nos ha enseñado a nutrirnos ni a respirar bien y es algo que todos hacemos a diario).

Los tiempos en los que una licenciatura te preparaba para el resto de la vida en el desempeño profesional han pasado a la historia. Hoy la información disponible de la humanidad se duplica cada dieciocho meses (Ley de Moore), pero allá por el año 1500, si te leías un libro a la semana durante cuatro años, te acababas todos los libros del mundo; y podías abarcar todo el saber de la humanidad. Hoy, sólo en España, se editan 65.000 títulos nuevos al año. Haz cuentas.

Reaprender de por vida es la única forma de no quedar fuera del juego económico. Ya no vale con parapetarse detrás de un título universitario porque, como dije, hoy, aun siendo necesario, no marca una gran diferencia, ni tampoco garantiza un empleo, ni asegura la libertad financiera. Formarse de modo continuo es una prioridad. Y para aquellos que les parezca una opción cara, o un lujo, que prueben con la ignorancia.

 

 

 

Subir »
FB