Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"
Estás en Educación Financiera:

Aprende cómo funciona el dinero y como hacer que trabaje para ti.

Apenas hace unos años comencé a entender cómo funciona el dinero.

Empecé muy tarde, en gran medida porque no existe ningún sistema formal en el que nos enseñen cómo administrar el dinero. Millones de fuerzas invisibles se conjugan en nuestra contra y, para colmo, algunas veces nuestra capacidad o incapacidad para manejar el dinero se evalúa en términos moralistas o se utiliza como base para juzgar nuestro carácter.

¡Es absurdo! La administración de las finanzas personales es una habilidad concreta que puede aprenderse, como manejar un automóvil o lanzar una pelota de béisbol. Solo hay que superar las barreras estructurales y culturales que nos impiden hablar del tema.

Por eso invité a Kristin Wong, autora de Get Money: Live the Life You Want, Not Just the Life You Can Afford, para conversar acerca de los primeros pasos que debemos dar para convertirnos en letrados financieros.

Tim herrera:

Dime, ¿Por qué tantos somos tan malos para administrar el dinero?

Kristin Wong: ¡Hay tantas razones! Es un tema que nos intimida porque no sabemos ni por dónde empezar; es complicado hablar de dinero porque es un tema tabú. Desde pequeños aprendemos a no hablar de dinero porque nos enseñan que es de mala educación preguntar cuánto gana alguien o cuánto ha ahorrado. Es difícil aprender algo si nadie habla abiertamente de ello. Por la combinación de todos estos factores, lo más fácil es olvidar por completo el asunto del dinero.

¿Qué es lo primero que le dirías a alguien que sabe que es malo para administrar su dinero y quiere mejorar?

Antes que nada, que se pregunte por qué quiere mejorar.

La mayoría de nosotros enfrenta el asunto de esta manera: cuando comenzamos a madurar, pensamos que debemos convertirnos en adultos responsables; parte de ser adulto implica poner orden en el aspecto financiero de nuestra vida. En realidad, creo que la actitud más eficaz es identificar la razón específica por la que queremos manejar mejor el dinero.

¿Queremos viajar más? ¿Mudarnos a nuestra propia casa? Es importante poner en contexto nuestra relación con el dinero de esta forma, porque de lo contrario, solo es una obligación.

El primer paso es trabajar mentalmente para descubrir nuestra motivación —descubre cuál es la tuya—. Una vez que hemos hecho eso, el primer paso práctico es saber en qué gastamos. No me refiero solo a hacer un presupuesto, sino a escribir de verdad todas las cosas en que gastamos, digamos, por un mes.

La mayoría de las personas piensa que sabe en qué gasta; pero si te obligas a llevar un registro de todas tus compras, te sorprenderás por todo lo que te sientes tentado a comprar.

¿Existe un buen sistema para llevar un registro de nuestros gastos? ¿Tú qué utilizas?

Yo prefiero papel y bolígrafo, por más trillado que parezca. Siempre llevo conmigo una libreta pequeña en la que anoto todas mis compras. Es más, anoto todo lo que quisiera comprar y también cómo me siento cuando quiero gastar dinero por mero impulso, además de los hábitos que descubro. Sé que suena muy sentimental, pero aprender a administrar bien el dinero depende mucho de aprender a manejar tus hábitos.

¿Te gusta alguna aplicación o servicio en particular?

Para hacer presupuestos y administrar el dinero en general, me gusta mucho Mint. Tal vez sea la opción más popular porque tiene muchas funciones divertidas que te ayudan a controlar tus gastos con gran facilidad. Hay otras que nunca he utilizado, pero para llevar registros también he escuchado a algunas personas recomendar Expenses OK y ExpenseKeep.

Has hablado mucho de desarrollar mejores hábitos con respecto al dinero. ¿Cómo hacemos eso?

Es útil saber qué prejuicios cognitivos tenemos con respecto al dinero y descubrir los mecanismos extraños que utiliza nuestra mente para hacernos una mala jugada con las finanzas.

El concepto del anclaje es un buen ejemplo. Es un prejuicio que consiste en depender demasiado de una sola parte de la información para tomar decisiones. Por ejemplo, digamos que estoy en un restaurante y veo que el menú especial es una hamburguesa de 20 dólares.

Lo primero que pienso es: “Vaya, ¿quién pagaría 20 dólares por una hamburguesa?”. Luego, veo una hamburguesa que cuesta 15 dólares y me parece un buen precio, así que la pido. En realidad, no es un buen precio, solo parece así porque lo comparé con la de 20 dólares. Muchas veces pensamos que tenemos más control sobre las decisiones relacionadas con nuestros gastos del que en realidad tenemos.

Gastar dinero por lo regular es una experiencia muy emocional, así que lo más importante para desarrollar mejores hábitos en el manejo del dinero es entender las emociones que produce.

¿Qué más podemos hacer para desarrollar mejores hábitos?

Tratar de identificar el papel que desempeñamos en relación con el dinero, que es básicamente nuestra personalidad monetaria.

En general, según Bradley T. Klontz, psicólogo financiero y planificador financiero certificado, todos desempeñamos cuatro papeles o patrones asociados con el dinero.

El primero es el de Vigilante, que es cuando somos extremadamente cuidadosos con el dinero, y es el papel más deseable. Después están:

• Evasor: Cuando nos convencemos a nosotros mismos de que el dinero no es importante y no nos preocupa.

• Estatus: Cuando relacionas tu valor como persona con tu valor neto en dinero.

• Adorador: Cuando crees que tener más dinero resolverá todos tus problemas.

Los hábitos de cada persona con respecto al dinero varían mucho. Si queremos mejorar los nuestros, es vital identificar nuestra relación con el dinero y cómo lo manejamos para reconocer los hábitos negativos. Si no lidiamos con el aspecto emocional de la administración del dinero, podemos bloquear el funcionamiento de las cuestiones prácticas.

¿Quieres concluir con algo más?

No caigan en la trampa de creer que deben aprender todo acerca de las finanzas personales de un día para otro. Administrar bien el dinero es un hábito que desarrollamos día a día, así que es necesario invertir tiempo y energía para aprender sobre esto poco a poco.

Tenemos que recordar que el dinero siempre es un recurso escaso. Incluso para quienes lo tienen en abundancia. Debe recordar que las deudas nos quitan flujo de efectivo, y por lo tanto recursos disponibles para otras cosas

A lo largo de los años, he tenido la fortuna de evaluar la situación financiera de muchas personas. Cuando lo hago siempre trato de indagar más allá, trato de entender la manera de pensar, las conductas y la forma como cada uno de ellos se relaciona con su dinero. Así, he podido darme cuenta de que muchas veces se puede mejorar la vida de manera sustancial si uno empieza por aceptar su realidad y a ver las cosas desde una perspectiva distinta.

De manera constante me encuentro con personas que hallan cualquier pretexto para explicar su situación financiera. ¿Qué te hizo caer en ese nivel de endeudamiento? Una respuesta común es: “la verdad es que no me alcanza con lo que gano”. Muchas veces esto se puede traducir en “tengo un nivel de vida que no puedo pagar”.

Hace un tiempo, me tocó ver a un chico que había decidido independizarse y dejar de vivir con sus padres. Trabajaba en una buena empresa en Santa Fe y, por lo tanto, con tres de sus amigos, compañeros de trabajo, decidieron rentar un departamento por esa zona. La renta era de 25,000 pesos al mes, lo cual significaba que cada uno ponía 6,250 pesos.

Cuando él tomó la decisión, le pareció un precio justo por lo que estaba recibiendo. El problema es que su ingreso mensual (ya libre de impuestos y prestaciones como descuento por fondo de ahorro) era de 12,000 pesos al mes. El costo de la vivienda, para él, excedía la mitad de lo que ganaba.

El problema es que también tenía otros gastos. Estaba pagando su carro, con una mensualidad de 3,000 pesos. Más el costo de la gasolina, mantenimiento, verificaciones y seguro. Cada día laboral comía en la calle y de vez en cuando bajaba por su café. Se gastaba en promedio 100 pesos diarios —2,000 pesos al mes considerando 20 días hábiles.

Entonces, hagamos cuentas: 6,250 pesos de renta + 3,000 de mensualidad de coche + 2,000 de gastos diarios de comida (sólo días laborales) = 11,250 pesos. Si además metemos otros gastos como gasolina, salir de repente al cine o alguna fiesta, pasear con la novia, comida los fines de semana, entre otras cosas que los chicos suelen hacer, es claro que no le alcanza de ninguna manera con su ingreso mensual.

Obviamente no es fácil bajar este nivel de gastos. El coche es imposible porque hay un crédito que se tiene que pagar. Mientras tanto no se puede vender. El departamento se puede dejar y buscar una vivienda más económica (o incluso volver a casa de los padres, en este caso particular). Pero nadie quiere quedar mal con los amigos y la gente, instintivamente, busca la manera de conservar lo que tiene (un depa padre en Santa Fe representa también un asunto aspiracional).

En este caso específico, este muchacho entendió qué era lo que tenía que hacer. Intentó primero conseguir un aumento, pero no fue factible por el tiempo que tenía laborando en la empresa y porque no coincidían los tiempos con los periodos de revisión. Luego decidió informarles a sus amigos que seguiría con ellos hasta cumplir el año del contrato de renta, pero que después se mudaría. Mientras tanto redujo sus demás gastos al mínimo: dejó de comprar cafés, algunos días llevaba comida de casa, etcétera.

Ejemplos como éste hay muchísimos: personas de todos los niveles socioeconómicos que viven más allá de sus posibilidades y que encuentran cualquier cantidad de pretextos para justificar su propia situación: “no gano lo suficiente”, “no me alcanza”, “a mis hijos les doy todo, quiero lo mejor para ellos”, “los bancos son unos ladrones”, “es que me recomendaron comprar ese producto”, entre muchos, muchos otros.

Pero ¿qué hay detrás de cada uno de ellos? ¿Cuál es la realidad? Hay que asumir la propia responsabilidad sobre la situación que estamos viviendo y empezar, a partir de ello, a ordenar nuestra vida financiera.

Tenemos que recordar que el dinero siempre es un recurso escaso. Incluso para quienes lo tienen en abundancia. Precisamente por eso es tan importante administrarlo correctamente, recordar que las deudas nos quitan flujo de efectivo y por lo tanto dinero disponible para otras cosas y pensar más allá del final de esta quincena.

Zugoi Blog¡El cielo se está cayendo! ¡El cielo se está cayendo!

Ok, Chicken Little, eso podría ser un poco dramático. Pero Robert y yo creemos firmemente que se avecina un colapso. ¿Por qué?

Echemos un vistazo a la historia reciente:

• Primero, hubo una crisis de ahorros y préstamos en los años ochenta.
• Luego, en 1987, el mercado bursátil colapsó y el índice Dow Jones perdió 23% de su valor.
• El siguiente gran evento fue la burbuja de las puntocom y la subsiguiente caída de 1999 a 2000.
• Y el evento más reciente fue la crisis financiera mundial de 2007-08, desencadenada por la crisis de las hipotecas subprime y el colapso de la burbuja inmobiliaria estadounidense.

Me faltan algunas más pequeñas en el medio, pero esas son las verdaderas importantes (o tristes, realmente).

Esencialmente, el período más largo de tranquilidad del ciclo económico tuvo lugar durante la década del 90, cuando la economía pasó una década entera sin un ciclo de bajada. Esa fue una década rara (y gloriosa).

Como puedes ver, han pasado casi 10 años desde el último gran evento; si la historia se repite, tendremos un colapso. Y pronto.

Examinemos las evidencias.

El promedio industrial Dow Jones está en su punto más alto: su registro de cierre más alto es 24.792,20, que se acaba de establecer el 18 de diciembre de 2017. El Bitcoin, la criptomoneda altamente volátil, creó un frenesí completo en las últimas semanas, con su aumento del 1600% en valor. Dicho esto, literalmente sube y baja mientras escribo esto. En las noticias, se habla de burbujas de viviendas y burbujas de préstamos automotrices formándose a izquierda y derecha.

¿Sabes lo que las burbujas siempre hacen? ¡Explotar!

Preparándose para la explosión

No estoy tratando de enviar un mensaje de catástrofe y tristeza. No sabemos cuándo explotará esta burbuja, pero ciertamente podemos comenzar a prepararnos para ella. ¿Cómo? Todo se reduce a la educación financiera.

Verás, todo comienza con comprender que el dinero no te hace rico. Tu coeficiente de inteligencia financiera (IQ financiero) es lo que te hace rico. Te garantizo que si le das los mismos $ 100,000 a una persona con bajo IQ financiero y a una persona con un alto IQ financiero, verás una inmensa diferencia en cómo lo gastan y hacen crecer ese mismo dinero.

Central a la diferencia entre aquellos con IQs financieros bajos y altos es una alfabetización simple pero profunda: la capacidad de comprender un estado financiero: un estado de resultados y un balance general.

estados-financieros-01

Extrañamente, las clases de contabilidad enseñan a leer un estado de resultados y un balance por separado. Pero, en realidad, comprender la relación entre ellos es crucial. Después de todo, ¿Cómo puedes saber qué es realmente un activo o un pasivo sin la columna de ingresos o la columna de gastos?

Comprender la relación entre los dos te permite ver fácilmente la dirección de tu flujo de efectivo para poder determinar sin esfuerzos si algo te está haciendo ganar dinero o no.

En pocas palabras: Si algo está ganando dinero, es un activo. Si no, es un pasivo. La razón por la cual la mayoría de las personas con bajo IQ financiero sufre problemas de dinero es porque compran pasivos y los incluyen por error en la columna de activos.

El flujo de efectivo es la única forma de hacerlo

Es esta simple idea la que explica por qué las personas con bajo IQ financiero aún son pobres, incluso cuando obtienen ingresos de seis cifras. No tienen idea de cómo mover su dinero a activos que les den más dinero. Y el flujo de efectivo es lo que realmente importa.

Debido a que los temas financieros tienen una forma de tornarse innecesariamente complicados, mantengamos los conceptos simples y usemos diagramas para mayor claridad. Si puedes entender los siguientes diagramas, tienes una mejor oportunidad para adquirir una gran riqueza.

Patrones del flujo de efectivo

Un activo es algo que pone dinero en tus bolsillos. Este es el patrón del flujo de efectivo de un activo:

estados-financieros-02

Un pasivo es algo que saca dinero de tus bolsillos. Este es el patrón del flujo de efectivo de un pasivo:

estados-financieros-03

La parte confusa

Ahora, la confusión puede ocurrir porque los métodos de contabilidad aceptados permiten la inclusión de activos y pasivos en la columna de activos.

Para explicar esto, mira este diagrama:

estados-financieros-04

En este diagrama, tenemos una casa de $ 100,000 donde alguien ha puesto $ 20,000 en efectivo y ahora tiene una hipoteca de $ 80,000.

¡Confuso de verdad! ¿Cómo sabes si esta casa es un activo o un pasivo? ¿Es la casa un activo solo porque está incluida en la columna de activos?

La respuesta es, por supuesto, no. Para estar seguro, necesitaría consultar el estado de resultados para ver si era un activo o un pasivo.

Para ilustrar esto, veamos un diagrama que describe la casa como un pasivo:

estados-financieros-05

Puedes ver que es un pasivo porque sus únicas líneas se encuentran en la columna de gastos. Nada entra a la columna de ingresos.

A continuación, veamos un diagrama con la adición de una línea que dice «ingresos por alquiler» e «ingreso neto por alquiler»: la palabra clave es «neto». ¿Ves cómo esa adición al estado financiero cambia esa casa de un pasivo a un activo?

estados-financieros-06

En pocas palabras, si el ingreso por alquiler de la casa, menos los gastos de la casa, equivalen a un ingreso neto positivo por alquiler, entonces la casa es un activo. Si no, es un pasivo.

¿Encontraste esta lección profunda? Es esencialmente la base para construir todas las grandes riquezas.

Volviendo a mi comentario anterior, una persona con un IQ financiero alto y $ 100,000 podría saber cómo invertirlo en activos que son verdaderos activos, los que ponen más dinero en tus bolsillos cada mes. Una persona con bajo IQ financiero gastaría ese mismo dinero en pasivos, pero no sería capaz de diagnosticar lo que estuvo mal. Más bien, intentarán y trabajarán más para ganar más dinero, un círculo vicioso al que llamamos La Carrera De Ratas.

Volviendo a la burbuja

Comprender la relación entre el estado de resultados y el balance te permite comprender rápidamente si una inversión es un activo o un pasivo, y comprender esto te permitirá hacer la inversión correcta en todo momento.

Si bien no puedes controlar cómo se comportará la economía o cuándo se producirá esta burbuja inevitable, puedes controlar absolutamente tu continua educación y destreza financiera para minimizar su impacto.

robert kiyosaki padre ricoDiferentes padres y diferentes ideas sobre el dinero

Mi padre educado tenía una idea muy arraigada de que el amor por el dinero era perverso, que obtener una ganancia excesiva era codicia. Se sintió avergonzado cuando los periódicos publicaron cuánto dinero ganaba, porque consideraba que ganaba demasiado en comparación con los maestros de escuela que trabajaban para él. Era un hombre bueno, honesto y trabajador que hizo su mejor esfuerzo para defender su punto de vista de que el dinero no era importante para su vida.

Mi padre educado, aunque pobre, decía constantemente:

  • «No estoy muy interesado en el dinero.»
  • «Nunca seré rico.»
  • «No puedo comprarlo.» … Seguir leyendo »

Kim KiyosakiPor Kim Kiyosaki

Deja de ser perezoso y actúa!

Ya hace casi un mes que pasó Halloween, pero todavía hay muchas cosas que asustan por ahí… sin mencionar la situación económica, la tasa de desempleo y los eventos que pasan en el mundo.

Pero esta no es razón para esconderte debajo de las sábanas y depender de otros para que te protejan. De hecho, usualmente hablo con mujeres de todo el mundo y me cuentan de los terribles consejos que les dan… consejos que me vuelven loca…

«Ahorra dinero!
Haz aportes extraordinarios para tu jubilación!
Vive por debajo de tus posibilidades!»

Por favor. Es como si estos asesores pensaran que las mujeres son muy estúpidas y no pueden hacer nada más que eso. Es desquiciante. … Seguir leyendo »

Jim RohnAcabo de leer el libro Los Doce pilares del filósofo estadounidense Jim Rohn. La verdad es que el libro es muy bueno, directo y de fácil lectura, y sobre todo creo que encierra de alguna manera muchos de los consejos dados ya por otros libros de este tipo. En verdad recomiendo su lectura.

En todo caso, les dejo acá un breve resumen sobre los Doce pilares que según Rohn debemos fortalecer todos aquellos que deseen alcanzar el éxito en nuestras vidas.

Los Doce pilares

1 – Desarrollo Personal: El éxito viene cuando uno se desarrolla más allá de lo que actualmente es. Uno tiene que trabajar más en uno mismo (mejorándose) que en su trabajo. … Seguir leyendo »

Kim KiyosakiPor Kim Kiyosaki

Sírvete a ti primero

Nada ni nadie es más importante que tú. Ni tus niños, ni tu cónyuge o pareja, ni tu religión ni tu misión en la vida.

¿Cuál es tu reacción ante esta declaración?

«¡Herejía!» Dirán algunos de ustedes. «¡Qué egoísta es eso?» «Qué arrogante!»

En realidad no. Cuando haces a alguna cosa o a alguien más importante que tú; tu religión, tus hijos, tu cónyuge, o incluso el propósito de tu vida, entonces permites que esa persona o cosa tenga control sobre “ti”. Le das a esa persona o cosa poder sobre ti. Pierdes una parte de ti y se la das a cualquier persona o cosa a la que le des poder. Por supuesto, todas estas cosas pueden ser muy importantes para ti, pero no son más importantes que tú, el ser. … Seguir leyendo »

Robert KiyosakiPor Robert Kiyosaki

Evita perder dinero haciendo las preguntas correctas

A finales de 1974, mientras que la mayoría de mis amigos iban a la escuela o trataban de encontrar un buen trabajo, yo estaba teniendo un tipo diferente de educación: la educación financiera.

Compré un pequeño condominio en la periferia de Waikiki. Fue una de mis primeras inversiones en propiedades. Era una de dos dormitorios, un buen baño en un edificio promedio. El precio fue de $ 56.000. Era una unidad de alquiler perfecta, y sabía que podría alquilarla rápidamente.

Estaba emocionado por la inversión y fui a mostrarle el negocio a mi Padre Rico. Miró por encima el documento, y en menos de un minuto, levantó la vista y preguntó: «¿Cuánto dinero estás perdiendo por mes?» … Seguir leyendo »

Robert KiyosakiPor Robert Kiyosaki

Cómo hacen sus presupuestos los ricos para hacerse más ricos

Padre pobre decía: «Vive por debajo de tus posibilidades.»

Padre rico decía: «Amplía tus posibilidades.»

Si le echaras un vistazo a las diferencias entre el presupuesto de mi padre pobre y el presupuesto de mi padre rico, entenderías la gran diferencia de mentalidad entre las dos declaraciones anteriores.

El presupuesto de mi padre pobre se enfocaba en reducir gastos para ajustarlos según sus ingresos. Para él era importante pagar a todos los demás y entonces disfrutar de lo que le quedaba… si quedaba algo.

El presupuesto de mi padre rico se enfocaba en aumentar los ingresos. Para él era importante pagarse a sí mismo primero y luego cuidar sus gastos. Él decía: «La mayoría de la gente utiliza su presupuesto como un plan para hacerse pobres o de clase media en lugar de hacerse ricos. Mi presupuesto es un plan para hacerse rico.»

Aquí tienes cuatro consejos que mi padre rico me enseñó sobre el presupuesto para hacerse rico. … Seguir leyendo »

Robert Kiyosaki“El futuro es creado por lo que se hace hoy, no mañana”

“El tamaño del éxito se mide por la fuerza del deseo, el tamaño de su sueño, y cómo se maneja la desilusión a lo largo del camino”

“La única diferencia entre una persona rica y una pobre es como utilizan su tiempo”

“Los títulos académicos son importantes y también lo es la educación financiera. Los dos son importantes y las escuelas están olvidando a uno de ellos”

“Los pobres, los que no tienen éxito, los descontentos y los poco saludables son los que más utilizan la palabra “mañana””

“Tengo un problema con tener demasiado dinero. No lo puedo reinvertir lo suficientemente rápido porque cuando lo hago, más dinero aparece. Sí, los ricos se hacen más ricos” … Seguir leyendo »

Robert KiyosakiLa cura para la pereza

Por Robert Kiyosaki

A menudo oirás a la gente decir: «Son pobres porque son perezosos.» Lo que la gente quiere decir es que necesitas trabajar duro para hacerte rico. El problema es que eso es cierto sólo parcialmente. Necesitas trabajar muy duro para hacerte rico, pero también necesitas inteligencia financiera.

La otra es que las personas que más duro trabajan son también algunas de las personas más perezosas que conozco.

Todos oímos la historia del hombre de negocios que trabaja duro para ganar dinero, pasa largas horas en la oficina y lleva el trabajo a casa los fines de semana, sólo para ver como su esposa e hijos lo abandonan. En vez de trabajar en sus relaciones, se mantenía ocupado trabajando. … Seguir leyendo »

finanzas personalesIntroducción

Las finanzas personales tienen sin duda una gran variedad de temas importantes, desde cómo hacer un plan de gastos, cómo invertir nuestro dinero o cómo salir de deudas, entre muchos otros. Su estudio incluye una gran variedad de factores que no son sólo financieros, sino psicológicos y de comportamiento humano.

Por eso no creo en recetas, ya que lo que funciona para uno puede no ser adecuado para alguien que tiene una forma de ser distinta.

De todo ello hemos hablado en esta columna a lo largo de los años. Es un tema que me apasiona precisamente porque tiene muchas aristas, pero también un gran impacto en nuestra calidad de vida.

Como siempre he dicho: todos los días tomamos decisiones financieras, incluso varias veces al día. Lo hacemos cada vez que vemos un escaparate y decidimos comprar o no un objeto; cada que entramos a una tienda o decidimos qué pedimos en un restaurante.

Con todo ello, un plan financiero personal está basado en cuatro grandes rubros. Por eso digo que las finanzas personales tienen cuatro puntos cardinales que son los siguientes:

1.- Establecer metas y objetivos porque tenemos que saber dónde estamos parados y hacia dónde queremos llegar.

2.- La creación del patrimonio, cuya condición necesaria es el ahorro. Si no tenemos un excedente y por el contrario gastamos más de lo que ganamos, jamás podremos crearlo.

3.- El crecimiento del patrimonio, que es fundamental, a través de la inversión inteligente de ese dinero que hemos logrado ahorrar. Hay miles de maneras de hacerlo, pero en todo momento se debe invertir en congruencia con los objetivos que buscamos, que definen nuestro horizonte de inversión.

4.- La protección del patrimonio, aquello de lo que casi nadie habla, menos en un país como México en donde se carece de una cultura de previsión. Proteger lo que hemos logrado es fundamental.

Seguramente muchas personas me podrían decir que faltan temas importantes como, por ejemplo, una adecuada estrategia fiscal.

Desde luego que son también muy relevantes y en ciertos casos pueden hacer una enorme diferencia en el resultado final. Pero es algo que se puede insertar parcialmente en los puntos referentes a la creación y al crecimiento del patrimonio.

Lo mismo con el aspecto de los créditos y las deudas, un aspecto sin duda fundamental, del cual hablo mucho en este espacio. Eso es parte de la creación del patrimonio que tiene que ver con el manejo del flujo de efectivo. En general, las deudas son un paso atrás, comprometemos parte de nuestro ingreso futuro y nos disminuye por ende la capacidad de ahorro.

Entonces, como mencioné, la planeación financiera debe tener un claro enfoque en estos cuatro puntos cardinales.

Idealmente uno debe hacer una estrategia centrada en cada uno de ellos, por etapas.

Primero tener muy claro de dónde partimos y a dónde queremos llegar.

Luego empezar a manejar nuestro dinero de tal forma que podamos reservar parte de él hacia el cumplimiento de esos objetivos.

Entonces establecer una estrategia de inversión que esté acorde con nuestras metas, horizonte de inversión y la tolerancia al riesgo.

Finalmente, tener una estrategia de previsión y protección patrimonial, que pueda ayudarnos a cuidar todo aquello que estamos construyendo.

No dejemos que un viento en contra lo destruya. Así que manos a la obra. En las siguientes colaboraciones hablaré un poco más acerca ello y empezaremos nuestro camino hacia la construcción de nuestro patrimonio.

Reibox BlogLas personas tacañas y frugales son dos tipos de personas muy diferentes. Cuando se trata de gastar su dinero, las personas tacañas se centrarán primero en el precio. Las personas frugales se centrarán primero en la calidad cuando se trata de gastar su dinero.

Un denominador común que comparten, sin embargo, es que controlan cuánto dinero gastan.

Sin embargo, la mayoría de las personas no son ni tacañas ni frugales. En consecuencia, no son cautelosas acerca de sus gastos.

Si no ganan mucho dinero, este rasgo de carácter puede llevarlos a grandes deudas con las tarjetas de crédito y a la pobreza.

Pero hay una solución. En mi estudio de 5 años de millonarios que se hicieron a sí mismos, encontré una estrategia que usan para limitar la cantidad de dinero disponible para gastar. La llamo la «estrategia del dinero invisible.»

La estrategia del dinero invisible implica tres sencillos pasos:

1. Define tus gastos mensuales

Este paso requiere que realices un seguimiento de tus gastos durante unos meses con el fin de determinar cuánto dinero estás gastando en tus necesidades y cuánto estás gastando en tus deseos.

Tus necesidades son las cosas en las que debes gastar dinero para sobrevivir. Las necesidades incluyen costos de vivienda, comida, gastos de automóviles, etc.

Tus deseos incluyen gastos de entretenimiento, como ir a restaurantes y bares, tomar vacaciones, comprar joyas o comprar otras cosas que realmente no necesitas.

Los deseos también incluyen super-dimensionamientos de tus necesidades. Tú super-dimensionas cuando compras una casa en un barrio de lujo, o cuando compras una casa más grande para dar a otros la impresión de que te está yendo bien. Super-dimensionas cuando compras un coche más caro sólo para impresionar a los demás. Super-dimensionas cuando compras un anillo de boda, reloj, o cualquier cosa más costosa que caiga en la categoría de «última moda». El último gasto de moda incluye ropa, teléfonos celulares, computadoras, etc.

Una vez que has definido tus gastos mensuales, sabes exactamente cuánto dinero necesitas para sobrevivir.

2. Calcula tu exceso de dinero

Resta tu gasto mensual del pago mensual total que llevas a casa. Ese es tu exceso de dinero.

3. Haz tu dinero invisible

Abre una cuenta de ahorros separada. Cada vez que te paguen, mueve inmediatamente el exceso de dinero a la cuenta de ahorros. Esto te obligará a gastar sólo lo que tienes en tu cuenta corriente principal.

Esto tiene tres efectos psicológicos:

En primer lugar, el simple acto de mover tu exceso de dinero a una cuenta de ahorros te hace sentir bien contigo mismo. Sentirte bien contigo mismo te hace feliz.

En segundo lugar, te verás forzado a limitar tus gastos a lo que está disponible en tu cuenta corriente principal. Esto fuerza la disciplina, lo que también te hace sentir bien contigo mismo.

El tercer efecto es el impacto psicológico de cavar en tus deseos. Cada vez que mueves el dinero de tu cuenta de ahorros de vuelta a tu cuenta corriente principal, con el fin de gastar ese dinero en algo que deseas, te sentirás como si te estuvieras engañando. Esto te hace sentir mal sobre ti mismo, lo que te conduce a la infelicidad.

Las personas naturalmente gravitan hacia las cosas que los hacen sentirse felices y evitan las cosas que los hacen sentirse infelices. La estrategia del dinero invisible juega con esa tendencia humana natural.

Con el tiempo, desarrollarás el hábito de gastar dinero sólo en tus necesidades con el fin de evitar la infelicidad que resulta cuando gastas en tus deseos.

Pruébalo durante al menos cuatro meses. En mi experiencia, te toma cerca de cuatro meses forjar buenos hábitos de dinero.

Desde pequeños escuchamos cosas como:

  • El dinero es la raíz de todos los males
  • Es más digno ser pobre que rico
  • Ser rico es cuestión de suerte
  • Los ricos son malos y avaros
  • Las personas dicen que tienen todo cuando hay dinero, pero les falta lo más importante… el cariño de los demás
  • Hay gente tan sumamente pobre que sólo tiene dinero
  • Con el dinero se puede comprar un lugar en el cementerio, pero no un lugar en el cielo
  • El dinero abre todas las puertas menos las del corazón

Y así podríamos seguir enumerando frases. Esa creencia sobre el dinero no sólo se transmite oralmente. En los medios de comunicación lo vemos recurrentemente. Películas, programas de televisión, telenovelas, etc., en donde los ricos siempre son los malos de la historia y los pobres son tan buenos que son las víctimas de los ricos. … Seguir leyendo »

riquezaLo que necesitas para ser financieramente libre

Hace muchos años, un amigo mío me preguntó: «¿Cuál es tu definición de riqueza?»

«La palabra riqueza tiene un sinnúmero de definiciones. Yo uso una definición que me dieron hace años. Me la dio un brillante inventor, filósofo y humanitario llamado R. Buckminster Fuller. Su definición era la siguiente: «La riqueza es la capacidad de una persona de sobrevivir X número de días por delante.»

En términos financieros, esto se traduce en la pregunta: «¿Cuántos días podrías sobrevivir si dejaras de trabajar hoy? ¿Cuánto tiempo podrías sobrevivir con la cantidad de dinero que tienes?» … Seguir leyendo »

Kim Kiyosaki Hay cuatro tipos de personalidades. Conoce cual de ellas tienes, y entonces añade las otras a tu plan de negocio.

Por Kim Kiyosaki

Hay muchas maneras de clasificar a las personas y a sus personalidades. Aquí hay un método que realmente me gusta ya que es simple y directo.

De estas declaraciones relacionadas a 4 personalidades, ¿Cuál es la que mejor te describe?

• Debo ser querido.
• Debo estar cómodo.
• Debo tener la razón.
• Debo ganar.

Para mí, las diferentes sumas de estas cuatro personalidades son las que se encuentran por todo el planeta. La mayoría de las personas pueden reconocerse en una de estas cuatro. … Seguir leyendo »

finanzas personales(Última parte de seis)

Hemos hablado en esta serie de los cuatro puntos cardinales de las finanzas personales, pilares sobre los cuales se construye un plan financiero personal.

Las finanzas personales, como siempre hemos dicho, son una herramienta importante para alcanzar calidad de vida, para hacer un mejor uso de nuestro dinero y enfocarlo o destinarlo, principalmente, a lo que verdaderamente es importante para cada uno de nosotros.

Para algunas personas, algo que es fundamental es la libertad. Es sin duda uno de los valores más frecuentes: la capacidad de decidir, la cual puede manifestarse de distintas maneras:

• Estar dispuestos a medir las consecuencias de nuestras decisiones y asumirlas.

• Desafiar las barreras que nos hemos impuesto, romper paradigmas, pero también aceptar y valorar nuestras propias limitaciones como seres humanos.

• Tener la posibilidad de crear.

• Poder tomar decisiones que no sólo nos satisfagan como individuos sino que también beneficien a la sociedad. Muchos empresarios tienen esta idea.

• Crear sinergias con otros, sumar y hacer más juntos de lo que podríamos lograr de manera individual.

La libertad financiera es, simplemente, alcanzar la capacidad económica que necesitamos para poder decidir.

Muy poca gente en este mundo nace con libertad financiera: con recursos que sus padres o abuelos lograron forjar, riqueza que es heredada y transmitida en generaciones. Casi todos tenemos que trabajar muchísimo y construirla poco a poco para nosotros.

La única forma de hacerlo es a través de una buena planeación financiera personal, que nos permita destinar nuestros recursos hacia el logro de los objetivos que nos hemos trazado, a través de estos puntos cardinales de los que hemos hablado en esta serie.

¿Para qué quieres libertad financiera?

Puede haber muchos motivos detrás, por ejemplo:

1.- Libertad para el retiro.

Uno de los aspectos que más nos deberían importar, pero también el que menos tomamos en cuenta.

Todos nos pasamos la vida trabajando, cuidando de nuestros hijos y buscando un sustento en nuestros años de juventud. Merecemos por lo tanto vivir un retiro no sólo digno y cómodo, sino feliz. Con la libertad de hacer aquello que tanto hemos postergado por tanto tiempo. Sin depender de nadie más que de nosotros mismos.

2.- Libertad para la educación de nuestros hijos.

En un mundo tan competitivo, los que tenemos la fortuna de ser padres buscamos dar a nuestros hijos las mayores oportunidades posibles.

Tener la libertad para lograrlo, para que ellos puedan acceder a los mejores colegios y universidades, es una meta ineludible. Nuestros hijos merecen eso, y mucho más de nosotros.

3.- Libertad para tener una vivienda propia.

Nuestra casa o departamento es el centro de un hogar. Es donde transcurre nuestra vida.

Tener la libertad de tener una vivienda propia es hacer nuestro este sueño de felicidad que todo ser humano tiene: brindar un hogar a la familia donde haya amor, donde se sueñe, donde se viva, donde nuestros pequeños se desarrollen. Además, una vivienda propia constituye un patrimonio familiar importantísimo.

4.- Libertad para soñar.

Esto quizá para muchos venga después de alcanzar las tres mencionadas anteriormente, pero no por ello es menos importante. Es el verdadero sentimiento de la libertad, aquél que sabiendo que tenemos controlados los aspectos más importantes de todo ser humano (retiro, educación, vivienda), nos permite ir más allá.

Para unos esta libertad es un bono que nos da la vida por la disciplina de haber consolidado distintos planes de ahorro e inversión para todas las demás. Para otros es la que nos da una motivación adicional para disfrutar de nuestra vida. La que nos permite realizarnos, alcanzar más: viajar, comer bien o dedicarnos a lo que más nos gusta.

Para conseguir la libertad financiera lo primero que debe saber es de qué se trata un ingreso pasivo; el ingreso pasivo es el dinero que usted recibe estando en casa sentado. También existen los créditos, que son otra forma de conseguir dinero, aunque con esta segunda opción podríamos generar ciertas deudas.

En la medida que nos vamos haciendo adultos logramos entender que luego de los 20 años ya todo comienza a complicarse, termina la universidad y la vida sin grandes responsabilidades se esfuma.

Siendo adultos solo pensamos que a partir de ese momento seremos esclavos del trabajo, no se disfrutarán más los viajes ni las vacaciones, solo debemos pensar en trabajo para lograr mantenernos en la vida.

Pero como para todo hay solución, a continuación se explicará una manera de conseguir dinero sin ser esclavo de un trabajo detrás de un escritorio. Las propiedades inmobiliarias bien utilizadas pueden crear libertad financiera.

Puedes a la edad de 28 años tener una red de viviendas puestas en alquiler, con los que lograría generar 4.600$ al mes, y esta sería la mejor muestra de lo que es un ingreso pasivo.

Por qué elegir bienes raíces como el camino hacia la libertad financiera

Una opción siempre puede ser comprar una casa en malas condiciones, remodelar y luego venderla, sin embargo, no es la mejor de las opciones.

Luego viene la opción que realmente vale la pena, comprar una propiedad y ponerla en alquiler.

Comprar una casa en alquiler puede convertirse en una adicción

Para comenzar puede comprar una casa pequeña de varias habitaciones, limpiarla, pintarla, inclusive remodelar.

Luego de habitarla se dará cuenta que puede sacar provecho de esto, alquilar las otras habitaciones ayudarán a que usted termine viviendo gratis en su casa.

Los pagos por alquiler le generarán suficientes ingresos, lo que cuenta como ingresos pasivos.

El poder de los socios inmobiliarios

Para poder consolidar a compra de bienes inmobiliarios siempre es bueno tener socios, estos ayudan a cancelar el monto total de la vivienda y usted puede encargarse de administrarla a la hora de alquilarla.

Esto funcionaría como estrategia:

• Encontrar un compañero que quiera obtener un buen rendimiento pero no quiera participar activamente.

• El socio proporciona el pago inicial y obtiene el préstamo en su crédito.

• Ambos son dueños de la casa.

• Uno administra la propiedad por completo y administra todos los aspectos del trato.

• Se dividen todas las ganancias 50/50.

Hay muchas formas de crear libertad financiera en la propia vida. El camino no tiene que ser inversión inmobiliaria pero si es una posibilidad, y muy buena.

La vida no tiene que terminar el primer día de la adultez, si lo vemos desde otra perspectiva, es donde realmente puede comenzar.

Saca esto de tu cabezaPor Héctor G. Barnés

“Millones de personas han recibido entrenamiento financiero (haz esto, haz aquello), pero no educación. Con los desafíos que tienes por delante, es mejor que te deshagas de tus antiguas ideas y adoptes unas nuevas”. Esta es una de las afirmaciones recogidas en La ventaja del ganador (Aguilar) y realizadas por el empresario Robert T. Kiyosaki, célebre por sus prácticos consejos orientados a pequeños negocios y familias. Es uno más de la larga lista de libros que están aprovechando el río revuelto del declive económico para posicionarse en el mercado como una guía de referencia. Según un reciente estudio realizado por la FINRA (Financial Industry Regulatory Authority), apenas el 25% de los americanos se mostraban seguros de tener los conocimientos necesarios para desenvolverse económicamente.

En el libro Killing Sacred Crows: Overcoming the Financial Myths That Are Destroying Your Prosperity (Greenleaf Book) de Garrett B. Gunderson, el autor señala que la razón de que estas ideas sigan prevaleciendo es que se originan en contextos económicos muy diferentes a los actuales, como fueron la Posguerra española o la Gran Depresión en Estados Unidos. Consejos que entonces tenían sentido, pero que ya no lo tienen. Otra de las razones esgrimidas por Kiyosaki, responsable del programa para televisión Rich Dad TV, es que se trata de un conocimiento que se transmite de padres a niños y que ya no se  corresponden con una sociedad muy diferente. Ideas como estas, popularmente compartidas, deberían ser revisadas y matizadas. … Seguir leyendo »

Robert KiyosakiPara la mayoría de las personas, la idea de tener ingresos altos es algo bueno. Para los ricos, es malo.

Para la mayoría de las personas, la idea de tener pocos gastos es algo bueno. Para los ricos, otra vez, es malo.

Como dijo padre rico, «El dinero es sólo una idea

Una vez que entiendas la idea de que los ingresos bajos y los gastos altos son buenos, entenderás una de las realidades más cruciales de esta idea llamada dinero. No entender este concepto fundamental es la razón de porqué muchas personas ricas quiebran.

Cómo funciona realmente el dinero

Mientras estudiaba la idea del dinero a lo largo de mi vida, descubrí la regla 90/10: el 90 por ciento del dinero en el mundo lo gana el 10 por ciento de la gente. ¿Cómo lo hacen? Al posicionarse para tener ingresos bajos y gastos altos.

Si no entiendes el dinero o cómo funciona, esto te parecerá extraño. Puede que te estés preguntando “¿Cómo puede ser que tener ingresos bajos y gastos altos te pueda hacer rico?” La respuesta se encuentra en la forma en que los inversionistas sofisticados utilizan las leyes fiscales y corporativas para llevar esos gastos de nuevo a la columna de ingresos de sus estados financieros.

El estado financiero de una persona rica

Por ejemplo, este es un diagrama de lo que un inversor sofisticado busca hacer:

01

Cuando comiences a entender lo que está sucediendo en este diagrama, comenzarás a ver un mundo de mayor y mayor abundancia financiera.

El estado financiero de una persona pobre

Compara el diagrama anterior con el de la forma tradicional de pensar sobre el dinero:

02

Este es el diagrama financiero de la mayoría de la población mundial. En otras palabras, el dinero ingresa a la columna de ingresos y sale por la columna de gastos. Nunca vuelve. Es por eso que tantas personas tratan de crear un presupuesto para vivir por debajo de sus posibilidades, para ahorrar dinero, ser frugal, y recortar sus gastos.

Esta es la razón por la cual la mayoría de la gente dice: «Mi casa es un activo», incluso cuando el dinero sale de la columna de gastos y no regresa, al menos no inmediatamente.

También explica por qué la gente dice: «Pierdo dinero todos los meses, pero el gobierno me da un alivio fiscal por perder dinero.» Dicen eso en lugar de «estoy ganando dinero con mis inversiones y además el gobierno me está dando un alivio fiscal por ganar ese dinero.»

Viendo el otro lado de la moneda

Padre rico dijo: «Uno de los controles más importantes que puedes tener se encuentra en esta pregunta: ¿Qué porcentaje del dinero que sale de tu columna de gastos termina en tu columna de ingresos el mismo mes?»

Al entender el lado de la moneda del que mi padre rico estaba hablando, vi un mundo completamente diferente al que la mayoría de la gente que trabaja duro, ganar mucho dinero y mantiene sus gastos bajos nunca ve. Pude ver un mundo de creciente riqueza en lugar de uno con rendimientos decrecientes.

Hoy, hazte la misma pregunta. ¿Qué porcentaje de tu riqueza va de tu columna de gastos de vuelta a tu columna de ingresos en el mismo mes?

Si puedes entender cómo se hace esto, también descubrirás un mundo de riquezas cada vez mayor.

Si no puedes ver esto, busca a alguien de confianza y discute con él/ella cómo podría ser posible.

Una vez que rompas el código, pasarás de un mundo de «no hay suficiente dinero» a uno de «demasiado dinero.» Y tu vida nunca será igual de nuevo.

Ser ganador o ser perdedorTeníamos una clase de Fisiología en la Facultad después de la semana santa. Como la mayoría de los alumnos había viajado, todos estaban ansiosos por contar las novedades a los compañeros y la excitación era general.

Un viejo profesor entró en el salón e inmediatamente percibió que tendría dificultad para conseguir silencio. Con gran dosis de paciencia intentó comenzar la clase; ¿tú crees que nos callamos?

Nada!

Con cierto respeto, el profesor volvió a pedir silencio educadamente. No resultó, ignoramos la solicitud y continuamos firmes con la conversación. Ahí fue cuando el viejo profesor perdió la paciencia y nos retó, como nunca vi antes. Mira lo que dijo: … Seguir leyendo »

Kim KiyosakiEn esta segunda parte de una serie de dos partes, te explico cómo tu dinero puede conseguir ganancias y asegurar tu futuro financiero.

Por Kim Kiyosaki

En mi última columna, escribí que hacer un montón de dinero, hasta millones de dólares, no garantiza la seguridad o la independencia financiera en tu vida.

Utilicé el ejemplo de Ed McMahon, el compañero de Johnny Carson en The Tonight Show. Una vez multimillonario, hoy McMahon está enfrentando el embargo de su casa y toneladas de deuda.

Hay muchos otros ejemplos para mirar – Michael Jackson y MC Hammer me vienen a la mente. Ambos son personas famosas que amasaron fortunas y más tarde se encontraron frente a un desastre financiero.

Muchas personas piensan que el dinero resolverá todos sus problemas financieros. En realidad, son los buenos hábitos financieros los que te permitirán dormir bien por la noche.

Entonces, ¿Cómo dormir bien por la noche, sin la ayuda de las pastillas? … Seguir leyendo »

Robert KiyosakiPor Robert Kiyosaki

Las tres ventajas de los inversionistas sofisticados

La mayoría de las personas son inversores promedio. Cuentan sus pollos antes de que sean incubados, no tienen control sobre sus inversiones o ingresos, y juegan a los promedios en los mercados.

Si quieres tener éxito como inversionista, debes pasar de promedio a sofisticado.

Padre rico definía a un inversor sofisticado como alguien que entendía como funcionaba el dinero, los matices de los mercados, cómo evaluar una empresa, y estar familiarizado con las siguientes especialidades de la ley … Seguir leyendo »

CotizacionesAprende el idioma que te permitirá avanzar hacia un futuro económico seguro

Escuchamos a cada paso que si no sabes inglés, no podrás avanzar en este país. Naturalmente que esa es un arma formidable para avanzar, pero… ¿qué haces con eso si no sabes leer ni hablar el idioma del dinero? Si no manejas ese lenguaje importantísimo sobre el que millones de personas —y muchos de ellos, latinos como tú— han construido vidas independientes, te será muy difícil avanzar y conseguir el porvenir que deseas para ti y tu familia. … Seguir leyendo »

 

 

 

Subir »
FB