Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"
Estás en Educación Financiera:

Aprende cómo funciona el dinero y como hacer que trabaje para ti.

Kim KiyosakiMientras viajo y hablo por todo el mundo, una de las cosas más alentadoras es conocer a miles de mujeres que están listas para comenzar su viaje en las inversiones.

Es emocionante pensar en cómo el mundo del dinero y las inversiones están cambiando de algo que se suponía los hombres debían encargarse, a algo que las mujeres quieren poseer por sí mismas. Y es satisfactorio saber que soy parte de ayudar a las mujeres a tomar el control de su futuro financiero.

Una cosa que noté, sin embargo, es que las mujeres tienden a pensar demasiado las cosas. Cuando llega el momento de hacer un plan para invertir, podemos hacer que sea mucho más complicado de lo que tiene que ser. Es natural. Cada vez que enfrentamos algo nuevo e intimidante, queremos tratar de controlar todo para sentirnos seguras, en lugar de simplemente seguir adelante con lo que sabemos.

Por lo tanto, me gustaría darles a las mujeres tres preguntas sencillas para que se hagan a sí misma y que las ayudará a planificar y empezar su viaje en el mundo de las inversiones. Si te haces estas tres preguntas, estarás años luz por delante de la mayoría de los inversores.

1. ¿Cuál será mi principal vehículo de inversión?

Puedes invertir en más de un tipo de inversión, pero aprendí que soy más exitosa si enfoco la mayor parte de mi tiempo y energía en uno solo.

Los cuatro tipos principales de inversión son: bienes raíces, activos de papel, negocios, y materias primas. Dentro de cada clase, hay multitud de sub-tipos de inversión de los que puedes aprender. Estudia cada clase, encuentra la que te emocione más, y vierte tu energía y tu pasión en ella.

2. Dentro de esa categoría de inversión, ¿En qué tipo de producto me voy a enfocar?

Por ejemplo, si inviertes en acciones, ¿En qué tipo de acciones te vas a enfocar? ¿En qué vas a convertirte en una experta?

Para mí, si invirtiera en acciones tecnológicas, fracasaría miserablemente porque no tengo ningún interés en ellas y sé casi nada sobre tecnología. Si elijo comprar una acción, pondría más atención en las empresas de bienes raíces.

Por el contrario, si eliges los bienes raíces como tu inversión principal, tienes casas unifamiliares, edificios de apartamentos, edificios de oficinas, centros comerciales, y muchas más en las que te puedes enfocar.

El punto es tomar simplemente una cosa en las que puedas ser experta y enfocarte en ella. Una vez que te sientas cómoda con esa inversión, elige la próxima en la que quieras enfocarte.

3. ¿En cuanto tiempo quiero lograr mi meta?

Una cosa es elegir un caballo; y otra es apostar financieramente en él. Establecer metas y fijarle un tiempo para lograrla te ayudará a tomar acción en tu plan de inversión.

A lo largo del camino, tendrás algunos éxitos y algunos fracasos. Sigue aprendiendo, ajusta, y sigue adelante con tu plan. ¡Es así de simple!

Pregúntale a la mayoría de los expertos en finanzas personales, y te dirán que el secreto para hacerte rico no es ningún secreto: trabaja duro, vive por debajo de tus medios y guarda cada centavo en una cuenta de ahorros.

No hay vergüenza en un estilo de vida modesto, incluso Warren Buffett vive frugalmente. Sin embargo, si tu objetivo es unirte a los 1 por ciento, ayuda acercarte al dinero como hacen los ultra ricos.

Prepárate para descubrir cómo los ricos aumentan su patrimonio neto.

1. El salario no es toda la historia

Subir la escalera corporativa solo te llevará hasta el momento; en algún momento, alcanzas tu potencial de ganancias y la meseta. Los ricos saben que para hacer crecer la riqueza, es importante hacer que tu dinero trabaje duro para ti, no al revés. De hecho, Robert Kiyosaki, autor del libro de finanzas personales más vendido número 1, “Rich Dad, Poor Dad”, construyó toda su filosofía del dinero en torno a este concepto.

Generar ingresos a partir de fuentes de ingresos pasivas, en lugar de activas, es la mejor manera de hacerlo. Las inversiones que generan ingresos pasivos incluyen valores que pagan dividendos, propiedades de alquiler, ganancias de una empresa que no administra directamente a diario y regalías sobre trabajos creativos o invenciones.

Conoce las resoluciones a las que debes atenerte para enriquecerte este año.

2. Toma ventaja del tiempo, no del momento

Nadie puede predecir lo que hará el mercado mañana. Los ricos saben esto y no hacen ningún intento por la luz de la luna como comerciantes del día.

“El tiempo es más importante para el éxito de la inversión que el momento”, dijo Peter Lazaroff, un planificador financiero certificado para Plancorp, LLC. “La mayoría de la población cree que sincronizar los movimientos del mercado es la clave para hacerse rico a través del mercado de valores. Los ricos, sin embargo, entienden que el tiempo y los rendimientos compuestos son los factores más importantes en el crecimiento de la riqueza”.

Aunque pueda parecer contrario a la intuición, hacerse rico requiere que los inversores adopten una estrategia de compra y retención poco atractiva, superen las fluctuaciones del mercado e ignoren la especulación.

3. Ponlo por escrito

La diferencia entre tener una idea y ponerla en un papel es a menudo lo que separa a la gente de éxito promedio. Y si igualas el éxito con la riqueza, podría ser el momento de comenzar a escribir tus metas, tanto grandes como pequeñas, para volverte rico.

Thomas Corley, autor de “Hábitos ricos: los hábitos diarios de éxito de individuos ricos”, señaló que el 67 por ciento de las personas ricas que encuestó anotaban sus metas, mientras que el 81 por ciento mantuvo una lista de tareas pendientes. Si tu objetivo es convertirte en multimillonario, escríbelo junto con un plan de acción para que esto suceda.

4. Entender el valor sobre el costo

Justin J. Kumar, gerente senior de cartera de Arlington Capital Management, dijo:

“La persona adinerada tiene tres mejores amigos: su abogado, su contador y su asesor. Los ricos tienden a usar la ley y el código impositivo en su beneficio cuando descubren cómo maximizar su riqueza, especialmente a lo largo de varias generaciones, y no temen gastar dinero por adelantado para que los abogados obtengan estas respuestas.”

Kumar explicó que es común que los estadounidenses de ingresos medios recorten esquinas para ahorrar dinero y, sin embargo, en última instancia encuentran que faltan resultados. “Los ricos consideran el valor sobre el costo, pero aún son prudentes en sus decisiones”, dijo.

5. Comer menos

Las personas que se preocupan por ahorrar dinero a menudo se saltan el latte diario. Los ricos disfrutan de pequeños derroches como Starbucks cuando lo deseen y, en cambio, buscan ahorrar desde una perspectiva más amplia.

El autor Paul Sullivan y su colega Brad Klontz, psicólogo clínico con cita académica en la Universidad Estatal de Kansas, realizaron una investigación sobre las diferencias en los hábitos de gasto del 1% y el 5%. El 1 por ciento gastó 30 por ciento menos en comer fuera y lo guardó para la jubilación. “Y eso, más que el costo del café con leche de Starbuck, es lo que, con el tiempo, separa a los ricos de todos los demás en el lado equivocado de la delgada línea verde”, escribió Sullivan en Fortune.

6. Sé tu propio jefe

Los empleados trabajan para hacer ricos a sus jefes. Si apuntas a la verdadera riqueza, considera comenzar tu propio negocio. Según Forbes, casi todas las 1,426 personas en su lista de multimillonarios hicieron su fortuna a través de un negocio que ellos o un miembro de su familia tuvieron una mano en la creación.

“Muchos trabajadores de clase media piensan que comenzar un negocio es demasiado arriesgado”, dijo Robert Wilson, asesor financiero y colaborador frecuente de CNN, NBC y CBS. “Los ricos entienden que lo que es arriesgado es permitir que un jefe a quien no le pueda importar tu tiempo y tus ganancias sea lo que le importe si obtiene lo que desea para su vida”.

7. Usa el dinero de otras personas

Para la persona promedio, “se necesita dinero para ganar dinero” suena como un cliché cansado utilizado para justificar el gasto irracional. Para los ricos, es una regla de oro de la riqueza. La clave es aprovechar el dinero de otras personas para aumentar tu propia riqueza.

“Cambiar tiempo por dólares es un juego de perdedores, especialmente porque la tecnología destruye muchos trabajos que no requieren un ser humano altamente capacitado”, dijo Wilson. “Usar dinero de bancos o inversionistas y contratar personal para trabajar para ti es una fórmula probada por el tiempo para crear riqueza, sin mencionar las leyes fiscales, que favorecen enormemente a las empresas”.

Ya sea que estés recaudando fondos para iniciar un negocio o cambiando bienes raíces para obtener ganancias, confiar en el dinero de otras personas para hacer el trabajo pesado aumenta enormemente la rentabilidad. Por supuesto, también es más riesgoso que confiar en tus propios fondos. Pero de acuerdo con las sabias palabras del gran Warren Buffett, “el riesgo proviene de no saber lo que estás haciendo”.

8. Tener una estrategia de ahorro

Todo el mundo sabe que ahorrar dinero es una parte esencial de ser rico, pero ahorrar es a veces más fácil decirlo que hacerlo. Mientras que la persona promedio puede ahorrar dinero aquí y allá, las personas ricas deciden una cantidad fija que ahorrarán de cada cheque de pago y la ingresarán directamente en una cuenta de ahorros.

“Toma un porcentaje de lo que ganas, sin importar lo poco que ganes o cuánto ganes”, dijo Tony Robbins, estratega de vida y negocios y autor del libro “inquebrantable: su libro de apuestas de libertad financiera” en una entrevista con GOBankingRates. “Debes reservarte un porcentaje de eso que mantendrás para ti y tu familia … Cuando obtengas una tasa de ahorro del 15, 20 por ciento y la coloques en un lugar donde esté compuesto, serás financieramente libre”.

9. Cambia tu pensamiento

“No hay escasez de dinero en el planeta Tierra, solo una escasez de personas que piensan correctamente al respecto”, dijo Grant Cardone, experto en ventas internacionales, autor de best sellers y programa de radio presentador de The Cardone Zone en un artículo de Entrepreneur. “Para convertirte en millonario, debes terminar con el pensamiento de la pobreza”.

Además de desterrar los temores de la escasez, tienes que creer de verdad que serás rico para hacerte rico, dijo.

“De nada, nada de dinero, solo ideas y mucho trabajo duro, para crear un patrimonio neto que probablemente no pueda ser destruido en mi vida”. El primer paso fue tomar una decisión y establecer un objetivo”, dijo Cardone. “Todos los días, durante años, escribí esta declaración: ‘¡Yo valgo más de $100,000,000!’”

Establece una meta y enfoca tu pensamiento en creer que puedes lograrlo.

10. Invierte en ti mismo

Las personas exitosas saben que vale la pena invertir tiempo, dinero y energía para superarse. Eso puede implicar leer un libro de superación personal, tomar una clase o aprender nuevas habilidades.

“Invertí en capacitación en ventas cuando tenía 25 años”, dijo Cardone en un artículo de CNBC. “Eso hizo que mi capacidad de producir ingresos se disparara. Invertir en ti mismo es la mejor inversión que puedes hacer”.

11. Solo toma un trabajo si hay potencial de crecimiento

Incluso si no estás ganando un salario grande de inmediato, es importante estar en una empresa donde puedas subir la escalera.

“Los ricos pueden entrar con la compañía adecuada donde hay oportunidades de crecimiento”, dijo Cardone en el post de CNBC. “Mi vicepresidente de ventas Jarrod Glandt comenzó a trabajar para mí hace más de siete años por $2,500 al mes. No estaba haciendo nada, pero estaba en el vehículo correcto. Él creció su conjunto de habilidades y pudo multiplicar sus ingresos mensuales muchas veces porque sabía que yo estaba buscando expandirme”.

12. No pagar con tarjetas de crédito

Si deseas ser rico, es importante que nunca vivas por encima de tus posibilidades. Una forma de asegurarse de eso es solo gastar el dinero que realmente tienes, en lugar de cargar las compras con una tarjeta de crédito.

“Recorta tus tarjetas de crédito”, dijo Mark Cuban, la estrella del programa shark tank y multimillonario en una publicación de su blog personal. “Si usas una tarjeta de crédito, no quieres ser rico … el efectivo es el rey para aquellos que quieren hacerse ricos”.

13. Persigue tu pasión

Las personas ricas se enriquecen cuando hacen algo que les apasiona. Si no amas lo que haces, no dedicarás el tiempo y el esfuerzo necesarios para tener éxito.

Jim Koch negoció un trabajo estable en Boston Consulting Group en 1984 para iniciar Boston Beer Co., el negocio que creó a Samuel Adams Boston Lager. Koch fue impulsado por su amor personal por la cerveza para iniciar el ahora multimillonario negocio.

“Lo que más recuerdo a la gente es que solo busquen algo que ames, porque una pequeña empresa va a ser muy exigente con tu tiempo, tu energía; simplemente se come tu vida”. Y si estás haciendo algo que amas, entonces lo aceptarás e incluso lo disfrutarás”, dijo Koch a Business Insider. “Si solo lo haces para hacerte rico, vas a perder el corazón”.

14. Tendencias buck

Cuando se trata de tu estrategia de inversión, no tengas miedo de ir contra el grano.

El multimillonario Warren Buffet amasó su riqueza invirtiendo en compañías en las que veía potencial, incluso si otras las habían pasado por alto. Te contaré el secreto de hacerse rico en Wall Street. Cierra las puertas”, dijo en el libro” Buffett: La creación de un capitalista estadounidense”. “Tratas de ser codicioso cuando los demás tienen miedo, y trata de tener mucho miedo cuando otros son codiciosos”.

finanzas personales 10En su libro “Cómo manejar tu dinero (sin enloquecer en el intento) “, Adina Chelminsky nos ofrece los 10 mandamientos de las finanzas personales. Según sus propias palabras son “diez mandamientos prácticos y de sentido común para maximizar lo que tienes, lo que ahorras y lo que puedes disfrutar”.

Probablemente haya muchas más cosas que decir con respecto a cómo desarrollar una buena salud financiera, pero lo que es indudable es que estos 10 puntos son la base para comenzar con buen pie.

1. Estarás convencido de su importancia. Los resultados financieros llevan su tiempo para que cristalicen y recoger los frutos. No es algo que vayas a conseguir de la noche a la mañana (aunque sí irás ganando pequeñas batallas que te harán motivarte cada más). Igual que no puedes ayudar a un alcohólico que no quiere dejar de beber, tampoco puedes construir un patrimonio si no estás realmente convencido de que, a la larga, traerá … Seguir leyendo »

dineroSiempre me ha resultado muy sorprendente ver cómo muchas personas toman sus decisiones de inversión basándose en opiniones de otros, expertos o no.

Por ejemplo, algunos compran acciones de la Bolsa Mexicana de Valores únicamente por recomendación de la casa de Bolsa, sin tener siquiera una vaga idea de a qué se dedica la empresa que están adquiriendo.

Todos los días me llegan correos para preguntarme en qué recomiendo invertir. Si me parece que el oro es una buena inversión en estos momentos, si valdrá la pena comprar dólares ante la amenaza de que no se logre una buena negociación en el Tratado de Libre Comercio o si comprar bitcoins es recomendable.

La realidad es que uno nunca debe pensar en invertir en uno o en otro: todos estos instrumentos —y otros— pueden tener cabida en una estrategia de diversificación de largo plazo.

Todo depende del horizonte de inversión, la tolerancia al riesgo de cada persona, pero también de su conocimiento del mercado: una persona que jamás ha invertido debe empezar con una asignación de activos básica, antes de pensar en incorporar activos sofisticados en su portafolio de inversión como, por ejemplo, derivados o criptomonedas.

Ahora bien, si uno está pensando en el corto plazo nada más, uno debería evitar la incorporación de activos volátiles en su portafolio o hacerlo en una proporción muy limitada, para no correr riesgos innecesarios.

En este horizonte no se trata del rendimiento (si uno invierte 10,000 pesos para usarlos dentro de un año, en realidad no hay mucha diferencia si se obtiene un rendimiento de 7 o de 10% anual). Por unos cuantos pesos más de ganancia, no vale la pena correr un riesgo muy grande.

En el largo plazo es distinto por el efecto del interés compuesto, que es lo que potencia la formación del patrimonio. A largo plazo, aunque no se crea, una diferencia pequeña en el rendimiento puede significar una gran diferencia en el valor final del portafolio. Pero también hay que cuidar el riesgo.

El reto de crear un portafolio de inversión con un horizonte de largo plazo es encontrar la combinación de instrumentos tal que pueda maximizar el rendimiento potencial, pero sin exceder nunca nuestra tolerancia al riesgo.

Es decir: primero fijamos el riesgo —la volatilidad máxima que podemos tolerar en el valor de nuestro portafolio— y luego buscamos la combinación de instrumentos y la proporción entre ellos que pueda ofrecernos el mayor rendimiento potencial.

Claramente invertir en sólo un instrumento (por ejemplo, en el dólar, en el oro o en bitcoins) es correr mucho riesgo. Nos puede ir muy bien, pero también nos podría ir fatal si las cosas no salen como pensamos. Además, el mundo cambia, entonces tampoco se debe tomar una decisión de inversión basado en las perspectivas de corto plazo que tenga un instrumento, sino por lo que cada uno de ellos puede aportar a nuestro portafolio.

Tristemente muchas personas también invierten en lo que les recomienda su asesor, sin tener idea alguna de en qué están poniendo su dinero.

He conocido muchas personas que sólo invierten en pagarés bancarios, que generan rendimientos menores a la inflación (es decir, una pérdida en el poder adquisitivo de su dinero con el tiempo) porque no conocen otra cosa, porque le tienen miedo al riesgo y porque el funcionario del banco les ha dicho que es lo mejor que pueden hacer por su dinero.

Pero también he visto el otro lado de la moneda: gente que invierte en forex o en contratos por diferencias, sin regulación y sin el respaldo de un activo real (funcionan casi como apuestas) porque les han dicho que es la mejor manera de ganar dinero fácil y rápidamente, sin saber que están arriesgando demasiado y sin darse cuenta de la manipulación que algunos brókers ejercen cuando se apuesta contra ellos.

Alguna vez en un foro de inversiones en bolsa una persona del público preguntó si podía demandar a su institución financiera por una mala asesoría.

Resultó que vio la publicidad de un fondo de inversión que el año pasado había ofrecido rendimientos extraordinarios, fue entonces a abrir una cuenta para invertir en él. Firmó sin leer todos los papeles que le dieron, abrió su cuenta y dio instrucciones escritas, con firma autógrafa, de poner 100% de su dinero en ese fondo. Ni preguntó.

Al mes siguiente hubo una crisis y al ver el estado de cuenta, tenía una minusvalía de 30% de su portafolio. No sabía que había invertido en un fondo de capitales: 99% de su dinero en Bolsa mexicana. Pretextos había muchos: “es que la institución debió haberme dicho”, “no me asesoraron”, “ellos deben pagar”. Lo cierto es que lo hizo sin tener idea de en dónde estaba poniendo su dinero.

Es triste, porque todos trabajamos mucho para ganarlo. Por ello todos deberíamos por lo menos saber y entender en dónde lo estamos poniendo y qué es lo que podría pasar en el mejor y en el peor de los casos, antes de tomar la decisión.

Kim KiyosakiPor Kim Kiyosaki

Veamos cómo es nuestra Divisa actual hoy en día.

Papel Moneda

El papel moneda apareció por primera vez en China entre los siglos 9 y 15. Terminó mal para China cuando la cantidad de divisas que imprimieron aumento rápidamente, causando una grave inflación, y el papel moneda en china desapareció. (¿Te suena muy familiar esto?)

En 1775, se imprimieron los primeros dólares en los EE.UU. Fueron llamados Continentales. Fueron creadas para financiar la guerra revolucionaria. Sin ningún valor tangible por sí mismo, perdieron todo su valor también. … Seguir leyendo »

Records rotosEn Mayo de 1954 Roger Banister se convirtió en el primer atleta en correr una milla en menos de 4 minutos (3 minutos 59,4 segundos), batiendo así un record que se había intentado romper por más de 100 años.

Este acontecimiento atrajo la atención de los medios en todo el mundo. En ese entonces, los científicos y médicos decían que conseguir una hazaña como esa era humanamente imposible, que intentarlo podría hacer que el corazón de una persona explotara, que los huesos se rompieran y que los músculos se rasgarían en el esfuerzo…

Esta hazaña de por sí es asombrosa, pero quizás lo más interesante, es lo que sucedió después… … Seguir leyendo »

Kim KiyosakiPor Kim Kiyosaki

Resolver problemas es la clave para el éxito empresarial

Cuando viajo, a menudo me preguntan por qué hay tantas mujeres en las pequeñas empresas, pero pocas en las grandes empresas de todo el mundo (a pesar de que los estudios muestran que las empresas con mujeres en sus consejos directivos obtienen mejores resultados que las que no).

Creo que es porque muchas mujeres acaban de entrar en los negocios para hacer dinero o ganar unos dólares extra cada mes para sobrevivir. Pueden que estén asustadas o simplemente no hayan pensado en el crecimiento de sus negocios y en lo que realmente quieren lograr. Pero ese no es el camino hacia el éxito o la libertad financiera. … Seguir leyendo »

Jim RohnMr. Shoaff me dijo una vez: «Jim, no creo que tu saldo en la cuenta corriente del banco sea un fiel indicador de tu nivel de inteligencia». (¡Me alegró mucho oír aquello!)

Luego continuó: «Creo que tienes mucho talento y capacidad y que eres más inteligente de lo que tú mismo piensas». Y resultó cierto; yo era más inteligente de lo que me imaginaba por aquel entonces.

«Entonces, por qué mi saldo en el banco no es mayor?», le pregunté.

«Porque no tienes suficientes motivos para que lo sea», contestó mi amigo, y añadió: «Si tuvieses las motivaciones necesarias llegarías a realizar cosas increíbles; tienes bastante inteligencia, pero no las razones suficientes».

Una idea clave, en verdad: Tener razones suficientes.

Desde entonces he descubierto lo siguiente: las razones vienen primero, las respuestas después. Da la impresión de que la vida tiene una misteriosa fórmula para camuflar las respuestas de tal manera que sólo se hacen aparentes a los que tienen la inspiración suficiente como para buscarlas, aquellos con motivos y razones suficientes para intentar descubrirlas. … Seguir leyendo »

arbolMuchas personas tienen problemas económicos porque no tienen conceptos básicos de finanzas personales.

En algunos de mis cursos utilizo una metáfora para enseñarles cómo mantener a raya los gastos y evitar las deudas. La he llamado la metáfora del árbol y es tan simple como se lee.

Con este ejercicio también la utilizarás para mantener alejados los gastos de tu vida.

En este momento, traza un árbol con estos componentes:

• Raíces
• Tronco
• Ramas

No incluyas hojas ni aquella casita que muchos suelen agregar como fondo, sólo esboza esos elementos.

En las raíces, coloca los ingresos mensuales que ahora percibes. A cada raíz le corresponde un ingreso. No pongas números, simplemente escribe el concepto por ingreso.

Si recibes un sueldo mensual, coloca “sueldo” en una raíz, si trabajas también como profesional independiente en algunos proyectos, coloca “proyecto x” en otra y sigue así con todos tus ingresos.

Ahora ve a las ramas. Coloca en cada rama un egreso.

Aquí colocas todo lo que pagas mes con mes: el recibo de teléfono, el de la luz, la gasolina, la salida al cine y cualquier gasto que tengas.

Cuando hayas hecho esto, es momento de analizar este árbol.

¿Tienes más raíces que ramas? Si es así, estás haciendo un buen trabajo y dudo que te falte dinero cada mes.

Desafortunadamente la mayoría de personas tiene más ramas que raíces, por eso tiene problemas económicos.

Un árbol que tiene más ramas que raíces, va a caer en cualquier momento, porque el peso de su parte superior vencerá a las débiles raíces que tiene.

Este árbol no resistirá ninguna ventisca. En cambio un árbol con muchas raíces resistirá el peso de muchas ramas y estará erguido ante cualquier vendaval.

¿Te das cuenta? Muchos tienen problemas económicos porque tienen más ramas que raíces, entonces cualquier viento los derribará.

La mayoría de personas comienza a adquirir compromisos de pago cuando tiene un ingreso. Para muestra, una joven que llamaré Juanita.

Ella terminó la universidad y de inmediato buscó empleo. Lo consiguió y después de su primera quincena, contrató televisión por cable, adquirió una televisión en pagos mensuales y fue a una tienda departamental a solicitar una tarjeta de crédito para llevarse ropa.

Mes con mes, Juanita pagaba con su único ingreso esas deudas. Como estaba confiada, sacó más crédito. Pronto su único ingreso era insuficiente para pagar todas las deudas que tenía.

Las ramas se multiplicaron. La única raíz que tenía su árbol no resistió tanto peso y Juanita ahora anda escondiéndose de sus acreedores, que le llaman por teléfono hasta en su oficina para reclamarle el pago. En lugar de enfocarse en construir más ingresos, busco gastar.

Ahora que tienes este concepto del árbol, busca cómo dotarlo de más raíces y cómo podar esas ramas innecesarias que tiene.

Recuerda, si tienes más raíces que ramas, resistirás cualquier huracán de problemas.

«Si quieres ser pobre, gasta más de lo que ganas».

Fuente: Infobae.com

Robert Kiyosaki tuvo un padre universitario lleno de deudas, y otro sin formación profesional que se hizo multimillonario. En el siguiente artículo encontrarás algunos consejos para iniciar el camino del dinero y convertirte en millonario.

Para este autor de origen japonés y nacido en Hawai (EEUU), para ser rico, además de tener conocimientos básicos de cómo funciona el dinero, uno debe querer serlo.

Todos tomamos decisiones, y la mayoría de la gente decide pertenecer a la clase media o baja porque se sienten cómodos” y porque no desean tomar riesgos … Seguir leyendo »

Robert Kiyosaki¿Alguna vez escuchaste a alguien decir: «Si tuviera un montón de dinero, todos mis problemas de dinero se resolverían»?

Las personas con esta actitud no entienden que tener más dinero no resuelve tus problemas de dinero. Sólo trae nuevos problemas. Es por eso que puedes ver a un montón de atletas que provienen de ambientes pobres que tienen problemas de dinero a pesar de haber ganado millones de dólares al año.

Es también por eso que muchos ganadores de la lotería terminan quebrados. Ellos no saben qué hacer con el dinero una vez que lo tienen.

Las siguientes son seis razones por las que la gente rica también va a la quiebra:

1. Las personas que crecen sin dinero no tienen idea de cómo manejarlo

Demasiado dinero a menudo es un problema tan grande como no tener suficiente dinero.

Si una persona no está capacitada para manejar grandes sumas de dinero, o no tiene una educación financiera apropiada ni asesores, terminarán, o bien escondiéndolo en el banco, o simplemente perdiéndolo. Como mi padre rico dijo: «El dinero no te hace rico. La educación financiera sí.»

2. Cuando las personas se hacen ricas, la euforia emocional es como una droga que aumenta su estado de ánimo

Mi padre rico dijo: «Cuando el ‘dinero pega’, las personas se sienten más inteligentes, cuando en realidad se están haciendo más estúpidas. Creen que son los dueños del mundo y de inmediato salen y empiezan a gastar su dinero como el Rey Tut con tumbas de oro.»

Como dice el viejo refrán, «El dinero quema agujeros en los bolsillos»… y en fortunas.

3. Lo más difícil para muchas personas es decirles no a las personas que aman cuando estas les piden dinero prestado

He visto a muchas familias y amistades romperse cuando una persona repentinamente se vuelve rica. Como dijo mi padre rico, «Una habilidad muy importante para hacerse rico es desarrollar la capacidad de decirte no a ti mismo y a las personas que amas.»

Las personas que se vuelven ricas y empiezan a comprar grandes casas y barcos no son capaces de decirse no a sí mismos y mucho menos a sus seres queridos. Terminan con más deudas sólo porque de repente tienen un montón de dinero.

4. La persona con dinero de repente se convierte en un «inversor», pero sin educación financiera ni experiencia

Cuando las personas tienen dinero, automáticamente creen que son financieramente inteligentes, incluso si nunca tuvieron dinero antes y simplemente tuvieron suerte.

Cuando te haces rico, de repente tienes personas golpeando tu puerta involucrándote en sus «infalibles» inversiones. Pero sólo porque califiques para las grandes inversiones no significa que sepas algo sobre como invertir. Un montón de financieramente-ignorantes personas ricas pierden sus pantalones (y fortunas) por sus malas inversiones.

5. El temor de perderlo aumenta

Muchas veces, la persona con el modo de ver el dinero de los pobres, ha vivido toda su vida siendo aterrorizada de acabar en la pobreza. Así que cuando una riqueza súbita llega, el miedo de ser pobre no disminuye. De hecho, aumenta.

Como un amigo psicólogo dice, «Consigues tu miedo.» Si actúas como si estuvieras siempre en peligro de perder tu dinero, es probable que lo pierdas.

6. La persona no sabe la diferencia entre los gastos buenos y los gastos malos

Mi padre rico decía: «La razón principal por la que creo activos es para poder aumentar mis gastos buenos; la persona promedio tiene principalmente gastos malos.»

Esta diferencia entre los gastos de buenos y los gastos malos fue una de las razones más importantes de mi padre rico para crear activos. Hizo eso porque los activos que creó podían comprarle otros activos.

La mayoría de las personas gastan sus riquezas en pasivos, cosas que sacan dinero de sus bolsillos; pero las personas ricas sabias gasta su dinero en activos que produzcan la posibilidad de comprar otros activos (y algunas cosas divertidas también).

Si quieres hacerte rico y seguir siendo rico, la cosa número uno que necesitas es inteligencia financiera. Ese es tu activo más importante. Invierte en eso y todo lo demás caerá en su lugar.

ingresos pasivosSin lugar a dudas, la educación financiera es un tema que nos interesa a todos sin importar nuestra edad, sexo, nacionalidad, raza o religión. Incluso, sin importar nuestra situación económica actual, porque todos sin excepción deseamos mejorar nuestras condiciones de vida, aunque en muchos casos, no tengamos claro cómo lograrlo.

Por eso, te encantará el tema de este artículo y te ayudará con tu educación financiera porque podrás conocer uno de los secretos de las personas que ya cuentan con libertad financiera o que están en camino de conseguirla: los ingresos pasivos.

Este tipo de ingresos es una verdadera obsesión para la gente con riqueza, porque tiene inmensos beneficios, los cuales te vamos a explicar a continuación.

Para entrar en detalle, veamos primero lo que es un ingreso activo, el cual se puede definir como el dinero que se obtiene a cambio de la prestación de un servicio.

El ejemplo más común de un ingreso activo es el empleo, en el cual, mensual o quincenalmente ganas dinero a cambio de un oficio o actividad delimitada que has realizado durante ese tiempo.

Ahora bien, los ingresos pasivos son el dinero que obtenemos sin que sea necesaria nuestra presencia física, es el fruto de un esfuerzo realizado durante un periodo de tiempo, que posteriormente nos permite recibir compensación monetaria sin ser necesario nuestro tiempo, ni nuestro esfuerzo.

Algunos ejemplos de ingresos pasivos son el arrendamiento de un inmueble, los dividendos de una acción, las regalías de un libro o una canción, entre otros.

Para poder tener ingresos pasivos se requiere de un activo. En los ejemplos expuestos anteriormente, los activos son el inmueble, la acción, el libro y la canción respectivamente.

Es probable que estés pensando que para construir un activo que genere ingresos pasivos se requiera de mucho dinero, pero esto no es del todo cierto, pues actualmente, con los avances tecnológicos (Internet) se facilita esta labor.

Veamos algunos ejemplos de cómo podemos apoyarnos en la web para tener ingresos pasivos.

Tomemos el caso de un jefe de cocina, mejor conocido como un chef. Puede hacer varios vídeos a manera de curso, explicando de manera clara, detallada y pedagógica como preparar platos exclusivos, luego puede subirlo a internet, promocionarlo en la red y cobrar una tarifa para que la gente que esté interesada en aprender a cocinar pueda hacerse a esta capacitación. De este modo, no importará donde se encuentre el chef, podrá recibir ingresos sin la necesidad de estar presente.

Otro caso de ingresos pasivos lo podemos ver en un negocio multinivel, en el cual cada quien puede apoyarse en su red de mercadeo para obtener ingresos por las ventas y afiliaciones realizadas por cada uno de los miembros de su equipo.

Es importante que consideres lo más pronto posible la posibilidad de obtener ingresos pasivos, pues si tus ingresos dependen exclusivamente de un empleo, puedes estar en un serio riesgo, ya que mientras se dependa de un jefe o de una empresa, cualquier cosa puede pasar de un momento a otro.

Ten en cuenta que, en muchas ocasiones, la permanencia de un empleado dentro de una empresa no depende de su conocimiento, su experiencia, o su desempeño laboral. Puede tener un excelente currículo, pero en cualquier momento pueden presentarse situaciones fuera de su control como por ejemplo, una fusión con otra compañía, crisis económicas, e incluso eventos climáticos que afecten el bienestar de la compañía.

No es nuestra intención asustarte, ni queremos decir que es negativo tener un empleo, pero queremos mostrarte la posibilidad de nuevas oportunidades de obtener de ingresos adicionales a los métodos tradicionales, porque en estos tiempos tan dinámicos y acelerados, lo que por generaciones consideramos como lo más seguro, ya no lo es tanto.

Por esto, te sugerimos que descubras e investigues un panorama más amplio, para que puedas prepararte ante cualquier imprevisto que te permita tener un colchón financiero en caso de ser necesario.

Recuerda informarte muy bien antes de empezar cualquier emprendimiento, sin embargo, consideramos que las redes de mercadeo multinivel son una gran alternativa (en otro artículo ampliaremos este tema), dada sus ventajas, las posibilidades de expansión, crecimiento financiero y personal.

moneyUna tradición en esta temporada es la lista de propósitos y deseos a emprender el próximo año, y los relacionados con las finanzas personales que contribuirán a mejorar la salud del bolsillo deben quedar incluidos.

Aquí, quedan a disposición 10 sugerencias que permitirán mejorar el manejo y los gastos personales y familiares, que de llevarlos a cabo permitirán eliminar las presiones económicas, aún en épocas de crisis.

1. Hacer un presupuesto. Visualizar el nivel de gastos que se tiene (incluyendo deudas) para controlarlos, desarrollar un plan financiero y plantear metas de ahorro a corto, mediano y largo plazo.

2. Ahorrar. Cantidad de dinero remanente una vez cubiertos todos los gastos cotidianos (comida, vivienda, gas, luz, educación), que se guarda para utilizarlo en el futuro. Hay opciones … Seguir leyendo »

dineroEn nuestra cotidianidad solemos escuchar mitos que hablan de brujas, personas que deambulan por los pueblos del país y monstruos que producen hasta pesadillas. Y aunque parezca extraño, en las finanzas también existen historias que se alejan de la realidad pero que nos hacen tomar decisiones, que en muchas veces, nos perjudican.

Tal es el caso de las historias, o mitos, que rondan el dinero, y que nos impiden tener unas finanzas personales saludables, cercanas y honestas.

Aquí algunos de los que, según Resuelve tu deuda, seguramente hemos escuchado:

1. Las tarjetas de crédito son malas:

Esta expresión es muy común entre las personas que han tenido o que conocen a alguien con una mala experiencia crediticia. Lamentablemente, eso genera un alejamiento a estos productos y cuando se llegan a adquirir, hay un desconocimiento sobre el correcto manejo de este.

2. A gastar que el mundo se va a acabar:

De acuerdo con ‘Resuelve tu deuda’, esta es una frase muy irresponsable que incentiva el consumo voraz e improvisado, basada en la idea de que se debe disfrutar el presente. Sin embargo, al olvidar el porvenir, también se niega la importancia que tiene el dinero para asegurar una vejez digna.

3. El dinero no importa:

Aunque no parezca, las finanzas están insertas en la vida cotidiana. Cada día se realizan miles de transacciones que involucran un intercambio de dinero por bienes o servicios. Menospreciar su relevancia traería como consecuencia un desinterés por perseguir un bienestar económico.

4. El dinero es malo:

Realmente existen buenos y malos usos del dinero, así como formas legales e ilegales de obtenerlo.

Sin embargo, señala ‘Resuelve tu deuda’, esto no implica que la riqueza tenga un atributo moral que le sea propio. “A falta de esta distinción, se cree que hablar o desear una mejor vida financiera es algo que no empata con valores positivos”, explicaron.

5. Con el pago mínimo es suficiente:

Esta frase es un pretexto común entre quienes desconocen el funcionamiento de su tarjeta de crédito, ya que, al realizar la aportación mínima solicitada, se están cubriendo principalmente los intereses y comisiones, sin impactar mucho al capital.

“Pagar el mínimo es un último recurso para no caer en mora, pero definitivamente no debería ser la norma”, mencionó ‘Resuelve tu deuda’.

6. El dinero no me alcanza para ahorrar:

Una mala administración financiera puede generar que la persona gaste más de lo que puede soportar, ya que carece de un control en el flujo de su dinero. De ahí que alguien con un alto nivel de endeudamiento destine todos sus ingresos a salir a flote y no le queden recursos suficientes para generar un ahorro.

Conociendo los mitos que rondan el dinero y nuestras finanzas personales, es necesario saber por qué los creamos.

La principal razón es la ausencia de información y los prejuicios que adoptamos según el contexto en el que vivimos. Adicional a esto, entre menos exposición e interés tengamos hacia el mundo económico, mayor será el efecto negativo que tendrán.

“También existe una carencia de maduración en la educación financiera. De niños se enseña el valor del ahorro usando una alcancía, pero conforme uno crece, también cambian los productos y servicios a los cuales se tiene acceso”, aseguró ‘Resuelve tu deuda’.

Esto, según los expertos, genera que las opiniones de gente cercana y sus historias asienten el efecto que tienen los mitos: desconfiar de los movimientos financieros.

Por ello, es importante identificarlos y eliminarlos para mejorar nuestra situación económica, y no vernos afectados en el futuro próximo por una mala decisión influenciada por estas historias.

Y ¿cómo se identifican?: educándonos, investigando sobre si lo que se dice es o no verdad y no dejarnos guiar por las opiniones de gente poco familiarizada, “es necesario para elegir opciones que impulsen el bienestar económico”, puntualizó ‘Resuelve tu deuda’.

Robert Kiyosaki: «Obama le da dinero a la gente y es lo peor que puede hacer»

En charla con Clarin.com, el gurú que vendió 26 millones de libros repudió la forma de enfrentar la crisis del gobierno de EE.UU. Mañana en el Gran Rex inaugura una gira latinoamericana en la que explicará «por qué los ricos saben cómo seguir enriqueciéndose mientras los demás no».

Desde las ventanas del Hotel Emperador donde Robert Kiyosaki se aloja en Buenos Aires tras su visita a Bariloche y Córdoba (donde se dedicó a cazar palomas), se distinguen los tejados de la Villa 31 tras las vías del tren. A Kiyosaki, esos tejados le hicieron pensar en su Estados Unidos natal, el país al que su abuelo japonés emigró buscando un futuro mejor: «En California ya hay muchos lugares así. Y no son de gente pobre, son gente de clase media que está perdiendo su trabajo. 600 mil personas pierden su trabajo cada mes en Estados Unidos».

– ¿En qué países invierte hoy?
– Yo invierto de forma internacional, en oro, plata, petróleo y, dentro de mi país, en propiedades inmobiliarias. Pero tengo socios de negocios en todo el mundo. Aguilar [la editorial que publica sus libros en la Argentina] es mi socio acá. Yo no invierto en un país, invierto en todo el mundo. … Seguir leyendo »

Robert KiyosakiLa primera década del siglo 21 terminó. Muchas personas se encontraron con un mal comienzo. El nuevo siglo comenzó con el susto del Y2K (la amenaza de que las computadoras de todo el mundo iban a dejar de funcionar). Entonces sucedió lo del 9/11, seguido de dos guerras largas y costosas. La burbuja del NASDAQ y la crisis fueron seguidas por la burbuja inmobiliaria y entonces las subprimes colapsaron, lo que llevó a la emisión sin precedentes de millones de millones de dólares en un intento de evitar una depresión global. El resultado es una crisis financiera prolongada que ha ampliado la brecha entre los ricos y pobres.

La mayoría de las décadas tienen sus personajes. En la década de 1960, tuvimos a los hippies. En la década de 1970 el movimiento por la paz evolucionó en John Travolta y la música disco. En la década de 1980, los capitalistas tomaron el centro del escenario. La tecnología dominó la década de 1990 y de repente los geeks eran geniales.

La pregunta es, ¿qué personaje saldrá a representar la primera década del siglo 21? … Seguir leyendo »

Kim KiyosakiLas acciones llevan a la transformación.

Por Kim Kiyosaki

De acuerdo con una encuesta de abril de la Cámara de Comercio de la Pequeña Empresa, sólo el 22% de las pequeñas empresas esperan contratar nuevos empleados en un futuro próximo.

Y mayo del 2012, las estadísticas indican que hay 5,1 millones de personas que han estado desempleadas durante 27 semanas o más.

Esta no es una buena noticia si estás buscando un trabajo para pagar tus cuentas y mantener a tu familia. Además, no tienes ningún control sobre estas estadísticas… ¿Eso significa que debes renunciar a tus sueños y esperar que otros te mantengan? Definitivamente no. Después de todo, todavía hay tres cosas claves que puedes controlar … Seguir leyendo »

Hay cuatro preguntas que deseo medite con atención.

La primera es: « ¿Por qué debo intentarlo?» Los niños preguntan a menudo el porqué de las cosas- Y ésta es una de las preguntas más importantes. ¿Por qué levantarme tan temprano? ¿Por qué trabajar tan duro’? ¿Por qué leer tantos libros? ¿Por qué hacer tantas amistades? ¿Por qué irme tan lejos? ¿Por que ganar tanto? ¿Por qué dar tanto?

La mejor respuesta a « ¿por qué debo intentarlo?», es otra pregunta: « ¿Por qué no?» ¿Qué otra cosa puedo hacer con mí vida? ¿Por qué no comprobar hasta dónde puedo llegar? ¿Por qué no comprobar cuánto puedo ganar o leer o dar? ¿Por que no comprobar lo que puedo llegar a ser, o cuánto puedo crecer? ¿Por qué no? Después de todo, tendrá que vivir en este mundo hasta que se vaya. Mientras esté aquí, ¿por qué no vivir con estilo y elegancia? … Seguir leyendo »

Michale JordanPaso a Paso. No concibo ninguna otra manera para lograr las cosas

Mi meta principal siempre fue llegar a ser el mejor haciendo las cosas paso a paso. Por eso no tuve miedo de estudiar en la Universidad de Carolina del Norte después de terminar la preparatoria.

Todos me decían que no eligiera dicha universidad porque no podría jugar a ese nivel. Dijeron que debería asistir a la Academia de la Fuerza Aérea por que así tendría empleo al terminar mis estudios. La gente tenía planes diversos para mí. Pero yo tenía el mío. … Seguir leyendo »

Super ExitososLo que haces hoy importa.

De hecho, tus hábitos diarios pueden los determinantes más importantes para tu riqueza.

«La metáfora que me gusta es la avalancha,» dice Thomas Corley, autor de «Rich Habits: The Daily Success Habits Of Wealthy Individuals.» «Estos hábitos son como los copos de nieve, se acumulan, y entonces tienes una avalancha de éxito.»

Corley pasó cinco años estudiando las vidas tanto de los ricos (definidos como tener un ingreso anual de $160.000 o más y un patrimonio neto líquido de $3.2 millones o más) como de los pobres (definidos como tener un ingreso anual de $35,000 o menos y un patrimonio neto líquido de $5,000 o menos).

Se las arregló para segmentar lo que él llama «hábitos de riqueza» y los «hábitos de pobreza,» es decir las tendencias de aquellos que pertenecen a cada grupo. Pero, explica Corley, todo el mundo tiene algunos hábitos de riqueza y algunos hábitos de pobreza. «La clave es conseguir que más del 50% sean hábitos de riqueza,» dice.

¿Y cuáles son estos hábitos de riqueza que son tan influyentes? Aquí tienes algunos:

Los ricos siempre mantienen sus metas a la vista.

«Me enfoco en mis metas todos los días.»

Las personas ricas que están de acuerdo: 62%
Las personas pobres que están de acuerdo: 6%

No sólo las personas ricas fijan metas anuales y mensuales, el 67% de ellos pusieron esas metas por escrito. «Me impactó,» dice Corley. «Pensaba que una meta era un objetivo amplio, pero los ricos dicen que un deseo no es una meta.» Una meta es un objetivo, dice, sólo si cumple dos cosas: Es alcanzable, y hay una acción física que puedes tomar para conseguirla.

Y saben lo que tienen que hacer hoy.

«Tengo una lista diaria de las cosas que tengo que hacer.»

Las personas ricas que están de acuerdo: 81%
Las personas pobres que están de acuerdo: 19%

No sólo los ricos tienen una lista de tareas pendientes, el 67% de ellos completan el 70% o más de esas tareas que aparecen en la lista todos los días.

No ven televisión.

«Veo televisión una hora o menos por día.»

Las personas ricas que están de acuerdo: 67%
Las personas pobres que están de acuerdo: 23%

Del mismo modo, sólo el 6% de los ricos miran reality shows, en comparación con el 78% de los pobres. «La variable común entre los ricos es la forma en que hacen un uso productivo de su tiempo,» explica Corley.

«Los ricos no evitan ver televisión porque tienen cierta disciplina humano superior o fuerza de voluntad. Ellos simplemente no piensan en la televisión porque están ocupados con alguna otra conducta diaria habitual; como leer

Leen… pero no por diversión.

«Me encanta leer.»

Las personas ricas que están de acuerdo: 86%
Las personas pobres que están de acuerdo: 26%

Seguro, a las personas ricas les encanta leer, pero prefieren la no-ficción; en particular, los libros de superación personal. «Los ricos son lectores voraces sobre cómo mejorarse a sí mismos,» dice Corley. De hecho, el 88% de ellos leen sobre superación personal 30 minutos todos los días, en comparación con el 2% de las personas pobres.

Además, les encantan los audio-libros.

«Escucho audio-libros de camino al trabajo.»

Las personas ricas que están de acuerdo: 63%
Las personas pobres que están de acuerdo: 5%

Y así puedes sacarle el máximo provecho a tus viajes.

Se ponen la meta de ir más allá de lo que se les pide en la oficina.

«Hago más de lo que mi trabajo requiere.»

Las personas ricas que están de acuerdo: 81%
Las personas pobres que están de acuerdo: 17%

Vale la pena señalar que mientras que el 86% de las personas ricas (en comparación con el 43% de los pobres) trabajan un promedio de 50 o más horas a la semana, sólo el 6% de las personas ricas encuestadas dijeron que eran infelices a causa del trabajo.

No tienen esperanza de ganar el premio mayor.

«Juego a la lotería regularmente.»

Las personas ricas que están de acuerdo: 6%
Las personas pobres que están de acuerdo: 77%

Eso no quiere decir que los ricos siempre estén jugando a lo seguro con su dinero. «La mayoría de estas personas fueron dueños de negocios en los que pusieron su propio dinero en la mesa y asumieron riesgos financieros,» explica Corley. «Las personas de este tipo no tienen miedo de tomar riesgos

Vigilan sus cinturas.

«Cuento las calorías todos los días.»

Las personas ricas que están de acuerdo: 57%
Las personas pobres que están de acuerdo: 5%

Las personas ricas valoran su salud, dice Corley. «Una de las personas en mi estudio tenía casi 68 y un valor aproximado de $78 millones. Le pregunté por qué no se retiró, y me miró como si yo fuera de Marte. Entonces dijo: ‘Pasé los últimos 45 años ejercitándome todos los días y vigilando lo que comía porque sabía que al final de mi carrera serían mis años de mayores ganancias.’

Si es capaz de extender su carrera por cuatro o cinco años más allá de todos los demás, serán alrededor de $7 millones para él.»

Y cuidan de sus sonrisas.

«Uso el hilo dental todos los días.»

Las personas ricas que están de acuerdo: 62%
Las personas pobres que están de acuerdo: 16%

Todo dicho.

millonarioPara comenzar tu fortuna debes iniciar a pensar como si la tuvieras una fortuna, en pocas palabras debes cambiar el chip al de millonario.

Con lo anterior no quiere decir que vas a andar gastando como si tu cuenta bancaria no tuviera fondo, por el contrario. El pensar como si tuvieras una fortuna es hacer más con tu dinero.

1. Optar por lo sencillo:

Generar una fortuna requiere de gastar menos de lo que se gana.

Elige la mejor compra en cada situación. No se trata de que no disfrutes tu dinero, sino de que seas una persona más selectiva en los gastos e inversiones.

2. No ahorres, también invierte.

Si dejas tu dinero en tu cuenta bancaria ahí seguirá en un mes, en dos meses… o después de un año. Sin embargo, tu dinero puede generar más bonanza si en vez de solo ahorrar apartas una parte para invertir.

3. Busca más ingresos,

El sueldo de un trabajo puede no ser suficiente para lograr la fortuna con la que sueñas. Hacer negocios fuera de la oficina atraerá el éxito financiero que tanto anhelas.

4. Sigue tus sueños y emprende.

Explota tus talentos fuera de la oficina, lleva lo mejor de ti a tus negocios personales. Como dice el sitio de finanzas personales piggo.mx «Deja de trabajar para que alguien más se haga rico».

5. Olvídate de la meta «ser millonario»

Y enfócate en conseguir objetivos diarios alineados a la abundancia financiera. Documenta el proceso para observar en dónde se puede mejorar y potencializar las actividades que te llevarán a lograr la fortuna deseada.

Kim KiyosakiRobert y yo tratamos de simplificarlo todo. Nos gusta hacer las finanzas simples, esa es la razón por la que escribimos varios libros y creamos varios cursos para ayudar a la gente a entender los conceptos básicos del lenguaje del dinero.

Uno de los principios clave que planteamos una y otra vez es la diferencia entre un activo y un pasivo. Todas las demás lecciones dependen de la comprensión de estos dos conceptos.

Para recordar, un activo es cualquier cosa que aumente en valor con el tiempo, poniendo dinero en tus bolsillos. Un pasivo, por otro lado, disminuye en valor y saca dinero de tus bolsillos.

En el mundo financiero, hablamos de activos y pasivos en términos de dinero, flujo de efectivo y ganancias de capital. Los activos son inversiones que te dan altos retornos y crecen en valor, como acciones y bienes raíces. Los pasivos, por otro lado, son cosas que compras como automóviles, electrónica, y sí, casas, que te sacan tu dinero y disminuyen en valor.

Los activos y pasivos también pueden existir fuera del mundo financiero, y los activos que ya posees son tan valiosos como las inversiones financieras que realices.

Cuando las personas comienzan su viaje financiero, inmediatamente quieren salir y empezar a comprar activos financieros. Pero rápidamente se topan con problemas y empiezan a gemir:

«No me alcanza para invertir en activos.»

«No sé cómo encontrar activos, ¿por dónde empiezo a buscar?»

«¿En qué tipo de activos debería invertir? ¿Por dónde empiezo?»

De lo que no se dan cuenta es que tienes que invertir en sí mismos y los activos que ya tienes antes de poder invertir en cualquier otro lugar.

A continuación te presento tres activos que ya posees en los que debes invertir tan fielmente como en tus activos financieros. Pueden traerte grandes beneficios y aumentar tu valor con el tiempo, y todo lo que requieren es tu atención y cuidado.

Tu identidad

Esta semana en Rich Dad Radio Show, hablamos sobre protegerte a ti mismo y a tu identidad de los ataques cibernéticos. Uno de los puntos clave que tomé del programa es la idea de que tu identidad es uno de tus mayores activos, y como tal debe ser protegido.

En esta era digital, tu identidad está compuesta de una abundancia de información que generas cada día. Incluyen todos los datos procedentes de tus dispositivos digitales, tus finanzas, tus datos sociales, tus datos de salud, tus datos de transporte, incluso tus datos legales.

Pasamos toda nuestra vida, cada minuto de cada día, añadiendo y construyendo nuestra identidad, y eso nos ayuda a comprar casas, solicitar trabajos, abrir nuevas cuentas bancarias, viajar fuera del país y mucho más.

Desafortunadamente, la mayoría de las personas no se dan cuenta de lo valiosa que es su identidad como activo hasta que se les roba su identidad. Cuando los hackers acceden a tu información, pueden robar tu información y usarla para sus propios fines, lo que puede destruir tu identidad.

Una vez que tu información es robada, un activo que alguna vez tomabas por sentado comienza a impedir que vivas tu vida. Puede que intentes presentar una declaración de impuestos y quedes bloqueado. Puede que enciendas tu computadora y descubras que borraron toda tu información. Puede que intentes obtener una hipoteca, pero descubras que ya hay una hipoteca en tu nombre en otro lugar. Que tratamientos médicos que no conoces empiecen a aparecer en tu factura de seguro.

Trabajamos duro para crear una identidad que será un activo para nosotros. Construimos activamente nuestros puntajes de crédito, pagamos nuestras cuentas a tiempo, protegemos nuestros números de Seguro Social, archivamos nuestros impuestos correctamente y tenemos todos los seguros adecuados en su lugar.

Con este activo, podemos aumentar nuestro valor y avanzar en nuestro camino hacia la libertad financiera. Sin ella, se nos impide realizar muchas cosas importantes en la vida.

Es por eso que es tan importante tener la protección adecuada en su lugar para proteger este activo en particular. Invertir en este activo significa tomar las medidas necesarias para asegurarse de que estás protegido contra los piratas informáticos.

Tus relaciones

Las personas a menudo se sienten incómodas cuando empiezo a hablar de las relaciones como activos. No les gusta ver sus relaciones como algo que pueden utilizar para su propio beneficio.

Pero esa es la manera equivocada de pensarlo. Las relaciones son activos increíblemente valiosos. El mundo funciona con las relaciones, y tener las relaciones en su lugar que te apoyen y te permitan crecer es vital en tu viaje hacia la independencia financiera.

Ver las relaciones como un activo no significa ver a la gente como un objeto, o sólo hacer amistad con la gente en términos de cómo pueden ayudarte. Pero sí significa examinar las relaciones que tienes ahora y explorar cómo puedes invertir en ellas para hacerlas más valiosas de muchas maneras diferentes con el tiempo.

Las relaciones con la familia, los amigos, los mentores, los socios comerciales y los colegas, tu jefe y compañeros de trabajo, incluso la gente de tu gimnasio, pueden llevarte a lugares que nunca pensaste que podrías ir. Tómate el tiempo para invertir en este activo, y los beneficios que recibirás serán exponenciales.

Tu mente

Robert escribió en Padre Rico, Padre Pobre «Tu mente es tu mayor activo, así que ten cuidado con lo que pones en él.» Esta cita sigue siendo tan verdadera hoy como lo era hace 20 años.

Tu mente es uno de los únicos activos en el mundo que nunca disminuirán en valor. Tiene retornos infinitos, ya que siempre puedes mejorar tu mente. Siempre puedes aprender, crecer y cambiar tus pensamientos, lo cual es increíble! No hay punto final para el crecimiento de tu mente.

Es por eso que en Rich Dad Company, vemos el cultivar tu mente y aumentar tu educación como el primer y más importante paso para lograr la libertad financiera.

Invertir en este activo significa aumentar tu educación, aprender cosas nuevas, probar nuevas experiencias y tomarte el tiempo para desarrollar activamente tus conocimientos. La mejor parte es que, en estos días y era, invertir en tu mente es uno de los pocos activos que no tiene que costarte un centavo. Con la variedad de cursos en línea y conferencias gratuitas disponibles, puedes invertir en tu mente cada día y beneficiarse de los resultados.

Invierte en ti mismo primero

Tienes que invertir en ti mismo primero antes de poder empezar a invertir en cualquier otra cosa. Esta es una lección que pocas personas parecen comprender. Cuando la gente aprende sobre los activos y pasivos, quieren saltar de inmediato a conseguir un acuerdo de bienes raíces o empezar a comprar acciones y materias primas, descuidando los activos valiosos que ya poseen.

Los activos mencionados anteriormente pueden crear una base sólida que te permitirán tener éxito cuando comiences a invertir en activos financieros. Tómate tu tiempo para invertir en ellos y ve cómo tu viaje financiero se hace mucho más fácil.

Super ExitososVer parte I

Los ricos le enseñan a sus hijos a hacerse ricos

… Mientras que las personas promedio les enseñan a sus hijos cómo sobrevivir.

Los padres ricos les enseñan a sus hijos desde temprana edad sobre el mundo de los «los que tienen» y «los que no tienen», dice Siebold.

Si bien muchas personas le discutieron que estaba apoyando la idea del elitismo, él no está de acuerdo.

«[La gente] dice que los padres les están enseñando a sus hijos a despreciar a las masas porque son pobres. Esto no es cierto», escribe. «Lo que les están enseñando a sus hijos es ver el mundo a través de los ojos de una realidad objetiva – la sociedad de la manera en que realmente es.»

Los ricos encuentran paz mental en la riqueza

… Mientras que las personas promedio dejan que el dinero los estrese.

La razón por la que las personas ricas ganan más riquezas es por que no tienen miedo de admitir que el dinero puede resolver la mayoría de problemas, dice Siebold.

«[La clase media] ve el dinero como un mal necesario sin fin que deben soportar como parte de la vida. Los ricos ven al dinero como el gran libertador, y con bastante de él, son capaces de comprar paz mental financiera.»

Los ricos prefieren ser educados que entretenidos

… Mientras que las personas promedio preferirían ser entretenidas que educadas.

Si bien los ricos no ponen muchas fichas en hacerse ricos a través de la educación formal, sí aprecian el poder de aprender mucho después de dejar la universidad, explica Siebold.

«Entra a la casa de una persona rica y una de las primeras cosas que verás será una extensa biblioteca de libros que han usado para educarse sobre cómo tener más éxito,» escribe. «La clase media lee novelas, tabloides y revistas de entretenimiento.»

Los ricos sólo quieren rodearse de personas con ideas afines

… Mientras que las personas promedio creen que los ricos son snobs.

La mentalidad negativa sobre el dinero inoculada a la clase media es lo que mantiene que los ricos sólo salgan con ricos, dice Siebold.

«[Los ricos] no se pueden permitir los mensajes pesimistas», escribe. «Esto a menudo es mal interpretado por las masas como esnobismo. Etiquetar a las clases altas como snobs es otra forma que la clase media encuentra para sentirse mejor sobre sí misma y sobre su camino elegido de mediocridad».

Los ricos se enfocan en ganar

… Mientras que las personas promedio se enfocan en ahorrar.

Siebold teoriza que los ricos se enfocan en lo que van a ganar si toman riesgos, en lugar de cómo ahorrar lo que tienen.

«Las masas están tan enfocadas en recortar cupones y vivir frugalmente que se pierden de las grandes oportunidades», escribe. «Incluso en medio de una crisis, los ricos rechazan la forma de pensar de las masas. Son los maestros en enfocar su energía mental donde pertenece: En el gran dinero.»

Los ricos saben cuándo tomar riesgos

… Mientras que las personas promedio juegan a lo seguro con el dinero.

«El apalancamiento es el lema de los ricos», escribe Siebold. «Todos los inversores pierden dinero de vez en cuando, pero las clases altas del mundo saben que no importa lo que pase, siempre serán capaces de ganar más.»

Los ricos se encuentran cómodos en la incertidumbre

… Mientras que las personas promedio quieren estar cómodas.

«La comodidad física, psicológica y emocional es la meta principal de la mentalidad de la clase media», escribe Siebold. «Los ricos aprenden muy temprano que ser millonario no es fácil y que la necesidad de comodidad puede ser devastadora. Ellos aprenden a estar cómodos mientras operan en un estado de continua incertidumbre.«

Los ricos esperan ganar más dinero

 … Mientras que las personas promedio esperan tener más problemas.

«No escuches a los pesimistas que dicen que la vida está llena de problemas y que debes conformarte y estar agradecido por lo que tienes,» escribe Siebold en Business Insider.

Tienes que pensar en grande. ¿Por qué no $1 millón?

Los ricos están obsesionados con el éxito

… Mientras que las personas promedio creen que obsesión es una mala palabra.

«La verdad es que los ricos tienen una sana obsesión por conseguir lo que quieren, lo que incluye al dinero», escribe Siebold. «Los ricos ven los negocios y la vida como un juego, y es un juego que les gusta ganar.»

Piensa en lo que quieres y en cómo exactamente vas a conseguirlo, aconseja Siebold. Requerirá de un cierto nivel de disciplina para poder «ganar».

Los ricos ven al dinero como un amigo

… Mientras que las personas promedio lo ven como su enemigo.

«La mayoría de las personas tienen una relación disfuncional, contradictoria con el dinero. Después de todo, se nos enseña que el dinero es escaso, difícil de ganar y más difícil de retener», Siebold escribe «Si quieres empezar a atraer dinero, deja de verlo como tu enemigo y piensa en él como uno de tus mayores aliados. Es un amigo que tiene el poder para terminar con las noches sin dormir por la preocupación y el dolor físico, e incluso puede salvarte la vida. Los ricos ven el dinero como un amigo especial que les puede ayudar de maneras que ningún otro amigo puede, y estos sentimientos positivos los llevan a construir una relación más fuerte cada día.»

Los ricos saben que pueden tenerlo todo

… Mientras que las personas promedio creen que deben elegir entre una gran familia y ser ricos.

La idea de que la riqueza debe venir a expensas del tiempo con tu familia no es más que una tontería, dice Siebold.

«A las masas le lavaron el cerebro para creer que es una decisión del tipo ‘esto, o aquello’ «, escribe. «El rico sabe que puedes tener lo que quieras si abarcas al reto con una mentalidad arraigada en el amor y la abundancia.»

kiyosakiRobert Kiyosaki creció con dos figuras paternas: “papá pobre” – su verdadero padre que murió con facturas por pagar – y “papá rico”, que comenzó poco antes de convertirse en uno de los hombres más ricos de Hawai.

Ambos padres tuvieron éxito en sus carreras, trabajaron duro toda su vida y obtuvieron ingresos sustanciales, pero uno siempre luchó financieramente.

Kiyosaki comenzó a notar diferencias fundamentales en la forma en que “padre rico” y “padre pobre” pensaban, hablaban y actuaban: “Noté que mi pobre papá era pobre, no por la cantidad de dinero que ganaba, lo cual era significativo, era Debido a sus pensamientos y acciones”, escribe en el clásico de finanzas personales,” Padre Rico Padre Pobre”.

Aquí hay seis lecciones eternas que aprendió de “padre rico” y ayudó a Kiyosaki a dominar su dinero, a construir riqueza y, en última instancia, a jubilarse cómodamente a la edad de 47 años:

“No es cuánto dinero ganas. Es cuánto dinero tienes”.

La mayoría de nosotros aprendemos cómo ganar dinero – cómo conseguir un trabajo y trabajar duro – pero no aprendemos a manejarlo, la parte importante. “El dinero sin inteligencia financiera es dinero pronto desaparecido”, afirma Kiyosaki.

No necesitas ser un experto, tener un MBA, o incluso estudiar libros de finanzas personales para adquirir la inteligencia financiera. Comienza aprendiendo la diferencia entre un activo y un pasivo, la única distinción más importante es reconocer si quieres hacerte rico, dice Kiyosaki. A continuación, céntrate en mejorar tus ahorros y asegurarte de que no salga más dinero del que entra.

También es importante tener en cuenta que más dinero a menudo no resolverá tus problemas financieros. “De hecho, puede agravar el problema”, escribe Kiyosaki. “El dinero a menudo pone de manifiesto nuestros trágicos defectos humanos, poniendo un foco en lo que no sabemos. Esa es la razón por la cual, muy a menudo, una persona que entra en una ganancia inesperada de dinero en efectivo (digamos una herencia, un aumento de sueldo o ganancias de lotería) vuelve pronto al mismo lío financiero, si no peor, que el lío en el que estaban antes.”

Los pobres y la clase media trabajan por dinero. Los ricos tienen dinero trabajando para ellos.

Kiyosaki no es el único que señala que hay una diferencia entre cómo la gente rica y la gente promedio eligen conseguir ser pagados. La gente promedio opta por recibir un pago basado en el tiempo – con un salario constante o una tarifa por hora – mientras que las personas ricas en general poseen sus propios negocios, trabajan por comisión o eligen opciones sobre acciones y participación en los beneficios sobre salarios más altos.

“Si trabajas por dinero, le das el poder a tu empleador”, escribe Kiyosaki. “Si el dinero trabaja para ti, conservas el poder y lo controlas”.

Trabajar por dinero es el camino más fácil – es lo que se nos enseña en la escuela (cómo escribir un currículum, conseguir un trabajo y trabajar duro). El hecho de que tu dinero trabaje para ti – al iniciar una empresa, ser tu propio jefe o invertir – requiere un riesgo calculado y un nivel de comodidad con incertidumbre.

“No son los inteligentes los que salen adelante, sino los audaces”.

“En el mundo real fuera de los académicos, se requiere algo más que sólo notas”, escribe Kiyosaki. “He oído que llamó a muchas cosas: tripas, chutzpah, pelotas, audacia, bravata, astucia, audacia, tenacidad y brillantez. Este factor, cualquiera que sea su etiqueta, decide en última instancia el futuro de uno mucho más que los grados escolares. ”

Las personas ricas juegan para ganar, que, es igual que tener dinero trabajando para ti, requiere un elemento de riesgo y comodidad con la incertidumbre.

Tan importante como es asumir riesgos para acumular riqueza, es igualmente importante ser inteligente acerca de la toma de riesgos, por lo que Kiyosaki enfatiza el “manejo” del riesgo. Riesgo ciego no te llevará a ningún lugar, pero el riesgo inteligente – en el que la educación y la experiencia juegan un papel clave – es la madre de la recompensa.

La clave del riesgo inteligente es el desarrollo de la inteligencia financiera, escribe Kiyosaki: “Siempre hay riesgo, es la inteligencia financiera la que mejora las probabilidades”. Él recomienda leer sobre la contabilidad, inversión y los mercados para comenzar a ser más inteligente financieramente.

“Su genio financiero requiere conocimientos técnicos y valentía”, dice Kiyosaki.

El activo más poderoso que todos tenemos es nuestra mente. Si se entrena bien, puede crear enormes riquezas”.

Las personas ricas encuentran soluciones creativas a los problemas de dinero. Toman lo que sucede y lo hacen mejor usando su inteligencia financiera, enfatiza Kiyosaki.

“La inteligencia financiera es simplemente tener más opciones”, escribe. “Si las oportunidades no están llegando a su manera, ¿qué más puedes hacer para mejorar tu situación financiera?

Si una oportunidad llega a tu regazo y no tienes dinero y el banco no te habla, ¿qué más puedes hacer para tener la oportunidad de trabajar a tu favor?… No es tanto lo que sucede, sino cuántas soluciones financieras diferentes se puede pensar en convertir un limón en millones.”

“Los ricos se centran en sus columnas de activos, mientras que todos los demás se centran en sus declaraciones de ingresos”.

Mientras que la gente promedio está ocupada ocupándose de su pago por hora, la gente rica se está centrando en sus activos y patrimonio neto.

Comienza a adquirir activos – cosas que ponen dinero en tu bolsillo – en lugar de pasivos, cosas que sacan dinero de tu bolsillo. Los activos son cosas como acciones, bonos, tu propia compañía y propiedad intelectual, mientras que los pasivos incluyen hipotecas, préstamos de consumo y tarjetas de crédito.

“Los ricos a largo plazo construyen primero su columna de activos”, escribe Kiyosaki. “Entonces los ingresos generados por la columna de activos compran sus lujos, los pobres y la clase media compran lujos con su propio sudor, sangre y herencia de los niños”.

“Las personas que evitan el fracaso también evitan el éxito”.

La mayoría de las personas nunca ganan porque tienen miedo de perder o de fallar, explica Kiyosaki.

“Sin embargo, si nos fijamos en la forma en que los seres humanos están diseñados para aprender, aprendemos cometiendo errores”, escribe. “Aprendemos a caminar por caer, si nunca caemos, nunca caminaremos, lo mismo vale para aprender a andar en bicicleta… Lo mismo es cierto para hacerse rico… El fracaso es parte del proceso de éxito”.

“Miro mi dinero como mi juego de tenis”, continúa. “Juego duro, cometo errores, corrijo, cometo más errores, corrijo y me vuelvo mejor, si pierdo el juego, alcanzo la red, agito la mano de mi oponente, sonrío y digo: ‘Nos vemos el próximo sábado’”.

 

 

 

Subir »
FB