Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"
Estás en Educación Financiera:

Aprende cómo funciona el dinero y como hacer que trabaje para ti.

Kim KiyosakiNo puedes hacerlo. Ríndete. Vas a fallar. Es imposible.

¿Alguna te suena familiar?

Hay una voz persistente dentro de todos nosotros a la que le gusta convencernos de que no somos lo suficientemente buenos. Que no podemos tener éxito. Es la voz de las dudas de ti mismo, y es una de las cosas más difíciles de superar en el camino hacia la independencia financiera.

No importa dónde estés en tu viaje financiero, esta voz te habla y te impide avanzar. Incluso si tienes éxito, las dudas en ti mismo igual pueden deslizarse sobre ti, y hacer que cuestiones todos tus logros.

La buena noticia es que puedes controlar esta voz. Aquí tienes tres maneras de combatir las dudas en ti mismo.

1) Adopta un mantra

Me encantaba ver a Laurie Hernández competir por los Estados Unidos en gimnasia en los Juegos Olímpicos. Antes de comenzar una rutina particularmente complicada, Laurie fue filmada pronunciando las palabras, “Tengo esto”. Esa simple frase le dio un impulso adicional de confianza para lograr pasar el evento.

Un mantra es una frase afirmativa y positiva que puede ayudarte a combatir tus dudas. Pasa un tiempo eligiendo un mantra que funcione para ti, y úsalo en los momentos en que tus dudas internas intenten retenerte.

2) Pasa tiempo con las personas adecuadas

A veces es difícil levantarse solo. A menudo nuestro instinto es recurrir a amigos y familiares para levantarnos. Pero eso sólo funciona si estás rodeado de gente positiva y comprensiva.

Cuando experimentes las dudas en ti mismo, busca personas edificantes que crean en ti, que afirmen tus habilidades y no alimenten tus temores. Purgar las influencias negativas de tu vida es un proceso difícil, pero vale la pena al final. Tus posibilidades de superar las dudas son mucho mayores cuando tienes un sistema de apoyo adecuado a tu alrededor.

3) Aumenta tus conocimientos

Las dudas de ti mismo suelen arraigarse en el miedo a lo desconocido. Es por eso que cuando experimento dudas, me gusta pasar tiempo aumentando mis conocimientos financieros. Creo en ser una aprendiz de por vida. Cuanto más estudio y pongo en práctica lo que aprendí, más confianza tengo en mis capacidades.

Si sientes que no estás preparado o no puedes hacer algo, pasa algún tiempo aumentando tus conocimientos y educación. Cuanto más lo entiendas, menos miedo te dará.

Las dudas en ti mismo nunca desaparecen

No importa cuánto dinero ganes o el éxito que tengas, siempre encontrará dudas en ti mismo. Aprender a superarlas es una de las mejores cosas que puedes hacer para poder avanzar en la vida. Comienza hoy, y ve cómo puedes silenciar esa voz molesta en tu mente.

Reibox BlogLe explote la mente a uno de mis estudiantes de Babson College esta mañana.

Como la mayoría de la gente, él cree que el éxito se mide por la cantidad de dinero que tienes y cuánto dinero ganas. Por esa medida, no hay un solo individuo que sea el más exitoso del mundo.

Después de todo, Bill Gates (cuyo patrimonio neto ascendió a 79.600 millones de dólares según el recuento del 29 de enero del 2015 de Forbes) probablemente tenga más dinero, pero sinceramente dudo que gane más dinero cada año.

Ese título probablemente sea para un gestor de fondos de cobertura. Por ejemplo, Ray Dalio, que maneja $ 120 mil millones (activos bajo su administración) con Bridgewater Associates, sacó unos $ 3 mil millones en ganancias personales el año pasado, según Forbes.

Pero si crees que el éxito significa tanto tener el valor neto más alto y ganar más cada año, entonces ni Gates ni Dalio tienen éxito.

Eso es porque la búsqueda de la mayor riqueza o el mayor ingreso anual es el éxito sólo si sigues ganando cada año. De lo contrario, vas a pasar el tiempo tratando de averiguar cómo puedes llegar a ser el número uno; en lugar de disfrutar el placer de lo que has logrado.

En pocas palabras, a menos que seas un perro de primera, la vista desagradable nunca cambia.

Es por esta razón que en algún punto del camino, he descubierto una definición diferente del éxito (el éxito es controlar cómo pasas tu tiempo) que hizo explotar la mente de mi estudiante esta mañana.

Sólo para ser claros: no estoy declarando un voto de pobreza. De hecho, creo que para muchas personas, controlar cómo gastas tu tiempo es el tipo de éxito que puedes lograr sólo después de haber ganado suficiente dinero como para ya no tener que preocuparte por pagar tus facturas.

Muchas personas nunca alcanzan ese nivel de seguridad financiera. Pero no creo que un valor neto de 80.000 millones de dólares sea necesario para llegar al punto en que puedas cubrir tus probables obligaciones futuras.

Si llegas allí haciendo lo que deseas hacer y te hace feliz, entonces yo te considero exitoso.

Pero si llegas allí trabajando en un trabajo pulido que paga bien pero te hace miserable, entonces necesitas parar y preguntarte si deberías salir de la rueda del hámster y descubrir qué es lo que realmente deseas hacer con tu vida.

Mi consejo para el estudiante fue pensar en lo que disfrutaba hacer en el pasado y qué era lo que menos le interesaba. Basado en esa auto-evaluación, le sugerí que hiciera algunas conjeturas sobre lo que le gustaría hacer.

Luego debería aplicar tres pruebas a esas hipótesis:

• ¿Estoy apasionado por mi trabajo?

• ¿Soy uno de los mejores del mundo en lo que hago?

• ¿El mercado me compensará lo suficiente por ello?

En general, la gente no sabe si, por ejemplo, la banca de inversión, la consultoría, la startup o la gestión de activos satisfarán todas estas pruebas.

Por lo tanto, les aconsejo a los estudiantes que busquen entrevistas informativas con personas de esos campos. La práctica de networking que obtienen al intentar establecer estas entrevistas será intrínsecamente valiosa.

Una vez que establezcan tales entrevistas, les aconsejo que le pregunten a la gente cómo responderían a las tres preguntas anteriores.

Por ejemplo, en las entrevistas informativas, los estudiantes podrían preguntar lo siguiente:

• En su empresa, ¿hay personas que están realmente apasionadas por su trabajo? ¿Qué hacen ellos de manera diferente de aquellos que están ahí sólo para pagar sus cuentas?

• En su campo, ¿cuáles son las cosas claves que hacen las personas más talentosas que los diferencian de las que son meramente competentes?

• ¿La compensación que recibe la gente en este campo es satisfactoria o frustrante? ¿Cuál es la diferencia entre las personas de su empresa que se sienten compensadas y el resto?

Si los estudiantes realizan de 10 a 15 entrevistas, deberían poder evaluar si serían felices trabajando con las personas de ese campo.

Y sería aún mejor para ellos si esas entrevistas informativas condujeran a pasantías que les permitirían sumergirse más plenamente en esos campos.

En mi opinión, mis estudiantes lograrán el éxito sólo cuando estén contentos en su trabajo – y para lograr eso, deben ser apasionados, sobresalir en su campo, y recibir un reconocimiento positivo del mercado.

No conozco a Gates ni a Dalio, pero me parece que controlan cómo pasan su tiempo; y el dinero es simplemente algo agradable que viene con eso.

libertad financieraTodos queremos cambiar nuestra situación financiera. Todos queremos generar más dinero y tener una mejor calidad de vida. Pero pocos estamos dispuestos a invertir en nosotros mismos para lograrlo. Queremos una pastilla mágica.

Sin embargo, todo comienza primero por nosotros mismos, si deseamos ganar, si deseamos ser los mejores, si deseamos ser exitosos, debemos comenzar por cambiarnos a nosotros mismos.

Aquí tienes 10 conceptos poderosos que nos ayudarán a lograr la libertad financiera:

1. Cambia tu forma de pensar

Harv T Eker nos enseñó algo tremendo acerca de los resultados en nuestra vida, cualquier clase de resultado, incluyendo los financieros:

Los PENSAMIENTOS producen SENTIMIENTOS y estos EMOCIONES que a su vez producen ACCIONES, las cuales derivan en unos resultados. Si no estás conforme con los resultados que tienes hoy es tiempo de revisar tu forma de pensar. Dicho de otro modo: Es un PENSAR, que es un SENTIR, que es un DECIR, que es un HACER.

2. Confía en que puedes

Ten FE, los grandes soñadores siempre han creído en poder lograr las cosas que sueñas. En palabras de Henry Ford “Tanto si crees que puedes, como si crees que no puedes, estas en lo cierto”. La biblia dice: “Como piensa en su corazón, así es él…” – Proverbios 23:7 Lo cual creo que aplica perfecto a los dos puntos anteriores.

3. Invierte en Conocimiento

Benjamín Franklin dijo: “Una Inversión en Conocimiento Siempre Paga el Mejor Interés”.

Muchos de nuestros países tienen un alto porcentaje de analfabetismo financiero, es decir que las personas saben muy poco o nada sobre temas como finanzas personales, administración del dinero, activos, pasivos, deudas, inversiones, ahorro, libertad financiera. Esto es malo para ellos, pero también para nuestros países.

 Nuestra prosperidad como nación depende de la prosperidad financiera de cada uno de nosotros como individuos. George Clason Tomado de “El Hombre Más Rico de Babilonia”

4. Conoce Tus Números

Con esto me refiero a que debes hacer varios ejercicios y aprender a manejar las varias herramientas sencillas para poder tener claros tus números:

1. Control de Gastos: Te ayudará a tener un control del uso que le das al dinero, detectar las fugas y sobre-gastos. Una cosa es darse cuenta en que se está gastando de más y otra muy diferente en que se puede reducir el gasto.

2. Hoja de Balance: Te ayudará a ver todo el panorama general de tus finanzas personales, y entender que tan cerca o lejos estas de lograr la libertad financiera.

3. Patrimonio: Te ayudará a conocer la diferencia entre activos y pasivos, tal como lo ha definido Robert Kiyosaki, Gurú de las Finanzas Personales. Entender esta diferencia te acercara más a lograr la libertad financiera. En sus propias palabras, los Ricos compran activos, mientras que la clase media y pobre compra pasivos.

5. Tener claro que es libertad financiera

La libertad financiera no es ganar mucho dinero, tampoco poder gastar dinero a diestra y siniestra, mucho menos poder viajar por todo el mundo a toda hora, ni comprar un Ferrari, en fin.

Desconocer que es la libertad financiera nos aleja de lograrla. Para lograr la libertad financiera debemos conocer nuestros números. Y la definimos así: Cuando los ingresos pasivos, residuales, inerciales o dinámicos (como quieras llamarlos), son superiores a la totalidad de tus gastos. De ahí en adelante comienza el camino a crear riqueza lo cual es diferente.

Muchas personas se enfocan en lo segundo sin entender lo primero, lograr la libertad financiera. Es por eso que conocemos muchos casos de deportistas, actores, y más, que ganaban millones de dólares pero terminaron en bancarrota.

6. Define un Plan Financiero

Para lograr la libertad financiera hay que definir un plan, teniendo las herramientas, el conocimiento y la mentalidad adecuada hay que trazar un rumbo. Este debe ser para el corto, mediano y largo plazo. Nadie planea fracasar, pero muchos fracasan por no planear.

7. Aprender a Invertir

Las inversiones son y serán una excelente herramienta que te ayuden a capitalizar y multiplicar tu dinero y por lo tanto a lograr la libertad financiera, pero sabias que el 95% de las personas que pierden dinero en inversiones es porque desconocen cómo funcionan, que hace variar los valores de los activos.

Las inversiones no son como un casino. Por lo tanto hay que aprender sobre ellas, en palabras de Warren Buffet (El mejor inversionista del mundo y tercer hombre más rico del mundo) “Nunca inviertas en un negocio que no puedas entender”

8. Piensa en el futuro

La mayoría de las personas somos muy inmediatistas, todo lo queremos ya. Por eso descuidamos y poco pensamos en el largo plazo.

Los jóvenes piensan que nunca van a envejecer. Es por eso importante aprovechar las palancas financieras del tiempo, del ahorro y del interés compuesto. Estas palancas permiten crear grandes fortunas si se usan adecuadamente y desde temprana edad. En temas de ahorro e inversiones hay esta premisa: Nunca es tarde para empezar, pero entre más temprano mejor. Como decían los abuelos AHORRA o NUNCA. Esto sí que es clave para lograr la libertad financiera.

9. Se Creativo

Aprende como generar múltiples fuentes de ingreso. Por lo general hemos sido educados para ser buenos empleados. Debemos empezar a pensar como inversionistas y dueños de negocios. El 95% de la riqueza del mundo es manejada por el 5% de la población, sabes que tienen en común ellos: son dueños de sus propios negocios.

Existen diversas formas de generar ingresos adicionales, emprendimientos, franquicias, negocios por internet, bienes raíces, inversiones, redes de mercadeo, etc. Mi consejo es que empieces a explorar por donde puedes empezar a generar un ingreso adicional, aprender cómo funciona y dedicarle tiempo.

Es importante que estos ingresos adicionales estén enfocados en negocios que generen ingreso pasivo para así lograr la libertad financiera. Hoy en día gracias al internet existen muchas posibilidades, de hecho no sé si sabes que los 10 jóvenes más millonarios, te hablo de chicos entre los 20 y 28 años, generaron sus fortunas con negocios basados en internet (Ejemplo: Facebook, Youtube, Google).

10. Generosidad

Así es, de lo que has aprendido y logrado, comparte con los demás. Una muestra de eso es que los 3 hombres más ricos del mundo son también los tres más generosos, han donado gran parte de sus fortunas a diferentes causas en ayuda a millones de personas y de una u otra forma se les devuelve. El principio de la siembra y la cosecha que dice que de todo lo que siembras eso recoges, y el que siembra generosamente, generosamente recogerá.

Bueno espero que les haya gustado este decálogo para la libertad financiera. Si así fue compártelo, se generoso, regala prosperidad.

Reibox BlogChad Carson trabaja en bienes raíces desde 2003, construyendo estratégicamente una cartera de 90 propiedades de alquiler principalmente en y alrededor de su ciudad natal en Clemson, Carolina del Sur.

Después de pasar su primer año después de la universidad explorando propiedades para inversores experimentados para comprar y vender, comenzó a usar “trucos inmobiliarios” y “vivir y vender” para aumentar sus ahorros y maximizar las ganancias, dijo en un reciente episodio del Podcast Mad Fientist.

Para 2007, Carson y su socio de negocios poseían 50 propiedades de alquiler. También dijo que vivió frugalmente, a veces con tan sólo 20.000 dólares al año.

“Mi socio de negocios y yo mantuvimos nuestros gastos fijos súper, súper bajos. Puedes vender algunas casas y hacer un montón de dinero para los primeros seis meses del año. Y en los siguientes seis meses, puede que no ganes ningún dinero o el acuerdo puede salir mal,” dijo Carson.

“Y así, creo que la progresión fue, en los primeros tres años, nos hicimos muy buenos en mantener nuestros gastos bajos, viviendo con lo mínimo,” explicó en el podcast. “De esa manera, cuando no ganábamos dinero, todo ese dinero simplemente entraba al banco, y podíamos ahorrar ese dinero.”

Salvado de algunos contratiempos durante la crisis financiera, Carson y su socio continuaron haciendo crecer su porfolio durante la década pasada. Carson ahora vive de los ingresos pasivos de las propiedades de alquiler, lo que le permite la posibilidad de pasar este año viviendo en Ecuador con su esposa y sus dos hijas.

Con solo 37 años, Carson se considera financieramente independiente y dice que todo es gracias a una atemporal estrategia de inversión: “Mantenlo simple.”

“Pienso en el mantenerlo simple en un par de maneras diferentes, sólo las cosas de finanzas personales de simplemente aumentar tu tasa de ahorro y mantener tu vida simple, eso es a lo que todo se reduce realmente. Ya sea que estés invirtiendo en acciones, fondos indexados, o propiedades inmobiliarias, realmente no cambia la fórmula básica de que tienes que ahorrar dinero y mantener tus gastos bajos,” dijo Carson, añadiendo que esta estrategia es la base del éxito del icónico Warren Buffett. “La sencillez es realmente importante, pero también la simplicidad de tus inversiones.”

Carson explicó:

“Si me escuchas hablar sobre mi porfolio, podría sonar un poco irónico, comprar 50 propiedades aquí y allá, pero creo que parte de la lección que aprendimos de toda esa experiencia fue que no tenemos que ser locamente ambiciosos, y no tenemos que hacer un montón de acuerdos, y ser dueños de un montón de propiedades para lograr todas nuestras metas. Uno puede ser muy, muy simple.

Creo que en bienes raíces, si decides ir por esta ruta, todo lo que tienes que hacer es trabajar basado en si necesitas $5,000 al mes para pagar tus gastos, y calcular ¿cuántas propiedades necesitas poseer para obtener esos $5,000 limpios?”

“Sólo tienes que mantenerlo simple, tener un plan simple, pagar las propiedades, y luego vivir de los ingresos. Es realmente tan simple como eso.”

Robert KiyosakiNo es ningún secreto que la persona promedio no es buena con el dinero. Como “The Motley Fool” dice, casi el 70 por ciento de las personas no tienen ni siquiera $ 1.000 en el banco. Y “casi la mitad de las personas afirman que para cubrir una emergencia de 400 dólares, tendrían que pedir prestado el dinero o vender algo rápidamente para tenerlo.”

“The Motley Fool” continúa compartiendo un estudio del U.S. Bank que dice que sólo el 41 por ciento de las personas presupuestan su dinero. Esta, cree el escritor Maurie Backman, es una de las grandes razones por la cuales los problemas de dinero son tan grandes en los Estados Unidos (y en el mundo).

Estoy de acuerdo en que tener un presupuesto es un primer paso importante para ganar terreno en tus finanzas personales. Pero tener un presupuesto por sí solo no arreglará los problemas subyacentes que la mayoría de las personas tienen cuando se trata de dinero.

En primer lugar, hay una gran necesidad de inteligencia financiera. El problema con la mayoría de los presupuestos es que se adaptan a las viejas reglas del dinero, las cuales simplemente no funcionan más, como ahorrar dinero, salir de deudas, y vivir por debajo de sus posibilidades.

En última instancia, los presupuestos, como suele enseñarse, son un vehículo para recortar gastos, no para ganar dinero. Escribí hace algún tiempo atrás sobre cómo presupuestar como un negocio puede convertir un presupuesto en un vehículo para hacer crecer tus activos, no ahorrar tus gastos.

En última instancia, tu presupuesto es un plan. Y como tal, puede ser un buen plan o un mal plan.

Un plan malo es aquel que requiere que reduzcas tus gastos y ahorres dinero. No disfrutas de las cosas a las que estás acostumbrado disfrutar y ganas poco o ningún dinero con el dinero que ahorras. En última instancia, no te llevará a donde necesitas estar financieramente.

Un buen plan, sin embargo, es uno que estimula acción para mejorar. Y un buen presupuesto es uno que te inspirará a ganar más dinero para que puedas hacer lo que amas y hacer crecer tu dinero exponencialmente.

Con esto en mente, aquí tienes tres consejos sobre cómo tu presupuesto es una herramienta útil para hacer crecer tu flujo de dinero de la manera correcta, a través de las inversiones.

1. Un presupuesto muestra tu salida mensual

Un ejercicio común que hacemos cuando trabajamos con personas que quieren ser financieramente libres es hacer que anoten todos sus gastos mensuales en una columna en un pedazo de papel y luego anoten su salario en la otra. Entonces, hacemos que cubran la columna de salario con sus manos.

“¿Qué”, le preguntamos, “harías si no tuvieras tu salario?” El resultado a menudo es un momentáneo revoloteo de pánico.

Esto es útil porque es un chapoteo rápido en la realidad, es decir, la mayoría de la gente tiene muchos gastos y dependen de un salario para pagarlos.

Pero, ¿No sería genial si tuvieras ingresos pasivos entrando cada mes que cubrieran tus gastos de vida? ¿Qué harías entonces? ¿Te jubilarías? Eso es lo que Kim y yo hicimos cuando llegamos a ese punto en los años noventa.

Pero para llegar a ese punto, tuvimos que saber cuánto estábamos gastando cada mes. ¿Por qué? Para así saber cuánto flujo de dinero tendríamos que hacer para ser financieramente libres.

2. Un presupuesto te ayuda a entender qué tipo de flujo de dinero necesitas

Una vez que comprendimos nuestros gastos mensuales, pudimos entonces hacer un plan para adquirir los activos que necesitábamos para cubrir esos gastos. Y aquí es donde las cosas se pusieron muy interesantes.

En lugar de recortar nuestros gastos, creamos uno nuevo, un gasto de inversión. Llamamos a esto pagarnos a nosotros mismos primero, la regla de oro financiera.

3. Un presupuesto te inspira a tomar acción y obtener tu flujo de dinero

Al hacer un gasto para invertir cada mes, hicimos prioridad hacer crecer nuestros activos.

Trabajamos duro para hacer el dinero extra que necesitábamos. Empezamos a enseñar los fines de semana. Nos hicimos creativos en cómo podíamos pagarle a nuestros acreedores. Soñamos y lanzamos nuevos productos. Encontramos ofertas increíbles de bienes raíces. Todo esto fue posible gracias a cambiar nuestras mentalidades de presupuestar para ahorrar dinero a ganar dinero. Nuestro presupuesto nos dio la hoja de ruta para la libertad financiera, y nos inspiró a hacerlo realidad.

Así que, si estás listo para comenzar tu viaje hacia un mejor futuro financiero, entonces sí, es momento de comenzar con tu presupuesto. Pero no lo hagas según la vieja escuela; hazlo de la forma Padre rico. Sólo entonces podrás ser realmente exitoso.

Kim KiyosakiSolía ser que una mujer joven en EEUU se fuera de casa, vaya a la universidad, y encuentre un buen marido. Ese era el camino a la seguridad financiera.

Hoy en día, las cosas son muy diferentes para las mujeres jóvenes.

Según un informe de Business Insider sobre un análisis realizado por Pew Research Center, “una mayor proporción de mujeres jóvenes vive ahora en casa con sus padres o parientes que en cualquier otro momento de los últimos 70 años.”

No es ningún secreto que una de las razones principales de esto es que el panorama del desempleo para los de 16-24 es más del doble del promedio nacional; lo que el NPR llama una “generación perdida de trabajadores.”

Las pésimas perspectivas de empleo para las mujeres jóvenes, junto con el hecho de que muchas se están casando más adelante en la vida, ha llevado a más y más de ellas a que vivan más tiempo en casa.

Para muchos, este podría ser tiempo perdido, estar luchando para encontrar un trabajo. Pero, hay otra manera de ver esta estancia prolongada con estas personas, como un tiempo de preparación para un futuro próspero.

Las siguientes son cuatro formas de maximizar tu tiempo en casa para crear un futuro financieramente libre.

1. Enfócate en tu educación financiera

Lo más probable es que la mayoría de las mujeres jóvenes no hayan aprendido mucho en la universidad, si es que aprendieron algo, sobre cómo funciona el dinero realmente.

Tómate el tiempo que tienes ahora para comenzar un programa intensivo de educación financiera. Lee libros, asiste a seminarios, juega juegos como CASHFLOW, y conéctate con otras personas que tengan ideas similares.

2. Trabaja para aprender

La mayoría de las personas buscan un trabajo como un medio para ganar dinero. Los ricos miran el trabajo como una experiencia de aprendizaje que pagará grandes dividendos a lo largo del camino.

En lugar de buscar el trabajo mejor pagado, busca un trabajo que te permita aprender las habilidades y conocimientos que necesitarás para tener éxito más adelante en la vida como inversionista y dueña de negocios.

3. Busca un mentor

Además de trabajar para aprender, también busca a alguien que admires y que haya tenido éxito en la vida, y construye una relación de mentoría con él o ella.

Consigue establecer un tiempo en sus calendarios para reunirte regularmente y pídeles que te presenten a otros de sus círculos que puedan ayudarte a crecer también.

4. Toma algunos riesgos

Cuando vives en casa, las pérdidas que provienen del fracaso son bajas y los conocimientos que obtengas de ellos serán altos. ¿Tienes una idea para un negocio? Dale una oportunidad. ¿Quieres empezar a invertir? Empieza en pequeño y ve qué sucede.

Al final del día, aquellos que tienen éxito en la vida se hacen cargo de cada situación en la que se encuentran; incluyendo los momentos en los que están financieramente mal.

Ahora es tu tiempo para hacerte cargo de tu tiempo en casa. Si lo haces, te prometo que cuando llegue el momento de estar por tu cuenta, estarás años por delante.

ser exitosoCada quien puede tener una perspectiva distinta de lo que define la palabra ‘éxito’ porque, mientras para muchos se trata de la cantidad de dinero que llega mes a mes a la cuenta, para otros puede ser que solamente sea un reconocimiento.

Otras personas pueden ser un poco más filosóficas al respecto y considerar que simplemente se trata de la posibilidad de hacer realidad los sueños y convertirse en ejemplo para los demás.

Sea cual sea su pensamiento al respecto, lo cierto es que se trata de un camino que no es fácil de lograr y en el que hay que superar una serie de obstáculos, inconvenientes y críticas que se presentan a lo largo del camino. El tema es que no es algo que sea para todo el mundo, porque hay que soportar ciertas situaciones con las que no todo el mundo puede lidiar.

El éxito de los exitosos es que saben cómo asumir ese tipo de situaciones, porque no se concentran en aquello que les hace malgastar la energía o que saben que no es útil concentrar el tiempo. Así, aquí hay algunas consideraciones recopiladas por FP, The Muse, Inc. y Business Insider:

1. Será juzgado

Cuando usted se la pasa pensando en qué dirán los demás sobre lo que usted dice o hace, seguramente, nunca llegará a ser exitoso. Ese miedo es lo que hace que las personas no actúen como deberían, alcanzando sus sueños. Recuerde que lo importante es su opinión propia y, en un lugar un poco distante, lo que los demás le puedan aconsejar sobre sus decisiones.

2. Las malas cosas suceden

Y no porque sucedan significa que está “salado” o que las cosas no se deban dar. Todas las personas que usted puede considerar como modelos a seguir siempre habrán pasado por meses o años difíciles, en los que sintieron que tuvieron que haber tirado la toalla, pero nunca lo hicieron.

3. Desarrolle la pasión

No tiene que ser necesariamente por su trabajo, sino por las cosas que hace en cualquier momento de la vida, esto es lo que le permite tener una razón para la que lo hace. Esto significa tener la capacidad de elegir un bienestar, tanto para usted como para los suyos, mientras hace lo que lo lleva a ser feliz. De lo contrario, nunca podrá ser exitoso.

4. Ante todo, respétese

Esto es algo que debe hacerlo “a capa y espada”, porque se trata de darse un lugar en el mundo y de sentirlo como propio. Esto no es algo que logren todas las personas porque, con el fin de que se hagan realidad sus proyectos, pierden su propia esencia. Si usted lo logra, los demás lo seguirán.

5. Aprenda…

…aprenda, aprenda y siga aprendiendo. Ésta es la única forma en la que realmente puede convertirse en una persona integral, que encuentre oportunidades donde otros ven problemas y que le permitirá mantener y mejorar las relaciones personales.

6. Siempre habrá alguien que se ofenda

O que le tenga celos. Eso sucede cuando alguien logra hacer realidad sus proyectos y “la vida le sonríe” haciendo que las condiciones se den de forma fácil y sencilla. No le gaste energía a esto, en cualquier momento de su vida y en cualquier lugar, podrá tener detractores que no estén de acuerdo con lo que hace, así que aplique la regla 4 que ya le dijimos.

7. Diferenciar lo urgente de lo importante

Una persona exitosa sabe cuál es la verdadera influencia del tiempo en su vida personal y laboral, por lo que es algo que atesora al máximo. Entonces, cuando alguien aprende a saber qué hacer y cuándo hacerlo, según corresponda, tendrá una gran ventaja sobre las demás personas.

8. En algún momento tendrá que renunciar

No necesariamente a sus sueños, pero sí a personas o a situaciones u objetos. No es algo difícil ni nadie le enseñará cómo hacerlo, además que toda la responsabilidad recaerá única y exclusivamente en usted.

9. Tiene que saber quién es (y quién no)

Sólo las personas con un profundo auto-conocimiento logran delimitar sus capacidades y encaminarlas hacia donde las necesiten para hacer verdad sus sueños. Eso también le permitirá identificar las oportunidades que realmente sean útiles para su proyecto de vida.

10. La humildad, ante todo

Esto es algo que muchas personas pierden a lo largo del camino, especialmente, si sus ganancias empiezan a verse en aumento. Cuando usted olvida de dónde viene y a las personas que le han ayudado en el camino, creyéndose más que los que lo rodean, podrá retroceder en su camino al éxito.

11. Lo que no pasa, siempre genera una oportunidad

Muchas personas pueden llegar a lamentarse por el hecho de que no se hizo realidad algo en lo que realmente tenían toda su fe y energía; pero el hecho de que no se haga verdad, no significa el fin del mundo. Siempre surgirá algo nuevo y que, probablemente, termine siendo mucho mejor.

Reibox BlogHace unos años, estaba viendo una entrevista a Seth Godin, uno de mis héroes en el mundo de los negocios.

Estaba explicando las diferencias fundamentales entre el emprendimiento y el trabajo autónomo. Me estaba entusiasmando a medida que lo escuchaba.

Así lo explicaba Seth:

A los freelancers se les paga por su trabajo. Si eres un redactor independiente, te pagan cuando trabajas. Los emprendedores usan el dinero de otras personas para construir un negocio más grande que ellos mismos para que se les pueda pagar incluso cuando duermen.

Cuando vi esta entrevista, me estaba rompiendo el culo (y ganando muy buen dinero) como freelancer; PERO siempre me consideré un emprendedor porque tenía una “mentalidad emprendedora.”

“¡No sabe de lo que está hablando! ¡Yo TAMBIEN soy emprendedor!” Me quejé.

Pensaba en un emprendedor (y yo) como un pensador libre. Alguien que creó su propio destino y no sólo aceptaba lo que el mundo le entregó. Pensar en mí como algo, pero no un emprendedor, mientras estaba trabajando tan frenéticamente duro para ganar dinero por mi mismo, mancilló totalmente mi identidad propia.

Pero Seth tenía un punto.

Freelancing es un paso esencial en el viaje del emprendedor. Tienes que aprender a encontrar clientes, hablar con ellos, y conseguir que te paguen. Tienes que desarrollar habilidades e ideas y probarlas en el mercado. Y trabajar como freelance es genial, porque para todos los efectos, puedes comenzar inmediatamente.

La verdad es que casi cualquier cosa puede ganar dinero. Pero primero, tienes que cambiar tu mentalidad. Debes comenzar a ver tus habilidades y experiencias como recursos valiosos y financiables que valgan la pena pagar.

Puedes ayudar a alguien con las habilidades y conocimientos que ya tienes. La manera más fácil de hacer esto es haciéndote freelance.

El freelance cambió mi vida (y yo recomiendo a cualquier persona que quiera dejar su trabajo de 9-5, primero trabajar como freelancer a medio tiempo), pero freelancing es sólo la mitad de camino. Es un puente necesario para alejarte de tu trabajo diario y vivir independientemente. En el otro lado de ese puente está el espíritu emprendedor verdadero.

La diferencia entre el emprendimiento y el freelance se reduce a TIEMPO:

• Los freelancers intercambian tiempo por dinero (aunque mucho más dinero que en un trabajo tradicional)

• Los emprendedores dependen de los sistemas, de la automatización y, eventualmente, de los empleados que trabajan sin su participación directa

La pregunta clave es: “Si me salgo de la ecuación, ¿sigue funcionando el negocio?”

Si la respuesta es “Sí”, entonces eres un emprendedor.

Si puede crear suficiente impulso en tu negocio como para que sigas ganando dinero, independientemente de lo que hagas en el día a día, eres un emprendedor.

Este es el Santo Grial. Aquí es donde quieres terminar.

El plan simple para ganar dinero con un negocio Online

Elige una gran idea de negocio, a continuación, comienza a construir un sitio web que atraiga visitantes.

Aquí tienes un tip rápido para tener una gran idea de negocio: Combina tus ideas/aficiones/habilidades para encontrar algo que te importe y descubre cómo puedes utilizarlo para solucionar el problema de otra persona.

Convierte esos visitantes de tu sitio web en suscriptores leales ofreciéndoles algo gratis a cambio de su dirección de correo electrónico.

Crea contenido gratuito y útil, y pídele a tus visitantes una dirección de correo electrónico a cambio.

Convierte a esos suscriptores en clientes pidiéndoles que te compren vía correo electrónico.

Puedes vender lo que quieras; un producto físico o digital, un curso, un servicio, o incluso coaching. Todo basado en lo que te interesa a ti, y que crees que puede ayudar a tus suscriptores también.

Después de entregar una tonelada de impresionante contenido gratis durante un tiempo (tus entradas de blog, videos de YouTube, o cualquier otra cosa que crees), ahora tienes el “derecho” a vender.

Eso es enorme.

Automatiza.

Una vez que hagas esto durante algún tiempo, puedes automatizar el proceso de ventas. Con un software de marketing por correo electrónico y un embudo básico, tu negocio puede generar miles de dólares al mes sin tu participación.

Bastante impresionante.

¡Bienvenido a Narnia! ¡Estamos felices de tenerte!

Kim Kiyosaki“Todas las mujeres necesitan dinero para poder hacer cosas independientemente,” le dijo a una  audiencia en gran parte compuesta por hombres blancos de clase alta.

Esas fueron las palabras de Tyra Banks, ex supermodelo convertida en emprendedora, según informó la reportera de TechCrunch, Sarah Buhr.

Los bancos compartieron sus ideas sobre el dinero y las mujeres mientras llevaban una remera que decía “Soy emprendedora, perra.”

Si bien no soy experta en Tyra Banks ni en sus negocios (aunque sí admito que vi algunos episodios de Top Model!), y también animo a cualquier mujer que quiera convertirse en una emprendedora exitosa, tengo que cuestionar la utilidad de esas palabras y la disposición de los bancos.

Sobre esa frase sobre el dinero

Comencemos con la frase sobre el dinero.

Si bien es importante que las mujeres sean independientes, no se logra haciendo las cosas independientemente, per se. Esto podría parecer una lógica rara, pero te aseguro que no lo es. ¿Por qué? Porque el éxito en los negocios y en la vida requiere de un equipo.

La importancia de un equipo

No hay una sola persona exitosa en el mundo (hombre o mujer) que no haya tenido un equipo increíble detrás de ella. Sin un gran equipo, mucho dinero no te llevará muy lejos.

Como padre rico dijo, “Los negocio y las inversiones son deportes de equipo.” El dinero es importante para el éxito, pero es sólo un componente. Hay otras personas que ayudan a que una empresa tenga éxito.

Una persona con dinero, como un compañero de equipo talentoso, es un jugador clave, pero en el minuto en que el jugador le empiece a decir a los demás, “vete a la mierda,” ese equipo va a fracasar.

La actitud importa

Es cierto, los bancos está dirigiendo una cultura donde las mujeres emprendedoras tienen que luchar una batalla cuesta arriba. El instinto y el deseo de luchar por el éxito es digno de elogio, pero la segunda observación sobre el artículo de Buhr, las remeras de los banqueros, “Soy emprendedora, perra,” creo que da una idea de descaro más que de confianza en los negocios, el dinero, el espíritu empresarial.

Francamente, sólo una ex supermodelo y estrella de reality shows podría salir con tal cosa. Es en realidad tomar lo peor del poder masculino y simplemente imitarlo, y no muy bien.

En resumen, tal actitud rara vez funciona para los hombres, tampoco lo hará para las mujeres.

Un tipo de pelea diferente

La actitud es importante. Lo que más me molesta de adoptar un comportamiento agresivo para combatir otro comportamiento agresivo es que cancela algunas de las mayores fortalezas que tenemos las mujeres cuando se trata de dinero: nuestra pasión, gracia, empatía y consenso.

Para nosotras, debe haber una manera diferente de luchar por la igualdad y el éxito. No se trata de salir adelante a costa de los demás, sino de elevar la marea para todos. Si vamos a liderar los negocios y las inversiones, liderémoslos de verdad.

¿Quieres tener éxito como emprendedora? He aquí un consejo: enfócate menos en nutrir el chip en tu hombro y más en construir un gran equipo. Entiende que rara vez eres la persona más inteligente en la habitación, y que si lo eres, probablemente estés en graves problemas. Y siempre recuerda a las personas que contribuyeron y continúan apoyando tu independencia.

Kim KiyosakiConozco a muchas mujeres que quieren cambiar lo que tienen en la vida. A menudo, sin embargo, no cuentan el costo de lo que significa lograr ese cambio.

Cambiar es difícil para cualquiera porque nos obliga a pasar de lo que es cómodo a lo que no lo es. Incluso si el cambio significa algo saludable, igual se siente incómodo.

Por ejemplo, si tienes sobrepeso y quieres mantenerte saludable, tienes que dejar de comer malos alimentos y empezar a hacer ejercicio. Como sabes, esto es mucho más fácil decirlo que hacerlo. Comer alimentos saludables es difícil mentalmente (y físicamente si estás acostumbrado a sentirte más lleno de lo que necesitas estar), y el ejercicio tiene dolor físico real asociado a él. Es mucho más fácil quedarte en tu rutina que cambiarla.

Pero la realidad es que si quieres cambiar realmente lo que tienes en la vida, tienes que cambiar quien eres y qué haces.

¿Qué significa esto en la práctica?

Redefine tu identidad

Si eres alguien que ve la televisión todas las noches, eso puede convertirse en una parte de quien eres. No te das cuenta, pero tus hábitos comienzan a ser, no sólo algo que haces, sino una parte de tu identidad. Es por eso que cuando intentas cambiar, te encuentras con la resistencia. Tu mente está repugnando contra un ataque a lo que ve como tu yo esencial.

Es imprescindible que reconozcas esto, grítalo y recupera el control de tu identidad. Debes elegir conscientemente quién quieres ser y redefinirte en lugar de dejar que tu subconsciente decida por ti.

Así que, por ejemplo, en vez de desperdiciar horas todas las noches viendo televisión, debes redefinirte como una persona que estudia y aprende sobre el dinero y las inversiones. Cuando haces este cambio consciente en tu identidad, ganas la mitad de la batalla para lograr el cambio.

Redefine tus amistades

Otra cosa que puede detenerte son tus amistades. La vieja frase, ” Los pájaros del mismo plumaje siempre vuelan juntos,” es muy exacta.

Si estás teniendo dificultades para lograr el cambio que buscas en la vida, echa un vistazo a tus amigos. ¿Están animándote a mejorar o te están tentando a caer de nuevo en las viejas costumbres?

Si es la última, es hora de seguir adelante y encontrar nuevos amigos que puedan viajar al siguiente nivel contigo, no arrastrarte para abajo.

Redefine tu rutina

Una vez que hayas cambiado tu identidad y tus relaciones, es imperativo que crees nuevas rutinas que te conduzcan al éxito.

Si quieres estar más saludable, tienes que hacer dieta y ejercicio, no sólo hablar de ello. Esto podría requerir poner algo de dinero no en tu boca, sino en ir a un gimnasio, y contratar un entrenador personal. El dinero y la responsabilidad te motivarán a mantenerte responsable.

Si quieres ser financieramente libre, tienes que aprender cómo funciona el dinero y empezar a invertir. Esto podría requerir que encuentres un socio que aprenda e invierta contigo para mantenerte responsable y encontrar un mentor que te desafíe en cómo gastas tu tiempo y recursos.

La disrupción conduce a la prosperidad

En el mundo de la tecnología, la palabra de moda “disrupción” se utiliza a menudo.

Una disrupción es una idea o un producto que aparece y se beneficia de una industria que está cómoda y ya no es innovadora. Uber es un ejemplo de una empresa que disruptó la industria del taxi con gran efecto. Ellos ahora valen miles de millones de dólares porque no aceptaron el status quo.

En nuestra vida personal, la disrupción es esencial (en nuestra identidad, amistades y rutinas) si queremos cambiar. Hoy, echa un vistazo a tu vida y ve cómo puedes disruptirla para mejor.

flujo de efectivoEl flujo de efectivo es un nombre rimbombante para algo que es muy sencillo: lo que ganas (es decir, el dinero que entra) y lo que gastas (el dinero que sale).

Si gastas más de lo que ganas, entonces te endeudas. Se destruye patrimonio y además creas un compromiso, porque las deudas tienes que pagarlas; afectas tu flujo de efectivo futuro, ya que parte del dinero que ganes mañana lo tienes que usar para pagar cosas que ya compraste, entonces tienes menos dinero para otras cosas.

Si por el contrario gastas menos de lo que ganas, se genera un ahorro que es una condición necesaria para construir un patrimonio.

Ahora bien, hay mucha gente que no tiene ningún control sobre su flujo de efectivo. Frases como “el dinero parece que me quema las manos”, “no sé ni en qué se me va el dinero” o “no llegaré al final de la quincena” lo ilustran.

Eso sin duda genera mucho estrés: vivir sin saber si uno será capaz de llegar a fin de mes no es manera de vivir. Lo cual, además, se manifiesta y tiene un impacto en otros aspectos de nuestra vida como, por ejemplo, nuestras relaciones.

No deje que sus deudas tomen control de usted

Piensa por un momento: ¿el dinero te causa angustia, tanto si te falta como si lo tienes? ¿Te has puesto a pensar por qué? ¿Cómo vivías de niño la actitud de tus padres respecto al dinero? ¿Cómo es tu relación con tu pareja?

Este ejercicio de reflexión me parece que puede resultar en conclusiones interesantes para cada uno de nosotros. Como siempre he mencionado, no hay que dejar que el dinero controle nuestra vida, por el contrario, nosotros somos los que debemos tener el control de nuestro flujo de efectivo.

Las ventajas de controlar tu flujo de efectivo son muchas; entre éstas destacan:

1.- Disminuir nuestro nivel de estrés y nuestras preocupaciones financieras.

Estos sentimientos vienen, como ya hemos hablado, precisamente de la falta de control; dicho de otra manera, la sensación de que nunca nos alcanza, de tratar de estirar la quincena lo más posible o de tener que enfrentar algún imprevisto, o previsto, es decir, algún gasto irregular que sabíamos que iba a llegar, pero para el cual no nos preparamos debidamente.

2.- Enfocarnos en nuestras prioridades.

Independientemente de nuestro nivel de ingresos, el dinero nunca parece ser suficiente. Es un bien escaso y por ello no podemos hacer todo al mismo tiempo. Eso nos obliga a priorizar, tratar de enfocarnos en aquello que es más importante (y luego a todo lo demás).

3.- Nos permite prepararnos para las cosas que suceden en el mundo.

Muchas personas no se dan cuenta de que aun si compran a crédito con meses sin intereses siguen estando endeudadas. Si llegan a perder su empleo, si el día menos esperado su empresa decide que se va de México, tienen ya una situación financiera comprometida, a diferencia de aquél que no tiene deudas y encima cuenta con un buen fondo para emergencias.

Si hay algo constante en el mundo es el cambio. Nadie esperaba que ganara Trump y nadie puede prever qué tanto podrían afectar sus decisiones a la economía mexicana. La gente que tiene una mejor posición financiera puede enfrentar esos retos de la mejor manera posible y en calma.

Vivimos en un mundo incierto, no hay duda de ello, cada día más difícil y con muchos más retos.

Por eso es tan importante que la financiera sea la menor de nuestras preocupaciones y que, en cambio, construyamos una posición que nos permita enfrentarlos con seguridad.

No olvidemos, como siempre digo, que el dinero no es un fin en sí mismo, es simplemente un medio que nos permite alcanzar aquellas cosas que más nos importan.

La tranquilidad y la seguridad para nosotros y nuestra familia son, para muchos, una prioridad. Aprende a controlar, entonces, tu flujo de efectivo, para construir —nunca destruir— patrimonio.

Kim KiyosakiProbablemente hayas escuchado el término millonario hecho a sí mismo antes. Personalmente, nunca me he identificado con ese término o ni siquiera lo entiendo.

Si estás buscando hacer un millón de dólares o más de forma regular, no hay manera de que lo estés haciendo sola por tu cuenta. Por lo menos, debes estar confiando en otra gente en los negocios; clientes, empleados, inversores, y muchos más. Sin esa gente, no vas a ir a ninguna parte!

Por lo general, cuando la gente usa el término hecho a sí mismo, pienso que están diciendo que nadie les dio una mano o una cuchara de plata. Es una forma abreviada de decir que tuvieron que hacer el trabajo duro de salir del fondo. Pero en realidad es un término equivocado, porque rara vez sucede eso sin ayuda de otros.

Para las mujeres, es especialmente importante entender esto.

Debido a que fuimos marginadas durante tanto tiempo del mundo del dinero, es realmente difícil poder ver claramente el camino que debemos tomar hacia nuestra libertad financiera y éxito. Por lo tanto, se hace imprescindible “apoyaros en” otras mujeres, tal como la jefa de operaciones de Facebook, Sheryl Sandberg, dijo recientemente en Business Insider.

Como Sandberg dijo, “Cuando ves a las mujeres exitosas, ellas tienen a otras mujeres que las han apoyado, y han llegado a donde están gracias a esa mujeres.”

Esta es una importante verdad. A menudo existe la percepción de que las mujeres no ayudan a otras mujeres.

Marianne Cooper, escribiendo para The Atlantic, comparte una interesante investigación sobre al mentalidad de las feministas y las abeja reina. Ella contrasta a las mujeres que viven según Madeleine Albright, “Hay un lugar especial en el infierno para las mujeres que no se ayudan entre sí!” Y las mujeres que parecen vivir para socavar a las mujeres jóvenes que vienen detrás de ellas.

Cooper llega a la conclusión de que: “El punto es que, no es que las mujeres sean inherentemente maliciosas. Mas bien, los comportamientos de Abeja Reina se desencadenan en los entornos dominados por los hombres en los que se devalúan a las mujeres.”

Y continúa diciendo que, “Hay un montón de pruebas que demuestran que las mujeres en realidad se apoyan las unas a las otras. Cuando las mujeres trabajan con un mayor porcentaje de mujeres, experimentan niveles más bajos de discriminación de género y acoso. Cuando las mujeres tienen supervisoras, reportan que reciben más apoyo familiar y organizacional que cuando tienen supervisores. Y muchos estudios demuestran que cuando hay más mujeres en los puestos de dirección, la brecha salarial de género es menor.”

Si bien Cooper podría tener razón de por que este tipo de ayuda no ocurre tan a menudo como debería, creo que hay una razón mucho más fundamental que tiene menos que ver con otras mujeres y más que ver con nosotras mismas.

Sandberg lo da a entender cuando dice que las mujeres necesitan “acercarse a otras mujeres y pedir ayuda, en lugar de esconderse detrás de una falsa confianza y un sentido de tener que ser la profesional perfecta.”

En resumen, a menudo somos demasiado orgullosas o estamos demasiado asustadas para pedirles ayuda a las otras mujeres exitosas. No importa la causa, esta incapacidad para simplemente pedir ayuda a menudo causa nuestra desaparición. ¿Me rechazará? Algunas veces, pero no todo el tiempo. Pide lo suficiente, y encontrará a esas “mujeres justas” que sí querrán ayudarte. Y serás mucho mejor por ello.

Hoy, empieza a pensar en a quien podrías dirigirte para pedir ayuda. A continuación, haz un plan para superar tu miedo u orgullo, y simplemente pide esa ayuda. Porque todos necesitamos a alguien.

finanzasAhorrar es cuestión de hábito y disciplina, quienes sienten que es un sacrificio son quienes nunca han sido enseñados a hacerlo, es más, hay personas a las que le cuesta mucho tener un peso en el bolsillo o guardarlo porque se lo gastan en “gusticos” o en compras innecesarias.

Realmente, nos damos cuenta que es importante tomar esta costumbre cuando deseamos adquirir algo de alto costo, como un celular de alta gama, un computador, el juego de alcoba o el carro.

Es más, muchos prefieren vivir endeudados antes que ahorrar y algunos se excusan en que sus obligaciones superan sus ingresos y por lo tanto no pueden lograrlo. Sin embargo, es muy importante que se convierta en una tarea más de nuestras obligaciones porque pueden ser de gran ayuda para un momento de crisis.

No crea que este 2017 le va a costar más planificar su ahorro debido a las alzas que trae la reforma tributaria, de hecho expertos aseguran que será un año mejor que 2016.

El gerente corporativo del Grupo Juriscoop, Favio Chavarro, aseguró que “en 2016 la economía tuvo que pasar por varias transiciones debido a factores como la alta inflación, altas tasas de interés, bajos precios de commodities en general, alto precio del dólar, la inestabilidad de mercados internacionales entre otros. Pero 2017 será un año de transición después de años de dificultades en la economía, será un año para prepararse para 2018 que va a ser de despegue fuerte”.

En otro estudio de Asobancaria se concluye que el 63% de los colombianos ahorran en efectivo, mientras que solo el 22% lo hacen a través de instituciones formales vigiladas por el Estado y el resto bajo mecanismos no formales. Lo cual es un problema, porque impide la canalización de los recursos del ahorro hacia la inversión y aumenta el riesgo de hurto o pérdida.

Las buenas prácticas

Las siguientes recomendaciones son útiles para que mejore sus finanzas y deje “los malos vicios” a un lado, tenga las cuentas claras y el bolsillo saludable, además de evitar el insomnio que generan las preocupaciones económicas y que le restan tranquilidad. Por eso es bueno que comience a realizar acciones que se conviertan en un hábito constante hasta que logre crear las metas que se proponga.

Para esas buenas prácticas, el CESA habló con Carlos Díaz, diseñador industrial y conferencista sobre desarrollo personal y creación de riqueza, quien explicó que son cuatro las acciones que se deben manejar para lograr tener una buena salud económica:

1. Concretar el presupuesto

Solo poniendo por escrito cuánto gana y cuánto gasta es que se puede saber en realidad cuánto posee. Es cuestión de que haga un cuadro donde pueda anotar semanalmente todos sus movimientos financieros para así determinar en qué se le está ‘yendo la mano’.

2. Ahorrar

Lo dijo desde el siglo XVIII el ex-presidente de los Estados Unidos, Benjamín Franklin: “La riqueza depende esencialmente del trabajo y del ahorro”. Mejorar la vida a partir de las buenas finanzas exige que ahorrar no sea una opción sino más bien una imposición. Carlos Díaz recomienda que sea el 10% del ingreso.

Y pone un ejemplo, “si usted se encuentra un billete de $20.000 pesos, tiene varias opciones. Dos de ellas son: considerar que era plata que no tenía y que por ello se puede dar un gusto. Le pide a un amigo solo $5.000 pesos y compra el combo de hamburguesa con malteada. Ahora no solo no tiene los $20.000 pesos que se encontró, sino que está endeudado. La otra opción es ver ese billete que se encontró como uno de $18.000 pesos. Es decir, siempre tendrá un excedente”.

3. Reducir gastos

Usted también puede decir “no”, evite gastar en cosas innecesarias, revise su día a día a ver en qué se le está yendo el dinero, quizás sean los gastos hormiga los que lo estén dejando sin un peso al final del mes: el cigarrillo, la gaseosa o los dos café del día. Tenga en cuenta que cuando reduce gastos el flujo de dinero será mayor.

4. Invertir

Es definitivamente un dinero extra, otra fuente de ingresos que aumenta de alguna manera su poder adquisitivo. Las rentabilidades que le generan las inversiones le servirán para pagar deudas o para consolidar las metas que tenga en mente. Invertir en finca raíz sigue siendo una buena opción.

Finalmente, Chavarro ofrece algunas recomendaciones para que las familias tengan un mejor manejo de sus finanzas:

-Ahorrar, ahorrar y ahorrar. Pero siempre con base en objetivos (inversión que genere rentas adicionales, para cumplir sueños como casa o auto, además de hacer frente a contingencias).

-Disciplina en el manejo del dinero y adquirir educación financiera.

-Austeridad en gastos y limitar el consumismo. Evite comprar lo que no sea indispensable.

-Buscar fuentes adicionales de ingresos (trabajo extra, algún negocio adicional, etc.).

-Llevar registro de ingresos, gastos, ahorros y demás, diferenciando los que son fijos y los variables o esporádicos. .

-Evitar endeudamiento. Si puede pague anticipadamente las deudas.

Reibox BlogTim Ferriss es todo consejos.

Él los compartió en sus libros más vendidos, incluyendo “The 4-Hour Workweek” y “Tools of Titans”. Y obtuvo muchos para sí mismo, a través de su podcast The Tim Ferriss Show, donde entrevista a grandes logradores como Marc Andreessen y Tony Robbins.

Pero, ¿cómo decide qué consejo es bueno?

Y uno no puede tomar cada consejo que le den; ¿cómo se supone que sapamos cuál vale la pena tomar?

En Entrepreneur, Aaron Gell le preguntó eso mismo a Ferriss.

Los consejos ridículamente significativos tienden a ser situacionales“, señala Gell. “Lo que funciona de maravillas para una persona puede ser desastroso para otra.”

Ferris dice que el truco está en la prueba. “Es sólo un buen consejo si se presta para un buen experimento,” le dijo a Gell. “Y un buen experimento es medible y replicable.”

Gell escribe:

“[Ferriss] ofrece un ejemplo: comúnmente nos dicen que hagamos algo de ejercicio por las mañanas. Para Ferriss, este es un mal consejo, aunque sea una buena idea: “Es súper nebuloso,” explica, y por lo tanto, alguien que intente seguir esta receta casi definitivamente fracasará. “Es casi como dar un paso en una dirección peor.’

“Pero según Ferriss, este tipo de consejo vago es de lo que se llena la mayoría de los libros orientados a los negocios. ‘Es como, «integridad activa»,’ dice. ‘¿Qué significa eso? Es como un póster motivacional barato. El 90% del contenido de los libros de negocios por ahí consisten en tópicos sin sentido como esos.

“Pero una vez que defines un ‘buen consejo’ como algo que puedes testear, se hace cargo de sí mismo.”

Robert Kiyosaki¿Alguna vez escuchaste este consejo: “Invierte en una cartera diversificada de acciones, bonos y fondos mutuos”?

Parece un buen consejo, ¿verdad? ¿Qué podría estar mal con repartir el riesgo en diferentes vehículos de inversión?

Por qué la diversificación es un mal consejo

Por un lado, lo que la mayoría de la gente considera que es la diversificación, no es realmente diversificación. Más bien es esparcir tu dinero a través de una única clase de activo. Las acciones, los bonos y los fondos mutuos, son parte de un mismo activo, los activos de papel. Eso no es diversificar.

Hay en realidad cuatro clases de activos: Papel, Bienes Raíces, Materias Primas y Negocios. Una cartera verdaderamente diversificada tendría participaciones en todas o la mayoría de ellas.

Más allá de eso, la diversificación es un juego de suma cero. Las ganancias en una clase se compensan con las perdidas de otra. Seguro, puede ser seguro, pero rara vez alguien podrá enriquecerse por diversificar. Como Warren Buffet dice, “Diversificar sólo es necesario cuando los inversores no entienden lo que están haciendo.”

Los inversores más exitosos no diversifican. Por el contrario, se enfocan y especializan. Llegan a conocer la categoría de inversión en la que invierten y como funciona el negocio mejor que cualquier otra persona.

Por ejemplo, la hora de invertir en bienes raíces, algunos inversores se enfocan en los baldíos, mientras que otros se enfocan en los edificios de apartamentos. Si bien ambos están invirtiendo en bienes raíces, lo hacen de manera diferente.

Cuando diversificar tiene sentido

Entonces, ¿por qué los asesores financieros recomiendan la diversificación cuando los más grandes inversores del mundo eligen no diversificar? Creo que hay dos respuestas a esta pregunta:

1. Inversión activa vs. Inversión pasiva. Hay inversores activos e inversores pasivos. Warren Buffett es un inversor activo. La mayoría de las personas no lo son. Los inversores activos deben enfocarse. Los inversores pasivos deben diversificarse.

2. El riesgo. Algunas inversiones son más riesgosas que otras. Las acciones, los bonos, fondos mutuos y fondos de inversión inmobiliaria (REIT) son inversiones muy arriesgadas; Por lo tanto, debes diversificar si inviertes en ellas. Si inviertes en empresas, igual que Warren Buffett, o bienes raíces, como yo, debes enfocarte.

La verdadera pregunta es: ¿Quieres convertirte en un inversor profesional o seguir siendo un aficionado?

Si decides seguir siendo un aficionado, un inversor pasivo, entonces, por todos los medios, diversifica. La diversificación evitará que “pongas todos los huevos en una sola canasta”, y así si un sector se derrumba (como las tecnológicas lo hicieron famosamente en el 2000) sólo una porción de tu cartera se verá afectada.

Sin embargo, si decides convertirte en un inversor profesional, el precio es una dedicación enfocada, tiempo y estudio. Warren Buffett dedicó su vida para convertirse en el mejor inversor que pudiera ser. Es por eso que se enfoca y no diversifica. Él no necesita protegerse a sí mismo de la ignorancia simplemente porque ha invertido su tiempo y dinero en entender lo que está haciendo.

Enfoque intenso, recompensas intensas

En Hawai, hay una gran organización conocida como Winners Camp. Le enseñan a los adolescentes las actitudes y habilidades necesarias para tener éxito en la vida. Los Winners Camp usan la palabra “enfoque” como un acrónimo de “Seguir un curso hasta triunfar.” (en inglés FOCUS por “Follow One Course Until Successful.”) Creo que a todos los niños deberían enseñarles a enfocarse, como a cualquier inversor que quiera ser un inversor rico.

Si vez a cualquier persona que haya logrado un gran éxito y riqueza, todos se enfocaron intensamente para poder ganar.

En lugar de practicar la diversificación, te animo a practicar el enfoque. En el proceso, tomarás el control de tu futuro financiero de manera que los aficionados simplemente nunca podrán.

Reibox BlogLa mayoría de las personas tienen maravillosas intenciones de mejorar sus finanzas, pero no toman las medidas necesarias para que realmente suceda.

Están atascados en las mismas viejas maneras de pensar sobre el dinero, y por lo tanto obtienen el mismo viejo resultado de la escasez financiera, estrés y problemas.

Aquí tienes cinco cosas que puedes hacer ahora mismo para establecer mejor tus metas financieras y mejorar tu potencial de hacer dinero.

1. Averigua tu “por qué”

Hay muchas grandes estrategias para mejorar tus finanzas. Si bien es importante enfocarte en cómo vas a hacerlo, el primer paso es enfocarte en tu “por qué”. Sin un motivador o una razón, el cómo no importa.

Pregúntate: ¿Por qué quiero que esta meta se haga realidad? ¿Por qué quiero ganar más dinero? ¿Es para mis hijos y mi familia? ¿Quiero hacer ese viaje alrededor del mundo? ¿Quiero finalmente ser libre financieramente? Enfocarte en tu “por qué”, te empuja a tomar acción para lograr esas metas financieras.

2. Crea múltiples flujos de ingresos

Si ves a las personas más ricas del mundo, todas tienen múltiples flujos de ingresos.

La mayoría de las personas van a trabajar, cobran su sueldo semanal o quincenal, y lo llaman día. Comienza a mirar alrededor y encontrar maneras en las que puedes ganar más dinero. Comienza con tus talentos y habilidades naturales y ve cómo puedes servir a la gente y resolver problemas.

¿Puedes iniciar tu propio negocio, aunque sea pequeño y a tiempo parcial al principio? ¿Puedes ser freelance en tu tiempo libre? ¿El mercado de valores y otras inversiones son una opción viable? ¿Puedes comprar productos usados y revenderlos por más dinero en línea? Las oportunidades para ganar dinero están en todas partes.

3. Deja de retenerte

Mientras viajo y hablo por todo el mundo, una de las quejas más comunes que oigo de la gente es: simplemente no puedo hacerlo. Sí, algunas personas son naturalmente mejores que otras para ganar dinero y simplemente es fácil para ellos. Pero la verdad es que, más veces que no, la única persona que te detiene eres tú.

A la gente le encanta jugar el juego de la culpa. Es culpa del gobierno. No tengo tiempo para iniciar un negocio. Podría fallar.

Si la gente iniciara su propio camino, tendríamos muchos más millonarios de los que tenemos en este momento. Otra verdad: Muchas personas ricas no son más inteligentes que tú. Sólo tomaron sus talentos naturales y se enfocaron en las actividades que hacen dinero. Tú puedes hacer lo mismo.

4. Sé responsable

Ya sea que se trate de una meta financiera o cualquier otra meta, si no hay una manera de rendir cuentas, es menos probable que logres lo que buscas.

¿Tienes algún cónyuge o pareja que pueda mantenerte responsable para hacer lo que dices que vas a hacer? ¿Tienes algún amigo con alguna meta similar de ganar dinero con el que puedas compartir los altos y bajos del viaje?

O la mejor estrategia, y una que ha creado más millonarios que cualquier otra cosa: Encontrar a algún millonario y pedirle que sea tu mentor. Tener a alguien allí para entrenarte que ya haya logrado lo que estás persiguiendo y mantenerte responsable es una gran ventaja.

5. Establece metas muy definidas y plazos urgentes

Mientras que las masas dispersan su energía mental y genio creativo en múltiples metas, proyectos y aficiones, y medio-cálidamente quieren muchas cosas, los millonarios hechos a si mismos hacen lo contrario. Se enfocan sinceramente en una meta importante a la vez y se fijan un plazo para lograrlo.

Si realmente quieres mejorar tus finanzas, anote la cantidad de dinero que quieres ganar y los pasos específicos que vas a dar para que suceda. Revisa la meta todos los días siempre sabiendo que el reloj está marcando. Tener este tipo de compromiso hacer-o-morir para construir un imperio financiero prácticamente te garantiza el éxito.

Por encima de todo, ¿Dónde quieres estar para estas fechas el próximo año? ¿Quieres estar averiguando cómo vas a cambiar tu situación financiera, una vez más; o vas a estar mirando hacia atrás y ser capaz de darte una palmadita en la espalda por un trabajo bien hecho?

Si vas en serio en esto de alcanzar tus metas financieras, puedes hacer que suceda. Comienza con las creencias y las filosofías que tienes sobre el dinero, y luego toma acciones masivas.

Kim KiyosakiCuando era una mujer joven en mis veinticinco años, sentía que estaba en la cima del mundo. Era una exitosa ejecutiva de publicidad, manejaba una revista top de Honolulu. Pero no estaba contenta. Yo quería más.

Durante ese tiempo, conocí a Robert y decidimos que queríamos comenzar nuestro propio negocio enseñando educación financiera. Vendí todo lo que tenía, dejé mi trabajo, me mudé a un nuevo estado, y me sumergí en esta emocionante aventura con mi marido.

Y fue el momento más difícil de mi vida.

Dos meses después estábamos en ruinas. Cuando se nos acabó el dinero, nos quedamos incluso sin hogar durante un par de meses, dormimos en los sofás y los pisos de unos amigos. Cuando teníamos un par de dólares, comprábamos unos tacos y quesadillas baratas para llenar nuestros hambrientos estómagos.

Ser pobre y estar sin hogar fue difícil. Pero aún más difícil fueron las dudas en mi misma que arrastré durante ese tiempo.

¿Por qué renuncié a mi trabajo tan bien pagando por esto?
¿Por qué me mudé de mi casa para no tener ninguna casa en absoluto?
¿Valió realmente la pena?

Robert y yo igual seguimos adelante, y poco a poco empezamos a tener éxito. Hoy, somos financieramente libres con millones en inversiones y un negocio prosperando. Pero fácilmente podríamos haber renunciado cuando las cosas se pusieron difíciles.

Una cita sobre la cual he estado reflexionando últimamente dice, “El espíritu de una mujer es ese poder invisible interior que emerge cuando se la pone a prueba.”

Ciertamente, esos momentos difíciles con Robert fueron momentos de prueba. Y por suerte, durante la prueba, mi espíritu salió afuera, un espíritu luchador que se negó a renunciar. Y ese espíritu es lo que me ayudó a seguir adelante a pesar de mis dudas.

Muchas veces, queremos evitar el dolor y los tiempos difíciles. Pero el problema con hacer eso es que nunca aprenderemos nada de nosotros mismos, de lo fuerte, determinada, y llena de recursos que podemos ser.

Como mujeres, debemos abrazar los desafíos y tiempos difíciles por lo que son; oportunidades para mostrarle nuestro espíritu al mundo.

Hoy, si estás pasando por una dura prueba, te animo a cavar hondo y aprovechar tu espíritu, tu poder invisible que el mundo necesita ver.

¡Elévalo!

Robert KiyosakiAhora que está disponible para ver en Netflix, escuche a un montón de gente hablar de la película The Big Short, la cual salió a finales del año pasado. Si no la viste todavía, deberías hacerlo.

La película está basada en la historia real de unos comerciantes contra-el-grano que apuestan contra el mercado inmobiliario justo antes del colapso de las viviendas del 2008. En ese momento, todos pensaban que estaban locos.

Una gran escena grafica al comerciante Dr. Michael Burry, fundador del fondo de cobertura Scion Capital, dejando una reunión con Goldman Sachs en el que los convencía para que le vendieran $ 100 millones en swaps a cambio de unos CDOs de Goldman en el mercado inmobiliario.

Los miembros del equipo Oro se rieron histéricamente, pensando que acababan de sacarle el dinero a un bebé. Al final, el Dr. Burry rió último. Y también lo hicieron los otros que apostaron en contra del globo de aire caliente que era el mercado inmobiliario a mitad de los 2000.

Aquellos que gastaron su dinero apostando en contra el mercado inmobiliario hicieron miles de millones de dólares. Aquellos que ahorraron su dinero o creyeron que el valor de sus casas subiría por siempre, perdieron… y perdieron en grande.

Los ahorradores siguen siendo perdedores

Todo esto ilustra un concepto importante que he estado enseñando desde hace muchos años: Los ahorradores son perdedores.

En una economía donde casi todo está construido para tomar tu dinero, ahorrarlo tiene poco valor. Desde la inflación, a los impuestos, a los cargos ocultos en las deudas, el sistema está completamente contra ti.

En la economía actual, los gastadores son los ganadores. Con esto me refiero a las personas que saben cómo gastar su dinero en los lugares correctos y en las inversiones correctas. ¿Por qué pasa esto?

Por qué los gastadores son los ganadores de hoy

El dinero no está respaldado por nada. Es una moneda corriente, que al igual que la corriente eléctrica, está siempre en movimiento. Hoy en día, el dinero fluye de un sector a otro. Si deja de moverse, como la corriente, se muere. Si tu dinero no se está moviendo, se está muriendo, poco a poco, perdiendo valor día a día.

Los ricos saben que deben vigilar a donde el dinero de los mercados se está moviendo, y que deben mover su dinero consecuentemente.

Es por eso que los traders que hicieron la gran apuesta se beneficiaron de manera tan espectacular. Estaban prestando atención y vieron a donde se estaba moviendo el dinero. Pero más que eso, vieron los activos a los que se movían y entendieron que el valor de estos activos era basura. Sabían que podían sacar una ventaja de la curva y movieron su dinero a donde los otros finalmente lo harían. Y en el mundo del dinero, el primero siempre festeja y el último siempre se muere de hambre.

Descubre dónde gastar, y vas a ganar

Esto es difícil de entender para las personas promedio. Durante generaciones, nos enseñaron a ahorrar nuestro dinero sabiamente. Hoy, ese consejo ya no es un consejo bueno ni sabio. Hoy, si quieres salir adelante económicamente, debes saber cómo gastar tu dinero sabiamente.

Gastar tu dinero sabiamente, por supuesto, requiere inteligencia financiera. Y eso requiere educación financiera. Para poder ver y entender los mercados y la economía, debes enseñarte el lenguaje del dinero y los conceptos que hacen que los mercados funcionen. Debes estudiar, y duro.

La buena noticia es que hoy la información es abundante. Lo único que tienes que hacer es buscarla. Hoy, empieza a pensar menos en ahorrar tu dinero y más en gastarlo. Este sutil cambio de mentalidad marcará una gran diferencia en tu futuro financiero.

ingresoLas probabilidades de que logres libertad financiera sólo con un empleo son CASI CERO.

Además, un empleo NO ES UN ACTIVO. Es simplemente cambiar TIEMPO por DINERO.

Y como TU TIEMPO es limitado es prácticamente imposible que puedas lograr libertad financiera sólo con un empleo. Me explico:

• Los días tienen 24 horas, es decir, como máximo puedes VENDER 24 HORAS AL DÍA de tu tiempo (algo poco recomendable para tu salud y tus relaciones personales, por otro lado).

• Con un empleo tu única opción es AUMENTAR TU SUELDO; lo que requerirá, casi seguro, dedicar más tiempo al empleo y menos a tus otras prioridades en la vida: léase salud física, salud mental, salud espiritual y relaciones personales como familia, amigos.

• Tu sueldo lo controla TU EMPLEADOR, no tú. A menos que seas UN VERDADERO GENIO, lo normal es que con un sueldo no puedas lograr vivir de tus activos en un futuro cercano.

• Y ojo, los ascensos tampoco te servirán de mucho, ya que PAPÁ ESTADO estará ahí esperándote para subirte los impuestos y agradecerte tu contribución al estado de bienestar.

• Sí, podrías llegar a ser el CEO de la empresa, no obstante es algo MUY COMPLICADO y, como te decía antes, TE ROBARÁ MUCHO TIEMPO. Si quieres dejar tu libertad financiera para cuando te quedes calvo te deseo lo mejor.

Finalmente, con todo esto no digo que tengas que dejar tu empleo.

Todo lo contrario.

Ahora bien, lo que sí te digo es que elijas un empleo que TE GUSTE y con el que TE SIENTAS REALIZADO (que sientas que aportas valor al mercado).

Y para aportar más valor al mercado DEBES AUTOFORMARTE. Tu formación es 100% tu responsabilidad (no la de tu empleador).

Simplemente te digo que DEBERÁS ESFORZARTE MÁS aparte del esfuerzo que realices en tu empleo:

Deberás aprender a invertir y, desde luego, empezar un negocio propio a tiempo parcial. Tanto tus inversiones como tu negocio serán cosas que sí dependan 100% de ti.

Piénsalo, los ricos tienen múltiples fuentes de ingreso. Por ejemplo:

• Empleo en las empresas que poseen;
• Intereses por su dinero ahorrado;
• Dividendos de sus inversiones en bolsa;
• Alquileres de sus inmuebles;
• Dividendos de las empresas que poseen.

Depender sólo de 1 fuente de ingreso ES MUY ARRIESGADO.

¿Cuándo hacer eso de emprender e invertir? Pues en el tiempo libre que tengas. En vez de mirar la televisión o salir a tomar unas cañas, deberás dedicar ese tiempo a CONSTRUIR TU FUTURO.

A construir tu vida SEGÚN TUS REGLAS.

Cuando hablo de múltiples fuentes de ingreso, en mi caso éstas son las que estoy trabajando (o planeo trabajar en un futuro próximo):

• Freelance en el mundo de la publicidad como redactor publicitario online (copywriter), especializado en campañas de marketing directo.

• Emprender online en el nicho del desarrollo personal EN ESPAÑOL a través de mis activos digitales: mi blog, mi canal de youtube, mi lista de suscriptores por email y mis ebooks/audiolibros/videocursos.

• Invertir en bolsa adquiriendo las mejores empresas pagando un precio inferior al valor de la acción con el objetivo de mantenerlas PARA SIEMPRE por el dividendo que pagan.

• Invertir en inmuebles adquiriendo buenos activos pagando un precio inferior al valor del inmueble con el objetivo de mantenerlos PARA SIEMPRE por el alquiler que cobraré.

Para lograr el éxito en cada una de las anteriores “aventuras”, me aseguro de LEER A MENTORES que ya han logrado lo que yo busco.

Es así de sencillo. Lo complicado es que esto REQUIERE MUCHA DISCIPLINA.

Y, ay amigo, la disciplina es lo más complicado de adquirir.

Bueno, disciplina y el hecho de querer APORTAR VALOR al mercado. El hecho de pensar en que:

• Como redactor publicitario online podré ayudar a mis clientes a vender más. Por supuesto, antes elegiré con qué clientes quiero trabajar. Es clave tener un criterio personal (por ejemplo. empresas con las que comparta valores y cuyos productos utilice personalmente o me gusten).

• Como emprendedor online en el nicho del desarrollo personal podré SOLUCIONAR PROBLEMAS IMPORTANTES a la mayor cantidad de gente posible. Problemas que yo mismo, seguramente, tendré que resolver en mi propia vida. De ahí saldrá mi cercanía al escribir y mi honestidad al hablar de las cosas.

• Como inversor en bolsa únicamente invertiré en LAS MEJORES EMPRESAS del mundo siempre que los valores de dicha empresa coincidan con los míos (y, por supuesto, el precio sea inferior al valor).

• Como inversor en inmuebles ayudaré a resolver la mayor necesidad que tenemos todos, la vivienda, alquilando con precios razonables a personas que quieran vivir su vida bajo el techo de mis propiedades.

Espero haberte servido de guía con mi reflexión personal.

Si te recomiendo algo es que adquieras CUANTO ANTES mentalidad de emprendedor e inversor.

Piensa SIEMPRE en qué valor aportas y qué pides a cambio.

Por ejemplo, lo mejor si eres empleado sería pensar en cómo AYUDAR A VENDER MAS. Ayuda a tu empleador a adquirir más clientes o a aumentar el valor de clientes actuales ofreciéndoles productos complementarios.

Eso sí, si lo piensas bien TU CLIENTE PRINCIPAL es tu empleador y tú eres el producto. Véndete bien aumentando TU VALOR en el mercado y dará igual para quien trabajes porque todos te querrán (y te pagarán más).

Por otro lado, sé lo que uno de mis mentores llama “un emprendedor GALLINA”.

¿Qué es eso? Si tu principal fuente de ingresos ahora es un empleo sigue con ello y saca tiempo para crear tu segunda fuente de ingresos.

Actúa así al menos hasta que tu negocio PUEDA SUSTITUIR los ingresos de su empleo.

Personalmente empezaría por tu propio negocio.

¿Qué negocio me parece el mejor? Sin duda el negocio de la información online porque:

• No requiere stock.
• Es escalable.
• Es económico.
• Lo puedes construir desde cualquier parte del mundo simplemente con un ordenador y una conexión a internet.

Al mismo tiempo que construiría mi negocio online, me enfocaría en:

• Completar mi “fondo de emergencia”;
• Completar mi “fondo de calidad de vida”;
• Invertir mi dinero inteligentemente.

¿Qué te parece? ¿A qué esperas?

Un fuerte abrazo,

arbolMuchas personas tienen problemas económicos porque no tienen conceptos básicos de finanzas personales.

En algunos de mis cursos utilizo una metáfora para enseñarles cómo mantener a raya los gastos y evitar las deudas. La he llamado la metáfora del árbol y es tan simple como se lee.

Con este ejercicio también la utilizarás para mantener alejados los gastos de tu vida.

En este momento, traza un árbol con estos componentes:

• Raíces
• Tronco
• Ramas

No incluyas hojas ni aquella casita que muchos suelen agregar como fondo, sólo esboza esos elementos.

En las raíces, coloca los ingresos mensuales que ahora percibes. A cada raíz le corresponde un ingreso. No pongas números, simplemente escribe el concepto por ingreso.

Si recibes un sueldo mensual, coloca “sueldo” en una raíz, si trabajas también como profesional independiente en algunos proyectos, coloca “proyecto x” en otra y sigue así con todos tus ingresos.

Ahora ve a las ramas. Coloca en cada rama un egreso.

Aquí colocas todo lo que pagas mes con mes: el recibo de teléfono, el de la luz, la gasolina, la salida al cine y cualquier gasto que tengas.

Cuando hayas hecho esto, es momento de analizar este árbol.

¿Tienes más raíces que ramas? Si es así, estás haciendo un buen trabajo y dudo que te falte dinero cada mes.

Desafortunadamente la mayoría de personas tiene más ramas que raíces, por eso tiene problemas económicos.

Un árbol que tiene más ramas que raíces, va a caer en cualquier momento, porque el peso de su parte superior vencerá a las débiles raíces que tiene.

Este árbol no resistirá ninguna ventisca. En cambio un árbol con muchas raíces resistirá el peso de muchas ramas y estará erguido ante cualquier vendaval.

¿Te das cuenta? Muchos tienen problemas económicos porque tienen más ramas que raíces, entonces cualquier viento los derribará.

La mayoría de personas comienza a adquirir compromisos de pago cuando tiene un ingreso. Para muestra, una joven que llamaré Juanita.

Ella terminó la universidad y de inmediato buscó empleo. Lo consiguió y después de su primera quincena, contrató televisión por cable, adquirió una televisión en pagos mensuales y fue a una tienda departamental a solicitar una tarjeta de crédito para llevarse ropa.

Mes con mes, Juanita pagaba con su único ingreso esas deudas. Como estaba confiada, sacó más crédito. Pronto su único ingreso era insuficiente para pagar todas las deudas que tenía.

Las ramas se multiplicaron. La única raíz que tenía su árbol no resistió tanto peso y Juanita ahora anda escondiéndose de sus acreedores, que le llaman por teléfono hasta en su oficina para reclamarle el pago. En lugar de enfocarse en construir más ingresos, busco gastar.

Ahora que tienes este concepto del árbol, busca cómo dotarlo de más raíces y cómo podar esas ramas innecesarias que tiene.

Recuerda, si tienes más raíces que ramas, resistirás cualquier huracán de problemas.

“Si quieres ser pobre, gasta más de lo que ganas”.

 

 

 

Subir »
FB