Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Drew Houston de Dropbox: Descubre eso que no sabes

Por Adam Bryant | Publicado en Negocios | 25 de octubre, 2016

Reibox BlogP. ¿Cómo fueron tus primeros años?

R. Una experiencia formativa temprana para mí fue dando tumbos en la sala de estar cuando era niño y ver esa caja brillando con todos esos botones. Teníamos una PC Junior, y mi padre me enseño a escribir mis primeras líneas de código en Basic, y así comenzó esta odisea de aprender cómo funcionan las computadoras.

Al principio, se trataba de jugar juegos, y cuando tenía alrededor de 11, estaba bastante seguro de que iba a hacer juegos para computadoras para vivir. Parte de mi interés era también descubrir qué hacía que estos juegos funcionaran. Me gustaba obtener el código fuente de un juego y luego modificarlo para que funcionara como yo quería.

Así es como conseguí mi primer trabajo, de hecho. Era beta tester para este juego, y estaba frustrado porque los desarrolladores no se movían lo suficientemente rápido. Así que empecé a hurgar bajo el capó, y me encontré con todos estos problemas de seguridad.

Les mandé un mail a desarrolladores diciendo: “Hey chicos, tienen todos estos problemas y así es como deben solucionarlos.” Y me contestaron, “Genial, ¿quieres trabajar con nosotros?” Me dijeron que podía trabajar remotamente también, así que les dije: “¿Está bien si mi papá llena todo el papeleo, porque tengo 14?” Ellos dijeron: “No tenemos ningún problema.”

¿Y tus años en la universidad?

Estudié ciencias de la computación en el M.I.T. Tenía una idea vaga sobre querer iniciar una empresa. Pero mi primera experiencia de gestión fue ser presidente de mi fraternidad, y aprendí un montón de cosas. Tienes un presupuesto (era de $12,000 en ese entonces) y entonces tenías el reto de motivar a 35 voluntarios no remunerados.

Lidiabas con un montón de las mismas grandes preguntas (¿Quién queremos ser como organización, qué tipo de cultura queremos, qué clase de gente buscamos?) que te haces cuando estás empezando una empresa.

Háblame de tus padres.

Mi padre es ingeniero y mi madre se retiró recientemente como bibliotecaria de la escuela secundaria a la que asistía.

Uno de los retos era que ella siempre sabía media hora antes que yo como salían todos los resultados de mis exámenes. Así que siempre podía caminar por al lado de la biblioteca, ver la mirada de mi mamá, y tener una idea de si iba a ser una buena tarde, o una mala.

¿Y cómo influyeron en tu estilo de liderazgo?

A medida que subes por el árbol de la familia, hay un poco de espíritu empresarial por una rama de la parte de mi madre, y por parte de mi padre están todos los ingenieros. Mi padre también es muy hábil. Así que tengo una especie de calma y capacidad de recuperación, que han sido de gran ayuda, porque empezar una empresa es un viaje loco.

La buena noticia es que no voy a perder por cualquier cosa, pero el inconveniente es que mi estilo de liderazgo no es la de alguien que salta encima la mesa.

¿Cuáles fueron algunas de las lecciones de liderazgo que aprendiste temprano después de comenzar Dropbox?

Lo primero es tener una paranoia saludable para tratar de averiguar qué no sabes que no sabes.

La pregunta que me preguntaba a mí mismo (incluso al principio, y lo sigo haciendo hoy en día) es, dentro de seis meses, 12 meses a partir de ahora, cinco años a partir de ahora, ¿qué voy a desear haber estado haciendo hoy o aprendiendo hoy?

Leer ha sido esencial. Siempre me pregunté por qué la gente pone tanta energía en tratar de tomar un café con algunos emprendedores famosos cuando leer uno de sus libros es como tener muchas horas de sus pensamientos más cristalizados.

¿Qué has hecho para construir la cultura?

La cultura siempre comienza como una especie de extraño promedio de la personalidad de los fundadores. Pero hace un par de años, decidimos definir nuestros valores y hacer explícita nuestra cultura.

Hay un montón de formas de pensar en ello, pero una de ellas es, ¿cómo construir algo que sustente la excelencia durante un período de tiempo prolongado? O para decirlo de otro modo, parece que la mayoría de las empresas, la mayoría de los organismos, decaen a medida que envejecen y se hacen más grandes, y entonces, ¿cómo proteger a tu empresa de las cosas más comunes que tienden a ir mal?

Así que lo abordamos como una especie de problema de ingeniería, ¿Cuáles son las cosas contrarias de cada una de esas cosas? Se nos ocurrieron cinco: Ser dignos de confianza; sudar detalles; apuntar más alto; “Nosotros”, no “yo”; y el quinto es sólo la imagen de una magdalena sonriente, porque no queremos tomarnos a nosotros mismos demasiado en serio.

¿Cómo contratas?

Me atraen las personas que realmente aman sus oficios, y lo tratan como un arte, y siempre están tratando de ser mejor y están obsesionados con lo que separa lo genial de lo bueno. Así que hago muchas preguntas sobre esas cosas. Como ¿quién es el mejor del mundo en lo que haces, y quiénes son tus influencias?

También les preguntó, ¿qué has aprendido en el último año? Y si fueras capaz de sentarte con tu yo de hace 10 años, ¿qué consejo le darías a tu yo más joven? ¿Cuáles son las lecciones más importantes que aprendiste?

¿Cuál es tu consejo para los nuevos graduados de la universidad?

Di el discurso de graduación para el M.I.T. en el 2013. Dije que si tuviera una hoja con trucos que pudiera entregarme a mí mismos a mis 22, esta tendría tres cosas en él: una pelota de tenis, un círculo y el número 30.000.

La pelota de tenis trata de encontrar algo que te obsesione. Las personas y empresarios más exitosos que conozco están todos obsesionados con solucionar un problema que realmente les importa. Yo uso la pelota de tenis para esa idea por mi perro, que pone ese aspecto de locura y obsesión en su rostro cuando le lanzas la pelota.

El círculo es sobre la idea de que eres el promedio de tus cinco amigos más cercanos, así que asegúrate de ponerte en un ambiente que saque lo mejor de ti. Y el último es el número 30.000. Cuando tenía 24 años, me encontré con este sitio web que decía que la mayoría de las personas vivían alrededor de 30.000 días. Así que tienes que hacer que cada uno cuente.

Publicado originalmente en Blog.Reibox.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB