Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Diez razones para levantarte (más) temprano

Por gestion | Publicado en Desarrollo Personal | 18 de mayo, 2018

levantarse más temprano“Dormir temprano y levantarse temprano hace a un hombre sano, rico y sabio” –Benjamin Franklin.

“No confiéis en los beneficios obtenidos de levantarse temprano, según lo dispuesto por el enamoradizo Franklin…” –Mark Twain.

“Hace poco un lector me preguntó por mi costumbre de despertar a las 4:30 am todos los días, y me pidió que escribiera acerca de los beneficios para la salud de levantarse temprano, algo que me pareció una excelente pregunta”, comenta Leo Babauta de Business Insider.

“Desafortunadamente, no hay ninguno, que yo sepa”, afirma el autor en su artículo. “Sin embargo, hay un montón de otros grandes beneficios”.

Ahora, permítanme en primer lugar decir que si usted es un ave nocturna, y eso le funciona, creo que es genial. No hay razón para cambiar, especialmente si usted es feliz así. Pero para mí, que pasé de ser un ave nocturna a una madrugadora (y sí, es posible) ha sido un regalo del cielo. Me ha ayudado de tantas maneras que nunca volvería a mi antiguo hábito.

Éstas son sólo algunas de las razones:

1. Nuevo día.

Me encanta poder levantarme y saludar un nuevo y maravilloso día. Sugiero crear un ritual matutino que incluya decir gracias por esta bendición.

El Dalai Lama recomienda decir lo siguiente cuando uno despierta:

“Hoy me siento afortunado de haber despertado, estoy vivo, tengo una preciosa vida humana, y no voy a desperdiciarla. Voy a utilizar todas mis energías para desarrollarme, para expandir mi corazón a los demás, para alcanzar la iluminación en beneficio de todos los seres, voy a tener buenos pensamientos hacia los demás, no me voy a enojar o pensar mal de los demás, voy a beneficiar a los demás tanto como me sea posible.”

2. Un comienzo increíble.

Solía empezar mi día saltando de la cama, tarde como siempre, corriendo para alistar a los niños y luego me apresuraba en dejarlos en el colegio y llegar (tarde) al trabajo. Entraba a la oficina, todo desaliñado, apenas despierto, gruñón y retrasado. No es un gran comienzo de día.

Ahora, tengo un renovador ritual por las mañanas y logró hacer muchas cosas antes de las 8 a.m., mis hijos están despiertos temprano igual que yo, y en la oficina, para cuando todo el mundo se pone a trabajar, yo ya he tenido un buen inicio. No hay mejor manera de comenzar el día que despertarse temprano, en mi experiencia.

3. Quietud.

No hay niños gritando, no hay bocinas de autos, no hay ruido de televisión. Las primeras horas de la mañana son por lo general muy tranquilas. Es mi momento favorito del día. Realmente disfruto ese momento de paz, de tiempo para mí, cuando puedo pensar, leer… respirar.

4. Amanecer.

Las personas que se despiertan tarde se pierden una de las hazañas más grandes de la naturaleza, que se repite en su totalidad todos los días –la salida del sol.

Me encanta cómo el día se pone lentamente más brillante, cuando el azul oscuro de medianoche se convierte en azul más claro, cuando los colores brillantes comienzan a filtrarse en el cielo, cuando la naturaleza se pinta de colores increíbles.

Me gusta salir a correr durante este momento, y miro hacia el cielo mientras corro y digo al mundo: “¡Qué día glorioso!” Sí, cursi, lo sé.

5. Desayuno.

Levántese temprano y realmente tendrá tiempo para desayunar.

Me han dicho que es una de las comidas más importantes del día. Sin desayuno, su cuerpo se nutre de aire hasta que esté tan hambriento a la hora del almuerzo que comerá cualquier cosa poco saludable que encuentre –mientras más grasoso y azucarado, mejor.

Pero si toma un buen desayuno, estará saciado hasta más tarde. Además, tomar desayuno mientras lee un libro o conversa con alguien en la tranquilidad de la mañana es eminentemente más agradable que engullirse cualquier cosa en el camino al trabajo.

6. Ejercicio.

Por supuesto que hay otros momentos para hacer ejercicio aparte de hacerlo temprano en la mañana. Pero he notado que si bien es agradable ejercitarse justo después del trabajo, también es susceptible de cancelar esta rutina debido a otras cosas que se presentan. Hacer ejercicios en la mañana casi nunca se cancela.

7. Productividad.

Las mañanas, al menos para mí, son el momento más productivo del día. Me gusta escribir algo en la mañana, cuando no hay distracciones, antes de revisar mi correo electrónico o las estadísticas de mi blog.

Siento que logro avanzar bastante de mi trabajo por la mañana, lo que me permite estar más libre cuando anochece y así puedo compartir más tiempo con la familia.

8. Metas.

¿Se ha trazado objetivos? Bueno, debería hacerlo. Y no hay mejor momento para revisarlos y planear como conseguirlos que a primera hora. Debería tener un objetivo que quiere lograr esta semana. Y cada mañana, piense en qué cosa puede hacer hoy para avanzar más hacia esa meta. Y luego, si es posible, dedíquese a eso a primera hora de la mañana.

9. Ir al trabajo.

A nadie le gusta el tráfico de la hora punta, a excepción de las grandes petroleras. Vaya al trabajo temprano cuando el tráfico es mucho más ligero, así podrá trabajar más rápido y se ahorrará tiempo. O mejor aún, vaya en bicicleta. (O mejor aún, trabaje desde casa).

10. Citas.

Es mucho más fácil llegar a tiempo a esa reunión o compromiso importante si se levanta temprano. Llegar tarde a esas citas es una mala señal para la persona con quien se está reuniendo. Llegar antes de la hora los impresionará. Además, tendrá tiempo para prepararse.

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB