Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Diez consejos que Zuckerberg, Buffett o Roig quieren que los recién graduados tengan siempre presentes

Por Sara H. Asenador | Publicado en Interés General | 2 de Marzo, 2017

Mark ZuckerbergUna etapa (estudiantil) se cierra, otra (laboral) se abre. Disponer de ciertas directrices para empezar una nueva andadura desde esta ‘tierra de nadie’ nunca viene mal, y menos si los que hacen estas recomendaciones se mueven como pez en el agua en el mundo de los negocios.

Una graduación es más que una ceremonia con la que festejar el esfuerzo que supone sacar adelante una carrera, un máster o un doctorado mediante la entrega de diplomas y la imposición de bandas.

Es un rito de paso, un cambio de tercio en la vida del estudiante que simboliza el fin de años de formación y el comienzo de la incertidumbre, de no saber exactamente a qué se enfrentará, cuál será su siguiente paso ni qué le deparará el inexplorado mundo laboral.

Ante esta situación, los consejos de los que se han visto en ese trance pueden resultar reveladores, más aún si provienen de personalidades del mundo de los negocios o emprendedores que han aprovechado al máximo su talento y que se han erigido como modelos a seguir por algunos jóvenes a los que les gustaría emular su andadura profesional.

Pablo Isla, IESE Business School, 2014

El presidente del grupo Inditex quiso obsequiar con una máxima simple, pero fundamental, a la 49ª promoción de MBA de esta escuela de negocios: “Aspirar a la excelencia, no al éxito.”

Para Isla lo verdaderamente importante es centrarse en hacer las cosas bien, esforzarse por superar los obstáculos que se crucen en el camino en lugar de “protestar” y no perder jamás la pasión ya que es difícil alcanzar cualquier meta si carecemos de ella.

A los ejecutivos del futuro les aconsejó tener siempre presente que la gente que trabaje para ellos es “el activo más importante de una empresa” y que no deben perder nunca ni “el espíritu de emprendimiento” ni la “humildad”, parte del ADN de Inditex “y, sin ningún tipo de duda, parte de los principios heredados del fundador, Amancio Ortega”.

Janet Yellen, Universidad de Nueva York, 2014

La presidenta de la Fed, una de las mujeres más poderosas del mundo, prefirió preparar a los graduados para algo inevitable: el fracaso.

Yellen explicó que el camino correcto suele estar plagado de pasos en falso, algo sobre lo que el organismo que capitanea, según ella misma admitió, sabe mucho.

Explicó que, en su opinión, la clave del éxito reside en la perseverancia, en no tener miedo a “comprometerse con el trabajo, aunque las metas vayan a alcanzarse a largo plazo y enfrentarse a todos las eventualidades que se interpongan en el camino”.

Jeff Bezos, Universidad de Princeton, 2010

El CEO de Amazon quiso dejar claro que no sólo de dones (como la inteligencia o el conocimiento) vive el graduado, sino que su destino dependerá de cómo los utilice, de los caminos que tome y de su capacidad de arriesgarse y no cerrarse en banda a las aventuras empresariales y vitales.

“Cuando tengáis 80 años y reflexionéis sobre vuestra vida (…) las partes más importantes de vuestra historia versarán sobre las decisiones que habéis tomado. Al final, sólo somos nuestras decisiones. Construid una buena historia,” animó a los estudiantes.

Bill Gates, Universidad de Stanford, 2014

El fundador de Microsoft junto a su mujer Melinda quiso transmitir a los estudiantes el enorme valor del optimismo.

El discurso de Gates se centró en las numerosas dificultades y situaciones desmoralizadoras a las que cualquiera se enfrenta a lo largo de su vida, pero a las que ha de sobreponerse afrontándolas con esperanza. Además, el matrimonio hizo especial hincapié en la posibilidad que tenían estos recién graduados de hacer del mundo un lugar mejor.

El ejecutivo lanzó un mensaje parecido a otra promoción que se graduó en 2007 en la Universidad de Harvard.

“No dejéis que la complejidad os frene (…) tenéis la tecnología, los conocimientos y la información que nosotros (su generación) no tuvimos: podéis empezar antes e ir más lejos,” les alentó. “Espero que volváis a esta facultad dentro de 30 años y podáis juzgar vuestra trayectoria no sólo por los logros laborales que hayáis alcanzado, sino por haber contribuido a mejorar el mundo,” concluyó.

Emilio Botín, Universidad de Salamanca, 2006

El presidente del Banco Santander, fallecido en 2014, no perdió la ocasión de intentar aleccionar a la remesa de nuevos doctorados que se graduó en 2006 en la universidad más antigua de España.

Botín destacó la importancia de la formación constante ya que era, a su juicio, “la mejor respuesta a un mundo que cambia rápidamente”. También destacó que durante su ejercicio profesional deberían hacer gala de “una actitud siempre abierta al aprendizaje y al conocimiento (…), adquirir el compromiso de contrastarlo con la experiencia y tener voluntad de aprender de los errores y afán de superación constante”.

Mark Zuckerberg, Escuela Belle Haven, 2011

El fundador de la mayor red social abandonó por un momento sus oficinas de Menlo Park para asesorar a unos graduados muy especiales, los de una escuela cercana que el siguiente curso comenzarían su nueva vida en el instituto.

A pesar de que a estos niños aún les quedaba un largo trecho para enfrentarse a los jefes y las horas extra, Zuckerberg les proporcionó algunas directrices a las que podrán recurrir en cualquier momento de cambio.

El CEO de Facebook intentó inculcarles que cualquier esfuerzo “requiere un trabajo duro en el que no hay atajos,” que hacer contactos es tan importante como obtener buenos resultados académicos y que “trabajar en lo que nos gusta nos pone las cosas más fáciles”.

Warren Buffet, Universidad de Georgia, 2001

El ‘Oráculo de Omaha’ aprovechó su discurso en esta universidad norteamericana para lanzar un mensaje a todos los que están dando sus primeros pasos en el mundo laboral: no trabajes para tu currículum.

El magnate explicó que muchos jóvenes (y no tan jóvenes) aceptan puestos que no encajan con sus objetivos ni con sus pasiones sólo porque creen que contribuirían a crear el “currículum perfecto” y que ya encontrarán su ‘trabajo soñado’ más tarde. Este tipo de comportamiento, a ojos de Buffett, es tan ilógico como ahorrar horas de sexo “para cuando se sea viejo”.

El directivo anima a cualquiera a trabajar en lo que le gusta, ya sea por cuenta ajena o convirtiéndose en su propio jefe, porque “a pesar de que pueda salir mal”, al menos se levantarán cada mañana sabiendo que serán felices.

Steve Jobs, Universidad de Stanford, 2005

El fundador de Apple también recomendó a los alumnos de la promoción de 2005 que buscaran una ocupación que les apasionara, si bien quizás no la encontraran donde esperaban.

El directivo habló de su propia historia para ejemplificar los muchos cambios y situaciones inesperadas a las que se tendrían que enfrentar. Así, les recordó que a pesar de gran éxito que llegó a alcanzar, él no logró terminar una carrera (abandonó la facultad a los seis meses de empezar, aunque fue la “mejor decisión que podría haber tomado”) y fue despedido a los 30 años de su propia compañía (lo que le dio la oportunidad de “empezar de nuevo” y crear otras como Pixar).

Además, el gurú tecnológico quiso hacerles saber que incluso de lo más negativo, podrían sacar alguna enseñanza positiva. Habló de su cáncer, enfermedad que acabaría con él unos años después, y de cómo le había enseñado que “el tiempo del que disponemos es limitado y no hay que malgastarlo viviendo la vida de otros o siguiendo las ideas de otros (…) seguid vuestro corazón y vuestra intuición, lo demás es secundario.”

“Manténganse hambrientos, manténganse alocados.” concluyó.

Juan Roig, Universidad Politécnica de Valencia, 2007

El fundador y presidente de Mercadona aprovechó su nombramiento como Doctor Honoris Causa en la Universidad Politécnica de Valencia, donde cursó sus estudios, para lanzar un mensaje a aquellos estudiantes que al terminar sus carreras quisieran seguir, en cierto modo, sus pasos.

Roig cree que todo emprendedor en ciernes que se precie debería “escuchar a todo el mundo, no creérselo, ser humilde, estudiar, reflexionar mucho, rodearse de un gran equipo, no confundir deseos con realidades” y, como ya diría Picasso en su día, “procura que la inspiración le pille trabajando,”

Tim Cook, Universidad George Washington, 2015

El actual CEO de Apple quiso animar a los que se graduaron de la Universidad George Wahington a no quedarse en el banquillo y a atreverse a saltar al campo a pesar de las críticas que siempre les perseguirán “elijan el camino que elijan.”

Por eso, remarcó que el “reto será encontrar un trabajo que además de pagar las facturas les permita mantener sus valores” y sentirse bien con lo que hacen, algo que, como él mismo reconoció, muchos tomarían como una expectativa poco realista. “Pero es el momento de dejar el escepticismo y cambiar el mundo”, añadió, algo que sólo ellos podrían conseguir.

Es vuestro momento “Podríais hacerlo vosotros, deberíais hacerlo vosotros, tenéis que hacerlo vosotros,” concluyó.

Fuente: expansion

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB