Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Descubre lo que separa a los inversores exitosos de los inversores promedio

Publicado en Educación Financiera | 31 de octubre, 2014

Robert KiyosakiPor Robert Kiyosaki

Los tres tipos de inversores

Es fácil decir que eres un inversor. He conocido a muchas personas alrededor del mundo que dicen que invierten y que son inversores, pero eso no me dice mucho. Por lo general, les tengo que hacer algunas preguntas para averiguar qué tipo de inversores son.

Esto es porque hay inversores, y hay personas que se meten en el mundo de las inversiones. ¿Te has preguntado alguna vez por qué algunos inversores ganan más dinero con mucho menos riesgo que otros?

Es porque esas personas son un tipo diferente de inversores y tienen otro tipo de mentalidad.

Para mí hay tres tipos de inversores.

Inversores Tipo-C

Los inversores Tipo-C no están financieramente educados y buscan personas que les digan en qué invertir. Las personas en los cuadrantes E y A se han visto forzadas a entrar en el juego de las inversiones debido al deterioro en los planes de jubilación.

Tienen poco interés en invertir en su educación para así poder convertirse en mejores inversores. Saben poco o nada sobre finanzas, lo que significa que tienen que confiar en los consejos de los llamados “expertos”.

¿Cuáles son las probabilidades de que un inversor Tipo-C llegue a ser financieramente libre? Tantas como ganar la lotería.

Inversores Tipo-B

Los inversores Tipo-B buscan respuestas. A menudo hacen preguntas como:

• ¿En qué me recomiendas invertir?
• ¿Crees que deba comprar bienes raíces?
• ¿Qué acciones serán buenas para mí?
• Hablé con mi agente, y me recomendó diversificarme ¿Qué opinas?
• Mis padres me dieron unas cuantas acciones. ¿Debería venderlas?

Los inversores Tipo-B deberían entrevistar a muchos asesores fiscales, abogados, corredores de bolsa y agentes de bienes raíces. Deberían encontrar asesores que practiquen lo que predican y huir rápidamente de cualquier persona que intente venderles su asesoría en inversiones y que solo quiera hacerse rico con las comisiones y honorarios. Los inversores Tipo-B deberían buscar asesores de inversiones que ganen su dinero invirtiendo en las mismas inversiones que están vendiendo.

A menudo me encuentro con que muchos empleados de altos ingresos y auto-empleados caen en la categoría de inversores Tipo-B, debido a que están muy ocupados y tienen muy poco tiempo para buscar oportunidades de inversión por ellos mismos.

Inversores Tipo-A

Los inversores Tipo-A buscan problemas. En particular, buscan los problemas causados por aquellos que se meten en problemas financieros. Los inversores que son buenos en resolver problemas tienen previsto tener un retorno del 25 por ciento al infinito por su dinero. Tienen una sólida base financiera y poseen las habilidades necesarias para tener éxito como dueños de negocios e inversionistas. Ellos usan esas habilidades para resolver problemas causados por personas que carecen de dichas habilidades.

Por ejemplo, cuando empecé a invertir con sólo $18.000, me enfoqué en pequeños condominios y casas que estaban embargadas debido a los problemas creados por los inversores que no lograron administrar bien su cashflow (flujo de dinero) y se quedaron sin dinero.

Luego de unos años, seguía buscando problemas, pero esta vez, los números eran más grandes. Hace varios años, estaba trabajando en la adquisición de una empresa minera de $30 millones en Perú. Si bien el problema y los números eran más grandes, el proceso era el mismo.

¿Qué tipo de inversor eres?

Por ejemplo, yo soy un inversor Tipo-C cuando se trata de fondos de inversión. Cuando me preguntan, “¿Qué fondo de inversión me recomiendas?” Respondo, “No tengo idea. No me gustan.”

Como inversor Tipo-B, busco respuestas profesionales a mis problemas financieros. Busco las respuestas de mis asesores, incluidos estrategas impositivos y de riquezas, corredores de bolsa, banqueros y corredores de bienes raíces. Cuando encuentras unos buenos, estos profesionales ofrecen una gran cantidad de información que muchas personas no tienen el tiempo para adquirir personalmente.

Y como inversor Tipo-A, busco y resuelvo problemas que otros no puedan o no quieran resolver, y gano un montón de dinero a cambio de ello. También le puedo dar mi dinero a otro Tipo-A en las áreas donde no sea un experto pero en quien confíe.

Por supuesto, convertirte en cualquier inversor que no sea Tipo-C requiere tener una educación financiera sólida y una red de personas que puedan ayudarte a tener éxito. Te animo a invertir en aumentar tu IQ financiero hoy y empezar a encontrar nuevas relaciones y asociaciones que puedan ayudarte a crecer financieramente.

Publicado originalmente en RichDad.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB